Inicio > Mis eListas > mediosmedios > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3241 al 3260 
AsuntoAutor
Re: hiper-textos-t Álvaro
RE: hiper-textos-t Morelis
Los "Flyers": otra Mediosme
Traducciones Mediosme
Del inefable Bush Roberto
Atenco Roberto
ENERGÉTICOS Roberto
MÉXICO, INSURGENCI Roberto
PRESOS POLÍTICOS Roberto
¿Quién se apropia Roberto
Guatemala, en la i Llorenç
MATANZA EN OAXACA Roberto
PARTIDOS POLÍTICOS Roberto
Chávez Morelis
LOS POBRES COMO HI aquavit
CIUDAD CAPITAL Roberto
Escala: S. J. Goul Roberto
RV: Encuentro de E Morelis
PARTIDOS POLÍTICOS Roberto
OPINIÓN Y ANÁLISIS Roberto
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Mediosmedios
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3256     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mediosmedios] PARTIDOS POLÍTICOS MÉXICO
Fecha:Domingo, 2 de Junio, 2002  11:01:51 (-0500)
Autor:Roberto Zaldívar <robertozaldivar3000 @.........mx>

Diferendos entre funcionarios crean incertidumbre en mercados financieros, dicen

El gobierno, paralizado por disputas: legisladores

 La oposición rechaza la figura presidencial interina planteada en el proyecto panista de reforma del Estado

RENATO DAVALOS Y ANDREA BECERRIL

Legisladores de oposición rechazaron la propuesta de la figura presidencial interina que plantea el proyecto panista para la reforma del Estado, e hicieron un llamado para que los integrantes del gabinete encuentren nuevas formas para dirimir sus diferencias, sin que ello afecte el sentir de la población.

A juicio de representantes de PRI, PRD y PT, la administración pública se mantiene paralizada por los diferendos entre funcionarios de alto nivel, porque "todos trabajan para sí mismos".

Para la senadora priísta Laura Alicia Garza Galindo, el hecho de que los miembros del gabinete foxista "se la pasen peleando públicamente desgasta al gobierno federal y crea incertidumbre en los mercados financieros y en la población".

Aseguró que los problemas entre funcionarios deben resolverse internamente y no atraer con ello el desprestigio hacia el sector gubernamental.

"Hay un problema grave de exteriorización de divergencias fuera del círculo íntimo del presidente Vicente Fox, que deberían resolverse en corto, porque de lo contrario provocan falta de confianza en los agentes económicos, en los propios mercados y en la población".

No se trata, explicó, de ocultar puntos de vista distintos entre los funcionarios o conflictos entre ellos, sino que los llevan al ámbito público. "Eso desgasta mucho a cualquier gobierno, y creo que sería interesante que se encontrara otra forma de dirimir las diferencias en el gabinete. Problemas entre grupos siempre existen, porque donde hay dos ya es difícil tomar decisiones, ya que cada individuo tiene su propia percepción de la realidad, pero no debe pasar a la confrontación".

Las constantes disputas y peleas entre secretarios de Estado del gobierno de Fox, aseveró Garza Galindo, han creado ya un desgaste en el ánimo nacional, porque entre otras cosas falta coordinación y armonía entre quienes dirigen el país, además que hay ausencia de decisiones a tiempo, que han erosionado la figura presidencial.

La legisladora priísta consideró que el contralor Francisco Barrio ha actuado de manera "poco clara", y merece los señalamientos de "mentiroso o con Alzheimer" que le hizo el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, ya que "ha llevado al baile al Presidente de la República en varias ocasiones, y el papel que ha desempeñado en el caso Pemex ha sido precipitado, oscuro, porque en un afán de desgastar al PRI hizo acusaciones sin tener todos los elementos en la mano".

Afirmó que, contrariamente a tal pretensión, "quienes se han desgastado son ellos".

Los miembros del gabinete, concluyó Garza Galindo, han perdido credibilidad y ha habido un deterioro de la imagen del gobierno en lo general. "Ello es muy lamentable para el país, porque pega en los mercados financieros y en el sentir de la población".

Por su parte, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseveró que el conflicto entre integrantes del gabinete foxista revela que el Presidente está paralizado, al igual que su administración. Las acciones de los secretarios de Estado dibujan una dispersión de intereses en la que todos trabajan para sí. A ello se suma la vieja estructura intacta, en la que resaltan priístas, como el propio secretario de Hacienda, Francisco Gil, puntualizó.

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Martí Batres, indicó que el equipo de Fox carece de cohesión y se encuentra atrapado en una dispersión de intereses. No apoyan al Presidente y sólo pretenden la consecución de sus propios objetivos. Lo mismo sucede con Gil Díaz, Jorge G. Castañeda, Francisco Barrio o Santiago Creel, dijo.

