Inicio > Mis eListas > nuestra_historia_70 > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 61 al 90 
AsuntoAutor
B140- CRONICAS 01 EL MODER
B141- Levantamient EL MODER
B142- Copamiento d EL MODER
B143- CRONICAS Mar EL MODER
B144- Situacion de EL MODER
B145- 1988 Se amot EL MODER
B146- ATAQUE a La EL MODER
B147- ATAQUE a los EL MODER
B148- ATAQUE a los ARGENTIN
B149- ATAQUE a los ARGENTIN
B150- ATAQUE a los ARGENTIN
B151- JUICIO a los ARGENTIN
B152- ATAQUE a los ARGENTIN
B153- ATAQUE a los ARGENTIN
B154- ATAQUE a los ARGENTIN
B155- Ley de Defen ARGENTIN
B156- CRISIS Econo ARGENTIN
B157- Comentario s ARGENTIN
B158- El Congreso ARGENTIN
B159- Primera pres ARGENTIN
Fwd: B160- Segunda ARGENTIN
B161- Reforma de l ARGENTIN
Fwd: B162- La Refo ARGENTIN
B163- La caida del ARGENTIN
B164- La caida del ARGENTIN
B165- El terrorism ARGENTIN
B166- El terrorism ARGENTIN
B167- El terrorism ARGENTIN
B168- Profunda afe ARGENTIN
B169 Profunda afec ARGENTIN
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
ARGENTINA INÉDITA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 993     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[nuestra_historia_70] B166- El terrorismo internacional en la Argentina.2da Parte
Fecha:Lunes, 30 de Noviembre, 2009  19:50:16 (-0200)
Autor:ARGENTINA INEDITA <nuestra.historia.70 @.....com>

"NUESTRA HISTORIA 70"

 

BOLETINES PARA COLECCIONAR

 

                 

Es una serie informativa sobre acontecimientos de nuestro pasado reciente, destinado principalmente  a quienes no los vivieron y para los que los olvidaron. Su exposición no busca polemizar ni agraviar, sino lograr la concordia a través de la verdad y la equidad en el tratamiento de los dramáticos sucesos vividos en la década del 70 que vienen siendo parcializados y distorsionados mediante una campaña de mentiras y desinformación interesada.

 

 

B166- El terrorismo internacional en la Argentina. 2da Parte     30 de Nov de 2008

 

 

Temas desarrollados.

  • El atentado a la sede de la AMIA-DAIA. Los hechos.
  • Consideraciones sobre esta 2da Parte.

 

 

 

Atentado a la Asociación Mutual Israelita (AMIA) y a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA)

 
A las 09 y 35 del  18 de julio de 1994, un artefacto explosivo de alto poder derrumbó una gran parte del edificio de la AMIA-DAIA, causando además daños importantes en edificios linderos y de los alrededores. La explosión causó 85 muertos (dentro del edificio, en la calle, en los edificios laterales y en los situados al frente) y varios centenares de heridos causando gran conmoción de la populosa barriada de Balvanera ( conocida como “Once”).

 

La instrucción judicial del suceso le fue asignada al juez Dr Juan José Galeano de turno en el día de los hechos, y en primera instancia la Policía Federal quedó a cargo de la investigación. Es de hacer notar que en la Argentina no existe un cuerpo de investigación para el caso de catástrofes, derivándose este tipo de hecho gravísimo a distintos actores, lo que ocasiona dificultades para  que prosperen  recomendaciones derivadas de esa experiencia, útiles para prevenciones en el futuro como hubiera sido lógico efectuar  tras la explosión en la Embajada de Israel, dos años antes.( Ver Boletín B165-1ra Parte)

 

Durante un primer momento se sucedieron  desprolijidades en la investigación y  contradicciones en los hechos asumidos como ciertos por la fiscalía y el juzgado, sin pruebas totalmente fundamentadas.

 

Aun no callados los ecos de la explosión, personal del Juzgado, Policía Federal y un supuesto agente del Mossad (posteriormente se comprobó que era falso ya que fue   identificado como agente de la SIDE) conducían los interrogatorios a los testigos heridos que se restablecían en el Hospital de Clínicas, tratando de inducir las respuestas para que mencionaran que habían observado una Trafic blanca en el escenario de los hechos.

