Inicio > Mis eListas > mitologias > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 108 al 127 
AsuntoAutor
Mitologías PAME LIT
Re: Mitologias Sal fperezba
El Fénix Jorge
Yo tambien. sarah cr
Mito sarah cr
Re: Mitologias Yo Mario Fe
Re: Mitologias El Mario Fe
RE: Mitologias Yo Daniel
RE: Mitologias Yo Daniel
Re: Mitologias Hol Gabriel
Sobre Autores y te Gabriel
Re: pregunta mariobar
Re: pregunta mariobar
RE: Yo tambien. Vicky
Mitologias Hola a Emilia D
RE: Mitologias Re: Emilia D
RE: Mitologias Vicky
RE: Mitologías Daniel
presentación Alejandr
Fw: A Memy y a Vic Gabriel
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
MITOLOGIAS
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 118     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Mitologias El Fénix
Fecha:Miercoles, 30 de Mayo, 2001  13:09:33 (-0300)
Autor:Jorge <jorge @............uy>
En respuesta a:Mensaje 116 (escrito por PAME LITA)

El Fénix
 
El ave Fénix es un ave mítica, del que se decía que cada 500 años construía
una pira, se quemaba en ella y renacía de sus cenizas. Se conocen muchas
variantes de ésta historia. Algunas apuntan a que construía un huevo con
incienso y aromatizándolo con diversos perfumes y, tras arder en el nido,
del huevo surge el renovado Fénix. Otras versiones indican que al arder,
las cenizas restantes tienen forma de huevo del que surgirá un nuevo Fénix.
   Asimismo, su mito se ha convertido en fuente de inspiración para grandes
autores. Hans Christian Andersen, basándose en una creencia que indica que
el fénix fue el único animal del paraíso que no cometió pecado original,
escribió un cuento corto en que decía que el Fénix nació de la primera rosa
bajo el árbol del conocimiento, y que su verdadero nombre era "Poesía".
   Los egipcios le construyeron un templo en Heliópolis (cuyas ruinas se
encuentran a unos 9 km. de El Cairo) y lo tuvieron como símbolo de la
inmortalidad. El nombre de "Fénix" es de origen griego (phoinix), y
corresponde al egipcio benu o bennu, que es la propia denominación del ave
Fénix. Aunque la mitología indica que vivía en los desiertos de Arabia,
tenía su hogar y su lugar de nacimiento, muerte y resurrección en Egipto.
Que el benu es el prototipo del Fénix lo prueba, además, el hecho que esta
voz en egipcio significa "el árbol palma", exactamente lo mismo que el
vocablo phoinix en griego.
   Heraclio y Plinio lo describían como un ave del tamaño y forma de un
águila, con plumaje brillante de colores oro y púrpura, con algunas plumas
de colores rosa y rojo. Sin embargo para los egipcios el Fénix era más bien
una cigüeña o una garza, de plumaje brillante y, aunque su popularidad
parece más bien debida a un mito popular que a un dogma oficial, no cabe
duda, sin embargo, de que tiene íntima relación con la religión mística de
Egipto. Era el símbolo del sol renovado en su amanecer y por tanto, símbolo
de la resurrección.
   El Fénix, como benu fue el ave que trajo de vuelta el alma de Osiris
desde el mundo de los muertos. Según extractos del Libro de los Muertos de
los antiguos egipcios, un ave era la encargada de llevar el alma del
difunto de este mundo al mundo de los muertos. En la historia de Isis y
Osiris, aparece que una vez Isis recompuso el cuerpo de su marido tras la
traición de Set, el pájaro bennu trajo de vuelta el alma de Osiris a este
mundo, devolviéndole así la vida.
http://roble.pntic.mec.es/~lpascual/
 
EL AVE FÉNIX
por Hans Christian Andersen (1872)
Traducción libre por Leandro Pascual
Disponible aquí también la versión en inglés en el original
http://roble.pntic.mec.es/~lpascual/ifenix.html
 

En los Jardines del Paraíso, bajo el Arbol del Conocimiento, floreció un
rosal. Fue aquí, en la primera rosa, de donde nació un ave. Su vuelo era
como el destello de la luz, su plumaje era hermoso, y su canto cautivador.
Pero cuando Eva tomó el fruto del arbol del conocimiento del bien y del
mal, cuando ella y Adán fueron desterrados del paraíso, de la espada
llameante del arcángel cayó una chispa al nido del ave, incendiandose en el
acto.
El ave pereció en las llamas, pero del huevo rojizo que quedaba en el nido
surgió revoloteante un nuevo ave - el único y solitario Ave Fénix. La
fábula cuenta que mora en Arabia, y cada cien años, se prende fuego en su
propio nido hasta que muere; pero cada vez, un nuevo Fénix resurge de sus
cenizas, el único en todo el mundo, naciendo de su huevo de color rojizo.
 
Este pájaro revolotea a nuestro alrededor, veloz como el rayo, de hermosos
colores, de canto cautivador. Cuando una madre se sienta al lado de la cuna
de su hijo, se posa en la almohada, y, con sus alas, forma una corona
alrededor de la cabeza del infante. Vuela a través de la sala de la
alegría, y lleva la luz del sol hasta ella, y las violetas sobre la humilde
mesa redoblan la dulzura de su aroma.
 
Pero el Fénix no es sólo el ave de Arabia. Sobrevuela por el brillo de las
Luces del Norte, por encima de las llanuras de Laponia, y salta entre las
flores amarillas en el fugaz verano de Groenlandia. Bajo las montañas de
cobre de Fablun, y las minas de carbón en Inglaterra, vuela, bajo la forma
de una mariposa, sobre el libro de himnos que descansa en las rodillas del
devoto minero. En una hoja de la flor de loto, navega por las sagradas
aguas del Ganges, y los ojos de la doncella hindú brillan al contemplarlo.
 
El Ave Fénix, ¿realmente no lo conocéis? El Ave del Paraíso, ¡el sagrado
cisne de la canción! Se sienta en el carro de Thespis, bajo la forma de un
cuervo parloteante, y bate sus alas negras, impregnadas en posos de vino;
el rojo pico del cisne pasa sobre el sonido del arpa en Islandia; sentóse
sobre el hombro de Shakespeare, en la guisa del cuervo de Odín, y susurró
al oido del poeta: "¡Inmortalidad!" y en el festín de los trovadores aleteó
por los salones del castillo de Wartburg.
 
El Ave Fénix, ¿realmente no lo conocéis? Nos cantó la Marsellesa, y usted
besó la pluma que cayó de su ala; vino con el esplendor del Paraíso, y tal
vez vos os alejásteis de él, hacia el gorrión que se sentó sobre sus alas.
 
El Ave del Paraíso - renovado cada centuria - ¡nacido de las llamas, y
muerto en las llamas! Aquella imagen, con marco de oro, que cuelga en los
salones de los ricos, pero que a menudo sobrevuela alrededor nuestro,
solitaria e ignorada, un mito - "El Fénix de Arabia".
 
En el Paraíso, cuando naciste de la primera rosa, bajo el Árbol de la
Sabiduría, recibiste un beso, y se te dio un nombre - tu nombre, Poesía.
 
FIN