Inicio > Mis eListas > nuestra_historia_70 > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 61 al 80 
AsuntoAutor
B140- CRONICAS 01 EL MODER
B141- Levantamient EL MODER
B142- Copamiento d EL MODER
B143- CRONICAS Mar EL MODER
B144- Situacion de EL MODER
B145- 1988 Se amot EL MODER
B146- ATAQUE a La EL MODER
B147- ATAQUE a los EL MODER
B148- ATAQUE a los ARGENTIN
B149- ATAQUE a los ARGENTIN
B150- ATAQUE a los ARGENTIN
B151- JUICIO a los ARGENTIN
B152- ATAQUE a los ARGENTIN
B153- ATAQUE a los ARGENTIN
B154- ATAQUE a los ARGENTIN
B155- Ley de Defen ARGENTIN
B156- CRISIS Econo ARGENTIN
B157- Comentario s ARGENTIN
B158- El Congreso ARGENTIN
B159- Primera pres ARGENTIN
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ARGENTINA INÉDITA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 985     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[nuestra_historia_70] B158- El Congreso Pedagogico Nacional 1984/88.
Fecha:Lunes, 30 de Marzo, 2009  15:42:03 (-0300)
Autor:ARGENTINA INEDITA <nuestra.historia.70 @.....com>

"NUESTRA HISTORIA 70"

 

BOLETINES PARA COLECCIONAR

 

                 

Es una serie informativa sobre acontecimientos de nuestro pasado reciente, destinado principalmente  a quienes no los vivieron y para los que los olvidaron. Su exposición no busca polemizar ni agraviar, sino lograr la concordia a través de la verdad y la equidad en el tratamiento de los dramáticos sucesos vividos en la década del 70 que vienen siendo parcializados y distorsionados mediante una campaña de mentiras y desinformación interesada.

 

 

B158- El Congreso Pedagógico Nacional 1984/88 .       31 de Marzo de 2008

 

 

CONTENIDO

Antecedentes. El Congreso pedagógico de 1881/2.

El Segundo Congreso Pedagógico Nacional (1984/88)

Algunas causas de la demora producida en su desarrollo.

Los principales actores del Congreso Pedagógico.

Objetivos – Temarios.

Las Asambleas de Base – Los debates

La Asamblea Pedagógica Nacional

Evaluación de los resultados del Congreso Pedagógico

Ley Federal de Educación

La nueva Ley Nacional de Educación

AMPLIAR

 

 

 

  

 

Antecedentes. El Congreso pedagógico de 1881/2.

Durante el mes de noviembre de 1881 el Ministro de Instrucción Pública, Manuel D. Pizarro, solicitó opinión del Presidente del Consejo Nacional de Educación, Domingo Faustino Sarmiento , sobre  la conveniencia de convocar a un Congreso Pedagógico (CNE) en coincidencia con la realización de la Exposición  Continental de la Industria, sugiriendo las características que debía tener el mismo .

 

Por unanimidad los miembros del  CNE consideraron favorable la propuesta del ministro. Además Sarmiento formuló una serie de opiniones sobre la necesidad de la limitación del número de participantes, de las condiciones de preparación de los mismos, de la conveniencia de convocar a representantes de Chile y Uruguay como aportes a la enseñanza primaria y, finalmente, el apoyo económico que debería brindar el Estado a los  participantes provenientes del interior.

 

El 2 de diciembre de 1881, por decreto del presidente Julio Argentino Roca, en su artículo 1ro se estableció que “durante la segunda quincena de la Exposición Continental un Congreso de Profesores y personas competentes para tratar estas cuestiones  se reunirá en la Capital de la República bajo la inmediata dirección del Consejo Nacional de Educación”. En su articulado siguiente el decreto oficializaba todas las sugerencias de Sarmiento y agregaba otros temas a ser incluidos en el programa para que, como resultado del Congreso, surgiera una inmediata aplicación legislativa que sirva a la Nación”. (La posterior Ley 1420)

 

En particular en su artículo 7, fijaba la obligatoriedad de asistencia al Congreso para “los Directores de Escuelas públicas de la Capital y de las Normales de la Nacióny autorizaba la concurrencia “de los Encargados de la Educación Común de las provincias, los delegados de las naciones vecinas y las personas de ilustración y competencia invitadas por el Consejo Nacional de Educación”

 

El Primer Congreso Pedagógico Nacional se reunió en la ciudad de Buenos Aires durante abril y mayo de 1882. Estuvo integrado por 249 delegados entre los cuales figuraban las personas de mayor idoneidad en materia de educación, como así también las figuras más destacadas de los ámbitos intelectual y político de aquella época (José Manuel Estrada, Pedro Goyena, Tristán Achàval Rodríguez, Eduardo Wilde, Paul Groussac, Estanislao Zeballos, Marcos Sastre, etc.) al que se sumaron representantes de Uruguay, Bolivia, Paraguay, Brasil, EEUU, Costa Rica, Nicaragua y El Salvador, quienes con su activa participación brindaron un marco internacional al encuentro.

