Inicio > Mis eListas > judaicasite > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 241 al 260 
AsuntoAutor
Boletin Metzora contacto
Boletin Ajare Mot contacto
Kedoshim contacto
Boletin Emor contacto
Boletin Behar contacto
Boletin Bejukotai contacto
Boletin Bamidbar contacto
Boletin Naso contacto
Especial Shavuot contacto
Boletin Behaloteja contacto
Boletin Shelaj Lej contacto
Boletin Koraj contacto
Boletin Jukat contacto
Boletin Balak contacto
Boletin Pinjas contacto
Boletin Matot contacto
Boletin Mase contacto
Boletin Devarim-Ja contacto
Especial Ayuno 9 d contacto
Boletin Vaetjanan- contacto
 << 20 ant. | 10 sig. >>
 
Judaicasite
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 257     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Boletin Matot
Fecha: 23 de Julio, 2008  21:33:18 (+0200)
Autor:contacto <contacto @...........com>

Judaicasite

Si no puede ver correctamente este mail , ingrese aqui
http://www.judaicasite.com/mailinglist/matot7.htm
 

Perashá de la semana:
"Matot"
(Cuarto libro de la Torá: Bemidbar/Números 30:2 a 32:42)
Judaicasite.com

¡JODESH TOB! ¡Un Buen Mes!
Este Shabat, en todas las sinagogas del mundo, bendecimos el nuevo mes hebreo de Ab.
Rosh Jodesh Menajem Ab: Sábado 2 de agosto de 2008, (comenzando viernes 1 tras la puesta del sol).

Horario Encendido de Velas (Viernes 25 de julio, 2008;
22 de tamuz, 5768)

Buenos Aires
Jerusalem
Tel Aviv
Haifa
New York
Los Angeles
Miami
Seattle
Antwerp
Santiago, Chile
Caracas
Mexico
Madrid
Sao Pablo

17.56*
19.01
19.25
19.26
20.01
19.42
19.53
20.35
21.22
17.41
18.05
19.58
21.29
17.22

* corresponde a 10 minutos antes de la puesta del sol
CONTENIDO DEL BOLETIN:
1- Resumen de las Perasha (Porcion Semanal)
2- Proceso de Paz

[#] Cómo desuscribirse: ver al final

1- RESUMEN DE LA PERASHA


De acuerdo a las instrucciones Divinas, Moisés enseña las normas que regulan las promesas y votos formulados ante D"s, tanto positivos (comprometerse a hacer algo) como negativos (abstenerse de algo) y el rol del padre y del marido en la anulación o conservación de un voto para la mujer.

Pinejás, al mando de doce mil soldados israelitas, mil por cada tribu, derrota a los cinco reyes midianitas, a sus hombres y a Bilaam. Moisés no ve con buenos ojos que se hayan tomado cautivas a las mujeres, porque fueron ellas las que indujeron al pueblo judío a pecar, y recrimina a los oficiales. Se cuenta y distribuye el botín de guerra en partes iguales entre quienes participaron en la guerra y aquellos que quedaron rezando por ellos. Los comandantes informan que no hubo ninguna baja entre los israelitas y los soldados agradecidos presentan al Kohén Gadol una ofrenda que es colocada en la Tienda de Reunión.

Las tribus de Gad y Reubén, dueños de grandes rebaños de ganado, piden autorización para asentarse en las tierras del este del Iardén (río Jordán), buenas para el pastoreo. Moisés les responde que no pueden abandonar a sus hermanos en momentos en que van a conquistar la tierra de Canaan. Queda convenido que recibirán y ocuparán esas tierras sólo después de cruzar con todo el pueblo el río y ayudar en la conquista de la Tierra Prometida, tras lo cual regresaran a Guilad, al este del Iardén, donde permanecen sus familias.

 
 

2- PROCESO DE PAZ


"Si un hombre formulare un voto a Hashem o hiciere un juramento estableciendo una prohibición sobre sí, no violará su palabra. Conforme a todo lo que salga de su boca hará"
(Bamidbar/Números 30:3).

