Inicio > Mis eListas > mediosmedios > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3221 al 3240 
AsuntoAutor
EL AGUA Roberto
PARTIDOS Y CÁMARAS Roberto
OPINIÓN EN LA JORN Roberto
Bancos Néstor C
A mí me gusta que Roberto
«Jimi Hendrix fue Mediosme
Fútbol y globaliza Mediosme
HUELGA EN AROMÉXIC Roberto
Mundial de fútbol Llorenç
MONÓLOGO SOBRE EL Roberto
Bolsa de Trabajo G Mediosme
Argentina: La prop Mediosme
Acuerdos rápidos Roberto
RV: Los Simpson Morelis
Plan Colombia Morelis
Re: Mundial de fút Mariano
peligro Morelis
La democracia como Morelis
RV: Problemas Morelis
Modelos. Por Eduar Mediosme
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Mediosmedios
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3224     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mediosmedios] EL AGUA
Fecha:Sabado, 1 de Junio, 2002  09:41:14 (-0500)
Autor:Roberto Rodríguez Baños <roberrb1 @...........mx>

El proyecto requiere una inversión de mil 535 millones de pesos, informa Conagua

Presentan estrategia para rescatar al año 395 millones de metros cúbicos de agua del río Bravo

La escasez del líquido, tan importante como el combate a la pobreza o a la inseguridad: PAN

ROBERTO GARDUÑO

El gobierno del presidente Vicente Fox presentó en la Cámara de Diputados la propuesta para el uso sustentable del agua superficial en el río Bravo, con el propósito de "rescatar" 395 millones de metros cúbicos del líquido al año, que serían utilizados en parte para abonar a la deuda contraída con Estados Unidos.

Cristóbal Jaime Jáquez, presidente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), informó que con una inversión de mil 535 millones de pesos, la administración federal tecnificará los sistemas de riego en el río Conchos con obras de revestimiento, entubamiento, nivelación de tierra y pozos para aprovechar el caudal de ese afluente del río Bravo, en el que de cada 100 litros de agua se desperdician 70.

La intención de las autoridades es incrementar el volumen de agua que llega al río Bravo, con lo que los productores de Estados Unidos y México tendrían la oportunidad de disponer de mayores cantidades del líquido. Las obras de infraestructura citadas se financiarán con recursos que estaban destinados a la construcción de la presa Huites, ubicada en territorio mexicano.

La exposición del titular de Conagua propició diversas reacciones adversas de los legisladores de PRI, PRD y PVEM. Los tres institutos políticos reprobaron el papel del gobierno mexicano, al que se llegó a considerar "traidor" a la patria. Más conciliador, pero en tono de preocupación, Felipe Calderón, coordinador de la bancada del PAN en San Lázaro, advirtió que "el tema del agua ya es de seguridad nacional... ya está haciendo explosión que puede dividirnos como mexicanos si no actuamos a tiempo".

El ingeniero Jaime Jáquez enumeró sin contratiempo los principales ejes de la propuesta que el presidente Vicente Fox hará dentro de 15 días a Estados Unidos, porque "necesitábamos consensarlo con los actores nacionales, que son los gobiernos de los estados, los diputados y la Cámara de Senadores, antes de plantearlo hacia el exterior".

Las dos partes del proyecto

El proyecto consta de dos partes. La primera refiere que el Conchos, que aporta 60 por ciento del volumen de agua que conduce el Bravo, es el principal objetivo para reactivar esa cuenca, donde además el arroyo Las Vacas y los ríos San Diego, San Rodrigo y Escondido aportan el restante 40 por ciento del total.

El titular de la comisión dijo a los diputados que el déficit en las entregas de agua a Estados Unidos obedece a la disminución de las entradas a las presas La Amistad y Falcón, en las que la baja es de 52 por ciento, porque antes de 1992 la media anual era de 4 mil 674 millones de metros cúbicos, y a mediados del año pasado ésta alcanzó los 2 mil 253 millones de metros cúbicos.

Y la segunda parte de la propuesta tiene que ver con las iniciativas de rescate de la cuenca del río Bravo, en el que el gobierno del presidente Fox manifiesta que es necesario revisar las políticas de operación de las presas y los criterios de distribución del agua y de los diferentes usuarios, así como reordenar productivamente los distritos de riego.

