Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2161 al 2190 
AsuntoAutor
Merkabah Concienci Red Anah
el poema seminal N Interred
Revolucion Silenci Red Anáh
Jeshua - Del Ego a Graciela
Las Energías de Se Graciela
Jeshua - Del Ego a Graciela
144,000 firmas par Karina M
Cómo ayudar Guillerm
Se había profetiza Guillerm
Severa tormenta ge Guillerm
La perdida del mun Red Anah
Invitacion Especia Red Anah
New Earth Circle / Red Anah
La Cuarta Ola de l Graciela
La Nueva Tierra I Red Anah
Huracán de pobreza Guillerm
Katrina Red Anah
Gloriosa transform Guillerm
Fusion de lo Mascu Red Anah
MENSAJE URGENTE DE Graciela
Movimiento mundial Red Anah
Enorme explosión s Guillerm
Carta de Michael M Guillerm
El retorno del Cri Red Anah
(omnimedia) www.te Red Anah
Katrina a la luz d Red Anah
Invitación de Masa Graciela
Reencarnacion, kar Red Anah
HURACAN KATRINA po Graciela
TORMENTAS TROPICAL Graciela
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2214     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] el poema seminal No. 81, 2o. aniversario
Fecha:Jueves, 1 de Septiembre, 2005  10:47:07 (-0500)
Autor:Interredes <redanahuak @...............mx>

From: oscar wong <oscar_wong83@...> 
Date: Thu, 01 Sep 2005 03:24:08 -0500 (CDT) 
To: Red Anáhuak <redanahuak@...> 
Subject: eps No. 81, 2o. aniversario 
 
 
 
el poema seminal <elpoemasem@...> escribió: 
 
 
 
elpoemaseminal 81  
 
15 de agosto, 2005  
 
[2º aniversario]  
 
ricardo hernández echávarri: novísimas instrucciones para los ángeles 
 
  
 
  
 
Como parte de una tradición que se remonta hasta algunos grandes nombres de 
la poesía española, Ricardo Hernández Echávarri, nacido en Dinamita, Durango 
(México) en 1958, es actualmente lector de español en la Universidad de 
Harvard (EU). Antologado por Evodio Escalante, pero bastante olvidado por la 
crítica reciente, ha lanzado, en una hermosa edición, Novísimas 
instrucciones para los ángeles, primer volumen de la colección Maldoror de 
poesía, publicado este año en Nueva York. En una rápida visita por el norte 
de México respondió, vía el infaltable correo electrónico, un pequeño 
cuestionario. Celebramos así el segundo aniversario de eps. 
 
  
 
atisbos  
 
  
 
ENTREVISTA CON RICARDO HERNÁNDEZ 
 
L.C.-O.  
 
  
 
Dentro de tu trayectoria poética, ¿cómo ubicas Novísimas instrucciones... ? 
 
Después de un silencio publico Novisimas instrucciones para los ángeles. 
Pensé en un poemario breve, intenso, por fuera de los criterios del mercado 
local que exige poemarios de más de 60 páginas para ser publicables o 
premiables. ¿Por qué no un librito de apenas unas cuarenta páginas?, 
 
¿Por qué no en español (a pesar de que ahora vivo en EU)?, ¿por qué no 
publicarlo en Nueva York (que ahora es una babel lingüística)? Así es que le 
envié mi librito a María Hernández, una editora madrileña que vive en NY y 
que publica una hermosa colección llamada Maldoror/Poesía (en homenaje al 
libro de un uruguayo poeta del futuro: Issidore Ducasse). María fue sensible 
a mi propuesta e incluso me replicó que muchos de los mejores libros de 
poemas de la modernidad tienen una extensión breve: Fervor de Buenos Aires, 
de Borges, Carta de amor, de César Moro, Salamandra, de Octavio Paz. 
 
  
 
¿Has abandonado o transformado el estilo coloquial que caracteriza tus 
trabajos anteriores? 
 
