Inicio > Mis eListas > psiambiental > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 11 al 17 
AsuntoAutor
Re: ¿Medio ambient Andrés
tendencias en la g Andrés
Desarrollo a escal Andrés
El Desarrollo Huma Andrés
PSICOFISICA Y ESCA Andrés
Principios de la d Andrés
PSICOLOGÍA AMBIENT Andrés
 << 10 ant. | -- ---- >>
 
psiambiental
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 17     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[psiambiental] PSICOFISICA Y ESCALAS SUBJETIVAS
Fecha: 12 de Noviembre, 2001  02:02:05 (+0100)
Autor:Andrés <anluce @...........com>

¿PODEMOS MEDIR LO QUE SE PERCIBE?
PSICOFISICA Y ESCALAS SUBJETIVAS (I)
Cuando era niño, teníamos un juego de familia para indicar cómo nos sentíamos.
Consistía en usar una escala de 20 puntos, el N° 1 significaba que estábamos muy
mal, y el 20 que nos sentíamos muy felices. éste fue, quizás, mi primer
encuentro
con una escala subjetiva. Otro ejemplo se deriva de la tira cómica "Daniel, el
terrible": saliendo de la casa en una mañana de invierno, un chico de 5 años
comenta: "Hoy hace el doble de frío que ayer". El tema de esta introducción es
simple: se asocian las experiencias (sensaciones) con números, v.g., esta forma
de medir no es de ningún modo tan artificial, ni tan arbitraria como pudiera
pensarse.
Medir sensaciones 
El objeto de la Psicofísica es medir lo subjetivo, es decir, lo que se
experimenta, se percibe, variables en general y sensaciones en particular. Es
obvio que, para medir variables puramente psicológicas, hay que desarrollar
métodos. No tenemos instrumentos para medir el gusto de un alimento. Sin
embargo,
podemos preguntarnos por qué tenemos que medir sensaciones como sonoridad,
altura
tonal, cuánto pesa un objeto, cuánto de amargo tiene un gusto, cuánto de etéreo
tiene un olor, etc. Tenemos balanzas, podemos medir la energía y frecuencia de
los tonos, tenemos los medios para medir concentraciones en soluciones y en aire
(aunque, a veces, la sensibilidad de la nariz excede la de cualquier dispositivo
físico-químico), y también tenemos termómetros. Contestemos, volviendo al
comentario del niño en la mañana de invierno: sus impresiones del doble de frío
no pueden comprobarse leyendo el termómetro dos días seguidos. Debemos admitir
que las mediciones del ser humano no concuerdan con las que se obtienen con
instrumentos físicos. Otros ejemplos para acentuar este punto: imaginemos que
estamos en un cuarto completamente oscuro. Alguien prende una vela y enseguida
agrega otra idéntica. ¿Tenemos la impresión de que la iluminación en el cuarto
ha
aumentado al doble? Pensemos en una situación parecida con la intensidad de un
sonido. Estamos en un cuarto, totalmente silencioso, y un músico toca una nota a
la que luego agrega otra; el nuevo sonido, ¿se oye el doble de intenso? Si
estamos conduciendo un auto a 100 km/h, y luego bajamos a 50 km/h, ¿nos parece
que avanzamos a la mitad de la velocidad?
Métodos psicofísicos (un poco de Matemática) 
La Psicofísica ha desarrollado métodos para medir las dimensiones cuantitativas
de las sensaciones, y los aplica al estudio de funciones que representan la
relación entre las medidas "subjetivas" y las correspondientes medidas físicas.
Cuando esas funciones se expresan en términos matemáticos, casi siempre toman la
forma de funciones de potencia. Es decir, que la magnitud de la sensación
aumenta
con la magnitud física elevada a un exponente Magnitud Subjetiva = k (magnitud
física) elevada a n (exponente); k determina la unidad de la escala subjetiva].
El valor del exponente es característico para cada sensación estudiada. Puede
ser
menor que uno, en cuyo caso el rango físico se comprime con respecto al rango
subjetivo. Esto es lo que sucede con la intensidad sonora que tiene un rango
físico que excede la relación de 1 a 1 millón, en términos de energía del
sonido.
Imaginemos la relación entre un murmullo apenas perceptible y el ruido del
arranque de un jet. En la sensación de sonoridad ese rango se comprime en una
proporción mucho menor, de aproximadamente 1 a 100. Los exponentes mayores que
uno indican que el rango subjetivo se expande. Este es el caso para pesos
levantados y otras sensaciones de esfuerzo muscular y la experiencia de
corriente
eléctrica. Algunas sensaciones son "verídicas", lo cual significa que concuerdan
con sus correspondientes mediciones físicas. El mejor ejemplo es longitud de
líneas. 
 
