Inicio > Mis eListas > judaicasite > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 241 al 260 
AsuntoAutor
Boletin Metzora contacto
Boletin Ajare Mot contacto
Kedoshim contacto
Boletin Emor contacto
Boletin Behar contacto
Boletin Bejukotai contacto
Boletin Bamidbar contacto
Boletin Naso contacto
Especial Shavuot contacto
Boletin Behaloteja contacto
Boletin Shelaj Lej contacto
Boletin Koraj contacto
Boletin Jukat contacto
Boletin Balak contacto
Boletin Pinjas contacto
Boletin Matot contacto
Boletin Mase contacto
Boletin Devarim-Ja contacto
Especial Ayuno 9 d contacto
Boletin Vaetjanan- contacto
 << 20 ant. | 10 sig. >>
 
Judaicasite
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 250     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Especial Shavuot
Fecha: 6 de Junio, 2008  14:27:37 (+0200)
Autor:contacto <contacto @...........com>

Judaicasite

Si no puede ver correctamente este mail , ingrese aqui
http://www.judaicasite.com/mailinglist/shavuot7.htm
 

ESPECIAL DE SHAVUOT

Judaicasite.com
JAG SHAVUOT SAMEAJ!!
SHABUOT se celebra el lunes 9 y martes 10 de junio de 2008 (comienza en la víspera, domingo 8 tras la puesta del sol)

CONTENIDO DEL BOLETIN:
1- La unión nos fortalece
2- Preceptos, nombres y costumbres de la festividad

3- Una Reflexión que "Eleva"
4- La noche en que permanecemos despiertos
[#] Cómo desuscribirse: ver al final

Horario Encendido de Velas Primer día, domingo 8 de junio de 2008

Buenos Aires
Jerusalem
Tel Aviv
Haifa
New York
Los Angeles
Miami
Seattle
Antwerp
Sao Paulo
Santiago, Chile
Caracas
Mexico
Madrid

17.38*
19.03
19.28
19.29
20.07
19.46
19.53
20.46
21.37
16.43
17.23
18.00
19.56
21.25

 

* corresponde a 10 minutos antes de la puesta del sol
Para el segundo día, lunes 9 de junio, las velas se encienden luego de la salida de las estrellas y sólo a partir de un fuego preexistente desde antes de la festividad.

1- LA UNIÓN NOS FORTALECE

La festividad de Shabuot, en la cual celebramos la entrega de la Torá en el Monte Sinai, comenzará con la puesta del sol este domingo 8 de junio de 2008.

La Torá describe la llegada del Pueblo Judío al monte Sinai con las siguientes palabras: "En el tercer mes después de la salida de los Hijos de Israel de la tierra de Egipto, el mismo día (Rosh Jódesh) vinieron al desierto de Sinai y allí acampó Israel delante de la montaña…" (Shemot/Éxodo 19:1-2).Aunque los judíos en ese momento sumaban varios millones de personas, la palabra "acampó" en hebreo, está escrita en singular como si hubiera habido sólo una persona.

De acuerdo a nuestros Sabios esto nos enseña que cuando el Pueblo Judío se preparó para recibir la Torá, eran todos como una sola persona ("unidos como un solo hombre con un solo corazón" según Rashi). Esta unión, amor y preocupación de cada por el otro fue un factor que los hizo merecer la entrega de la Torá.
El concepto de unidad también fue expresado por el hecho de que en la entrega de la Torá cada integrante del Pueblo Judío aceptó la responsabilidad por su compañero.

Esto nos enseña que cada judío tiene la responsabilidad de ayudar a otros a estudiar Torá y a cumplir las mitzvot. Nadie puede alegar: "mientras yo cumpla con los mandamientos de Hashem no es asunto mío si otros judíos lo hacen o no". Es nuestra responsabilidad hacer que otros también tomen conciencia de su responsabilidad, tal como la Torá nos ordena: "Reprenderás a tu compañero" (Vaikrá/Levítico 19:17).

Sin embargo la Torá antepone a "Reprenderás a tu compañero" el versículo "No odiarás a tu hermano en tu corazón". La reprimenda debe ser hecha con amor y sentimiento y no con resentimiento. De hecho nuestros Sabios nos dicen que cuando uno "reprende" a alguien y esa persona no es motivada, la falta quizás resida en aquel que le señala el error. Puede que no lo haya hecho con la debida sinceridad y amor. Esa es la razón por la que en nuestras plegarias diarias, especialmente en Iom Kipur, pedimos el perdón de D-s aun por aquellos pecados que no hemos cometido. La causa de esto es que cuando otro judío ha transgredido, somos, de alguna manera, responsables también nosotros, y debemos pedir el perdón Divino.