 

El Congreso debatió acerca de las ideas y principios que deberían regir la educación pública y sus resoluciones dieron fundamento a la legislación escolar nacional plasmada en la Ley 1420 .

 

Los temas más controvertidos que dieron a lugar a los debates más ríspidos en este Congreso fueron:

 

  1. La secularización de la educación: la instrucción religiosa quedó en carácter de  “optativa”, con autorización de los padres y dictada fuera del horario escolar.

 

  1. Financiamiento de la educación: se plantearon desde el rechazo de los fondos  públicos para solventar la educación, hasta el establecimiento del financiamiento municipal y el compromiso de las organizaciones de la  sociedad civil

 

  1. Órganos de regulación y poder del Sistema Educativo: Centralistas propulsores del carácter “nacional” de la política educativa, contra defensores de las  autonomías provinciales

 

Si bien la Ley 1420 no hace mención al carácter laico de la educación, en definitiva esta situación quedó como se aclara en el punto 1. En cuanto a los temas restantes, la ley intentó establecer un punto medio: el gobierno central intervendría subvencionando a las políticas educativas de los gobiernos provinciales, que mantendrían su autonomía respecto al dictado de leyes y a la organización de la educación. Sin embargo, posteriormente, el Estado Nacional fue extendiendo progresivamente su poder hasta imprimir una política típicamente centralista. La “Ley Làinez” (1905) fue una muestra de ello, al asignarle al Estado Nacional la facultad para crear y dirigir escuelas en las provincias.

 

Como síntesis, el Primer Congreso Pedagógico Nacional estableció como pautas para la legislación: la enseñanza gratuita en las escuelas de la educación común, la necesidad de establecer contenidos mínimos para la instrucción de niños entre 6 y 14 años, la enseñanza conjunta de varones y mujeres y la administración propia de recursos económicos de cada establecimiento escolar.

FUENTES:  MEDAR.- Historia e investigación (1880 -1910);  EL monitor de la educación común (1882 – 1884).

 

El Segundo Congreso Pedagógico Nacional (1984/88)

 

A cinco meses de su asunción, el 21 de abril de 1984, el presidente Alfonsín remitió a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para convocar al  Segundo Congreso Pedagógico Nacional. La convocatoria se realizó a través de la Ley 23114 , aprobada por unanimidad por ambas cámaras del Congreso, que promovía la participación de todos los sectores de la sociedad argentina para debatir la situación actual y el futuro del sistema educativo.

 

La Ley 23114 fue promulgada el 23 de octubre de 1984. Sin embargo el comienzo de las actividades del CP recién se produjo el 4 de abril de 1986, cuando en el acto de inauguración el presidente Alfonsín puso en funciones a la Comisión Honoraria de Asesoramiento integrada por 23 personalidades destacadas del mundo educativo, cultural y científico. Allí definió al Segundo Congreso Pedagógico Nacional como “un foro llamado a plasmar una idea de Nación, con un proyecto educativo para el siglo XXI”   Decreto-432-01 - 432-02.

El Congreso Pedagógico culminó con la realización de la Asamblea Pedagógica Nacional constituida por 300 delegados (provenientes desde instancias barriales de las “Asambleas de Base” hasta las distritales y provinciales) que funcionó en Embalse de Río Tercero (Córdoba) entre el 28 de febrero y 6 de marzo de 1988. Se requirieron 3 años y 6 meses para obtener las conclusiones de este Congreso (el primero demoró sólo 4 meses desde su convocatoria hasta el final).

 
Algunas causas de la demora producida en su desarrollo.

1.- Una convocatoria multitudinaria.

