Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1081 al 1110 
AsuntoAutor
Centro America / C Ricardo
Dinero y Ascension Ricardo
Meditacion Global Ricardo
II ENCUENTRO DE LA Ricardo
De lo Negativo a l Ricardo
Novena de la Madre Ricardo
La Ascension en un Ricardo
El Pequeño Labrieg Ricardo
La Nueva Sociedad Ricardo
Meditacion para el Ricardo
El Gobierno Secret Ricardo
Los Sembradores / Ricardo
La Oscuridad Inter Ricardo
Lluvia de Estrella Ricardo
Las Expansiones de Ricardo
Meditacion Focal Ricardo
Contacta con tus A Ricardo
Psicoastrologia #1 Ricardo
WEBISLAM 148 /16 d Ricardo
Es Tiempo Ya De Se Ricardo
Sistema Evolutivo Ricardo
Comunicados del Co Ricardo
Mensajes de los He Ricardo
Cronica del Segund Ricardo
Sociedad Organizad Ricardo
Meditacion Mundial Ricardo
Gracias Costa Rica Ricardo
El Mensaje de El D Ricardo
Dia de la Tierra 2 Ricardo
Invitacion a Amar Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1135     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Los Sembradores / Es el Momento de la Gran Revolucion / Nosotras las Madres del Mundo / Grupo Lux 61-62 / Octubre 2001
Fecha:Miercoles, 7 de Noviembre, 2001  12:44:33 (-0700)
Autor:Ricardo Ocampo-Anahuak Networks <anahuak @.............mx>

_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
GRUPO LUX - R E D  L U X             Newsletter 
 
Vol. 1   No. 61                                Octubre 2001 
http://www.redlux.org                  grupolux@... 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
* * *      L O S    S E M B R A D O R E S     * * * 
Su función en el mundo es, entre otras cosas, promover la unidad de las 
conciencias para alcanzar la unidad de los propósitos y establecer los 
principios que puedan servir como bases para la materialización de una 
humanidad verdadera y fraternalmente unida. 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
* * *      RED     L U X     * * * 
El Red Lux es el responsable de la divulgación de estas ensenanzas 
provenientes del interno. Es el responsable de establecer los contactos que 
sean necesarios a nivel mundial para que estas ensenanzas alcancen todos los 
rincones del planeta en el menor tiempo posible.  Red Lux no hace 
afiliaciones pero si se une a todos los distintos grupos o personas que 
deseen colaborar en la difusion de las ensenanzas, Red Lux no tiene  una 
cabeza pero si tiene un cuerpo organizado que permite la asignacion de 
diferentes tareas y la flexibilidad necesaria para hacer frente a todo lo 
que su responsabilidad disponga. 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
T A B L A   D E   C O N T E N I D O 
1.- Los Sembradores   Octubre 22 del 2001 
2.- Kwan Yin                  Octubre 22 del 2001 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
 
GRUPO LUX - RED LUX 
Octubre 22 del 2001 
 
  
LOS SEMBRADORES  
  
Amados Hermanos de la Tierra, los Sembradores los saludan. 
 
El hombre, cuando es puesto en el valle de las sombras, facilmente pierde el 
rumbo y empieza a trastabillar en su camino.   El discipulo puesto en el 
valle de las sombras, cierra sus ojos externos, cierra sus oidos al barullo 
mundano que se escucha por doquier, y abre el ojo del espiritu que todo lo 
ve y todo lo escucha; hace la luz en donde solo hay tinieblas, y se deja 
guiar por esa luz que proviene del alma y que se encuentra mas alla de todas 
las nieblas  que confunden al viajero. 
  
Por eso es importante que en el devenir de la vida, los guerreros y 
discipulos de la luz mantengan firme su conexion espiritual; y antes de 
dejarse llevar por los estimulos que provienen del mundo tridimensional, 
puedan filtrarlos a traves de la diafana luz del espiritu, esa luz que 
disipa las nieblas y hace claros los conceptos y los caminos. 
  
