Inicio > Mis eListas > panyvidasantos > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 757 al 776 
AsuntoAutor
13 de Marzo San Hu Santoral
Sábado de la cuart Santoral
12 de Marzo San Ab Santoral
15 de Marzo Santa Santoral
16 de Marzo San Cl Santoral
17 de Marzo San Pa Santoral
18 de Marzo San Ci Santoral
19 de Marzo San Jo Santoral
20 de Marzo San Da Santoral
21 de Marzo Santa Santoral
22 de Marzo Santa Santoral
23 de Marzo Santo Santoral
25 de Marzo: La An Santoral
24 de Marzo Santa Santoral
26 de Marzo San Br Santoral
27 de Marzo San Ru Santoral
28 de Marzo Beato Santoral
29 de Marzo Santa Santoral
30 de Marzo San Le Santoral
31 de Marzo Beato Santoral
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
PanyVidaSantos
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 865     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[panyvidasantos] 11 de Mayo: Santa Juana de Arco, Mártir. Año 1431.
Fecha:Martes, 10 de Mayo, 2005  18:49:27 (-0400)
Autor:Santoral <santoral @................org>

Untitled Document

¿Quiénes Somos? | ¿Cómo Ayudar? | Contáctenos | Regala a Pan y Vida | Buscador

* ¡Alégrate!
¡Cristo Resucitó, y está en la Red!
Servicio católico de Evangelización Pan y Vida.
Fiel a Benedicto XVI y al Magisterio de la Iglesia Católica Apostólica y Romana.*


Comunicado Importante.
 

Estimados hermanos,

Pan y Vida es una comunidad que tiene como objetivo trabajar efectivamente comprometida en la misión evangelizadora de la Iglesia Católica para la construcción del Reino.

Y queremos compartir esa misión que es para cada uno de ustedes; por ello queremos invitar a quienes tengan una página de Internet y deseen hacerlo, a poner algunos de nuestros banners de nuestras secciones en dicha página.

Seria una oportunidad muy provechosa y solidaria para aquellos que nos ayuden a dar a conocer nuestros servicios, así otros como tú podrán enriquecer sus almas.

Agregando nuestros banners también participas en esta gran misión evangelizadora que estamos comprometidos, anunciar a Cristo en la web.

Los dejamos la propuesta y esperamos sus respuestas positivas, las que desde ya les agradecemos.

Para ver nuestros banners te invitamos que nos visites aquí: http://www.mensajespanyvida.org/535.0.html


11 de Mayo
Santa Juana de Arco,
Mártir. Año 1431.

Fuente: http://www.churchforum.org


Esta santa a los 17 años llegó a ser heroína nacional y mártir de la religión. Juana de Arco nació en el año 1412 en Donremy, Francia. Su padre se llamaba Jaime de Arco, y era un campesino.Juana creció en el campo y nunca aprendió a leer ni a escribir. Pero su madre que era muy piadosa le infundió una gran confianza en el Padre Celestial y una tierna devoción hacia la Virgen María. Cada sábado la niña Juana recogía flores del campo para llevarles al altar de Nuestra Señora. Cada mes se confesaba y comulgaba, y su gran deseo era llegar a la santidad y no cometer nunca ningún pecado. Era tan buena y bondadosa que todos en el pueblo la querían.

Su patria Francia estaba en muy grave situación porque la habían invadido los ingleses que se iban posesionando rápidamente de muchas ciudades y hacían grandes estragos.

A los catorce años la niña Juana empezó a sentir unas voces que la llamaban. Al principio no sabía de quién se trataba, pero después empezó a ver resplandores y que se le aparecían el Arcángel San Miguel, Santa Catalina y Santa Margarita y le decían: "Tú debes salvar a la nación y al rey".

Por temor no contó a nadie nada al principio, pero después las voces fueron insistiéndole fuertemente en que ella, pobre niña campesina e ignorante, estaba destinada para salvar la nación y al rey y entonces contó a sus familiares y vecinos. Las primeras veces las gentes no le creyeron, pero después ante la insistencia de las voces y los ruegos de la joven, un tío suyo se la llevó a donde el comandante del ejército de la ciudad vecina. Ella le dijo que Dios la enviaba para llevar un mensaje al rey. Pero el militar no le creyó y la despachó otra vez para su casa.

Sin embargo unos meses después Juana volvió a presentarse ante el comandante y este ante la noticia de una derrota que la niña le había profetizado la envió con una escolta a que fuera a ver al rey.

Llegada a la ciudad pidió poder hablarle al rey. Este para engañarla se disfrazó de simple aldeano y colocó en su sitio a otro. La joven llegó al gran salón y en vez de dirigirse hacia donde estaba el reemplazo del rey, guiada por las "voces" que la dirigían se fue directamente a donde estaba el rey disfrazado y le habló y le contó secretos que el rey no se imaginaba. Esto hizo que el rey cambiara totalmente de opinión acerca de la joven campesina.

Ya no faltaba sino una ciudad importante por caer en manos de los ingleses. Era Orleans. Y estaba sitiada por un fuerte ejército inglés. El rey Carlos y sus militares ya creían perdida la guerra. Pero Juana le pide al monarca que le conceda a ella el mando sobre las tropas. Y el rey la nombra capitana. Juana manda hacer una bandera blanca con los nombres de Jesús y de María y al frente de diez mil hombres se dirige hacia Orleans.

