Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2401 al 2430 
AsuntoAutor
Se impecable con t Ricardo
AÑO 2006 - PREDICC Ricardo
La Luz está en alz Guillerm
La Reencarnacion / Ricardo
Cumbre Mundial de Fundació
El Portal Estelar Graciela
Un Nobel valiente Guillerm
Hace 60 años Guillerm
Polo a la deriva Guillerm
Otra cronica del L Ricardo
Está amaneciendo Guillerm
Misericordia / Rog Ricardo
Cuenta final guillerm
Cumbre Mundial Ricardo
El Espiritu de la Ricardo
Meditacion Planeta Ricardo
Sexto Numero del M Ricardo
Invitacion al VII Ricardo
Boletin del Pequeñ Ricardo
Santa Maria de Gua Ricardo
Que Te Alimenta? / Ricardo
Bioenergia para el Ricardo
LIBRO DE EJERCICIO Ricardo
Buenas Noticias - Ricardo
El Androgino / La Ricardo
De la esperanza, l Ricardo
El mundo peligra: Ricardo
La complicidad del Ricardo
Viva el movimiento Ricardo
Numero de Oro o Pr Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2462     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Otra cronica del Llamado del Colibri, Brasil, 2005
Fecha:Martes, 13 de Diciembre, 2005  16:02:55 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <redanahuak @...............mx>

CALENDARIO ESPIRITUAL REDLUZ 2005 
red iberoamericana de luz 
http://www.mind-surf.net/redluzcalendario.htm 
 
 
MEDITACIONES GLOBALES OPA 
Operación Planeta Amor 2005 
Calendario anual de meditaciones sincronizadas globales. 
Desde 1983. 
http://elistas.net/lista/redanahuak/archivo/indice/1/msg/1339 
http://www.laneta.apc.org/redanahuak/opa 
 
 
PROXIMAS CITAS: 
 
 
- 12 de diciembre. Día de la Madre de Guadalupe 
 
- 15 de diciembre. Luna Llena. 16:15 
 
- 21 de diciembre. 15:35 
SOLSTICIO  de  INVIERNO   (hemisferio  norte) 
                          VERANO      (hemisferio  sur) 
 
- 24-25 de diciembre. Meditaciones de Navidad 
 
- 31 de diciembre. Meditación OPA por la sanación del mundo 
Luna Nueva. 03:12 
 
 
2006 
 
 
- 1 de enero. Meditación global por la paz y la reconciliación 
 
- 14 de enero. Luna Llena. 9:48 
 
- 29 de enero. Meditación OPA 
Luna Nueva + stellium en Acuario + gran cruz en signos fijos 
14:16 
 
- 13 de febrero. Luna Llena. 4:44 
 
- 28 de febrero. Meditación OPA 
Luna Nueva conjunta a Urano configurada a Marte + 
dos cuadraturas exactas de Mercurio Plutón y  Júpiter Neptuno 
0:32  
  
 
* * * * * * * * * * 
 
 
Puedes consultar el horario mundial y convertir estos horarios GMT 
(Greenwich) para tu localidad en 
http://www.timeanddate.com/worldclock/fixedform.html . 
La hora en todo caso puede variar, mientras le dediques 20 minutos en el día 
indicado. Puede ser a las 12:00 tiempo local o cualquier otra hora que 
elijas, mediante rezo, oración, meditación o cualquier otro método ritual, 
creativo, artístico o tradicional según tus costumbres. Enfoca en tus 
intenciones el mundo que deseas como si ya lo estuvieras viviendo, justo, 
solidario, armonioso, divertido y amoroso. Nos unimos además todos los días 
a las 12:00 h. locales en todo el mundo cuando hay hambruna, amago de guerra 
o catástrofe en algún lugar. 
 
 
 
* * * * * * * * * * * 
 
 
 
 
From: "Dr. Rodrigo Alarcón L.-Centro Tzolkin"/ centzolkin@... 
Date: Tue, 27 Dec 2005 00:13:45 -0500 
Subject: ¡La Uni-diversidad... No se da... Se Construye! - Reporte del 
Chamado do Beija Flor, Brasil 
 
 
Apreciados Kines Planetarios: 
  
 
¡Om Shanti !! 
¡As Salaam Alaikum !! 
¡Shalom-Shalom !!  
  
Estamos enviando el reporte del Chamado do Beija Flor (Llamado del Colibrí), 
llevado a cabo en Alto Paraiso - Brasil, en la pasada Luna Eléctrica del 
Venado.  Un válido ejercicio de la vivencia grupal planetaria, en la que, 
!La Uni-diversidad... No se da... Se construye! 
  
  
  
Reporte del Chamado do Beija Flor 
 
  
 
Como fue anunciado, desde varias lunas antes, nos dispusimos a participar en 
el Chamado do Beija Flor ­Llamado del colibrí- en Alto Paraíso-Brasil. Luego 
de disolver diversas dificultades, que se nos presentaron, para lograr 
iniciar dicha aventura, estuvimos prontos a viajar, a partir del día Mago 
Espectral, día 23 de la Luna Lunar del Escorpión. Ya, desde el Primer 
Seminario de Magos de la Tierra de San Agustín-Colombia, una Luna antes, se 
nos había recomendado, POR PARTE DE LA JERARQUÍA, que debíamos participar en 
el Chamado do Beija Flor, en Alto Paraíso-Brasil, tanto, para llevar con 
nosotros la energía del jaguar, que habíamos despertado en dicho lugar, como 
para otros propósitos trascendentes, dentro de nuestra propia evolución 
personal.  
 
  
 
Fue así, como tuvimos un viaje sin contratiempos, durante unas seis horas, 
hasta llegar, al amanecer, a la ciudad de Sao Paulo, donde deberíamos 
esperar la conexión para Brasilia, unas cuatro horas más tarde, las que, 
luego, se convirtieron en casi seis horas de espera. En esas, aparece 
nuestra muy querida hermana de lides planetarias, Liora Adler, otrora, 
pionera de la Caravana Arcoiris por la Paz, quien me saca de mi estado 
meditativo de espera, con un alegre y resonante grito, que me alcanza a 
sorprender. Nos confundimos, en un amoroso abrazo y en besos de esperanza. 
Rápidamente, nos conectamos, en entusiasta y urgente diálogo, sobre nuestros 
haceres, en pro del planeta, en pro del Nuevo Tiempo, desde su nuevo 
proyecto de la Universidad Gaia, que, junto con su  compañero, lidera desde 
Londres, y demás proyectos derivados, para favorecer a los desvalidos del 
planeta, hasta nuestro modesto proyecto de crear nuestra comunidad 13:20 ­La 
Comuna Galáctica, en nuestro Centro Tzolkin-Templo de los Siete Soles, en 
Medellín-Colombia. Cuando ascendemos al avión, aún nos falta intercambio de 
mutua información y de mutua ensoñación, sobre posibles planes conjuntos. Ya 
que, era claro, que era una cita del orden sincrónico, pues, ella, tenía su 
vuelo en otro avión de otra compañía. Logramos, que la azafata hiciera los 
arreglos, para conjuntarnos en sillas aledañas. Ya, en Brasilia, ella 
seguiría hacia una comunidad, para la que estaba invitada, mientras yo, iría 
con un amable taxista a ubicarme en la capital, estando listo, para poder 
viajar, el día siguiente, hacia la zona de Alto Paraíso y Moinho, a donde, 
no queríamos llegar de noche. Dicho taxista, se comportó como un ángel 
guardián, ayudándome a conseguir los boletos en la Rodoviaria (terminal de 
buses) y visitando unas cuatro posadas, hasta que quedara a gusto y seguro. 
Todo esto, sin cobrar ningún recargo del arreglo inicial. Asimismo, me 
recogería al día siguiente, para llevarme a la Rodoviaria. 
 
  
 
Luego de una vivificante ducha, pues llevaba unas 30 horas sin dormir, me 
dispuse a buscar algún restaurante, para calmar mi hambre. Pero, Brasilia es 
una ciudad muy peculiar, con su forma de aeroplano. Está construida, por 
bloques de actividad; por ello, tuve que pasar por muchos bloques, antes de 
encontrar un modesto restaurante, donde, casi debo echar mano de mis 
histriónicas habilidades, para hacer el pedido del plato, que apetecía. 
Finalmente llegó, y di buena cuenta de él, sin demora, después de breve 
bendición del alimento. Regresé a la posada, que era más o menos 
confortable, y decidí  acostarme a las seis  de la tarde. Me profundicé en 
mi sueño, hasta que el ruido de alguno de los televisores, que  había en 
cada aposento, me despertó. Como veía un furtivo rayo de luz, a través de la 
claraboya de la habitación, que quedaba en una especie de sótano o planta 
baja, creí, en primer lugar, que ya había amanecido, y que debía apresurarme 
para estar listo a ir a la Rodoviaria, a tomar el autobús. Salí de la pieza, 
para el baño, en la otra planta, cuando observé que, en una de las piezas, 
estaba encendido un gigantesco televisor. Entonces, pensé, quizás no es el 
amanecer, sino la medianoche. Una vez, pude confirmar lo anterior, me doy 
cuenta de que había dormido unas cinco horas y media, pero, que aún, me 
quedaba más tiempo por dormir. Esto me alegró, porque me vendría bien, para 
disolver el cansancio acumulado. No sin antes, asegurarme, de que el 
despertador funcionaría, me entregué, de nuevo, al misterio de los sueños. 
 
