Inicio > Mis eListas > nuestra_historia_70 > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 91 al 115 
AsuntoAutor
B170- Profunda afe ARGENTIN
B171- Reflexiones ARGENTIN
B172- Sistema de I ARGENTIN
B173- DERECHO y JU ARGENTIN
B174- La Republica ARGENTIN
B175- DERECHOS HUM ARGENTIN
B176- DERECHOS HUM ARGENTIN
B177- DERECHOS HUM ARGENTIN
B178- DERECHOS HUM ARGENTIN
B179- DERECHOS HUM ARGENTIN
LOS MITOS SETENTIS ARGENTIN
B180- DERECHOS HUM ARGENTIN
B181- DERECHOS HUM ARGENTIN
B182- DERECHOS HUM ARGENTIN
B183- EL TERRORISM ARGENTIN
B184- FINAL DEL CI ARGENTIN
PRUEBA DE INGRESO =?UTF-8?
001- ARGENTINA INE =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?002_=2D_ =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?003=2D_A =?UTF-8?
004 ARGENTINA INED =?UTF-8?
005-ARGENTINA INED =?UTF-8?
006 - ARGENTINA IN =?UTF-8?
007 ARGENTINA INED =?UTF-8?
008- ARGENTINA INE =?UTF-8?
 << 30 ant. | -- ---- >>
 
ARGENTINA INÉDITA
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1019     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[nuestra_historia_70] 006 - ARGENTINA INEDITA 1971-CAMARA FEDERAL EN LO PENAL-1973. CAFEPE, Un intento de Proceder a Derecho
Fecha:Jueves, 19 de Octubre, 2017  07:46:36 (-0300)
Autor:=?UTF-8?Q?ARGENTINA_IN=C3=89DITA?= <nuestra.historia.70 @.....com>


 


‚Ä謆

‚Äč‚ÄčARGENTINA IN√ČDITA

¬†HISTORIA DE LA NACI√ďN - SUFRE TERGIVERSADA POR IDEOLOG√ćAS-¬† ¬†¬†¬† ¬†¬†¬†

¬†2017 UNA INVITACI√ďN A Levantar LA MIRADA COMO NACI√ďN AL FUTURO ¬†¬†

NUESTRA HISTORIA 70 - BOLETINES.

ARGENTINA IN√ČDITA¬† - G+

 

006- ARGENTINA IN√ČDITA - CAFEPE 1971-1973¬†

C√ĀMARA FEDERAL EN LO PENAL

EL INTENTO DE PROCEDER  A DERECHO DURANTE LA GUERRA REVOLUCIONARIA

 

 

 

 

La Falta de Justicia en la Nacion es sigue siendo la madre de todos los errores cometidos

 

AGRADECIMIENTO

 

ESTIMADOS:

Agradecemos la asistencia a la presentación del libro, que se realizara en el COFA ( Av Quintana 161). Fue una enorme satisfacción ver a casi un centenar de amigos, fieles a la Lucha por la Verdad.

 

GRACIAS !

 

 

El intento de proceder a derecho durante la guerra revolucionaria. La C√¡mara Federal en lo Penal (CAFEPE) 1971-1973.

 

La sucesi√≥n de actos terroristas iniciada en la d√©cada del 60 en nuestro pa√≠s, producto de un planificado accionar armado marxista revolucionario con la intenci√≥n de tomar el Poder, puso en evidencia la falta de adecuada legislaci√≥n y la inefi ciencia cr√≥nica del sistema judicial. A esto se agregaba la estructura militar, medios y peligrosidad de las organizaciones subversivas terroristas que, actuando simult√¡neamente en distintas zonas territoriales, superaban la capacidad de coordinaci√≥n entre las fuerzas policiales y de seguridad en las distintas jurisdicciones judiciales que, adem√¡s de complicar la investigaci√≥n de los hechos delictivos, imped√≠an las respuestas r√¡pidas y efectivas que el pa√≠s necesitaba. En los comienzos de 1971 la opini√≥n p√ļblica se vio sacudida por el incremento de los asaltos, secuestros y asesinatos de origen pol√≠tico. Culminando el 29 de abril con el ataque a un cami√≥n militar que transportaba armamento donde fue asesinado el teniente del Ej√©rcito As√ļa y herido gravemente el soldado Hugo Alberto Vaca, quien qued√≥ parapl√©jico y falleci√≥ a√Īos despu√©s.

 

Ante esa situaci√≥n, el gobierno de facto de ese entonces promulg√≥ el 28 de mayo la Ley 19.053 creando la C√¡mara Federal en lo Penal (CAFEPE) como resultado de una propuesta del Ministro de Justicia Dr. Jaime Perriaux, que inclu√≠a dentro del Poder Judicial una estructura √¡gil y efi caz para entender en los delitos de la subversi√≥n terrorista, dado que el C√≥digo Penal no lo era para las situaciones que se planteaban. Este tribunal compuesto por tres salas con tres jueces cada una:

Sala 1: Dr Ernesto Ure, Dr Juan Carlos D√≠az Reynolds y Dr Enrique Malbr√¡n.

