Inicio > Mis eListas > mediosmedios > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 781 al 800 
AsuntoAutor
Dos desaparecidos Roberto
Los ilegales juici Roberto
Analia Bonasso en Roberto
Que la OEA informe Roberto
Se complica la sit Mediosme
Cartas de lectores Mediosme
El mundo en miniat Roberto
Conferencia Intern Mediosme
El ejército israel Mediosme
RE: El silencio de Morelis
RE: "Insultos", po Morelis
No es fácil que ge Mediosme
Vértigo, 13-I-02. Eduardo
La amenaza de los Mediosme
Graffitis en Bueno Mediosme
Becas para periodi Mediosme
Ejecutan a periodi Armando
Julio Pomar, Palen Roberto
Página 12 (web) Roberto
Re: Graffitis en B Javier J
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Mediosmedios
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 797     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[mediosmedios] La amenaza de los gigantes
Fecha:Lunes, 21 de Enero, 2002  08:46:26 (-0300)
Autor:Mediosmedios <mediosmedios @..........ar>

 
Estimados Miembros de la Lista:
 
les envío una nota que fue publicada durante la madrugada de hoy en la edición digital del diario catalán La Vanguardia.
 
Un cordial saludo para todos.
 
Marcela Barbará
Moderadora de la Lista Mediosmedios

 
 
  

Economistas como Jeremy Rifkin piden la creación de nuevas leyes antimonopolio para el sector

Pese a los malos resultados económicos, AOL Time Warner piensa comprar más empresas


¿HACIA UN MONOPOLIO CULTURAL?
La amenaza de los gigantes
La imparable concentración de medios cuestiona la diversidad cultural

 
JUSTO BARRANCO
Barcelona.

 
La mayoría de los grandes grupos audiovisuales mundiales se encuentra en un momento delicado. Sus ingresos por publicidad están descendiendo de manera acusada debido a la crisis económica que atraviesan los principales mercados, y las previsiones indican que la inversión publicitaria no se recuperará hasta finales del próximo año. Sin embargo, incluso las compañías que han hecho públicos los peores balances este último trimestre anuncian que continuarán con la política de expansión y concentración de medios que les ha llevado a crear conglomerados que controlan cadenas de televisión, de radio, estudios de cine, compañías de música, revistas, editoriales, portales de Internet, sistemas de cable y satélite, incluso tiendas de alquiler de vídeos y otros vehículos culturales. Una concentración que para muchos pone en riesgo la diversidad cultural y la libertad de expresión.

Siguiendo el viejo adagio que recuerda que la información es poder, el de estas corporaciones, que hace apenas quince años no existían en su forma actual, es inmenso. Crear una rutilante estrella en el mundo de la música o del cine, o películas taquilleras, puede resultar bastante más sencillo cuando se controla, por ejemplo, la productora paramount Pictures, la televisión CBS y la cadena de tiendas de alquiler de vídeo Blockbuster, o, en su defecto, Universal Records, el portal y servidor de internet AOL, las revistas "Time" y "People", y las cadenas de televisión CNN, TNT o HBO.

Y el fenómeno sólo tiene visos de incrementarse. Más de la mitad de los ingresos de Viacom y News Corporation provienen de la publicidad. En el caso de Disney, la cifra no alcanza al 25% de su cifra de negocios, pero el brusco descenso de visitantes que han registrado sus parques temáticos tras los atentados del 11 de septiembre no aclara el camino. El último jarro de agua fría fue lanzado hace tan sólo unos días por el todopoderoso Gerald Levin, director del coloso AOL Time Warner: unos resultados decididamente débiles en los últimos meses que no tendrán una pronta recuperación -porque no prevén que repunte la economía norteamericana-. Y pese a todo esto, acto seguido, anunciaba que continuarían sus agresivos planes de expansión y que posiblemente realizarían nuevas adquisiciones. En esa línea, el gigante del cable ComCast, apoyado por Bill Gates -que no deseaba que AOL Time Warner controlara todo el mercado- acaba de comprar AT Cable, y Vivendi Universal ha adquirido los activos cinematográficos de USA Networks. En esta carrera, el que se queda parado pierde.

El argumento oficial que explica la concentración es la convergencia digital, esto es, los avances tecnológicos -léase Internet o la banda ancha- que están transformando todos los medios en digitales y pueden permitir en un futuro muy próximo la reunión de ramas distintas -por ejemplo, televisión y ordenador personal- en una sola. Y, paralelamente, reunir el canal -televisión, Internet, radio, prensa- con el contenido -la producción de películas, de música, de libros... Aunque hay quien piensa, como Robert McChesney, profesor de la Universidad de Illinois y colaborador de la Unesco, que esa convergencia es apenas la guinda, "una guinda precedida por la concentración de la propiedad y que influirá en esa convergencia digital".

Economistas como Jeremy Rifkin recuerdan que "existe una gigantesca red de poder tejida por unas pocas empresas que gozan hoy de enorme influencia en diversos sectores de la comunicación. Y, lo que es igual de inquietante, cuando empresas como AOL Time Warner, Disney y Vivendi Universal sean propietarias de los principales canales, así como de gran parte del ?contenido? que circula a través de ellos, ¿se secará completamente la rica diversidad cultural que tradicionalmente ha generado y alimentado la sociedad civil? ¿Nos quedaremos con sólo unas pocas empresas de medios de comunicación mundiales como árbitros supremos de la cultura humana?". Así las cosas, pide la consideración de leyes antimonopolio para el sector.

El reciente enfrentamiento entre el últimamente americanizado patrón de Vivendi, Jean-Marie Messier, y toda la clase política francesa por las críticas de este a la famosa "excepción cultural francesa" -que implica el derecho de conceder subvenciones y establecer cuotas para ayudar a los productos culturales autóctonos- puede ilustrar por dónde van los tiros de los colosos de la comunicación. El mercado de las televisiones europeas, aún considerablemente local, puede ser el próximo bocado.