 

Lo mismo hicieron en los días subsiguientes con todos los testigos presenciales que se habían encontrado próximos a la AMIA/DAIA sobre la calle Pasteur (próximo  a los cruces  con Tucumán o Viamonte). Todos, sin excepción, negaron la presencia del citado vehículo, recalcando muchos de ellos que, de haber existido un móvil de ese tipo tendrían que haberlo visto. Estas declaraciones de esos primeros días fueron mantenidas en las testimoniales bajo juramento durante el juicio oral, 8 años después.

 

Antes de estar totalmente encausada la investigación se comenzó a insinuar quienes serían los posibles autores, al menos intelectuales, del atentado. Se habló del partido político y milicia armada libanesa Hezbollah y sus vínculos con la Jihad Islámica, a los que también se había involucrado en el atentado a la Embajada de Israel.

 

Más confusión aún trajo lo aportado por los expertos y los medios de comunicación con sus opiniones contradictorias o a veces negadas un tiempo después.

 

Así el 20 de julio de 1994, Clarín en un artículo de Pág. 18 decía… “Los terroristas habrían colocado una bomba dentro de la sede judía a través de un edificio vecino. Es posible que hayan colocado otra en la puerta de entrada a la AMIA. Está prácticamente descartada la utilización de un coche bomba…”

 

La primera conclusión de los expertos de Gendarmería es que “hubo una acción combinada entre una o dos cargas explosivas colocadas en el interior del edificio, una en el sector delantero y otra próxima a la puerta principal………”

 

El Comandante retirado de Gendarmería Laborda ante cámaras de televisión en el lugar, manifestó que no había habido coche bomba y que la explosión había sido interior. Un año después cambió de opinión y en una pericia de parte, solicitada por la DAIA, manifestó  que un coche bomba había entrado parcialmente dentro del edificio, antes de explotar. Pericia que el Juez Galeano dio como verdadera.

 

El Sr. Charles Hunter, experto en explosivos enviado por el FBI, dictaminó en principio la explosión interior, fundamentando su conclusión en la rotura de la columna del edificio vecino en la medianera que da a la calle Tucumán y la asimetría de la distribución de los escombros. De regreso a su país de origen presentó su informe final aceptando la teoría oficial  del coche bomba.

 

Otro de los hechos, que en cualquier sociedad que aprecie su dignidad hubiera causado conmoción, fue la súbita presencia en Buenos Aires de una Unidad del Ejercito Israelí ( Tzáhal)  a cargo del General Zeev Livne y agentes del Mossad, para realizar la remoción de los escombros y actividades de inteligencia

 

Esto acontecía en un país donde la propia Ley de Defensa prohíbe expresamente a sus Fuerzas Armadas tener ningún tipo de intervención en asuntos internos y menos aun en realizar tareas de Inteligencia. Vale la pena recordar que el Estado de Israel nada tenía que ver ni hacer en la investigación judicial del atentado a la AMIA/DAIA pues son entidades civiles argentinas, constituidas y registradas según la ley de nuestro país.

 

El 26 de Julio de 1994, La Prensa en página 6, publicó una nota de Verónica Bonachi que decía “después del medio día del 25 de Julio, hubo otro hallazgo que movilizó a los periodistas de lugar, mientras el grupo de rescate (unidad de rescate Israelí) juntaba sus materiales y guardaba cuidadosamente los equipos especiales, el General Zeev Livne atravesó el vallado y anunció: “hemos encontrado partes de un auto con un cadáver adentro. Posiblemente sea el suicida que conducía el coche-bomba, pero no se puede identificar a la víctima porque esta completamente destrozada “……Livne especuló: “Acá había problemas para estacionar pero no para pasar. Pienso que el auto se puso de frente y subió hacia el  edificio, allí explotó, por eso hay un cráter en la vereda y el cordón”.

 

Más tarde durante el juicio oral, ante la carencia de toda otra evaluación de ese hallazgo, y habiendo probado que el acta de secuestro del mencionado vehículo era apócrifa, se requirió la presencia de Livne y su gente. Los testigos (el general y dos subordinados) declararon que “ellos habían trabajado en la remoción de escombros el 25/07/94 al atardecer, encontrando entre los escombros el motor de la Trafic, antes de retornar a su país”.  Esta manifestación se contrariaba con lo dicho en el momento del hallazgo (no habían trabajado entre los escombros en las horas de la tarde).

 

En Octubre de 1994 se recibió en el juzgado el informe israelí sobre el atentado, realizado por la gente del Mossad donde en  el punto 7. “El foco de la explosión se  expresaba: ”La presencia del coche-bomba está   fundada en la presencia de un cráter de aproximadamente de 5.5 mts de diámetro y más de 1 metro de profundidad, que se extendía  una parte en la acera y otra en la calzada”

 

Ni el informe israelí, ni las investigaciones locales aportaron una foto o evidencia creíble del cráter mencionado. Pero el perito de bomberos de la Policía Federal lo incluyó en su pericia y los fiscales la incorporaron en las requisitorias al comenzar el juicio oral en septiembre de 2001.

