Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 301 al 330 
AsuntoAutor
Aumenta la Conexio Ricardo
Dia de la Tierra 2 Ricardo
Sai Baba / Un Avat Ricardo
Consciencia de Fus Ricardo
ojo-Pedir es Afirm Ricardo
SOBRE REDLUZ / COM Ricardo
SOBRE REDLUZ / COM Ricardo
ojo-volante-Sistem Ricardo
Intraterrestres / Ricardo
Meditacion Focal # Ricardo
El afecto, las her Ricardo
Mexico: el despert Ricardo
El Camino Hacia la Ricardo
La Mujer Perfecta Ricardo
Credo Universal / Ricardo
Conversaciones con Ricardo
Iniciacion Ameriku Ricardo
Grupos Guardianes Ricardo
Instituto de lo Sa Ricardo
ojo-Dios Habita en Ricardo
El miedo no es rea Ricardo
Un Manual para la Ricardo
Mamas Koguis / Men Ricardo
Reskarendaya / Nue Ricardo
Lourdes Miranda / Ricardo
Re: RedLuz-Primer Ricardo
Secreto del Parais Ricardo
El Pequeño Labrieg Ricardo
Tu Linaje Espiritu Ricardo
La Gran Madre Tier Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 306     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:ojo-Pedir es Afirmar la Carencia / La Oracion de Gracias / Amor y Temor / Experimentas lo que Mas Temes / Seras Aquello que Juzgas / Lo que Resistes, Persiste / Conversaciones con Dios / Fragmentos I
Fecha:Viernes, 1 de Septiembre, 2000  00:27:35 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <anahuak @.............mx>

*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o*o* 
"El momento más importante para Dios será aquel en que os deis cuenta de 
que no necesitáis a ningún Dios. 
"Un auténtico Maestro no es aquel que crea más discípulos, sino aquel que 
crea más Maestros. 
"Un auténtico líder no es aquel que cuenta con más seguidores, sino aquel 
que crea más líderes. 
"Un auténtico rey no es aquel que tiene más súbditos, sino aquel que hace 
que la mayoría de ellos accedan a la realeza. 
"Un autentico profesor no es aquel que posee más conocimiento, sino aquel 
que logra que la mayoría de sus semejantes alcancen el conocimiento. 
"Y un auténtico Dios no es aquel que cuenta con el mayor número de siervos, 
sino aquel que sirve al mayor número de ellos, haciéndoles, así, Dioses..." 
 
Conversaciones con Dios 
 
********************* 
 
Date: Thu, 31 Aug 2000 23:51:49 +0200 
Subject: CONVERSACIONES CON DIOS. Selección de Gema. 
From: "Planeta Gaia" <planetagaia@...> 
To: "RicardoOcampo <anahuak@...> 
 
Ricardo hermano: 
 
Gema ha literalmente devorado el libro que me regalaste más los otros dos 
que los ha comprado. Ha entresacado estas frases para el disfrute y 
enseñanza de los hermanos que no han tropezado con tan preciosas 
enseñanzas. Te mando el torpedo entero y  tú lo administras como consideres 
oportuno. 
 
Gran abrazo : Koldo 
 
******* 
 
Querido/a  hermano/a en la Luz: 
 
Es un placer saludarte y enviarte estos mensajes de la trilogía 
"Conversaciones con Dios" de Neale Donald Walsch. Aquí van los más 
significativos para mí. Por supuesto, si puedes lee los libros; son amenos, 
clarificadores y hasta divertidos. Son un paso más allá en la comprensión 
de nosotros mismos, de nuestra relación con Dios, o sea con el mundo, con 
Todo Lo Que Es. 
 
Léelos, toma conciencia, discierne la verdad, contempla y siente cada 
mensaje, dejando que tu pensamiento fluya con naturalidad. Hazlo una y otra 
vez. Si algo de esto tiene sentido para ti, vívelo, compártelo y deja que 
te transforme. Si sirve para elevar la frecuencia de nuestros pensamientos 
y emociones, y para brillar más intensamente en este campo de estrellas y 
de corazones, resonará también en lo más profundo del universo. Besos. Amor 
y Luz y una lluvia de bendiciones.  
 