Cuando una bomba es lanzada, cuando un asesinato es cometido, ademas de los 
escombros y de las voces de confusion que se generan en el mundo de las 
formas, existen igualmente multiples emociones que se disparan en diferentes 
frecuencias, en diferentes personas, creando de esta manera una confusion 
emocional que nubla incluso a los mas preparados; mas no asi al guerrero y 
al discipulo, que habiendo construido el puente con su ser interior, 
permanecen inmoviles, impasibles, en la direccion a la que originalmente se 
dirigian.  
  
El barco con el que navega el hombre inconsciente se ve a merced de las olas 
y del temporal, debido a que la direccion que ha de tomar en su navegar 
depende enteramente de la potencia de los remos  y de las fuerzas del 
remero.    Pero el barco que es dirigido por el discipulo o el guerrero, 
mantiene firme el timon, y podran las olas de los acontecimientos desviarlo 
ligeramente del rumbo, pero no pasara mucho tiempo sin que lo retome y 
mantenga firme la direccion y la quilla de su barco.   El timon es dirigido 
por las constelaciones de la boveda celeste, el impulso depende mas del 
motor interior que es propulsado por la voluntad espiritual, que por las 
fuerzas de un cuerpo fisico que se ven altamente afectadas por 
circunstancias de su propia tridimensionalidad. 
  
Entonces, esta clara la prioridad:  Conectarse al ser interior, y desde ese 
estado ajeno a los vendavales fisicos y emocionales, podra el guerrero y el 
discipulo discernir sobre las conductas mas adecuadas a seguir en los 
momentos en que azotan los vendavales y los huracanes. 
  
Hemos mencionado que los acontecimientos que hoy sufre la humanidad no son 
sino uno mas de los frutos que habran de cosecharse porque han sido 
sembrados en el pasado.   Son los frutos crecidos de las semillas enfermas 
que no han podido ser extraidas del suelo.   Son los frutos espinosos que 
causan dolor a la viajera humanidad, que en su busqueda por encontrar la 
tierra prometida, debe primero pasar por el desierto agobiado por las zarzas 
espinosas, por las heladas noches de la indiferencia, y los incandescentes 
soles de las pasiones que se encienden ante la menor provocacion. 
  
Pero en el destino de la humanidad se encuentran oasis, y los viajeros que 
van marcando la punta de este exodo, son aquellos que han mantenido firme el 
timon guiados por las constelaciones que han fijado el rumbo de la evolucion 
humana desde el principio de los tiempos.   Son los viajeros que durante el 
dia son capaces de discernir las pasiones de ese sentimiento calido de 
certeza que se experimenta cuando se van observando durante el sendero las 
maravillosas manifestaciones del Dios que los guia, sea en forma de un mana 
milagroso que alimenta a los cuerpos a punto de desfallecer, en sonrisas de 
esperanza, en organizaciones que tienden puentes para salvar a los que 
sufren, o en los ninos que son capaces de reir en medio del dolor que aqueja 
a sus padres.   O que ven igualmente zarzas ardiendo con voces que hacen 
llegar a la conciencia los anuncios de que la tierra prometida esta cada vez 
mas cerca, y que no se dejan enganar por las apariencias, pues detras de 
cada catastrofe se encuentra un mundo que despierta al deseo de unirse, y 
tiende puentes que unen corazones, y que hermana a los hombres mas alla de 
las fronteras. 
  
Asi pues, desde lo mas interno de la conciencia humana, los Sembradores les 
pedimos paciencia y perseverancia, porque este exodo los conducira sin 
ninguna duda hasta la tierra que han prometido todos los profetas de la 
antigüedad, Mahoma y Jesus incluidos. 
  
Que la luz del Padre los guie permanentemente. 
  
Que asi sea.  
  
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
  
 
KWAN YIN 
  
Madres de la Tierra, el mundo las espera; no es el momento para preguntarse 
si seran capaces de detener una guerra o habran de morir en el intento.   No 
es el momento para flaquear, es el momento para levantar una voz, una voz 
que cante en el desierto y se una a otra voz que cante en la jungla de 
hierro, pero que estas voces se alcen tan alto y tan fuerte que despierten a 
otras en sus lamentos. 
  
