Inicio > Mis eListas > nuestra_historia_70 > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 61 al 90 
AsuntoAutor
B140- CRONICAS 01 EL MODER
B141- Levantamient EL MODER
B142- Copamiento d EL MODER
B143- CRONICAS Mar EL MODER
B144- Situacion de EL MODER
B145- 1988 Se amot EL MODER
B146- ATAQUE a La EL MODER
B147- ATAQUE a los EL MODER
B148- ATAQUE a los ARGENTIN
B149- ATAQUE a los ARGENTIN
B150- ATAQUE a los ARGENTIN
B151- JUICIO a los ARGENTIN
B152- ATAQUE a los ARGENTIN
B153- ATAQUE a los ARGENTIN
B154- ATAQUE a los ARGENTIN
B155- Ley de Defen ARGENTIN
B156- CRISIS Econo ARGENTIN
B157- Comentario s ARGENTIN
B158- El Congreso ARGENTIN
B159- Primera pres ARGENTIN
Fwd: B160- Segunda ARGENTIN
B161- Reforma de l ARGENTIN
Fwd: B162- La Refo ARGENTIN
B163- La caida del ARGENTIN
B164- La caida del ARGENTIN
B165- El terrorism ARGENTIN
B166- El terrorism ARGENTIN
B167- El terrorism ARGENTIN
B168- Profunda afe ARGENTIN
B169 Profunda afec ARGENTIN
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
ARGENTINA INÉDITA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 994     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[nuestra_historia_70] B167- El terrorismo internacional en Argentina.3ra Parte
Fecha:Miercoles, 30 de Diciembre, 2009  16:53:09 (-0200)
Autor:ARGENTINA INEDITA <nuestra.historia.70 @.....com>

"NUESTRA HISTORIA 70"

 

BOLETINES PARA COLECCIONAR

 

                 

Es una serie informativa sobre acontecimientos de nuestro pasado reciente, destinado principalmente  a quienes no los vivieron y para los que los olvidaron. Su exposición no busca polemizar ni agraviar, sino lograr la concordia a través de la verdad y la equidad en el tratamiento de los dramáticos sucesos vividos en la década del 70 que vienen siendo parcializados y distorsionados mediante una campaña de mentiras y desinformación interesada.

 

 

B167- El terrorismo internacional en Argentina.3ra Parte 30 de Diciembre de 2008

 

 

Temas desarrollados

  • Elevación a Juicio Oral AMIA/DAIA.
  • Jueces, fiscales y defensores.
  • La sentencia de la Cámara
  • La segunda parte del sumario-AMIA2
  • Otras falencias , problemas y contradicciones.
  • Declaración del secretario del juez Galeano.
  • Intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
  • Consideraciones finales
  • SALUTACIÓN

 

 

 
Elevación a Juicio Oral por el atentado al edificio de  la Asociación Mutual Israelita y Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas. (AMIA / DAIA)

 

Luego de una investigación de casi 6 años, plagada de irregularidades, el juez Juan José Galeano firmó a fines de febrero de 2000 el pedido para elevar a juicio oral la causa por el atentado contra la AMIA (así denominaremos en adelante al lugar de atentado) que mató a 86 personas. En una resolución de más de 200 páginas avalaba la teoría  según la cual el edificio había sido volado el 18 de julio de 1994 con una carga explosiva transportada por una camioneta Renault Trafic.

 

En el marco de la causa se encontraban detenidos veinte imputados, a quienes se  envió a juicio oral por estar acotado el juez, por los plazos legales, debido a que  Telleldin, el comisario Ribelli y los oficiales Irineo Leal, Raúl Ibarra, Mario Barreiro y otros estaban detenidos desde hacia más de tres años.

 

El juez Galeano en ese acto elevaba a juicio oral a los presuntos implicados en la causa local, aunque se  seguiría investigando la conexión internacional en la cual, hasta ese momento, no había acusados. Ésto se encuentra corroborado en la propia resolución de Galeano cuando expresa: “La investigación no ha concluido, por el contrario, solamente se están enviando a juicio  aquellas partes que demuestran la existencia de delincuentes asociados con la policía, cuya actividad pudo tener un efecto en el resultado final”.