Gema Goizueta (Navarra- España) 
Red Iberoamericana de Luz 
www.elistas.net/foro/redluz 
 
CONVERSACIONES CON DIOS  
Neale Donald Walsch 
Editoral Grijalbo 
 
Libro I 
 
Mi modo  usual de comunicarme es por medio del sentimiento. 
El sentimiento es el lenguaje del alma. Si quieres saber hasta que punto 
algo es cierto para ti, presta atención a lo que sientes al respecto. En 
tus más profundos sentimientos se oculta tu más alta verdad. 
También me comunico  con el pensamiento, y además utilizo el vehículo de la 
experiencia y finalmente cuando fallan los sentimientos, los pensamientos y 
las experiencias, utilizo las palabras. 
 
El Pensamiento más Elevado es siempre aquel que encierra alegría. Las 
Palabras más Claras son aquellas que encierran verdad. El Sentimiento más 
grandioso es el llamado amor. 
Los tres son intercambiables y cada uno lleva siempre a los otros. No 
importa en que orden se encuentren. 
 
No podéis conocer a Dios hasta que hayáis dejado de deciros a vosotros 
mismos que ya conocéis a Dios. No podéis escuchar a Dios hasta que dejéis 
de pensar que ya habéis escuchado a Dios. 
No puedo deciros Mi Verdad hasta que vosotros dejéis de decirme las vuestras. 
  Pero mi verdad acerca de Dios procede de Ti. 
¿Quién lo ha dicho? 
  Otros. 
¿Qué otros?  
  Predicadores. Vicarios. Rabinos. Sacerdotes. Libros. !La Biblia, por amor 
de Dios¡ 
Esas no son fuentes autorizadas. 
  ¿No lo son? 
No. 
  ¿Entonces qué hay que sí lo sea? 
Escucha tus sentimientos. Escucha tus Pensamientos más Elevados. Escucha a 
tu experiencia. Cada vez que una de estas tres cosas difiera de lo que te 
han dicho tus maestros, o has leído en tus libros, olvida las palabras. Las 
palabras constituyen el vehículo de Verdad menos fiable. 
 
No tendréis lo que pedís, ni podéis tener nada de lo que queráis. Y ello 
porque vuestra propia petición es una afirmación de vuestra carencia, y el 
decir que queréis una cosa únicamente sirve para producir esa experiencia 
concreta- la carencia en vuestra realidad. 
Por lo tanto, la oración correcta no es nunca de súplica sino de gratitud. 
La gratitud, es pues, la más poderosa afirmación dirigida a Dios, una 
afirmación a la que yo habré contestado incluso antes de que me la formuléis. 
Así pues no supliquéis nunca más. 
Antes bien, agradeced. 
Pero la gratitud no puede utilizarse como una herramienta con la que 
manipular a Dios; un mecanismo con el que engañar al universo. No podéis 
mentiros a vosotros mismos. Vuestra mente sabe la verdad de vuestros 
pensamientos. Si decís "Gracias Dios mío por esto y por lo otro" y al mismo 
tiempo está claro que eso no está en vuestra realidad presente, estáis 
suponiendo que Dios es menos claro que vosotros y, por lo tanto produciendo 
esa realidad en vosotros. 
Dios sabe lo que vosotros sabéis, y lo que vosotros sabéis es lo que 
aparece en vuestra realidad. 
 
  Entonces, ¿Cómo puedo realmente estar agradecido por algo, si sé que eso 
no está presente? 
Fe. Si tienes aunque sólo sea la fe equivalente a un grano de mostaza, 
moverás montañas. Sabrás que eso está presente porque Yo digo que está 
presente, porque Yo digo que, incluso antes de que me preguntes, habré 
respondido, Porque Yo digo, y os lo he dicho de todas las maneras 
concebibles, a través de cualquier maestro que me puedas mencionar, que sea 
lo que sea lo que queráis, si lo queréis en mi nombre así será. 
Ninguna oración- y una oración no es más que una ferviente afirmación de lo 
que ya es- queda sin respuesta. Cualquier oración - cualquier pensamiento, 
cualquier afirmación- es creador. En la medida en que sea fervientemente 
sostenido como una verdad, en esa misma medida, se hará manifiesto en 
vuestra experiencia. 
 
