Inicio > Mis eListas > mediosmedios > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3241 al 3260 
AsuntoAutor
Re: hiper-textos-t Álvaro
RE: hiper-textos-t Morelis
Los "Flyers": otra Mediosme
Traducciones Mediosme
Del inefable Bush Roberto
Atenco Roberto
ENERGÉTICOS Roberto
MÉXICO, INSURGENCI Roberto
PRESOS POLÍTICOS Roberto
¿Quién se apropia Roberto
Guatemala, en la i Llorenç
MATANZA EN OAXACA Roberto
PARTIDOS POLÍTICOS Roberto
Chávez Morelis
LOS POBRES COMO HI aquavit
CIUDAD CAPITAL Roberto
Escala: S. J. Goul Roberto
RV: Encuentro de E Morelis
PARTIDOS POLÍTICOS Roberto
OPINIÓN Y ANÁLISIS Roberto
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Mediosmedios
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3249     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mediosmedios] Atenco
Fecha:Domingo, 2 de Junio, 2002  10:42:06 (-0500)
Autor:Roberto Rodríguez Baños <roberrb1 @...........mx>

La embajada de Bulgaria les pidió negociar la libertad de Krassimir Kiriloviankov

Rechazan campesinos de Atenco liberar a los empleados retenidos

Exigen la documentación completa de los estudios que realizaban en torno al nuevo aeropuerto

JAVIER SALINAS CESAREO Y RENE RAMON ALVARADO CORRESPONSALES

San Salvador Atenco, Mex., 1º de junio. La empresa Sistemas Avanzados y Proyectos, cuyos trabajadores y director general, Krassimir Kiriloviankov ¿de origen búlgaro?, permanecen retenidos desde la noche del viernes por habitantes y campesinos de esta localidad, fue contratada para realizar trabajos en los ejidos expropiados de fotogrametría, topografía y cartografía para el plan de construcción del sistema de tres autopistas en torno al proyecto de nuevo aeropuerto en Texcoco, requerido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Insistente petición diplomática

Personal de la embajada de Bulgaria en México se comunicó vía telefónica -en varias ocasiones- con los campesinos pidiendo una negociación para liberar a Kiriloviankov, sin embargo, los ejidatarios advirtieron que no lo liberarán hasta en tanto se les entregue la documentación completa de los estudios que ha realizado dicha empresa en torno a la construcción de la nueva terminal aérea.

La detención de los ingenieros y topógrafos demuestra que el gobierno federal ''violó los ordenamientos de la justicia federal, que otorgó la suspensión de plano del decreto al ejido San Salvador Atenco''. La suspensión, concedida por un juez federal de Nezahualcóyotl, impide la realización de cualquier obra o trabajo en estos terrenos, sostuvieron abogados de los núcleos ejidales expropiados el pasado 22 de octubre.

Según consta en un documento, la empresa Sistemas Avanzados y Proyectos fue contratada desde el pasado 14 de mayo para efectuar dichos estudios de parte del Grupo OHL (Obrascón Huerte Lain) sucursal México. A este grupo empresarial la SCT del estado de México le asignó el proyecto técnico y estudio de factibilidad del sistema de autopistas del oriente de la entidad.

Las tres autopistas del proyecto que se planea conecten con el nuevo aeropuerto en Texcoco son: Atizapán-Venta de Carpio y sus ramales Huehuetoca y Ecatepec-Venta de Carpio-Texcoco-Chalco y Chalco-Nepantla.

Durante este sábado, los cuatro trabajadores de la empresa, detenidos desde la noche del viernes -Edmundo Lozada, José Luis López, Juan Carlos Jiménez y Jonathan Valle-, así como su director Krassimir Kiriloviankov y su acompañante Gerardo Agustín Galgera, continuaron retenidos por los campesinos. Por la tarde, los ejidatarios liberaron a Jonathan Valle debido a su deteriorada condición de salud.

Kiriloviankov informó en asamblea a los atenquenses que desde hace 15 días se iniciaron en sus ejidos los trabajos de levantamiento de fotogrametría, cartografía y topografía para la elaboración de los proyectos carreteros. Explicó que por este trabajo cobrarían un millón 575 mil 776 pesos.

