Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2881 al 2910 
AsuntoAutor
II Festival de la Ricardo
Boletin del Pequeñ Ricardo
Dia Mundial de Amo Ricardo
Nueva linea editor Ricardo
Marcha firme Guillerm
El Dr Zurita en Ag Ricardo
Agenda Dorada / Bi Ricardo
Casa Tibet Mexico Ricardo
Complot climático Guillerm
Invitación a parti Alejandr
La existencia invi Axayacat
Foro Espiritual Es Ricardo
Marcha por la Paz Guillerm
Ocultan señales ET Guillerm
Eventos en la Conc Ricardo
Artículo: La Danza Alejandr
Invitacion a parti Ricardo
Artículo: El Trián Alejandr
LAS ENERGIAS DE JU Graciela
Batallas finales Guillerm
Desplome del dólar Guillerm
Fuerte tormenta so Guillerm
Comentarios sobre Alejandr
Escuela OroMu, cur Ricardo
Good News Agency Ricardo
China extrae órgan Axayacat
Los Illuminati y l Ricardo
Meditacion Planeta Ricardo
Artículo: El Despe Alejandr
Alerta planetaria Guillerm
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2934     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Boletin del Pequeño Labriego / Junio 2006
Fecha:Martes, 27 de Junio, 2006  15:55:35 (-0500)
Autor:Ricardo Ocampo <redluz @...............mx>

From: littleworker@144000.net (Boletin del Pequeño Labriego) 
Date: Tue, 27 Jun 2006 11:09:29 -0500 
To: redluz-admin@... 
Subject: Boletin del Pequeño Labriego Edicion de Junio 2006 
 
 
 
  ____________________________________________________________ 
 
 
 
              *** El Pequeño Labriego *** 
 
                                        Edición de Junio 2006 
 
  Publicado por el Comité de Difusión del Tercer Testamento 
 
  Nota: si tu sistema no despliega caracteres como acentos o la 
  letra enie, por favor accesa la pagina referenciada debajo 
  para que puedas adecuar tu sistema para ello. 
 
  http://144000.net/teclado.htm 
  ____________________________________________________________ 
 
 
  ediciones anteriores en http://144000.net/boletin/ 
  ____________________________________________________________ 
   
  CONTENIDO: 
 
        - Primera Palabra 
        - La Perfección del Cuerpo 
        - La Responsabilidad del Espíritu 
        - La Armonía entre Espíritu y Cuerpo 
        - El Cuerpo, Apoyo para el Espíritu 
        - Palabra Final 
  ____________________________________________________________ 
 
  - Primera Palabra 
 
  En esta edición, trataremos acerca de la supuesta pugna o 
  rivalidad entre el espíritu y el cuerpo, y analizaremos las 
  diversas enseñanzas divinas que explican de forma clarísima 
  este importante tema. 
 
  Aún persiste en muchos hombres la idea de que de alguna manera 
  espíritu y cuerpo son antagónicos por naturaleza, y esta 
  incorrecta noción viene de mucho tiempo atrás. 
 
  En el mundo antiguo circulaban primitivas creencias y mitos 
  que, intentando explicar la existencia de todo, solo 
  confundieron a la Humanidad. Dentro de esas creencias estaba, 
  por ejemplo, aquella que le atribuía al cuerpo humano, a la 
  carne, todas las malas tendencias y maldades del mundo. 
 
  Esta errónea visión prosigue hasta nuestros días, pasando por 
  los gnósticos quienes, al aparecer el Cristianismo, afirmaban 
  que Dios estaba dividido en una dualidad formada por dos dioses 
  antagónicos: Uno, benevolente y amoroso que creara el espíritu, 
  y el otro, malvado y vengativo, que fue quien creó el mundo y 
  la carne como prisión para el espíritu. 
 