 

Al respecto la amplia experiencia mundial indica que cuando se utiliza este modo de acción terrorista, queda perfectamente identificable más de un 30 % del vehículo en el lugar y el resto en las inmediaciones, mas aún, nunca se ha dado que el motor se rompa en pequeños trozos.

 

Las pequeñas partes de la Trafic que se dijo haber encontrado, cuyas actas de secuestro fueron a posteriori desestimadas por apócrifas en el  tribunal oral, apenas alcanzaron a un 6 % de un vehiculo de ese tipo. El peritaje inserto en el sumario que fuera realizado por los fabricantes de ese tipo de vehículos concluyó que:

 

  1. No se encontraron restos de la carrocería que dijeron suministró el imputado Telleldin.
  2. Las partes enviadas por la justicia pertenecían a dos Trafic distintas.
  3. Ninguna de las partes mostraba señales de haber sufrido las altísimas temperaturas que produce una deflagración de tal magnitud.
  4. Los restos del motor de la camioneta a la cual pertenecían algunas de las partes enviadas a estudios mostraban que la bomba de nafta no estaba en su lugar (como si se hubiera sacado antes) en el momento de la presunta explosión.

 

La investigación continuó sumando procedimientos poco claros e irregularidades, entrando en una nebulosa que permitió a los medios de comunicación más importantes, comenzar a despegarse de la llamada “historia oficial” del atentado, que hasta ese momento “sostenían periodísticamente”.

 

Este cambio hizo salir a la luz  procedimientos dirigidos a desinformar y al armado de pistas falsas, que condujeron a la inmediata asignación de responsabilidades en los primeros pasos de  investigación y a admitir la existencia de la Trafic- bomba sin pruebas suficientemente documentadas.

 

Sobre esta base se dirigió la pesquisa, exclusivamente para determinar quien era el último poseedor del vehículo y quiénes fueron los participantes en la entrega del mismo a los terroristas. Así se detuvo a Telleldin y a un grupo de miembros de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Cuando las evidencias se fueron diluyendo uno de los abogados defensores presentó un video que mostraba  al Juez Galeano ofreciendo el pago de 400.000 dólares para que el imputado  Telleldin formalizara la acusación sobre la participación de los Policías Bonaerenses [1].

 

En el orden internacional también se puso de manifiesto la ligereza del proceso y los errores cometidos por el juzgado:

 

·         En el año 2003 el ex embajador de Irán en la Argentina- Hadi Saleimanpour, que formó parte de una primera solicitud de detención internacional, fue ubicado en Londres y detenido durante algunas semanas. La justicia argentina remitió los  elementos de sospecha y el juez londinense no los tomó en cuenta por inconsistentes.  Soleimanpour fue liberado y accesoriamente Irán indemnizado por el Reino Unido.

·         En la conferencia anual de INTERPOL del 2004 se exculpó a los 12 iraníes requeridos por la argentina por sospechosos del ataque a la AMIA, por no acreditarse suficientemente su intervención.

 

A estas situaciones se fueron sumando otros aportes que contribuyeron a complicar la investigación como:  las intervenciones y/o presiones del poder político, la SIDE, la AMIA,  la DAIA, ONGs  judías APEMIA[2] y Memoria Activa . Es de hacer notar que algunas organizaciones judías mostraron discrepancias  entre sí, llegando, alguna de ellas, a denunciar la intervención del Estado de Israel y los EEUU.

 

Tampoco estuvieron ausentes las internas judiciales: así por ejemplo, el juez Dr. Patricio Alberto Santa María, según lo declarado por el Dr.Claudio Lisfchitz.- ex secretario de Galeano- había dejado de enviar a su par Galeano información sobre dos causas, una de ellas por venta de pasaporte a un iraní por parte de un oficial de migraciones. Por otra parte, el juez Claudio Bonadío (a cargo de un sumario contra Galeano) fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura por haber trabado durante años la investigación de las irregularidades cometidas por Galeano... los consejeros oficialistas, salvaron a Bonadío votando a su favor.

