Inicio > Mis eListas > notisar > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2101 al 2130 
AsuntoAutor
SINIESTRO DEL HK-1 notisar
CAE ULTRALIVIANO Y notisar
ATERRIZAJE EMERGEN notisar
CAE DOS MD-530F Y notisar
JAPÓN: AVIÓN ATERR notisar
PARTE DE SATÉLITE notisar
INCENDIO EN PARQUE notisar
DOCE HORAS DE INCE notisar
HELICOPTEROS TRATA notisar
TODO AVIÓN SOSPECH notisar
Piden no "minimiza notisar
Fallecen 13 perso notisar
DESPISTE DEL 9-ENG notisar
PILOTOS Y BOMBEROS notisar
DESCARRILA TREN BA notisar
SISMOS CAUSAN 4 PE notisar
notisar@eListas.ne notisar
LOCALIZAN ABANDON notisar
TRIPULANTES DE AVI notisar
ORGANIZACIÓN RESCA notisar
FALLECEN 15 PERSON notisar
CAE AVIONETA EN LA notisar
SE ACCIDENTA AVION notisar
AVIÓN PRESIDENCIAL notisar
DOS EMBARCACIONES notisar
CHILE: GENERAL MUE notisar
GENERAL JEFE DE PL notisar
FOTOS DE RESTOS HE notisar
EL AVIÓN DEL CANDI notisar
CAYÓ UNA AVIONETA notisar
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
NOTISAR (www.rescate.com)
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2181     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[notisar] SINIESTRO DEL HK-1503, DC-3 CARGUERO EN MEDELLIN, COLOMBIA
Fecha:Sabado, 16 de Octubre, 2004  04:59:22 (-0500)
Autor:notisar ORH <notisar1 @.....com>

ORGANIZACIÓN RESCATE HUMBOLDT / SAR / VENEZUELA 
http://www.rescate.com e-mail: notisar@... 
Información para los niños y jóvenes sobre sismos,
inundaciones, huracanes, etc. 
http://www.rescate.4t.com/menu.html 

NOTISAR - NOTICIAS SOBRE RESCATES 
Subscríbase por: http://www.rescate.com/notisar.html 

TITULARES: SOBRE EL SINIESTRO DEL HK-1503, DC-3
CARGUERO.

SÁBADO 16 DE OCTUBRE DE 2004. MEDELLÍN – COLOMBIA.- A
pesar de que todos los días Felipe Atehortúa escucha
el ruido cercano del motor de los aviones, por la
cercanía de su casa con el aeropuerto de Rionegro, el
bramido que oyó ayer a las ocho de la mañana le
pareció extrañamente fuerte.

Ver fotos anexas

Segundos después, los árboles vecinos a su casa
empezaron a quebrarse uno tras otro y a esto le siguió
un fuerte estruendo que le quitó todas las dudas. Un
avión se había caído. 


Lo que pensó que era una avioneta, resultó ser un DC-3
de carga, que llevaba consigo a tres tripulantes y que
murieron inmediatamente con el impacto en la vereda
Barro Blanco, en el corregimiento de Santa Elena, al
oriente de Medellín.


El avión, de matrícula HK-1503, perteneciente a la
empresa Aerovanguardia, había decolado del aeropuerto
de Villavicencio a las 6:30 de la mañana con destino a
Rionegro.


El piloto Germán Alberto Fandiño, con cédula de
Bogotá; su copiloto, el huilense Andrés Felipe Lozada,
de 22 años, y el mecánico de la aeronave, Alfonso
Sonza, de 55 años, y de Fontibón (Cundinamarca),
venían en la aeronave con la intención de aterrizar en
el Aeropuerto José María Córdova pero las condiciones
de este terminal en la mañana de ayer eran difíciles
por el mal tiempo.


"Eso fue como a las ocho de la mañana y por toda la
vereda había una neblina muy espesa", anotó Atehortúa,
de 20 años, que se dedica a la siembra de papa y quien
no sale de su asombro, pues su casa quedó a menos de
50 metros del bosque donde cayó el avión.


Hora y media de vuelo

El DC-3, una aeronave de buenas proporciones, decoló
de la capital del Meta con combustible suficiente para
cuatro horas y media de vuelo, sin embargo, al cumplir
poco más de una hora se fue al suelo.


El capitán Fandiño había hecho contacto con la
dependencia de control de tránsito de Rionegro a las
7:35 de la mañana y allí se le informó sobre la
imposibilidad de aterrizar en este aeropuerto por lo
que decidió, en un procedimiento normal, buscar la
ruta hacia el Olaya Herrera en Medellín.


Once minutos después, a las 7:46 de la mañana, según
los registros técnicos, la aeronave desapareció de las
pantallas del radar.


Con una velocidad cercana a los 260 kilómetros por
hora, la aeronave chocó, a las ocho de la mañana,
primero contra unos cables de luz y después, de medio
lado, podó una serie de árboles en una zona boscosa
donde finalmente se estrelló.


Los restos de la aeronave quedaron dispersos en un
terreno amplio por la gran cantidad de impactos que
tuvo con el bosque y a pesar de que todo el sector
quedó impregnado de combustible y aceite, el aparato
no se incendió.


La Policía y el Ejército acordonaron el lugar y
personal de la Defensa Civil, el CTI y la Aeronáutica
Civil, trabajaron durante toda la mañana para retirar
los cuerpos sin vida de los tres tripulantes y
recolectar la mayor cantidad de pruebas posibles para
analizar los motivos del accidente.