En ese ámbito las propuestas a mediano plazo para garantizar el abasto de agua a Estados Unidos son las siguientes: hacer la distribución del líquido de manera integral y no por subcuencas; limitar las dotaciones anuales de volúmenes para riego a los valores concesionados; distribuir el agua para riego de forma equitativa, tomando en cuenta los derechos históricos de los usuarios; tecnificar la superficie sustentable de los distritos y unidades de riego del río Conchos, para que una parte del volumen recuperado sea transferido al Bravo y satisfacer la demanda de agua de las ciudades fronterizas y de la agricultura de Tamaulipas; y cumplir con el tratado de 1944.

La estrategia para tecnificar los distritos y unidades de riego del Conchos requerirá de un monto de mil 535 millones de pesos que serán tomados del presupuesto contemplado para la conclusión de las obras de la presa Huites. A decir del director de la Conagua, el proceso tecnificador proveerá de distintos beneficios a los productores asentados cerca del río Conchos. Se pretende dar mayor certidumbre en el agua de riego, disponer por igual del líquido en todos los cultivos, mayores rendimientos de las siembras, mejor calidad de las cosechas y el consecuente incremento del valor de la tierra.

La propuesta gubernamental sostiene que los beneficios para México tienen que ver con el uso sustentable del agua superficial en el río Bravo, y propiciará una distribución equitativa de la misma entre los estados fronterizos del citado afluente, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Necesarios, 64 mil millones de pesos para la inversión hidráulica

Cristóbal Jaime Jáquez pintó un panorama sombrío en el tema de los recursos hidráulicos en México, porque, recordó, al mes de diciembre del año pasado los adeudos de los municipios por concepto de pago del líquido ascendían a 72 mil millones de pesos. El 21 de diciembre del mismo año el presidente Vicente Fox firmó dos decretos de condonación de esos adeudos a condición de que iniciara un proceso de pago de derechos a partir del mes de enero del presente.

Además, anunció que los cálculos de Conagua para invertir en infraestructura de riego ascienden a 50 mil millones de pesos, y para dar mantenimiento y extender la red de agua potable son necesarios 14 mil millones de pesos más.

Las respuestas a la exposición del director de la Conagua fueron inmediatas. La diputada perredista Miroslava García refutó a Jaime Jáquez, porque éste dio por hecho, según datos de la dependencia, que las precipitaciones pluviales se incrementarán para el mes de octubre, hecho que redundará en un mayor escurrimiento sobre el río Bravo y sus afluentes: "nos falta contar con la opinión de especialistas para que nos hablen sobre las previsiones climáticas. Es peligroso que la Conagua diga que habrá precipitaciones, si los científicos de la UNAM señalan que el fenómeno de El Niño va a agudizarse en los próximos años".

Además, la legisladora preguntó al funcionario público: ¿cuándo se va a pagar lo que se adeuda a los productores del distrito de riego 025?

Cristóbal Jaime Jáquez replicó que no se ha cubierto el pago total de las indemnizaciones, comprometidas por el presidente Vicente Fox, porque "la Cámara de Diputados no asignó recursos para el distrito de riego 025". El funcionario, con esto, atribuyó a legisladores la responsabilidad del incumplimiento del Ejecutivo federal.

Fue el priísta Librado Treviño quien puso las cosas en su lugar sobre ese tema, porque le recordó al ingeniero Jaime Jáquez que "cuando usted firmó el convenio para pagarles la indemnización que no cubría los daños y perjuicios que se nos ocasionaron, yo estuve a 20 metros. ¿Qué pedimos? La intención es que se nos pague, que se nos pague, para informar que seguimos adelante en nuestra lucha por que se cumpla la ley violada, violada la Constitución, violados los derechos humanos, violado el tratado del 44, violada la soberanía del Senado, violado todo".

Después, el legislador del Partido Verde Ecologista Concepción Salazar afirmó que el gobierno del presidente Vicente Fox "no sólo ha violado la Constitución mexicana con el cambio del tratado de aguas de 1944, sino que además ha cometido traición a la patria al entregar a otro país el líquido que es parte de nuestro territorio nacional. Con sus acciones el Presidente pone en evidencia su servilismo a Estados Unidos, así como su indiferencia ante la problemática ambiental del territorio mexicano".

