Inicio > Mis eListas > lea > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1141 al 1170 
AsuntoAutor
Negocio minero req Julio Ce
Re: Y la fibra opt rrodrigu
Re: Solicito_Infor G.R.E.E.
Re: Solicito Infor Jaime E.
Mas del Proyecto C anna pon
Re: Solicito_Infor Geuca Ve
Re: nadie es prote Lucio Mu
Energía Eléctrica Alberto
ISLA DE AVES Julio Ce
EMERGENCIA ECOLOGI Julio Ce
Energía Eléctrica Alberto
CARICOM RECHAZA SO Julio Ce
Santa Elena de Uai anna pon
Edo. Bolívar, Parq anna pon
Edo. Bolívar - El anna pon
Arte y Quino Héctor B
RE: Solicito Infor Interfaz
Editorial de "El A Alberto
Asaltando la solid Vitae
Re: INVITADOS A L Profesor
Quino y la Burocra Héctor B
CVG presenta plan Interfaz
¿Sector del PN "El Jose Rod
LAMENTABLE NOTICIA Alberto
Panorama y el Parq Vitae
RE: Panorama y el Interfaz
A cada cochino le Héctor B
Deuda ecológica, a JAPM
El punto G JAPM
Gestión de desecho JAPM
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Lista Ecologia y Ambiente - VZLA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1555     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[LEA-Venezuela] Editorial de "El Aragüeño" de hoy
Fecha:Lunes, 9 de Julio, 2001  00:11:45 (-0400)
Autor:Alberto Fernández Badillo <alfernan1 @..........ve>

Estimados amigos de la Lista de Ecología y Ambiente (LEA):
A continuación les envío el Editorial del "Diario El Aragüeño" de Maracay, sin duda el más imparcial y veraz de nuestro Estado Aragua. Trata sobre la situación preocupante del Zoológico Las Delicias y comparto mucho de lo que señala. Nuestro Zoológico de Las Delicias, el primero de Venezuela, merece un trato mejor!!! ¿Qué ha pasado con las promesas de reestructurar sus espacios y redimensionar sus posibilidades para seguir siendo un lugar recreativo y en especial educativo para los maracayeros. ¿Quien nos puede dar luces de lo que se está pensando hacer?
Saludos 
Dr. Alberto Fernández Badillo
Asesoría Ambiental
Profesor Titular Jubilado
Universidad Central de Venezuela
Facultad de Agronomía
alfernan1@telcel.net.ve

Editorial (El Aragüeño, Domingo 8 de Julio de 2001)
Jamás se había visto tanta negligencia como en el caso del Parque Zoológico de Las Delicias, parte importantísima de la Ciudad Jardín. Han desaparecido muchos animales sin que se vislumbre posibilidad alguna de reposición; en otros casos el abandono a su suerte transgrede las normas más elementales de conmiseración hacia seres vivos, que además de tenerlos en cautiverio, no se les alimenta como debe ser. Un parque zoológico está destinado no sólo a la observación de los animales por parte de quienes visitan tales lugares, sino además, al mantenimiento de la atracción en condiciones óptimas de salud. Pero no puede ser que el descuido haya llegado a extremos, hasta el punto que ya no es ni la sombra del lugar amable, adonde acudían los maracayeros cada día; la irresponsabilidad, el descuido, la falta de diligencia y la indolencia hacia un símbolo de Maracay, presenta el cuadro deprimente actual. El organismo encargado de mantener el Parque Zoológico de Las Delicias no lo está haciendo bien; todo lo contrario, parecería que existe un plan preconcebido para no mejorar las instalaciones. ¿Por qué? Nadie está en condiciones de responder tal pregunta. Mientras en el mundo entero, incluyendo la capital nacional con el Parque de Caricuao, los zoológicos no mantienen enjaulados a los animales, sino que se procura un mayor contacto de éstos con los seres humanos, en Las Delicias, todavía seguimos por la vieja rutina con los pocos ejemplares que quedan. Siempre hemos sostenido que INPARQUES no está cumpliendo con sus obligaciones, tal como ha quedado demostrado cuando provocan la virtual paralización de la prolongación de la José Casanova Godoy, al no emitir un pronunciamiento a tiempo acerca del impacto ambiental que causará esta vital obra. Es decir, que INPARQUES no decide a tiempo y causa muchos inconvenientes a la capital de Aragua. El Parque Zoológico Las Delicias tiene que ser rescatado por muchas razones: es un sitio para la recreación de los maracayeros, papel cumplido durante décadas; está ubicado en una posición envidiable de fácil acceso, lo que por cierto ha despertado muchas ambiciones, entre ellas de gente que quisiera ponerle la mano a ese terreno para urbanizarlo; además, Maracay merece conservar lo poco que le queda de generaciones pasadas, como recuerdo de lo que somos y hacia donde marchamos. Permitir que el Zoológico desaparezca, que los animales mueran y no sean sustituidos por otros, es una actitud que desdice de la responsabilidad que todos tenemos en esta capital. Proceder en el sentido de callarnos para no herir susceptibilidades, es además de una actitud poco inteligente, la prevaricación con el deber de denunciar todo cuanto sintamos está desmejorado como servicio, siendo en consecuencia, perjudicial para el interés colectivo, sería una actitud indigna.