El mundo necesita de una voz que hable y de muchos oidos que escuchen; que 
la voz del desierto se una a la voz de la jungla de hierro; que el aguila y 
el leon se reconozcan y unan sus fuerzas para desterrar por siempre el odio 
que ha separado a los pueblos.   Es preciso que la luna y las estrellas se 
fundan en una sola bandera, y que los ninos del desierto extiendan sus 
brazos y tomen los brazos de otros ninos que se han unido en la ciudades. 
  
Hoy es el momento de la verdad, que las madres unan sus voces y entonen el 
primer gran concierto por la paz.   No un concierto entonado por artistas 
reconocidos en medio de un glamour que es ajeno a las emociones, que es 
ajeno al dolor, sino un concierto despojado de todos los lujos, pero 
adornado por un deseo de paz y de fundar un nuevo mundo. 
  
Es necesario que las madres de las grandes ciudades se levanten tambien y 
hagan suyas las voces de sus propios corazones, que piden mas alla de una 
venganza justa, un amor que siembre de flores los caminos que unen los 
pueblos y las religiones. 
  
Es necesario que las madres levanten sus voces y destruyan para siempre la 
confusion que han causado los nombres de los dioses y los profetas, y que 
han levantado barreras entre los corazones de los hombres.   Antes que Jesus 
y Mahoma el amor ya existia, y fue por el amor que nacieron ellos y otros 
tantos profetas.  
  
Antes que la humanidad fuera, el amor ya era, y la humanidad entera es hija 
del amor, mas alla de todas las religiones que el hombre ha creado, y eso 
deben entenderlo los grandes jerarcas espirituales. 
  
Ya basta de llamar a guerras santas o justicias perdurables, es el momento 
de trascender las palabras y dejar que sea el corazon el que hable.   Los 
ninos no saben de religiones ni de odios ancestrales, los ninos solo desean 
jugar en un mundo libre y en paz.   Son las semillas de odios y de temores 
las que engendran las separaciones que despues se revierten contra sus 
propios pueblos.  
  
Necesitamos a las madres, son ellas quienes tienen el poder para parar esta 
y todas las guerras del mundo, necesitamos un solo lenguaje: el de las 
miradas, el de los abrazos, el de los corazones.   No necesitamos ni guerras 
santas ni justicias perdurables, necesitamos corazones que amen y cerebros 
que aprendan a convivir en medio de un mundo que evidentemente es multiple 
en manifestaciones, pero unido por el aire y la naturaleza. 
  
Que el canto de la Tierra hermane a todas las razas y les haga ver que no 
existen pueblos separados, que las fronteras politicas son fronteras de 
papel; que los diferentes lenguajes solo sirven para ocultar las verdaderas 
emociones que todos los corazones sienten por igual; que las creencias 
religiosas unen a sus pueblos con Dios, pero separan a sus hombres de los 
otros.  
  
¿Cuando aprendera el ser humano que la unica y verdadera religion es la que 
la propia Tierra pregona dia con dia?. 
  
Es el momento de decir ya basta, es el momento en que las madres trasciendan 
su condicion humana y se sublimen ante el influjo de ese amor universal que 
emana desde el universo y fluye a traves de sus corazones. 
  
Este es el segundo llamado. 
  
Con todo mi amor.  
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
GRUPO LUX - R E D  L U X             Newsletter 
 
 
Vol. 1   No. 62                                Octubre 2001 
http://www.redlux.org                  grupolux@... 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
T A B L A   D E   C O N T E N I D O 
1.- Los Sembradores   Octubre 29 del 2001 
2.- Kwan Yin                  Octubre 29 del 2001 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
GRUPO LUX - RED LUX 
Octubre 22 del 2001 
 
LOS SEMBRADORES  
 
Amados Hermanos de la Tierra, los Sembradores los saludan. 
 
Las mareas astrales que agitan la atmósfera psíquica del planeta se han 
teñido de preocupación y tristeza, históricamente, lo que hoy se vive es 
similar al impacto que en el pasado ocasionaron las grandes guerras 
mundiales. 
 