  Sigue tan en boga este concepto, que por ejemplo, en la 
  celebrada saga cinematográfica "Star Wars (Guerra de las 
  Galaxias en castellano)", la trama se basa entre la lucha entre 
  una fuerza dividida en sí misma; por un lado el Lado Bueno de 
  la Fuerza y por otro, el Lado Oscuro de la misma; repito, la 
  idea no es nueva, es muy vieja, y también Zaratrusta o 
  Zoroastro tenía tal noción en su mente cuando dividía todo en 
  dos dioses, dos polos con fuerzas opuestas, creyendo que eso 
  era un modelo absoluto: Por un lado Ormuz, el dios del orden, 
  la luz y el bien, y por el otro Ahriman, el dios del caos, el 
  mal y la oscuridad; y en esa forma de pensar, Ormuz era etéreo, 
  abstracto y en Ahriman era material y físico y estaba 
  representado por la serpiente. 
 
  Estas creencias resurgieron en el siglo I de la Era Cristiana 
  con Marción, quien decía que hay dos dioses: El inferior o 
  Demiurgo, creador del mundo visible, y que se pone celoso del 
  hombre por él mismo creado, y a quien arroja del Paraíso, 
  empezando así la historia del pecado y la miseria humana que 
  parecen llenar gran parte de los relatos del Antiguo 
  Testamento. Y por otro lado el Dios bueno, quien es el que 
  salva y que redime. Marción era profundamente antijudío y para 
  él, el Antiguo Testamento versa sobre el dios malo y el Nuevo 
  Testamento sobre el Dios bueno. Obviamente, Marción olvidó que 
  tanto el mismo Jesús, como Su Madre y todos Sus discípulos 
  ¡eran judíos! y que Jesús no solo observaba la Ley que se 
  promulgara por Moisés y los profetas, sino que decía que Él no 
  vino a cambiar esa Ley ni en un ápice y que, por el contrario, 
  venía a cumplirla. 
 
  Posteriormente, en el siglo III de la Era Cristiana, Manes, un 
  místico originalmente cristiano y también persa como Zoroastro, 
  extendió más este concepto erróneo de la dualidad, pregonando 
  la idea de la existencia de dos dioses con el mismo poder, 
  ambos compartiendo la eternidad, uno bueno (el dios de la Luz, 
  creador del mundo espiritual) y otro malvado (el dios de las 
  Tinieblas, creador de la materia y del cuerpo). Quienes seguían 
  esta idea, creían que eternamente existen y existirán siempre 
  dos principios reguladores del universo, el Bien y el Mal, 
  siempre en constente lucha y oposición. Por supuesto que para 
  Manes, la idea de la maldad intrínseca del cuerpo era el pilar 
  de sus creencias, que por lo visto, siguen conquistando adeptos 
  aún en los cristianos de hoy así como en distintas religiones y 
  filosofías. 
 
  A partir de esto, no resultó difícil extender el alcance de 
  estas falsas creencias mucho más allá de esta simple noción 
  original, hasta lograr que mucha gente, incluso dentro de las 
  grandes religiones, estén hoy convencidos de que todo en el 
  Universo sigue el principio de la dualidad: Frío y calor, luz y 
  oscuridad, felicidad y dolor, salud y enfermedad, etc. 
 
  Es innegable que en nuestro mundo, en este momento, todo 
  pareciera seguir esa regla; la pregunta aquí sería: ¿Es esto un 
  fenómeno local y temporal, propio de nuestra provincia humana, 
  o es un fenómeno que rige todos los universos, una ley de la 
  creación, un orden preestablecido como lo son las matemáticas y 
  la causalidad? 
 
  Por lo pronto, en esta edición comenzaremos por revisar cuál es 
  la verdadera naturaleza del cuerpo, tomado como creación 
  divina. 
 
  En ediciones posteriores, habremos de ver si efectivamente 
  todos los universos y mundos posibles, se rigen por el 
  principio de la dualidad. 
 
  ____________________________________________________________ 
  
  - La Perfección del Cuerpo 
 
  perfecto, ta. (Del lat. perfectus)= adj. Que tiene el mayor 
  gradoposible de bondad o excelencia ensu línea. 
 
  ¿Perfección del cuerpo? Esto que suena casi a herejía a 
  quienes, aún hoy, ven al cuerpo como una cárcel para el 
  espíritu, es algo que, si lo analizamos con detenimiento y 
  profundidad, nos convence de su verdad. 
 