  
 
Desperté temprano, pensando, que quizás, me tocaría recorrer de nuevo todos 
esos bloques, para buscar el desayuno. Pero, escuchaba mucho movimiento de 
platos, pocillos y cubiertos. Mientras iba para la ducha, pude escuchar 
gente hablando en la entrada de la posada, y caí en cuenta, de que, en 
realidad, como en todo hotel, incluye el desayuno, y que yo no le había 
entendido al joven de la recepción, cuando me habló del café de manha, que, 
en portugués, quería decir desayuno. Luego, de alistar, de nuevo, las 
maletas, subí al comedor improvisado a la entrada de la posada, donde 
esperaba un delicioso buffet. Desayuné, con otros comensales, y me dispuse a 
esperar al taxista, pero, al ver que no llegaba, faltando 15 minutos para la 
hora de salida del autobús, apareció otro taxista, que se ofrece llevarme, 
pero, observé, que éste me llevaba en otra dirección; pues, yo recordaba, 
que la Rodoviaria quedaba muy cerca de la posada. Cuando el nuevo taxista 
cae en  cuenta, de que no era la Ferro- Rodoviaria, sino la   Rodoviaria, se 
devuelve veloz, pues sólo faltaban cuatro minutos. Ya sobre la hora, y a 
diferencia del otro taxista del día anterior, me deja encartado con todo mi 
equipaje, indicándome por dónde ir. Recorro, con la velocidad, que me 
permitía mi carga, llegar, finalmente, al autobús, que afortunadamente, aún, 
no había salido. Mi sorpresa es grande, cuando ahí aparece el taxista del 
día anterior, y me dice: "¿porqué tanto afán.?.." y toma mis maletas y las 
lleva al  maletero del ómnibus, trayéndome el tiquete  respectivo. Se 
despide, diciéndome, que lo  llame a mi regreso de Alto Paraíso, para 
ayudarme. Son cosas del orden sincrónico ..y ..del BrasilŠ 
 
  
 
Luego de aprovisionarme de agua, pues el clima está ya caluroso, me relajo 
en la silla, para hacer el viaje hacia Alto Paraíso, en un bus, no demasiado 
cómodo, pero, donde logró tener un viaje tranquilo, ya que no éramos muchos 
los viajeros. Después de observar, lo que había visto el día anterior, en 
Brasilia, que la tierra del Brasil era de un tinte rojo subido, como si 
fuera un pedazo de Marte. Ese fue el color que seguí viendo, a lo largo del 
viaje, mientras nos internábamos en el Chapado do Veadeiros-(Bosque cerrado 
de los Venaderos), que, al parecer, es un bosque de arbustos no muy altos, 
que es una reserva natural en el Brasil, y que alberga muchos venados. 
Después de múltiples desvíos y paradas, al cabo de una cinco a seis horas, 
llegamos a Alto Paraíso. En esa estación de la Rodoviaria, me di cuenta, que 
había diversos turistas, con grandes mochilas o morrales, y me atreví a 
preguntar a un joven, al parecer, también proveniente de Colombia, y quien 
me señaló un viejo bus, que conducía un negro alto, y que iba directo hasta 
el campamento del Chamado do Beija Flor. Eso, me alegró sobremanera, porqué 
facilitaba las cosas. Íbamos, hacia una zona desconocida. Después de muy 
larga espera, buscando el conductor cumplir con los últimos encargos, hechos 
a él, en el campamento, nos fuimos hacia nuestro destino. Salimos por una 
calle central o avenida, de dos calzadas, y haciendo giro hacia la 
izquierda, nos fuimos internando hacia una vía, en tierra, de color rojo, 
que, por lo seco del terreno, al paso del automotor, levantaba mucho polvo. 
Hubo múltiples paradas, porque, en el camino, encontramos varias jóvenes 
nómadas, con sus mochilas  al hombro, que también iban para el campamento. A 
unos 20 minutos, llegamos a la casa de una Fazhenda (hacienda). Entramos por 
el camino, aún en el bus, y por algunos puentes improvisados con troncos, 
pero, la dicha duraría poco. Debíamos descender del bus, porque el resto del 
trayecto, había que hacerlo a pie. 
 
  
 
Cómo iba, un poco encartado con maletas, mochilas y bolso, pues llevaba 
algunos ejemplares de los libros de la Ley del Tiempo y sincronarios, para 
difundir en el evento, mientras batallaba con mi maleta, se me acerca una 
bella joven, que venía con sus manos libres, y me saluda amablemente, y se 
ofrece a ayudarme, con mi mochila, la que coloca sobre  sus bellos y 
juveniles hombros. Empecé a sentir, el espíritu solidario del Beija Flor- 
Estaba entre los nuestrosŠ Por el polvoriento camino, hacemos un recorrido 
de más de un kilómetro, hasta llegar, finalmente, al campamento. Aquí, está 
el punto de inscripción, donde nos esperan alegres jóvenes, hombres y 
mujeres, que  nos dan la bienvenida, junto con algunos de los organizadores 
del evento. Aquí puedo reconocer, a Tomás, a quien había conocido en el 
Llamado del Cóndor, en el Perú, dos años antes. Entre otros, también estaba 
nuestro compañero de Colombia, Viento Solar. Luego de darnos la necesaria 
inducción y reglamentos básicos del campamento, procedemos a hacer la 
inscripción individual, en forma manual, ya que, los computadores, allí 
presentes, son apenas testigos mudos, por la falta de la corriente 
eléctrica. Se nos da la opción, de elegir entre dos zonas de camping: una, 
la de la parte más alta, hacia el oeste del campamento, que   queda a la 
izquierda, al entrar, o la otra, que  queda al frente, y que es el 
campamento experimental 13:20 o del Movimiento de  13 Lunas. 
 
Ya , el Guerrero Cósmico, me había traído al Chamado de Beija Flor. ¡Aho!!! 
 
  
 
Con todo el encarte de mi equipaje, encima, transitando, por lo que es un 
verdadero potrero, con muchas raíces y pequeñas malezas, además de algunos 
llamativos túmulos de barro rojo, de diversas formas y diversas aperturas u 
orificios, hechos por la termitas, que ya  observábamos a lado y lado de la 
carretera, cuando veníamos en el ómnibus, empiezo a  encontrarme con los 
primeros Magos de la Tierra de Picarquín-Chile. El primero, sería, el famoso 
Comandante Escoba o Mano Eléctrica, nuestro paisano de las frías mesetas del 
oriente de Antioquia, donde hizo sus primeros pinitos ecologistas, con su 
famosa caneca verde y su flauta-escoba, y, con quien llegué a 
Picarquín-Chile, en 1999, para asistir al Primer Seminario de Magos de la 
Tierra, de siete semanas, dirigido por Valum Votan. Pero, él, fue embrujado 
por los vientos del sur, y por allí, deambula, desde entonces. Me acosa con 
diálogos urgentes, que aún, no me permiten llegar, a lo que sería mi lugar. 
Fue emocionante, entonces, llegar a un campamento, donde se enarbola la 
Bandera de la Paz de Roerich, en lo alto de la Tienda Galáctica, y dentro de 
la cual, también penden: el escudo galáctico o Hunabku, el Tzolkin o Matriz 
Galáctica, el Holon Planetario, o la exótica cartelera ecologista del 
Comandante Escoba, que en interminable collage auto-generante, atrapa la 
atención del visitante. 
 
Así, mientras el Comandante, me sigue hablando, llego cerca de un tipi 
pequeño, que está cerca de la Tienda Galáctica, con sus agotadas y 
desteñidas lonas, que cuentan muchas vigilias australes, en la tierra de 
Epuyen, el primer intento de establecer una base 13:20, de carne y hueso, 
encarnando los códigos de la Ley del tiempo, por unos pioneros kines. Y me 
doy cuenta, de que ahí los tengo, al frente mío. Primero, con el 
reconocimiento, en profundo y amoroso abrazo, con nuestra amada Flavia ­La 
Estrella- que- ahora- sale a mi paso, cargando su bebita Leila, quien 
llorosa, quiere atrapar toda la atención de esa su madre, que pugna por 
abrir nuevas aventuras pioneras, desde esas gélidas tierras de la Patagonia, 
dando un gran testimonio de tesón y consecuencia, con su compromiso, como 
una de las primeras caravaneras, después de Picarquín. Pero, el orden 
sincrónico, la llevaría, luego de la primera fase nomádica, a las montañas 
de Epuyen, donde la esperaba, un solitario ex-citadino, Pablo-Mano, devenido 
en buen montañés, en intimidad con Gaia, y, que, desde su inconsciente, 
quería seguir un orden sincrónico enmascarado, hasta entonces,  al seguir el 
tiempo natural, alejado de todo lo artificial, llegando a perder casi todo, 
hasta su vínculo familiar. Pero, esa postura, le traería un gran Dharma, 
representado en ese feliz encuentro con la portadora de la Ley del Tiempo, 
llegada desde las mágicas y sensuales tierras del Brasil- en fin, le llegó 
una Estrella, que esperaba, hacía mucho, que le guiara en ese mundo de 
ciclos regulares, en los distintos reinos, y, en sí mismo, queriendo ser 
fiel a sus raíces. El orden sincrónico, sellaría esa unión, con la llegada 
sucesiva de dos nuevas semillas: la primera, que se auto-bautizó desde el 
vientre, dictando insistentemente su nombre a su madre, antes de nacer: 
sería solo Pakal. Son dos bellos niños del Nuevo Tiempo, hijos de la 
dificultad y la esperanza, en las heladas tierras de Epuyen, pero, tallados 
pacientemente, por sus dos pacientes padres, que les brindan su amorosa 
asistencia, pero, sin descuidar la atención de sus deberes de Kines 
planetarios, y,  quienes, son conscientes de su rol de desbrozadotes del 
camino de las Nuevas Comunidades 13:20, que, con urgencia, necesita el 
planeta. Ese Pablo-Mano, con su Bastón ceremonial, auto-fabricado y adornado 
con plumas de poder, cuando mira al frente, en su serena actitud y, más, en 
soledad,  nos recuerda, a pesar de su porte, aún juvenil, la imagen de un 
patriarca del futuro, cuando la experiencia y la consecuencia, tiñan de 
nieve su cabeza, que, desde ahora, está aureolada con la insomne decisión. 
 
Soy presentado a él, quien me ve como un hermano, ya conocido, desde antes, 
pues nuestras historias, preceden nuestros pasos. Era, entonces, un 
encuentro deseado. Y, allí, también, pasa, en un instante, la otra 
Flavia-Humano, también brasilera de origen, pero epuyénica, de convicción y 
hacer. Otra forjadora de esta ilusión de humanidad, y, quien se ve muy 
ocupada con los procesos organizativos del evento del Chamado, en esos 
primeros días, pero, quien, también nos manifiesta su contento, al 
encontrarnos. Quizás, su desarrollado sentir, nos había percibido, desde 
antes, en el eterno presente. Su compromiso, era claro y definido. 
 