 

En septiembre de 1996 se creó, en el ámbito del Congreso de la Nación, una Comisión Bicameral Antiterrorista conformada por senadores y diputados, cuyo objetivo fundamental era realizar el seguimiento a las investigaciones por los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA.  La Comisión  debía recopilar toda la legislación y proyectos de leyes afines para la redacción de una Ley integral, que posteriormente incluyera en la discusión de esa “Ley Antiterrorista”, entre otros temas, la figura del arrepentido y del agente encubierto.

 

En 1998 por primera vez un documento oficial admitía a la Jihad Islámica como posible vinculación con el atentado de la Embajada Israelí y el  23 de diciembre de 1999, la Corte Suprema ratificaba la responsabilidad de esa fracción como brazo armado de Hezbollah. (ver boletín  B165 . 1ra Parte)

Luego de  nueve años de diligencias, el Dr. Pablo Jacoby abogado de Memoria Activa, presentó un pedido de recusación contra Galeano  por “falta de imparcialidad del Juez en la causa”.

 

El día miércoles 3 de Diciembre de 2003, la sala II de la Cámara Federal ordenó que “el Juez Juan José Galeano fuera apartado de la causa sobre el atentado a la AMIA que estaba en sus manos desde 1994, al ser recusado por los familiares de las víctimas nucleadas en la agrupación “Memoria Activa”.

 

Consideraciones sobre esta 2da Parte

 

El caso “AMIA”, como se conoce a la investigación judicial de la explosión que derrumbó la parte delantera del edificio donde se alojaban las asociaciones de la comunidad judía local, no sólo ha consumido un millar de hojas en su “causa madre” y casi otro tanto en las otras causas que de ella se derivaron, sino también fue la causal de la separación – sumario mediante – de fiscales y jueces y puso en evidencia la ingerencia de las autoridades de gobierno locales y de países extranjeros a través de sus servicios de inteligencia, interesados en que él o los culpables respondieran a sus intereses y necesidades políticas.

 

Así, la madeja de intereses unida a las negligencias en los procedimientos de investigación, convirtió el voluminoso sumario imposible de manejar, donde los principales beneficiados hasta el momento parecen ser los responsables del hecho, hasta hoy impunes.

                        

FIN DEL BOLETÍN 166. 2da Parte.

 

 

 

 

 

REFLEXION

 

 

 

ARGENTINA FUE ATACADA

POR EL TERRORISMO INTERNACIONAL

 

AYER

 

LOS TERRORISTAS SUBVERSIVOS INICIARON UNA GUERRA CONTRA EL ESTADO NACIONAL

PARA TOMAR EL PODER E INSTALAR UN SISTEMA COMUNISTA

-

EL GOBIERNO CONSTITUCIONAL ORDENO A SU BRAZO ARMADO ANIQUILAR A LOS TERRORISTAS

-

 

LAS FUERZAS ARMADAS , DE SEGURIDAD Y POLICIALES

CUMPLIERON LO ORDENADO

-

 

 

HOY

 

LOS INTEGRANTES DE ESAS FUERZAS SON PERSEGUIDOS , ENJUICIADOS Y CONDENADOS

 CON LEGISLACION ANTICONSTITUCIONAL, POSTERIOR A LOS HECHOS,

INCORPORANDO DELITOS ANTES INEXISTENTES EN NUESTRA LEGISLACION.

-

 

LOS TERRORISTAS SUBVERSIVOS FUERON  LIBERADOS, AMNISTIADOS O INDULTADOS Y COMPENSADOS ECONOMICAMENTE. NO SON JUZGADOS NI SUS CRIMENES CONSIDERADOS

DELITOS DE LESA HUMANIDAD.

LOS TERRORISTAS ESTAN LIBRES. MUCHOS SON FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO.

-

 

¿SOMOS LOS ARGENTINOS IGUALES ANTE LA LEY ?

(art.16 DE LA CONSTITUCION NACIONAL)

-

 

 

NO HAY PAZ SOCIAL SIN IGUALDAD ANTE LA LEY

 

 



[1] “Causa Video”. A cargo del Juez Ariel Lijo quien procesó a Galeano, Beraja (Titular de la DAIA) y Anzorreguy  (Secretario de Inteligencia de

      Estado)

2   Agrupación por el esclarecimiento de la Masacre impune de la AMIA  Es una organización integrada por una minoría de los familiares de victimas de la

      AMIA. Nació como un desprendimiento de Memoria Activa .Cuenta con el apoyo de Estudiantes Universitarios, Partido Obrero, Madres de Plaza de

    Mayo- Línea Fundadora- dirigentes del Movimiento Piquetero,- Liderada por Laura Ginsberg