          "Mi Espíritu, que es universal, existe en 
          todo lo creado por Mí, ya sea en lo 
          espiritual o en la Naturaleza material; en 
          todo está mi Obra, dando testimonio de mi 
          perfección en cada uno de sus planos." 
 
          "Mi Obra divina todo lo abarca, desde los 
          seres más grandes y perfectos que habitan a 
          mi diestra, hasta el animalillo menos 
          imperceptible, el vegetal o el mineral, en el 
          átomo o la célula, que forman todas las 
          criaturas, y en esto os muestro una vez más, 
          la perfección de todo lo creado por Mí, desde 
          los seres materiales, hasta los espíritus que 
          ya han llegado a alcanzar su perfección. ¡Esa 
          es mi Obra!" 
 
          "Perfecto es tanto lo espiritual como lo 
          material. Así podéis contemplar, hasta en el 
          átomo y en la célula, manifestada la 
          omnipotencia divina, y si estudiáis el 
          espíritu, descubriréis en él su naturaleza 
          simple, como el átomo de una vida superior. 
          Entonces veréis que nada existe que se 
          encuentre desligado de lo divino." 
                                   El Tercer Testamento 
 
          "Es el cuerpo humano un aparato, dotado de 
          tal perfección que no podrá el hombre dar a 
          sus más complicadas y grandes obras 
          científicas. Fijaos bien en mi palabra, os 
          hablo del cuerpo del hombre, no de su 
          espíritu, porque el espíritu, aunque no podrá 
          alcanzar el poder de su Padre, si podrá hacer 
          mayores obras que las que pueda producir su 
          limitado cuerpo humano." 
 
          "Analizad cuanto Yo os muestre. Mirad cómo 
          los hombres de ciencia, escudriñando el 
          cuerpo humano, se han maravillado de su 
          perfección; y si ese cuerpo, que es un ser 
          pasajero en esta vida, encierra tan 
          prodigiosa perfección, ¿Imagináis la grandeza 
          del espíritu, cuya naturaleza es inmortal?" 
                                   El Tercer Testamento 
 
  Y sí, cuando nos detenemos a reflexionar sobre lo anterior, 
  salta a la vista de que Dios es Dios de todo, tanto de lo 
  espiritual como de lo material, y nuestro cuerpo es parte de la 
  creación material, es creación divina. 
 
  ¿Cómo refutar esto? ¿Cómo atribuir a nuestro cuerpo la 
  responsabilidad que le corresponde al espíritu? 
 
  ____________________________________________________________ 
 
  - La Responsabilidad del Espíritu 
 
  El pecado no nace en el mundo, el pecado no es consecuencia de 
  las faltas de la materia, sino que el pecado viene por el abuso 
  del libre albedrío. 
 
  ¿Quién es el que peca entonces? ¿El espíritu o el cuerpo? 
 
  ¿Y a quién se le dió el libre albedrío, al espíritu o a la 
  carne? 
 
  Sin embargo ¡cuántos hay que acusan a la carne y le culpan por 
  nuestras faltas y tropiezos ante la Ley! 
 
          "¡Qué grande es la responsabilidad del 
          espíritu ante Dios! La carne no tiene 
          contraída esa responsabilidad; ved cómo 
          llegando la muerte descansa para siempre en 
          la tierra. ¿Hasta cuándo haréis méritos para 
          que vuestro espíritu se haga digno de habitar 
          moradas más perfectas que ésta en que vivís?" 
                                   El Tercer Testamento 
 
  Esa equivocada creencia de que quien peca es la carne, es lo 
  que ha hecho que muchos se aparten de ella, creyendo falsamente 
  que con ello le darían limpidez a su espíritu, y evitando así 
  entrar en armonía con ella. ¡Qué gran error! 
 
          "Sabéis ahora que la verdadera espiritualidad 
          en el hombre no consiste en apartarse de la 
          carne o en rechazar lo material, sino en 
          armonizar vuestra vida con toda la creación. 
 