Sala 2: Dr César Black, Dr Eduardo Munilla Lacasa y Dr Jaime Smart.

Sala 3: Dr Tom√¡s Barrera Aguirre (reemplazado luego por el Dr Esteban Vergara), Dr Jorge Vicente Quiroga y Dr Mario Badesich, todos de demostrada formaci√≥n jur√≠dica e idoneidad, comenz√≥ a funcionar en el mes de junio con amplia competencia para entender en todo tipo de delitos ya referidos y jurisdicci√≥n en todo el pa√≠s utilizando procedimientos expeditivos que garantizaban la defensa en juicio. Este √≥rgano jur√≠dico no s√≥lo demostr√≥ la actitud del gobierno militar de entonces de combatir la violencia revolucionaria bajo el imperio de la ley, sino que en poco tiempo, como una magistratura independiente y cumpliendo una intensa actuaci√≥n proces√≥ a m√¡s de dos mil terroristas y conden√≥ a mas de seiscientos imputados, no habi√©ndose denunciado ning√ļn desaparecido durante ese lapso en que estuvo vigente este tribunal. De esta forma, la Rep√ļblica Argentina, a pesar de estar bajo un gobierno militar de facto, fue precursora en el √¡mbito regional y latinoamericano al dar una respuesta al fen√≥meno de la subversi√≥n armada terrorista con un sistema judicial que juzgaba y condenaba dentro de la ley.

 

Se dieron casos como el que relata el ex miembro de la Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y de Montoneros, Luis Labra√Īa en la p√¡gina 265 del libro Volver a Matar de Juan B. Jofre, en el que un juez de esa C√¡mara Federal ante la posibilidad que una fuerza militar quisiera llevarse por la fuerza a Rosario a un detenido, se qued√≥ a dormir dos d√≠as en la c√¡rcel para evitarlo. No obstante esa y otras actitudes de los integrantes de la C√¡mara para hacer respetar el Derecho, fue denostada por pol√≠ticos, gremialistas, periodistas y parte de la poblaci√≥n infl uida por la propaganda de las organizaciones terroristas subversivas y de sectores afi nes, que estaban siendo afectadas por su eficaz labor.

 

Pese a que este tribunal y su legislaci√≥n no incriminaba las opiniones pol√≠ticas ni asum√≠a otras formas de persecuci√≥n ideol√≥gica, desde los partidos mayoritarios ‚Äďafectados en su ‚Äútrabajo‚ÄĚ por un gobierno de facto‚Äď comenzaron a caracterizarla como ‚Äúrepresiva‚ÄĚ en el intento de identificarla como un ‚Äúarma de la dictadura militar‚ÄĚ contra sus opositores.

 

En un breve lapso y bajo la responsabilidad de todos, lleg√≥ el vaciamiento de la justicia de la mano de la dirigencia pol√≠tica. El 25 de mayo de 1973, al tomar posesi√≥n las nuevas autoridades nacionales surgidas de elecciones constitucionales, las primeras leyes sancionadas por el Congreso ‚Äďque ese d√≠a se constitu√≠a‚Äď disolvieron la ‚ÄúC√¡mara Federal en lo Penal‚ÄĚ que habiendo cumplido con las etapas procesales, hab√≠a preservado las vidas de los miembros de las organizaciones subversivas terroristas capturados, y junto con esa resoluci√≥n se dej√≥ sin efecto la llamada ‚ÄúLegislaci√≥n represiva‚ÄĚ, derog√¡ndose numerosas normas del Derecho Penal, entre ellas el Art. 80 para que el asesinato de los miembros de FFSS, FFPP Y FFAA no merecieran la prisi√≥n perpetua.

 

A partir de ese d√≠a, la justicia fue absolutamente ineficiente para la generalidad de los casos y particularmente, en el juzgamiento de la subversi√≥n terrorista, no registr√¡ndose ninguna condena por actos terroristas a partir de 1973. Para no abundar en detalles, recordemos que durante el a√Īo 1974 la Justicia Federal y Nacional de Buenos Aires trabaj√≥ s√≥lo 54 d√≠as. As√≠ feneci√≥ la justicia en la Argentina, pa√≠s que quiso encaminar la represi√≥n del terrorismo en forma legal y moderna dentro del √¡mbito nacional, donde los miembros de las organizaciones sediciosas armadas revolucionarias que practicaban el terrorismo como herramienta de dominaci√≥n ciudadana actuaban con total impunidad, favorecidos por instituciones d√©biles e ineficientes sistemas de aplicaci√≥n de la ley.