Lo que has de saber - y ese es el secreto- es que detrás del pensamiento se 
halla siempre otro pensamiento - el que podríamos llamar el Pensamiento 
Promotor-que es el que controla el pensamiento. 
Por lo tanto si rogáis y suplicáis, parece que existe una posibilidad mucho 
menor de que experimentéis lo que pensáis que habéis decidido, puesto que 
el Pensamiento Promotor que se halla detrás de cada súplica es el de que en 
ese momento no tenéis lo que deseáis. Ese Pensamiento Promotor se convierte 
en vuestra realidad. 
El único Pensamiento Promotor que puede ignorar este pensamiento es uno 
fundado en la fe en que Dios concederá cualquier cosa que se le pida, sin 
falta. Algunas personas poseen este tipo de fe, pero muy pocas. 
El proceso de la oración resulta mucho más fácil cuando en lugar de creer 
que Dios siempre dirá "sí" a cada petición, se comprende intuitivamente que 
la propia petición no es necesaria. Entonces la oración se convierte en una 
oración de gracias. No es en absoluto una petición, sino una afirmación de 
gratitud por lo que ya es. 
 
Todos los actos humanos están motivados a su nivel más profundo, por una de 
estas dos emociones: el temor o el amor. Son los extremos opuestos de la 
gran polaridad que yo creé cuando produje el universo y vuestro mundo, tal 
como hoy lo conocéis. 
No existe ninguna otra motivación humana y todas las demás ideas no son 
sino derivados de estas dos.  
Piensa en ello detenidamente, y verás que es verdad. Esto es lo que he 
llamado Pensamiento Promotor. Es tanto un pensamiento de amor como de 
temor. Este es el pensamiento que se oculta detrás del pensamiento, que , a 
su vez, se oculta detrás del pensamiento. Es el primer pensamiento. Es la 
fuerza principal. Es la fuerza primaria que mueve el motor de la 
experiencia humana. 
Cualquier acción emprendida por los seres humanos se basa en el amor o en 
el temor, y no simplemente las que afectan a las relaciones. 
 
El temor es la energia que contrae, cierra, capta, huye, oculta, acumula y 
daña. 
El amor es la energía que expande, abre, emite, permanece, revela, comparte 
y sana. 
El temor cubre nuestros cuerpos de ropa, el amor nos permite permanecer 
desnudos. 
El temor se aferra a todo lo que tenemos; el amor lo regala. El temor lo 
prohibe; el amor quiere. El temor agarra; el amor deja ir. El temor duele; 
el amor alivia. El temor ataca; el amor repara. 
Cualquier pensamiento, palabra o acto humano se basa en una emoción o en la 
otra. No tenéis más elección al respecto, puesto que no existe nada más 
entre lo que elegir. Pero tenéis libre albedrío respecto a cúal de las dos 
escoger. 
Yo os enseño esto: cuando escojáis la acción promovida por el amor, 
entonces haréis algo más que sobrevivir, haréis algo más que vencer o tener 
éxito. Entonces experimentaréis plenamente la gloria de Quiénes Realmente 
Sois y quiénes podéis ser. El mayor recordatorio de estas verdades no se 
halla fuera de vosotros, sino que es vuestra propia voz interior. Esta es 
la primera herramienta que utilizo, puesto que es la más accesible 
La voz interior es la más fuerte con la que hablo, puesto que es la más 
cercana a vosotros. Es la voz que os dice si todo lo demás es verdadero o 
falso, correcto o equivocado, bueno o malo, según vuestra definición. Es el 
radar que señala el rumbo, dirige el barco y guía el viaje, si dejáis que 
lo haga. 
 
