Inicio > Mis eListas > nuestra_historia_70 > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 91 al 106 
AsuntoAutor
B170- Profunda afe ARGENTIN
B171- Reflexiones ARGENTIN
B172- Sistema de I ARGENTIN
B173- DERECHO y JU ARGENTIN
B174- La Republica ARGENTIN
B175- DERECHOS HUM ARGENTIN
B176- DERECHOS HUM ARGENTIN
B177- DERECHOS HUM ARGENTIN
B178- DERECHOS HUM ARGENTIN
B179- DERECHOS HUM ARGENTIN
LOS MITOS SETENTIS ARGENTIN
B180- DERECHOS HUM ARGENTIN
B181- DERECHOS HUM ARGENTIN
B182- DERECHOS HUM ARGENTIN
B183- EL TERRORISM ARGENTIN
B184- FINAL DEL CI ARGENTIN
 << 30 ant. | -- ---- >>
 
nuestra_historia_70
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1006     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[nuestra_historia_70] B179- DERECHOS HUMANOS. Su empleo politico contra las FFAA.5ta Parte
Fecha:Lunes, 30 de Mayo, 2011  10:43:49 (-0300)
Autor:ARGENTINA INEDITA <nuestra.historia.70 @.....com>


"NUESTRA HISTORIA 70"

 

BOLETINES PARA COLECCIONAR

 

                 

Es una serie informativa sobre acontecimientos de nuestro pasado reciente, destinado principalmente  a quienes no los vivieron y para los que los olvidaron. Su exposición no busca polemizar ni agraviar, sino lograr la concordia a través de la verdad y la equidad en el tratamiento de los dramáticos sucesos vividos en la década del 70 que vienen siendo parcializados y distorsionados mediante una campaña de mentiras y desinformación interesada.

 

 

B179- Los derechos humanos. Su empleo político contra las FFAA.    30 de Mayo de 2011

 

 

Temas desarrollados

  • Los Medios de Comunicación Social (MCS) y los derechos Humanos .
  • El gobierno de Néstor Kirchner usa los DDHH.
  • Nueva Ley de Comunicación Audiovisual (Ley de medios)
  • Consideraciones generales.
  • REFLEXION

 

 

HAGA CLICK - NECESITAMOS DECIRLO

 

 

Los Medios de Comunicación Social (MCS) y los derechos Humanos .


Como se ha expresado en Boletines anteriores al 177 VER, el éxito obtenido con el “Plan de Propaganda” (El cuarto Pilar o la Solidaridad  Internacional) pergeñado por Santucho y materializado por Rodolfo Mattarrolo en París a partir de 1974  para desprestigiar al gobierno de facto y a las FFAA, permitió a los terroristas exiliados el rápido acceso a los medios de comunicación y el contacto y colaboración con las más diversas ONG de la izquierda europea y de los  derechos  humanos.

La premisa que utilizaron en toda su campaña y que luego se generalizó, consistió en no referirse a la guerra interna (revolucionaria) que habían iniciado junto con otras organizaciones armadas --como siempre recalcaron expresamente en sus “partes de guerra”, comunicados públicos y documentos internos difundidos en nuestro país –sino hablar de grupos de jóvenes políticos que se oponían o se defendían de dictaduras de gobiernos de facto, a pesar que sus mayores acciones de terrorismo fueron realizadas durante períodos de gobiernos constitucionales (1973-1976) que los habían reprimido con diferentes métodos.

 

Esa presencia de terroristas en Europa, incrementada a partir de 1977(defección del PRT-ERP) y 1978 con la huida del país de la masa de los dirigentes montoneros y combatientes y militantes comprometidos, tuvo una importante repercusión y expansión mediática a partir  de una conferencia de prensa realizada  el 12 de octubre de 1979, cuando Sara Solarz de Osatinsky, Ana María Martí y María Alicia Milia de Pirles, presas liberadas de la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada) se presentaron ante políticos franceses y periodistas  de todo el mundo, en la Asamblea  General de  Francia, para contar “el horror de sus cautiverios”  en la República Argentina.