  
 
En fin, nos sentíamos ya bienvenidos, lo que se complementaría, con el 
saludo alegre de nuestras hermanas colombianas: Noche Cristal, Tormenta 
Entonada  y su hija Mano Cósmica, quienes me precedieron en su llegada, 
desde 2 días antes, atreviéndose a vencer los retos de la media noche y de 
lo desconocido, con otro kin, que se encontraron en el camino, para llegar 
al campamento. Además, tuvimos, allí mismo, el encuentro  con otros dos 
Magos de la Tierra: Pedro-Humano y, luego,  Xiomara-Dragón Magnético, de 
Venezuela. Aparece, luego, otro nómada antioqueño: Oscar-Noche Rítmica, 
quien, también anda por las tierras del Sur, y nos saluda efusivamente, con 
su apacible estar y su pausado hacer. En esas, me indican, en medio de la 
canícula, la posibilidad de montar mi carpa y me facilitan las herramientas 
necesarias. Mientras, lo hago, Mano Eléctrica, no deja de contarme historias 
y hacerme preguntas sobre lo hecho y por hacer. Escojo un lugar, que me 
dicta mi sentir nahual-shamánico, aunque pareciera, un poco alejado de las 
otras carpasŠPero, era mi lugarŠy, así, se conservaría, pues nadie se hizo 
en esa área, en todo el eventoŠaunque, las demás áreas estaban 
superpobladasŠEra un campo energético..que habría de conservarseŠtodo el 
tiempo..sin que nadie se lo propusiera, desde el consciente. 
 
El calor era abrumador, pero, a poco andar dos palmas ubicadas hacia el 
oeste, en dirección a mi carpa, haría que, a eso de las 4:30 p.m, se 
empezara a ocultar y dar alguna sombra, lo que se instauraría 
definitivamente, al esconderse tras el cerro protector, que estaba en esa 
misma dirección.  
 
  
 
Aún, estaban, los acuciosos y fatigados kines  voluntarios, dando los 
últimos toques, a las letrinas secas, cuidadosamente hechas, y ubicadas en 
el borde del bosque, en el lado Norte del campamento. Además, los domos de 
bambú esperaban su completamiento y el domo contratado con personal 
especializado, de metal, estaba siendo urgentemente terminado, adivinando 
una bella estructura geométrica: la Geodésica del Arte. En el fondo , al 
oeste, estaba la inmensa carpa azul de la Caravana Arcoiris, donde serían 
las plenarias del evento. Los miembros de la Caravana, iban de un lado para 
otro, tratando de terminar las tareas planificadas, y entraban y salían de 
sus buses La Mazorca y la Wiphala, ubicados estratégicamente, al costado 
norte del campus. Allí, me encuentro a nuestro hermano Alberto-Mono Cósmico, 
el sub-coyote de la Caravana, quien da las últimas instrucciones, y, a ratos 
concede entrevistas de T.V., al parecer cuidadosamente preparadas, para 
informar sobre los fines  del movimiento y su desarrollo. Nos  confundimos 
en entrañable abrazo de camaradas de lides, tanto, en el consciente, como en 
el inconsciente, cargados de historias mil y de meritorias fatigas. Es el 
reconocerse allí, estando donde debemos estar..como análogos, que somos, 
cada uno cumpliendo, con su respectivo sesgoŠsu rol dictadoŠdesde antesŠ 
 
Luego, sería Pablo-Mago Solar, de la Caravana, en su infatigable trajinar, 
por los inacabados deberes electrónicos, el que me encuentro en la Carpa de 
la Caravana, y un abrazo de hermanos, hace que lo saque de su acostumbrado 
estado natural de concentración matemática, para hacer que la comunicación 
se dé a cabalidad. Cuántas jornadas conjuntas, llevadas a cabo en nuestro 
Centro Tzolkin, cuando hacíamos los primeros pinitos en la informática, 
pasan por mi mente, y su constante afán por aprender y transmitir algunos 
elementos de la Ley del Tiempo, en su andar nomádico caravanesco, de lo que 
da fé, su, aún vigente, página web, sobre la Ley del Tiempo. 
 
Una vez ubicada nuestra carpa, y, en la medida en que la noche se aproxima, 
nos vamos hacia la zona alimentaria, ubicada entre el pequeño bosque, donde 
se ubica el campamento de los niños, con sus madres, entre los arbustos, la 
pequeña ecoaldea de Flor de Ouro, de la organización de Ahimsa. También 
estaría en la misma zona, lo que se habilitó, como zona de salud u hospital, 
que ya empezaba a tener bastante trabajo, por una especie de mini-epidemia 
de diarrea, que empezaba a hacer mella entre los recién llegados. Y, el agua 
cristalina, habría de pagar con todas las culpas, según las subjetivas y 
prejuiciadas opiniones. Hicimos una larga fila, con nuestras vasijas listas 
a recibir el alimento, cocinado allí, pero, en medio de una batalla campal 
con las miríadas de moscas, que, en ataques suicidas, se disputaban con 
nosotros, en nuestros platos, el alimento. Veíamos pasar muchas gentes, 
sobretodo jóvenes, entre  quienes se destacaban preciosas y alegres mujeres, 
con sus desprejuiciados trajes de fatigas y sus miradas de esperanza, en 
medio de sus, también, desprejuiciadas actitudes. Todos, pasábamos, como las 
hormigas, por un mismo camino de doble vía: unos íbamos mientras otros 
venían. Ya adivinábamos unos trescientos asistentes iniciales, y esperábamos 
muchos más, al día siguiente, día de comienzo del evento, en el día Tierra 
Magnética Roja.  
 
Después de muchos encuentros y re-encuentros, regresamos a la zona del 
camping, donde hacemos un tímido recorrido por las principales instalaciones 
del campamento, en particular la carpa de la Caravana, donde se siguen 
haciendo preparativos. Finalmente, escuchamos, el sonido de los caracoles, 
invitando a la plegaria de las Siete Direcciones, desde el lugar del fuego 
central, donde acucioso y siempre activo, está el compañero 
Oscar-Viento-Guardián del fuego en el planeta, el nómada impenitente, que, 
siempre va tras la energía grupal, doquiera se mueva en el planeta. Arropado 
con las banderas de la Paz y la Wiphala, por Las selvas de Chiapas, y todo 
México, Picarquín, Perú, Brasil, La India, Nepal (donde es apresado por 
indocumentado o falta de visado), España (Foro Mundial), Grecia (Juegos 
Olímpicos), Francia, Inglaterra, Venezuela, y, ahora, el Chamado do Beija 
Flor. Siempre, con su insomne cuidado del fuegoŠY en  la constante 
purificación del TemazcalŠAhí estaba, con su introspectiva mirada de futuro 
y en la sencillez y humildad del servicio desinteresadoŠCon su amorosa 
devoción por GaiaŠ  
 
Y, así, nos convoca el mundo de los sueños, en la primera noche, en el 
campamento del Beija Flor. 
 
  
 
Nos despertaríamos, con las señales naturales del entorno: el canto 
agradecido de los pájaros, y la tímida claridad del alba. Nos sentimos 
convocados a realizar la Plegaria­contacto del Salat, para ir a la terapia 
Homa, en la carpa Galáctica, con Pedro Humano,  a la que seguirá, todos los 
días, la meditación del orden sincrónico, que denominan la cubicación, que 
siempre será guiada, o por Flavia-Estrella, o por Flavia-Humano, ambas de 
Epuyen. A veces, con la celosa interrupción de los bebés de Flavia. 
 
Allí, siempre estaría, al salir el sol, la ronda de canto y toque, dirigida 
por Oscar-Guardián del Fuego, acompañado por varios kines, entre otros, por 
el insomne médico Herrero, quien tuvo a su cargo gran parte de la atención 
de los enfermos en el evento. Luego, se daría curso a lo diferentes 
ejercicios de Hatha Yoga-en la Geodésica del Arte y de Kundalini yoga, en la 
Tienda Galáctica.  
 
  
 
Para ese entonces, el inquieto Pablo-Mano de Epuyen, estará con el fuego 
encendido, y estará haciendo el café matinal, en una ollita, que se resiste 
a no ser usada, y en su rústica parrilla, hace el asado de unas pequeñas 
tortas, de especial mezcla de proteínas y carbohidratos, para ofrecerlas 
amorosamente a todos quienes pasen por ahí. Delicioso desayuno éste, pues 
habría que esperar  hasta tarde, para el primer alimento, en la cocina del 
campamento, casi al medio día. Sobre la alimentación, hubo más dificultades 
en los tres primeros días, ya que, luego se habilitaría otra cocina 
alternativa, al costado sur del campamento, donde los kines podrían degustar 
algunos platos vegetarianos, intercambiados en trueque. Además, empezarían a 
funcionar, unas carpas, donde los lugareños, podía ofrecer alimentos hechos, 
en sus casas,  desde la madrugada, variando grandemente, el menú en el 
campamento. Mientras, en la cocina central, en convenio con los Hare Krisna, 
éstos serían los encargados de la preparación de dichos alimentos, con la 
ayuda de otros kines voluntarios. 
 
  
 
Luego, a eso de las 8 A.M, sería la hora de la reunión diaria de la 
plenaria, con los organizadores del evento, para evaluar tareas y 
redistribuir responsabilidades, que cada día eran más crecientes, ya que, 
para el tercer día, había unos 800 asistentes, y se esperaban más, como de 
hecho ocurrió, habiendo un promedio de 1000 asistentes, que llegaron, por 
momentos, en los fines de semana, hasta los 1500. Esto, complicaba las 
cosas, pues ya serían insuficientes las letrinas secas, y habría que 
construir más y más y darles continuo mantenimiento, y, para llenar los 
requisitos de la secretaría de higiene, que visitó el campamento, habría que 
regar más tubería para la disposición de agua potable, y nuevos recipientes 
para la recolección de basuras, en forma clasificada. 
 
Las primeras reuniones plenarias, eran muy pesadas y demoradas, por la 
cantidad de asuntos minuciosos a tratar, la escasez de voluntarios y el 
incumplimiento de las tareas, lo que generaba, a veces, roces, que querían 
desbordar los mecanismos organizativos precarios, de que se disponía, hasta 
el momento.  
 
  
 
Vendría otra etapa, al llegar Liora Adler, en compañía de Pablo-Mago Solar 
de la Caravana, con su propuesta de ensayar el sistema de consenso, lo que, 
en paralelo, con el entrenamiento en talleres, se pondría a funcionar en la 
plenaria misma. Si bien, no había un total consenso sobre el consenso, al 
menos, se ordenó más la actividad, y sirvió para mejoramiento del método y 
para capacitación de quienes, apenas, si lo conocían. 
 
