Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1021 al 1050 
AsuntoAutor
La Alquimia del Si Ricardo
Astronomia Incaica Ricardo
Alertamiento / Sal Ricardo
La Liberacion / La Ricardo
Llamado a Incremen Ricardo
Celebremos la Vida Ricardo
Enfrentando el Tem Ricardo
La Red Cosmica Uni Ricardo
Los Sembradores 17 Ricardo
Mundo Interno / Er Ricardo
Manual del Caminan Ricardo
Abrazando lo nuevo Ricardo
Reflexion sobre Me Ricardo
Rayab - Sha'Ban - Ricardo
A Punto, Una Dific Ricardo
No Resistan al Mal Ricardo
Efectos Internacio Ricardo
El Poder del Silen Ricardo
ojo-La Ascension d Ricardo
Instituto Superior Ricardo
Estamos Haciendo L Ricardo
La Mujer del Quint Ricardo
Mensaje de la Herm Ricardo
Misterio, Sacramen Ricardo
Carta abierta al P Ricardo
Earthdance 2001 / Ricardo
El Mensaje de Facu Ricardo
ojo-Sobre las Arma Ricardo
Oracion por Nueva Ricardo
Autoconocimiento / Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1065     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Astronomia Incaica: el misterio sigue...
Fecha:Sabado, 29 de Septiembre, 2001  23:56:34 (-0700)
Autor:Ricardo Ocampo-Anahuak Networks <anahuak @.............mx>

Astronomia Incaica: el misterio sigue...



----------
From: Malena Sotomayor Chile <mes@amauta.rcp.net.pe>
Date: Sat, 29 Sep 2001 21:40:12 -0500
To: Ricardo <anahuak@webtelmex.net.mx>
Subject: Astronomia Incaica: el misterio sigue...

Astronomia Incaica: el misterio sigue...

http://www.ctio.noao.edu/~boccas/astro2000_2.html

Maxime Boccas, CTIO


Dentro de America Latina, los Incas fue el pueblo que desarrollo el imperio mas grande. Todos hemos escuchado de sus riquezas, de la extensa red de caminos que construyeron (el conocido "camino Inca") y finalmente de sus peleas contra los invadiendos Españoles. ¿Que sabemos de la cosmovison de los Incas, y especialemente de su conocimiento y practicas astronomicas? En este capitulo de nuestra cronica arqueoastronomica, descubriremos algunos datos de este fascinante tema.

Desde el fin del siglo XIX, algunos investigadores han estudiado la astronomia Incaica, tratando por ejemplo de reconstruir calendarios lunares en base a inscripciones en piedras y objetos de metal, identificar constelaciones en base a nuestra herencia Griega, o buscar informacion calendarica en los quipus.

En los ultimos 30 años, varios antropologos, arqueologos y astronomos han investigado el tema con mas detalles aun, proponiendo diversas teorias. Dos corrientes de pensamiento se enfrentaron en la metodologia empleada: algunos extrapolando y elaborando modelos a veces complejos para asociar mediciones realizadas en terreno con las referencias de los cronistas, mientras que otros se contentaban de extraer los pocos datos seguros de las cronicas y llegar a conclusiones solo cuando se podian comprobar en terreno. El resultado de estos intensos ejercicios es una astronomia Incaica bien conocida en algunos aspectos pero tambien todavia muy misteriosa en otros. Lo que si es cierto es que los Incas, de la misma manera que numerosos pueblos del mundo, tenian un entendimiento avanzado del entorno celeste y lo ocupaban regularmente para actividades publicas y religiosas.

Cuando Cuzco llego a ser la capital de un verdadero imperio, varias practicas astronomicas se desarrollaron en forma oficial a la peticion del Inca. El Sol era la primera deidad venerada. Pachacuti Inca Yupanqui (el noveno Inca reinante, responsable de los mas grandes avances socio-economicos de la historia Incaica al final del siglo XV) pidio que se construyeran templos dedicados al Sol a traves de todo el imperio y que la gente lo veneraran. La mayoria de las ceremonias conducidas por los Incas eran relacionadas con objetos celestes (el Sol sobre todo) y la agricultura. Los festivales mas conocidos son los de Inti Raymi y Capac Raymi que ocurrian respectivamente a los solsticios de Junio y Diciembre, cuando el Sol frena su carrera en el horizonte e inicia su regreso (recordamos que este cambio de acimut de la salida y puesta del Sol en el horizonte es un hecho clave para todas las astronomias antiguas).