Ésta es una de las importantes lecciones de Shavuot, como enseña Rabi Akiva en el Talmud: "Amar al prójimo es una gran regla de la Torá", porque Ahavat Israel, el amar y el preocuparse por el compañero, garantiza la existencia de la Torá y del Pueblo Judío.

 
 

2- PRECEPTOS, NOMBRES Y COSTUMBRES DE LA FESTIVIDAD


Con varios nombres se conoce esta festividad. Ellos son:
JAG HASHAVUOT (Fiesta de las Semanas) por celebrarse luego de finalizar las siete semanas de Sefirat haOmer.

ZEMAN MATÁN TORATENU (Tiempo de la Entrega de Nuestra Torá) porque en ese día, en el año 2448 desde la Creación del Mundo, Di-s nos entregó la Torá.

JAG HAKATZIR (Fiesta de la Cosecha) pues en la tierra de Israel esta es la época de la recolección, especialmente la del trigo. Las primeras ofrendas de la nueva cosecha consistían en dos panes de trigo.

JAG HABIKURIM (Fiesta de las Primicias) pues esta fiesta señalaba el principio de la temporada para ofrendar los primeros frutos (en hebreo "bikurim") en el Bet haMikdash.

ATZERET (de "atzor", detener, culminar), una digna culminación de Pesaj a la que está ligada por la Cuenta del Omer, la escala de nuestro intento de perfeccionamiento.

En JAG HASHAVUOT se acostumbra:
... a adornar las sinagogas con ramas y plantas verdes en recuerdo del Monte Sinai que durante la entrega de la Torá se llenó de vegetación.
... a estudiar Torá y selecciones de los Profetas, el Talmud y el Zohar durante toda la primera noche festiva. También los días que preceden a la festividad se dedican al estudio de los textos sagrados para prepararse adecuadamente para el magno acontecimiento, tal como lo hicieron los Hijos de Israel en el desierto.
... a servir alimentos lácteos y de miel en la comida posterior a la noche de estudio, debido, entre otras varias razones, a las cualidades de la Torá que según el versículo es: "Como leche y miel bajo tu lengua".
... a leer Meguilat Ruth (el Rollo de Ruth) por ser su protagonista el más auténtico ejemplo de aceptación sincera y desinteresada de la Torá; porque el Rey David, bisnieto de Ruth, nació y murió en Shavuot, porque los eventos allí narrados transcurren en la época de la cosecha; porque este relato nos enseña la importancia del amor al prójimo, etc.
... a leer Tehilim (Salmos) escritos por el más famoso descendiente de Ruth: el Rey David, de cuyo linaje saldrá el Mashíaj.
... también es una tradición en Jerusalem el peregrinaje hacia el Muro Occidental. Muy temprano en la madrugada del día de Shavuot, luego de una noche entera dedicada al estudio de Torá, las calles de Jerusalem se llenan con decenas de miles de judíos caminando hacia el sagrado Muro, donde más tarde se congregan para rezar la plegaria de la mañana. Esta tradición tiene un antecedente bíblico: Shavuot es una de las tres festividades de peregrinaje donde la nación entera se reunía en Jerusalem para celebrar y estudiar.

 
 

3- UNA REFLEXIÓN QUE "ELEVA"

Cuando nuestros Sabios diseñaron el ciclo de lectura semanal de la Torá, se aseguraron de que la perashá Bamidbar siempre fuera leída antes del comienzo de la festividad de Shabuot (Este año se lee dos shabatot antes). Tosafot, la gran escuela de comentaristas talmúdicos de la Edad Media, observan (Meguilá 31b) que esto fue para garantizar que la perashá Bejukotai, la porción anterior prediciendo las maldiciones que recaerían sobre el pueblo judío si se desviara del camino correcto de la Torá, no fuera la que introdujera la semana de Shabuot, la festividad en que se juzgan los frutos de los árboles. De esta forma, Perashat Bamidbar se interpone entre Bejukotai y Shabuot para evitar cualquier mención de nuestros malos actos en este momento crítico en que la abundancia de nuestros árboles y tanto de nuestro bienestar material está siendo determinado.

El Rabino Moshé Feinstein, gran líder de la Torá de la pasada generación, sugiere una reflexiva y animadora idea. Bamidbar se inicia con el encargo de Hashem a Moisés de conducir un censo del pueblo judío.

Es interesante que el término empleado en la Torá para referirse a la orden de contar a los judíos es "se'ú" (Bamidbar/Números 1:2). El Rab Feinstein nota que "se'ú" generalmente significa "elevar". La Torá nos está enseñando que todos eran elevados mediante este censo. La conciencia de que cada uno era contado y considerado de igual manera ante Hashem, le daba a cada judío un elevado sentido de importancia y trascendencia. Después de todo, cada judío es contado igual que el siguiente en este censo divinamente ordenado.