Novisimas intrucciones para los ángeles es creo, mi poemario lírico. Le puse 
un ingrediente 'pasional', porque me choca esa visión de la poesía mexicana 
como demasiado 'purista' o 'intelectual', siendo que somos en el lenguaje, 
en las canciones, en el amor y en todo un pueblo muy apasionado. Quizás ese 
es el elemento 'nuevo' y ya sé que va a chocarles ese tono a los que aún 
creen que la poesía mexicana le debe todo a Valéry  (o a Juan Ramón). Creo 
que la tradición mexicana en poesía no sigue una sola línea, sino varias que 
convergen, se tocan, se interpenetran, se separan. Y la verdad ahora me 
interesa más leer a los poetas 'olvidados' de México. En un Pedro Garfias o 
en una Alice Rahon encuentro más novedades que en los “Contemporáneos” por 
ejemplo, que leí hasta el cansancio en los cursos escolares. 
 
  
 
¿Cómo aprecias hoy la poesía de tus contemperáneos, es decir, de los nacidos 
en la década de los 50? 
 
Creo que fue Evodio Escalante en Poetas de una generación el que advirtió en 
mi poesía un elemento 'coloquial'. En eso hay un juego de semejanzas y 
diferencias con la escritura de otros poetas mexicanos. Me gusta el 
coloquialismo de Ricardo Castillo (como olvidar su Pobrecito senor X y otros 
poemas) o de José de Jesús Sampedro (cuyo Ejemplo salto de gato pinto 
recupera nuestra propia tradición de la ruptura y el surrealismo que se negó 
tantas veces en nuestro país). Pero en realidad el 'coloquialismo' es un 
ingrediente de muchísimos poetas, desde Efraín Huerta hasta Jaime Sabines. 
Sin ir muy lejos Octavio Paz vaticinaba que la próxima poesía sería una 
alimentada por los registros del habla de la tribu. Pero si lees con 
atención mis Novísimas intrucciones para los ángeles hay otros elementos 
aparte de esa nota verbal y tribal, hay una homenaje al surrealismo que yo 
veo enraizado en la poesía mexicana, por eso aludo a César Moro, ahora trato 
de profundizar en esa tradición. 
 
  
 
¿Tu estancia en Harvard ha modificado tu perspectiva poética o influido en 
tu trabajo, digamos a la manera de algunos poetas españoles? 
 
Vivir en Cambridge y fuera de Mexico por cinco años me ha permitido tener 
una perspectiva para leer su poesía y su cultura. Creo que México es un 
hermoso país, asolado por la pobreza (y los políticos, aunque esto último es 
bastante sabido). Aun así a México lo mantiene a flote su cultura y su 
poesía (una de las más hermosas del mundo). Voy a menudo a Widener, la 
biblioteca de Harvard, y me paso el tiempo viendo las fotos que John Reed le 
tomó a  Pancho Villa, o reviso los artículos 'antimexicanos' (y muy 
racistas) de Whitman, o traduzco las cartas que Arthur Cravan le escribió 
desde el hotel Juárez de la ciudad de México a su novia Mina Loy (una poeta 
del círculo imaginista, amiga de Ezra Pound y de Carlos Williams).  Voy a 
las orillas del Río Charles, como Pedro Salinas o Borges, a escribir poesía. 
El Río Charles es muy especial. En realidad son dos ríos: uno en verano, un 
poco salvaje y caudaloso como río mexicano; y otro en invierno, cuando se 
congela y  sus aguas quedan estáticas. Te confieso que me gusta mas el río 
Carlos cuando se viste con nuestros aires tropicales. 
 
  
RICARDO HERNÁNDEZ 
EVODIO ESCALANTE 
  
José de Jesús Sampedro y Ricardo Hernández, se diría, parten de la 
cotidianidad, pero una cotidianidad codificada por los medios masivos. El 
cine, el rock, los noticieros de televisión, las fotografías, el periódico, 
aportan una sustancia multiforme que será reciclada por los poetas en su 
esfuerzo por ubicarse en la realidad y dar respuestas lúcidas a sus 
constantes desafíos. Sin la austeridad de los oficiantes del verso, antes 
bien, empeñados en multiplicar el orden de sus referencias y en dejar correr 
su verso en las lindes de un prosaísmo que rehuye toda efectación, no es 
extraño encontrar en muchos de sus textos una pudorosa nostalgia que llega a 
ser, por sí misma, el verdadero signo de la autenticidad poética. Es decir: 
la única prueba real de que el caos multiforme del mundo se ha convertido en 
interioridad. 
  