¿PODEMOS MEDIR LO QUE SE PERCIBE? 
PSICOFISICA Y ESCALAS SUBJETIVAS (II) 
Ahora hablemos de métodos 
Uno de los métodos más divulgados para obtener una escala de sensación es el
denominado "estimación de la magnitud". Por ejemplo, se requiere a un observador
que oiga un tono de cierta amplitud y que asigne un número que corresponda a su
intensidad (sonoridad). Esto se repite con otras amplitudes. La escala subjetiva
obtenida de este modo se puede graficar con las mediciones de amplitudes
físicas.
El mismo tipo de medición se puede hacer con luces, pesos, altura tonal,
duración, saturación de color, olor, gusto, esfuerzo muscular, temperatura, y un
casi infinito número de diferentes tipos de sensación. El "método de
discriminación" es también muy usado. Se basa en la capacidad de un observador
para distinguir dos estímulos (tonos, luces, gustos, etc.) cuyas intensidades
están tan cerca que, a menudo, se confunden. Para obtener escalas subjetivas es
mucho menos eficaz que el anterior. Sin embargo, hay otros aspectos en los que
este método se justifica. 
Sobre escalas y mediciones 
Muchos problemas psicofísicos, teóricos y prácticos, quedan todavía sin
resolver. Mediciones diferentes suelen dar resultados diferentes, y esto
necesita
interpretación. Las escalas que se obtienen pueden ser fácilmente influenciadas
por lo que se llama "efecto del contexto", es decir, variables que distorsionan
las mediciones de una medida "ideal". Los mismos se dan en Física con los gases
no ideales, v.g., el flujo magnético en los puntos extremos de una inducción
bobinada. Muchas investigaciones se dirigen a examinar el efecto de contexto;
algunos psicofísicos le restan importancia, mientras que otros consideran que
tiene relevancia en cuanto permite tener una visión más acabada del instrumento
humano de medición. En Psicofísica, como se hace en Física, se examinan las
relaciones entre las variables. En el primer caso se trata de las variables de
la
sensación, y en el segundo, de las variables físicas. Un ejemplo: en Física, la
velocidad se define como la longitud en el tiempo. ¿Rige la misma relación para
las variables subjetivas, es decir, velocidad (percibida) es igual a la
proporción longitud (percibida) en el tiempo percibido? La respuesta es
afirmativa. Proyecciones de la Psicofísica Desde el punto de vista teórico, la
Psicofísica contribuye a esclarecer el funcionamiento del sistema nervioso; ha
sido incorporada a la Sociología y ha tenido un gran impacto en Psicología
Matemática. Ha dado gran empuje a recientes desarrollos en Teorías de la
Medición
que, previamente, se trataban en Filosofía y, en cierto modo, también en Física.
Durante los últimos años, la din mica no-lineal (Teoría del Caos) se ha aplicado
a la Psicofísica con mucho éxito. La Psicofísica, como disciplina, se orienta
más
bien hacia aspectos metodológicos. Continuamente se renuevan los intentos para
alcanzar mayor precisión en las mediciones relativas a la sensación. Las
técnicas
psicofísicas ya no son tan centrales para la Psicología como lo fueron hace
algunas décadas. En este aspecto, el progreso ha sido semejante al de otras
ciencias: lo que antes se consideraba actualizado y fundamental, con el tiempo
tiene una aceptación general y es usado simplemente como un instrumento. Hagamos
una comparación con la electricidad: en su época fue un tema de investigación
para unos pocos expertos, ahora la usamos todos. 
Aplicaciones de la Psicofísica 
Las técnicas psicofísicas se aplican no solamente en Psicología sino también en
Ingeniería (Ingeniería Humana: ergonomía, incluyendo el diseño de herramientas,
sistemas hombre-m quina), en la industria (productos farmacológicos y químicos;
producción de alimentos, bebidas, iluminación, ventilación); en Medicina
(audiología, psiconeurología, estudios del esfuerzo físico en conexión con
enfermedades cardiológicas, etc.); en Ecología (polución ambiental de ruidos y
olores) y en muchos otros campos vinculados con la comunicación del organismo
con
el ambiente. El problema no terminó. Sin embargo, todavía el problema central se
sigue planteando: ¿cómo reacciona nuestro organismo como instrumento de medida,
cuando, al mismo tiempo, en lo que se refiere a nuestras sensaciones, somos los
objetos a ser medidos? La investigación seguir buscando respuestas.

(*) Por el Dr. Hannes Eisler, investigador y profesor en el Psykologiska
Institutionen Stockholms Unversitet, Estocolmo, Suecia. Actualmente es
investigador visitante en el Laboratorio de Investigaciones Sensoriales
(LIS)-CONICET, de Buenos Aires, donde desarrolla un proyecto de investigación
conjunta con la Dra. Miguelina Guirao, directora del LIS.
(C) LIS - CERIDE




_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.


Psicología Ambiental