A diferencia del primer Congreso Pedagógico que había propiciado la participación de verdaderos expertos, este segundo Congreso lanzó una convocatoria masiva: estudiantes, padres, docentes, cooperadoras escolares, estudiosos del quehacer educativo y el conjunto de la población a través de los partidos políticos  y organizaciones sociales  representativas. A punto tal que los únicos requisitos para participar en una Asamblea de Base  eran: tener 15 años o más y acreditar residencia en la zona.

 

Va de suyo que montar una organización a la espera de una respuesta multitudinaria (intervinieron 400 mil personas en los diferentes debates) llevó un tiempo de preparación considerable y la elaboración de pautas que no siempre eran aceptadas por la mayoría y suscitaban fricciones, desconfianzas y como consecuencia, más demoras.

 
Agregamos como observación pertinente a este caso y a otros, en general: la cantidad no garantiza la calidad, por más democráticamente que se actúe.

 

2.- La organización y los plazos

Señalamos con anterioridad que la Ley 23114 fue promulgada el 23 de octubre de 1984, pero nunca fue reglamentada y su aplicación  no se ajustó a  criterios  preestablecidos que deberían haber figurado en la reglamentación, en cambio respondieron a decisiones  políticas tomadas sobre la marcha, con idas y vueltas que prolongaron muchas veces  las prioridades fijadas por el Ministerio de Educación.[1]

 

El artículo 3º de la ley asignaba la conducción de las actividades del Congreso Pedagógico a una Comisión Organizadora Nacional (CON) presidida por el Ministro de Educación y constituida por 15 miembros (funcionarios nacionales y provinciales del área educativa y representantes de ambas cámaras) secundados por 2 secretarías (Técnica Administrativa y de Gestión), además establecía que las provincias, la municipalidad de Buenos Aires y el territorio Nacional de Tierra del Fuego debían organizar en forma similar las actividades del Congreso Pedagógico en sus respectivas jurisdicciones educativas.

 

Cumplir el programa previsto para el desarrollo del Congreso Pedagógico exigió la previa división del territorio nacional en 2000 zonas donde funcionaron 2500 Asambleas de Base en las que intervinieron aproximadamente 400.000 personas a lo largo y ancho de  todo el país. 

GRAFICO de PAUTAS.

 

Más de 2 años transcurrieron desde la convocatoria presidencial hasta llegar al desarrollo de las primeras Asambleas de Base. Pero en algunas jurisdicciones densamente pobladas, como la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, el tiempo fue más extenso, pasaron más de 3 años. 

 

3.- El cambio de las autoridades responsables durante su desarrollo AUTORIDADES

La extensión en el tiempo que sufrió el Congreso Pedagógico determinó que se produjeran recambios en las autoridades políticas encargadas de la conducción.- El primer Ministro de Educación del ciclo fue Juan Carlos Alconada Aramburú, y el secretario Bernardo Solà (a quien se le atribuye la inspiración del Congreso Pedagógico) quien fue sucedido por Francisco Delich. Tras 30 meses de gestión Alconada renunció por problemas de salud y fue nombrado en su reemplazo Julio Rajneri, director del diario “Río Negro” y  dirigente del radicalismo en esa provincia, quien reemplazó a Delich por Adolfo Stubrin.

 

Tras las elecciones de 1987 que significaron un duro revés al radicalismo, se hizo conveniente operar un cambio; Jorge Sábato reemplazó a Rajneri en el ministerio y condujo el tramo final del Congreso Pedagógico. 

 

Los principales actores del Congreso Pedagógico.

La Iglesia Católica desempeñó un papel preponderante en el desarrollo de este Congreso Pedagógico. Guardaba en la memoria el error cometido por los representantes católicos en 1882, cuando al retirarse del primer Congreso facilitaron que se diluyeran varias de sus propuestas significativas.

 

Se designaron representantes sumamente capacitados para la tarea, entre ellos el obispo Bianchi di Cárcano quien era la cabeza visible del documento “Educación y Proyecto de vida”; elaborado en forma simultánea con la convocatoria al Congreso Pedagógico, que presentaba un texto innovador, que admiró a propios y extraños dentro y fuera de las cúpulas católicas, y que aùn hoy – dos décadas después – muestra una luz en el camino para encarar una renovación seria y profunda del problema de la educación” [2]

 

La Iglesia destacaba en especial: la trascendencia del hombre, la familia como factor fundamental de la educación, el derecho de los padres a elegir la educación de los hijos y el derecho de la sociedad civil para crear y administrar servicios de educación.

