Inicio > Mis eListas > historia_universal > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1561 al 1573 
AsuntoAutor
Re: 1º Mayo --- La Miguel A
Judíos y palestino Juan Bla
Re: Judíos y pales José A.
La aritmética y lo Fernando
cant de la sibil·l Irene
El Presupuesto (Ma Fernando
NEUROFILOSOFÍA. Ka Juan Bla
cant de la sibil·l Irene
cant de la sibil·l Irene
cant de la sibil·l Irene
Reenviar: RV: Reen Pancich
felicitación Irene
Invitación para ut Google T
 << 20 ant. | -- ---- >>
 
Historia universal
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2136     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[hist_uni] cant de la sibil·la.-4
Fecha: 31 de Mayo, 2009  00:41:53 (+0200)
Autor:Irene <irocamora @...com>

Hola a todos:

Sigo con el Cant de la Sibil·la.

Actualmente el aprendizaje del Cant es diverso según el lugar pero ahora se dispone de la partitura que se vuelve un referente amplificador y por lo tanto es más fácil que la melodia se vea alterada por alguno de estos factores. Así pues, podemos constatar las diferentes variantes melódicas que caracterizan algunos pueblos precisamente por su peculiar melodia del canto.

Dentro de este fenómeno emergente que se ve inmerso el Cant de la sibil·la encontramos un cierto nivel de sacralización del hecho representativo que en lugares como la Catedral o Lluc es considerable. Antoni Mª Alcover nos habla en un sermón que hoy se recuerda pero se ha perdido y al describe así, con la espada (la sibil·la) corta el hilo de las nieblas que van de lado a lado de la iglesia. Ya no hay zarpazos, cuando la niebla cae encima de la gente. Si quieres llegar a la cabeza y no eres ligero de manos, te quedas con su cruz y eres Inocente!.(1)

Posiblemente la discriminación de este elemento de la representación podría responder a un alto nivel de sacralización que ha adquirido.

Así podremos constatar trazos diferenciadores y la diversidad de modelos de representación siempre dentro de los mismo patrones litúrgicos pero la secuencia del Cant como parte de la liturgia se desarrolla con diferencias según los lugares. El 13 de diciembre de 1967 se aprueba una orden de celebración de los Maitines en Mallorca donde la Sibil·la se cantaría como respuesta a una lectura del Antiguo Testamento (J 1,3) de manera que desde entonces se canta después de la primera lectura. Antes de esta orden el Cant de la Sibil·la precedía los Maitines.

Sin negar el valor incuestionable de los maitines del Lluc y los de la Catedral (por sus valores religiosos y emblemáticos) también podemos mencionar los procesos sociales que durante las fiestas navideñas se van repitiendo por todo Mallorca y que giran alrededor del Cant de la Sibil·la.

Si observamos atentamente los elementos constitutivos del Cant de la Sibil·la de diferentes lugares encontraremos que cada lugar crea peculiaridades formales en función de sus valores y de las expectativas que crean los mismos feligreses pero siempre con el trasfondo común del valor de la representación en sí como un símbolo de identidad.

Así podemos decir que como más impecable es la vestimenta del sibil·le/a tiene tendencia a adquirir más relevancia social. Las descripciones que encontramos en los estudios del Diccionario Alcover – Moll hacen referencia als sibil·lers/es que cantaban en las iglesias góticas. La que nos describe Massot i Planes en su Cançoner nos habla de una túnica blanca muy fina que llega hasta los pies y una sobrevestimenta que llega hasta las rodillas, de seda roja con un cinturón, y holgadas mangas con puntas y bufandas con una mitra oriental de la que cuelga un velo de fina gasa blanca que cae por la espalda. Naturalmente no en todas las iglesias encontramos tantas sofisticaciones; vestimentas o menos sencillas, a menudo sin espada ni guantes o simplemente vestida de blanco es lo que encontraríamos en las iglesias que con menos medios recrean sibil·les con mucho entusiasmo. Por ejemplo en algunos pueblos (como Consell, Maria de la Salut, Santany o Sóller entre otros) se aplaude y hasta se silba a la Sibil·la después de haber cantado los versículos de Lo Jorn, esta es una pràctica espontáneas que responde al entusiasmo del pueblo o de la popularidad que tiene el interprete entre los fieles. En cambio en lugares donde la actividad está más sacralizada y profesionalizada esta acción ni se concibe. Otro carácter diferenciador es la forma de cantar. En cierta manera cada forma de cantar representa un arquetipo social determinado que sólo resulta variable en los lugares donde el Cant de la Sibil·la está menos teatralizado. Así en la Catedral canta una soprano profesional o en el monasterio del Lluc un miembro avanzado de la Escolaría mientras que en la parroquias de las barriadas de Palma o en algunos pueblos el Cant de la Sibil·la lo puede cantar cualquier voz blanca que pueda entonar la melodía (que a veces puede ser una soprano profesional).

1.-Alcover, Antoni Mª./Ses matances I ses festes de Nadal (creo que se refiere a lo Santos Inocentes)(ed. Moll, Biblioteca “Les Illes d'Or” 68, Palma de Mallorca, 1957

© Traducido de Francesc Vicens.- “El cant de la sibil·la a la actualitat”. http://www.festes.org/arxius/sibilalluc.pdf

Un abrazo.


Irene





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com