Las labores comenzaron el viernes

Juan Carlos Jiménez Márquez, ingeniero de la obra, abundó que desde el pasado viernes a las 17 horas instalaron en tres puntos del valle de México (El Caracol, en Ecatepec; los ejidos de San Salvador Atenco, y en el municipio de San Vicente Chicoloapan) tres equipos GPS, que sirven para dar un posicionamiento y obtener coordenadas geográficas.

Detalló que estos aparatos reciben una señal satelital ''formando una triangulación para obtener una precisión en el levantamiento geodésico que permite la restitución de las fotografías áreas, tomadas con anterioridad desde un helicóptero, las cuales no tienen las coordenadas exactas por el movimiento de la aeronave''.

De acuerdo con los planos, fotografías y trípticos que los ejidatarios confiscaron a los trabajadores, el plan de tres autopistas del oriente del estado de México forma parte del Proyecto regional de gran visión, ocho entidades federativas. En éste se especifican los trazos carreteros que se construirán en torno al nuevo aeropuerto.

La documentación detalla los trazos de las nuevas vialidades que conectarán a la terminal aérea con los estados de México, Tlaxcala, Morelos, Hidalgo, Puebla, Michoacán, Guerrero, Veracruz, así como al Distrito Federal.

Durante todo el día se vivió tensión en San Salvador Atenco. Los tres equipos GPS, tripiés y la información fotográfica y documental que les confiscaron, así como una camioneta Nissan y un auto Máxima, permanecieron en la explanada principal, lo que provocó el enojo de los campesinos, pues dijeron: ''El aeropuerto ya empezó a construirse pese a que nosotros nos oponemos y tenemos a nuestro favor un amparo''.

El ingeniero búlgaro realizó varias llamadas telefónicas durante el día, donde pedía a los representantes de la empresa le hicieran llegar los proyectos, contrato y planos de los estudios carreteros en torno a la construcción del nuevo aeropuerto, los cuales fueron exigidos por los ejidatarios a cambio de dejarlos en libertad. Sin embargo, sólo llegó el contrato, situación que dejó insatisfechas las demandas de los ejidatarios.

También, personal de la embajada de Bulgaria se comunicó en varias ocasiones con los campesinos pidiendo una negociación para liberar al empresario, sin embargo, como no había llegado la información exigida por los inconformes el diálogo no tuvo éxito.

Jesús Adán Espinoza, uno de los líderes de los campesinos, advirtió que de no obtener respuesta favorable a sus demandas retendrán por 48 horas más a los trabajadores y el próximo lunes serán llevados a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ''y que Genaro Góngora Pimentel testifique cómo el presidente Vicente Fox continúa violando la ley''.

Otro incidente

Los labriegos intensificaron sus recorridos de vigilancia por los ejidos. Se sumaron las comunidades de Acuexcomac, Tocuila, La Magdalena Ponoaya, Nexquipayac y Francisco I. Madero; en esta última colonia, los ejidatarios detectaron la presencia de trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza, quienes realizaban trabajos en un pozo.

Siete de los empleados de la paraestatal permanecieron retenidos por más de cinco horas. Sin embargo, los campesinos decidieron ponerlos en libertad tras comprobar que sus labores no estaban relacionadas con la construcción del nuevo aeropuerto alterno.

Denuncian que el pasado jueves se montó un operativo para detener a dirigentes

Deciden campesinos de Atenco reforzar guardias

MARIA RIVERA

San Salvador Atenco se niega a aceptar un futuro de silencio y olvido. Pese a la apuesta de las autoridades estatales y federales por el desgaste del movimiento de resistencia, la comunidad que encabeza la movilización contra el decreto expropiatorio para la construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México se mantiene en pie de lucha y no está dispuesta a dejar pasar ni una.