Podemos explicar este versículo a través de las palabras de nuestros Sabios en el Talmud (Trat. Nidá) de que una persona hace un voto en el momento de su nacimiento de que será un tzadik (justo) y no un rashá (malvado). De modo que "Si un hombre formulare un voto a Hashem o hiciere un juramento estableciendo una prohibición sobre sí", significa que cuando, al nacer, juramos ser tzadikim y abstenernos de aquello que la Torá prohíbe, "todo lo que salga de su boca hará"; nunca debemos violar ese juramento y sí cumplir nuestra promesa de llegar a ser una persona íntegra. Esta esclarecedora interpretación debiera ser un axioma en nuestras vidas.

Muchas veces, a lo largo de la vida, nos encontramos en diversas situaciones, tanto buenas como malas, con pruebas y sinsabores todos los días y, frecuentemente, nos preguntamos de dónde sacaremos las fuerzas para continuar. La respuesta es que uno puede perseverar por medio de la fe y, a fin de hacer aflorar esta fe desde lo más recóndito de nuestra alma, debemos ser concientes del origen de nuestra fuerza. A quien carezca de una buena base de fe en el Todopoderoso le faltarán los elementos para enfrentar los desafíos que se le presenten con una actitud de Torá. Si sólo nos imagináramos frente al Tribunal Celestial haciendo votos de ser justos y no malvados, eso nos ayudaría a mantener la promesa formulada al llegar al mundo. Es lamentable que lo olvidemos tan pronto.

A menudo nos reprochamos por no estar en el mismo nivel en que estábamos en etapas más tempranas de nuestra vida. Se suele oír: "Oh, si yo pudiera regresar a cuando tenía 15 años, o a mi bar-mitzvá. En esa época yo hacía todo lo que se debe hacer, pero ahora, míreme, estoy tan alejado que ya no puedo ser tan bueno como antes". Recordemos que tenemos toda una vida para cumplir aquella promesa original y que el momento justo es ahora. La Torá dice: "Banim atem l'Hashem", vosotros sois los hijos de Hashem, y así como un hijo siempre es perdonado por sus padres, de la misma manera Hashem siempre nos perdonará si nuestro arrepentimiento es auténtico.

La imagen de estar parados frente al Trono Celestial sirve para recordarnos nuestro origen real. Conforme entramos en el período de las Tres Semanas, hay otra imagen positiva que puede alentarnos en la vida. Es la del Sagrado Templo que una vez estuvo en pie con todo su esplendor en Jerusalem. Mientras recordamos el Templo, podemos apreciar la singular grandeza del pueblo judío. El Templo no es meramente un pensamiento abstracto sino parte integral de nuestras vidas y sabemos que en el futuro será restaurado a su antigua gloria. Al menos tres veces por día pedimos en nuestros rezos que sea reconstruido, pues nos damos cuenta de que sin él nuestra vida como judíos no está completa. El Templo era una fuente de luz espiritual para todo el mundo, ayudaba a poner todas las cosas en perspectiva y a recordarnos permanentemente que debemos buscar y seguir siempre el camino de Hashem y mantenernos cerca de Él.

Sabemos que una de las razones por las que fue destruido es el sinat jinam, el odio infundado. Nuestros Sabios nos enseñan que será reconstruido con ahabat jinam, amor ilimitado por todos nuestros semejantes. Todos somos responsables de ayudar a reconstruir el Bet Hamikdash. La pregunta es cómo hace cada uno nuestra parte. Mediante actos de bondad, acercándonos a esa persona de la que estábamos alejados y haciendo las paces con ella, llamando o visitando a los que están muy solos (especialmente ancianos), visitando enfermos, etc. Solamente imaginemos si antes del 9 de Ab cada uno de nosotros hiciera las paces con alguien con quien previamente tenía alguna enemistad. Esto seguramente tendría un efecto muy positivo en centenares de miles de personas. ¡Cuánto espera Hashem la unión de todos Sus hijos! Que en mérito de nuestras buenas acciones veamos pronto la Redención final con la llegada del Mashíaj. Amén.

(Basado en Rab D. Goldwasser-Jewish Press)

 

****************************
SHABAT SHALOM
Hasta la proxima semana !!
Judaicasite
****************************

==================================================
Este boletin fue escrito y editado por Judaicasite.
(c) Todos los derechos reservados
==================================================