Inicio > Mis eListas > judaicasite > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 221 al 240 
AsuntoAutor
Boletin Vaiesheb - contacto
Miketz contacto
Boletin Vaigash contacto
Boletin Vaiji contacto
Boletin Shemot contacto
Boletin Vaera contacto
Boletin Bo contacto
Boletin Beshalaj contacto
Boletin Itro contacto
Boletin Mishpatim contacto
Boletin Teruma contacto
Boletin Tetzave contacto
Boletin Ki Tisa contacto
Boletin Vaiakhel contacto
Boletin Pikudei contacto
Boletin Vaikra contacto
Especial Purim contacto
Boletin Tzav contacto
Boletin Shemini contacto
Boletin Tazria contacto
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Judaicasite
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 228     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Boletin Bo
Fecha: 10 de Enero, 2008  15:24:33 (+0100)
Autor:contacto <contacto @...........com>

Judaicasite

Si no puede ver correctamente este mail , ingrese aqui
http://www.judaicasite.com/mailinglist/bo8.htm
 

Perashá de la semana:
"Bo"
(Segundo libro de la Torá: Shemot/Éxodo 10:1 a 13:16)
Judaicasite.com

PRÓXIMA FESTIVIDAD: ¡Tu Bishbat!
El Año Nuevo de los Árboles
Martes 22 de enero de 2008

CONTENIDO DEL BOLETIN:
1- Resumen de las Perasha (Porcion Semanal)
2- El Período Llamado Shovebim
3- El Judío y los Tefilín

[#] Cómo desuscribirse: ver al final

Horario Encendido de Velas (Viernes 11 de enero, 2008; 4 de shebat, 5768)

Buenos Aires
Jerusalem
Tel Aviv
Haifa
New York
Los Angeles
Miami
Seattle
Antwerp
Sao Paulo
Santiago, Chile
Caracas
Mexico
Madrid

21.00*
16.14
16.33
16.24
16.29
16.43
17.30
16.21
16.40
19.39
20.36
18.03
18.01
17.49

* corresponde a 10 minutos antes de la puesta del sol

1- RESUMEN DE LA PERASHA

Hashem le dice a Moisés que se presente ante el Faraón para pedirle nuevamente que deje salir a Su pueblo, pero que Él endurecerá el corazón del rey egipcio para que a través de las milagrosas plagas el mundo conozca por siempre que Él es el único Di-s, mensaje que debe ser transmitido por cada judío a sus hijos y a los hijos de sus hijos por todas las generaciones.
Moisés y Aarón se presentan ante el Faraón y le advierten que si no libera a los hijos de Israel sobrevendrá la plaga de las langostas, que será muy severa. Pero él acepta liberar sólo a los hombres, a lo que Moisés replica que todos los integrantes del pueblo deben ir. Se produce la plaga y, en su transcurso, el Faraón llama a Moisés y a Aarón para que pidan que se vayan las langostas admitiendo que ha pecado.

Di-s pone fin a la plaga pero endurece el corazón del Faraón quien, una vez más, no libera a sus esclavos. Entonces sobreviene la plaga de la oscuridad. Todo el país, excepto los israelitas, queda inmerso en la más espesa oscuridad, una niebla oscura que llega a ser palpable. El Faraón llama entonces a Moisés y le dice que saque a todos los judíos de Egipto, pero que se marchen dejando allí su ganado. Moisés le responde que no sólo llevarán todo su ganado sino que también el Faraón les habrá de dar animales de su propio ganado para ofrendar a D-s. Moisés le anuncia que Di-s traerá una plaga más, la muerte de los primogénitos, tras lo cual los hijos de Israel dejarán Egipto. Di-s endurece el corazón del Faraón, y éste expulsa a Moisés de su presencia advirtiéndole que si lo ve una vez más, lo mandará a matar.

Di-s le dice a Moisés que el mes de Nisán será el primero del calendario para los hebreos. Se ordena a los Hijos de Israel que tomen un cabrito en el décimo día del mes y que lo guarden hasta el día 14, en que lo faenarán para el Korbán Pesaj (ofrenda de Pesaj); con la sangre pintarán la puerta de sus moradas y su carne la comerán esa noche en la cena familiar. La marca en la puerta será una señal para que Di-s saltee sus casas durante la plaga de los primogénitos.
El pueblo judío deberá recordar por siempre esta fecha del Éxodo de Egipto, y no comerá jametz (harina fermentada) en los siete días de Pesaj por todas las generaciones.

Moisés transmite todos los mandamientos que le fueron dados por Di-s y el Pueblo Judío los cumple en todos sus detalles. El Todopoderoso envía la plaga final, la muerte de los primogénitos. Esta última plaga deja a Egipto sumido en duelo. El Faraón apura, finalmente, la salida de los judíos. Aproximadamente 600.000 hombres, además de mujeres, niños y ancianos (unos 3.000.000 de personas) así como alrededor de 1.000.000 de no judíos (Ereb Rab) dejan Egipto durante el Éxodo.

Moisés y Aarón reciben de Hashem las leyes concernientes al Pidión Habén (redención del primogénito varón) y de los tefilín (filacterias).