 
El secreto más profundo es que la vida no es un proceso de descubrimiento, 
sino un proceso de creación. 
No os descubrís a vosotros mismos sino que os creáis a vosotros mismos de 
nuevo. Tratáis por lo tanto, no de averiguar Quiénes Sois, sino de 
determinar Quiénes Queréis Ser. 
Estáis aquí para recordar y recrear Quiénes Sois. 
La vida es una oportunidad para vosotros de saber experimentalmente, lo que 
ya sabéis conceptualmente. 
Y el alma ya sabe todo lo que se puede saber en todo momento. Nada se le 
oculta, nada desconoce. Pero saberlo no es suficiente. El alma aspira a 
experimentarlo. 
 
 
Para cada circunstancia hay un don y en cada experiencia se oculta un tesoro. 
 
 
No habéis venido a esta vida a aprender nada; sólo tenéis que manifestar lo 
que ya sabéis. Al manifestarlo lo realizaréis y os crearéis a vosotros 
mismos de nuevo a través de vuestra experiencia. Así pues, justificad la 
vida y dotadla de objetivo. Hacedla sagrada. 
 
 
Sólo hay una razón para hacer algo: que eso sea una afirmación ante el 
universo de Quiénes Sois. Hay también una razón para dejar de hacer algo : 
que eso haya dejado de ser una afirmación de Quiénes Queréis ser; que ya no 
sea vuestro reflejo, que ya no os represente. Si queréis ser adecuadamente 
representados debéis procurar cambiar cualquier aspecto de vuestra vida que 
no encaje en el retrato de vosotros mismos que deseáis proyectar en la 
eternidad. 
 
La manera de reducir el dolor que asocias con las experiencias y 
acontecimientos de la tierra, es cambiar el modo de percibirlos. 
Si no puedes cambiar el acontecimiento externo, debes cambiar la 
experiencia interna. Esta es la llave maestra de la vida. 
Nada es doloroso en y por sí mismo. El dolor es el resultado de un 
pensamiento equivocado. Es un error en el pensar. 
El dolor resulta de un juicio que te has formado sobre algo. Elimina el 
juicio y el dolor desaparecerá. 
 
No juzgues ni condenes, puesto que no sabes porqué suceden las cosas, ni 
con que fin. 
Y recuerda esto: aquello que condenes te condenará y un día serás aquello 
que juzgas. 
 
No hay nada que no puedas ser, nada que no puedas hacer. No hay nada que no 
puedas tener. 
 
Yo nunca he establecido qué es lo "correcto" o lo equivocado", que "hay qué 
hacer" o qué "no hay qué hacer". Obrar así equivaldría a despojaros 
completamente de vuestro mayor don: la posibilidad de hacer lo que os 
plazca, y experimentar los resultados de ello; la oportunidad de crearos a 
vosotros mismos de nuevo a imagen y semejanza de Quienes Realmente Sois. 
Cada uno de vosotros es quien hace sus propias normas. Cada uno de vosotros 
establece las pautas. Cada uno de vosotros es el único que puede establecer 
si lo que hace es bueno. 
 
Las Leyes son muy sencillas: 
1. El pensamiento es creador. 
2. El temor atrae a la energía semejante. 
3. El amor es todo lo que hay. 
El amor es la realidad última. Es lo único. Lo es todo. El sentimiento del 
amor es vuestra experiencia de Dios. 
Al nivel de la más alta Verdad, el amor es todo lo que hay, todo lo que ha 
habido y todo lo que habrá. Cuando penetras en lo absoluto, penetras en el 
amor. 
El temor es el otro extremo del amor. Es la polaridad primordial. 
Al crear la esfera de lo relativo, en primer lugar creé lo opuesto a Mi 
Mismo. Ahora bien, en la esfera en la que vivís en el plano físico hay 
únicamente dos lugares del ser: el temor y el amor. Los pensamientos 
arraigados en el temor producirán un tipo de manifestación en el plano 
físico, los pensamientos arraigados en el amor, producirán otro. 
La emoción es la fuerza que atrae. Aquello que más temas es lo que 
experimentarás. Esto es Ley. 
La emoción es energía en movimiento. Cuando se mueve energía se crea un 
efecto. Si se mueve la energía suficiente se crea materia. La materia es 
energía condensada, comprimida. Si se manipula la suficiente energía de una 
determinada manera, se obtiene materia. Todos los Maestros entienden esta 
ley. Esta es la alquimia del universo. Este es el secreto de toda la vida. 
Los Maestros que han pasado sobre el planeta son aquellos que han 
descubierto el secreto del mundo relativo, negándose a reconocer su 
realidad. En resumen, los Maestros son aquellos que han elegido sólo el 
amor. En cualquier caso. En cualquier momento. En cualquier circunstancia. 
 