 

La Sra. de Osatinsky, miembro de una familia de terroristas, omitió mencionar su participación, junto con su marido Marcos, en el “Cordobazo” (1969), la toma de la localidad de Garín  (1970), los asesinatos del teniente Azúa y del coronel Sanmartino (1971), el del general Sánchez y su fuga del penal de Rawson (1972), donde remató de un disparo en la cabeza al guardia cárcel ya herido, Juan Valenzuela.

 

Esta “representativa defensora de los DDHH (tuertos) y testigo calificada para los medios de comunicación social” había permanecido más de 20 meses detenida en la ESMA, donde ganó su derecho al “exilio” delatando a un sinnúmero de miembros de su organización, revelando información vital a sus captores y colaborando activamente en los interrogatorios a sus compañeros de armas.

 

Al llegar, asilada en Valencia junto con otros terroristas y bajo la conducción de Eduardo Luis Duhalde ([1]), planificaron las presentaciones en la ONU, la OEA, la Asamblea  Francesa e instituciones públicas y privadas europeas, donde se habían asegurado la difusión de la prensa oral, escrita y los medios televisivos,  narrando una historia falaz, incompleta y tergiversada en la que omitieron  deliberadamente su condición de agresores a la sociedad, presentándose  como “luchadores sociales o jóvenes idealistas”

 

Para comprender el auge que tomó la propaganda de los terroristas  devenidos en “jóvenes idealistas” deberíamos mencionar cuatro causas básicas:

 

  1. El debilitamiento del gobierno del Proceso en lo político y económico a partir del año 1979, tanto en lo interno como en lo internacional, que culminó con la derrota en Malvinas.
  2. El peso socio-cultural que tenían los partidos políticos y ONG de izquierda en Europa.
  3. La aceptación y multiplicación  (por los MCS) de una “historia” tendenciosamente elaborada, en un momento  en que los DD HH ocupaban un lugar destacado en los cenáculos de la intelectualidad de izquierda.
  4. La política  internacional de DD HH del presidente estadounidense  J. Carter, que presionaba a los países del hemisferio Sur (al haber sido eliminado el factor negativo para EEUU: la posibilidad de gobiernos comunistas dependientes de la URSS).


Así comenzaron a instalar “esloganes” tales como: “30.000 desaparecidos”, ”la apropiación sistemática de bebes”, el  “genocidio”, “la aplicación de torturas  aberrantes”, etc.([2])

 

A pesar de la vigencia de los instrumentos internacionales sobre los DDHH  y MCS, éstos sólo imperan a nivel formal y de modo declarativo dentro de la hipocresía de la diplomacia mundial. Sabemos que  un elevado porcentaje de la información es emitida por agencias que responden a intereses económicos y orientaciones políticas alienantes y transculturizadoras, en la imposición de un estilo de vida  escaso en valores y poco representativo del sentir nacional y, contrario sensu, no objetan ni enjuician a aquellos que los violan permanentemente cuando constituyen intereses de los grandes “rectores mundiales”. (DILEMA Ver de Mario Caponetto)

En los primeros años de la década del 80, en nuestro país comenzó la manipulación de la historia reciente con un ataque integral contra las FFAA  por parte de los partidos políticos de centro izquierda y ONG de DD HH, que fueron degradando en forma paulatina y constante a esas instituciones y a sus miembros.

 

Los Derechos Humanos sesgados (tuertos) han sido y son el vehículo del que se valen los dirigentes terroristas de la década del 70, para tapar las atrocidades que cometieron en el  pasado y las actividades corporativas y corruptas del presente.

 

Todos aquellos nacidos durante la década en que el terrorismo asoló a la República y a sus habitantes, constituyen una generación (que en la actualidad orilla los  40 años de edad) que han sufrido a partir de 1984 el bombardeo sistemático e ininterrumpido de los MCS con una “historia oficial”. Tal acción ininterrumpida durante 25 años dificulta hoy la sana crítica para distinguir la verdad histórica de lo ocurrido en esos años de la llamada “memoria” que constituye un relato falseado, cuyo único objetivo es atacar a las FFAA y defender a los victimarios de entonces. Se reclaman  juicios y castigos  para los militares que habrían cometido crímenes, pero sistemáticamente se ignoran los que cometieron ellos. 