Animados por la joven capitana, los soldados franceses lucharon como héroes y expulsaron a los asaltantes y liberaron Orleans. Luego se dirigieron a varias otras ciudades y las liberaron también.

Juana no luchaba ni hería a nadie, pero al frente del ejército iba de grupo en grupo animando a los combatientes e infundiéndoles entusiasmo y varias veces fue herida en las batallas.

Después de sus resonantes victorias, obtuvo Santa Juana que el temeroso rey Carlos VII aceptara ser coronado como jefe de toda la nación. Y así se hizo con impresionante solemnidad en la ciudad de Reims.

Pero vinieron luego las envidias y entonces empezó para nuestra santa una época de sufrimiento y de traiciones contra ella. Hasta ahora había sido una heroína nacional. Ahora iba a llegar a ser una mártir. Muchos empleados de la corte del rey tenían celos de que ella llegara a ser demasiado importante y empezaron a hacerle la guerra.

Faltaba algo muy importante en aquella guerra nacional: conquistar a París, la capital, que estaba en poder del enemigo. Y hacia allá se dirigió Juana con sus valientes. Pero el rey Carlos VII, por envidias y por componendas con los enemigos, le retiró sus tropas y Juana fue herida en la batalla y hecha prisionera por los Borgoñones.

Los franceses la habían abandonado, pero los ingleses estaban supremamente interesados en tenerla en la cárcel, y así pagaron más de mil monedas de oro a los de Borgoña para que se la entregaran y la sentenciaron a cadena perpetua.

Los ingleses la hicieron sufrir muchísimo en la cárcel. Las humillaciones y los insultos eran todos los días y a todas horas, hasta el punto que Juana llegó a exclamar: "Esta cárcel ha sido para mí un martirio tan cruel, como nunca me había imaginado que pudiera serlo". Pero seguía rezando con fe y proclamando que sí había oído las voces del cielo y que la campaña que había hecho por salvar a su patria, había sido por voluntad de Dios.

En ese tiempo estaba muy de moda acusar de brujería a toda mujer que uno quisiera hacer desaparecer. Y así fue que los enemigos acusaron a Juana de brujería, diciendo que las victorias que había obtenido era porque les había hecho brujerías a los ingleses para poderlos derrotar. Ella apeló al Sumo Pontífice, pidiéndole que fuera el Papa de Roma el que la juzgara, pero nadie quiso llevarle al Santo Padre esta noticia, y el tribunal estuvo compuesto exclusivamente por enemigos de la santa. Y aunque Juana declaró muchas veces que nunca había empleado brujerías y que era totalmente creyente y buena católica, sin embargo la sentenciaron a la más terribles de las muertes de ese entonces: ser quemada viva.

Encendieron una gran hoguera y la amarraron a un poste y la quemaron lentamente. Murió rezando y su mayor consuelo era mirar el crucifijo que un religioso le presentaba y encomendarse a Nuestro Señor. Invocaba al Arcángel San Miguel, al cual siempre le había tenido gran devoción y pronunciando por tres veces el nombre de Jesús, entregó su espíritu. Era el 29 de mayo del año 1431. Tenía apenas 19 años. Varios volvieron a sus casas diciendo: "Hoy hemos quemado a una santa". 23 años después su madre y sus hermanos pidieron que se reabriera otra vez aquel juicio que se había hecho contra ella. Y el Papa Calixto III nombró una comisión de juristas, los cuales declararon que la sentencia de Juana fue una injusticia. El rey de Francia la declaró inocente y el Papa Benedicto XV la proclamó santa.

Juana de Arco: concédenos un gran amor por nuestra patria.


Si tienes alguna duda, conoces algún caso que quieras compartir, o quieres darnos tu opinión, te esperamos en los FOROS DE PAN Y VIDA donde siempre encontrarás a alguien al otro lado de la pantalla, que agradecerá tus comentarios y los enriquecerá con su propia experiencia.


Servicio Católico Pan y Vida, es una organización sin fines de lucro, fiel al Magisterio de la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana, dirigida por laicos y sacerdotes católicos en unión con varias organizaciones católicas como www.es.Catholic.net , www.corazones.org , www.rarcomputacion.com , www.feyfamilia.org entre otros.

Cuyo objetivo es trabajar efectivamente, comprometida en la misión evangelizadora de la Iglesia para la construcción del Reino, a través de nuestros servicios, caracterizados.

Otros servicios por email | Publicidad en listas de correo | Contacto

© 2002-2005 Derechos Reservados. Servicio Católico de Evangelización Pan y Vida.
Hillsborough, Nueva Jersey, USA.
E-mail:
admistracion@mensajespanyvida.org

Diseño: Rar Computación




Pan y Vida es una lista católica cuyo objetivo es llevar la palabra de Dios tal como nos lo ordenó el Santo Padre. Para lograrlo, se mandan diariamente reflexiones, oraciones y meditaciones que pretenden alimentar su espíritu con el mensje de Nuesro Señor Jesús y su Santísima Madre María. ¡No pierdas la oportunidad de recibirlas en tu correo! Suscríbete y forma parte de nuestra comunidad. www.mensajespanyvida.org Contactenos: omar08876@yahoo.com ¡Suscríbete!