Inicio > Mis eListas > notisar > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5349 al 5378 
AsuntoAutor
ARGENTINA: CAE AVI rescate
VENEZUELA: EN 3 DÍ rescate
VENEZUELA: EL YV28 rescate
=?UTF-8?Q?CHILE:_L rescate
BRASIL: AVIONETA C rescate
ANTARTIDA: DOS PER rescate
SUBSCRÍBASE POR: h rescate
ALEMANIA: EVITA PI rescate
ALEMANIA: EVITA PI rescate
NEPAL: SE ESTRELLA rescate
PANAMÁ: SE ACCIDEN rescate
ESTADOS UNIDOS: AV rescate
COLOMBIA: CONTINÚA rescate
ESTADOS UNIDOS: FA rescate
VENEZUELA: ATERRIZ rescate
PANAMA: CUATRO HER rescate
ESPAÑA: EL PILOTO rescate
INDONESIA: SE SALI rescate
ARGENTINA: ATERRIZ rescate
VENEZUELA: ACTIVAC rescate
ESPAÑA: HELICÓPTER rescate
MÉXICO: SE ESTRELL rescate
TAYIKISTÁN: UN MUE rescate
PERÚ: DETRESFA DE rescate
HAITI: DESTRUYEN A rescate
MÉXICO: ATERRIZA F rescate
INFORMACION PAGINA rescate
PERÚ: LOCALIZAN HE rescate
PERÚ: LOCALIZAN RE rescate
ESTADOS UNIDOS: CA rescate
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
NOTISAR (www.rescate.com)
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5436     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[notisar] VENEZUELA: EN 3 DÍAS RECUPERARON LOS R ESTOS DE LAS 46 VÍCTIMAS DEL VUELO 518
Fecha:Domingo, 2 de Marzo, 2008  04:53:28 (-0400)
Autor:rescate humboldt <notisar1 @.....com>

ORGANIZACIÓN RESCATE HUMBOLDT / SAR / VENEZUELA 
web: http://www.rescate.com  e-mail "EMERGENCIAS":   notisar-owner@... 
WEB MASTER: notisar1@... 
 
 
NOTISAR - NOTICIAS SOBRE RESCATES 
SUBSCRÍBASE POR: http://www.rescate.com/notisar.html 
 
 
VENEZUELA: EN 3 DÍAS RECUPERARON LOS RESTOS DE LAS 46 VÍCTIMAS DEL VUELO 518 
 
 
Domingo 02 de marzo de 2008.- Mérida – Venezuela.- "La aeronave estaba 
a unos 500 metros de la cúspide de la cara de esa montaña. Con 500 
metros hubiera pasado sobrado". 
 
 
El experimentado voluntario Víctor Dávila narra cómo se localizaron y 
sacaron los cuerpos de la aeronave impactada hace 11 días. "Considero 
que las primeras 19 víctimas las reconocieron por la cédula o los 
carnet que traían consigo". Cuenta que identificaron al piloto y al 
copiloto por el uniforme. 
 
 
Explica que Aldino Garanito salió expelido, proyectado hacia la roca. 
 
 
Mérida 
 
 
Luego de caminar cuatro horas desde un pueblito de Las González hasta 
la zona del accidente del vuelo SB 518, ese sábado 23 de febrero 
llegarían a la 1:30 de la tarde y de allí en adelante serían testigos 
de una experiencia dantesca. 
 
 
Los voluntarios del grupo de rescate Domingo Peña, con 39 años de 
fundado, han estado en siniestros aéreos dentro y fuera del país, pero 
esta vez, como ninguna de las 46 personas sobrevivió, ayudaron a 
levantar la escena del impacto. 
 
 
"Conseguí como una contra e igual como la encontré, la dejé. Ni una 
piedra, nada, si el destino quiso que esa gente reposara allí, vamos a 
dejarlo todo. Sólo nos llevamos los cadáveres para que las familias 
les den sepultura", cuenta Víctor Dávila, miembro número 109 de este 
grupo, con 17 de sus 36 años como rescatista. 
 
 
Al arribar al lugar, en el páramo de Los Conejos, ya estaban los 
Bomberos Aeronáuticos, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, 
Penales y Criminalísticas (Cicpc) y los grupos de rescate El Playón, 
Los Nevados y de la Universidad de Los Andes, que habían recuperado 
dos cadáveres casi enteros, incluyendo el del niño. 
 