 

El partido Radical fue el segundo protagonista en importancia en los trabajos del Congreso Pedagógico. Particularmente los sectores de la Juventud Radical y la Coordinadora (versión social democrática de un sector de la UCR) aparecieron inicialmente como los más entusiastas y activos.

 

La UCR dejó establecida su posición a través de varios documentos entre los que se destacó: “Solidarios para la educación de todos”, donde el Comité Nacional cargaba las tintas sobre la “herencia sombría” proveniente de 50 años de inestabilidad política. Denunciaba la analfabetización, la deserción escolar e índices de repetición y los cupos y limitaciones en las universidades, como síntomas de la crisis educativa. El documento señalaba taxativamente que la centralización era un obstáculo para la democratización y para la eficiencia educativa y trataba con detalle la descentralización del sistema educativo (años después, el radicalismo, girando 180 grados, objetó repetidamente las transferencias de jurisdicción promovidas por Menem).

 

También reafirmaba la vigencia del laicismo, la gratuidad, obligatoriedad y asistencialidad, como los principios de la enseñanza estatal argentina, aunque reconocía la igualdad de derechos de la sociedad civil ante el Estado para educar, pero sometida a normas especificas. Aclarando que no le cabía la misma responsabilidad a una que a otro.

 

El Justicialismo llegó al Congreso Pedagógico en un momento inoportuno, habida cuenta del proceso de reorganización interna que venía  sufriendo a partir de la derrota electoral de 1983. Su participación  no fue homogénea; hubo provincias en las que apoyó las posiciones defendidas por la Iglesia y otras en las que adoptó posturas cercanas a la de los llamados “sectores progresistas”, que asignaban mucha mayor preeminencia al Estado.

 

Pese a la dispersión que lo afectaba, el Justicialismo logró presentar un documento surgido de un Consejo Interprovincial, organismo coordinado por el Lic. Norberto Fernández Lamarra, titulado “El peronismo participa del Congreso Pedagógico”. Allí describía el sistema educativo del momento expresando que favorecía las desigualdades sociales y regionales al ser centralista y rígido. El diagnóstico consideraba al sistema desconectado del universo laboral y recalcaba la falta de coordinación entre los niveles de enseñanza y las distintas jurisdicciones del país así como el equipamiento escolar inadecuado y la falta de capacitación docente integral.

 

Finalmente no le faltaba el “detalle folklórico” cuando se desestimaba a los “modelos pedagógicos foráneos “y hacía hincapié en  “la pedagogía nacional” en contra de la “pedagogía de la dominación”.

 

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) hizo su aporte en el documento: “Bases para la reflexión de la comunidad Judía Argentina frente al Congreso Pedagógico Nacional”. La esencia del manuscrito – atribuido al filósofo Jaime Barylko –exaltaba la idea de educar para el humanismo, rechazando toda posibilidad que “personas, ideas u objetos fueran erigidos en ídolos”. Basaba su propuesta para el desarrollo de la educación común en “un mensaje antidiscriminatorio y antirracista, con razonable igualdad de oportunidades de acceso a la educación y su desarrollo”

También expresaba su concepto que “un sano enfoque pluralista implica el reconocimiento de todos los grupos integrantes de la sociedad argentina de  preservar sus propias características identificatorias” (3)

 

Debe citarse que, deliberadamente, las agrupaciones de trabajadores docentes fueron las únicas excluidas oficialmente de esta gran convocatoria nacional.

 

Objetivos – Temarios:

Los objetivos perseguidos por el Congreso Pedagógico están claramente especificados en el articulo 2º, incisos a) a f) de la Ley 23114 .

En función de ellos la CON redactó una guía detallada para el desarrollo de los grandes temas que surgieran de tal definición.

En definitiva, los informes que deberían elaborar los diferentes niveles se circunscribieron a siete temas principales.

 

(3) Ibidem, pag 134

 

  1. Objetivos y funciones de la educación concebida como permanente para la democratización y afirmación nacional en el contexto de la liberación latinoamericana.
  2. Objetivos y funciones de la educación para la realización plena de la persona en una sociedad  participativa y pluralista
  3. Los niveles regulares actuales del Sistema  Educativo Formal.
  4. La distribución de los servicios educacionales y su rendimiento.
  5. Los aspectos pedagógicos
  6. La administración de la educación.
  7. El gobierno y financiamiento de la educación.