Datos historicos y pilares solares


Son los cronistas Españoles que nos brindan estas preciosas fuentes de informacion a pesar que a veces no coinciden en los detalles. Es tambien delicado analisar la posible mezcla del conocimiento astronomico europeo que tenia el cronista (y su libertad de interpretar sus observaciones de la vida cotidiana de los Incas) con los verdaderos hechos que ocurian en el imperio.

En la capital Cuzco, un sistema de pilares habia sido construido para permitir a la gente monitorear el paso del tiempo al ver el Sol pasar cerca de ellos en el horizonte (figura 5.7 de la fotocopia). Los cronistas no describen todos la misma cantidad de pilares ni las mismas ubicaciones. Lo mas probable (Bauer y Dearborn, 1995) es que existian al menos 8 pilares en el horizonte oeste de Cuzco: 2 marcando el solsticio de verano en el cerro Quiancalla, 4 en el cerro Picchu (2 de ellos indicando el tiempo para plantar) y 2 en el cerro Chinchincalla. No se sabe tampoco con certeza de donde se realizaban las observaciones: probablemente desde distintos puntos de la ciudad. Solo un cronista menciona el Sol de Agosto desde la plaza central de Cuzco. Estos pilares tenian que ser bastante grandes (unos 5m de altura) y solidos para ser vistos perfilados en el horizonte a una distancia de algunos kilometros. Todavia existian cien años depues de la conquista. Luego, para eliminar las bases del culto solar de los Incas, los pilares fueron destruidos y hoy es casi imposible encontrar sus vestigios por la densidad de construcciones en los alrededores de Cuzco. Solo quedan hoy en dia, ruinas de 2 pilares (cuya funccion es desconocida) arriba de la ciudad de Urubamba, a 35km de Cuzco (foto p70).

En 1998, el grupo de Dearborn publico un descubrimiento increible en la isla del Sol ubicada en el lago Titicaca (figura 7 de la fotocopia). Aun pueblos pre-Incaicos ubicaban el nacimiento del Sol en esta isla del lago andino. La leyenda Inca cuenta que en este lugar el Sol eligio su primer descendiente humano, Manco Capac (primer Inca). Desde este tiempo, se han realizados peregrinaciones al lugar. Los Incas construyeron un santuario al lado de una gran formacion rocosa llamada la piedra sagrada (Titikala en quechua). Los investigadores descubrieron que el Sol del solsticio de Junio, se pone entre dos pilares (solo quedan sus fundaciones y el primer 0.5m de altura) en una colina adyacente llamada Tikani. Ademas, se descubrio otra plataforma, justo a fuera del santuario principal reservado a los sacerdotes y personajes importantes, desde donde la gente del pueblo podia venir a asistir a las ceremonias, teniendo tembien la misma vision del Sol poniendose entre los marcadores solares de Tikani.

Los cronistas tambien describen el uso de gnomon por el Inca. Entre otros funcciones, el gnomon permite definir con facilidad el paso del Sol por el cenit (fenomeno que ocurre solamente en la region tropical, es decir desde la latitud 23°27N a 23°27S). Este evento tenia probablemente una importancia significativa por indicar la presencia del dios solar en el centro del cielo, con su influencia maxima de poder. Por ser un instrumento mas pequeno, el gnomon era probablemente reservado a un pequeño grupo de gente alrededor del Inca. Otros investigadores (como Aveni, 1997) proponen que los ushnus, plataformas sagradas, eran los lugares de observacion del Sol. La idea principal detras del concepto del ushnu es una apertura en la Tierra donde entra el agua (la lluvia por ejemplo). Los ushnus podian tener uno o varios de estos tres elementos (Zuidema, 1989): un sillon de oro para que se sienta el Inca durante ceremonias; un gnomon para realizar observacion del Sol o marcar con exactitud un punto de observacion; una especie de hoyo en el suelo donde echar chicha durante ceremonias.

¿Calendario lunar o solar?