 
Sólo contaban con una camilla militar plegable que les prestó el 
enfermero de la zona y usaban guantes quirúrgicos, ninguna otra 
protección. 
 
 
De la zona del impacto hasta el helipunto, donde llegaban los 
helicópteros, había casi dos kilómetros, un camino intrincado con 
temperaturas que, en el día, alcanzaban 2 o 3º C. 
 
 
Subir y bajar del campamento hasta los restos del avión se tardaba una hora. 
 
 
Ese sábado, luego de dos días del accidente, bajaron tan sólo diez 
cadáveres, pues ocurrió un incidente con un voluntario. 
 
 
"Nos trajeron unas mortajas como de papel, blancas, medio debiluchas. 
Debimos usar dos por persona porque no había muchas, incluso, se nos 
acabaron. ¿Cómo los cargábamos en mortajas que se iban a romper?", se 
preguntaron, narra Dávila. 
 
 
La única opción era improvisar. Con cuerdas, cintas adhesivas y otros 
implementos armaron camillas. Bajaron así cuatro cuerpos más. "Un 
hueso se salió a través de una mortaja y puyó a uno de los muchachos 
dos veces. Eso es muy delicado. 
 
 
Mis compañeros me dicen: ¡Se acabó!, ¡nadie más baja un cadáver así!", 
cuenta Dávila. 
 
 
Esa noche, sin haber comido todo el día y sin contar con agua potable, 
los casi 70 voluntarios de los grupos de rescate se reunieron y 
decidieron exigir diez camillas adecuadas para trasladar restos, 
guantes de carnaza y provisiones. 
 
 
Luego de negociar con el general Antonio Rivero, director nacional de 
Protección Civil, el domingo llegó todo el material, pero sólo cuatro 
camillas. 
 
 
Ese día, animados y bien alimentados, amortajaron más de 30 cadáveres 
hasta las 5:00 pm. 
 
 
El área de impacto se dividió en cuatro secciones para recuperar 
restos: A (zona delantera izquierda del avión), B (área delantera 
derecha), C (parte de abajo derecha) y D (sector de abajo izquierdo). 
Se comenzó por orden alfabético. En la cuadrícula A sacaron a Eisberth 
Quintero, de 11 años, y el cuerpo de una mujer (sin piernas) que, en 
principio, se pensaba que era la doctora Giobeli Gil, que fue 
identificada apenas el viernes en la noche. 
 
 
"Abrimos la mortaja, porque William Márquez, su compañero, llegó y me 
dijo: 'Ésta es mi esposa, porque el dije se lo regalé yo y 
acostumbraba a ponerse las moñeras en la muñeca (tenía una allí), pero 
no sé si por el trauma, pero no la reconozco", cuenta Dávila, quien 
luego se enteró que hubo un error en ese vaticinio. 
 
 
Alfonso Albornoz, del Cicpc, se encargaba de ordenar el levantamiento 
de los cuerpos y la secretaria, una joven rescatista, anotaba los 
datos y se los transmitía a Fidel González, también del Cicpc, quien 
dibujaba la planimetría del accidente. 
 
 
Así empezaron a recoger los datos. Por ejemplo, en el área A 
encontrado cadáver masculino o femenino (si tenía senos), vestía así, 
llevaba tal ropa interior, si se encontraba algún documento, traía 
cédula o carnet en el bolsillo equis del pantalón o camisa, número 
tal. 
 
 
"Hubo un respeto serio en el levantamiento de los cadáveres. Considero 
que los primeros 19 identificados los reconocieron por la cédula o los 
carnet que traían consigo", intuye el rescatista. 
 
 
Al terminar la recolección de cuerpos en la sección A, pasaron a la B, 
una zona más difícil, pues había cadáveres metidos entre amasijos. 
Cada resto tenía un número y una letra, dependiendo de dónde era 
sacado y del orden del levantamiento. "Recuerdo que B12 era una señora 
que sacamos, incluso, el domingo, porque no la pudimos recuperar el 
día anterior", narra Dávila. Y así sucesivamente se iba rastreando la 
zona: C1, C2, C3... 
 
 
El piloto Aldino Garanito apareció, supuestamente, en una terraza de 
una roca inmensa encontrada en el área B, como a cuatro metros por 
encima del impacto, pero hasta el pasado jueves el general Ramón Viña, 
del Inac, negaba que se hubiera identificado. 
 