 

Se ha instalado una visión  hemipléjica, profundamente inmoral, que trata de modo desigual similares violaciones. Se atribuye más gravedad  a las faltas cometidas por funcionarios del Estado (cuestión éticamente discutible), ignorando que la violación sistemática la comenzaron precisamente quienes resolvieron que las urnas no serían las que ungirían  a los gobernantes, sino el impulso mesiánico de la revolución  armada.

 

El gobierno de Néstor Kirchner usa los DDHH.

 

A partir del año 2003 el gobierno redobló la acción contra las FF.AA. y sus integrantes, anulando leyes, reabriendo juicios y volviendo sobre cosas juzgadas. ejerciendo distintas formas de presión  sobre el  Poder Judicial que, entre otras barbaridades, admite dudosos testigos que basan sus testimonios en los dichos de un tercero no involucrado en la causa o con sorprendente memoria reconoce a una persona por su voz después de 25 años (Caso Patti) y más aún, por el perfume que usaba el imputado (Caso Losito). Todo con la finalidad desarticular a las FFAA, al asegurar los DDHH de aquéllos que en la década del 70 las enfrentaron cuando intentaron socavar las bases de la República y del sistema republicano democrático.

Su gobierno fomentó el imaginario colectivo instalando junto con las ONG  de derechos humanos “tuertos” las conocidas expresiones descalificadoras para los miembros de las fuerzas legales que participaron  de la guerra contrarrevolucionaria como: “represores, genocidas, asesinos”, etc. Su capacidad política-ideológica y financiera (pautas publicitarias y otros beneficios a periodistas) sobre los “medios” ha logrado que casi todos empleen ese vocabulario y den por cierta la “historia oficial”, la que tuvo  gran explosión  en el país a partir del ideologizado informe de la  CONADEP de 1984. (B-114.Ver).

En todos los casos, los MCS, desconociendo el principio de inocencia, optan  por extraer y reproducir  del acto judicial no  lo que aconteció, sino quién es al que se trata de inculpar, dejando de lado la valoración de la conducta del indagado frente a lo que se  investiga.

 

La asociación de las ONG de DDHH con el llamado progresismo y la izquierda mendaz y dogmática  responde al actual  momento histórico, en el que se han adueñado  de su manipulación y del “ejercicio parcial de la memoria”.

 

“Cuando las violaciones a los DD HH  tienen lugar en países que se consideran “socialistas o revolucionarios”, se las explica y hasta justifica.  En Cuba puede haber partido único, televisión única, diario único, hasta prohibición de salir del país, pero eso “está bien” porque lo explica la revolución…. Lo que nos está diciendo, entonces, es que aquí ha ocurrido una aceptación  resignada de nuestras libertades, pero no una convicción realmente asumida”. (Editorial diario el Día, Montevideo 23/03/2009)

 

Los MCS y una sociedad hipócrita  no muestran ninguna reacción y acompañan  el diario repiquetear de testimonios amañados, que con el correr del tiempo se afianzan como verdades reveladas. Sabemos que no siempre muestran la información verdadera a los ciudadanos sino  que, por distintos intereses, los desinforman con contenidos falaces a sabiendas de la realidad.

 

Algunos pensamientos al respecto:

 

  • “Tampoco parece que sea justo que lucren con la mentira que venden continuamente, utilicen el poder de las imágenes para sustituir la realidad y con la propaganda y la publicidad logren formas brutales de terrorismo ideológico y mercantil”. (El desafío ético  de la información—Niceto Blázquez”)

 

  • Se ha llegado al colmo de que quienes han entregado su vida a la lucha en defensa de las libertades y los derechos individuales, y salvaguardar  la república, poco menos que deben pedir certificado de buena conducta a aquéllos que nunca creyeron en esos  valores y sólo los reconocieron cuando la vida los arrastró  a las penosas consecuencias de sus errores.