Luego, a medida que se fueron cumpliendo algunas metas trazadas, que eran 
numerosísimas, debido a que los organizadores, con los voluntarios,  no 
habían alcanzado a terminar toda la infraestructura básica del campamento, 
debiendo dedicar tiempo  los asistentes mismos del evento, a ayudar a 
terminar dichos preparativos. Pero, de todos modos, si se trataba de una 
Aldea de Paz, que se construía de la nada, para convivir cientos y, aún 
miles de personas, era un buen ejercicio, el  ensayar la autogestión y el 
consenso, en lo fundamental. Todos estos, son ejercicios de futuro. Porque, 
nos espera un mundo nuevo, por construir, una vez la crisis final llegue a 
tocar fondo, con la auto-destrucción o de-construcción del materialismo 
babilónico. Fue el momento, cuando, de parte del movimiento de Trece Lunas, 
se propuso el funcionamiento del campamento por agrupaciones de la familias 
terrestres, según lo sellos de cada uno, que ya debían conocer todos, ya que 
desde la inscripción, todos debían  recibir su firma galáctica, en caso de 
que no la conocieran. Eso, fue un gran paso adelante, pues, aún, los 
desinteresados, se sabían identificados por esa otra forma extraña, que, al 
menos, en los desprejuiciados, despertaba curiosidad e interés por conocer. 
 
Si bien, el sistema no funcionó muy bien del todo, por cierto nivel 
anárquico, que se apodera de este tipo de eventos, y por la incredulidad y 
falta de voluntad de otros, sería un aspecto importante, que se empezaría a 
tener en cuenta, en ciertos momentos especiales, como, espontáneamente, los 
mismos organizadores lo hicieron, en la preparación de la sesión de 
clausura.  
 
.  
 
Pero, como cada día traía su afán, finalmente, llegó el  cuarto día, el de 
Sol Auto-existente, cuando ya tomaba la forma el campamento, y se debería 
dar comienzo a las actividades programadas, en forma de talleres, charlas, 
actividades prácticas, como temazcales, tomas de Ayahuasca etc. 
 
En la Tienda Galáctica, en la Geodésica del Arte, en la Carpa de la 
Caravana, en el Templo de la Luna (de las mujeres), en el campamento de los 
niños, en el Templo de la Oca (rituales de la tradición), la Tienda de 
Sudación-Temazcal y otros más, serían los lugares, donde se llevarían a cabo 
las diferentes actividades. A diario, se fijarían carteleras,  en lugares 
estratégicos, con las diferentes actividades. Así, se dió comienzo al 
intercambio, tan solicitado y apreciado por los asistentes, en sus variadas 
apetencias y posturas. 
 
Así fue, como se dió comienzo al taller sobre Consenso, con muy amplia 
asistencia, y con la ya expresada necesidad de aplicar el método en el 
funcionamiento del campamento. Esta actividad, descolló, por su 
manifestación práctica inmediata. 
 
También se iniciaron los intercambios al respecto del Biorregionalismo y el 
Movimiento de Ecoaldeas. Agregándose a esto, el tema de la Agenda 21, que 
contó con la presencia de representantes del Ministerio del Medio Ambiente 
Brasilero. Todos fueron acercamientos y aproximaciones útiles, al menos, 
para empezar a asumir estos temas, que no son de mucho dominio público. Hubo 
diferentes actividades en el Templo de la Lua, en relación a los  aspectos 
del rescate del Femenino, tanto en hombres como en mujeres, en quienes se ha 
ido perdiendo, por efectos de la cultura patriarcal del materialismo 
histórico;  incluyendo aproximaciones, desde la tradición, de cómo asumir 
su propio estado de Luna, o sea, la menstruación, desde la visión de la 
tradición, enseñando los rituales de sembrarla y de vivenciar la experiencia 
desde el interno.  
 
  
 
En la Geodésica del Arte, se dio curso a diferentes formas de arte , que 
incluyeron danzas, cine, video, toques, aunque, un aspecto no bien previsto, 
fue el de no traer la contaminación electrónica al campamento (con inmensos 
aparatos  de sonido y de video), el cual, como Aldea natural de Paz, debía 
ser ejemplo de paz, entre los convivientes de todos los reinos, lo que 
incluye al hombre, a los animales y a las plantas, y, en general, todo el 
entorno energético, que se vió muy perturbado por estrepitosos mega-sonidos, 
durante noches enteras, que impedían conciliar el sueño a los humanos, a los 
animales y a las plantas, al violar sus ciclos respectivos de descanso o de 
fase Yin, y, lo cual,  no habilita la vivencia de la mente natural, en uno 
de sus territorios  básicos, en el mundo de los sueños. Entendemos, que esto 
no debería volver a ocurrir, pues nuestra mente, es la mente planetaria- la 
noosfera y, a la vez, la mente cósmica universal, por lo que, cualquier 
impacto fuerte en ese entorno energético, descontrola el entero, y aparece 
el conflicto grupal. 
 
  
 
Pero, ocurriría un cambio súbito, en el clima, ya que, desde el segundo o 
tercer día, llegarían lluvias intensas, que pusieron a prueba la instalación 
poco previsiva, de las ³barracas² o carpas, la mayoría, sin sobrecarpa, 
debiéndose, a posteriori, hacer canaletas de drenaje de agua a los costados 
de las mismas, a pesar de lo cual, fueron anegadas la mayoría de ellas. En 
nuestro caso, el orden sincrónico, quiso, que no tuviésemos ningún problema, 
en nuestra relativamente solitaria ubicación. Pero, como en las grandes 
tempestades, quizás, por la inconsciencia grupal, se abusaba de toques 
intensos de tambores, eso llamaba mucho más la lluvia e intensificaba sus 
estrepitosas manifestaciones. 
 
  
 
También, a partir del cuarto día, daríamos comienzo a nuestras 
presentaciones sobre La Ley del Tiempo y demás temas espiritualistas, 
bio-energéticos, y shamánico-nahualísticos, para empezar a ambientar la 
llegada urgente de la ³Hechicería Planetaria,² que el último Avatar ­ José 
Argüelles-Valum Votan- nos anuncia en las Crónicas de la Historia Cósmica- 
libro del Trono- Vol. I. Es así, como empezamos a convocar , a través de 
palestras o charlas, como la de ³La Nueva Ciencia y la Ley del Tiempo², 
debiendo hacer una previa revisión del proceso de canalización continua del 
mensajero galáctico ­Valum Votan- desde su temprano trance ­ a los 14 años- 
en lo alto de la pirámide del Sol, en Teotihuacan, pasando por su urgente 
llamado a la Convergencia Armónica el 30 de junio de 1987, desde el World 
Street Journal,  las canalizaciones de El Encantamiento del Sueño, de la 
Profecía del Telektonon, en la covacha de Morelos-México, previa doble 
iniciación desafiante del escorpión, en su mano y en su pie, como 
correspodía a la recepción de la Madre de toda profecía. Luego, vendría la 
intuitiva percepción del Proyecto Rinri ­en 1996 - con su objetivo del 
Puente Circumpolar Arcoiris, a lanzar en el año 2000, seguida de la 
percepción catarática de las herramientas de redención del ADN, en Las 20 
Tablas de la Ley del Tiempo, pasando por las claves iniciáticas de la 
sincronáutica del 7:7::7:7, con su correspondiente planetofísica de 
D`mitriev  y Planeto-psíquica de Valum, y sus Siete Lunas Místicas del 21-22 
de Diciembre del 2012, hasta el inicio del año de la Semilla Galáctica,  el 
26 de Julio del 2013. Además, era de obligado recibo, el enunciado 
sincronicista de Las profecías Mayas y demás profecías, como la del 
Kalachakra del Tibet, la del Kaliyuga ayurveda, la del Apocalipsis cristiano 
y la de los indios Hopi de los E.U., entre otras. Haríamos hincapié, en la 
profecía  maya, ya cumplida, de Los 13 Cielos y los 9 Infiernos, del Chilam 
Balam de Chumayel, 13 Cielos, que desde el año 843 D.A, tendría cumplimiento 
en el año 1519, cuando Cortez, pone su pezuña en las costas de México, dando 
comienzo a los 9 Infiernos, que, a su vez, terminarían el 15-16 de Agosto de 
1987, cuando empieza, en los 26 años faltantes,  la cuenta regresiva y la 
recapitulación  fractal final de los 26.000 años del Homo Sapiens Sapiens, 
hasta el 2013.    
 
  
 
Ante una nutridísima asistencia, en la carpa Galáctica, dimos comienzo, por 
nuestra parte,  a ir desgranando estos sucesivos temas, que, cada día más, 
atrapaban la atención de los asistentes, que se incrementaban a diario. Fue, 
así, como pudimos compartir, sobre los procesos investigativos de la 
Fundación para la Ley del Tiempo, a la vez, que los aportes consistentes de 
la Academia Rusa de Ciencias-Rama Siberiana, con D`mitriev à la cabeza y los 
médicos Kaznacheev y Trofimov, en el ISRICA (Instituto de  Antropoecología 
Cósmica), fieles continuadores de los pioneros del Cosmismo Ruso, Vladimir 
Vernadsky y del Eistein Ruso, Kozyrev, con sus aportes sobre la farmacopea 
etérica, en base a sus experimentos con los espejos de Kozyrev, en sus 
generadores de torsión de éter, que permitirían capturar e implantar 
genomas, etc. Recordando el experimento, que se acaba de llevar a cabo entre 
la Fundación para la Ley del tiempo, que dirige Valum y el ISRICA, sobre la 
telepatía universal, en el que participamos muchos kines planetarios, hace 
varias lunas, y, cuyo libro-base para tal investigación, fue El Factor Maya 
de José Argüelles-Valum Votan. 
 
Aclarando, cómo, todo lo anterior, había sido sincronizado por el orden 
sincrónico, cuando empieza la conexión directa, al ir Valum Votan a Altai 
(la zona del antiguo Shambhala y ombligo del mundo), en el Asia Central, en 
el año 2001, y, cuando, sin buscarse, Valum Votan y De`mitriev, se 
encuentran en el Museo de Roerich, y llevan a cabo una Posthistórica 
entrevista, en la que la profecía deviene en Ciencia y la Ciencia deviene en 
profecía. Entrevista, en la que el científico, D`mitriev, pionero de la 
planetofísica, con su teoría sintrópica de contracorriente del MUP (Modelo 
de Plasma del Universo), que se opone a la teoría entrópica y 
autodestructiva del Big Bang, tan en boga en la ciencia del materialismo 
histórico,  se adentra en el terreno de la profecía, anunciando al planeta, 
una crisis ecológico-económico­social sin precedentes para el planeta 
Tierra, entre el 2007-2008. 
 
