Inicio > Mis eListas > historia_universal > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 41 al 60 
AsuntoAutor
Latino América: la Davius S
RENACIMIENTO esceptic
Re: Renacimiento ( Davius S
África: mitos y re Davius S
Prehistoria de Sem Davius S
Expansión de los p Davius S
Expansión de los P Davius S
ENCUESTA: Civiliza Lista hi
ENCUESTA: Perídodo Lista hi
Fundamentalismo Davius S
Malas explicacione Davius S
Historiografía: No Davius S
Resumen de temas Davius S
El Poder Imperial Davius S
El poder económico Davius S
Economía: Remesas Davius S
Genética y Migraci david sa
Matrilinealidad: e Davius S
Salud en el Imperi Davius S
la mujer etrusca Davius S
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Historia universal
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 56     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[hist_uni] Malas explicaciones históricas
Fecha:Martes, 29 de Julio, 2003  13:41:53 (+0200)
Autor:Davius Sanctex <davius_sanctex @.....es>

Supongo que a todos nos ha pasado leer un libro de historia sobre cierto tema que nos interesa tratando de encontrar una buena explicación al mismo, y leer párrafos incomprensibles en que el historiador que los escribe no centra ideas ni parece ser capaz de explicar nada. A mí me ha pasado decenas de veces, así que después de cierto tiempo de preguntarme en que consisten las malas esplicaciones históricas, he detectado algunos errores sistemáticos, los comento muy brevemente y luego los mostraré sobre un ejemplo concreto. Algunos de los defectos comunes son:
 
(1) Mentalismo y consistente en atribuir "estados mentales" a entes abstractos como "la sociedad", "el estado" o hablar de la existencia del carácter nacional, o la mentalidad del pueblo tal, etc, etc.
(2) Argumentos de Autoridad  consistentes simplemente citar a otros autores, sin dar argumentos. como si el que una frase la haya dicho alguien antes que el propio autor fuera alguna garantía de que lo que se está diciendo es la verdad. Sin la cosa no se apoya en argumentos no sirve de nada citar a otros, que a su vez seguramente tampoco ofrezcan argumentos.
(3) Falsas tautologías , por ejemplo a veces muchos historiadores usan frases que suenan razonables del tipo "romanos se expandieron porque tenía una mentalidad expansionista" ese tipo de "argumentos" suelen pasar inadvertidos al lector, sencillamente porque no significan nada, ni explican que se debe enteder por "mentalidad expansionista" ni aunque pudiera definirse es un hecho comprobable a partir de los escritos, o la evidencia arqueológica, o cualquier otro testimonio por no podemos ver que hay en la mente de los demás.
(4) Deriva argumental. Cambiar de hilo argumental, sostener que en cierto proceso lo importante son los factores de tipo X para seguir discutiendo en le párrafo factores de tipo Y, olvidando lo que se había dicho en el párrafo anterior.
(5) Personalismo, consitente en sobrevalorar la personalidad de los personajes históricos, atribuyéndoles carácteres rasgos de personalidad muy marcados, inmutables y perpetuamente constantes en su actuación (cuando todos sabemos que el estado de ánimo de las personas y algunos de sus rasgos sufren bastantes fluctuaciones a lo largo de toda una vida). Todo consiste en presentar los hechos como una consecuencia natural de que tal o cual persona tuviera tal carácter, o en argumentar que si hubiera pensado de otra manera no habría hecho lo que hizo, algo que naturalmente no es falsable.
(6) Confusión de emics y etics. Como han demostrado la antropología cultural es completamente necesario distinguir entre la percepción que los propios participantes tienen en una acción (perspectiva emics) que involucra numerosos prejuicios culturales, apreciaciones personales, expectativas y autoengaños de la descripción desnuda de lo que en efecto hacen los participantes y que consecuencias prácticas tienen (etics).
 
Un ejemplo práctico
Como ejemplo de esto me gustaría aducir un fragmente de un libro de Historia Moderna que me prestó Javler, y que en sí mismo no está mal, pero que alguno de los capítulos es vomitivo precisamente por esos defectos que mencionaba, por ejemplo el capítulo sobre revolución religiosa y el surgimeinto del protestantismo en la Eurpa del s. XVI escrito por un tal A. Floristán es paradigmático y contiene todos estos defectos. Curiosamente el tal Floristán es el coordinador del volumen, aunque ni de lejos es el más brillante de los autores del volumen, aunque me figuro sí será el más mayor y/o el de más "peso político" en el mundillo académico! Empecemos con la "explicación" que ofrece Floristán sobre la revolución religiosa:

Lutero y los reformadores protestantes respondieron a una inquietud religiosa profunda: precisamente, la que hacía que se viviese aquella situación de relajación disciplinar y moral con mayor pesadumbre que antes. "Yo no impugno las malas costumbres -escribió Lutero a León X (1520)- sino las doctrinas impías."  Parece evidente que una "revolución religiosa" debe explicarse por causas religiosas (L. Febvre), que se suman a una crisis espiritual bajomedieval nutrida de diversos elementos, sobre los que actuó como precipitante la personalidad excepcional de Martín Lutero (J. Lortz) (pág. 85)
 