Lo que pasa, explicó Batres, es que personajes del PRI como Francisco Gil forman parte de un gobierno compartido entre priístas y panistas. Y están también Benjamín González Roaro o Santiago Levy, quienes pertenecen a la misma estructura de los regímenes anteriores.

Ciertamente, apuntó, no puede hablarse de un programa de gobernabilidad, pero es claro que el programa de gobierno no se ha aplicado y está inmerso en un problema de incapacidad. Estamos como al principio, en el primero de diciembre de 2000, asentó.

Sobre el tema de la figura presidencial interina Batres señaló que es un planteamiento panista que "no deja de ser sintomático, porque proviene del partido en el gobierno".

Al respecto, el Partido del Trabajo (PT), en voz de los diputados Alberto Anaya y José Narro, planteó que en las negociaciones de la reforma del Estado, si cabe ese cambio, toda decisión no puede ser una prerrogativa del partido gubernamental, sino decisión del Congreso de la Unión.

Bravo Mena descarta problemas en el gabinete

MARTIN DIEGO CORRESPONSAL

Leon, Gto., 1º de junio. El senador Carlos Medina Plascencia calificó como parte del "anecdotario político" las fricciones entre los secretarios de Hacienda, Francisco Gil Díaz, y de la Contraloría, Francisco Barrio Terrazas, mientras el dirigente del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, consideró que las diferencias entre ambos no significa que haya problemas en el gabinete.

Bravo Mena dijo que la discusión entre Gil y Barrio no es de fondo, ni tampoco se trata de una diferencia sobre algún programa de gobierno. Si bien reconoció que los señalamientos de los dos secretarios pueden llamar mucho la atención, refirió que no tienen mayor importancia.

Desde Colima, el dirigente panista insistió en que hay diferencias de matiz, pero no problemas en el gabinete.

Por su lado, el legislador federal panista Juan Alcocer Flores consideró que la "confrontación" que se dio entre el secretario de Hacienda y el titular de la Contraloría se debe a que el gabinete del presidente Vicente Fox Quesada "carece de vinculación entre sus secretarías y también entre el Ejecutivo federal y la Cámara de Diputados y Senadores, además de con el Partido Acción Nacional".

Señaló que en más de una ocasión se han externado las quejas hacia el propio mandatario federal, "porque no hay tal vinculación, lo que permite que se den golpes entre los funcionarios.

Por su parte, Carlos Medina Plascencia redujo al anecdotario político la situación entre los secretarios de Estado: "los dos trabajan bien, van por buen camino y están haciendo su tarea", subrayó.

Aseguró que dicho conflicto no se percibe como una falta de control político ni por pugnas entre panistas y no panistas dentro del gobierno federal; "son situaciones que se dan, pero más allá del anecdotario político es necesario ver el trabajo que hacen ambos secretarios de Estado", dijo.

Quejas contra el Presidente

Al término de la reunión que se dio este sábado entre legisladores federales panistas, algunos asistentes se mostraron inconformes con el actuar del presidente Vicente Fox ya que, según comentaron, "podría evitar que el propio partido gane mayorías para el próximo año".

Sólo dos de los 15 asistentes coincidieron en que el mandatario debería poner orden en el gobierno federal debido a que, comentaron en corto, "el país no es un Guanajuatote".

Por su parte, el subsecretario de Gobernación, Juan Molinar Horcasitas, afirmó que las instancias del gobierno federal trabajan de manera normal y bajo la coordinación del jefe del Ejecutivo federal.

El funcionario restó importancia al tono de las declaraciones del secretario de Hacienda en contra del contralor Francisco Barrio: "los aspectos sustantivos del gobierno se mantienen; trabajamos coordinadamente bajo las órdenes del Presidente".

Anticipó su estrategia electoral para 2003

El V Congreso del PT rechaza la política privatizadora del gobierno

 Ganar entre 5 y 10 por ciento de la votación nacional, meta

RENATO DAVALOS

El medio millar de congresistas del Partido del Trabajo, que ayer anticiparon su estrategia electoral para 2003, aprobaron el rechazo a la pretensión del gobierno de Vicente Fox de profundizar la política de privatizaciones, especialmente en el área energética.

''Se trata de una reforma hacia atrás que no podemos permitir'', estableció el dirigente Alberto Anaya en las discusiones previas a la aprobación del plan electoral para los comicios intermedios del año venidero. ''Tenemos que insistir en el no a las políticas neoliberales que sólo afectan a las grandes mayorías'', añadió.

En el ámbito de las alianzas con otras fuerzas políticas, los congresistas de 25 entidades federativas acordaron promover esa integración con las inclusiones de ''líderes de opinión, organizaciones sociales, ciudadanas y políticas representativas''.

