Inicio > Mis eListas > mediosmedios > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3301 al 3320 
AsuntoAutor
¿CAMBIO? Roberto
ECONOMÍA Y FINANZA Roberto
El fútbol manda Morelis
AGUA Roberto
Irene Khan Amnistí carduque
Argentina. Cifra r Mediosme
Fw: Boletín digita Roberto
Colombia: Antonio carduque
Colombia: Articulo carduque
El olfa de la clas Mediosme
CIUDAD CAPITAL Roberto
NARCOBANCA Y NAZIG Roberto
ENERGÉTICOS Roberto
LUCHA DE CLASES Roberto
REVOLTOSOS Roberto
CULTURA Roberto
7a edición del Pr Mediosme
Sobre Batle Teresa B
Servicio de Desgra Mediosme
Sobre la libertad Mediosme
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Mediosmedios
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3297     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mediosmedios] Fw: Palenque 3 junio
Fecha:Lunes, 3 de Junio, 2002  18:10:42 (-0500)
Autor:Roberto Rodríguez Baños <roberrb1 @...........mx>


Envío el Palenque de 3 de junio, sobre el desorden en que se desenvuelve la administración foxista.

Va como texto.

Saludos cordiales de Julio Pomar.

------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Palenque

 

El desorden foxista

 

Julio Pomar

 

         Creo que nadie en México votó el 2 de julio del 2000 por el desorden en la política del gobierno, a menos que estuviera loco. Más allá de lo que el domingo pasado dijo Andrés Manuel López Obrador, los hechos establecen irrefutablemente que el gobierno de Vicente Fox navega en medio de la desavenencia, la estolidez en cuanto a políticas públicas y la falta de rumbo.

 

         Hace falta una mano, la presidencial, que maneje el timón con mano segura, pues a un año y medio de asumida la cabeza del gobierno ya debía haber terminado el tiempo del “aprendizaje”. La sociedad reclama, cada vez en mayor medida, que los actuales gobernantes en realidad gobiernen, no simplemente se dejen llevar por la inercia del execrado estilo priísta para conducir.

 

         López Obrador dijo algo que los hechos convalidan: en el gobierno de Vicente Fox “cada quien hace lo que quiere” y, en consecuencia, todo va de mal en peor. Consignó asimismo, por si hubiese duda del significado de sus críticas, que por permitir la libertad entre los secretarios de Estado, “no hay orden, no hay concierto, no hay conducción, están peleados entre ellos y es una perdedera de tiempo nada más”.

 

         En esta materia es donde se ve que la democracia que no es dirigida no es democracia. Alguna conducción debe tener todo sistema democrático, so pena de perder el control del movimiento, no poder cumplir las exageradas promesas de campaña y, por ende, desencantar gradualmente a la población que confió en el de las botas para presidir los destinos nacionales durante 6 años. La Consulta Mitofski da cuenta de que en el mes de mayo se detuvo levemente la caída persistente de la popularidad de Fox entre encuestados a los que preguntó sobre el asunto. Pero es tan leve tal detención que sería fútil que ahora el gobierno foxista quisiera echar las campanas al vuelo sobre tal fenómeno.

 

         Ni la situación económica ni la forma de conducir el gobierno le dan a la administración de Fox la señal de que va bien. Sus pleitos internos y el yerro persistente del Presidente y sus colaboradores hacen pensar que nos encontramos en los linderos de una ingobernabilidad, o desgobierno, que sólo es contrarrestada por la fuerza de la inercia de origen priísta de las anteriores administraciones. Un amigo periodista me decía hace poco, mucho antes de las declaraciones de López Obrador, que ello es la consecuencia lógica de lo que Fox se propuso hacer cuando andaba en campaña, y no ha salido de ello, no lo ha trascendido: “Su meta fue sacar al PRI de Los Pinos; ahora que lo obtuvo ya no sabe que hacer con el tigre que se ganó en la rifa, no tiene visión estratégica ni de la transición que exige el país, ni de los cambios que toda nueva administración debe asumir para simplemente poder actuar con desahogo en sus tareas”. Frente a esta incapacidad para ir hacia metas realistas y certeras, que es insolvencia estratégica, opone gestos mediáticos de carácter puramente contingente, del momento, al día, o de “bote pronto”.

 

         Cuando hasta el dirigente del PAN capitalino, el vociferante José Luis Luege Tamargo plantea: “O se disciplinan (los ministros pleitosos) o que se vayan y dejen trabajar al Presidente de la República”, significa que ya ni la extrema derecha, de la que proviene Luege, confía en su adalid ni en su forma de hacer las cosas. Todos los desacuerdos en el gabinete, el último de los cuales fue protagonizado por el secretario de Hacienda, Gil Díaz, cuando señaló que el contralor Barrio Terrazas “o miente o tiene mal de Alzheimer”, están corroborando lo que hemos venido diciendo en este espacio, no de hoy, sino desde que empezó a ascender la estrellita marinera de Fox.

 

pojulio@prodigy.net.mx

Fax: 56 74 91 35 (DF)