Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 199 al 228 
AsuntoAutor
Odio, Dolor, Celos Ricardo
Presencia y Percep Ricardo
Nuevos canalizador Ricardo
Taller La Flor de Ricardo
Tu Eres Un Canal / Ricardo
El Calendario Greg Ricardo
La Religion de los Ricardo
Nuestro Corazon Ricardo
Doble trabajo unid Ricardo
Nace en Mexico un Ricardo
Charla sobre el Es Ricardo
FW: RV: listos una Ricardo
El despertar de un Ricardo
MEDITACION FOCAL # Ricardo
Orar por Venezuela Ricardo
Convergencia Armon Ricardo
Noticias de Clave Ricardo
ECOLOGIA DE LA MEN Ricardo
AMOR. Cuando piens Ricardo
Lideres Espiritual Ricardo
Conexion Cosmica / Ricardo
Informe Encuentro Ricardo
Un mensaje para la Ricardo
Como buscamos la p Ricardo
Consciencia de Rec Ricardo
Bailando con Delfi Ricardo
El Arte de Canaliz Ricardo
FW: DESDE CUSCO PE Ricardo
Sexualidad Galácti Ricardo
ojo- Taller de Lec Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 220     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Conexion Cosmica / Sally Barbosa
Fecha:Domingo, 30 de Julio, 2000  20:43:10 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <anahuak @.............mx>

  
CONEXIÓN CÓSMICA 
Por Sally Barbosa 
 
¡Algo ha terminado! ¡Algo esta comenzando!  ¡Es tiempo de renacer!  Todos 
sabemos, reconocemos, instuimos, que esta sucedido algo grande en la Tierra. 
Sabemos que  esta surgiendo un nuevo ser humano, una nueva civilización 
planetaria en un nuevo planeta,  en  un nuevo  cielo.   Estamos iniciando la 
ultima entrada del partido jugándose  en la Tierra entre los hijos e hijas 
de los hombres y los dioses venidos del cielo. Llamemos a estos Maestros del 
Juego, dioses primarios o Annunakis, como los llamaron los sumerios. 
Neter,como les llamaron los egipcios o Anakim,  Nefilim, o   Elohim,  como 
lo  hicieron los hebreos. 
 
Hemos llegado al punto de partida. Los cambios climatológicos teniendo lugar 
en la Tierra conllevan cambios geológicos encontrando que donde hace apenas 
hace un año había un desierto, hoy hay un lago y los habitantes de la región 
ahora se ganan la vida pescando.  Un nuevo cielo, porque el inmenso avance 
tecnológico de la ultima década del siglo XX, al ampliar nuestros 
horizontes, permitiéndonos alcanzar nuevas perspectivas, nos va permitiendo 
ver un espacio tiempo repleto de vida. 
 
Estamos probando que la membrana elástica de nuestro patrón racial cósmico 
consta de una visión unificada y de las metáforas y mapas adecuados para ir 
mas allá de la guerra, del deseo, de la competencia primitiva y de la 
inevitabilidad de la muerte física. Estamos probando la pureza del programa 
genético original de los primeros terrícolas. Probando que fuimos creados a 
imagen y semejanza del Supremo Autor de todo lo Creado y por tanto, 
herederos legítimos de sus poderes. 
 
La mágica sabiduría de nuestra psi DINA, se va activado rápidamente 
en nosotros y comenzamos a tener acceso al fuego del conocimiento, prohibido 
en el pasado para la raza humana. Nos toca ahora equilibrarnos tecnológica y 
espiritualmente. Erradicar de nuestros criterios los aparentes conflictos 
entre la religión, la filosofía, la ciencia y la esperanza de una nueva era. 
Sanar nuestro pasado. Erradicar la enfermedad y el miedo infiltrado en 
nuestra programación original, contaminada con material genético dañado. 
 
Todavía nos parece increíble que estamos viendo, viviendo el nacimiento de 
una nueva civilización cósmica que va mucho mas allá de la religión y de lo 
que llamábamos nueva era aquí en la Tierra. Encontramos los cimientos del 
nuevo paradigma en la arqueología, la biogenetica, la antropología y la 
astronomía.  
 
