Inicio > Mis eListas > mitologias > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 108 al 127 
AsuntoAutor
Mitologías PAME LIT
Re: Mitologias Sal fperezba
El Fénix Jorge
Yo tambien. sarah cr
Mito sarah cr
Re: Mitologias Yo Mario Fe
Re: Mitologias El Mario Fe
RE: Mitologias Yo Daniel
RE: Mitologias Yo Daniel
Re: Mitologias Hol Gabriel
Sobre Autores y te Gabriel
Re: pregunta mariobar
Re: pregunta mariobar
RE: Yo tambien. Vicky
Mitologias Hola a Emilia D
RE: Mitologias Re: Emilia D
RE: Mitologias Vicky
RE: Mitologías Daniel
presentación Alejandr
Fw: A Memy y a Vic Gabriel
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
MITOLOGIAS
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 143     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Mitologias Muy bueno lo de Biblioteca de Mitos, más sobre Dionisos
Fecha:Domingo, 3 de Junio, 2001  17:35:20 (-0300)
Autor:Gabriel Alejandro Nevani <gabrielalejandro @...........ar>

Hola, Acá va un aporte más sobre Dionisos y las dionisíacas extraído del capítulo XV del tomo I de "Historia de las Creencias y de las Ideas Religiosas" de Mircea Eliade.
 
Dioniso o la Felicidad Recuperada.
122. Epifanias y ocultamientos de un dios "nacido dos veces"
 
Después de un siglo largo de investigaciones, Dioniso es todavía una figura enigmática. Por su origen, por su peculiar modo de ser, por el tipo de experiencia religiosa que instaura se aparta de los restantes grandes dioses griegos....
 
Como nació de una mujer mortal, Dioniso no pertenece por derecho al panteón de los olímpicos, pero logró ser aceptado y al final consiguió introducir también a su madre, Semele, entre ellos. Homero le conocía, como prueban numerosas alusiones; pero ni el rapsoda ni sus oyentes se interesaban por aquel dios "extranjero", tan distinto de los olímpicos. A pesar de llo, ha sido Homero el que nos ha transmitido el testimonio más antiguo en relación con Dióniso. En la Ilíada (VI, 128-140) se menciona un célebre episodio: el héroe tracio Licurgo persigue a las nodrizas de Dioniso, "y todas, con el mismo gesto, arrojaron por tierra los instrumentos de su culto", mientras que el el dios, "presa del espanto, se arrojó a las olas del mar, y Tetis lo recibió en su seno todo tembloros: un terrible escalofrío le hizo estremecerse cuando aulló el guerrero". Pero Licurgo "atrajo sobre sí la cólera de los dioses" y Zeus "lo cegó". No pudo vivir ya mucho tiempo, "pues se había enemistado con todos los dioses inmortales".
En este episodio, en que se narran una persecusión por un "hombre-lobo" y el gesto de arrojarse al mar, podemos descifrar el recuerdo de un antiguo conjunto iniciático. Pero en la época en que Homero lo recoge, el significado y el alcance del mito ya han cambiado por completo. Se nos dice que uno de los rasgos específicos del destino de Dioniso es ser perseguido por personajes antagónicos. Pero el mito prueba al mismo tiempo que Dioniso es reconocido como un miembro de la familia divina, pues no sólo Zeus, su padre, sino todos los demás dioses se sintieron agraviados por el gesto de Licurgo.
La "persecusión" expresa de manera dramática la resistencia contra el modo de ser y el mensaje religioso del dios. Perseo se alzó con sus hombres contra Dioniso y las "mujeres marinas" que lo acompañaban; según la tradición, arrojó al dios al fondo del lago Lerna (Plutarco, De Iside, 35)... Se ha tratado de interpretar estos episodios como otros tantos recuerdos mitificados de la oposición con que tropezó el culto de Dioniso...
Dioniso tenía que provocar resistencia y persecusión, pues la experiencia religiosa que suscitaba constituía una amenaza para todo un estilo de vida y un universo de valores. Se trataba en definitiva, de una amenaza a la supremacía de la religiosidad olímpica y sus instituciones. Pero aquella oposición delataba al mismo tiempo un drama íntimo ampliamente atestiguado en la historia de la religiones:  la resistencia contra toda experiencia religiosa absoluta, que sólo es posible a condición de negar el resto (sea cual fuere el nombre con que se designe: equilibrio, personalidad, conciencia, razón, etc.)
... Todos estos aspectos múltiples y a la vez complementarios, de Dioniso pueden percibirse aún en sus ritos públicos, a pesar de las inevitables "depuraciones" y reinterpretaciones que han sufrido.
 
 
En próximas entregas seguiré con el punto 123. El arcaismo de algunas fiestas públicas.
 
 
Un abrazo para todos
 
 
Gabriel Nevani.