          "Sin embargo, para que el espíritu pueda 
          lograr esa armonía, es menester que siempre 
          vaya delante, que esté por encima de lo 
          humano, que sea el guía; si no es así, el 
          espíritu no es libre y se transforma en 
          esclavo de la carne o en enemigo de ella." 
 
          "No queráis vivir en la tierra como si ya 
          estuvieseis en espíritu, porque caeríais en 
          fanatismo, que es falsa espiritualidad; con 
          ello enfermaría vuestro cuerpo e iría a la 
          tumba antes de tiempo, sin haber terminado 
          vuestra misión." 
                                   El Tercer Testamento 
 
  La claridad diáfana de la palabra divina entregada en este 
  tiempo es tal, que podemos comprender que no es el Padre 
  amoroso quien nos pone celadas o trampas para hacernos caer. 
 
  Ciertamente, no fue creada la materia para hacernos caer, ni se 
  nos dió el cuerpo para que perdiéramos espiritualidad. Todo lo 
  contrario. 
 
  Todo el universo y la vida material tienen una sola misión: La 
  de servirnos de apoyo y de lección para ayudarnos en nuestra 
  evolución. 
 
          "No vayáis a creer que la materia sea más 
          poderosa que el espíritu y que esa sea la 
          causa de que haya descendido hasta 
          materializarse. No, el espíritu es 
          incomparablemente más fuerte y nunca dejará 
          de serlo, mas si ha caído, ha sido 
          voluntariamente, seducido por los atractivos 
          de un mundo que, aunque sea fugazmente, le 
          ofrece a través de los sentidos de la carne 
          una vida fecunda en placeres y en 
          tentaciones." 
                                   El Tercer Testamento 
 
  Y sí, en la fecunda vida humana encontramos muchos árboles y 
  muchos frutos; encontramos deleites y placeres, muchos de ellos 
  lícitos porque vienen de árboles puestos por el Padre para 
  hacernos más llevadera la jornada. 
 
          "Yo os digo que donde mirásteis tentaciones, 
          sólo eran frutos que había que tomar con 
          conocimiento y respeto. ¿Podéis concebir que 
          vuestro Padre haya creado algo que tuviera 
          como fin el de tentaros a pecar?" 
                                   El Tercer Testamento 
 
  Pero aun sabiendo que todos los frutos que se encuentran en la 
  Naturaleza sirven a un propósito y que son buenos porque 
  provienen del Padre, debemos cuidarnos de caer en el exceso, 
  debemos ejercer prudencia para saber qué fruto es conveniente 
  para el espíritu y dejar de lado aquellos que no nos 
  corresponda probar aún o que representen un daño. 
 
          "Muy larga es la senda por la que ha 
          transitado la Humanidad y aún prefiere comer 
          los frutos prohibidos que sólo acumulan penas 
          y desengaños en su vida. Frutos prohibidos 
          son aquéllos que siendo buenos por haberlos 
          creado Dios, pueden transformarse en nocivos 
          al hombre si éste no se ha preparado 
          debidamente o los toma con exceso." 
 
          "He sometido al hombre a dos leyes y es mi 
          voluntad que vosotros, mis labriegos, 
          cumpláis con ambas, para que, unificados el 
          espíritu y la materia, hagáis obras de 
          perfección en vuestra vida. En cada una de 
          mis leyes he derramado mi sabiduría y 
          perfección. Cumplid con las dos, que ellas os 
          conducirán a Mí." 
 
          "Comprended entonces que el espíritu fue 
          dotado de una inteligencia superior para ser 
          guía y maestro de la materia." 
                                   El Tercer Testamento 
 
  ____________________________________________________________ 
 
  - La Armonía entre Espíritu y Cuerpo 
 
          "Es vuestro espíritu semejante al del Padre, 
          y vuestro cuerpo semejante al Universo." 
                                   El Tercer Testamento 
 
  ¡Cuánta profundidad en esta sencilla frase, hermanos! 
  Humildemente ruego que no demos vuelta a la página hasta no 
  haber meditado profundamente sobre estas sencillas palabras. 
 
  Debemos comprender entonces, que una es la perfección del Padre 
  y otra, la perfección del hijo; y así también, una es la 
  perfección del espíritu y otra la perfección del cuerpo. 
 
