Inicio > Mis eListas > judaicasite > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 221 al 240 
AsuntoAutor
Boletin Vaiesheb - contacto
Miketz contacto
Boletin Vaigash contacto
Boletin Vaiji contacto
Boletin Shemot contacto
Boletin Vaera contacto
Boletin Bo contacto
Boletin Beshalaj contacto
Boletin Itro contacto
Boletin Mishpatim contacto
Boletin Teruma contacto
Boletin Tetzave contacto
Boletin Ki Tisa contacto
Boletin Vaiakhel contacto
Boletin Pikudei contacto
Boletin Vaikra contacto
Especial Purim contacto
Boletin Tzav contacto
Boletin Shemini contacto
Boletin Tazria contacto
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Judaicasite
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 237     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Boletin Vaikra
Fecha: 13 de Marzo, 2008  20:12:37 (+0200)
Autor:contacto <contacto @...........com>

Judaicasite

Si no puede ver correctamente este mail , ingrese aqui
http://www.judaicasite.com/mailinglist/vaikra7.htm
 

Perashá de la semana:
"Vaikra"
(Tercer libro de la Torá: Vaikrá/Levítico 1:1 a 5:26)
Shabat Zajor
Este Shabat, el shabat antes de Purim, leemos una porción extra de la Torá en la que se nos ordena recordar (¡Zajor!) lo que nos hizo Amalek y nuestra obligación de eliminar a este enemigo.
Judaicasite.com

Ya llega : Purim
Taanit Ester: jue 20 de marzo de 2008
Purim: vier 21 de marzo de 2008 (comenzando en la víspera). Shushán Purim: sáb 22 de marzo de 2008

Horario Encendido de Velas (Viernes 14 de marzo, 2008; 7 de adar II, 5768)

Buenos Aires
Jerusalem
Tel Aviv
Haifa
New York
Los Angeles
Miami
Seattle
Antwerp
Sao Paulo
Santiago, Chile
Caracas
Mexico
Madrid

20.04*
17.06
17.30
17.29
18.43
18.42
19.11
18.55
18.27
18.06
19.44
17.38
18.28
19.05

* corresponde a 10 minutos antes de la puesta del sol


CONTENIDO DEL BOLETIN
:

1- Resumen de las Perasha (Porcion Semanal)
2- Ninguna Persona es una Isla

[#] Cómo desuscribirse: ver al final

1- RESUMEN DE LA PERASHA

Comenzamos a leer el tercer libro de la Torá, Vaikrá (Levítico), que trata principalmente sobre el servicio y las responsabilidades de los Kohanim (sacerdotes); es por eso que también se lo conoce como Torat Kohanim (Leyes de los Sacerdotes). Esta sección y la de la próxima semana, se concentran en su mayor parte sobre los korbanot u ofrendas a ser traídas como expiación al Mishkán (Tabernáculo del desierto) recientemente construido.

Perashat Vaikrá empieza cuando Hashem llama a Moshé al Santuario para instruirlo acerca de una serie de mitzvot (preceptos) que debe cumplir el pueblo judío. La primera parte describe las varias ofrendas voluntarias individuales de cada integrante del pueblo de Israel, las que se pueden clasificar en tres categorías generales, cada una dividida, a su vez, en varios niveles, según tamaño y costo: el Korbán Olá (ofrenda de elevación), que era completamente consumida en el altar; el Korbán Minjá (ofrenda de comida), que por su contenido más reducido, era usualmente traída por personas de bajos recursos, y el Korbán Shelamim (ofrenda de paz), parcialmente quemada en el altar, y el resto dividido entre los donantes y los sacerdotes. La segunda mitad de la perashá, comenzando con el capitulo 4, trata sobre las ofrendas Jatat (pecado) y Asham (culpa) que debían traerse para expiación de transgresiones no intencionales.

 
 

2- NINGUNA PERSONA ES UNA ISLA


"Si un hombre entre vosotros trae una ofrenda de ganado a Hashem,... traeréis vuestra ofrenda" (Vaikrá/Levítico 1:2).

"El Toldot Itzjak señala que el versículo comienza en singular ("Si un hombre entre vosotros trae") y luego cambia a plural. ¿Cuál es la razón del cambio? Ésta puede ser comprendida a partir de una idea expresada por nuestros Sabios en el Talmud (tratado Kidushín): "Afortunado es quien cumple una sola mitzvá pues inclina la balanza, tanto para él como para el mundo entero, hacia el lado positivo". Uno siempre debe considerar como si los platillos en la balanza de sus propios méritos y pecados, así como los de todo el mundo, estuviesen perfectamente equilibrados. Cuando una persona trae un korbán (ofrenda) a Hashem, no sólo se ayuda a sí mismo sino que ayuda al mundo entero.