La forma humana es muy común en el universo. La Tierra, al igual que muchos 
otros planetas es un jardín. La forma física humana es su fruto. El sembrar 
planetas o jardines es una tarea cósmica es usual, mas la interacción entre 
seres de diferentes coordenadas espacio/temporales es monitoreada y regulada 
en muchos niveles. 
 
La semilla de la vida se desarrolla a través del proceso evolutivo natural, 
a través de los amino ácidos, proteínas, ect. El tiempo, en función de la 
cuarta dimensión, no es lineal sino segmentado. Cada segmento/territorio en 
el que navegamos tiene su principio y su final. Los bordes de cada segmento 
vienen a ser puertas del tiempo. Si una raza/ civilización carece de la 
capacidad de navegar (viajar) en el tiempo cesa de existir. 
 
La Tierra, al igual que este sistema solar, ha estado y esta bajo la tutela 
de los seres intertemporales/ interdimensionales que han estado guiándonos 
hacia nuestro futuro.  Las antiguas civilizaciones insisten que procedían 
del espacio exterior, que al llegar al planeta encontraron una especie de 
criaturas simiescas, cuyas características les permitieron provocar en ellas 
las mutaciones adecuadas para servirles de esclavos en las minas de oro del 
África y de Perú. Que mezclaron sus genes con los del Homo Erectus por lo 
que los terrícolas somos carne y sangre suya. Carne y sangre de los 
astronautas procedentes de Nibiru, el ultimo y alejado de los planetas de 
nuestro sistema solar. 
 
Medio millón de piezas arqueológicas prueban la evidencia del planeta Nibiru 
y corroboran las investigaciones realizadas por la NASA. El Observatorio 
Naval parte del hecho de que el tirón gravitacional del llamado Planeta X en 
Urano y Neptuno se origina en nuestro sistema solar. Por otra parte el 
resultado del ADN de los estudios genéticos realizados en el proyecto "en 
busca de Eva" y el resultado de las investigaciones antropológicas en el 
proyecto "fuera de África" ubican el génesis del ser humano en África 
Central 250,000 años atrás, tal como indican los antiguos archivos de 
Sumeria.  
 
La creencia tradicional era que "los llamados dioses sumerios, egipcios, 
griegos, mayas, africanos, etc." eran imaginarios porque sus proezas, tales 
como; surcar el espacio sideral, usar armas atómicas y sables láseres, la 
habilidad de comunicarse a  través de la distancia, y la habilidad de 
manipular genéticamente a especies inferiores, parecían fantásticas a 
principios del  siglo XX. Hoy día esa creencia nos parece ridícula. 
  
Hemos alcanzado el punto en que nuestros conocimientos tecnológicos nos 
permiten eso y mucho más. Bajo esta perspectiva, esta claro que los 
conceptos filosóficos, religiosos, científicos y metafísicos han sido 
parcialmente correctos y que precisan revisión.  Los dos paradigmas mayores, 
los creacionistas y el modelo evolutivo, en los que fue moldeada la cultura 
occidental, deben ser revisados ya que este nuevo meta paradigma que la 
misma naturaleza humana nos provee envuelve profundas ramificaciones desde 
nuevas perspectivas arqueológicas. 
 
Los actuales habitantes de la Tierra son producto de la tecnología avanzada 
de los annunakis (astronautas) de Nibiru, una especie mutante con genéticas 
bicamerales, mente bicameral, y un inconsciente colectivo bicameral. 
 
La evolución en este planeta era lineal hasta que fue intervenida al 
manipular el código genético DINA. A partir de ese punto los terrícolas han 
experimentado un precoz y acelerado proceso metamorfoseo. 
 
Un caso especial de evolución, primeramente bajo la imperativa 
preponderancia del avanzado componente genético impuesto por los de Nibiru. 
Luego, durante el periodo de la rebelión, alienígenas procedentes de un 
tiempo/línea diferente, manipularon impropiamente el jardín que los 
annunakis de Nibiru venían cultivando, 
contaminándolo.  
 