 

  • La cuestión no es anecdótica. Es el núcleo mismo del pensamiento democrático y si los ciudadanos no ven con claridad esta cuestión,  todo estará en peligro. (Editorial diario el Día, Montevideo 23/03/2009)

 

  • “Pero, qué se puede esperar si en las cárceles han muerto por abandono de persona, más de 127 presos políticos y se encuentran atiborradas con más de 753 y además el resto de los ciudadanos están condenados al ultraje, la violación o la pena de muerte, por la feroz delincuencia que se señorea en el país, sin que la Sra. Presidente que se encargó de que los MCS la reconocieran como “Libertadora” junto a San Martín y Bolívar, en la celebración de bicentenario venezolano, le importe la vida  o la muerte de los ciudadanos.” (La Historia Paralela, Susana Sechi -  20/04/2010)

 

La verdad es un valor fundante del derecho a informar y ser informado, sobre este notable principio se ha dado un giro alarmante hacia connivencias con las diversas formas del poder y el influjo social. Los MCS muestran un claro distanciamiento de lo ético y la prudencia. El ideal de la verdad cede progresivamente la primacía al lucro, lo que conlleva a la mala formación de un público constantemente defraudado a través de la desinformación, el sensacionalismo, la procacidad y la violencia.([3])

 

El artículo 16 de la Declaración Universal de Derechos Humanos  resalta el derecho a la información objetiva y a la libertad de expresión a través de los medios de comunicación y que nuestra Constitución Nacional explicita en forma muy clara al diferenciar los derechos y obligaciones  jurídicas de los ciudadanos. El actual gobierno pretende imponer una nueva “Ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales” ( la llamada “ ley de  medios”) con la intención de poder disponer la potestad de manejar todo el espectro comunicacional y con ello incidir en la opinión pública mediante una ideología afín con su sentir, para imponer “el pensamiento único” y la “historia oficial”.

 

Nueva Ley de Comunicación Audiovisual (Ley de medios)

 

La aparición de la ley 26.522 en nuestro país para reemplazar una norma que estaba obsoleta luego de 30 años (época en que no había internet, ni TV por cable, ni telefonía celular, ni i-Phone, ni teléfonos satelitales, etc) era un necesidad evidente, pero el gobierno que logró su sanción aprovechando su mayoría parlamentaria ( la “escribanía del PE”) y sin permitir un cuidadoso estudio de la misma con la participación de todos los intereses particulares pertinentes, la sancionó, (10 de octubre de 2009) con evidentes finalidades político-ideológicas, no exentas  de motivaciones económicas.

 

Las paradojas y contradicciones se observan a partir de que el gobierno, que había permitido la fusión de Cablevisión y Multicanal convirtiéndola en una empresa monopólica (40% de abonados a nivel nacional), cambió de opinión debido a un conflicto de intereses – conflicto con el campo donde “el monopolio” enfrentó al gobierno -  y convirtió al ex aliado en el “enemigo” por ser un monopolio nefasto a la Nación.

 

La ley fue redactada en XII Títulos con 166 artículos que, después de 215 modificaciones y un tratamiento de pocas horas en las cámaras de Diputados y Senadores, fue sancionada y promulgada el mismo día, lo que no deja de ser llamativo.

 

La norma expresada, que tiene serios cuestionamientos judiciales, establece tres grandes sectores que en la realidad estarán sujetos al arbitrio y voluntad del Poder Ejecutivo:

 

  • El 1ro, el de los “prestadores de la gestión estatal” (Canal 7, Radio Nacional, TELAM) que no reflejan la pluralidad de opiniones de la sociedad, sino que con “su periodismo militante” actúan como agencias de publicidad gubernamental.
  • El 2do, el “sector privado con fines de lucro” que están sujetos por el Art 32 de la ley al arbitrio del Poder Ejecutivo, quien es el único con atribuciones para la adjudicación de las principales emisoras radiales y las emitentes televisivas.
  • El 3ro, las “entidades sin fines de lucro”, que no explicita cuál será el mecanismo para su adjudicación. Muchas personas, grupos u ONG que apoyan la ley son aquellos expectantes – por sus relaciones políticas con el gobierno – de lograr obtener una licencia habilitante con el correspondiente financiamiento debido a las pautas publicitarias que esperan les de el gobierno a partir de su adhesión a  gestión y necesidades político-ideológicas.

