Inicio > Mis eListas > judaicasite > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 241 al 260 
AsuntoAutor
Boletin Metzora contacto
Boletin Ajare Mot contacto
Kedoshim contacto
Boletin Emor contacto
Boletin Behar contacto
Boletin Bejukotai contacto
Boletin Bamidbar contacto
Boletin Naso contacto
Especial Shavuot contacto
Boletin Behaloteja contacto
Boletin Shelaj Lej contacto
Boletin Koraj contacto
Boletin Jukat contacto
Boletin Balak contacto
Boletin Pinjas contacto
Boletin Matot contacto
Boletin Mase contacto
Boletin Devarim-Ja contacto
Especial Ayuno 9 d contacto
Boletin Vaetjanan- contacto
 << 20 ant. | 10 sig. >>
 
Judaicasite
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 269     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Boletin Vaielej - Shabat Shuba
Fecha: 2 de Octubre, 2008  21:46:28 (+0200)
Autor:contacto <contacto @...........com>

Judaicasite

Si no puede ver correctamente este mail , ingrese aqui
http://www.judaicasite.com/mailinglist/vaielej7.htm
 

Perashá de la semana:
"Vaielej" - Shabat Shuba
(Quinto libro de la Torá: Debarim/Deuteronomio 31:1 31.30
Shabat Shubá (Leemos Hoshea 14:2-10; Ioel 2:11-27; Mija 7:18-20)
www.judaicasite.com
el sitio del Centro Comunitario Sucath David

¡GMAR VEJATIMÁ TOBÁ!
¡Que seamos inscriptos y sellados para un año bueno!!
IOM KIPUR: Jueves 9 de octubre de 2008 (comienza en la víspera, miérc. 8 a la puesta del sol)
SUCOT: comienza lunes 13 de octubre tras la puesta del sol (martes 14 y miérc. 15 son los primeros dos días festivos).
Hoshaná Rabá: lunes 20 de octubre (comienza en la víspera, dom. 19 tras la puesta del sol)
Sheminí Atzeret: lunes 20 de octubre tras la puesta del sol y martes 21.
Simjat Torá : (en la diáspora): martes 21 de octubre tras la puesta del sol y miérc. 22.


Horario Encendido de Velas (Viernes 3 de octubre, 2008; 4 de tishrei, 5769)

Buenos Aires
Jerusalem
Tel Aviv
Haifa
New York
Los Angeles
Miami
Seattle
Antwerp
Santiago, Chile
Caracas
Mexico
Madrid
Sao Pablo

18.47*
17.45
18.01
17.51
18.17
18.17
18.48
18.27
18.59
18.29
17.29
19.05
19.36
17.48

* corresponde a 10 minutos antes de la puesta del sol

CONTENIDO DEL BOLETIN
:

1- Resumen de las Perasha (Porcion Semanal)
2- Hashem Espera nuestro Arrepentimiento


[#] Cómo desuscribirse: ver al final

El mérito de lectura de este boletin es LeRefua Shlema Abraham ben Shoshana

Publicidad valida para Argentina

1- RESUMEN DE LA PERASHA


A la edad de 120 años, Moisés en su último día de vida va de tienda en tienda despidiéndose de su amado pueblo y les anuncia que culmina su tarea de dirigente, animándolos a mantener la fe. Les dice que Hashem siempre estará con ellos y derrotará a sus enemigos. Se encuentre él, Moisés, entre ellos o no, Hashem lo estará y derrotará a sus enemigos. A continuación llama a Iehoshúa frente al pueblo y lo exhorta a ser fuerte y valiente como conductor de Israel y a que deposite su confianza en el Todopoderoso.