 
Poetas de una generación. México, UNAM-Premia, 1988, pp. 13-14. 
 
  
 
  
 
testimonios  
 
  
LA LUCHA CON EL ÁNGEL 
  
Bajo un cielo color manzana 
 
Inicia el combate  
 
El ángel danza en el filo del aire 
 
Tomo su talle y voy de nube en nube 
 
Por un cielo su cuerpo 
 
El invierno se llena de flores 
 
Los osos blancos oscurecen 
 
Hay una nube herida 
 
Hay una voz que me dicta estos versos 
 
Hay palabra luz que en su cuerpo brilla 
 
El invierno se llena de pájaros 
 
Han venido a mirar en sus ojos la tarde 
 
A beber los alcoholes de su ira 
 
El ángel me abraza  
 
Su vestido flota como una ola 
 
Mis manos memorizan sus muslos 
 
Su risa es una bandera 
 
Su cuerpo un arco de fuego 
 
  
 
NI EL TIGRE NI EL GIRASOL HAN SIDO TAN BELLOS 
 
  
Antiguos pintores te adivinaron 
 
Angelico casi pintó tu rostro 
 
Y Durero el champán de tu piel 
 
Y la mujer que vuela de Chagall tiene algo de ti 
 
Mas nunca en la forma total de tu belleza 
 
No se diga poetas inventores de todo 
 
Homero ciego ideó la perfección de Helena 
 
(era tan bella que provocó una guerra 
 
su epopeya nos quiere decir eso) 
 
O Dante el mal poeta que fue feliz 
 
Comparó a Beatriz con un ángel 
 
César Moro te adivinó en sus azules 
 
Y violetas muchachas 
 
La infamia no podrá borrar tu belleza 
 
Dirán que no eras rubia ni mirlo ni estatua 
 
Sin embargo hay rubias y estatuas a pasto 
 
Y no tienen tu sex appeal ni tu vuelo de flores 
 
Ni arcoiris ni montaña ni tigre 
 
Ni aria triste ni incendio 
 
Ni tumba ni girasol han tenido tu luz 
 
El bosque vivo de tu belleza 
 
  
 
TRABAJOS DEL POETA  
 
  
hachar nubes     desplumar abetos 
 
colorear fogatas          plantar petirrojos 
 
escalar lluvias       beber violines 
 
cepillar luces      verter sombreros 
 
pulverizar nieves       clavar violetas 
 
abolir caimanes       serruchar olas 
 
nadar rosas     perseguir estatuas 
 
  
 
BELLA DAMA SIN PIEDAD 
 
  
 
La belle dane sin merci. 
 
Francis Vielé-Griffin 
 
  
En el principio el cielo: re poblarlo de ángeles – El sol sale por el sur y 
persigue gaviotas – Habría que cambiar el color: el azul, inventado por 
Rubén Darío, es un tono archipasado de moda - ¿Qué te parece un mar lleno de 
estatuas? – Un brochazo aquí, otro allá y el mar luciría un traje nuevo. 
 
Y reinventar el Paraíso – Sería un jardín de luz como tu cuerpo – Las aguas 
del Jordán fluyendo del bosque – Es muy tradicional el árbol de manzanas y 
la serpiente no se diga - ¿Qué te parece expulsar a Dios por lo menos un 
día? – Te pasas: borremos todo eso y volvamos al principio. 
 
¿Una bandera? ¿la del amor? – Sí, aunque habría que repintar sus colores de 
fuego – Me envolvería en ella y me arrojaría al precipicio de tus ojos: 
fondo negro – Esa imagen, aunque cursi, me gusta: dejémosla – Desgranar el 
arcoiris, sólo a ti se te ocurren esas cosas. 
 