Debíamos transmitir todo esto, en ese grandioso foro del Chamado do Beija 
Flor, pues somos conscientes de que ya no hay tiempo; y, no nos equivocamos, 
pues esto fue haciendo eco en forma amplia entre los asistentes,  hubieran 
ido con objetivos o sin ellos, al Beija Flor. Y pudimos hacer empezar a 
entender, que la Ley del Tiempo, había llegado para quedarse, para guiar la 
Nueva Ciencia, en la que se dan bases tan serias, como el enunciado mismo de 
la velocidad del tiempo,  sincronística, según la definió Yozyrev: vT: ƒ, o 
sea, la velocidad del Tiempo es instantáneamente infinita, superando, en 
mucho, la velocidad de la luz, la que, todavía, se considera, en Occidente, 
la máxima velocidad, en el plano. Esta velocidad del tiempo,  daría  la base 
del funcionamiento de la telepatía universal.  Pero, además, recordábamos, 
que la Ley del Tiempo, al enunciarse, en los 260 postulados de la Ley del 
Tiempo o Dinámicas del Tiempo, tendría por objetivo, el Viaje en el Tiempo, 
así como la fisica  del espacio de Newton-Enstein-Minkowsky, tendrian su 
culminación en el viaje espacial. 
 
Se combinaban estas transmisiones, que hacíamos, a diario,  con la enseñanza 
de las diferentes herramientas de la Ley del Tiempo, como el Encantamiento 
del Sueño y el Sincronario de la Trece Lunas, a cargo de Noche Cristal, o 
sobre el Telektonon, por parte de Flavia-Humano y otros kines conocedores y 
de diferentes Biorregiones. Toda esta actividad hacía, que la carpa 
galáctica, tuviera actividad desde el amanecer hasta el anochecer. Mostrando 
mucho interés, en particular, la gente nueva, que no tenía este 
conocimiento.  
 
En los días siguientes, desarrollamos otros temas relacionados, como por 
ejemplo,  ³Magia Tolteca: El Movimiento del Punto de Encaje y los Estados de 
Consciencia,² basados en la transmisión hecha al mundo, desde la década de 
los 70s, por Carlos Castaneda, de la enseñanzas del Nahual Juan Matus, del 
Desierto de Sonora ­México, ya que fue permitido, por la Jerarquía y el 
orden Sincrónico, que se diera a conocer al mundo, dichos secretos, al final 
del Cierre del Ciclo, pues sería necesario ir ambientando el Viaje en el 
Tiempo. Esto, se hizo con la proyección de nuestro   Video-investigación, 
que llevamos a Europa en 1992, a donde llevamos la propuesta, de que era 
necesario que se enseñara a la humanidad a mover su propio punto de encaje, 
a discreción, para poder degustar los diferentes estados de consciencia, 
haciendo dicho movimiento, como lo hacen los brujos, sobre sí mismos, o como 
hacen los Nahuales, moviéndoselo a sí mismos y a los demás, y generando la 
posibilidad de desempeñarse  en la Primera, la Segunda o la Tercera 
Atención. Este tema, alucinaba a la gente, pues era ubicarse en la 
perspectiva mágico-teúrgica, con la autogestión. Se les enseñó, previa 
medición de los respectivos puntos de encaje, a moverlo a discreción. Y, ya 
que, casi todos, con lo vivenciado en el Chamado de Beija Flor (toques, 
rituales, danzas, etc y la charla misma), lo tenían desviado hacia el lado 
izquierdo, se propició el que se lo pudieran reacomodar, por sí mismos, 
mediante un sencillo trabajo de concentración-respiración. Les transmitimos 
nuestras experiencias, en la Comuna Galáctica Tzolkin, de Medellín-Colombia, 
por ejemplo, el movimiento grupal,  o en ³cascada,² del punto de encaje, y 
llevamos a cabo el movimiento grupal del punto, con el ³Toque Shamánico y el 
Canto del Nahual,² con el que, fuera del gran disfrute colectivo, en la 
danza no aprendida, en la que, el ser penta-dimensional más alto, mueve su 
cuerpecito, su templo, sin la interferencia de la entidad o personalidad 
tridimensional, y, más bien, en un real abandono, ante el plano 
penta-dimensional más alto. Concluiríamos, que, entre otras cosas, habíamos 
sido enviados al planeta, ahora, para enseñar a ejercitar el trance limpio, 
con la mente natural, sin usar ningún  elemento sicodélico adictivo, ni 
siquiera las plantas sagradas de la tradición. 
 
  
 
También, pudimos compartir, otros elementos importantes, recibidos desde la 
Fuente, precisamente, en el año 1987, el de la Convergencia Armónica, como 
es el tema de La Medición de la predominancia o no de las Energías Perversas 
Auto-inducidas ­EPAI- como la interferencia de entidades reales, o fantasmas 
egoicos, en el plano individual o grupal, que, desde la mente egoica, la del 
humano terrestre, donde sienta sus reales, domina todo este plano 
kabalístico  del Microprosopus o Reino de Malkuth, el del materialismo 
babilónico. Medición ésta, que se da, en base a la misteriosa señal de 
pulso-VAS (Vascular Autonomic Signal)- (un mecanismo binario de comunicación 
con el ser penta-dimensional más alto) , y, que, en el caso de la medición 
de ese predominio de energías negativas, se expresa en la sagrada constante 
del 7 (7 pulsaciones VAS). Compartiendo, además, que la posibilidad de la 
mutación de ese estado interferente, también nos llega, sincrónicamente, en 
1987-  como el acto alquímico energético de la sanación, que hará variar, en 
la instantaneidad, el grado de predominio energético, a favor de la luz, 
-deviniendo de 7 pulsaciones VAS, a menos de 4- iniciándose el proceso de 
armonización. Aclarando, que dicho acto de real magia ceremonial, no es 
tanto, obra del oficiante, sino que éste deviene en un real canal, a través 
de quien actúa la Jerarquía, con quien se halla en comunicación continua. 
 
  
 
De otro lado, también pudimos transmitir,  nuestra experiencia inicial, en 
relación a la medición de los plasmas radiales, en los respectivos chacras. 
Esto, se inició, en Picarquín-Chile, en 1999, en el Seminario de Magos de la 
Tierra, cuando, una vez recibido de Valum Votan, este conocimiento de los 
plasmas, entramos a chequearlo en el cuerpo de un kin inglés, que nos 
consultaba por asma, y fue grande nuestra sorpresa, al hallar otra constante 
clave. Cuando el plasma, está  normal en el chakra, nos da una medición de 
19 pulsaciones o VAS. Pero, si hay anormalidad en alguno de los plasmas, la 
medición nos da menos de 19. Pero, también, nos llegó, de inmediato, la 
forma de restablecer el equilibrio del plasma radial en el chakra, mediante 
una  breve transiluminación del mandala del plasma, en el chakra 
respectivo, con su color, que, allí, en Picarquín, lo hicimos con unos 
filtros de la Wraten Kodak, en los que dibujamos el símbolo de cada plasma, 
e  hicimos dicha transiluminación en el campus mismo, con la luz del sol, 
lográndose, en la instantaneidad, el restablecimiento de la medida estándar 
de 19. Transmitimos, pues, varias de estas aproximaciones del hacer 
médico-sanador, en una charla,  que denominamos La Medicina Galáctica y la 
Auto-sanación.  
 
De ahí, que la serie de temas, que el orden sincrónico, propició, fueran 
dictados, ante nutrida y renovada concurrencia, en la Tienda Galáctica, nos 
permitió interrelacionarlos, con las enseñanzas de la Ley del Tiempo, del 
orden sincrónico, de las profecías, y la necesidad del sincronario de Trece 
Lunas de 28 días, para poder reformular la mente, y acceder a la mente 
natural, con la meditación galáctica, para posibilitar, mediante la 
aplicación de la sincronáutica y la noosférica 101, la Historia Cósmica y 
demás, el ejercicio cotidiano de la telepatía universal y el ejercicio del 
viaje en el tiempo. 
 
En el último día, dictamos a un grupo de asistentes,  un esbozo de Las 20 
Tablas de la Ley del Tiempo, para que comprendieran la necesidad de redimir 
el código genético, codon semanal, por codon semanal, desde 1997, hasta el 
2013, ya que el ADN, por el hacer, esencialmente egoico, de la humanidad 
terrestre, ha ido mutando, de su estado armónico aboriginal, al estado 
caótico de hoy.  
 
  
 
Tuvimos oportunidad, tres días antes del final del Chamado, de llevar a 
cabo, como breve culminación de estas transmisiones, un ritual de magia 
ceremonial, que denominamos Sanación Shamánica, y que se llevó a cabo en el 
Templo de la Oca, bello entorno dómico natural circular, hecho de palmas y 
bambú,  que se preparó para el hacer ritualístico de shamanes y gentes de la 
tradición. Allí, en una convocatoria hecha sobre la marcha, se congregaron 
más de setenta personas, la mayoría jóvenes, quienes, de acuerdo a las 
instrucciones, se ubicaron ordenadamente en el domo de palmas, mientras los 
oficiantes, nos ubicábamos en el centro, donde, previo saludo a las siete 
direcciones, se encendió el fuego, que estando algo reacio, al principio, 
mediante la intervención del principio femenino y el principio masculino, y, 
con el Canto del Nahual  al fuego, en lengua cósmica,  se inicia la 
ceremonia, ante la expectativa general y el recogimiento ejemplar, empezando 
con quienes encendieron el fuego, y luego, pasando por todos y cada uno de 
los presentes, haciendo un rito no aprendido, sin estandarizaciones ni 
libretos, como lo hace el verdadero shaman aboriginal o el Nahual estelar, 
convirtiéndose en un cristal transparente, para que a su través, sea 
develada toda la información, y todas las presencias entren a ser reflejadas 
y develadas, para realizar la mutación de ese estado energético egoico, con 
resonadores tan elementales, como el bastón ceremonial, los collares y la 
wairasacha, con la representación de los cuatro elementos: fuego, agua, 
tierra y aire, todo intermediado por el canto  del Nahual, en lengua 
cósmica. Además, teníamos el apoyo del sanador boliviano de tipo shamánico- 
Pedro- quien, con su tambor, apoyado por algunos jóvenes aprendices, 
contribuían a crear la atmósfera propicia para la sanación, pero, modulado 
siempre por las señales del oficiante principal. Al pasar ante cada uno, se 
reciben, por parte del oficiante, muchas historias, no verbalizadas, que en 
el oficiante llevan a manifestar diversos estados cambiantes en el canto, en 
su danza, siempre diversa y particularizada, porque en realidad, es la 
expresión del orden sincrónico grupal, pero, también individual, que 
incluye, todo el karma ­el buen y el mal karma- o sea, todo el video astral, 
con miras a inducir el comienzo mutacional del mismo, en lo que el propio 
sujeto, mediante su consciencia, sería el agente principal, junto con su 
respectivo ser pentadimensional más alto. 
 