Ignacio del Valle, uno de los dirigentes de la comunidad, explica a los campesinos reunidos en la plaza que la embajada de Bulgaria se ha movilizado en defensa de un ciudadano de ese país, Krassimir Kiriloviankov, director general de Sistemas Avanzados y Proyectos, SA de CV, detenido junto con otras cinco personas cuando realizaban exploraciones en terrenos del ejido. "El tiene quién lo cuide y está bien, ¿pero quién ve por nosotros, los campesinos? ¡Pues nadie!", contestan como si fuera una obviedad.

La negociación con diplomáticos, "gente importante", llena de satisfacción a los ejidatarios. Es la primera vez que alguien de ese nivel los toma en cuenta. Desde que se dio a conocer el decreto expropiatorio, el 22 de octubre de 2001, el funcionario de más alto nivel que se ha acercado a estas tierras es Manuel Cadena, secretario de Gobierno del estado de México. "Pero sólo llegó a Nexquipayac, a cuatro kilómetros de aquí. ¡Los políticos ni cuando andan en campaña pasan por el pueblo!", indican.

Demasiados años de indiferencia oficial han dejado una profunda huella en esta gente. Saben que en esta lucha por la defensa de su tierra no cuentan mas que con su obstinación y la solidaridad de otros olvidados como ellos. Por eso el pasado viernes, ante el aviso de que un grupo de trabajadores desconocidos realizaba labores de exploración en las orillas del pueblo, en el parque de los Ahuehuetes, se movilizaron como uno solo para pedir explicaciones, y así se mantuvieron durante la jornada que siguió.

Información es lo que exigen al empresario búlgaro para liberarlo. Se lo repiten una y otra vez, y él parece no comprenderlos. No entiende que para esta gente cada mapa, dato o cifra es importante. Les permite ir armando el proyecto oficial, explican, y con ello avizorar su futuro. Escrutar su destino.

Ríen cuando alguien les habla del derecho a la información. A ellos, responden, les ha sido negado desde siempre. No supieron ni cómo ni cuándo las autoridades decidieron poner fin a su ejido y a su vida como campesinos. Nadie les consultó la decisión de expropiación. La tomaron los funcionarios sobre un escritorio, como si todo esto fuera terreno baldío. Precisamente uno de los argumentos del amparo promovido por su abogado defendensor, Ignacio Burgoa, es que se violó su derecho de audiencia.

A media tarde llega un enviado de la empresa que realizaba trabajos, que permiten comprobar el avance en las obras de tres autopistas ?Atizapán-Venta de Carpio; Venta de Carpio-Texcoco-Chalco y Chalco-Nepantla?, parte del Proyecto Regional Gran Visión, que engloba a ocho entidades federativas. Entrega el contrato entre Sistemas Avanzados y Proyectos y OHL (Obrascón Huarte Laín, SA, sucursal en México), pero el mapa que explicaría el avance del programa ha sido detenido por personal de Gobernación del estado de México en las oficinas de Texcoco. Cunde el enojo y deciden retener a los hombres, en tanto no les entreguen los datos completos.

La noche cae y llaman a reforzar las guardias para evitar sorpresas. Se saben en riesgo. Apenas el jueves pasado, comentan, se estableció un operativo en dos puntos aledaños a la zona: en el entroque de la autopista Peñón-Texcoco y a la altura de Piedras Negras, en la Texcoco-Los Reyes, con el fin de detener a los principales dirigentes del movimiento. En la movilización participaron ministerios públicos federales y locales móviles, y cientos de agentes judiciales federales apoyados por elementos de la policía estatal. Al caer la tarde el operativo fue abortado, ante la dispersión de los líderes campesinos.

Los rondines de vigilancia continúan toda la noche. Saben que no pueden descuidar ningún frente. No confían en nadie más que en sí mismos. Mire, señalan, apenas días atrás les fue ratificada la suspensión de plano ?figura legal que impide la realización de trabajos en su territorio por parte de cualquier dependencia, en tanto no se resuelvan el amparo interpuesto contra el decreto expropiatorio? "y ya entraron como Pedro por su casa". Una y otra vez comprueban que las autoridades siguen adelante con el proyecto aeroportuario. "Sólo estamos nosotros para defender nuestra tierra", concluyen.