Problema de seguridad nacional: Felipe Calderón

En su turno, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, el panista Felipe Calderón, consideró que el tratado de 1944 no debe ser revisado, porque conviene directamente a los intereses de México, ya que se entrega la quinta parte de agua a Estados Unidos y México se queda con el resto.

Calderón advirtió que el problema de fondo es que se está acabando el agua, no sólo en la cuenca del río Bravo, sino en una amplia zona del país: "estamos arribando a una crisis de agua que ahora se expresa en un problema binacional, pero tiene dimensiones profundas, y México tiene que atender con urgencia y prioridad. Creemos, y la opinión pública nos dice que los principales problemas son el de la pobreza o el de la inseguridad, pero la verdad a mí me queda claro, yo concluyo que el problema más grave estructuralmente de México es el del agua, y no lo hemos sabido afrontar".

El líder de la bancada panista también respondió al director de Conagua, en el sentido de que la Cámara de Diputados no sólo no quitó recursos a esa dependencia, sino que en la negociación del presupuesto 2002 le autorizó 600 millones de pesos más para su operación.

La intervención del legislador blanquiazul redundó en un llamado para iniciar una revolución cultural y política en materia de agua, porque "México está a punto de quedarse sin el líquido en más de la mitad de su territorio, necesitamos actuar rápido, debemos entrar a fondo, destinar no cientos, sino miles de millones de pesos para resolver el problema. Es urgente convencer a todas las autoridades de PAN, PRI y PRD de que es obligatorio jerarquizar la inversión de infraestructura para evitar que se siga filtrando el agua y se pierda irremisiblemente para evitar que estallen crisis regionales".

Y sobre esas crisis, el líder parlamentario dijo que en el valle de México se genera una "crisis potencial", porque se está acabando el líquido, y a la vez se registra la reducción de caudales de la cuenca Lerma-Chapala.

"Hay una crisis que el caso del río Bravo nos ha puesto en evidencia, yo creo que ya tenemos en curso otras crisis en la mayoría del territorio nacional. A mi manera de ver es un problema que está haciendo explosión y puede dividirnos como mexicanos si no actuamos a tiempo. No implica que neguemos la importancia del tema de la pobreza, pero tenemos que resolver el problema del agua; no implica que desconozcamos el problema de la inseguridad, pero es indudable que el agua es ya un tema de seguridad nacional".

Temen que ceda a presiones por reparto de agua y "haga otras barbaridades"

Preocupados, senadores posponen discusión para aprobar viaje del Presidente a EU

ANDREA BECERRIL

La solicitud del presidente Vicente Fox para viajar a fin de mes a Texas, Estados Unidos, tiene preocupados a los legisladores, a tal grado que decidieron posponer 15 días la discusión de ese punto en la Comisión Permanente, con el propósito de tener tiempo suficiente para analizar las implicaciones de esa visita del Ejecutivo al estado con el que mayores problemas ha habido por la repartición del agua del río Bravo.

La preocupación de senadores de PRI y PRD es que Fox ceda ante las presiones de los texanos y haga compromisos lesivos para México. Por ello impulsan la propuesta de que la Comisión Permanente conmine al jefe del Ejecutivo a no hacer ofrecimientos al margen del tratado internacional sobre la repartición del agua de la cuenca del Bravo.

El priísta Oscar Luebbert resaltó que antes de comenzar su gira por Texas, Fox debe hacer la declaratoria de sequía extrema en la frontera, ya que ello le permitiría negociar un plazo adicional para la entrega del líquido a Estados Unidos, además de dar a conocer públicamente una postura definida en el sentido de que no ha habido incumplimiento alguno al tratado internacional en la materia.

En tanto, Oscar Cantón Zetina, también del PRI, consideró que deberá acotarse a Fox para evitar que vaya a comprometerse con los agricultores de Texas a entregar agua. El perredista Demetrio Sodi comentó que el Presidente debe valorar los riesgos de esa gira por Estados Unidos, en la que incluso podría ser objeto de nuevas presiones o desaires.