A pesar de que los DC-3 son aviones antiguos, pues su
mayor uso se dio en la Segunda Guerra Mundial en las
décadas del 30 y el 40, estos cumplen con un
mantenimiento preventivo que es vigilado directamente
por la Aeronáutica Civil.


"Es prematuro establecer las causas, pero los técnicos
evalúan las pruebas. No se pueden descartar las
condiciones climáticas pero las investigaciones son
largas y en su momento se informarán", aseguró
Guillermo Valencia, coordinador de Búsqueda y Rescate
de la Aeronáutica Civil en Antioquia. 


Técnicos y testigos opinan que posiblemente por la
pericia del piloto el número de víctimas del accidente
no fue mayor pues además de la casa de Felipe
Atehortúa otras más se ubican en la misma zona.

-------------------
A sólo tres minutos del aeropuerto de Rionegro se
precipitó a tierra el DC-3 carguero que venía de
Villavicencio. Los cuerpos sin vida de sus tres
ocupantes serán enviados a Bogotá en las próximas
horas.

La espesa niebla de las 8 de la mañana impedía la
visibilidad, pero el sonido de árboles desgajados, de
un motor que perdía fuerza hasta apagarse y el
estruendo seco de un avión al caer sobre la ladera de
la montaña avisó a los campesinos de la vereda Barro
Blanco de Santa Elena que acababa de ocurrir una
tragedia.

Mientras Julio Enrique Ruiz lavaba unas papas recién
extraídas de esta tierra fértil del Oriente
antioqueño, un trozo de hierro que zumbaba en el aire
al aproximarse cayó a su lado, llenándolo de terror.
En la casa siguiente, a unos 50 metros, su sobrino
Juan Felipe Atehortúa corría hacia la ladera para ver
si podía salvar a alguien.

Pero el esfuerzo fue inútil. En la pendiente de la
montaña sólo estaban las latas de un avión que en
cuestión de segundos se convirtió en chatarra, los
cuerpos de sus tres ocupantes totalmente desmembrados
y árboles cercenados.

Allí terminaron las vidas del piloto Fernando Fandiño,
del copiloto Andrés Felipe Lozada Dussán y del
mecánico Alfonso Sousa Rodríguez, quienes habían
partido a primeras horas de la mañana del aeropuerto
de Villavicencio con rumbo al José María Córdova de
Rionegro.

Según las primeras hipótesis, el accidente del avión
carguero DC-3 con matrícula HK 1503 obedeció a las
difíciles condiciones climatológicas, que impedían la
visibilidad. A esa hora, el aeropuerto internacional
José María Córdova se encontraba cerrado y seguramente
los tripulantes de la aeronave trataban de dar un giro
para buscar una pista alterna en el aeropuerto Olaya
Herrera de Medellín o en otro terminal, dijeron las
autoridades aeronáuticas y de socorro.

Coincidencialmente, el pasado 4 de octubre (hace 11
días) se estrelló una avioneta que se dirigía al
municipio de Murindó con seis ocupantes, quienes
perdieron la vida. La matrícula de esta aeronave era
la HK 3105, los mismos números de la que ayer se
accidentó en esta misma región, pero invertidos.

Testimonios
«No vi nada porque estaba muy `enneblinado’, pero de
todas maneras sí se sentía una aeronave que venía muy
bajita. Entonces seguro perdió el control allí y se
chocó contra ese palito, entrando entre estos árboles
hasta caer», afirmó Héctor Antonio Ramírez, uno de los
campesinos que presenció la tragedia.

La aeronave chocó primero contra un poste de la
energía, luego dejó una parte de su ala derecha sobre
un pino gigante y así continuó arrancando árboles y
gajos hasta perder la fuerza y caer sobre la ladera de
esta montaña, muy cerca al alto del Silletero, de la
vía a Santa Elena.

El motor voló lejos, pero no se presentó ninguna
explosión. «Salimos hacia allá a ver en qué podíamos
ayudar, pero sólo encontramos unos cuerpos destrozados
esparcidos por el monte, a unos cinco o seis metros de
distancia, y un poco de papeles que escribía un
capitán», agregó Héctor Antonio Ramírez.

Julio Enrique Ruiz dijo que «escuché un estruendo
tremendo y me dirigí al lugar de los hechos, donde
sólo encontré miserias.

Agregó que milagrosamente estaba contando el cuento,
porque a menos de un metro de donde se encontraba cayó
un pedazo de hierro de unos 60 centímetros.

Su sobrino, Juan Felipe Atehortúa, quien habita la
vivienda aledaña al sitio de la tragedia, dijo que
sintió que se aproximaba un avión a muy baja altura y
tras escuchar la fuerte explosión, salió a ver si
podía llevar a algún herido a un centro asistencial.

A esa hora, Juan Felipe se encontraba sólo en la casa
porque el papá se había ido para Santa Elena, su
hermana salió temprano a trabajar y la mamá se había
dirigido a vender flores en los parques de Medellín.

_________________________________________________________
Do You Yahoo!?
Información de Estados Unidos y América Latina, en Yahoo! Noticias.
Visítanos en http://noticias.espanol.yahoo.com



_______________________________________________________________________

~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

               Elimina esas molestas ventanas popup
        Busca en Internet desde el menu de tu navegador
    Obten informacion inmediata sobra las paginas que visites
       Averigua al instante paginas y sitios relacionados

          !! Descarga GRATIS la barra de ALEXA YA !!

 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/143/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~