Las Asambleas de Base – Los debates

La Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires eran las dos jurisdicciones que aportaban mayor cantidad de representantes a la Asamblea Pedagógica Nacional. Allí se plantearon las confrontaciones más duras y donde se intentaron fraudes para mejorar  la representatividad de los sectores en minoría.

Aparte del atraso con que comenzaron a funcionar las Asambleas de Base en la Capital Federal (3 de octubre de 1987), la Comisión Organizadora Local (COL) suspendió su funcionamiento ante la denuncia de representantes de la Iglesia Católica que comprobaron en forma fehaciente serias irregularidades en la inscripción de participantes. No sin dilatados cabildeos se llegó a acordar la necesidad de realizar un nuevo reempadronamiento que arrojó una nueva cantidad de inscriptos, sensiblemente inferior a los 55.000 iniciales.

Cuando culminó la Asamblea Jurisdiccional de la Capital Federal los votos católicos quintuplicaron a la minoría siguiente (318 a 63) y consagraron la libertad de enseñanza, la concepción del hombre  por su dimensión espiritual, el rechazo por una educación neutra en lo religioso, la negativa a que en las aulas predominara una visión contraria a Dios y el fortalecimiento de la tradición nacional, occidental y cristiana.

En  la provincia de Buenos Aires, particularmente en el conurbano, se produjeron choques entre defensores de la enseñanza libre y propulsores de la hegemonía estatal, que fueron tratados repetidamente por la prensa escrita de aquellos días. En general los conflictos estallaban cuando los votos católicos superaban a los de los representantes radicales, momento en que estos últimos  se retiraban, generándose agresiones verbales y físicas, cortes de luz y robo de documentación, entre otras anormalidades.

En su informe jurisdiccional, la provincia de Buenos Aires, defendía el principio de libertad de enseñanza y planteaba un cambio sustantivo basado en la  premisa que “todos los servicios educativos (excepto los universitarios) deben quedar bajo la jurisdicción de la provincia en cuyo territorio funcionan” Proponía también un sistema escolar obligatorio de tres niveles (5 a 14años) con dos optativos; se pronunciaba por mantener el sistema de ingreso irrestricto a la universidad y aconsejaba “ evitar el monopolio de los medios de comunicación social por parte del Estado ,característica de los regímenes totalitarios”(4)

 
(4) Ibidem, pag 134

La Asamblea Pedagógica Nacional

Fue inaugurada  por el presidente Alfonsín el 28 de febrero de 1988 y finalizó su cometido el 6 de marzo siguiente.

Su comienzo no estuvo exento de tensiones, ya fuere por el intento de politizar el tramo final de las sesiones, como por las discrepancias en el criterio de calificar las adhesiones a cada posición debatida.

Finalmente se establecieron tres categorías en los dictámenes que saldrían de cada comisión: a) Consenso, cuando la propuesta fuera votada por unanimidad, b) Acuerdo mayoritario, cuando alcanzara el 70 % de los votos y c) Disenso, cuando obtuviera  entre el 10 y el 69 %. También obligaba a dejar constancia de aquellos proyectos con un respaldo menor al 10% .Al cierre de la Asamblea Nacional  se registraron 256 dictámenes finales de los cuales 114 fueron consensos (unánimes), 35 acuerdos mayoritarios y 107 disensos (5)

 

Evaluación de los resultados del Congreso Pedagógico

Las conclusiones de la Asamblea Nacional debieron ser trabajadas posteriormente por especialistas para preparar un anteproyecto de ley de educación .La sociedad Argentina había expresado qué deseaba en materia de educación, correspondía a los expertos instrumentar cómo realizarlo. Esa tarea vital no se cumplió.

La convocatoria pudo ser la gran oportunidad para elaborar un proyecto nacional de educación que trascendiera las visiones partidistas y aprovechara las coincidencias en el tema para establecer prioridades y políticas de estado. La politización de los debates le restó la profundidad deseada.

El gobierno radical no demostró interés en tratar las conclusiones de la Asamblea Nacional, que quedaron a la deriva y no se tradujeron en políticas  efectivas  hasta que se las desempolvó 5 años más tarde para sustentar fundamentos de la Ley Federal de Educación.

El temario redactado por la CON era extremadamente técnico para ser debatido por el público en general y estaba más orientado a las políticas educativas que a contenidos pedagógicos.

Las conclusiones del Congreso Pedagógico dieron una base de representatividad y legitimidad a la posterior Ley Federal de Educación.