 

Jueces, fiscales y defensores.

 

Originalmente el Tribunal Oral Federal Nº 3 estuvo integrado por los Dres. Larrabere, Pons y Andino Allende, pero a raíz de un pedido de licencia del último de los nombrados, posteriormente se designó al Dr. Gordo, integrante del TOF N 5.

 

Durante el juicio oral se presentaron  dos querellas: una integrada por AMIA, DAIA, y familiares; la segunda fue Memoria Activa. En representación del Ministerio Fiscal intervinieron el Dr. Alberto Nisman y el Dr. Romero. Los fiscales que habían actuado durante la instrucción: Dres. Mullen y Barbacio, fueron convocados a participar en el Juicio Oral, tal como prevé el Código Procesal. En las defensas de los imputados, abogados particulares defendieron a 7 inculpados y el resto fue asistido por la Defensoría Oficial.

 

A fines del 2003, la Cámara de Apelaciones separó al juez Galeano de la causa AMIA, ante el riesgo de que hubiera perdido imparcialidad en el caso. Cuatro meses después (abril de 2004) el Tribunal Oral separó también a los fiscales Mullen y Barbacio, ante el planteo de reacusación formulado por los abogados defensores de Carlos Telleldin[1].

 

La decisión final adoptada por el Tribunal Oral fue la declaración de nulidad de una gran parte de la investigación: la llamada causa “Brigadas,”[2] y como consecuencia, la absolución de los acusados.

 

La sentencia de la Cámara

 

Estructuralmente  se compuso de dos títulos:

-          En el primero de ellos, que consta de diecisiete capítulos, se analizaba todo lo vinculado con la “causa AMIA” e incluía no sólo la investigación del atentado, sino también los hechos de la denominada “causa Brigada” (ambas acumuladas), a respecto de la cual el  Tribunal Oral dictó la nulidad que concluyó con la absolución de los imputados.

 

-          En el titulo segundo se analizó una denominada “causa Video”, cuyo objeto de investigación había sido el delito de coacción en contra del Dr. Galeano. Esta causa fue instruida por el Dr. Oyarbide hasta que la Cámara lo separó de la investigación. El TOF N 3 concluyó  que el hecho no constituyó delito y absolvió al único imputado, el comisario Juan José Ribelli.

 

En la sentencia se determinó el momento a partir del cual el Dr. Galeano se habría apartado de la búsqueda de la verdad, recurriendo a comportamientos contrarios al ordenamiento legal. Entendieron los camaristas que en este comportamiento colaboraron distintos organismos de los tres poderes del Estado, brindando un sostén político o, directamente, encubriendo actuaciones irregulares del magistrado y aceptando las presiones de las partes involucradas, tanto en el ámbito  nacional como internacional.

 

 

En cuanto a la temática de su contenido, la sentencia se desarrolló en tres ejes:

 

1.      Se describe la mecánica de la explosión. Cómo se habría cometido el atentado; la utilización del coche bomba; quienes se relacionaron con el vehículo  y cómo y quién armó la camioneta; qué explosivo se utilizó y qué daños produjo la explosión.

 

2.      En el segundo eje se analiza la pérdida de imparcialidad por parte del juez Galeano y la consecuente nulidad. De esta parte de la  sentencia surgen las mayores denuncias efectuadas por el Tribunal.

 

3.      Aquí el Tribunal analiza los indicios invocados por las partes acusadoras en sus alegatos. Al declarar la nulidad y descartar la existencia de una vía de investigación independiente, se tornaba innecesario el análisis de los indicios invocados por las partes. Sin embargo el Tribunal consideró que frente al hecho terrorista correspondía dar acabada respuesta a las expectativas puestas sobre el debate por las víctimas del hecho y los reclamos de la sociedad.

