Inicio > Mis eListas > purgatorio > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 571 al 572 
AsuntoAutor
Jacinta. Vidente d Raúl
LA DEVOCIÓN AL SGD Raúl
 << 10 ant. | -- ---- >>
 
Almas del Purgatorio
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 569     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[purgatorio] MIERCOLES SANTO.
Fecha: 16 de Abril, 2014  05:23:43 (+0200)
Autor:Raúl <raulmormx @............mx>

ACTO III: MIÉRCOLES SANTO.

ESCENA: Jesús pasa todo este Miércoles Santo en Betania; descansa y dedica estas pocas horas libres a sus Apóstoles. Uno de éstos escogidos no está presente. Salió de la casa muy temprano, dirigiendo sus paso a Jerusalén y hacia un destino que va a afectar a toda la humanidad ¡Para siempre! Judas Iscariote, preocupado, nervioso, impulsado diabólicamente, busca a los pontífices y les hace una propuesta. Éstos líderes religiosos están ansiosos de acabar con Jesús antes de que termine la Fiesta de la pascua, pero tienen temor de hacer cualquier actitud que provocara oposición o terminara en fracaso.
ACCIÓN: Mientras los pontífices deliberan cómo acabar con Jesús, se sorprenden por la entrada de judas. El Iscariote les ofrece un plan de cómo resolver su dilema en siete palabras, las cuales han de terminarse en siete palabras de la cruz. El apóstol les dice: “¿Qué me dais, si os lo entrego”? Judas sale con la bolsa que contiene el precio de un esclavo: ¡30 monedas de plata!
REFLEXIÓN: Judas entró en la Escuela del Maestro con pronta voluntad y buena fe. ¿Qué le habrá causado el impulso de cometer un crimen de tanta magnitud que, hasta hoy, es sinónimo de infidelidad y traición? Su amor para con el Divino Maestro se mezclaba con la codicia, la ambición, los intereses materiales, su convicción perdió aquella devoción y confianza que le tenía antes.
Con todo, sin embargo, esa patética figura guardaba un profundo amor a su Maestro, un amor que le impulsó a arrojar la plata en el templo y quitarse la vida al darse cuenta del horrible crimen que había cometido contra su Amigo.
La suprema iniquidad de Judas, consiste más en éste acto de desesperación que en su traición. A pesar de haber visto y sentido la infinita misericordia y el perdón del maestro, el apóstol consideraba imperdonable tan nefasto acto criminal.
La sombra de Judas envuelve a cada uno de nosotros. Su actitud nos hace reflexionar sobre si nuestra Fe se limita a sentimientos eufóricos e intereses personales. ¡Es una Fe que se transformaría en traición, al encontrarse en circunstancias contrarias a nuestros deseos y demandas, preferencias y pasiones? A la vez, el suicidio de Judas nos enseña, que es más grande ofender a Dios por desconfianza y desesperación, que por delito personal. ¿Quién mejor que Dios entiende nuestra agilidad y nuestra lucha contra ciertas circunstancias y condiciones muy hostiles a la buena moral y favorecen las desordenadas pasiones de nuestro ser? ¿Quién más, que nuestro BUEN PASTOR va en la búsqueda de la oveja descarriada? ¿Quién espera con más ansiedad que el BONDADOSO PADRE para abrazar con ternura y perdón, al regresado “hijo pródigo”?.





DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!