Tenéis la idea de que Dios sólo se muestra de una única manera. Esa es una 
idea muy peligrosa. 
Eso os impide ver a Dios en todas partes. Si crees que a Dios se le ve y se 
le oye sólo de una manera, o es sólo de una manera, Me mirarás sin verme 
día y noche. Te pasarás toda la vida buscando a Dios, y no le encontrarás; 
precisamente porque estarás buscando a alguien. Lo pongo como un ejemplo. 
Se ha dicho que, si uno no ve a Dios en lo profano y en lo profundo, se 
está perdiendo la mitad de la historia. Es una gran Verdad. 
Dios está en la tristeza y en la carcajada, en lo amargo y en lo dulce. 
Detrás de cada cosa se oculta un propósito divino; y por lo tanto, en cada 
cosa se halla la presencia divina. 
Dios es lo alto y lo bajo. Lo caliente y lo frío. La izquierda y la 
derecha. Lo reverente y lo irreverente!. 
Te aseguro que no desprecio nada. Nada de ello resulta repulsivo para Mí. 
Eso es la vida, y la vida es el don; el tesoro inenarrable; lo más sagrado 
de todo. 
Yo soy la vida, puesto que yo soy la sustancia que constituye la vida. Cada 
uno de sus aspectos tiene un propósito divino. No existe nada, 
absolutamente nada, sin una razón conocida y aprobada por Dios. 
El mal es aquello a lo que vosotros llamáis mal. Pero incluso eso es de mi 
agrado, puesto que sólo a través de eso que llamáis mal podéis conocer el 
bien; sólo a través de eso que llamáis obra del demonio podéis conocer y 
hacer la obra de Dios. Yo no amo más lo caliente que lo frío, lo alto que 
lo bajo, la izquierda que la derecha. Todo es relativo. Todo forma parte de 
lo que es. 
Yo no amo más lo "bueno" que lo "malo". Hitler fue al cielo. Cuando 
entiendas esto entenderás a Dios. 
Todo resulta "aceptable a los ojos de Dios, ya que ¿cómo puede Dios no 
aceptar algo que es? Rechazar algo significa negar que existe. Decir que 
algo no está bien significa afirmar que no forma parte de Mí; y eso es 
imposible. 
 
