Inicio > Mis eListas > judaicasite > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 181 al 200 
AsuntoAutor
Shemini contacto
Tazria - Metzora contacto
Ajare Mot - Kedosh contacto
Emor - Lag Baomer contacto
Behar-Bejukotai contacto
Bamidbar contacto
Especial de Shavuo contacto
Naso contacto
Behaaloteja contacto
Shelaj Leja contacto
Koraj contacto
Jukat contacto
Balak contacto
Pinejas contacto
Matot - Mase contacto
Debarim - Jazon contacto
Especial Tisha BeA contacto
Vaetjanan - Najamu contacto
Ekeb contacto
Ree contacto
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Judaicasite
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 182     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BOLETIN] Shemini
Fecha: 12 de Abril, 2007  16:28:46 (+0200)
Autor:contacto <contacto @...........com>

Judaicasite

Si no puede ver correctamente este mail , ingrese aqui
http://www.judaicasite.com/mailinglist/shemini6.htm
 

Perashá de la semana:
Shemini

(Tercer libro de la Torá: Vaikrá/Levítico 9:1 a 11:47)
Judaicasite.com

¡JÓDESH TOB!
Este Shabat, en todas las sinagogas del mundo, bendeciremos el nuevo mes hebreo de Iyar
Rosh Jódesh Iyar: Miérc. 18 y jueves 19 de abril de 2007

CONTENIDO DEL BOLETIN:
1- Resumen de la Perashá (Porción Semanal)
2- Delante de Hashem
3- Sefirat Ha'Ómer

[#] Cómo desuscribirse: ver al final

Horario Encendido de Velas (Viernes 13 de abril, 2007, 13 de Nisan 5767)

Buenos Aires
Jerusalem
Tel Aviv
Haifa
New York
Los Angeles
Miami
Seattle
Acapulco
Antwerp
Sao Paulo
Santiago, Chile
Caracas
Mexico
Madrid

18.22*
18.27
18.50
18.50
19.15
19.05
19.25
19.38
19.37
20.16
17.37
18.04
18.21
19.35
20.33

* corresponde a 10 minutos antes de la puesta del sol

1- RESUMEN DE LA PERASHA


Terminados los siete días de ofrendas por parte de Moisés en la inauguración del Santuario tal como había sido instruido por Di-s, llega el punto culminante en el octavo día, primer día del mes de Nisán, cuando Aarón y sus hijos son consagrados como Kohanim (Sacerdotes). De ahora en adelante el Santuario permanecerá armado y no se desarmará al término de los servicios (como en los días anteriores en que Moisés lo armaba al comenzar los servicios y al finalizar lo cerraba) y sólo los kohanim serán los encargados de realizar el servicio divino. A tal efecto ellos y todo el pueblo acercan varios korbanot (ofrendas) ante el Altar, según lo ordenado por Di-s a Moisés, mientras éste y Aarón bendicen a toda la nación y la Presencia Divina desciende al Santuario.

Nadav y Abihu, los dos hijos mayores de Aarón, traen una ofrenda extraña que no está de acuerdo con lo ordenado por Di-s y un fuego del Cielo los consume. Moisés consuela a Aarón que sufre en silencio e instruye a los deudos sobre como obrar durante el período de duelo.
La Torá da a continuación las leyes de Kashrut (alimentos aptos) permitiendo el consumo de aquellos animales que sean rumiantes y de pezuñas partidas y prohibiendo todo otro que carezca de alguna de estas características así como de todo tipo de insectos. Toda ave no detallada entre las especies prohibidas es considerada kasher (aptas) lo mismo que los peces que posean escamas y aletas. Finaliza la perashá con la declaración por parte del Altísimo de que Él es Quien elevó a los hijos de Israel de la esclavitud en Egipto y tal como Él es Santo, también ellos deben serlo.

 
 

2- DELANTE DE HASHEM


"Y murieron delante de Hashem"
(Vaikrá/Levítico 10:2)

¿Cuál es el significado de morir "delante de Hashem"? ¿No es esto algo sabido? La persona está siempre frente al Creador y más al irse de este mundo.