En los Andes, como en muchas partes del mundo, la facil observacion del ciclo lunar (facilitada por las succesivas fases desde luna nueva a luna llena) permitia establecer un calendario temporal basico, llamado calendario sinodico lunar : demora unos 29.5 dias para que se repite una misma fase de la luna. En conjunto con la observacion de algunos otros cuerpos celestes (estrellas) y, a lo mejor, las sombras proyectadas por objetos, cada comunidad podia localmente regular sus actividades. La falta de sincronizacion entre los meses lunares y el año solar requiere la adicion de un mes de intercalacion para mantener coherencia. La sincronizacion de ambos calendarios se hacia en general al momento de un solsticio. Sin embargo, es probable que, en el imperio Incaico creciendo, el calendario solar haya de a poco remplazado oficialmente el calendario lunar porque eran las ceremonias dedicadas al Sol que organizaban el año y permitian al Inca establecer orden, harmonia y autoridad en sus tierras.

Investigadores como Zuidema y Aveni han propuesto un tercer tipo de ciclo: el calendario sidereal lunar, que corresponde al tiempo que demorra la luna para volver en una misma posicion del cielo relativamente a las estrellas. Tambien facil de observar, este ciclo dura unos 27.3 dias. Doce de estos meses son 328 dias lo que corresponde a la cantidad total de huacas descritas por los cronistas.

¿Que son las huacas? Son lugares sagrados (pueden ser elementos naturales tal como un rio, un cerro, una piedra, o construcciones) que los Incas establecieron en los campos alrededor de Cuzco. Muchas de estas huacas estaban organizadas a lo largo de 41 o 42 lineas virtuales (y simbolicas) llamadas los ceques, tomando origen el el Coricancha, el templo solar principal de Cuzco. Por otra parte, 365 - 328 = 37, lo que corresponde justamente con el periodo de invisibilidad de las Pleiades en Cuzco. En base a estas coincidencias numericas e informaciones etnograficas, Zuidema demuestra que el calendario Incaico estaba basado en el ciclo sidereal lunar y en las Pleiades. El 6 de enero 2000, la revista Nature publicaba el informe de unos cientificos que demostraron, tras un largo analisis estadistico basado en coberturas de nubes en fotos satelites y datos etnograficos colectados en terreno en el Peru, que los pueblos andinos centrales han predicho (sin saberlo) el fenomeno climatologico del Niño desde varios cientos de años al observar la visibilidad de las Pleiades en su momento de reaparicion. Mala visibilidad de estas estrellas significaba un atraso en la llegada de la estacion de las lluvias, pues los agricultores debian esperar mas para plantar sus semillas. ¡Este retraso ha coincidido sistematicamente con la llegada del fenomeno climatologico del Niño!

Observaciones de estrellas


El desarrollo del imperio Incaico no ha modificado mucho la fauna celeste representada en constelaciones, mezcla de antiguas creencias populares en los Andes. Dentro de las mas importantes, esta la Yacana, la constelacion oscura de la llama, cuyo largo cuello termina en las dos estrellas brillantes a y b Centauro, ojos del animal. Este concepto de constelacion oscura (zona negra adentro de la franja blanca de la Via Lactea) es propio a culturas que pueden ver el interior de nuestra galaxia en condiciones optimas (es decir cuando la Via Lactea llega a pasar por el cenit y cuando los cielos son purisimos). El concepto se encuentra sobre todo en el hemisferio Sur: cordillera de los Andes, Africa, y tambien Australia. Al parecer, los Incas veian una serpiente, Machacuay, en la franja negra entre Sirius y la Cruz del Sur, y una perdiz, Yutu, en el conocido saco de carbon.

Las Pleiades eran consideradas como la madre de todas las estrellas y merecian una veneracion especial. Eran un indicador valioso para la plantacion del mais como ya lo explicamos. Uno de los muros del patio central del Coricancha esta orientado de tal manera que los cientificos especulan que los Incas lo utilizaban como una mira para observar las Pleiades en el horizonte (o determinar con precision su salida heliacal).