Esta noción era para interiorizar la idea de que cada judío, independientemente de cómo él se perciba, es valorado por Hashem en razón de su sincero servicio hacia la santificación de Su Nombre, no menor al servicio de ninguna otra persona que, externamente, pudiera parecer superior en logros espirituales.

En tanto la festividad de Shabuot se aproxima, nos esforzamos por prepararnos emocional y espiritualmente a fin de, una vez más, renovar nuestro compromiso con la histórica exclamación de na'asé venishmá (haremos las mitzvot y luego preguntaremos el por qué) proclamada por el pueblo judío en el Monte Sinai. Nuevamente apreciaremos la grandeza de nuestra Torá, su impresionante profundidad e infinitas capas de sabiduría y significado. Nos maravillaremos ante las profundas discusiones del Talmud y el voluminoso comentario sobre los temas de Torá que, hasta el día de hoy, se continúa generando. Y luego uno percibirá la abrumadora realidad: el nivel elemental de conocimiento y capacidad para el estudio de Torá que posee. Nos preguntaremos si nuestros esfuerzos para sondear en este vasto océano de sabiduría harán alguna diferencia, ya que, no importa cuánto logremos, aun será una ínfima fracción de lo que falta dominar. Y entonces esos desagradables pensamientos inundarán nuestra mente. ¿Podrá mi logro, aparentemente insignificante, hacer realmente algún impacto para mí o para el pueblo judío?

Por consiguiente, la sección Bamidbar y el tema de "se'ú" contribuye a levantarnos; nos llama a la crucial verdad de que, a los ojos de Hashem, todos tenemos algo especial que ofrecer, todos y cada uno de acuerdo a su propia capacidad. El estudio de Torá de cada judío, independientemente de su facilidad o complejidad, es precioso para Hashem y puede, literalmente, servir cual disparador en el cosmos espiritual, capaz de afectar los eventos del mundo en que vivimos.
(Fuentes: Rab Shlomo Freundlich-Torah from Dixie)

 
 

4- LA NOCHE EN QUE PERMANECEMOS DESPIERTOS

Una de las costumbres de la fiesta de Shavuot es la del "mishmar", permanecer despiertos la mayor parte o toda la noche de Shavuot para estudiar Torá. Esta costumbre está basada en la tradición del Midrash de que cuando el pueblo judío debía recibir la Torá en Sinai, Moisés tuvo que despertarlos de su sueño para que se hicieran presentes al pie de la montaña a tiempo para este magno acontecimiento. En razón de que el pueblo judío se quedó dormido esa mañana del primer Shavuot, decidieron que para salvar esa negligencia, de ahí en más pasarían siempre la noche de Shavuot estudiando Torá para pasar directamente a las plegarias matutinas al romper el alba del día festivo.

Esta costumbre fue cuidada a través de milenios, especialmente en la yeshivot y academias de estudio del pueblo de Israel. Es ampliamente cumplida hoy en día en muchísimas sinagogas a través de todo el mundo judío.

La costumbre fue formalizada en los textos rituales del pueblo judío a través de la edición y publicación del "Tikún Leil Shavuot", un orden establecido de estudio para la noche de Shavuot. El Tikún consiste de porciones de la Biblia, la Mishná, el Talmud y otras obras de la Torá, que fueron resumidas y forman un patrón de estudios para esa noche. Este Tikún apareció en variadas formas durante la Edad Media y ha sido perfeccionado y expandido a través de los siglos. El libro de Ruth, tradicionalmente asociado con esta festividad, también se volvió un punto central de estudio en Shavuot.

Actualmente muchos rabinos dictan clases a través de la entera noche de Shavuot y la costumbre de quedarse despiertos está adquiriendo una sorprendente popularidad y diversidad. Es nuevamente un testimonio del innato amor por la Torá que es parte del alma y la mente judías.

En Jerusalem, la noche de Shavuot, comenzando alrededor de las 3.30 A. M., hay una enorme procesión de personas caminando hacia el Muro Occidental, en la Ciudad Antigua, para participar allí de las plegarias matutinas festivas al levantarse el sol. Incluso si uno quisiera dormir esa noche, no podría evitar ser despertado por el sonido de los miles de individuos marchando a pie y los murmullos de sus conversaciones que acompañan la marcha. Vivir eso es una experiencia inolvidable. Este servicio de plegarias a la hora en que sale el sol, atrae a decenas de miles de judíos al Muro Occidental. Su presencia, todos juntos en ese sagrado sitio, constituye una reafirmación de nuestra fe y de nuestro renovado compromiso para la aceptación de la Torá entregada en Sinai hace más de 3300 años atrás. Verdaderamente, "Am Israel jai" el pueblo de Israel vive.

 

****************************
Jag Sameaj !!
Judaicasite
****************************

==================================================
Este boletin fue escrito y editado por Judaicasite.
(c) Todos los derechos reservados
==================================================