El viaje a Texas forma parte del paquete que el Ejecutivo federal envió al Senado -relación de giras al extranjero en lo que resta del año-, pero el pasado día 21 la Presidencia hizo llegar a esa Cámara precisiones al mismo. Entre ellas, que "la visita de trabajo a las ciudades de Austin, Dallas y San Antonio se recorrería un día, iniciando el 25 de junio y no el 26", como se había planteando originalmente, y culminará el día 27.

La Comisión Permanente no turnó a comisiones la petición y lo hará hasta el próximo miércoles, por lo que se habrá de discutir ocho días después. Antes, los legisladores se reunirán con el subsecretario de Relaciones Exteriores, Enrique Berruga, con el propósito de que les informe de manera detallada los objetivos de ese viaje y las posibles repercusiones en el conflicto del agua con Estados Unidos.

Al respecto, Luebbert, uno de los legisladores que más ha participado en la discusión sobre el tema, hizo notar que esa gira por Texas se propuso antes de que se diera la confrontación por el reparto del agua del río Bravo, y el Presidente tiene programado reunirse con el gobernador de ese estado, empresarios y mexicanos que residen allá.

"Aunque el tema del agua no está incluido, es obvio que va a salir a relucir. Creo que es una oportunidad extraordinaria para que el Presidente aclare los malentendidos ante los texanos e insista en que el ánimo de México es llevar una relación de amistad y colaboración con Estados Unidos, y que en ese sentido está tomando acciones serias para ordenar la cuenca del Bravo, pero sobre todo debe recalcar que estamos cumpliendo con los términos y plazos del tratado en medio de una fuerte sequía."

Cuestionado sobre el riesgo de que Fox ceda ante los texanos y ofrezca entregar agua que no hay, Luebbert comentó que prefiere pensar que después de tanto debate habrá una postura "más sensata en el gobierno federal y que el Presidente aprovechará su estancia en Texas para rencauzar el debate y salirnos de la confrontación".

En ese sentido, consideró que será fundamental que el jefe del Ejecutivo fije públicamente su postura antes de viajar a Texas, porque "no nos queda claro si lo expresado por el secretario de Gobernación, Santiago Creel -quien dejó en claro que no hay agua que repartir- es lo definitivo".

Insistió: "Es muy conveniente tener una postura ya formal en el sentido de que no hay incumplimiento del tratado. Además, de que el secretario de Agricultura, Javier Usabiaga, deje de declarar que no hay sequía, porque para la negociación del tratado es particularmente importante una declaratoria de sequía extrema".

Se necesita, abundó, "que Fox lleve esa carta bajo el brazo, ya que con la declaratoria de sequía dispondríamos de un plazo adicional de cinco años para cubrir el faltante de agua".

"Solicitar coherencia a Fox, como pedir peras al olmo"

Al respecto, el también senador del PRI Humberto Roque Villanueva consideró que "pedirle a Fox coherencia es como pedir peras al olmo", y lo más seguro es que de nueva cuenta se vaya a meter "en un broncón". Por ello, dijo, lo que procede es que la Comisión Permanente le exija definir la posición que habrá de llevar ante los texanos, para que no vaya a suscribir compromisos lesivos para el país "ni a cometer alguna otra barbaridad. Con ello coincidió el también legislador del tricolor Oscar Cantón Zetina.

"La Comisión Permanente tiene que aprobarle el viaje, aunque debe dejar en claro que a lo mejor el Ejecutivo sufre algún desaire, porque los texanos, sin razón, están indignados y no vaya a ser que la visita de Fox enardezca los ánimos, pero eso tiene que juzgarlo y valorarlo el propio Presidente", señaló, a su vez, el perredista Sodi de la Tijera.

Advirtió, sin embargo, que si a Fox "se le ocurre firmar algún convenio que vaya más allá del tratado va a tener que responder al Poder Legislativo y enfrentar a los agricultores y gobernadores del norte del país".