Yo siento constantemente: una alegría, amor, aceptación, bendición y 
agradecimiento totales. Estas son las Cinco Actitudes de Dios. 
Tu vida "despegará" cuando decidas que lo haga. Hasta ahora no lo has 
decidido. Te has entretenido, lo has aplazado, has protestado. Ahora es el 
momento de que produzcas lo prometido. Para hacerlo debes creer la promesa 
y vivirla Debes vivir la promesa de Dios. 
La promesa de Dios es que tú eres Su hijo. Su descendencia. Su semejante. 
Su igual. 
¡Ah!... aquí es donde el asunto se complica. Puedes aceptar lo de "Su 
hijo", "descendencia" y  "semejante", pero rechazas ser llamado "Su igual". 
Aceptar eso es demasiado. Demasiada grandeza, demasiado asombroso; 
demasiada responsabilidad, puesto que si eres igual a Dios, eso significa 
que nada se te da a ti, sino que todo es creado por ti. Ya no puede haber 
víctimas ni malvados; sólo resultados de tu pensamiento respecto a algo. 
Te lo aseguro: todo lo que ves en tu mundo es el resultado de tu idea sobre 
ello. 
¿Quieres que tu vida "despegue" realmente? Entonces cambia tu idea sobre 
ella. Sobre ti. Piensa, habla y actúa como el Dios que Eres. 
Fíjate primero en tu Más Alto Pensamiento sobre ti mismo. Imagina como 
serías si vivieras ese pensamiento cada día. Imagina lo que pensarías, 
harías y dirías, y cómo responderías a lo que los demás hicieran o dijeran. 
Empieza a cambiar conscientemente tus pensamientos, palabras y acciones, 
igualándolos con tu magnífica visión. 
Requerirá un esfuerzo físico y mental tremendo. Supondrá un control 
constante, momento a momento, de cada pensamiento, palabra y acto. 
Implicará una continua- y consciente- toma de decisiones. Todo el proceso 
constituye un enorme desplazamiento hacia la conciencia. Lo que descubrirás 
si afrontas este reto es que has pasado la mitad de tu vida inconsciente. 
Es decir, ignorante a nivel consciente de lo que has decidido en cuanto a 
pensamientos, palabras y actos hasta que has experimentado sus 
consecuencias; y entonces, cuando has experimentado dichos resultados, has 
negado que tus pensamientos, palabras y actos tuvieran que ver con ellos. 
Se trata de una invitación a abandonar esta vida inconsciente. De un reto 
al que tu alma ha aspirado desde el principio de los tiempos 
Ese continuo control puede ser agotador pero sólo hasta que se convierta en 
tu segunda naturaleza. En realidad es tu segunda naturaleza. Tu primera 
naturaleza consiste en amar incondicionalmente. Tu segunda naturaleza 
consiste en decidir expresar tu primera naturaleza, tu verdadera naturaleza 
conscientemente.. 
Empieza a imaginarte tu vida del modo como quieres que sea, y trata de 
alcanzarlo. Examina cada pensamiento, palabra y obra que no se muestren en 
armonía con esa idea y aléjalos de ti. 
No se trata de ignorar los problemas, o de pretender que no existen. Estoy 
hablando de observar la circunstancia, y luego formular tu más alta verdad 
sobre ella. 
Lo primero que has de entender respecto al universo es que ninguna 
circunstancia es "buena" o "mala". Simplemente es. De modo que deja de 
hacer juicios de valor. 
Lo segundo que has de saber es que todas las circunstancias son 
transitorias. Nada se mantiene igual, nada permanece estático. De qué 
manera cambie, es algo que depende de ti. 
 
Constantemente formulas juicios contra ti mismo. Deja de formular estos 
juicios, si quieres vivir realmente. Aprende cúal es el deseo del alma, y 
síguelo. Sigue al alma. 
En definitiva, el alma no es sino el más alto sentimiento de amor que 
puedas imaginar. Este es el deseo del alma. Este es su objetivo. El alma es 
el sentimiento. No el conocimiento sino el sentimiento. Ya posee el 
conocimiento, pero este es conceptual; mientras que el sentimiento es 
experiencial. El alma quiere sentirse a si misma, y, por lo tanto, 
conocerse a sí misma en su propia experiencia. 
El sentimiento más alto es la experiencia de unidad con Todo Lo Que Es. 
Este es el gran retorno a la Verdad por el que el alma suspira. Este es el 
sentimiento del amor perfecto. 
El amor no es la ausencia de toda emoción (odio, cólera, lujuria, envidia, 
codicia), sino la suma de todo sentimiento. Es la suma total. El todo 
combinado. El todo. 
Así, para que el alma pueda experimentar el amor perfecto, debe 
experimentar todos los sentimientos humanos. 
¿Cómo puedo tener compasión de algo que no entiendo? ¿Cómo puedo perdonar 
en otro lo que nunca he experimentado por Mí mismo? 
El propósito del alma consiste en experimentar todo eso; de modo que puede 
ser todo eso. 
¿Cómo puede estar arriba si nunca ha estado abajo? ¿Cómo puede estar a la 
derecha si nunca ha estado a la izquierda? ¿Cómo puede tener calor si no 
conoce el frío? ¿Cómo puede conocer el bien si niega el mal? Obviamente el 
alma no puede elegir ser algo si no hay nada entre lo que elegir. Para 
experimentar su grandeza, el alma debe saber lo que es la grandeza. Y no 
puede hacerlo si no hay nada más que grandeza. Así, el alma se da cuenta de 
que la grandeza únicamente existe en el espacio de aquello que no es 
grandioso. En consecuencia, no condena nunca aquello que no es grandioso, 
sino que lo bendice, viendo en ello una parte de sí misma que debe existir 
para que la otra parte de sí misma se manifieste. 
La tarea del alma, por supuesto, consiste en hacer que escojáis la 
grandeza- que seleccionéis lo mejor de Quienes Sois- sin condenar aquello 
que no selecccionáis 
La reconciliación es el proceso de aceptarlo todo y luego elegir lo mejor. 
 