Delinean en la Uach plan de desarrollo para la zona

El nuevo aeropuerto agravará problemas en zona oriente mexiquense, dice estudio

MARIA RIVERA

La construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México lejos de resolver los problemas ecológicos, económicos y sociales que vive la zona oriente del estado de México los agudizará, señalaron representantes de 24 organizaciones reunidos los días 29 y 30 de mayo en la Universidad Autónoma de Chapingo (Uach), donde discutieron las bases de un proyecto democrático de desarrollo para la región Texcoco-Atenco.

Campesinos, académicos y funcionarios del ayuntamiento de Texcoco coincidieron en que el deterioro del sector agropecuario de las pasadas décadas ha dejado a la cuenca lechera, que abastecía a la ciudad de México hasta los 70, a merced de la especulación inmobiliaria. Como ejemplo citaron Texcoco, donde 40 por ciento de su población proviene del Distrito Federal.

La construcción de la nueva terminal aérea profundizaría la urbanización desordenada, explicaron, de ahí la necesidad de proponer un proyecto alternativo que contemple la defensa de la propiedad social de la tierra y una amplia participación de los involucrados.

Al final de las sesiones se pronunciaron por que se nulifique el decreto expropiatorio que afecta los ejidos de Atenco, Texcoco y Chimalhuacán. Asimismo, pidieron la suspensión de las órdenes de aprehensión contra los dirigentes de San Salvador Atenco, y rechazaron los actos intimidatorios y de represalia contra las comunidades que participan en el movimiento de resistencia.

En su análisis, explicaron: "En el momento que vive la economía mexicana, caracterizado por el desplome y la fuga de la industria maquiladora, que había sido una de las ramas más dinámicas del modelo exportador, el proyecto del nuevo aeropuerto se ha convertido en una iniciativa rentista estratégica que garantizaría la máxima ganancia posible a unos cuantos empresarios y especuladores. La terminal aérea es, prácticamente, la única opción real de inversión para capitales que no están dispuestos a arriesgarse en proyectos de largo plazo".

A contrapelo de esta visión, los participantes en el foro plantearon "un proyecto de resistencia a las tendencias políticas y económicas del país", que tenga como eje el fortalecimiento de la identidad regional a partir de la relación que los habitantes mantienen con la tierra y las actividades agropecuarias, que se expresa actualmente con vigor en las festividades religiosas comunitarias, pero que podría profundizarse aún más reafirmando su pasado precolombino.

Evitar el colapso de la zona metropolitana del DF, tarea obligada

El planteamiento de campesinos, académicos y funcionarios también sostiene que a la región le corresponde evitar el colapso de la zona metropolitana de la ciudad de México, mediante la salvaguarda del agua y el establecimiento de una frontera al crecimiento urbano desordenado.

También propone la creación de un polo científico, tecnológico y humanístico nacional, atrayendo a instituciones educativas y de investigación que profundicen el perfil existente. Todos estos puntos, concluyen, tienen por condición el fortalecimiento de las actividades agropecuarias y forestales de la región.

En el análisis realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Chapingo se indica que en ese territorio existe un grave deterioro ecológico, debido a los procesos de deforestación y erosión de la parte alta de la cuenca, así como al abatimiento del manto freático, la contaminación de ríos y la pérdida de terrenos agrícolas.

En cuanto al aspecto económico, los problemas se expresan en la caída de la rentabilidad de la producción agropecuaria, así como del empleo formal (sólo 39.4 por ciento de la población económicamente activa cuenta con trabajo remunerado).

Por lo que concierne al área social, indican que en las comunidades se hace cada vez más patente la ausencia de una sana interacción entre la vida rural y la urbana, lo que se expresa en problemas de delincuencia, invasiones, conflictos agrarios o de linderos, pulverización de la tenencia ejidal y la pérdida de la autosuficiencia alimentaria. Otro punto a tener en cuenta, continuaron, es la creciente desigualdad entre las localidades de la zona; citaron como ejemplo que las comunidades ubicadas en las partes altas de la sierra Tláloc, así como los nuevos asentamientos, muestran mayores índices de marginación.