 

En la últimas veinte páginas el TOF N 3, con invocación al derecho a la verdad desarrollado en el campo del Derecho Internacional - Derecho Humanitario - y basándose en los análisis de los elementos presentados por las partes acusadoras en su pretensión condenatoria, concluyó que no había elementos para condenar a los imputados.

 

Ante la resolución del Tribunal de fecha 15 de diciembre de 2004 registrada bajo el N 969, las partes que se consideraron perjudicadas interpusieron un recurso de Casación.

 

La segunda parte del sumario (judicialmente llamado AMIA 2)

 

La primera parte de la investigación (hasta el relevo del juez Galeano) mostró una suma de irregularidades que determinaron la nulidad de gran parte de lo actuado y liberación de los procesados (caso “Brigadas”).

 

Durante todo el desarrollo de estas segundas actuaciones, las teorías judiciales sobre la  intervención internacional en el atentado variaron notablemente. Mientras que el juez Galeano culpaba a  funcionarios íraníes que formaban una suerte de asociación criminal, los últimos pedidos de captura hacen responsables de ordenar su ejecución a las máximas autoridades de ese país en la época que sucedió el atentado..

 

En tanto el tema de la conexión local, parece haber perdido fuerzas después de la resolución del TOF 3, y se han redoblado los esfuerzos para llevar a juicio al ex juez de la causa Galeano, al ex presidente Carlos Menem y a su hermano Munir, al ex titular de  SIDE  Hugo Anzoarreguy, el ex jefe de la unidad antiterrorista de la Policía Federal, al comisario Jorge Palacios y a Rubén Baraja ex presidente de la mutual.

 

A 15 años de ocurrido el atentado la causa principal continúa abierta y de ella se han desprendido otras causas derivadas por el encubrimiento, por incumplimiento de deberes de funcionario público y por obstaculizar y/o desviar la investigación del atentado.

 

Atento a ello, trataremos de enumerar las distintas diligencias procesales e informaciones producidas por las partes dejando constancia de la situación en el momento que se produjeron.

 

A pesar del rechazo del pedido de captura internacional emitido por el ex juez Galeano en el año 2003 (ver Boletín 165); el posterior juez de la causa Carnicoba Corral, a solicitud del fiscal Nissman, emitió nuevamente una resolución judicial equivalente a la de su antecesor, que fue rechazada por Interpol (por 100 votos en contra y 5 por la aceptación) por carencia de pruebas.

 

En marzo de 2005 el Estado argentino realizó un histórico reconocimiento ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al admitir su responsabilidad por la falta de esclarecimiento del atentado .Al mismo  tiempo se comprometió a poner en práctica medidas superadoras.

 

En la reunión posterior de la CIDH, en Washington, se examinó la actuación gubernamental, siendo los representantes del país: un funcionario de cancillería, integrantes de  Memoria Activa y del Centro de estudios Legales y Sociales CELS (que está presidido por Horacio Verbistky) y fue aquí donde el Estado argentino asumió promesas que a la fecha actual están incumplidas. Las principales de ellas:

 

-          La creación de una unidad especializada en catástrofes    

-          La modificación de la Ley de Inteligencia

-          La producción de hechos trascendentes  por parte de la “Unidad Fiscal AMIA”(a pesar de su fortalecimiento)

 

Otras falencias , problemas y contradicciones.

 

  • No se han investigado las intervenciones telefónicas hechas por la SIDE antes del atentado. Punto éste muy delicado pues se refiere al eventual conocimiento previo que los agentes de  Inteligencia del Estado pudieron haber tenido de la preparación del hecho.
  • No se investigaron las privaciones ilegales de la libertad realizadas por la SIDE, ni el posible encubrimiento en  que según el TOF 3, pudieron haber incurrido los legisladores integrantes de la Comisión Bicameral sobre AMIA, como Carlos Soria, César Arias y Carlos Álvarez, entre otros.
  • El gobierno respaldó (en el año 2006) al juez Claudio Bonadío en el Consejo de la Magistratura, donde estaba denunciado por haber demorado durante años la investigación de las irregularidades del juez Galeano.
  • El fiscal Nissman fue protagonista de la situación más deslucida del proceso judicial al proclamar internacionalmente que había identificado el conductor suicida, el ciudadano Libanés Ibrahim Hussein Brru (también Berro/Borro según las fuentes) que pertenecía al Hezbollah, al ser inmediatamente y públicamente desmentido por el gobierno del Líbano y acusados de fabular por la familia del presunto conductor suicida. ( Salieron al aire durante una audición radial conducida por Rolando Hanglin).