Estoy fatigada: dibujemos un lecho –Un colchón de plumas o una nube – El 
edredón rosa va bien con tu rostro blanco – Y la cabellera que parece una 
oscura cascada – Me gusta el trazo infantil de ts pestañas – Abre los ojos y 
ciérralos: el mundo aparece y desaparece a tu voluntad – Tú eres mi luz y mi 
sombra - ¿La almohada?: manos suaves de madre, un montón de heno fresco o la 
piedra de sueños de mi pecho - ¿Y la luna? – Apágala. 
 
zonas  
 
  
 
DESPUÉS DE 10 AÑOS, SILVIA TOMASA RIVERA PUBLICA UN NUEVO POEMARIO 
CARLOS PAUL  
  
 
La Jornada, 13 de agosto de 2005 
 
  
 
Luego de 10 años, la poeta veracruzana Silvia Tomasa Rivera vuelve a 
publicar parte de su trabajo creativo realizado durante ese tiempo. Con el 
título Como las uvas, su más reciente poemario fue presentado por Efraín 
Bartolomé la noche del jueves en la Casa del Poeta. 
 
Desde la edición de su libro Altamontaña, con el que obtuvo el Premio 
Nacional de Poesía para Obra Publicada, Rivera decidió alejarse de todo lo 
que era el movimiento cultural de la ciudad de México, pues -comentó a La 
Jornada la escritora- ''soy una poeta del campo. Buena parte de mi poesía, 
no toda, está dedicada al campo veracruzano, que es el campo de todo México. 
 
''En aquel entonces decidí alejarme del centralismo cultural, porque quise 
ver qué pasaba conmigo misma y con mi obra de manera solitaria, sin 
periodistas, sin amigos, sin público. El reto era hacer una obra más 
profunda, más conmigo misma sin importar el tiempo que me llevara. 
 
''Muchas personas piensan que si no publicas eso significa que no estás 
escribiendo, lo cual en mi caso no es así", añade Silvia Tomasa. 
 
''Durante esos 10 años he escrito varios libros aún inéditos. 
 
''El tiempo —agregó la autora de Los caballos del mar— da pie para darse 
cuenta de los errores y los aciertos. Ahora estoy más segura hacia dónde 
apunta mi poesía, de lo que quiero hacer y ser. 
 
''Ahora más que nunca me peleo por una línea en la historia y creo 
absolutamente en la memoria colectiva, pues los poetas que quedarán no son 
los que el gobierno diga, sino los que están en la memoria colectiva de las 
personas."  
 
Mi poesía, destaca, ''apunta hacia lo más lejano y lo más inmediato, pues 
considero que al escribir un poema que le va a llegar a las personas, tienes 
que hacerlo desde tu momento más íntimo, desde tu casa, desde tu entorno 
inmediato, es de ahí de donde debe salir la poesía que va a trastocar las 
vivencias del mundo". 
 
  
 
La decisión debe ser de los lectores 
 
Considerada una de las voces más sólidas de la poesía contemporánea 
mexicana, para Silvia Tomasa Rivera la actual situación que viven los poetas 
''es muy triste y delicada. Instituciones como el Consejo Nacional para la 
Cultura y las Artes (CNCA) que debería apoyarlos, sigue haciendo sus mafias. 
Aunque el ejemplo quizá no sea el más adecuado, yo, que tengo libros 
publicados, premios y traducciones, recientemente solicité una beca y no se 
me otorgó, pero sí se las dan a quienes no tienen ni libros ni premios. 
 
''Es un pequeño grupo ramplón que controla eso y con quienes te tienes que 
ir a tomar la cerveza o el café para hacer relaciones públicas. No se dan 
cuenta que los que tienen que decidir son los lectores. 
 
''Una de las cosas que puede beneficiar a la poesía es alejarse del 
centralismo. En los estados hay muchos poetas, pero el CNCA sólo ve a los de 
la ciudad. Lo que propongo a las autoridades es que así como hacen campañas 
sobre el cáncer y el cuidado del agua, también deberían hacer una campaña 
para que las personas lean poesía, pues no sólo se tiene la obligación de 
cuidar el cuerpo, sino también el alma". 
 
Editado por Boca de Jaguar, Como las uvas ''es un libro de poemas de amor, 
pero de un amor muy contemporáneo, pues no es el canto al amor que 
percibíamos en los años 80'', explica la poeta. 
 