En la actualidad, el grado de comunicación alcanzado por la humanidad 
permite que cualquier problema o conflicto regional sea inmediatamente 
internacionalizado y encuentre eco en los cuerpos emocionales de seres que 
se encuentran muy alejados del lugar de la tragedia.   Aún cuando la 
intensidad y magnitud del conflicto no ha alcanzado lo que en el pasado la 
sociedad humana ha sufrido, las vías de comunicación permiten que sean 
muchísimas más las personas que vibran en la misma frecuencia de 
preocupación y tristeza, que las que anteriormente sufrieron los conflictos 
de las grandes guerras. 
 
De ahí que esperemos que la humanidad reaccione favorablemente, y pronto 
estemos viendo un gran movimiento mundial y coordinado a favor de la paz. 
Cuando esto se dé, la responsabilidad será sentida por aquellas naciones que 
están encabezando el movimiento de reacción contra el terrorismo.   Y esa 
presión internacional podrá racionalizar los esfuerzos que se hacen para 
evitar de esta forma el sacrifico de personas inocentes y el maltrato 
psicológico, que inevitablemente va asociado a una guerra. 
 
El mundo requiere no únicamente resolver el presente conflicto, sino sentar 
las bases para una futura convivencia armónica entre los grandes grupos 
religiosos de la humanidad. 
 
Nunca una ofensa puede ser equilibrada con una ofensa mayor.   Nunca la ley 
de ojo por ojo y diente por diente ha traído paz a los corazones de los 
hombres.   Sólo la justicia que tiene como base operativa el amor podrá 
realmente sanar heridas, aún cuando éstas se encuentren en lo más profundo 
del alma. 
 
Sólo el amor puede conducir al perdón y al olvido. 
 
Por eso hoy, nuevamente, los Sembradores queremos dejarles este mensaje: 
 
Los guerreros de la luz no defienden la luz que ilumina las conciencias de 
los hombres, defienden la luz que es emanada desde ese centro donde la 
voluntad de Dios es conocida.   Defienden la luz emitida por las más altas 
entidades espirituales que operan en la Tierra, y no aquella luz que ha sido 
ya asimilada y cualificada por las mentes de los hombre.   Pues mientras que 
la primera es energía pura y diáfana, preparada especialmente para esta 
humanidad; la segunda no es sino una luz reflejada, coloreada, y que dibuja 
sombras fantasmagóricas en las mentes humanas. 
 
Más allá de la conciencia del hombre, sólo el amor vibra y se esparce como 
suave rocío sobre las mentes privilegiadas del mundo.   Pero una vez que 
llega a los reinos mentales  humanos, ese amor desciende convertido en 
confusos ideales que a veces se contraponen y hacen que los hombres debatan 
sobre temas que debieran ser sinónimos. 
 
No necesariamente la justicia es una energía opuesta al amor.   No 
necesariamente la seguridad de una nación tiene por fuerza que implicar 
sacrificar la soberanía de otra. 
 
Mientras algunos países se sientan con responsabilidades por encima de los 
derechos de otras naciones, la humanidad tendrá que recorrer muchos pasos de 
sufrimiento para que al final se entienda que en ningún momento el haber 
sido ofendido justifica a nadie de cometer una ofensa todavía mayor, pues 
los delitos deben ser resueltos con una justicia amorosa y no con un odio 
vengativo. 
 
La posición de las naciones poderosas de la Tierra es definitivamente muy 
arriesgada, y podría alterar el equilibrio entre las grandes comunidades que 
son antagónicas por la religión y por la historia.   Es aquí en donde la 
diplomacia y el maestro Saint Germain, como líder de esa fuerza, se 
encuentran trabajando, inspirando prudencia en las mentes de los seres 
encargados de la toma de decisiones. 
 
Invocamos la divina luz del rayo violeta para que trasmute, trasforme y 
suavice las energías que hoy por hoy se encuentran manejando los líderes de 
las naciones en conflicto. 
 
Aquí dejaremos nuestras palabras y continuaremos en la siguiente sesión. 
 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_ 
 
 
KWAN YIN 
  
Queridos hermanos, les habla Kwan Yin. 
  