Todo se llevó a cabo, con gran intensidad, receptividad y seriedad, y se 
dieron múltiples estados de trance, con manifiestas percepciones 
multidimensionales, y hasta, hubo algunos, que quedaron en estados de 
canalización de algunas entidades, lo que se resolvía con elegantes 
reacomodos del punto de encaje respectivo. Finalmente, como oficiante, me 
dispongo a recibir un rito de limpieza, por parte de nuestro hermano, el 
shaman  Pedro, que ha venido desde las tierras de Amautas del sagrado 
Tiahuanaco-Bolivia.  Finalmente, se hace la acción de gracias y el cierre de 
la ceremonia, con un sincero In La kech- A La Ken, de todos y cada uno de 
los asistentes, mirando a los ojos, al compañero del lado derecho y en giro 
de espiral. Culminando, en prolongados abrazos, llenos de amor y 
agradecimiento, al Gran Espíritu y a los oficiantes. 
 
  
 
Por otro lado,  continuaban las diferentes actividades, en las diferentes 
carpas, previstas para las diversas disciplinas, pero, continuaba la 
preocupación creciente por la correcta dirección del evento, ya que se había 
ensayado el sistema de plenarias generales diarias, sin mucho resultado, 
luego, se quiso implementar por las familias terrestres, pero, al fin, no 
hubo mucha disciplina ni apoyo decidido de todos los organizadores. 
 
Por otro lado, hacia la mitad del evento, se dió curso a la propuesta de 
prestar más atención al fuego central del campamento, como elemento 
unificador clave,  haciendo confluir al mismo, a todos los asistentes, en la 
puesta del sol, ya que cierto clima de separatividad, se adivinaba en el 
ambiente. Allí, se practicarían diferentes formas de rituales, veladas 
artísticas, con participación de las diferentes expresiones espirituales, 
ceremoniales o artísticas, que se hallaban presentes en el evento,  pero, 
apenas funcionó en forma aceptable, unos cuantos días, con diversas 
presentaciones, que, a veces, eran interferidas, por los trasnochadores 
usuarios de la geodésica del arte, que no se sentían llamados al merecido 
respeto de dichas ceremonias, perturbándolas con el sonido de altos 
decibeles.  
 
Entonces, por el séptimo u octavo día,  se opta, en el consenso, por 
proponer algunos sistemas diferentes, como por ejemplo, formar un consejo de 
ancianos, entre los que estarían, algunos de los líderes organizadores, y 
otros, que se encontraban entre los asistentes, pero, que serían 
representativos de las diversas organizaciones biorregionales, religiosas, 
de ecoaldeas, del Bioregionalismo, de los Sanadores-Shamanes, etc. Y, aunque 
esta propuesta, no se llevó a cabo, exactamente  así, sí se fue empezando a 
hacer algunas de estas reuniones de ³líderes,² en la Casa Azul, en medio del 
bosque,  con intercambios importantes, con ceremonias unificadoras de pipa 
de la paz, con muchos análisis y búsqueda de soluciones a  los diversos 
hechos y conflictos del evento, con miras a ir armonizando el desempeño del 
mismo, en su parte final. Hay que reconocer, que, en alguna medida, eso se 
logró, pero, hay que reconocerlo, no sólo por esas reuniones, sino, también, 
porque, en el orden sincrónico grupal, se fue dando la posibilidad de irse 
atemperando, en la base, un espíritu de mayor tolerancia, intercambios 
solidarios, y más acomodación en la supervivencia, al final del Chamado, y, 
quizás, también, porque, en parte, los egos cansados, buscaban una tregua. 
 
  
 
Viendo el Chamado, como un todo, había pasado la fase inicial de la 
expectativa, tanto para los organizadores, como para los asistentes de 
distintas tendencias, actividades y credos. Luego, se estaba pasando la otra 
etapa del inevitable protagonismo, a veces muy egoico y pesado, la fase 
marciana de la acción, por parte de las  distintas instancias del evento, 
pero, en el que, consciente o inconscientemente, quiere darse un testimonio, 
en lo presencial, de un hacer, en lo individual y en lo grupal; siendo esto, 
lo que caracteriza, toda estancia, y no podría escapar a ello, en la actual 
etapa evolutiva del humano terrestre,  el Chamado do Beija Flor. Es la fase 
de mayores ³tires y aflojes,²  de conflictos mayores o menores, en fin, de 
acomodos a la nueva circunstancia. Fase ésta, que se agota, una vez dado el 
reconocimiento o auto-reconocimiento, como la inevitable propia afirmación. 
Finalmente, se llega a la fase final, de la propia identificación, no 
siempre positiva, entre individuos y colectivos, que va llevando a cierta 
unidad de acción, a veces parcelada, lo que dificultaría una verdadera 
identidad unificadora de criterios, desde  la egrégora pentadimensional más 
alta. Esto, es propio de esta fase planetaria, en que hay, aún, algún 
predominio del sexto rayo devocional, al final de la era pisciana, lo que 
favorece el sectarismo y el posible fanatismo, y lo que mantendría la 
separatividad, como norma consciente o inconsciente, tanto en quienes vean 
amenazadas algunas posiciones de poder egoico, con las que se identifican, 
como, en quienes, vayan en pos de esas posiciones. 
 
Ello, lleva a esa fase de una especie de balance, tanto de quienes sólo 
llegan en una búsqueda del mero disfrute egoico escapista,  o de quienes 
llegan a ser reales protagonistas, dentro de un colectivo humano, en procura 
de nuevas aproximaciones a un Nuevo Tiempo  y una Nueva Tierra, desde 
diferentes ángulos, más, menos trascendentes. 
 
  
 
Para la mayoría de los asistentes, y, aún, organizadores,  hace falta la 
real comprensión de la necesidad del cambio radical de paradigma, 
trascendiendo la mera ejecución de pequeñas, o, aún, grandes  acciones o 
reformas, de pequeño alcance, ya que son asumidas desde la mera mente 
concreta. Ésta,  con su paradigmático acerbo materialista babilónico o 
histórico, que no,  desde el plano unitario de la intuición-telepatía, y 
mediatizado por el hacer desde el ser pentadimensional más alto, bien sea 
grupal y/o individual, que conlleve la llegada del nuevo paradigma 
noosférico, que debería informar todas esas pequeñas o grandes acciones, 
pero, dentro del propósito trascendente del universo. 
 
  
 
Así, decíamos, se seguían dando los finales aportes, desde la respectiva 
estancia bioregionalista, o ecoaldeana, o mística o religiosa, o comunitaria 
nómada o en asentamiento, o en la revolución o reformulación total de la 
mente, pero, donde era más manifiesto el propio auto-reconocimiento, que el 
reconocimiento de ³lo otro.² Para esto, es necesario, hacer manifiesto un 
nuevo constructo, desde el ³abstracto,² lo global cósmico, que sea 
incluyente u omni-inclusivo. Ello, llevaría al logro  de procesos unitarios, 
en el contexto de la uni-diversidad, pero, en el que, el elemento 
³uni²-tario, sea lo que, en realidad, nuclée la diversidad. Esto, se logra, 
mediante el ejercicio abierto, sin temores ni celos, de la aproximación 
consensual a los elementos que unen o identifican, los elementos mismos de 
la diversidad o ³lo diverso.² 
 
  
 
Para darnos cuenta de la dificultad para orientar este tipo de experiencias 
grupales y masivas,  y, como expresión del andamiaje egoico general, en que 
se mueve, el orden sincrónico del mismo, hizo propicio un hecho, que retaría 
el poder de la mente concreta, tan pregonado en el presente paradigma. 
 
Estando en una reunión plenaria, ya al final del evento, en la carpa 
arcoiris, cuando se hacía el balance del mismo, una joven argentina, entra 
en un estado de desatino descontrolado, con clara enajenación del propio yo. 
Lógicamente, esto paraliza la reunión, pues aparecen los síntomas grupales 
propios de estas circunstancias, que se mueven entre el  miedo, la 
impotencia y la autosuficiencia egoica. Es así, como, ante los gritos 
alarmantes y continuados de la víctima, que cae al suelo, se empiezan a 
movilizar todos los que creen tener el poder o facultad para intervenir. 
Mientras, unos tratan de sujetarla, otros tratan de hacer rezos cristianos, 
católicos, mantralizaciones hinduísticas, Reiki, a la vez, que otros hacen 
otras intervenciones sobre el cuerpo de la víctima, que en vez de calmarse 
incrementa sus quejidos y sus bruscos movimientos, queriendo liberarse de 
quienes la tienen sujetada. Mientras, algunos kines venezolanos pedían 
nuestra intervención, meditábamos, qué sería la mejor acción. Entonces, 
acudimos a explicar el fenómeno, a uno de los principales organizadores del 
evento, sugiriéndole, que se dejare sola a la víctima, trasladándola al Tipi 
ceremonial, donde se podría entrar en un proceso, alejado de la histeria 
colectiva, de identificación de la entidad poseedora, para ayudarla a 
transmutarse en entidad de luz, mediante la magia ceremonial, propia para 
la ocasión. Si bien, nuestra recomendación no tuvo eco directo e inmediato, 
el orden sincrónico, generó la propuesta de trasladar la reunión a otra 
carpa, mientras se dejaría allí a la víctima de una real posesión, en manos 
del grupo de hombres y mujeres de buena voluntad, que se debatían, ensayando 
rezos, manipulaciones, etc. Que, por momentos, los llevaban a una real 
rebatiña, por atender a la víctima, cada uno invocando sus supuestos poderes 
y saberes. En un momento, dos de ellos, entraron en franca lucha y se iban a 
las manos, reclamando el derecho a actuar, cada uno, sobre la víctima, 
invocando el mayor poder. Tuvieron que ser separados por algunos asistentes. 
 