El Rabino Itzjak Zilberstein cuenta una historia acerca de un anciano judío, que nos aclara el significado de este concepto. Una vez se le acercó cierto anciano solicitándole si podía estudiar Mishnaiot (capítulos talmúdicos) con él. El rostro del hombre revelaba ser totalmente serio en sus palabras. El Rab Zilberstein le preguntó qué lo impulsaba a pedirle eso. Su respuesta, además de conmovedora, es por demás instructiva y debiera tener un efecto sobre todos nosotros.

"Soy sobreviviente de los campos de concentración. Fui golpeado, perseguido y sometido a un gran número de horrendos experimentos médicos", dijo. "Al término de la guerra yo sobreviví pero los nazis se aseguraron de que fuera el último miembro de mi familia. Nunca pude tener hijos después de la guerra. Me volví anciano y comencé a darme cuenta de que tal vez, en poco tiempo, tendría que confrontar mi propia mortalidad. Empecé a pensar en el futuro y me invadió una gran preocupación acerca de quién estudiaría mishnaiot por mi neshamá (alma) después de mi muerte. Entonces decidí que yo lo haría. Yo estudiaré mishnaiot por mí mismo, Rabino. Me estoy preparando para ese tiempo en que no tendré a nadie que estudie por mí. Esa es la razón por la que le pido a usted que estudie conmigo".

Tal es el significado de "morir delante de Hashem": alguien que "vive delante de Hashem", que entiende en todo su período de vida que siempre se halla frente al Todopoderoso, que jamás está solo, acerca de él puede decirse, en su fallecimiento, que murió "delante de Hashem".

(Penimim on the Torah).

 
 

3- SEFIRAT HA'ÓMER


En los días del Sagrado Templo de Jerusalem, el pueblo judío solía acercar una ofrenda de cebada, Korbán Ha'Ómer, en el segundo día de Pesaj (Levítico 23:10). Esta ofrenda era llamada "Ómer" (Ómer es una medida seca equivalente a un décimo de efá, otra medida de la Torá) y, luego de ese día, quedaba permitido el consumo de los granos cosechados recientemente. El Korbán Ha'Ómer, traído en el segundo día de Pésaj, iniciaba la cuenta de los días hasta Shabuot, que culminaba con el Korbán de Sheté HaLejem, las dos hogazas de pan ofrecidas en Shabuot.

Por ello, comenzando en el segundo día de Pésaj, la Torá (Vaikrá 23:15) dice que es una mitzvá, cada día, "contar el Ómer" durante todos los 50 días que conducen hasta Shabuot. Sefirat Ha'Ómer, el conteo del Ómer, comienza y concluye con un korbán, preparándonos para la festividad de la entrega de la Torá 50 días más tarde. Shabuot es el día en que el Pueblo judío estuvo de pie frente al Monte Sinaí para recibir la Torá y la Sefirá es un período muy importante de crecimiento e introspección que debemos utilizar a fin de prepararnos para ese "gran día". A tal efecto, se acostumbra a estudiar en estas semanas Pirké Abot, la Ética de nuestros Padres, con el fin de refinar nuestros rasgos de carácter y perfeccionar nuestras cualidades.

Es una mitzvá que cada individuo cuente los días del Ómer por sí mismo, pues la Torá especifica: "Contaréis por vosotros mismos". Esta mitzvá es siempre vigente, aun hoy cuando el Templo ya no está en pie ni podamos llevar la ofrenda del Ómer.

El tiempo correcto de contar el Ómer es al comienzo de la noche, pues el versículo expresa que debemos contar siete semanas completas y el conteo sólo puede ser completo si lo comenzamos al inicio del 16 de Nisán (recordemos que el día judío empieza en la noche). Dado que comenzamos a contar de noche, continuamos haciéndolo por la noche a través de todos los 49 días. En la sinagoga se cuenta hacia el final de la plegaria de Arbit (la plegaria nocturna también llamada Maarib). Para contar correctamente el Ómer uno debe decir el número de días y las semanas, por ejemplo:

"Hoy son 4 días del Ómer".
"Hoy son 21 días, que son tres semanas del Ómer".
"Hoy son 27 días, que son tres semanas y seis días del Ómer".