  • Fue presentada una denuncia penal contra los fiscales Nissman y Martínez Burgos, contra los responsables del American Jewish Comité y los de la Amia, debido a una reunión reservada mantenida por los citados en Washington y puesta en evidencia por una Agencia de Noticias Judías, lo que causó gran malestar, por la manifestación impropia de los agentes fiscales y por la intromisión extranjera en cuestiones internas.
  • Interpol denunció públicamente  que era objeto de presiones de congresales  norteamericanos  y del Washington Time, intentando que ese organismo  librara órdenes de captura  contra iraníes. Esta denuncia se encuentra en la página  web  de Interpol  firmada por el Secretario General del organismo Sr. Ronald  K. Noble.

            (http://www.interpol. Pol.int/Public/News/2007/Ronald Noble20070124Es.asp)

 

La Cámara Federal  suspendió los trámites para la elevación a juicio de la causa por irregularidades en el caso AMIA, donde están procesados Menem, Anzorreguy  y otros. (La decisión se mantendrá hasta tanto la Cámara  Nacional de Casación Penal resuelva  un recurso presentado por Galeano por un delito por el que se lo acusó y había sido sobreseído en 1997)[3]

           

Declaración del secretario del juez Galeano.

 

E l abogado Claudio Lisfchitz, quien fuera secretario del juez Galeano, fue víctima de un secuestro seguido de torturas el 6 de marzo de 2009. Liberado, el día 13 de marzo declaró ante el juez federal Lijo, dejando entender  que tanto de sus declaraciones en la Comisión  Bicameral y lo testificado en el juicio oral, quedaba clara la conducta  que tuvo el Estado - a través de sus organismos de inteligencia (SIDE)  y la Policía Federal - para encubrir a los verdaderos responsables del atentado valiéndose para ello de jueces federales, entre ellos el Dr. Galeano y el Dr. Santamaría ( actual titular del tribunal federal de Lomas de Zamora), quienes  junto a Anzorreguy, Juan C. Anchezar  y Horacio Stiusso,

 

En su extensa declaración el Dr. Lisfchitz  agregó que en una oportunidad fue llamado a su celular  por Diego  Buranielo, colaborador de la presidente Cristina Fernández de  Kirchner, acordando un encuentro lo antes posible en una confitería cercana a la casa de gobierno. Allí  Buranielo a pedido de la primera magistrada le ofreció integrar una mesa de seguimiento e investigación de la causa AMIA, junto a Stiusso. Según el dicente, la respuesta fue una cerrada negativa dado que ella sabía perfectamente que sus denuncias estaban dirigidas contra Stiusso.  A  partir de ese momento, dijo,  se cortaron las relaciones.

 

Además dejó asentado en su declaración  que había tratado de informar a varios miembros del gabinete lo que sucedía  en la SIDE  y en particular lo realizado por Stiusso, sin tener la receptividad esperada.

También  dijo que la respuesta más extraña que obtuviera en sus intentos fue la de la Ministro de Defensa

Nilda  Garré, quien ante los comentarios que efectuó    le contestó “a mí me cae simpático (Stiusso), es más progre”. Al respecto dijo que le había parecido un disparate ese  calificativo referido a quien se desempeñara en “Automotores Orletti”.(Centro de reunión de prisioneros durante el gobierno militar).

 
Intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

En mayo de 2009 la SCJN dejó sin efecto la nulidad que pesaba sobre los primeros tramos de la causa “cuando el juez Galeano  actúo sin vicios de parcialidad”, aceptando así  los recursos extraordinarios  presentados por la fiscalía y  familiares de las  víctimas contra el fallo del  TOF 3  y la Cámara de Casación  que habían declarado nula toda la investigación  de  Galeano.