Hoy quiero dejarles un regalo.   Les traigo una rosa, la rosa del 
sufrimiento, para todos ustedes que de una forma u otra han sido víctimas de 
esta gran lección de la humanidad. 
 
¿Y por qué una rosa? 
 
Les diré.   Antiguamente las rosas crecían silvestres y eran arbustos que 
alcanzaban muchos metros de altura, formaban enramadas y perfumaban el 
ambiente durante las noches y crepúsculos.   Las rosas siempre eran un 
símbolo para aquellos viajeros que buscaban abrigo, y sabían que donde rosas 
había podrían encontrarlo.   El aroma de las rosas se extendía a grandes 
distancias de donde ellas florecían llenando de esperanzas los pies cansados 
del viajero. 
 
Un buen día, un monje que se dedicaba al cultivo de estas flores, encontró 
la manera de modificar sus colores, y entonces meditó: ³si una flor tan 
maravillosamente bella como ésta pudo trasformar sus colores de manera casi 
infinita, querrá decir entonces que la belleza puede tomar muchas formas, 
que la belleza puede ser simbolizada en múltiples tonalidades². 
 
Pero a la rosa la resguardan las espinas, que por una parte la protegen de 
aquellos animales que quisieran devorarlas, y por la otra nos enseñan que el 
florecimiento viene después  de los obstáculos que la vida nos presenta.   Y 
entonces se dijo: ³como en la rosa, así en el espíritu del hombre, primero 
han de salir las espinas, porque son ellas quienes  resguardan al capullo, y 
una vez que el capullo se ha abierto, es el aroma el que deja una estela de 
belleza y armonía que llega hasta los ojos de Dios y le hace emitir una nota 
de alegría y agradecimiento a esa creación terrestre.   Como la rosa, así el 
hombre, que una vez que ha abierto su espíritu con sus brazos hacia el 
universo, manda un aroma de amor hacia el creador de todo lo que existe, y 
recibe a cambio una bendición de alegría y agradecimiento, permitiéndole ser 
consciente del vínculo que lo une con su creador. 
 
Aquel monje pensó también en poder crear una rosa que no tuviera espinas, 
que durara mucho tiempo sin marchitarse, y que tuviera unos colores tan 
intensos que el mismo Dios pudiera admirarla sin cansarse.   Y echó mano a 
todos los conocimientos que poseía sobre las semillas y las flores, sobre 
los cruces y los injertos,  sobre la polinización y los fertilizantes.   Y 
al final, cuenta la leyenda, que emergió una rosa blanca con un tallo recto; 
sin hojas ni espinas, con una corola tan grande como los girasoles, y con un 
aroma tan intenso que podía ser percibido a kilómetros de distancia. 
 
El monje quedó tan embelesado de esa creación que sintió que había sido un 
regalo divino.   Llegaron muchas personas a ver esa flor, y un buen día, 
alguien la cortó para intentar sacar en tierras lejanas el secreto de su 
creación.   El monje sufrió la pérdida, y perdió todo el interés por la 
vida. 
 
Muchos años después, en su lecho de muerte, el monje elevó a Dios una 
oración especial pidiéndole que le dijera cuál era el secreto del por qué lo 
había apartado de su rosa blanca. 
 
Dios le contestó: Nunca fuiste alejado de ella porque esa rosa jamás se 
apartó de tu mente y de tu corazón, lo que viste partir fue tan sólo el 
cascarón.   Tu sufrimiento no tenía razón de ser, la rosa blanca fue tuya y 
siempre lo será, no dejes que tus ojos te engañen. 
 
El monje sonrió, y expiró con la sonrisa en los labios. 
 
Y hoy les digo que la rosa que os he regalado no tiene espinas ni hojas, y 
es de un maravilloso color blanco. 
 
Que el amor del Padre permanezca siempre con ustedes, que así sea. 
 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
 
From: Gonzalo Reyes <gonreal@...> 
Date: Wed, 07 Nov 2001 09:29:32 -0600 (CST) 
To: chicanos@... 
Subject: Al mundo 
 
Saludos fraternales. 
Compartimos con Uds. este trabajo 
Con la idea de que nos ayuden a enviarlo a todos los 
rincones del mundo, sobre todo a las redes no 
espirituales. (La autoría no es importante para nosotros) 
 
Mucho agradecemos su valiosa ayuda y apoyamos sus 
propios esfuerzos en Costa Rica y por la humanidad 
entera. 
 