''El amor contemporáneo es hoy un terreno muy peligroso, en el sentido de 
que una gran cantidad de personas se relacionan con alguien que podría tener 
un problema de adicción, que hace 25 años no existía. Ahora alguien se 
relaciona con otra persona y tiene que pensar si es adicta o no. Y esa 
situación se produce por todo el desencanto que se vive. La actual situación 
política, social y económica repercute en las emociones." 
 
En la primera parte del poemario ''se habla de un amor absoluto y en la 
segunda es el desencadenamiento de un amor entre adictos". 
 
Entre sus poemarios inéditos figuran Palabra ilegal, Legión de cuervos, La 
Halconera y la investigación sobre dioses prehispánicos, Tiempos divinos. 
  
POÉTICA DEL VIENTO 
ÓSCAR WONG 
  
 
Página Web de Óscar Wong: /www.geocities.com/poetaoscarwong/ 
 
oscar_wong83@..., merddin48@... 
 
  
La memoria personal me lleva a los inicios de 1987, unos meses después del 
fallecimiento de mi esposa. Llegué a la costa una madrugada, con mis hijos 
muy pequeños, pegados a mí, aterrados por el viento que azotaba como un 
dragón voraz: volaban anuncios comerciales, desprendidos por los zarpazos 
enfurecidos de Long, el dragón de viento. Es una imagen que la tengo muy 
grabada. En la costa chiapaneca hay temporadas donde el aire azota muy 
fuerte, sobre todo en otoño. En mi infancia lo escuchaba en medio de la 
oscuridad, o desplazándose entre la lluvia huracanada. Es terrible ver a la 
naturaleza descargando su furor. El dragón, ese animal mítico para mis 
ancestros chinos, originalmente fue un tótem para los pescadores, el conde 
del viento o Fei Lian; para mí es un elemento substancial no sólo en mi 
poesía sino en la vida cotidiana. El viento me remite al hálito cósmico, al 
espíritu celestial, a los ocho trigramas que aparecen combinados en el I 
Ching de mis ancestros. Es esa dimensión donde se esparce la voz poética, 
donde surge la Luz. 
 
Cuando se habla del viento, de inmediato pienso en las sábanas que llevan a 
Remedios la Bella en Cien años de soledad, de García Márquez, o bien a la 
caracola de Piggy, el gordito personaje de William Golding en El señor de 
las moscas, resonando no para convocar a una nueva asamblea, sino 
presagiando la desgracia, el final funesto que le aguarda. Percey B. Shelley 
tiene un poema, 'Ode to the West Wind', donde invoca y evoca esa energía, 
indómita, cósmica denominada viento, a veces como una trompeta profética, o 
como hojas resecas. Pienso en los libros de Bachelard, ligados al espacio, a 
la ensoñación, al agua y los sueños y, desde luego, estos elementos ligados 
al viento. Hay un cuento de Eraclio Zepeda, en Benzulul, llamado justamente 
'Viento'. Mi memoria no es muy clara al respecto, aunque de pronto recuerdo 
a Revueltas, a ese cuento, Dios en la tierra, donde el viento es sórdido, 
devastador, ardiente, definidor de la divinidad cuando pasa por la Tierra. 
En fin.  
 
En ocasiones el viento es un espacio lírico, aunque obviamente sirve de 
contención: circunda a las cosas, las conjura; tiene alas luminosas, a veces 
sórdidas; reposa sobre el agua como caricia de ninfa, o de hada. Por algo 
asume diversidad de nombres: céfiro, aura, soplo, hálito, brisa, etcétera. 
También se conjunta con el fuego y devasta los bosques (otra imagen pavorosa 
de Chiapas, desde luego). Robert Graves recuerda las invocaciones de los 
druidas, en La canción de Amergin, manejada en La diosa blanca. La 
inspiración surge cuando el viento se desplaza entre los árboles, o se 
desliza caminando sobre el agua de los lagos. Es una influencia determinante 
en todas las culturas, tanto como fuerza primordial tanto como energía 
combinada con la tempestad. Los tornados en Norteamérica demuestran su poder 
devastador.  
 