Moisés enseña al pueblo la mitzvá de Hakhel: que cada siete años en el primer día de los días intermedios de Sucot, en el año siguiente al de Shemitá (año sabático), toda la nación, incluyendo los niños pequeños, deben reunirse en el Templo para escuchar al Rey leer del Sefer Debarim, aquellas partes que versan sobre la fidelidad a Di-s, el pacto, la recompensa y el castigo, a fin de tener siempre presente su obligación de obedecer al Creador. Di-s le anuncia a Moisés que su fin se acerca y que, por lo tanto, convoque a Iehoshúa a que permanezca a su lado en el Santuario, donde el Creador instruirá a Iehoshúa. Luego Él dice a Moisés y a Iehoshúa que luego de su entrada en Eretz Israel, el pueblo Le será infiel y comenzará a adorar a otros dioses. El Todopoderoso "ocultará Su rostro" totalmente, y parecerá que el Pueblo Judío está a merced del destino siendo objeto de persecuciones.

Di-s ordena a Moisés y a Iehoshúa escribir una canción, Haazinu, que sirva como testimonio de las transgresiones del pueblo judío contra el Todopoderoso. Escribe Moisés este cántico y se lo enseña a los Hijos de Israel. Luego completa su trascripción del libro de la Torá y ordena a los Levitas que la coloquen a un costado del Arca del Pacto de Di-s, para que permanezca allí como testimonio y que jamás nadie escriba un nuevo rollo de Torá diferente del original.

 
 

2- HASHEM ESPERA NUESTRO ARREPENTIMIENTO

El Rabino Shalom Schwadron solía narrar la siguiente historia:
Había cierta vez un hombre que tenía un hijo que era toda su alegría. Cuando el hijo creció, decidió viajar a una tierra lejana más allá del mar. El pobre padre quedó sumamente triste por la partida de su hijo.

Pasaron los años, el hijo se casó y tuvo varios niños. El padre deseaba mucho verlo a él y conocer a su nuera y a sus nietos. Constantemente les escribía invitándolos a visitarlo. Sin embargo, cada vez que le extendía la invitación, el hijo siempre respondía que, por una razón u otra, no vislumbraba que pudiera hacerle una visita en un futuro cercano. Dado el caso y como el padre sentía ansias por verlo, le escribió diciendo que él haría el largo viaje e iría a visitarlo para conocer a su familia.

Desde que tomó la resolución, se ocupó ajetreadamente con toda clase de preparaciones. Su entusiasmo crecía conforme se aproximaba la fecha de su partida. Finalmente, el día llegó. Se embarcó en una nave cargado de paquetes y regalos para el hijo y su familia. Cada día que pasaba, el padre no cesaba de pensar acerca del hecho de que pronto los vería. De tiempo en tiempo subía a cubierta y observaba el horizonte para ver si se divisaba tierra y su corazón latía fuertemente pensando en el ansiado reencuentro. Cuando el barco alcanzó el puerto, escudriñó al público que aguardaba, esperando ver el rostro de su hijo, pero no pudo encontrarlo. No tuvo más opción que esperar hasta desembarcar para después buscarlo.

Fácil es de imaginar su angustia al ver que el hijo no estaba allí. De todos modos, no pensó mal de él sino que asumió que estaría tan ocupado con los preparativos de su inminente arribo que no había podido ir al puerto. Para no desperdiciar el precioso tiempo, el padre se apresuró hasta la estación de tren a fin para abordar el siguiente tren a la ciudad donde residía su hijo. Durante todo el trayecto, estaba seguro de que su hijo lo estaría aguardando en la estación. Su emoción crecía a cada instante. Cuando el tren arribó a la estación, descendió rápidamente sin perder un instante. Pero su decepción al no encontrarlo fue mayor que antes. Sin embargo, ahora sus pensamientos ya no estaban tan enfocados en el hecho de que su hijo estaba ocupado con las preparaciones sino que comenzaba a preocuparse. ¿Habría tenido un accidente? ¿Estarían todo bien?

Con el corazón lleno de inquietud y ansiedad, tomó un taxi para dirigirse a la casa de su hijo. Y comenzó a imaginarse el cálido recibimiento que lo aguardaría allí. Sin embargo, su sueño se hizo nuevamente trizas. Al llegar a la casa, encontró todas las cortinas corridas y sólo una débil luz colándose desde una de las ventanas. Otra vez, el padre comenzó a preocuparse. ¿Estarían todos sanos? ¿Habría ocurrido algo?