 

Un a√Īo y un mes despu√©s de la disoluci√≥n de la CAFEPE. El 28 de abril de 1974 un par de j√≥venes terroristas, desde una motocicleta, dispararon por la espalda y asesinaron al Dr. Jorge Vicente Quiroga, juez interviniente en la fuga de terroristas de la c√¡rcel de Rawson. Tambi√©n otros dos miembros del tribunal disuelto sufrieron atentados y un tercero un secuestro, lo que oblig√≥ a la mayor√≠a de los que hab√≠an actuado en la mencionada C√¡mara a optar por el exilio junto con su familia.

 

Ese fue el corolario de la eficaz tarea que durante dos a√Īos hab√≠a permitido detectar, identificar, detener, procesar y sentenciar a los principales miembros de las organizaciones terroristas sin apelar a procedimientos fuera de la ley. Para concluir este cap√≠tulo es necesario hacer historia recordando que al asumir H√©ctor C√¡mpora la Presidencia de la Naci√≥n en mayo de 1973, con el respaldo casi un√¡nime de los miembros de ambas C√¡maras del Congreso, con la honrosa excepci√≥n de dos legisladores, se liber√≥ a peligrosos criminales pertenecientes a organizaciones armadas sediciosas bajo proceso o sentencia judicial, mediante una amnist√≠a sin condiciones que permiti√≥ fortalecer y desarrollar la alica√≠da guerra revolucionaria en la Argentina declamada por todas esas estructuras armadas que dos a√Īos despu√©s alcanzaron su cima con efectivos de alrededor de veinticinco mil miembros, con un tercio instruido militarmente dentro y fuera del pa√≠s.

 

Ese desprop√≥sito del presidente C√¡mpora ‚Äďavalado por un Congreso complaciente y necio de indultar sin compromiso alguno a m√¡s de un millar de terroristas quienes salieron con la intenci√≥n de ‚Äúvolver a matar‚ÄĚ‚Äď constituy√≥ la mayor irresponsabilidad pol√≠tica de la historia argentina contempor√¡nea y produjo un hito en el desarrollo de la ‚Äúguerra revolucionaria‚ÄĚ declamada por las organizaciones sediciosas armadas, reforzadas por la recuperaci√≥n de dirigentes y combatientes cuya captura y enjuiciamiento hab√≠a costado vidas y sufrimiento a las fuerzas legales (hasta aqu√≠ 280 muertos y 1.130 heridos, seg√ļn el libro Los otros muertos de Carlos A. Manfroni y la Dra Victoria E. Villarruel.

 

La rep√ļblica qued√≥ inerme ante el flagelo terrorista por la eliminaci√≥n de la legislaci√≥n que lo reprim√≠a y se arras√≥ con un m√©todo judicial pionero para combatir a ese enemigo dentro de las normas del Derecho. La suma de esas causas fue la generadora de la tragedia ulterior.

 

 

 

 

A LOS MIEMBROS

Con las cenizas calientes vuelve Nuestra Historia 70 y nace ARGENTINA IN√ČDITA. Nos satisface publicar y compartir. Creemos en una importante contribuci√≥n a la ‚ÄúMoral de la Naci√≥n‚ÄĚ. por cuanto de alguna manera y m√¡s para nuestras FFAA, nos ha hecho meditar much√≠simo en contribuir con la sociedad argentina.

 

Las deducciones que puedan surgir en aquellos realmente preocupados por nuestra NACION, ser√¡n bienvenidos,¬† DIFUNDIR

 

 

DONDE COMPRAR LOS LIBROS


DISTRIBUIDORAS.

PROLIBRO.(Ciolfi Hnos). 4648.0553. Distribuye a CABA e interior del país.

LUONGO (DALSA). 4943. 9075. Idem anterior

NOTA: El que compre en una librería habitual debe decirle que encarguen el libro a una de las dos distribuidoras nombradas.


LIBRERIAS.

CÚSPIDE. 4126.5858. Con sucursales en CABA e interior del País.

DISTAL. 3220.9407. Con sucursales en CABA.

CIRCULO MILITAR. 4311.1071. Santa Fe 750

INSTITUTO DE PUBLICACIONES NAVALES. Florida 971. Galería Larreta, local 28

AGUSTIN LIBROS. 4543.9347. Palermo, Belgrano, Barrio Norte y Martinez (Pcia)

 

Libro Al Gran Fraude Argentino ¬¡ Salud !

$280

Paga en hasta 12 cuotas

  

M√¡s opciones

Envíos a todo el país por Mercado Libre.

Conoce los tiempos y las formas de envío.


‚Äč
COMPRAR

Compra Protegida, recibe el producto que esperabas o te devolvemos tu dinero.


CONSULTAR

 

 

 

DIR.TEC Para la Difusi√≥n PENSAR EN NACI√ďN Globe.Red - PENSAR EN NACION Grupo