Si alguien le pregunta respecto a cuántos días del Ómer es esa noche, no debe responder explícitamente: "Son tantos días del Ómer", pues se consideraría que ya ha hecho el conteo de ese día. Si uno omitió contar un día o si contó el número incorrecto, ya no podrá recitar la bendición preliminar. El Ómer puede ser contado con la bendición sólo si uno no ha omitido ningún día desde el comienzo. La razón es que, respecto al Ómer, la Torá dice: "Siete semanas, completas serán" (Vaikrá/Levítico 23:15). Por lo tanto, si uno omitió contar un día, el período de 7 semanas ya no se considera 'completo'.

Antes de contar, uno debe ponerse de pie y decir la siguiente bendición:
Baruj Atá Ado-nai, Elo-henu Melej haOlam, asher kideshanu be'mitzvotav vetzivanu al sefirat ha'ómer.
Bendito Eres Tú, Di's, Rey del Universo, Quien nos santificó con sus mandamientos y nos ordenó respecto a la cuenta del Ómer.

Habitualmente, la primera vez que realizamos una mitzvá ocasional o de temporada, recitamos una bendición adicional. Esta berajá (bendición), popularmente conocida como "Shehejeianu", dice: "Bendito Eres Tú Di's, Quien nos mantuvo con vida, nos sostuvo y nos hizo llegar a este momento".

La decimos, por ejemplo, la primera vez que encendemos las velas de Janucá, la primera vez que agitamos las Cuatro Especies en Sucot, la primera vez que recitamos el Kidush en cada festividad, etc. Sin embargo, no recitamos Shehejeianu la primera vez que contamos el Ómer. ¿Qué es lo que diferencia a este mandamiento de otros que se hacen con la bendición adicional?

Di's dio la Torá a la nación de Israel en Shabuot. Este fue un presente como ningún otro y su valor es inconmensurable. Recibimos la Torá y nos transformamos en los guardianes de ese tesoro en razón de la relación especial que tenemos con Di's. Cada año, durante el período de Sefirat Ha'Ómer, nos preparamos para revivir, más que conmemorar, esa ocasión especial. Fortalecemos nuestra dedicación al estudio de la Torá, nos esforzamos por mejorar nuestro carácter y nuestras relaciones interpersonales, de modo de hacernos dignos representantes de aquellos que viven de acuerdo a la Torá. Ansiosamente anticipamos el día en que reafirmamos nuestra especial relación con Di's. No decimos la bendición de Shehejeianu al contar el Ómer porque no es apropiado. Es un período que nos separa del momento que tan vehementemente esperamos. Sólo al alcanzar ese momento especial, el día en que recibimos la Torá, recitamos la bendición especial: "Quien nos mantuvo con vida, nos sostuvo y nos hizo llegar a este momento". Al llegar a Shabuot, debemos recitar la bendición de Shehejeianu con una verdadera y sincera valoración del mensaje que transmite esta berajá.

Durante el Ómer existen también ciertas restricciones pero por razones diferentes. El Talmud nos cuenta que Rabi Akiba tenía 24.000 alumnos, quienes, trágicamente, murieron víctimas de una epidemia durante el período de Sefirat Ha'Ómer debido a que no se trataban con el suficiente respeto uno al otro (naturalmente que en el elevado nivel espiritual en que se encontraban, se exigía mucho más de ellos que de cualquier otro mortal. De ahí que una mínima falta los hizo pasibles de una fuerte sanción). Por lo tanto, durante 33 días, desde Pésaj hasta Lag Ba'Ómer, cumplimos con ciertos signos de duelo: No celebramos bodas, no escuchamos música, tanto grabada como en vivo (excepto por alguien que cante sin fondo musical), no nos cortamos el cabello ni nos afeitamos (salvo que ello ocasiones pérdidas comerciales u otros inconvenientes). (Según algunas otras costumbres, el período de 33 días comienza el primero de Iyar y finaliza el 3 de Siván)

 

****************************
SHABAT SHALOM
Hasta la proxima semana !!
Judaicasite
****************************

==================================================
Este boletin fue escrito y editado por Judaicasite.
(c) Todos los derechos reservados
==================================================