Inicio > Mis eListas > judaicasite > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 181 al 200 
AsuntoAutor
Shemini contacto
Tazria - Metzora contacto
Ajare Mot - Kedosh contacto
Emor - Lag Baomer contacto
Behar-Bejukotai contacto
Bamidbar contacto
Especial de Shavuo contacto
Naso contacto
Behaaloteja contacto
Shelaj Leja contacto
Koraj contacto
Jukat contacto
Balak contacto
Pinejas contacto
Matot - Mase contacto
Debarim - Jazon contacto
Especial Tisha BeA contacto
Vaetjanan - Najamu contacto
Ekeb contacto
Ree contacto
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Judaicasite
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 191     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BOLETIN] Shelaj Leja
Fecha: 7 de Junio, 2007  15:05:44 (+0200)
Autor:contacto <contacto @...........com>

Judaicasite

Si no puede ver correctamente este mail , ingrese aqui
http://www.judaicasite.com/mailinglist/shelaj6.htm
 

Perashá de la semana:
"Shelaj Lejá"

(Cuarto libro de la Torá: Bemidbar/Números 13:1 a 15:41)
Judaicasite.com

Este shabat, en todas las sinagogas del mundo, bendeciremos el nuevo mes hebreo de Tamuz.
Rosh Jódesh Tamuz: Sáb. 16 y dom. 17 de junio de 2007 (comenzando en la víspera, viernes 15 por la noche)

CONTENIDO DEL BOLETIN:
1- Resumen de la Perasha (Porcion Semanal)
2- Las Mizvot nos Cuidan


[#] Cómo desuscribirse: ver al final

Horario Encendido de Velas (Viernes 8 de junio, 2007, 22 de Sivan 5767)

Buenos Aires
Jerusalem
Tel Aviv
Haifa
New York
Los Angeles
Miami
Seattle
Acapulco
Antwerp
Sao Paulo
Santiago, Chile
Caracas
Mexico
Madrid

17.38*
19.03
19.28
19.29
20.07
19.45
19.53
20.47
19.54
21.37
17.10
17.23
18.31
19.55
21.25

* corresponde a 10 minutos antes de la puesta del sol

1- RESUMEN DE LA PERASHA

Los Hijos de Israel ante la proximidad de su entrada en La Tierra Prometida, solicitan a Moisés que envíe exploradores para efectuar un reconocimiento del lugar. Ante su interés, Di-s los autoriza a elegir un hombre por cada tribu para enviarlo en esa misión. Antes de la partida, Moisés cambia el nombre de Hoshea por Iehoshúa. Los espías retornan luego de cuarenta días trayendo con ellos enormes frutos de la tierra de Israel, en tanto que diez de ellos, dan un mal informe sobre la Tierra y sobre los pueblos que la habitan, provocando un gran desánimo en toda la congregación. Los otros dos exploradores en cambio, Iehoshúa bin Nun y Caleb ben Iefuné, traen un buen informe y hablan positivamente de la Tierra, alentando a confiar en Di-s y en la promesa divina de que los hijos de Israel la heredarán. Mas la mayor parte del pueblo no los escucha y llora y se lamenta sin consuelo deseando incluso regresar a Egipto. Esta actitud provoca la ira de Di-s Quien decreta que toda la generación adulta que salió de Egipto, con excepción de Iehoshúa y de Caleb (y sus descendientes), deben deambular por el desierto durante cuarenta años pereciendo luego allí, mientras que será la siguiente generación la que ingresará a Eretz Israel, a causa de haber llorado sin motivo y menospreciado la Tierra Prometida dudando de la protección Divina.

Un grupo de entre el pueblo se arrepiente de su actitud y decide proceder a entrar a la Tierra de Israel; Moisés les advierte que no lo hagan pues no cuentan ahora con la protección Divina. No lo escuchan y parten de todos modos, pero son vencidos por pueblos hostiles. El pueblo judío es instruido a través de Moisés sobre las ofrendas que llevarán al Santuario cuando ingresen en la tierra de Israel, sobre la separación de jala de la masa y su donación a los Kohanim (Sacerdotes), las ofrendas por transgresiones no intencionales y sobre la gravedad de blasfemar contra Di-s sin arrepentirse, pecado cuya sanción es la separación espiritual del trasgresor de su pueblo. Se enseñan también las leyes de "tzitzit" (flecos que cada varón de Israel debe colocar en toda prenda de vestir de cuatro puntas), como permanente recuerdo de los preceptos Divinos.