La descentralización y federalización de la educación constituyeron uno de los consensos más marcados en el Congreso Pedagógico, aunque en la actualidad se atribuya a su implementación la causa primera de la crisis de la enseñanza.

Las discusiones del Congreso Pedagógico  y los intercambios de ideas y ponencias actualizaron el debate educativo argentino que venia congelado desde 30 años atrás.

La enumeración de falencias y discusiones que aparecían en los diagnósticos del Congreso Pedagógico se han profundizado con el paso del tiempo.El  proceso quedó trunco.

Fue evidente y positivo que se lograra conseguir acuerdos en determinados temas, pese a diferencias políticas e ideológicas que asomaban como muy profundas.

El Congreso Pedagógico brindó la ocasión para que la sociedad argentina analizara el estado de la educación, se mirara a sì misma y reconociera la crisis. Entendió que su educación debía ser atendida y requería cambios. Pese a las disidencias existentes, concluyó que no había enemigos para plasmar ese cambio.

La participación masiva y la organización que exhibió la  Iglesia Católica en el Congreso Pedagógico neutralizó cualquier posibilidad (real o supuesta) de establecer un monopolio del Estado en materia educativa.

 

(5) Ibidem, pag 187

 

Ley Federal de Educación

En 1993 se sanciono la Ley Federal de Educación Ley 24195 que por primera vez integró en una legislación común a todos los niveles y modalidades del sistema educativo. Dos años más tarde fue sancionada la Ley de Educación Superior N 24.511 que incluye todo el sistema terciario, tanto de gestión estatal como privada.

En tres puntos centrales la Ley Federal de Educación guarda una directa relación en los resultados del  segundo Congreso Pedagógico; la extensión  en la obligatoriedad de la enseñanza, la relación entre escuela y  el trabajo y la descentralización o federalización de la gestión y administración de la educación

En general los enunciados de la ley son congruentes con las conclusiones del último Congreso Pedagógico Nacional; hay una valoración de la persona, la familia y la cultura nacional contenida en los temas “Derecho, obligaciones y garantías” (artículos 1º al 4º)”Los principios de la política de educación” (Art.5º) y “Los fines de la educación”, cuyo artículo 6º es prácticamente una trascripción de las conclusiones de Embalse sobre la materia.

Unos de los aspectos más destacados de la ley es el concerniente a la implementación de un sistema descentralizado o federalizado, pese a que fue uno de los consensos más fuertes del Congreso Pedagógico, que en las elecciones de 1989 figuraba en la plataforma de todos los partidos políticos y  que todas las provincias aceptaron esos traspasos y firmaron prolijamente los convenios respectivos. (6)

Otro tema duramente criticado de la Ley es el cambio de estructura del sistema educativo que no figuraba dentro de las conclusiones de Congreso Pedagógico. Este  punto crucial fue incluido por los senadores sin discusiones profundas y sin medir las consecuencias que luego convirtieron a este hecho en el que se han producido las situaciones más caóticas.

 

Se puede afirmar entonces que la Ley Federal de Educación Ley 24195 respetaba el espíritu de las Conclusiones del Segundo Congreso Pedagógico Nacional y que las razones del descalabro, recurrentes crisis y atrasos en materia educativa no deben imputarse a su promulgación. Ese peligroso déficit nacional hay que remitirlo a la progresiva decadencia y degradación que viene sufriendo la sociedad argentina desde más de medio siglo.El problema argentino es integral y no hay que buscarlo en las aulas, aunque sea allí donde se visualizan más crudamente las consecuencias. La materia pendiente estriba en centrar energías para convertir a la escuela en elemento de integración y  no de fragmentación social; en volver a implantar en el aula la cultura del esfuerzo, la ética y de la búsqueda de la calidad, En darle a los maestros instrumentos indispensable para que su tarea sea reconocida  y se constituyan en referentes de sus alumnos, más allá del trabajo en el aula. En lograr el compromiso de los padres para que le den prioridad a la educación de sus hijos, y que esa prioridad se refleje en la asignación de recursos en la agenda de temas para los gobiernos de turno, nacionales y provinciales.

En atención a la reciente experiencia argentina se puede afirmar que la crisis de la educación es la madre de todas las crisis (7)

 

La nueva Ley Nacional de Educación

El  30 de marzo de 2006 ocho diputados presentaron un proyecto de ley  (expediente No 1307 – D -2006) que propiciaba una “Convocatoria al Congreso Pedagógico Nacional”  (el tercero en este caso) cuyo articulado copiaba prácticamente el de la ley  23114, por el que se había convocado al Segundo Congreso en el año 1984.

