Inicio > Mis eListas > purgatorio > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 571 al 572 
AsuntoAutor
Jacinta. Vidente d Raúl
LA DEVOCIÓN AL SGD Raúl
 << 10 ant. | -- ---- >>
 
Almas del Purgatorio
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 568     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[purgatorio] MARTES SANTO.
Fecha: 15 de Abril, 2014  06:14:08 (+0200)
Autor:Raúl <raulmormx @............mx>

ACTO II: MARTES SANTO.

ESCENA: Jesús pernoctaba otra vez en Betania.

Muy en la mañana, sale rumbo al templo de Jerusalén, donde se encuentra rodeado de mucha gente, ansiosa de oír Su palabra. Ahí estaban los fariseos y doctores de la Ley, maliciosamente esforzándose en hacerle preguntas capciosas para desacreditarlo delante de la gente.
ACCIÓN: Los fariseos y doctores de la Ley exigen al Maestro de Galilea una prueba de Su autoridad. Luego le preguntan sobre la obligación de pagar tributo al César y le presentan un caso “difícil”.
Que podría complicar la creencia de la resurrección de los muertos. Ante todos los insidiosos ataques de los líderes religiosos, el Señor siempre demuestra Su insondable sabiduría, que deja a sus adversarios boquiabiertos.
Intercaladas con las preguntas y las disputas, escuchamos las clarísimas parábolas de Jesús referente a la obediencia filial de los 2 hijos y la de los viñadores, los cuales reflejan el orgullo y la terquedad de los líderes religiosos. En ese memorable martes Santo, Jesús dirige a los escribas y fariseos sus más severas críticas llamándoles “hipócritas”, “guías ciegos”, “obstáculos”, “sepulcros blanqueados”, “homicidas”, patrones de carga imposibles e insoportables que ni ellos mismos quieren aceptar.
Al atardecer, Jesús sale del templo y se dirige a Betania con sus discípulos. Llegado al “Monte de los Olivos”, se detiene... Ahora mirando atrás a la “Ciudad Santa” majestuosamente iluminada en la distancia, el Maestro nos da Su discurso escatológico. En términos tiernos y tajantes, el Señor habla sobre el Juicio de Dios sobre Jerusalén y el Juicio Final a cada individuo. Con un compasivo amor, el Señor se identifica con el hambriento, sediento, extranjero, desnudo, enfermo, encarcelado, en fín, con cualquier persona humillada y suplicante. Nos hace recordar que nuestro modo de tratar a esos necesitados, refleja nuestra actitud hacia Cristo mismo y merece su correspondiente recompensa o rechazo.
REFLEXIÓN: Vemos con cuánta furia Jesucristo habla de la hipocresía. Él espera y exige de cada uno de nosotros aquella rectitud de proceder concordante con nuestra rigidez de hablar.
Además, en su discurso escatológico, el mensaje del Señor es igualmente insistente: no hemos de hablar ni escribir en términos elocuentes y exigentes, floridos y fuertes, de los deberes del Estado, de la dignidad, de los derechos y demandas de los pobres, afligidos, oprimidos o marginados o pisoteados, si nosotros mismos no actuamos de una manera netamente cristiana con los que andan a nuestro lado en el hogar, el trabajo o el diario caminar. No hay nada más urgente e imperativo y tan tristemente ausente en nuestros tiempos que la verdadera autenticidad.





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!