  Para ilustrar esto, permíteme, hermano, usar una pequeña 
  analogía: 
 
  ¿Cómo hablar, por ejemplo, de la perfección de un limón si lo 
  comparamos con un higo? ¿Podríamos tener así un marco de 
  referencia justo y conveniente? Para ser justos tendríamos que 
  comparar un limón con otro limón y a un higo con otro higo. De 
  otro modo, cualquier conclusión a la que lleguemos sería 
  forzosamente equivocada. 
 
  Así, no tratemos de equiparar la perfección del cuerpo con la 
  inconmensurable perfección del espíritu, como tampoco tratemos 
  de comparar la perfección propia de nuestro espíritu con la 
  perfección de Dios. 
 
          "No juzguéis la perfección de vuestro cuerpo 
          por sus dimensiones, sino por la vida 
          maravillosa que en él existe, su orden y su 
          armonía. Aun en toda su perfección, el cuerpo 
          es limitado, y llega el instante en que deja 
          de crecer; sigue entonces desarrollándose la 
          inteligencia y los sentimientos, hasta que la 
          muerte le detiene, pero toda la sabiduría y 
          experiencia que adquirió en la Tierra, queda 
          impresa en el espíritu, el que sigue 
          creciendo y desarrollándose hasta la 
          eternidad." 
                                   El Tercer Testamento 
 
  Entendemos entonces que el cuerpo es un maravilloso don que el 
  Padre le confió al espíritu, para que a través de él adquiriera 
  experiencia, la que le serviría para adelantar en el camino de 
  su perfeccionamiento. 
 
  Sí, hermanos; debemos tomar al cuerpo como el intérprete que le 
  trasmita al espíritu todas aquellas lecciones que encierra la 
  vida humana, manifestadas a través de sensibilidades y 
  sensaciones que no por ser materiales, dejan de ser de enorme 
  valor para que el espíritu aprenda en esta Tierra todo cuando 
  no pudo aprender, debido al mal uso de su libre albedrío, en 
  las regiones espirituales. 
 
          "Al espíritu le fue confiado el cuerpo humano 
          para que en él encontrase el medio más eficaz 
          y perfecto para desarrollarse, cuerpo dotado 
          de cerebro para que a través de él 
          manifestara el espíritu su inteligencia; 
          poseedor de fibras sensibles para que 
          percibiera toda sensación." 
 
          "También en el cuerpo fue puesto el corazón 
          para que el amor y todos los buenos 
          sentimientos que de él se deriven pudiesen 
          tener un intérprete humano; mas esa criatura 
          donada con tanta gracia por el Padre, para 
          ofrecérsela como un báculo al espíritu 
          destinado a encarnar en ella, quise que fuese 
          débil para que en ella luchase el espíritu y 
          nunca se confiara a las inclinaciones de la 
          materia." 
 
          "Lucha el espíritu por alcanzar su elevación 
          y su progreso, mientras la materia cede a 
          cada paso a las atracciones del mundo; mas 
          podrían armonizar espíritu y materia, tomando 
          ambos lo que lícitamente les corresponde, eso 
          es lo que os enseña mi Doctrina." 
 
          "Os hablo (de) la armonía con lo espiritual 
          que no habéis alcanzado todavía. A cada 
          espíritu le ha sido confiado un cuerpo como 
          medio para que se manifieste en este mundo 
          material. En ese cuerpo, que es obra maestra 
          de mi sabiduría, hay un cerebro en donde se 
          revela inteligencia, y un corazón a través 
          del cual se desbordan las virtudes y 
          sentimientos nobles." 
 