  
 
En este momento, siento que debo acercarme a otro de los organizadores, que, 
si bien es muy joven, manifiesta un talante de trasfondo espiritualista, 
para explicarle lo que ocurre, en estos casos de reales posesiones, que se 
dan  en estos eventos masivos, en los que se mueve fuertemente la energía, 
lo que condiciona movimientos del punto de encaje, a veces, en forma 
errática, lo que se acentuaría, con el uso de cualquier tipo de alucinógeno. 
Cuando llego a la carpa, donde se ha trasladado la reunión, nos damos 
cuenta, de que hay un nuevo conato de discusión, derivado del hecho 
anterior, cuando una compañera, presa del llanto, reclama la solidaridad con 
la víctima, manifestando no estar de acuerdo con el desalojo de la carpa 
arcoiris y el traslado de la reunión, pues según su sentir, sería la madre 
Tierra, la que estaba manifestándose. Nos corresponde intervenir, para 
aclarar el asunto,  pues, entendemos el accionar de Gaia, dentro del orden 
sagrado, y, según nuestra experiencia de canalización, no se da dentro del 
desenfreno fenoménicamente egoico, sino dentro de la expresión armónica. 
Diferenciando esto, de lo que es una real posesión, que podemos reconocer 
fácilmente, dado nuestro accionar desde el año 1987, en estos menesteres del 
predominio de las Energía Perversas y los casos extremos de las posesiones, 
que implican el desalojo del propio ser espiritual y el propio yo, además, 
del movimiento del Punto de Encaje de la Percepción, del lado derecho al 
lado izquierdo. Todo lo cual, se debe asumir con la magia ceremonial, desde 
la más profunda humildad y total ausencia de la importancia personal, en 
quien puede ser utilizado por la jerarquía, como canal de acción 
transmutadora, y quien es consciente, de que él, como personalidad, no hace 
nada. Además, ha de cuidar de no invadir ese otro campo de energía, con lo 
que esta cultura enseña, del inevitable intervencionismo sobre los demás, 
como lo hacen los padres, los maestros, el gobierno, el estado, los curas, 
los médicos, los terapéuticos y algunos, que se llaman sanadores. 
Definitivamente, no hay que intervenir, o hacerlo, al mínimo. 
 
  
 
Sigue la reunión, que luego termina, dando paso a los demás actos previstos 
para el resto del día, entre otros la preparación de la ceremonia de cierre. 
No volví a saber del caso, hasta que, ya para salir del campamento, al día 
siguiente, y estando con unos jóvenes nómadas, frente al bus de la wiphala, 
me pareció, en un momento dado,  ver pasar a la joven víctima del día 
anterior, alegre y presurosa, y que saludaba a alguien. Luego, me interno en 
el  bosquecillo del chapado de la Flor de Ouro, donde quiero despedirme de 
algunos de los organizadores y demás. Me encuentro, entonces, con Claudio 
Spinola, y cuando lo abrazo, me dice:  ³Te estoy muy agradecido, por lo que 
me enseñaste ayer.² No comprendí, en primera instancia, a qué se refería, 
cuando me relata lo siguiente: 
 
³Por la noche de ayer, llegué al sitio, donde seguían atendiendo a la joven 
posesa, sin que hubieran podido liberarla, a pesar de que pasaron, durante 
todo el día,  todos los que creían tener algo que hacer, en el caso.² Y, 
agrega: ³Entonces, me acordé de lo que me dijiste en la carpa, y me dispuse 
a entrar en diálogo con la entidad, que había allí, obteniendo la respuesta 
del nombre de un niño, que era quien lloraba a través de ella. Entonces, 
seguí insistiendo en dialogar con la entidad infantil y con la posesa, 
hablándole de donde estábamos, del evento, de lo agradable del viaje, hasta 
lograr ubicarla en su circunstancia, de ser viajera de Argentina, los pasos 
dados para llegar hasta allí, etc.. hasta llevarla al punto, de poderla 
invitar a incorporarse, a continuar la experiencia que estaba viviendo. Y 
ella, lo hizo, ante el asombro, de los que habían batallado todo el díaŠ² 
 
 Me despido de Claudio, diciéndole, que en él, por su fé, hay un proyecto de 
sanador, que debe cultivar. 
 
  
 
Voy saliendo de la Flor de Ouro, luego del anterior relato de Claudio, 
cuando, me encuentro con el shaman de Bolivia-Pedro, quien me dice: ³Ayer, 
te estuvimos buscando, en la tarde y en la noche, y no te pudimos hallar, 
pues habíamos agotado todo lo que podíamos hacer, incluso el exorcismo, y 
nada funcionaba..² Entonces, le pregunto, y que pasó con la chica? Me 
responde:² pues sigue igual Š² Luego, le interpelo: ³Pero, me acaban de 
decir, que la joven se había incorporado y había vuelto en sí, y actuaba 
normalmente. Entonces, él me dice: ³Sí, pero, no permitieron que se le 
hiciera el exorcismo, y, por tanto, la entidad sigue adentro.² 
 
  
Entonces , le explico, que el exorcismo, no es la mejor fórmula, para el 
caso de la posesión, sino, más bien, el ritual desde ele centro del amor, 
del ser pentadimensional, en acto de magia ceremonial verdadera, para que la 
entidad acepte ser ayudada a mutar hacia la luz; y, que, además, en este 
caso, se dio, al parecer, a través de un ³no experto,² el que la víctima 
pudiera reintegrar su yo, y volver a funcionar en forma normal; y que eso 
bastaba, por ahora. Que ya vendrían otros momentos, en que el orden 
sincrónico, propiciara la culminación del proceso. 
  
 
Hacia el final  
 
  
 
Como se venía analizando, antes,  en los últimos días, se daba la vivencia 
más relajada de la experiencia, haciendo los últimos intercambios, entre 
quienes habían ya llegado a la identidad, asegurando los contactos para la 
acción futura y haciendo los preparativos para el regreso. Para algunos, los 
más cartesianos, sería frustrante una experiencia grupal, sin que se 
tuvieran unas conclusiones o un derrotero de acción concreta, válido para 
todas partes, en el planeta. Para otros, quizás la mayoría, se asumía el 
Chamado, como una experiencia disfrutada, en medio de la diversidad 
cultural, disponiéndose a participar en futuras convocatorias. 
 
  
 
En fin, podemos hacer una lectura del Chamado, enmarcándolo, dentro del 
llamado orden sincrónico del planeta Tierra, que incluye todo su buen y mal 
karma, y su especial devenir, enmarcado dentro de la onda profética, del 
final de un tiempo. Esto, también, lleva a trascender el mero accionar 
personal de organizadores o asistentes, ya que la personalidad, es algo 
pasajero, a pesar de ser el  especial escenario de manifestación 
tridimensional de lo cuatri, lo penta y lo hexadimensional, tanto en lo 
individual como en lo colectivo.  Además, para dicha más adecuada lectura 
del evento, debe prestarse atención, al orden perceptual más alto, para 
asumir este tipo de experiencias, al final del Ciclo, en el 2012. 
Independientemente, de quienes estemos o no, en un momento puntual, en un 
evento o coyuntura planetaria, debemos poner atención a la ³atmósfera² 
creada y a la energía liberada, como emanación grupal, más que en los 
resultados concretos, que, en últimas, es lo que queda registrado en las 
memorias cósmicas, y sigue retro-alimentando el propio devenir grupal. De 
esto, como en el mundo de shamanes y nahuales, dan testimonio las diferentes 
manifestaciones del orden sincrónico, a través de los fenómenos naturales, 
que acompañan estas experiencias grupales.  Podemos, por tanto, afirmar, que 
la experiencia del Chamado, está enmarcada dentro del devenir planetario, y 
se da dentro del marco y el tiempo, en que se debe dar, y como se debe dar. 
Por tanto, sería, este Chamado, un nuevo intento grupal, por ensayar un 
mundo nuevo, unas nuevas relaciones entre grupos y personas, y entre los 
seres humanos y la madre Tierra. Un nuevo intento, por retornar al orden 
sagrado y a un Shamanismo Posthistórico o Nahualismo Estelar, protagonizado 
por los sobrevivientes de la historia y los primitivos de la posthistoria, 
es decir, por el hombre de la transición, el proyecto del Homo Noosphericus, 
rumbo a la Nueva Jerusalén, el Cielo en la Tierra, a partir del 2013.. 
 
  
 
Es, en esta atmósfera, en la que se va agotando el Chamado do Beija Flor. 
Vamos estableciendo los últimos contactos, y, se nos acerca un compañero, de 
los que estaban cubriendo grabaciones de TV del Chamado, a solicitarnos una 
entrevista, en la que nos urge a explicar los asuntos de la Profecía Maya, 
su origen, desarrollo y devenir. Luego, nos propone un trueque por un 
collar, que hace con sus manos, y al que le empotra un lingam, que le 
entrego. Así, vendrían muchos acuciosos nómadas, a proponernos trueques 
urgentes, por libros de la Ley del Tiempo. Para lo cual, tuvimos un golpe de 
orden sincrónico (llaman suerte), cuando Pablo, el de la Caravana, en el 
último momento, me informa, que había encontrado una caja con libros de Las 
20 Tablas de la  Ley del Tiempo, que habíamos editado en la Comuna Galáctica 
Tzolkin de Medellín, y algunos del Tratado del Tiempo o Llamado de Pacal 
Votan, que le habíamos entregado, para su distribución por doquier, en el 
nomádico peregrinaje de la Caravana Arcoiris, y que él creía desaparecidos, 
desde hace muchos meses, en los diferentes accidentes e incendios sufridos 
por los buses de la caravana. Esto, sirvió para truequear, con los kines 
ansiosos de tener estas herramientas; dentro de ellos, se nos aproximaron un 
par de jóvenes finlandeses, que habían asistido a nuestras palestras o 
charlas, en la Tienda Galáctica, y los que querían los textos principales de 
la Ley del Tiempo  e información sobre nuestra Comuna Galáctica Tzolkin. Se 
despidieron agradecidos, en perfecto español, prometiendo venir a nuestra 
Comuna, en Enero, para el seminario, que allí se imparte cada año. 
 
  
 
Luego de los cálidos abrazos de despedida de algunos organizadores, como 
Alberto Ruz, Pablo, de los comuneros de Epuyen, entre ellos de Flavia 
Humano, a quien le dejo como mi herencia mi sombrero arcoiris, y el que, 
desde el principio, le fascinó. Me esperaban, los nómadas colombianos, 
quienes se habían ofrecido a llevarme hasta Alto Paraíso, par iniciar el 
viaje de retorno. Como quería quedarme algunos días, allí, logramos 
conseguir una especie de apartamento amoblado, en el que pasé unos tres días 
más. Pero, los nómadas, ya se habían agrupado con otros argentinos y una 
portuguesa, completándose un grupo de 8, y me empezaron a solicitar 
ansiosamente, que les siguiera la instrucción, en forma itinerante, en esos 
días, lo cual hicimos, embargando la atención de ellos, en lo que sería su 
inicial descubrimiento de la Ley del Tiempo. Al segundo día, programamos 
hacer la visita a un lugar, donde estaba la Cachoeira de la Lua (Cascada de 
la Luna).  
 