 

El máximo tribunal del país advirtió que “la frustración de todo el proceso  no puede  ser la respuesta de la justicia  al reclamo  de las víctimasy ordenó reabrir  parte de las investigaciones y empeñar el  “mayor esfuerzo” para “arribar a la verdad material de ataque  terrorista”.

 

Con esta resolución quedó en pie la pesquisa sobre Telleldin  y su declaración indagatoria, que habría  aportado valiosos elementos a la causa.  Los primeros días de julio el fiscal  Alberto  Nisman  solicitó  al juez federal  Ariel Lijo  la detención, previo desafuero, de Carlos S. Menem, su hermano Munir, H Anzorreguy, Juan C. Anchezar, Juan J. Galeano y  Jorge F. Palacios. Llama la atención  la no inclusión  de Beraja  en los pedidos de detención como figuraba en los primeros listados, a pesar de ser  cuestionado por las propias  organizaciones judías.

 

La acusación es por haber  encubierto y garantizado protección a la conexión local del atentado, más precisamente  a Alberto Kannore  Edul  (hijo) sospechado de integrar la conexión local junto con el agregado de la embajada iraní, hoy también  con pedido de captura, Moshen Rabbani.

 

La denuncia  se inscribió el marco  de la causa en la que el Dr. Lijo  investiga irregularidades en la tramitación del expediente  por la causa  AMIA, siendo el Dr. Patricio Evers  el fiscal interviniente.

 

En la actualidad el juez Lijio  procesó  a los encartados y en sus escritos manifestó: “La interrupción de la investigación fue producto de la voluntad ilegitima del Poder  Ejecutivo instrumentada en connivencia con los otros acusados”

 

“…..a partir de las directivas dadas se evito  la producción de las medidas que eran imprescindible  para dilucidar la responsabilidad de la pista siria…”  “…….lo que ocasionó la perdida de elementos de producción inmediata y de difícil recolección posterior, que frustraron la averiguación de la verdad”.

 

Consideraciones finales de los boletines 165, 166 y 167.

 
Las acciones terroristas son en general herramientas utilizadas por grupos u organizaciones que pretenden obtener objetivos políticos/económicos coaccionando a sectores de la sociedad o a la sociedad misma mediante el temor e infundiéndoles la sensación de que sus acciones criminales no son evitables por los medios a disposición del Estado, con lo que su decepción los lleva a tener una sensación de indefensión que puede modificar las conductas personales y sociales en beneficio de los objetivos del agresor.

 

Los principales países del mundo han incorporado el concepto de “nuevas amenazas” (Ver Boletín Nº 165. 1ra Parte) como conflictos de naturaleza distinta a los conocidos hasta hace pocos años atrás. Debido a la importancia que pueden tener en la defensa de la soberanía nacional y de los más grandes intereses de la sociedad, han sido incorporados en las previsiones de cada nación en los planes de defensa nacional.

 

En nuestro caso, por razones políticas ideológicas, la Ley de Defensa Nacional Nº 23.554 (ver Boletín 155)  no ha tenido en cuenta los alcances de estos conflictos que son los prevalecientes en el mundo y ha dejado esos temas en manos de las organizaciones civiles como la Secretaría de Inteligencia (SI), policías y fuerzas de seguridad. Al sustraer a las FFAA de la realización de tareas de Inteligencia – de acuerdo a la Ley de Inteligencia Nacional Nº 25.520 - prácticamente se han anulado las acciones preventivas de esa naturaleza, que resultan imprescindibles para neutralizar o desbaratar esas amenazas.

 

Con respecto a las explosiones, (presuntamente productos de atentados terroristas cometidos  por fanáticos islámicos extranjeros contrarios a la existencia del Estado de Israel y a sus políticas) , parecería ser que ambas tuvieron pautas de investigación impuestas a priori: en principio se habrían designado los culpables, luego se habría establecido una metodología para que coincidiera con esa  premisa y posteriormente se “buscaron” las pruebas que justificaran el resultado previsto.