Asegura que en la entidad hay una grave sequía

Chihuahua ya no puede pagar cuota de agua, dice la junta de saneamiento

RUBEN VILLALPANDO CORRESPONSAL

Ciudad Juarez, Chih., 31 de mayo. El presidente de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), Horacio Almazán Galache, manifestó que la empresa no puede seguir pagando la cuota de agua -431.7 millones de metros cúbicos por año- establecida en el convenio firmado en 1944 entre México y Estados Unidos, ya que los únicos beneficiados con ese acuerdo son los estados de Texas, Tamaulipas y Coahuila, y el más perjudicado es Chihuahua.

"Al estado, ubicado en una zona desértica y árida, le corresponde cubrir 55 por ciento de la cuota establecida; sin embargo, en los hechos, se paga toda por la cuenca del río Bravo y en muchas ocasiones se ha entregado agua de más, lo que no es considerado un adelanto por las autoridades estadunidenses, que solamente contabilizan cuando se les entrega menos de lo pactado", sostuvo.

De acuerdo con información archivada, dijo, "hasta 1996 se entregó agua en exceso a Texas por la cuenca del río, ya que los 431 millones de metros cúbicos por año se pagan en quinquenios, pero en cinco ocasiones se ha dado el equivalente a esa cantidad en menos de un año", señaló Almazán, quien expresó que "es raro el reclamo a Chihuahua, sobre todo cuando se registra una competencia electoral por la gubernatura de Texas.

"En estos momentos no se debe agua, ya que el actual quinquenio, el número 27 desde que se estableció el convenio en 1944, vence hasta septiembre de este año". Aceptó que existe un rezago de mil 600 millones de metros cúbicos que se pueden cubrir en el siguiente ciclo, que comenzará en septiembre, como lo establece el tratado entre ambas naciones.

Almazán señaló que en el tratado de 1944 se plantea que si alguno de los estados fronterizos de México o Estados Unidos sufría una sequía aguda lo ayudarían otras entidades de la región; sin embargo, Chihuahua no puede recibir agua porque está en una zona alta. Por eso se propone que se paguen las cuotas establecidas con otras cuencas fronterizas, para que esta entidad pueda utilizar el poco líquido que tiene.

Otro problema es el convenio de 1906, el cual establece que Estados Unidos debe entregar un promedio de 74 millones de metros cúbicos de agua del río Bravo por año, para beneficiar a los agricultores del valle de Juárez, compromiso que no han cumplido los estadunidenses.

Para empezar, dijo Almazán, tardaron 10 años en comenzar a entregar el agua, luego de firmado el convenio, y en ocasiones solamente daban alrededor de 10 por ciento de la cuota.

Falso, que en el estado haya reservas del líquido

El titular de la JCAS desmintió a autoridades, senadores y agricultores de ese país, quienes aseguraron que Chihuahua tiene agua en las presas y que la utilizan como reserva para uso industrial. Precisó que para este rubro solamente se destina 0.78 por ciento del total, mientras que para uso agrícola es de 89.24 y para consumo humano es de 9.30.

También informó que acudieron al Senado de Estados Unidos para demostrar que las fotografías satelitales que sacaron de las presas de Chihuahua no muestran la cantidad de líquido que tienen, ya que se deben tomar en cuenta factores como la profundidad.

Para dar una idea de la sequía que se vive sobre la región, manifestó que el promedio de lluvias en el estado es de 357 milímetros por año, mientras que en Tabasco es de 2 mil; sin embargo, de 1993 a la fecha se ha desplomado en aproximadamente 22 por ciento. Actualmente se presentan 279 milímetros anualmente.

El tratado de aguas entre México y Estados Unidos, firmado en 1944, fue en otras condiciones de población y considerando una precipitación de 357 milímetros. En éste se establecía que Tamaulipas debía entregar 90 mil 657 millones de metros cúbicos anuales (21 por ciento del total), Coahuila 103 mil 65 millones de metros cúbicos, 24 por ciento, y Chihuahua, a través del río Conchos, 237 mil 41 millones de metros cúbicos, 55 por ciento, situación desventajosa para la entidad.

Dijo que para que el Senado de Estados Unidos y el gobierno federal de México se den cuenta de la grave situación que prevalece en Chihuahua, le solicitaron a la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) que realice estudios de las presas sin intervención de funcionarios de la entidad, para que se demuestre la grave escasez del líquido por la sequía que comenzó en 1993.