Un auténtico Maestro no "se priva" de nada. Un auténtico Maestro 
simplemente prescinde de ello, como haría con cualquier otra cosa que 
hubiera dejado de tener utilidad para él. 
Hay quienes dicen que debes superar tus deseos. Yo te digo simplemente que 
los cambies. Lo primero supone una rigurosa disciplina, lo segundo, un 
divertido ejercicio. 
Hay quienes dicen que, para conocer a Dios, debes superar todas las 
pasiones terrenales. Sin embargo, es suficiente con entenderlas y 
aceptarlas. Aquello a lo que te resistas, persistirá; aquello que mires 
desaparecerá. 
No juzgues lo que sientes como apasionado. Simplemente obsérvalo, y luego 
mira a ver si te sirve en función de quién y qué quieres ser. 
La pasión es el amor convertido en acción. Es el combustible que alimenta 
el motor de la creación. Nunca niegues la pasión, pues eso equivale a negar 
Quién Eres y Quién Quieres Realmente Ser. 
La renuncia nunca supone negar la pasión; supone simplemente no preocuparse 
por los resultados. La pasión es amor por el hacer. El hacer es ser 
experimentado. 
Vivir tu vida sin expectativas- sin la necesidad de obtener unos resultados 
determinados- eso es la libertad. Eso es la santidad. Así es como Yo vivo. 
No puedes resistirte a algo sin que ello implique darle realidad. El acto 
de resistirte a una cosa es el acto de darle vida. Cuando te resistes a una 
energía, reconoces que está ahí. Cuanto más te resistas a algo, más real lo 
harás, sea lo que sea aquello a lo que te resistas. 
Aquello ante lo cual abras los ojos y lo mires, desaparecerá; es decir 
dejará de mostrar su forma ilusoria. 
Si tú miras algo - lo miras realmente- verás a su través; y, a través de 
cualquier ilusión que muestre, aparecerá ante tus ojos sólo su realidad 
última. Frente a la realidad última, tu insignificante ilusión no tiene 
ningún poder. No puede seguir manteniendo su poder debilitador sobre ti. 
Verás su verdad y la verdad te hará libre. 
La auténtica renuncia no renuncia a nada; simplemente escoge de forma 
distinta. Se trata de un movimiento hacia algo, no de un alejamiento de algo 
 
El momento más importante para Dios será aquel en que os deis cuenta de que 
no necesitáis a ningún Dios. 
Un auténtico Maestro no es aquel que crea más discípulos, sino aquel que 
crea más Maestros. 
Un auténtico líder no es aquel que cuenta con más seguidores, sino aquel 
que crea más líderes. 
Un auténtico rey no es aquel que tiene más súbditos, sino aquel que hace 
que la mayoría de ellos accedan a la realeza. 
Un autentico profesor no es aquel que posee más conocimiento, sino aquel 
que logra que la mayoría de sus semejantes alcancen el conocimiento. 
Y un auténtico Dios no es aquel que cuenta con el mayor número de siervos, 
sino aquel que sirve al mayor número de ellos, haciéndoles, así, Dioses. 
Este es , pues, el propósito y la gloria de Dios; que sus súbditos dejen de 
serlo y que todos conozcan a Dios no como lo inalcanzable, sino como lo 
inevitable. 
 
 
Continuará en RedLuz... 
www.elistas.net/foro/redluz 
redluz-alta@... 
 
*******