  
 
Nos fuimos temprano, en búsqueda de la cachoeira, pasando por moderna 
carretera, que tenía continuos avisos, anunciando el paso de venados y 
solicitando precaución. Auque nos pasamos de la entrada para el lugar, nos 
devolvimos, y nos fuimos adentrando por un territorio mágico, de tierra 
roja, que, pronto, se volvió de inmensas lajas de piedras blanquecinas, lo 
que, en verdad, le daba un ambiente realmente lunar, pues solo estaba 
rodeado del chapado (pequeño bosque de arbustos), con flores diversas. Así, 
llegamos al sitio, donde se dejan los vehículos, y nos desplazamos a pie, 
por senderos  entre las grandes lajas de piedra, adivinando, desde pronto, 
el cañón, por donde bajarían las cascadas torrentosas, entre inmensas moles 
pétreas de muy variadas formas y geometrías. Ya sentíamos, en este luminoso 
día hipersoleado, el haber llegado a un oasis especial. Allí colgamos la 
hamaca, entre dos arbustos, tomamos algún refresco o agua, y nos fuimos a 
explorar la cachoeira, que derramaba a nuestros pies, ríos de aguas 
cristalinas y espumosas, que invitaban a sumergirse en ellas. Buscando más 
privacidad, y queriendo llegar al origen de la cascada, más alejada de 
algunos turistas, que por ahí estaban,  entonces, empezamos a subir, con 
nuestros pies desnudos, por la pétreas formaciones, que se encontraban 
exageradamente calientes, debiendo saltar de prisa, y buscar algún charquito 
de agua para refrescar los pies. Haciendo peripecias mil, nos remontamos a 
lo alto de la cachoeira, donde encontrábamos, muy variadas formaciones 
geométricas horadadas por las eternas caídas de agua, y, al frente, veíamos 
gigantescos y cataráticos chorros, que nos invitaban a exponernos al 
precioso e hiperrefrescante exorcismo de  sus aguas. Presurosos y alegres, 
nos desnudamos ritualmente y nos ubicamos bajo  las múltiples cascadas del 
lugar, escuchándose el inmenso ruido de los chorros que caen, matizado por 
los alegres gritos de las garotas nomádicas, que nos acompañan, que luego, 
quieren dorarse sus pieles al sol, y de los jóvenes, que se divierten 
jugando o haciendo piruetas, saltando de una laja a otra, o cambiando de 
chorro de cascada. Es una especial sensación de relajación total, de armonía 
con Gaia, a través de su agua. Es una sensación de liberación total, sin 
presiones, ni tormentosos compromisos. 
 
  
 
Luego de almorzar, con algunas provisiones llevadas para la ocasión,  a 
solicitud de estos jóvenes, bajo los arbustos, iniciamos la instrucción 
sobre Las 20 Tablas de la Ley del Tiempo, y absolvemos algunas inquietas 
preguntas, que nos hacen. De nuevo, una atmósfera profética, se va 
apoderando del lugar, mientras los últimos turistas se van yendo, y miran, 
sorprendidos, esta extraña escena, de un ³instructor,² al pie de una 
cachoeira, y el grupo de jóvenes, que alelados escuchan el mensaje del Nuevo 
Tiempo, y, en el que se habla del más acá y del Más Allá. Así, se nos agota 
la tarde, y ascendemos al lugar, donde está parqueada la ³combi,²  que nos 
espera. Con la conducción de la preciosa Cristina, nos volvemos hacia Alto 
Paraíso, donde por otro día más, estaríamos dando la instrucción y 
departiendo con los compañeros nomádicos, pocos días antes, desconocidos, en 
este plano, y en quienes adivinaba el ansia por redirigir sus vidas, bajo el 
norte de la Ley del Tiempo y la Profecía del Telektonon. 
 
  
 
Finalmente, llega el momento de la partida para la capital, Brasilia, donde 
tomaríamos el vuelo para Colombia, el día  Aguila Rítmica-Seli 16- Luna 
Eléctrica. Todo el combo nomádico, estuvo presto, desde temprano, cuando 
fueron a recogerme a mi morada, para despedirme en la Rodoviaria, donde 
tomaría el bus. Luego de probar el delicioso helado, en especial 
preparación, hecho con un exótico fruto amazónico, pasamos a la Terminal. 
Esperando allí, nos encontramos con nuestro hermano shaman de Bolivia, 
Pedro, quien dudaba de irse en este turno de viaje, o en el siguiente, pues 
tenía algo que hacer. Pero, una vez nos encontramos, decide  irse conmigo, 
pues entiende que esta es una cita cósmica.  Una vez, llega el bus, nos 
despedimos del grupo, que entre alegre y triste, con infinitos abrazos, nos 
deben dejar ir, a vivir otra estancia, mientras ellos y ellas,  se adentran 
en la nueva ensoñación profética, que otro nómada Maya Galáctico, ha venido 
a entregarles, pero, teniendo ya,  cierta  sensación de la conexiónŠ Ya 
desde antes, la graciosa Cristina, nos ha sorprendido con un gran 
atrapasueños, que había elaborado minuciosa y  artísticamente, y que le 
quedó tan bello, como ella lo es,   para entregarlo a alguno de los 
shamanes, que fueran a oficiar en el Templo de la Oca, y ha decidido 
entregármelo, como un presente muy especial, luego de incrustarle, en la 
parte superior, un cristal de cuarzo. 
 
  
 
Una vez, en el bus, sigue la misión, que no cesa, en ningún tiempo o lugar. 
Al lado de Pedro, viajamos rumbo a la capital, en un interminable 
intercambio de experiencias trascendentes mutuas, que afincan, cada vez más, 
nuestra identidad en misiones, haceres y saberes. De allí, surge su 
intención de profundizar en la Ley del Tiempo, lo que espera hacer, con el 
intercambio con los miembros de la comunidad de Epuyen, que viajarían 
próximamente, por allí , probablemente, antes de instalarse éllos, en Alto 
Paraíso, donde deberá haber una de las Trece Geodésicas previstas por Valum 
Votan. Además, Pedro, toma como misión, la de llevar a cabo una limpieza y 
purificación del Templo de la Luna, en el Lago Titicaca, para lo cual, me 
solicita le ayude a conformar un grupo de 13 representantes del principio 
femenino, del más alto nivel planetario, para lo que sería esta 
purificación, y la apertura de este portal, por el que, en el futuro,  toda 
mujer del planeta, pueda acceder y ser purificada allí, con el mero hecho de 
ingresar. Quedamos, de concretar algo más adelante, luego de barajar 
especiales nombres, que están cumpliendo un rol planetario, ahora. También, 
me ha prometido venir a nuestra Comuna Galáctica Tzolkin, en Medellín.  Una 
vez, llegamos a Brasilia, él procedió a cumplir unas urgentes diligencias, 
como conseguir algunas cuerdas especiales de una guitarra especial, pues 
debía regresar a Alto Paraíso, de inmediato, para hacer un concierto con la 
Mae da Lua, una artista muy reconocida en Brasil, en la onda shamánica. 
 
  
 
Pernocto en la capital, y preparo mi viaje de regreso. Salgo, entonces, para 
Sao Paulo, a día siguiente, a donde llego a las 9.00 a.m., donde espero la 
conexión para Bogotá, en las horas de la tarde, en vuelo de Varig. Una vez, 
llegamos  a Bogotá, me desplazo a encontrarme con la compañera Serpiente 
Eléctrica y otros compañeros, con quienes estaría haciendo algunos trabajos 
especiales, por varias horas. 
 
  
 
Termina así, entonces, nuestra asistencia al Chamado do Beija Flor, el que 
consideramos un escenario válido, para que los kines planetarios hagamos 
presencia, y demos testimonio de la Profecía y de la Ley del Tiempo, a la 
vez, que del mensajero, Valum Votan. Intentando así, ensayar la construcción 
del Nuevo Tiempo, que no podrá ser tan aséptico, ya que no podemos exigir 
escenarios ya desegoizados totalmente, para poder actuar. ..Pues..la luz 
ilumina, es en la oscuridadŠAún, actuamos dentro del materialismo 12:60, con 
todas sus manifestacionesŠ No podemos evitarloŠno podemos eludirloŠYa que el 
mensaje, es para darlo a quienes no lo conocenŠA la vez, que es un buen 
ejercicio de nuestra propia desegoizaciónŠ 
 
  
 
Finalmente, podemos expresar, que los kines planetarios, que nos atrevimos a 
vencer los obstáculos, de antes, durante y después del Chamado,  dimos 
testimonio del saber y hacer 13:20, de la Fundación para la Ley del Tiempo, 
del Movimiento Mundial de Paz ­Cambio al Sincronario de Trece Lunas y de la 
Red Planetaria de Arte, entre la avanzada planetaria del Nuevo Tiempo, 
representada por esta movilización de masas planetaria, que apunta y 
propugna por una Nueva TierraŠNo importa cuántas imperfecciones haya, aún, 
pues, es sólo, en la acción conjunta, como podremos re-conocernos, y jugar 
nuestro papel co-guiador, para la gran masa planetaria, expresada en la 
diversas organizaciones, movimientos y seres que lideran, de buena voluntad, 
la acción planetaria, en el momento. 
 
  
 
¡La UnidiversidadŠno se daŠ., se construye! 
Dr. Rodrigo Alarcón López M.D. 
Desde La Comuna Galáctica Tzolkin-Medellín-Colombia. 
Liberado, el día Viento Galáctico Blanco-Limi 27- Luna Entonada- 
 Somos uno y todos ..a la vez... 
  
P.D: Favor visitar el Portal del Nuevo Tiempo: www.noosfera7galaxia13.org 
<http://www.noosfera7galaxia13.org>; 
  
Nota: Ejercitemos la compasión universal, y reenviemos este mensaje, a 
quienes pueda interesar y beneficiar, y, aún, imprimir y fotocopiar, para 
darlo a quienes no tienen e- mail. 
  
Dr. Rodrigo Alarcón López M.D. 
Estrella Solar Amarilla (Bolon Lamat) 
Aguila Dorada de Cuello Blanco (Calendario de los Métchicas o Azteca) 
Coordinador Red Planetaria de Arte de Colombia 
Comuna Galáctica Tzolkin-Templo de los Siete Soles - Kah Me Loth 
Medellín-Colombia 
 
Lista Colombia Tzolkin 
tzolkin@...7galaxia13.org 
 
 
 
------------------- 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net