Toda vez que uno realiza una mitzvá, debe contemplarse a sí mismo, antes de cumplirla, como mitad meritorio y mitad culpable. La mitzvá que está por cumplir inclinará la balanza hacia el lado positivo, o, si comete una transgresión D-s no permita, la inclinará para el otro lado. También debe ver al resto del mundo de la misma forma. La siguiente acción del individuo inclinará la balanza. Esa es la razón por la que dice; "Veahabtá et reajá camoja -Amarás a tu prójimo como a ti mismo- es toda la Torá". Porque si uno verdaderamente tiene ahabat Israel y ama a sus semejantes, jamás querría hacerles daño, por lo tanto jamás consideraría cometer una acción que pudiera hacer a todo el mundo culpable.

Teniendo esto en mente, nosotros en Klal Israel (el conjunto del pueblo de Israel), podemos entender el hecho de que ningún individuo actúa solo, como en el vacío. Todas nuestras acciones están, inexorablemente, ligadas al conjunto y todos estamos interconectados. Cuántas veces se oye el argumento de aquellos que dicen: "¿Qué diferencia hace si yo hago algo errado? No estoy dañando a nadie". Esto, simplemente, no es verdad. No podemos saber si incluso las pequeñas transgresiones de algunos pocos individuos, no están frenando toda la Gueulá (Redención). Como un incentivo adicional para realizar mitzvot debemos recordar siempre la fuerza y las ramificaciones de nuestros actos. Una mitzvá hecha por alguien puede afectar a gente viviendo en el otro extremo del planeta. Cuando surgen necesidades en la comunidad, cuando alguien necesita refuá (curación o recuperación) o una ieshuá (salvación), esmerarse en el cuidado y en el cumplimiento de más mitzvot seguramente ayudarán.

Nuestros libros sagrados hablan del concepto del alma individual que cada uno de nosotros tiene, y del alma colectiva que todos compartimos. Esta alma colectiva nos une a todos y también une nuestras buenas acciones. Hay varias áreas en la cuales podemos poner un esfuerzo adicional a fin de traer mérito para todos los judíos:

1) Shemirat Halashón -guardar nuestra lengua del mal lenguaje en general y de hablar negativamente de un semejante. Una excelente manera es dedicar al menos una hora por día a ser especialmente cuidadoso de no hablar cosas prohibidas, un momento en el cual la persona tenga plena conciencia de las leyes de shemirat halashón y una cautela extra en la forma en que habla.

2) Shemirat Shabat -cumplimiento del shabat. Dado que el shabat es la base de la vida judía, sería una idea excelente fijar un momento especial para aprender sus leyes cada semana. Incluso si se lo hace por un corto período, los resultados pueden ser fundamentales. Nuestros Sabios dicen que sin un adecuado estudio y repaso de las leyes del shabat es casi imposible cumplirlo correctamente.

3) Crear un Kidush Hashem -santificación del Nombre de D-s. Debemos tratar de asegurarnos de que todas nuestras acciones sean un Kidush Hashem y que nada de lo que hagamos provoque, D-s libre, un Jilul Hashem (profanación del Nombre de D-s), lo cual tiene el poder de desviar a las personas que nos ven de la forma de vida judía. Debemos ser ejemplos de buen comportamiento para que todos lo relacionen con nuestra sagrada Torá y deseen transitar nuestro camino. Tengamos en cuenta que el Satán (adversario) siempre utilizará esas conductas nuestras no tan felices como un arma en contra de todos los judíos en general.

El Jafetz Jaim estaba cierta vez en un viaje desde su ciudad hacia una convención muy importante donde tenía que pronunciar un discurso. El viaje debía durar un día pero, en el medio, los pasajeros tenían que cambiar de tren a fin de llegar a su destino. En tanto el Jafetz Jaim estaba cambiando de tren, un hombre que no lo reconoció, le dijo: "Permítame señor, necesitamos que venga para completar un minián (quórum de al menos diez varones adultos judíos imprescindibles para rezar); está casi anocheciendo, lo necesitamos para Minjá (oración de la tarde)". Aunque ya había rezado y sabiendo que perdería su tren, el Jafetz Jaim de todos modos se sumó al minián a fin de no provocar un Jilul Hashem.

(Basado en: Rab D. Goldwasser-Jewish Press)

 

****************************
SHABAT SHALOM
Hasta la proxima semana !!
Judaicasite
****************************

==================================================
Este boletin fue escrito y editado por Judaicasite.
(c) Todos los derechos reservados
==================================================