La influencia genética de los annunakis se debilito a partir del 1250 
después de Cristo. La raza humana ha venido atravesando por una profunda 
transición hacia la independencia. Estamos atravesando de dicha transición a 
un nuevo concepto de humanidad, hacia una nueva civilización. La catarsis ha 
sido inevitable. Nos ha sido preciso reconstruir, redescubrir, reinterpretar 
nuestra historia racial colectiva. 
 
En la integración de la mente bicameral están las claves de la inimaginable 
historia cósmica que estamos escribiendo. El reajuste psicológico que 
conllevan dichos procesos envuelve la disolución de traumas raciales 
profundamente arraigados. Las sensaciones de perdida, abandono, culpa, dolor 
y soledad persisten. En nuestra mente bicameral colectiva quedan rastros del 
propósito de la manipulación genética de que fueron objeto los terrícolas 
primitivos; servir de esclavos a otras especies. 
 
Como especie bicameral que somos, guiados por el componente genético que nos 
fue impuesto, tenemos la cualidad de la conciencia, desarrollada a un nivel 
de complejidad de conocimiento y capacidad tecnológica que va mucho mas al 
de lo que los annunakis hubiesen permitido de estar presentes. 
 
Las discapacitaciones que nos limitaban han ido  desapareciendo ante nuestra 
inventiva, la adquisición de conocimientos y desarrollo psicológico a pesar 
de las restricciones impuestas a la ciencia y tecnología por los dogmas 
religiosos. ¡Ya no somos propiedad de nadie!. 
 
Mediante la rapidez de nuestra metamorfosis, la autoexploracion, la 
expansión de conciencia y nuestras experiencias trascendentales hemos dejado 
atrás la adolescencia de la raza. 
 
Ahora nos resta reconocer y sanar nuestras cicatrices colectivas 
emocionales, desasociarnos del atávico servilismo de la esclavitud para 
crear nuestra independencia futura y determinar nuestra trayectoria 
evolutiva. Para interactuar con civilizaciones planetarias altamente 
evolucionadas, que no padecen de amnesia ni de miedo, debemos 
descontaminarnos física, mental y espiritualmente. Regresar al programa 
maestro del hombre y la mujer perfectos, original del terrícola primario. 
 
El miedo y la amnesia son productos del desbalance mental ocasionado por la 
contaminación genética de que fueron objeto los terrícolas primitivos. 
Llego el momento de las redefiniciones para orientarnos en dirección 
correcta. Estamos interpretando científicamente los paquetes de información 
técnica avanzada encrustados en el cuerpo físico del ser humano. Los 
hallazgos arqueológicos de artefactos, instrumentos y juguetes son 
remanentes de tecnologías y conocimientos perdidos. 
 
Entre las características que marcan al nuevo ser humano están la integridad 
personal, la compasión profunda, la alegría de vivir consciente, la 
comprensión de las leyes de la naturaleza, la capacidad de crear nuevas 
realidades, la preferencia por la colaboración dinámica, el deseo de 
adquirir nuevas informaciones, de expandir sus funciones 
multidimensionalmente y contribuir a la definición de nuestra trayectoria 
evolutiva racial.  
 
El misterioso poder del doble circulo se devela ante nuestros ojos 
alertados. ¡Viajamos en el tiempo! Hemos llegado ya al punto de partida 
donde se une la tierra con el cielo. ¡El Jardín Secreto ha florecido! ¡La 
Tierra resplandece! Nuestro futuro en la Luz del Amor se perfila 
esplendoroso. La  luz del pulsar siriano acaba de reabrir  el portal del 
tiempo que conduce mas allá del mas allá. ¡El Octavo Universo aguarda por 
cocreadores! Caminante del cielo... ¡QUÉ LA FUERZA TE ACOMPAÑE! 
  
   
        Sally Barbosa 
sbarbosa@... 
 
*******