De alguna manera el viento es un soporte del mundo, rompe y corrompe, a 
veces purifica. Significa una fuerza primordial. Es el soplo de Morgana o el 
silbido de Melusina al metamorfosear su cuerpo un viernes por la noche. Su 
color, Azul Darío; su aroma, como un espléndido vino degustado por Berceo; 
su textura, verde cocodrilo, a la manera de Efraín Huerta, El Grande. 
Alguien habló ya de la Rosa de los vientos y los atenienses de la Torre de 
los vientos. En su primer sentido es vectorial, desde la segunda 
perspectiva, un contenedor, un hálito sutil que devasta y acaso petrifica. 
 
Ignoro si haya una poética del viento. Y si la hay debió habilitarla 
Bachelard, o Dilthey. Desde mi particular punto de vista una poética del 
viento establecería íntimas relaciones con el agua, la tierra y el fuego; 
sería una materia como los sueños, parte de un paraíso inmemorial, 
religioso; el viento es esa voz poética que irrumpe en la realidad, para 
conjurarla o devastarla; es el hechizo de Merddin, la invocación de Taliesin 
para modificar a la naturaleza y asustar a los falsos bardos: la englynn 
cobrando existencia. Es la poesía misma, revelándose, develándose en esas 
combinaciones sonoras, llameantes en sus significados, que se perpetúan en 
un canto estremecedor. Es la firma para la paz de Efraín Huerta, 
transformando el entorno social, el destino del mundo, nuestro futuro. 
Revelación o conjuro, el viento es el Logos que a través de su sonoridad 
crea, construya, genera ámbitos novedosos y, por ende, el orbe cobra 
sentido. Un día estaré lúcido para teorizar sobre esta singular poética. 
  
 
 
* * * * * 
  
 
 
Próximos números:  
  
·       Atanás Dalchev: mínimo homenaje 
·       Poetas búlgaros contemporáneos 
·       Poesía visual: un panorama reciente 
·       Gómez Correa, Guardia, Dalton: afinidades y diatribas 
·       Poesía hermética: microantología 
·       Miniantología de James Merrill 
  
 
____________________________________________ 
 
  
 
Comité editorial  
 
luis alberto alfaro (costa rica)/ cruz benítez/ fabienne bradu/ luis cortés 
bargalló/ miguel jorge castillo/ evodio escalante/ alfredo giles-díaz/ jesús 
gómez morán/ armando gonzález torres/ ricardo hernández echávarri (eu)/ saúl 
ibargoyen/ josé kozer (eu)/ eduardo langagne/ hernán lavín cerda/ lucía de 
luna/ floriano martins (brasil)/ josé manuel mateo/ santiago montobbio 
(españa)/ angelina muñiz-huberman/ jorge ortega (españa)/ armando oviedo/ 
manuel silva acevedo (chile)/ felipe vázquez/ óscar wong/ elsa zeferino/ 
coordinador: leopoldo cervantes-ortiz 
 
____________________________________________ 
 
  
 
elpoemaseminal es un proyecto independiente de divulgación sin afanes de 
lucro ni de promoción de una sola línea estética o cultural. no está 
vinculado a ningún grupo o institución, por lo que abre sus puertas a todos 
los autores/as de México y de cualquier parte del mundo. reconoce que los 
espacios para la poesía, con todo y que ahora son muchos dentro y fuera de 
la red cibernética, siguen siendo reducidos. el criterio de selección es 
únicamente la calidad poética, debido a lo cual se aceptan aportaciones en 
todos los sentidos. se citará siempre la fuente original. invitamos a los 
lectores/as y amigos/as a compartir poemas, libros, presentaciones, 
novedades y todo lo relacionado con la poesía, así como nuevas direcciones. 
 
  
 
elpoemasem@... 
 
elpoemasem2005@... 
 
correodepoesia@... 
 
  
 
__________________________________________________ 
 
=~==================================================================~= 
                    ~ eListas hace los Blogs así ~ 
 Crea tu bitácora gratis y mucho más con uno de los servicios de blogs 
                       en español más completos 
                  ->> http://elistas.net/z/b6.f1 <<- 
=~==================================================================~= 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net