Con manos temblorosas comenzó a golpear la puerta. Golpeó y esperó una respuesta pero nada se oyó. Golpeó nuevamente, esta vez más fuerte, pero un hubo respuesta. Finalmente, luego de golpear por tercera vez, oyó un débil: "¿Quién es?" proviniendo del interior. El padre reconoció inmediatamente la voz: era su hijo, a quien tanto ansiaba ver. Su entusiasmo no tuvo límites al pensar que sólo una puerta lo separaba de él. El padre respondió: "¡Soy tu padre que viajó desde lejos para venir a verte! ¡Por favor, abre la puerta!".

Luego de unos instantes de silencio, el hijo respondió: "Padre, ya me quitado la ropa para dormir. ¿Sería mucho problema si te quedaras esta noche en el hotel de enfrente? Ya estoy acostado y me es un poco difícil llegar hasta la puerta ahora. Te veré mañana a primera hora". Cuando el padre oyó esto, quedó descorazonado y furioso. Pensó: "Por años he deseado tanto ver a mi hijo. Tenía esperanzas de que me honrara con su visita pero eso no sucedió; yo tuve que venir a visitarlo. No tenía dudas de que estaría con sus niños esperándome en el puerto, pero, sin embargo, tampoco hizo eso. Pensé que, quizás, tuvo una razón que le impidió llegar al puerto pero que, ciertamente, estaría en la estación. Tampoco estaba allí. Finalmente llegué hasta su casa sólo para encontrarla a oscuras. Golpeo a la puerta y me encuentro con que mi hijo es muy perezoso para dejarme siquiera entrar. Después de todo esto, ¿debo ir y ESPERARLO en un hotel? ¡Ciertamente NO haré eso!". Hizo señas al primer taxi que encontró y se dirigió hacia la estación de tren. Tomó el primer tren hasta el puerto e, inmediatamente, abordó un barco que enfilaba hacia su tierra, sin siquiera ver a su hijo.

A la mañana siguiente, el hijo despertó. Su corazón estaba lleno de remordimiento y pesar por la forma en que había tratado a su padre la noche anterior. Rápidamente se vistió y corrió al hotel para encontrarse con él. Es imposible describir la angustia, el remordimiento y el dolor que sintió al descubrir que no estaba allí.

A través de todo el año, Hashem espera que Sus hijos, el pueblo de Israel, retornen a Él con todo el corazón. Hashem ve que no mostramos celeridad ni corremos a arrepentirnos. Por lo tanto, durante esta época del año, Él viene hacia nosotros. Estos son días de misericordia, por lo cual es mucho más fácil para nosotros retornar y arrepentirnos. Sin embargo, mucha gente no aprovecha esta oportunidad. Hashem viene a nosotros pero he aquí que ni siquiera Le abrimos una puerta.

Él no solamente nos dio el mes de Elul y la festividad de Rosh Hashaná para arrepentirnos sino que también nos dio los Diez Días de Arrepentimiento. Dejar pasar ambas oportunidades es causarle a Hashem angustia, tal como ese padre que tanto se entristeció cuando su hijo no fue a recibirlo. En Iom Kipur Hashem está golpeando en las puertas de nuestro corazón, deseando que Lo dejemos entrar. Afortunadamente, a diferencia del hijo de la historia, al menos eso sí haremos para que no tengamos que lamentar nuestro error más tarde.

(Fuentes: Iehuda Prero-Torah.org)

Mensaje para nuestros lectores

Con mucha alegría y agradecimiento a Hashem, queremos informarles que ya funciona la nueva interface de nuestro sitio en internet (www.judaicasite.com o www.sucathdavid.org.ar). El mismo refleja grandes cambios, principalmente producto del vertiginoso crecimiento que tuvo la institución que edita este boletin, Centro Comunitario Sucath David. Todos los servicios y actividades que ofrecemos tienen una presencia destacada en el sitio, que irá acompañado del habitual contenido judaico que lentamente iremos subiendo al nuevo formato.
Cualquier duda, contactenos a contacto@sucathdavid.org.ar
Shana Tova!!

 

****************************
SHABAT SHALOM
Hasta la proxima semana !!
Centro Comunitario Sucath David
(c) Judaicasite

****************************