Al V Congreso Nacional del PT, realizado ayer en esta capital, concurrieron los embajadores de Irak, Corea del Norte, Vietnam, Autoridad Nacional Palestina y de Cuba. Cuando llegó este último (Jorge Bolaños), el coro de los congresistas fue unánime: ''¡Cuba sí, Fox no!''.

Entre los grandes objetivos de los petistas para el próximo año está la meta de ganar entre 5 y 10 por ciento de la votación nacional. Igualmente, alcanzar de 10 a 15 diputados de mayoría relativa.

La preparación electoral comprenderá también la disputa de dos a cuatro gubernaturas, de las seis que estarán en juego en 2003, y conquistar por lo menos de dos a cuatro diputaciones por estado.

En el mapa político electoral planteado las encuestas serán determinantes a la hora de seleccionar el cúmulo de candidaturas que se avecinan en el país.

El informe de la Comisión Ejecutiva Nacional, que también se aprobó en el congreso, estableció que el gobierno federal ha elegido la estrategia de la confrontación con el Congreso para aparecer ante la opinión pública como su rehén. La intención es tratar de mostrar que la única forma en que el gobierno puede salir adelante es contando con una Cámara de Diputados mayoritariamente panista, para desde ahí negociar cualquier iniciativa con el Senado.

En los considerandos aprobados, los petistas concluyeron que el PAN se orienta a la baja en las preferencias electorales, que los priístas se mantienen en sus márgenes de los tiempos recientes, que los perredistas caen y que el PT va al alza.

El PT, indicaron, ''es el único partido que no ha titubeado'' en la defensa de los derechos sociales y colectivos del pueblo mexicano. ''No somos sólo la única fuerza socialista que se encuentra en el Congreso, sino que ocupa la izquierda del mismo'', se dijo.

En la tribuna, el dirigente partidista Alberto Anaya dijo que el gobierno foxista pretende poner en práctica una reforma del Estado que va para atrás. ''Nuestros objetivos se perfilan a sacar a la derecha del Congreso de la Unión. El cambio se ha definido como un planteamiento demagógico'', expresó.

Por su parte, José Narro Céspedes, integrante de la comisión ejecutiva, planteó que la política foxista se orienta a la sujeción a los intereses internacionales y particularmente a las trasnacionales. ''Es un gobierno de mentiras y engaños que sólo ha refrendado las intenciones de profundizar la política neoliberal que ha sumido más en la miseria a millones de mexicanos'', concluyó

Busca acabar con la voracidad de los intermediarios

Presentará el PRD iniciativa para regular envío de divisas de migrantes

ROBERTO GARDUÑO

El PRD presentará una iniciativa de ley para regular el envío de remesas del extranjero hacia México, con el propósito de evitar la "discrecionalidad excesiva" de las empresas dedicadas a la transferencia de dinero, cuyas ganancias al año se calculan en mil 800 millones de dólares.

La fracción perredista en la Cámara de Diputados enviará a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la iniciativa elaborada por el legislador Tomás Torres Mercado, cuyo texto considera que las cuotas por los servicios prestados a los mexicanos que envían dinero a sus familias son "excesivas".

Ante la ausencia de una legislación que vigile y establezca las bases para que operen bancos, casas de cambio, centros de envío de valores o cualquier otra empresa, los perredistas pretenden establecer un marco normativo que impida la voracidad de los intermediarios del dinero.

El análisis del partido del sol azteca señala que México es el segundo país en el mundo, después de la India, que recibe mayor entrada de divisas por parte de sus connacionales radicados en otra nación: "En 2001, el Banco de México reportó remesas por 8 mil 895 millones de dólares, que se traduce en aproximadamente 83 mil 600 millones de pesos, y en contraste el turismo, en ese mismo año, ingresó al país 6 mil 538 millones de dólares".

De los casi 9 mil millones de dólares que los ciudadanos mexicanos en el extranjero envían, cerca de mil 800 millones van a parar a los bolsillos de las empresas intermediarias, por eso "en México existe una discrecionalidad excesiva e injusta en el cobro a nuestros conciudadanos por este servicio".

A pesar de que los pronunciamientos políticos y proposiciones con punto de acuerdo en la Cámara de Diputados y el Senado de la República han sido múltiples, el tema sólo ha llegado al debate, sin decidirse sobre él, y en algunos casos se ha arribado a simples acuerdos en el Congreso de la Unión, sin efecto vinculatorio o trascendencia alguna.

El documento signado por el diputado Torres Mercado señala que las empresas intermediarias realizan actividades que deben regularse con medidas justas y equitativas, y a las cuales es necesario aplicar disposiciones jurídicas.