 
 

2- EL PERÍODO LLAMADO SHOVEBBIM


A partir de la perashá Shemot hemos entrado en un período llamado Shovebbim, una palabra compuesta por seis letras correspondientes a las siglas de las seis primeras perashiot del libro Shemot: Shemot, Vaerá, Bo, Beshalaj, Itró y Mishpatim (shin, vav, bet, bet, iud, mem). En realidad la palabra hebrea shovebim significa; descarriados, traviesos, y alude a una oportunidad especial en el año para hacer teshubá (arrepentirse, retornar).

¿Por qué ahora y no en Rosh Hashaná? La diferencia entre este período y el de Rosh Hashaná y Iom Kipur es que en aquel momento la nación se arrepiente por temor (específicamente por temor al castigo ya que es un tiempo de estricta justicia). Sin embargo, desde la perashá Shemot en adelante, correspondiente a este momento del año, D-s derrama cada vez más Su sagrada luz sobre la creación, que tiende a llenar el mundo con una elevada conciencia de Su existencia y de Su amor por nosotros. Este proceso alcanzará un punto elevado en Tu Bishbat, el Año Nuevo de los Árboles, será aún más alto en Purim para culminar en la noche del Séder de Pésaj. El resultado de esta luz es como un anhelo, en el corazón del judío espiritualmente sensible, de hacer teshubá por amor más que por temor, una forma más elevada de teshubá. Tal es la razón de que leamos el libro Shir Hashirim, el Cantar de los Cantares, en Pésaj, una metáfora de la intensa relación afectiva entre el Creador y el pueblo judío.

Que seamos dignos recipientes de esta luz especial y de la libertad personal y nacional que trae. Que podamos crecer espiritualmente y transformarnos en una "luz entre las naciones", nuestro propósito supremo, y veamos la redención final en nuestros días.

(Fuentes: Pinchas Winston)

 
 

3- EL JUDÍO Y LOS TEFILÍN


En la conclusión de la perashá de esta semana, la Torá define la mitzvá de tefilín (filacterias). Los tefilín se colocan diariamente, excepto en Shabat y en Iom Tob (día festivo), y le suceden en santidad al rollo de Torá. Uno podría pensar que los tefilín debieran ser colocados en el brazo más fuerte, pues el deseo de fuerza, de tener la capacidad de utilizar la propia potencia para cumplir una tarea, es una necesidad típicamente humana. Pero, de hecho, son usados en el brazo más débil.

Esto indica que el cumplimiento de los preceptos no está basado en el grosor de nuestro músculo sino antes bien en la buena disposición para cumplir los mandamientos. Si una persona carece del deseo y del compromiso básico, entonces el cumplimiento, incluso de una mitzvá (precepto) sencilla, se vuelve una carga. Por el contrario, aquel con una fuerte motivación cumplirá ansiosamente y con amor la mitzvá más difícil.

La Torá registra una historia que describe esta actitud positiva. Iaakob escapó de su hermano Esav y fue a la casa de su tío Labán. Cuando entró en la aldea, vio a los pastores dando vueltas alrededor del pozo de agua local. Al preguntarles cuál era el problema le respondieron que la roca que tapaba el pozo era muy pesada y estaban esperando a que llegaran los demás pastores para ayudarlos a moverla. Inmediatamente, Iaakob movió la piedra él solo. Aunque no era una persona físicamente fuerte, tuvo la firme determinación de mover la roca. Iaakob enfáticamente demostró que era una persona de "poder hacer las cosas" mediante su voluntad.

La fuerza física no siempre es el factor decisivo; la determinación y la perseverancia son, frecuentemente, los factores cruciales. Observemos si no la laboriosidad de la pequeña hormiga. Ella logra tanto a pesar de no ser una especie físicamente impresionante. La mísera hormiga es una maestra de la actitud de "poder hacer". Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos de nuestros hermanos perecieron debido a la brutalidad de los nazis. Los alemanes hicieron todo lo que pudieron para destruir físicamente al pueblo judío. Fallaron, sin embargo, en aniquilar al judío espiritual. Incluso en los campos de concentración, los judíos hallaban maneras de introducir subrepticiamente un tefilín para utilizarlos por un momento, simplemente para sentir la Divina presencia de D-s. Algunos traían clandestinamente matzá para Pésaj pues tenían una tremenda necesidad de probarla y celebrar la festividad. En Rosh Hashaná, algunos se las arreglaban para tocar el shofar proclamando el reinado de Hashem.

¡Imaginémonos tocar un shofar en Treblinka o comer matzá en Dachau! ¿Por qué alguien intentaría cumplir estas mitzvot bajo tan adversas y miserables condiciones? La respuesta es obvia: eran judíos con el lema del "yo puedo". Nada podía impedirles cumplir los mandamientos de D-s. Quizá no tuvieran músculo físico pero ciertamente demostraron tener músculo espiritual

El pueblo judío ha continuamente internalizado y encarnado el lema de "yo puedo". Esta determinación ha sido su insignia de honor a través de la historia.

(Fuentes: Rab David Gorelik- OU Torah Insights Project)

 

****************************
SHABAT SHALOM
Hasta la proxima semana !!
Judaicasite
****************************

==================================================
Este boletin fue escrito y editado por Judaicasite.
(c) Todos los derechos reservados
==================================================