 

 Consideraciones generales.

 

En síntesis , con la excusa de abolir un monopolio en las comunicaciones sociales, se crea una enorme concentración de medios en manos del Estado (gobierno), o que dependen de su aquiescencia para poder funcionar, con lo que se constituye una formidable herramienta política en poder de cualquier gobierno autoritario que necesita imponer sus ideas e intereses corporativos partidarios.

 

La diaria realidad de nuestro país  nos permite constatar que, cuando se limita el derecho a la información  objetiva y a la libertad de expresión  en los medios de comunicación, más aumentan las violaciones de los Derechos Humanos fundamentales correspondientes a los ciudadanos y la población en general.

 

El desarrollo tecnológico e informático, la capacidad para crear  opinión pública, la globalización y la velocidad de transmisión de la información, convirtieron  a la acción    psicológica  en el arma estratégica de la “Guerra de Cuarta Generación”, ([4]) permitiendo capturar voluntades y alcanzar el control social, político y económico, sin recurrir  a la utilización de medios físicamente violentos.

 

Los constantes ataques mediáticos persiguen la finalidad de destruir el pensamiento reflexivo, remplazándolo por un conjunto de “eslóganes” que deben sostenerse  a través del tiempo y el espacio.

 

Los operadores de esta “guerra” pretenden que los ciudadanos no piensen sobre la información recibida, sólo deben consumirla sin llegar a hacer conexión alguna entre las mismas; de esta forma se convierten en consumidores de órdenes transmitidas por medio de consignas.

 

La Guerra de Cuarta Generación decididamente se ha instalado en nuestro país. Mientras el hombre descansa, trabaja o goza de su poco tiempo de esparcimiento, un accionar invisible invade la mente, condiciona las conductas y direcciona sus emociones.

 

FIN DEL BOLETÍN Nº 179.-


DILEMA.pdf  Descargar

B114-Informe de la CONADEP.doc Descargar

 

 

REFLEXION

 

 

 

ARGENTINA FUE ATACADA

POR EL TERRORISMO INTERNACIONAL

 

AYER

 

LOS TERRORISTAS SUBVERSIVOS INICIARON UNA GUERRA CONTRA EL ESTADO NACIONAL

PARA TOMAR EL PODER E INSTALAR UN SISTEMA COMUNISTA

-

EL GOBIERNO CONSTITUCIONAL ORDENO A SU BRAZO ARMADO ANIQUILAR A LOS TERRORISTAS

-

 

LAS FUERZAS ARMADAS , DE SEGURIDAD Y POLICIALES

CUMPLIERON LO ORDENADO

-

 

 

HOY

 

LOS INTEGRANTES DE ESAS FUERZAS SON PERSEGUIDOS , ENJUICIADOS Y CONDENADOS

 CON LEGISLACION ANTICONSTITUCIONAL, POSTERIOR A LOS HECHOS,

INCORPORANDO DELITOS ANTES INEXISTENTES EN NUESTRA LEGISLACION.

-

 

LOS TERRORISTAS SUBVERSIVOS FUERON  LIBERADOS, AMNISTIADOS O INDULTADOS Y COMPENSADOS ECONOMICAMENTE. NO SON JUZGADOS NI SUS CRIMENES CONSIDERADOS

DELITOS DE LESA HUMANIDAD.

LOS TERRORISTAS ESTAN LIBRES. MUCHOS SON FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO.

-

 

¿SOMOS LOS ARGENTINOS IGUALES ANTE LA LEY ?