 

La citada presunción de ataques terroristas materializados por explosivos no respondió a la existencia de pruebas indubitables conocidas y, hasta la fecha, se ignoran las razones que llevaron a los sucesivos jueces a aceptar hipótesis tan controvertidas por varias pericias técnicas. La Argentina se convertía así, entre otras “rarezas”, en el único país del mundo en que los coches-bomba se desmenuzan al explotar, desapareciendo su mayor parte.

 

“Ningún gobierno, desde 1992 hasta la fecha ha estado a la altura de las circunstancias: ha habido testigos que aparecían justo en los aniversarios, arrepentidos falsos, documentos que figuraban en la causa y luego desaparecieron, cámaras ocultas, cohecho y dinero de origen desconocido que repartido oportunamente, lograron que algunos medios repitieran como autómatas las versiones que interesaban al poder” (Diario Perfil) . La precedente noticia aparecida en el mencionado matutino describe lo que la opinión pública no dirigida, pensaba sobre el curso de la investigación en desarrollo.

 

Nosotros apreciamos que las explosiones de referencia no han sido investigadas en forma eficaz por la justicia argentina , debido – principalmente – a los intereses políticos del gobierno y a las presiones de la importante comunidad judía en el país que se sintió afectada.

 

Esas dificultades sumadas al hecho que no existe una estructura especializada con mando centralizado que sea la responsable de efectuar la evaluación inicial de la catástrofe, la asistencia a las víctimas del lugar, la preservación de pruebas  y la investigación posterior, ha ocasionado que casi 15 años después el sumario de primer atentado (explosión en la embajada) fuera cerrado sin imputados y el segundo sumario no haya podido cerrarse para juzgar a los presuntos culpables.

 

Finalmente podemos observar  a través del sucinto desarrollo de estos boletines que, en nuestro país, se convalida una vez más una  triste y peligrosa tradición de la justicia nacional en cuanto a la dependencia del poder político por lo que estamos convencidos que sobre estos tristes y trágicos hechos no se llegará, públicamente, a conocer la verdad de lo sucedido.

 
FIN DEL BOLETÍN Nº 167.-

 
 

SALUTACION DE FIN DE AÑO 

 

UNA VEZ MÁS, EN ESTOS CINCO AÑOS DE CONTACTO CON NUESTROS LECTORES, HACEMOS UN PARÉNTESIS PARA REPONER FUERZAS

A EFECTOS DE PODER CONTINUAR HACIÉNDOLES LLEGAR,

A PARTIR DE MARZO DE 2010: “NUESTRA HISTORIA–70”

 

JUNTO CON NUESTRAS CONSIDERACIONES SOBRE LOS ACONTECIMIENTOS QUE ESTÁN MARCANDO EL FUTURO DE NUESTRO QUERIDO PAÍS.

 

AGRADECEMOS VUESTRA COMPAÑÍA VIRTUAL Y DESEAMOS

UN AÑO PLENO DE FELICIDAD Y ALEGRÍAS PARA TODOS.

 

 

 

NO HAY PAZ SOCIAL SIN IGUALDAD ANTE LA LEY

 

 



[1] El Tribunal entendió que habían perdido el objetivo de control de legalidad del proceso y la objetividad necesaria al haber participado de determinados actos irregulares, como fue la declaración de Telleldin motivado por el pago de un supuesto soborno de 400.000 dólares

 

[2] Relativa a las acusaciones a los policías de la provincia de Buenos Aires.

[3] Se trata de una causa judicial abierta  tras hacerse pública la filmación donde el entonces juez Galeano negociaba con Telleldin el pago de un dinero (400.000 dólares) a cambio de una declaración que apuntara a policías bonaerenses.


[Adjunto no mostrado: B167-El terrorismo internacional en Argentina. 3ra Parte.Adj.doc (application/msword) ]