Inicio > Mis eListas > mitologias > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 88 al 107 
AsuntoAutor
otro saludo a todo Indigo
RE: Mitologias hol Mario Fe
Presentación FPerezba
Perdon se me olvid Bibliote
Para todos los mit María Fe
Hola a todos, bien Gabriel
Es increible.... PAME LIT
Saludos Gerardo
El Millalobo PAME LIT
Re: Mitologias El Mario Fe
Re: Mitologias Hol Mario Fe
Espantos quechuas Daniel
RE: Mitologias Bie Emilia D
RE: Mitologias Hol Vicky
RE: Mitologias El Emilia D
RE: Mitologías El Daniel
RES: Mitologias Bi Rosimar
Re: Mitologias Sal alicia c
Mitologias( Fuente PAME LIT
pregunta Limara
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
MITOLOGIAS
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 33     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Re: [mitologias] Arroyo, subir autoestima
Fecha: 15 de Julio, 2000  21:34:25 (+0200)
Autor:Templespaña <templespana @........com>

Estimada Francisca:

Antes que se me olvide, pues antes me ocurrió: Efectivamente, la música es el
Tubular Bells de Mike Oldfield.

En cuanto a tus lúcidos (como siempre) apuntes, decirte que en lo que a mi
respecta no habrá polémica alguna, pues suscribo prácticamente la totalidad de
tus indicaciones.

Y es que a veces soy tan "subliminal" (y disculpad por lo presuntuoso que suena
esto, por favor), que mi anterior intervención en este foro fue con un mensaje
incompleto. Es por ello que no cité la fuente en que me basaba ni culminé la
cuestión, que debiera haberlo hecho precisamente incidiendo en la manipulación
que la sociedad patriarcal a llevado a cabo a lo largo de la historia,
presentándonos a la mujer como también lo hacen las propias Sagradas Escrituras,
es decir, como un mero complemento del hombre, que además posee una consustancial
e innata perversidad que constituye la fuente de perdición del hombre.

Debo decir que si antes no hice estas matizaciones fue casi por en acto
insconciente de querer prolongar un tema tan apasionante, dando paso seguramente
antes de tiempo a que alguien rebatiera mis palabras.

Espero que algún día tratemos el tema de la brujería en la Edad Media, desde el
punto de vista antropológico, pero también sociológico. Pienso que será
interesante: Mujeres herederas de una sabiduría ancestral y el secular brazo
inquisitorial del hombre que trata de aniquilarlas...

Bueno, ahora intentaré aclarar, y además lo haré de forma concisa, mi punto de
vista y el por qué de aquellos comentarios.

Creo que podría dar una larga disertación sobre el interrogante que se plantea
Francisca, y que muchos otros también nos planteamos. ¿Por qué el culto a lo
femenino de la antigüedad fue dando paso paulatinamente a las sociedades
patriarcales, en las que la figura y papel de la mujer quedó relegado a un
segundo plano? Para no extenderme en esas aludidas disertaciones responderé muy
brevemente: Por miedo.

¿Miedo?, dirán muchos.

Sí, miedo. ¿o acaso no es miedo y frustración lo que conduce a un hombre a
maltratar a una mujer? ¿Acaso es justificable combatir un posible maltrato
psicológico con métodos tan desproporcionados como los de golpear a una mujer?
¿Haría un hombre algo así si no tuviese miedo o sensación de impotencia al
enfrentarse a una mujer DE IGUAL A IGUAL?

Contaré una anécdota de la infancia curiosa, que tal vez nos ayude a entender
cómo fue posible que las sociedades patriarcales se impusieran a las
matriarcales:

En cierta etapa de mi niñez, la pandilla del barrio en que vivía era liderada
por una chica (con diferencia la más inteligente de todo el grupo). Durante esa
etapa nos dedicamos a actividades lúdicas de tipo intelectual básicamente
(relatábamos historias, realizábamos interpretaciones teatrales, etc.), y ello
sin menoscabo de otros juegos o actividades de tipo deportivo.

Ocurrió que cuando ya crecimos un poco, uno de los chicos del grupo descubrió un
fatídico día de discusión que desembocó en enfrentamiento, que era más fuerte
(físicamente) que la señorita. Ese día el pequeño gran hombre pasó a liderar la
pandilla y, desde entonces, las cosas no volvieron a ser como antes: Juegos
bélicos, fútbol y más fútbol, peleas, rivalidades absurdas, gamberradas...

Este observador en la sombra que suscribe, este escriba del tiempo, como
imaginarán terminó por abandonar el "pandillismo", dejó de ser cordero en busca
de un rebaño para convertirse en lobo estepario, e inició un largo camino en pos
del Conocimiento, en pos de intentar desentrañar (en la medida de mis limitadas
posibilidades) los grandes misterios del Universo, entre los que ocupa un
escalafón importantísimo, sólo inmediatamente inferior al de la Divinidad, la
mujer, pues, como hacedora de vida, no deja de ser un trasunto de la propia
Divinidad.

Y esto no es un alegato feminista y pelotero que trate de menospreciar al
hombre, pues hombre soy al fin y al cabo y comprendo perfectamente cuáles son mis
defectos y virtudes, y consciente soy de lo desacertado de las generalizaciones,
pero si mis comentarios sirven para subir un poco esa autoestima a la que alude
Francisca para las mujeres, pues satisfechísimo quedo con ello.

Mi querida Francisca, yo también dudo mucho que fueran las "pérfidas" druidesas
las que instauraron el canibalismo entre los celtas, y más bien pienso que ese
pretendido canibalismo, del que no dudo se practicase en casos puntuales más bien
relacionados con supersticiones de tipo guerrero, pues evidencias históricas
existen al respecto, mas no así como elemento de culto y mucho menos habitual.

Yo creo que debería interpretarse la introducción de ese canibalismo
precisamente como el símbolo del fin del reinado matriarcal y la instauración de
regimen militar patriarcal, en que el hombre se convierte en lobo para el hombre.

Si el matriarcado hubiese continuado imperando a lo largo de la Historia de la
Humanidad, sin duda el mundo no sería este infierno de guerras, odios, hambre y
desigualdades que aún hoy conocemos... No me cabe de ello la menor duda.

¿Se nota mucho que a lo largo de mi vida las mujeres han sido lo más importante
de mi vida y el motivo en torno a los que ésta ha girado?: Madre, hermana, esposa
e hijas...

Ya sólo me falta alcanzar la fe, y tras ella retornar al regazo de la Dulce
Madre ancestral, y no me refiero precisamente a la Eva mitocondrial de la que
todos los seres humanos procedemos y que a todos nos convierte en hermanos.

Bueno, se me terminó el tiempo, doy paso al siguiente.

Cordiales saludos.

Fernando.