(art.16 DE LA CONSTITUCION NACIONAL)

-

 

 NO HAY PAZ SOCIAL SIN IGUALDAD ANTE LA LEY 

 




[1] Eduardo Luis Duhalde, actual  secretario de  DD. HH. e impulsor y  querellante  en los juicios al personal militar.

 

[2] A diario periodistas, funcionarios y todos aquellos  que se esfuerzan  por hacer el panegírico de los “Jóvenes Idealistas”, cuando se refieren al tema de los DDHH hablan de 30.000 desparecidos, sin embargo el libro Nuca Más editado por la CONADEP, después de una extensa y detallada investigación concluyó que el numero total de legajos correspondientes a personas desaparecidas fue de 7.830 ( aunque solo 4905 de ellas identificadas documentalmente)

También suelen informar que las FFAA  cometieron genocidio. Esta calumnia, permanentemente esgrimida, no se corresponde con la realidad, la Unidad Fiscal de Coordinación de Causas por violación de DDHH, en su más reciente estadística puntualizó que hay 131 condenados y 783 procesados, miembros  de las  FF AA, FF SS., policías  y civiles, sin existir procesamientos o condenas por este delito.

 

[3] Comunicado de prensa de la Asociación Justicia y Concordia  (Alberto Solanet – Mariano Gradin).

[4] Guerra de Cuarta Generación (Fourth Generation Warfare - 4GW) es el término usado por los analistas y estrategas militares para describir la última fase de la guerra en la era de la tecnología informática y de las comunicaciones globalizadas, proveer la variante "contraterrorista" y la desaparición de los principales sistemas de combate convencionales y su conversión en conflictos de baja intensidad (también llamados Guerras Asimétricas). En 1989 comenzó la formulación de la teoría de la 4GW cuando William Lind y cuatro oficiales del Ejército y del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos, titularon un documento: "El rostro cambiante de la guerra: hacia la cuarta generación". Por lo tanto, a la Guerra de Cuarta Generación se la visualiza como una hipótesis de conflicto emergente de la pos-Guerra Fría, Se produce, por primera vez, el uso sistematizado del "terrorismo" (realizado por grupos operativos infiltrados en la sociedad civil) complementado con Operaciones Psicológicas Mediáticas orientadas al aprovechamiento social, político y militar del hecho "terrorista".

En la definición conceptual actual, la columna vertebral de la Guerra de Cuarta Generación se enmarca dentro del concepto de "guerra psicológica", o "guerra sin fusiles", que fue acuñado, por primera vez, en los manuales de estrategia militar de la década del setenta. En su definición técnica, "Guerra Psicológica", o "Guerra sin Fusiles", es el empleo planificado de la propaganda y de la acción psicológica orientadas a direccionar conductas, en la búsqueda de objetivos de control social, político o militar, sin recurrir al uso de la armas.

Las fases anteriores se pueden enunciar en forma sintética  en los siguientes términos:

Fase inicial: arranca con la aparición de las armas de fuego y alcanzaría su máxima expresión en las guerras napoleónicas.

Fase segunda: comienza con el advenimiento de la Revolución Industrial y la disponibilidad en el campo de batalla de medios capaces de desplazar grandes masas de personas y de desatar poderosos fuegos de artillería

Fase tercera: se caracteriza por la búsqueda de neutralización de la potencia del enemigo con la finalidad de anular su capacidad operativa, sin necesidad de destruirlo físicamente. La Guerra de Tercera Generación fue desarrollada por el Ejercito Alemán en el conflicto mundial de 1939-1945 y es comúnmente conocida como “guerra relámpago” (Blitzkrieg). No se basa en la potencia de fuego, sino en la velocidad y sorpresa.

 

 


[Adjunto no mostrado: =?ISO-8859-1?Q?B179=2D_DERECHOS_HUMANOS=2EEmpleo_pol=EDtico_contra_las_FFAA=2E5t?= =?ISO-8859-1?Q?aParte=2EAdj=2E=2Edoc?= (application/msword) ]