Bueno aquí ya empieza hablando de "inquietud religiosa profunda", lo cual es terriblemente peligroso porque en un momento dado cuando miramos una sociedad siempre hay personas "religiosamente inquitas" y personas que parecen poco preocupadas por ella, así que es dudoso que la sociedad como colectivo tenga un estado mental tipo "de inquietud religiosa profunda" por otra parte Floristán no da el menor argumento para corroborar que existiera algo como identificable "inquietud relgiosa". Vemos aquí un caso claro de error de tipo (1). También no se está de dar argumento de autoridad irrelevantes para "explicar" como citar a otros autores [error de tipo (2)] luego la frase "parece evidente que una "revolución religiosa" debe explicarse por causas religiosas" es una falsa tautología [error de tipo (3)] que en particular a mí no me parece nada evidente y veremos que a Floristán tampoco porque más abajo cambiará de opinión y tratará de explicar la "revolución religiosa" por causas completamente "extra-religiosas"!!! [error de tipo (4)]. Veamos como se da el cambio de argumento, recordemos que Floristán apoyaba la opinion de Febvre de un "revolución religiosa" se ha de explicar por causas religiosas pero sorprendentemente Floristán de repente introduce otro factor, totalmente diferente:
 
Las propuestas de Lutero se realizaron -y no fue quemado por hereje como Juan Huss un siglo antes en Constanza- porque cuajaron en un medio social y político que se interesó por sus aplicaciones prácticas. El desarrollo económico alcanzado en esta época por las nuevas fuerzas económicas (capitalismo) y sociales (burguesía) determinarían los cambios en el orden ideológico (religión) ... . Aunque hubo circunstancias más concretas que explican el éxtio o fracaso de la reforma (pág. 86).
 
Así que parece que hay razones mundanas y prácticas y no simplmente "inquietud religiosa profunda" vaya vaya! Incluso va más allá y afirma mas aún al decir "hubo circunstancias más concretas que explican el éxtio o fracaso de la reforma", naturalmente por más que haya circunstacias muy concretas Floristán en ningún momento las menciona (si son tan claras podría mencionarlas no?). A continuación Floristán deja la argumentación concreta y renuncia a tratar de relacionar unos hechos con otros hasta construir una explicación coherente y se lanza a analizar factorcito a factorcito en un alarde de erudición y despliegue de datos pero sin intentar relacionarlos. Así en primer lugar le parece terriblemente importante analizar la mentalidad del propio Lutero [error tipo (5)]:
 
Martín Lutero (Eisleben, 1483-1546) nació en una familia campesina acomodada dela región de Turingia; cursó filosofía nominalista en la universidad de Erfurt antes de profesar en el convento de agustinos de aquella ciudad (1505). Estudió teología en Wittemberg, aunque prefirió las lenguas clásicas y fue profesor de la Sagrada Escritura, Era hombre apasionado, exaltado en ocasiones; de extrema sensibilidad y proclive a la melancolía, pero también emprendedor y decidido Se identificaba mejor con su misión profética, como predicador popular de enorme éxito, que con su ocupación magisterial aunque realizase una gran obra escrita. Más que planificador sistemático u hombre de consensos diplomáticos, Lutero sintió el carisma profético de interpretar las neecesidades espirituales de su tiempo y nación. (pág. 86)
 
Naturalmente me gustaría saber como determinar como un hombre es "apasionado" (un concepto vago, no?) O como saber si alguien a quien no hemos conocido tiene una "extrema sensibilidad" o es "proclive a la melancolía" todos esos son estados mentales difiles de precisar y solo inferibles a partir de las acciones de los individuos, porque estamos de acuerdo en que el que un individuo diga "soy un tipo melancólico" es solo una descripción "emics" de com él percibe su realidad, pero las personas no siempre son los mejores observadores de su propio carácter, de todas maneras tampoco el propio Floristán aduce testimonios sobre de donde saca esos rasgos de la personalida de Lutero. De todas maneras no es necesairo porque depués de esta minuciosa descripción del carácter de Lutero, el propio Floristán nos dice que ni aún sabiendo todo eso (démoslo de momento por cierto), no sirve para explicar el curso de acción de Lutero (entonces para que nos explica minuciosamente algo luego no puede explicar los hechos):

Ni los arquetipos confesionales de Lutero como un santo (protestante) o como un fraile indigno (católicos), ni los argumentos psicológicos (falta de cariño familiar, libido desbordada, etc.) parece que puedan explicar la transformación que experimentó hacia 1513-1516. Él mismo en sus memorias, narra la misteriosa "experiencia de la torre" como el momento decisivo de su conversión. Angustiado por el problema de su propia salvación, con los escrúpulos de un hombre sensible y exigente, deseoso de la reforma dentro de su Orden y escandalizado tras su viaje a Roma 1511, parece que sufrió una profunda crisis vocacional y de fe. Las epístolas de San Pablo que explicaba en clase, concreamente una carta a los Romanos, le dieron la respuesta: "El justo vivirá por la fe"(Rm, 1,17) (pág. 87).

Aquí hay otra cosa graciosa y es que Floristán acepta como causa lo que el propio Lutero dice [error de tipo (6)]. Tomemos una persona que está deprimida y veremos que su percepción de su entorno no tiene porqué coincidir con la percepción de otra persona de su entorno que se limita a describir lo que la persona X en concreto hace. No sé si identificáis algún otro error, pero creo que estos son los básicos.
 
Convicente?
Davius Sacntex