 
 

2- LAS MITZVOT NOS CUIDAN


"Y le dijo Hashem Moshé: 'Diles a los hijos de Israel que se hagan flecos (tzitzit) en los bordes de sus mantos por todas sus generaciones y se pongan sobre los flecos del extremo un cordón celeste'" (Bamidbar 15:37-38)

Hay una expresión que se dice frecuentemente: "A través de las generaciones, más de los que los judíos cuidaron el shabat, el shabat cuidó a los judíos". Esto es no sólo cierto para el shabat sino para las demás mitzvot también. Mucha gente encontró que su estricta observancia de los mandamientos de la Torá realmente los salvó de una tragedia. El Rabino Itzjak Zilberstein cuenta la siguiente historia en su clásico libro "Tubejá Iabíu":

"Un joven estudiante de ieshibá (academia de Torá) en Israel se enfermó muy seriamente, D-s nos libre. Sin embargo, pese a todo, él estaba resuelto a no dejar que la situación lo desmoralizara ni interfiriera con su estudio y cumplimiento de la Torá.

Le habían dicho que en el hospital tendría que usar sólo ropas estériles. Cuando llegó para su tratamiento, trajo consigo un talit katán (un manto de cuatro extremos con tzitzit ligados a cada punta), que él personalmente había lavado e higienizado de acuerdo a los estrictos requerimientos del hospital. Sin embargo, fue recibido por una enfermera que obstinadamente insistía en que únicamente podría usar las prendas del hospital. El alumno de la ieshibá decidió ser igualmente obstinado dado que ella se comportaba de manera totalmente irrazonable acerca del tema. El debate se transformó en una confrontación y la nada compasiva enfermera le dijo que él tendría que aguardar afuera en la sala de espera hasta que recobrara 'su buen sentido'.

Después de tres largas horas, "acertó" a pasar un experto médico y le preguntó al joven porque estaba sentado allí. El sufrido muchacho le explicó su dilema al doctor quien replicó que, en efecto, no había razón para que él no pudiera usar su manto religioso si lo había lavado adecuadamente. El doctor entró a la sala de prácticas para instruir a la enfermera pero salió unos minutos más tarde visiblemente impresionado. Asustado, el muchacho le preguntó al doctor qué sucedía. El médico le aseguró que todo estaba bien y le dijo que entrara para el tratamiento, vestido en su atuendo religioso y que luego le contaría lo ocurrido.

Después del tratamiento, el doctor comenzó a hablar nuevamente con el muchacho de la ieshibá: "Yo no soy aún observante", empezó a decirle con lágrimas en los ojos. "Sin embargo, hoy presencié cómo Hashem cuida a aquellos que cumplen Sus mandamientos. Cuando entré para decirle a la enfermera que estaba bien que usaras tu manto, quise ver exactamente lo que te estaba por dar. Me horroricé de ver que, sin querer, ella estaba por administrarte un tratamiento equivocado, algo que te habría llevado muy cerca de la muerte. Si ella hubiese llevado a cabo eso, me estremece pensar en qué condiciones podrías estar ahora. Fue sólo porque insististe en usar tu talit katán que yo llegué y descubrí el terrible error y lo corregí a tiempo".

Esto es lo que nuestro maestro Moshé nos dice en la Torá: "...Amar a Hashem, tu D-s, escuchar Su voz y apegarse a Él, porque Él es tu vida y la extensión de tus días, para morar en la tierra que Hashem juró a tus padres, Abraham, Itzjak y Iaakob que les daría" (Debarim 30:20).

(Fuentes: Torah MiTzion-R' Ben Zion Sobel-shemayisrael)

 

****************************
SHABAT SHALOM
Hasta la proxima semana !!
Judaicasite
****************************

==================================================
Este boletin fue escrito y editado por Judaicasite.
(c) Todos los derechos reservados
==================================================