          "Discípulos: Aunque viváis en el mundo, 
          podéis hacer vida espiritual, porque la 
          espiritualidad no creáis que consiste en 
          apartarse de lo que corresponde a la materia, 
          sino en armonizar las leyes humanas con las 
          leyes divinas." 
                                   El Tercer Testamento 
 
  ____________________________________________________________ 
 
  - El Cuerpo, Apoyo para el Espíritu 
 
          "El cuerpo, es el punto de apoyo en el que 
          descansa el espíritu mientras habita en la 
          Tierra. ¿Por qué dejar que se convierta en 
          cadena que sujeta o en celda que aprisiona? 
          ¿Por qué dejar que él sea el timón de vuestra 
          vida? ¿Acaso es justo que un ciego guíe al 
          que tiene vista en sus ojos?" 
                                   El Tercer Testamento 
 
  La sencillez de las explicaciones divinas nos hace comprender, 
  en este Tercer Tiempo, cosas que los teólogos de antaño no 
  acertaban a dilucidar. 
 
  Así vemos que el cuerpo, lejos de ser trampa o prisión para 
  nuestro espíritu es un apoyo, sin que por ello debamos caer en 
  el otro extremo, que es el de vivir para rendirle culto y 
  placeres efímeros. 
 
  De ahí que comprendamos la importancia de armonizar espíritu y 
  cuerpo, teniendo cuidado de evitar cometer el error de 
  obsesionarnos, sea con el espíritu o con la materia; en el 
  primer caso caeríamos en misticismo, y en el otro en 
  materialidad. 
 
          "A quienes me escuchan como humanos les digo, 
          que mientras posean ese cuerpo que les 
          acompaña en su tránsito terrestre, deben 
          cuidarlo y conservarlo hasta el último 
          instante, porque él es el báculo en que el 
          espíritu se apoya y el instrumento para 
          luchar; a través de sus ojos materiales se 
          asoma el espíritu a esta vida y a través de 
          su boca habla y puede dar consuelo a sus 
          hermanos." 
 
          "El espíritu recibe de la materia las 
          impresiones que ésta recoge en la vida; 
          cuando mayor llegue a ser su sensibilidad y 
          preparación, mayor será la cosecha para el 
          espíritu. El cuerpo es sólo el instrumento, 
          el intérprete, el báculo y el crisol." 
 
          "Es natural que su materialidad le impida al 
          espíritu el conocerse a sí mismo y no le 
          permita manifestar sus dones a través de su 
          parte humana. Porque la naturaleza material, 
          parece ser la más opuesta a la naturaleza 
          espiritual; sin embargo, cuando en vosotros 
          lleguen a armonizar ambas, llegaréis a ver 
          que vuestra naturaleza material es como un 
          espejo límpido que refleja en toda su belleza 
          lo espiritual y aun lo divino." 
                                   El Tercer Testamento 
 
  ____________________________________________________________ 
 
  - Palabra Final 
 
  Amados: 
 
  ¡Grandiosa es la enseñanza divina, hermanos! Ante el influjo de 
  la sabiduría divina, caen por tierra falsas interpretaciones de 
  tiempos pasados que alejaron al hombre de la verdad. 
 
  Y comprendemos hoy que así como falsamente se hizo antagonizar 
  a la espiritualidad con la ciencia, también se hizo enemigos al 
  cuerpo y al espíritu. 
 
  Nuestra tarea es amar y armonizar con todo lo creado; ahora lo 
  vemos con claridad. Cumplamos entonces con nuestra tarea, 
  hermanos. 
 
  Que la paz de mi Padre sea con todos mis hermanos. 
 
  Tu hermano en el Señor 
  El Pequeño Labriego 
 
  ************************************************************* 
  Pasa la voz: Si encuentras lo suficientemente interesante 
  este boletin ¿por qué no compartirlo con aquellos que 
  amas? Enviales una copia y ¿por qué no?... ¡crea tú 
  tu propia lista de correos! y reenvía este boletín. 
 
  ************************************************************* 
  Lee más sobre el Tercer Testamento y busca de manera sencilla 
  las Enseñanzas divinas para alimentar tu espíritu 
 
  http://busqueda.144000.net/ 
 
  ************************************************************* 
  Intégrate como voluntario espiritual al Cuerpo Espiritual de 
  Labriegos 
 
  http://144000.net/cuerpo/ 
 
  ************************************************************* 
 
  *** EJEMPLARES ANTERIORES: http://144000.net/boletin/ *** 
 
  ************************************************************* 
 
 
 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net