Grupo Lux 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
 
NOSOTRAS  LAS MADRES DEL MUNDO 
 
Ciertamente no es éste un tiempo en el que los seres humanos podamos 
mantenernos inmóviles o inactivos, las personas conscientes saben que su 
trabajo se desarrolla en muchos planos de manifestación; y ahora queremos 
sugerirles, nosotras las Madres del Mundo, algunas ideas que podrían generar 
el suficiente estimulo para inclinar la balanza hacia un equilibrio entre la 
paz y la justicia. 
  
Empezaremos pues, por definir tres puntos fundamentales en los que se 
enmarcan las sugerencias que vamos a exponer: 
 
1. No es justo aquel que mata para vengar una afrenta que le ha sido 
inflingida.  
 
2. No manifiesta amor aquel que permite ser lastimado múltiples veces, 
justificándose en la esperanza de llegar a Dios a través de la inmolación. 
 
3. Es responsabilidad del ser humano construir una sociedad que permita la 
convivencia armónica entre todos los hombres de todas las razas, de todas 
las religiones, y de todas las lenguas. 
 
Con esto en mente, sugerimos ponernos a trabajar activamente en tres niveles 
diferentes: 
 
a) En el  plano de las ideas. 
b) En el plano de las emociones. 
c) En el plano de las formas, o mundo tridimensional. 
 
En el plano de las ideas: 
 
Construyamos cadenas de pensamientos, enviemos cartas explicando por qué el 
mundo necesita paz. 
Mandemos todas las cartas que sea posible a través de las computadoras o a 
través de los correos terrestres y aéreos, hagámoslas llegar a todos los 
países del mundo, saturemos los correos, saturemos las computadoras. 
 
Que en cada carta se explique por qué el mundo necesita la paz. Hagamos 
escribir a nuestros niños, a nuestros  hijos, a los adolescentes y 
ancianos. Escribamos la carta más grande, más larga que el mundo haya visto 
donde se explique por qué el mundo necesita la paz, y llenémosla de 
pensamientos escritos en todas las lenguas, en todas las formas posibles. 
Acotemos cada pensamiento para que no sea mayor de un determinado número de 
palabras, lo importante es que la mayor cantidad de seres humanos del mundo 
podamos contribuir con nuestro pensamiento a esta misiva mundial que haremos 
llegar a todos los países del mundo, a todas las razas, y en todas las 
lenguas.    
 
Que no quede un solo escolar que no haya contribuido en esa carta. 
Que no haya una estación de radio que no haya leído fragmentos de esta 
carta.    
Elaboremos cápsulas para ser incluidas como spots televisivos o 
radiofónicos.    
Pongámoslas en poesía, en prosa, en lenguajes muertos o lenguajes vivos. 
Que no haya comunidad en el mundo que no contribuya para esta misiva. 
 
Y entonces, cuando todos hayamos levantado nuestras voces, será imposible 
que algún gobernante del mundo o algún grupo de terroristas del mundo no 
puedan doblegarse ante el peso de una humanidad unida. 
 
Encontremos promotores de estas cartas, atraigamos a las grandes 
personalidades del mundo, que sean ellos los portadores de estas cartas.   Y 
que se formen libros completos, busquemos a editoriales que deseen imprimir 
estas cartas, hagámoslas públicas, y que se escuche la voz de un mundo que 
pide paz y  en vez de justicia. 
 
En el plano de las emociones: 
 
Enlacemos nuestras manos a través de cadenas interminables y elevemos 
oraciones por la paz. 
Donemos una sonrisa al mundo  y que la palabra perdón se escuche en todos 
los rincones.    
Pidámosle a los niños el perdón por todos aquellos que han cometido 
homicidios o acciones equivocadas, así hayan sido en el nombre de Dios. 
 