No podemos dejar de comentar el famoso dibujo (p 119) que Pachacuti Yamqui Salcamayhua, un escritor indigena del inicio del siglo XVII, trazo sobre un muro del Coricancha. Es una gran ayuda para entender conceptos claves de la cosmovision andina. Entre otras cosas, muestra la division masculina (a la izquierda) y feminina (a la derecha) del mundo; la division triple del cielo, tierra y mundo subterraneo; cuerpos celestes como el Sol, la Luna, Venus matutina y vespertina, posiblemente las estrellas de Orion (las 3 Marias, Rigel y Betelgeuse), de la Cruz del Sur, y algunas constelaciones representando animales; y finalmente fenomenos naturales como relampagos y arco-iris.

Finalmente, los Incas asociaban un valor ominoso a los fenomenos como eclipses y cometas, porque son eventos excasos que interrumpen el orden natural del cielo. Particularmente, los eclipses de Sol generaban miedo y los Incas practicaban sacrificios para reconciliarse con el Sol enojado. El cronista Garcilazo de la Vega explica que los eclipses lunares eran considerados como una enfermedad de nuestro satelite, lo que podia ocasionar su caida en la Tierra. Pues, tenian que hacer mucho ruido, y especialmente hacer ladrar a los perros porque la leyenda dice que estos animales le habian hecho un favor a la Luna asi que en cambio ella tenia que mejorarse para que dejen de estar tristes y ladrando...

Astronomia Incaica fuera de Cuzco


Cuando el Inca estaba de visita en sus dependencias de Quito (capital del Ecuador moderno), sabia que el paso cenital del Sol ocuria a una fecha diferente del mismo evento en Cuzco. Porque Quito esta casi en el ecuador terrestre, el paso cenital ocurre al equinoccio y de hecho existe una celebrecion solar en Cuzco a mitad de marzo. No se sabe si tal festival se origino en provincia con motivo del paso cenital o si los Incas lograban determinar y observar el tiempo del equinoccio (lo que es mucho mas dificil que el solsticio).

Los ushnus encontrados en otras ciudades podrian, al ejemplo de Cuzco, ser lugares de observacion astronomicas. Aun no se han encontrado con certeza alineamientos solares en otras ciudades incaicas. Dearborn et al. Han sugerido que el Torreon de Macchu Picchu (unico edificio del sitio con una pared curva) permite determinar con precision el dia del soslticio de verano porque la luz penetrando una ventana se alinea con una roca ladrada. Finalmente, mucho misterio pesa sobre los intihuatanas como los de Pisac y Machu Picchu), especies de piedras levantadas ("donde esta amarrado el Sol" en quechua) cuya funccion exacta todavia es desconocida. Señalemos tambien la existencia de estudios arqueoastronomicos modernos en ciudades como Ingapirca (Eduador), Incahuasi (Peru) o Copacabana (Bolivia).

Conclusion


Esta bastante claro que la astronomia, sobre todo la elaboracion de un calendario anual solar, desarrollo un papel importante en la organizacion del Tahuantinsuyu y el fortalecimiento de la autoridad del Inca, hijo del Sol.

Nuestro analisis fue muy breve pero demostro que existe mucho potencial todavia para resolver enigmas en la astronomia andina del tiempo de los Incas, lo que deberia motivar investigadores profesionales o aficionados en iniciar estudios profundizados del tema: una tarea ue requiere tanto estudiar las cronicas como tomar mediciones en terreno.

En otras oportunidades de nuestra cronica, analisaremos otras caras vinculadas con la astronomia Incaica: las arquitecturas sagradas del valle de Urubambala y las practicas astronomicas en los poblamientos incaicos del extremo sur del imperio (Chile central).

Bibliografia

Aveni Anthony,
"Stairway to the stars, Skywatching in three great ancient cultures", 1997, Wiley and Sons

Bauer Brian and Dearborn David,
"Astronomy and empire in the ancient Andes", 1995, University of Texas Press

Dearborn David et al,
"The sanctuary of Titicaca: where the suns returns to Earth", 1998, Latin American Antiquity 9(3), pp240-258

Dearborn D., Schreiber K.,
"Here comes the sun: the Cuzco-Machu Picchu connection", 1986, Archaeoastronomy, volume IX, p15

Zuidema R.T.,
"El ushnu", in Reyes y guerreros: ensayos de cultura andina, 1989, Manuel Burga compilador, Fomciencias Lima, pp402-454