(6)Ibid.Pag.207

(7)Ibid.Pag.226

 

El proyecto destacaba el hecho que las conclusiones de este Congreso constituirían  “la principal  fuente de asesoramiento para la sanción de una nueva Ley Federal de  Educación” (sic)

 

Dos meses después durante el desarrollo del Foro Mundial, el Ministro de Educación, Daniel Filmus y el Secretario de la Confederación  de Trabajadores de la Educación de la República Argentina  (CTERA), Hugo Yasky - sin hacer referencia al Congreso Pedagógico – anunciaron la creación de una  nueva ley  y la derogación de la 21.495 con una vigencia apenas superior a los doce años.

 

El 14 de diciembre 2006 el  Congreso, tras un corto debate sancionó la Ley 26206 con los 142 artículos que conforman su cuerpo. Esta norma actualmente vigente fue promulgada por el presidente  Kirchner el  27 de diciembre del mismo año.

 

La extensión  de ley  y cantidad de pretensiones que conlleva, exigen  su tratamiento en forma separada y exclusiva.-

 

 

 

AMPLIAR

NH70-Congresos Pedagógicos Nacionales.doc   [Desarrollo Completo]

NH70-GRAFICO-Funcionamiento ORG.CPN,XP97.doc

NH70-CdeDecreto-432-01.JPG

NH70-CdeDecreto-432-02.jpg

Ley 1420

Ley 23114

Ley 24195

Ley 24049

Ley 26206

Autoridades del 2CPN

 

OTRA FUENTE

II Congreso Pedagógico Nacional

 

Ley 23.114 por la que se convoca a la realización de Segundo Congreso Pedagógico Nacional

Pautas de Organización del Congreso Pedagógico

Convocatoria a la Asamblea Pedagógica Nacional

Pautas para la realización de la Asamblea Pedagógica Nacional

Discurso pronunciado por el Presidente de la Nación Dr. Raúl Ricardo Alfonsín, en el acto de apertura de la Asamblea Nacional

Discurso pronunciado por el Sr. Director General de la UNESCO, Dr. Federico Mayor Zaragoza, en el acto de apertura de la Asamblea Nacional

Autoridades del Segundo Congreso Pedagógico Nacional

Autoridades de la Asamblea Pedagógica Nacional 

 

ARGENTINA FUE ATACADA

POR EL TERRORISMO INTERNACIONAL

 

AYER

 

LOS TERRORISTAS SUBVERSIVOS INICIARON UNA GUERRA CONTRA EL ESTADO NACIONAL

PARA TOMAR EL PODER E INSTALAR UN SISTEMA COMUNISTA

-

EL GOBIERNO CONSTITUCIONAL ORDENO A SU BRAZO ARMADO ANIQUILAR A LOS TERRORISTAS

-

 

LAS FUERZAS ARMADAS , DE SEGURIDAD Y POLICIALES

CUMPLIERON LO ORDENADO

-

 

 

HOY

 

LOS INTEGRANTES DE ESAS FUERZAS SON PERSEGUIDOS , ENJUICIADOS Y CONDENADOS

 CON LEGISLACION ANTICONSTITUCIONAL, POSTERIOR A LOS HECHOS,

INCORPORANDO DELITOS ANTES INEXISTENTES EN NUESTRA LEGISLACION.

-

 

LOS TERRORISTAS SUBVERSIVOS FUERON  LIBERADOS, AMNISTIADOS O INDULTADOS Y COMPENSADOS ECONOMICAMENTE. NO SON JUZGADOS NI SUS CRIMENES CONSIDERADOS

DELITOS DE LESA HUMANIDAD.

LOS TERRORISTAS ESTAN LIBRES. MUCHOS SON FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO.

-

 

¿SOMOS LOS ARGENTINOS IGUALES ANTE LA LEY ?

(art.16 DE LA CONSTITUCION NACIONAL)

-

 

 

NO HAY PAZ SOCIAL SIN IGUALDAD ANTE LA LEY

 

 



[1] Mariano de Vedia, “la educación aún espera”. EUDEBA. Pág. 66

[2] Ibídem Pág. 33


[Adjunto no mostrado: =?ISO-8859-1?Q?B158=2D_El_Congreso_Pedag=F3gico_Nacional_de_1984=2D88=2DAdj=2Edoc?= (application/msword) ]