Compongamos canciones de perdón, de amor y de paz que muevan a los 
corazones, para que se escuchen en todos los países y en todas las lenguas, 
ya que sólo en un corazón donde hay paz puede el mundo encontrar la puerta 
abierta hacia un futuro promisorio. 
 
Y en el plano tridimensional: 
 
Caminemos confiados, caminemos seguros, no permitamos que ni el temor ni la 
angustia nos robe la felicidad y la paz que debemos manifestar en cada una 
de nuestras acciones. 
Evitemos hablar del conflicto  y cuando lo hagamos, que sea para expresar 
esperanza de que el mundo sabrá alcanzar la paz, ya que es  más fácil vencer 
a la separatividad y a la intolerancia a través del perdón 
 
Construyamos un mundo diferente empezando por aceptarnos unos a otros, 
eliminando las barreras que separan a unos pueblos de los otros. 
Mantengamos nuestras manos prestas para estrechar a aquellas que claman por 
ser estrechadas  y que nuestras bocas no hablen sino de paz y de esperanza, 
porque en ellas se encuentra el futuro de un mundo que merece la alegría de 
vivir.  
 
Mas que la justicia, el perdón. 
 
Mas que el perdón, el amor. 
 
Mas allá de los nombres con que se designa a Dios, se encuentra el creador 
de todo lo que existe y los seres humanos somos el fruto de su pensamiento y 
de su voluntad.   
 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
 
NOSOTRAS  LAS MADRES DEL MUNDO 
Segunda parte 
 
 
Madres de la Tierra, el mundo nos espera; no es el momento para preguntarse 
si seremos capaces de detener una guerra o habremos de morir en el intento. 
No es el momento para flaquear, es el momento para levantar una voz, una voz 
que cante en el desierto y se una a otra voz que cante en la jungla de 
hierro, pero que estas voces se alcen tan alto y tan fuerte que despierten a 
otras en sus lamentos. 
 
El mundo necesita de una voz que hable y de muchos oídos que escuchen; que 
la voz del desierto se una a la voz de la jungla de hierro; que el águila y 
el león se reconozcan y unan sus fuerzas para desterrar por siempre el odio 
que ha separado a los pueblos.   Es preciso que la luna y las estrellas se 
fundan en una sola bandera, y que los niños del desierto extiendan sus 
brazos y tomen los brazos de otros niños que se han unido en las ciudades. 
  
Hoy es el momento de la verdad, para que las madres unamos nuestras voces y 
entonemos el primer gran concierto por la paz.   No un concierto entonado 
por artistas reconocidos en medio de un glamour que es ajeno a las 
emociones, que es ajeno al dolor, sino un concierto despojado de todos los 
lujos, pero adornado por un deseo de paz y de fundar un nuevo mundo. 
 
Es necesario que las madres de las grandes ciudades se levanten también y 
hagan suyas las voces de sus propios corazones, que piden más allá de una 
venganza justa, un amor que siembre de flores los caminos que unen los 
pueblos y las religiones. 
  
Es necesario que las madres levantemos nuestras voces y destruyamos para 
siempre la confusión que han causado los nombres de los dioses y los 
profetas y que han levantado barreras entre los corazones de los seres 
humanos.   Antes que Jesús y Mahoma el amor ya existía  y fue por el amor 
que nacieron ellos y otros tantos profetas. 
 
Antes que la humanidad fuera, el amor ya era  y la humanidad entera es hija 
del amor, más allá de todas las religiones que el ser humano ha creado y eso 
deben entenderlo los grandes jerarcas espirituales. 
 
Ya basta de llamar a guerras santas o justicias perdurables, es el momento 
de trascender las palabras y dejar que sea el corazón el que hable.   Los 
niños, nuestros hijos, no saben de religiones ni de odios ancestrales, los 
niños sólo desean jugar en un mundo libre y en paz.   Son las semillas de 
odios y de temores las que engendran las separaciones que después se 
revierten contra sus propios pueblos. 
 