 
"Lo reconocimos por el uniforme, al igual que el copiloto, que estaba 
en la parte de abajo del área B, sobre una piedra. Según pude ver, el 
piloto salió expelido, proyectado hacia la roca, quedó sembrado allí", 
cuenta Dávila. 
 
 
De acuerdo con su experiencia y lo observado, la aeronave no llegó de 
barriga, "porque hay una parte de la montaña (en la área C) que quedó 
como cuando alguien empieza a picar tierra y hay un derrumbe, pienso 
que allí fue donde impactó el avión tratando de agarrar altura y por 
ese golpe el piloto salió disparado". 
 
 
En la zona del accidente no entraba todo el mundo, sólo los 
funcionarios del Cicpc, dos rescatistas, entre esos Dávila, que 
ayudaban a meter los cuerpos dentro de las mortajas y un grupo de 
cuatro o seis personas terminaba de envolver los restos. Contrario al 
sábado, a partir del domingo reinó la organización. 
 
 
Una cadena humana con tres puntos de relevo se armó desde el accidente 
hasta el helipunto para hacer más cómodo el traslado de cuerpos. 
 
 
Según algunos rescatistas, hubo evidencias de que alguien más estuvo 
en el lugar del impacto, según versiones de quienes llegaron primero. 
Maletas con cierres abiertos, documentos regados alrededor de las 
carteras y bolsos. 
 
 
El viernes la zona quedó sola, porque no se pudo entrar vía aérea. 
Aunque se hizo público que el pasado miércoles hallaron restos óseos 
semienterrados, una fuente reveló que los encontraron con piedras 
encima, como simulando una capilla y flores arriba, como un ritual de 
entierro. 
 
 
Cuando iban desde Las González hasta el lugar del siniestro a pie, 
Mayelis Sánchez, miembro número 204 del grupo Domingo Peña, contó que 
la versión dada por las personas en el camino, nativos de la zona, era 
que había como tres o cuatro cadáveres más o menos en buen estado, 
pero que el resto sólo era fragmentos y miembros. 
 
 
Contaminado o no el lugar, así se trabajó en el lugar del siniestro. 
Si bien no se movieron los restos del avión, sí se levantó la cola, 
ubicada en el área C, donde había cuatro cadáveres, tres de ellos 
calcinados. 
 
 
Uno correspondía a un hombre que le decían "El Gordo", vestido de 
franela amarilla y blue jeans, uno de los más pesados, que estaba sin 
miembros y decapitado, pero no quemado. Fue reconocido porque Víctor 
vio que al pantalón le sobró un bolsillo y, al revisar, halló la 
cédula. 
 
 
Aquellos cadáveres con manos se les tomaban huellas dactilares y los 
que conservaban la cabeza, se les envolvía con una bolsa y se 
colocaba: se lleva su dentadura para reconocimiento dental. 
 
 
Pero en el caso de los restos, de los cuales se sacaron cinco bolsas 
completas, casi un promedio de una por cuadrícula, ¿cómo se hace para 
reconocer de quiénes eran? Fue el trabajo de los médicos forenses. 
 
 
Víctor se convirtió en auxiliar del Cicpc y sólo se limitó a meter los 
restos en una bolsa seccionada, cada uno por separado, y colocar: muy 
cerca de B12, por ejemplo, y cada pedazo se metía en la mortaja de ese 
cadáver. Y así se fue armando el plano. 
 
 
Al terminar el rastreo, se removió la tierra de abajo hacia arriba 
para ver si encontraban más restos, labor de hormiguitas que tardó 
tres días para recuperar, en tiempo récord, los restos de las 46 
víctimas del avión ATR42-300 que impactó, hoy, hace 11 días. 
 
Nota: En caso de no poder entrar a la página web de rescate.com 
motivado a alto tráfico de entradas puedes localizar información sobre 
el Caso YV1446 por la siguiente dirección: 
 
http://www.centrocas.com/YV1449RH1.asp 
 
¡ Que es una CAJA NEGRA..? Información por: 
 
 http://www.rescate.com/cajanegra.html 
 
OBSERVACIÓN: Toda la Información mostrada en este e-mail se considera 
EXTRAOFICIAL, PRELIMINAR y sujeta a cambios a medida que información 
mas actualizada sea obtenida. 
 
 LA MEJOR MUSICA DE LA GALAXIA POR:  http://www.radiogalaxia.com 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
 
-~--------------------------------------------------------------------~-