El Mundo necesita a  las madres, somos nosotras quienes tenemos el poder 
para parar ésta y todas las guerras del mundo, necesitamos un solo lenguaje: 
el de las miradas, el de los abrazos, el de los corazones.   No necesitamos 
ni guerras santas ni justicias perdurables, necesitamos corazones que amen y 
cerebros que aprendan a convivir en medio de un mundo que evidentemente es 
múltiple en manifestaciones, pero unido por el aire y la naturaleza. 
  
Que el canto de la Tierra hermane a todas las razas y les haga ver que no 
existen pueblos separados, que las fronteras políticas son fronteras de 
papel; que los diferentes lenguajes sólo sirven para ocultar las verdaderas 
emociones que todos los corazones sienten por igual; que las creencias 
religiosas unen a sus pueblos con Dios, pero separan a  unos de los otros. 
 
¿Cuándo aprenderá el ser humano que la única y verdadera religión es la que 
la propia Tierra pregona día con día?. 
 
Es el momento de decir ya basta, es el momento en que las madres 
trascendamos nuestra  condición humana y  alcancemos la sublimación ante el 
influjo de ese amor universal que emana desde el universo y fluye a través 
de nuestros  corazones. 
 
Éste es el segundo llamado. 
 
Gracias. 
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
  
QUIERO PARA MIS HIJOS UNA ESPERANZA DE PAZ 
 
Estoy buscando la  fuerza que puede salvar al mundo de una tragedia 
impredecible, busco una fuerza que es capaz de remover escombros con tal de 
encontrar, tal vez perdida bajo toneladas de odios y rencores, pero aún 
vibrante, la llama del amor divino. 
  
Es una fuerza que es capaz de horadar montañas, montañas de venganzas, de 
resentimientos, de temores, con tal de salvar el débil aliento de amor que 
mora eternamente en el corazón de los hombres. 
  
Hablo de una fuerza más poderosa que las tormentas, más impactante que el 
golpe de un ariete y que ha permanecido eternamente presente en la Tierra. 
  
Esa fuerza a la que me refiero, es el amor de las madres  y  a esa fuerza 
deseo invocar ahora porque ha llegado el momento de que las mujeres tomen su 
lugar como las madres del mundo; pues son ellas quienes han engendrado a la 
humanidad que hoy se debate entre la paz y la guerra.   Son ellas las que 
han sembrado el amor o el odio en los corazones de sus hijos.   Son ellas 
con sus caricias las que pueden ser capaces de despertar eso que se ha 
quedado adormecido tras toneladas de prejuicios y de falsas creencias. 
  
Hoy es el momento de que la voz de la mujer se escuche más alto que las 
leyes que los hombres han levantado, es el momento de la gran revolución. 
Es el momento en que las mujeres eleven la voz de los corazones, esos que no 
son doblegados por las leyes humanas, que no pueden ser limitados por ningún 
decreto, ni por la voluntad de los presidentes, ni por la voluntad de los 
líderes terroristas. 
  
Les hablo a ellas para que paren a sus hijos, e invoquen el amor de madre y 
los detengan de continuar con esa carrera que únicamente llevará al hombre 
hacia abismos de sufrimientos. 
  
No es el momento de esconderse, no es momento de enjugar las lágrimas, no es 
el momento para dejarse vencer por un temor que más tarde se convertirá en 
llanto de sufrimiento. 
 
Este es un llamado a la fuerza del amor, la única fuerza capaz de doblegar a 
los más poderosos imperios, la única fuerza capaz de trascender por encima 
de todas las creaciones humanas, porque el amor de madre nace de Dios y es 
una fuerza del universo. 
 
En el mundo podrá haber ejércitos completos de terroristas y ejércitos 
completos de países unidos para contrarrestarlos.   Pero en el mundo 
existimos las mujeres, que somos el 50%  y no hay ejército más poderoso y 
que tenga más integrantes que el amor de las madres del mundo y de aquellas 
que son madres en potencia. 
 
Unámonos en aquello que une al mundo, unámonos y empecemos a reconfigurar a 
este mundo que hasta ahora no ha encontrado la fórmula que dé la paz a todos 
sus ciudadanos.  
 
Este es un llamado, no lo desoigamos. 
 
Gracias.   
 
_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/_/ 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
http://www.eListas.net/ 
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.