Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 301 al 330 
AsuntoAutor
Aumenta la Conexio Ricardo
Dia de la Tierra 2 Ricardo
Sai Baba / Un Avat Ricardo
Consciencia de Fus Ricardo
ojo-Pedir es Afirm Ricardo
SOBRE REDLUZ / COM Ricardo
SOBRE REDLUZ / COM Ricardo
ojo-volante-Sistem Ricardo
Intraterrestres / Ricardo
Meditacion Focal # Ricardo
El afecto, las her Ricardo
Mexico: el despert Ricardo
El Camino Hacia la Ricardo
La Mujer Perfecta Ricardo
Credo Universal / Ricardo
Conversaciones con Ricardo
Iniciacion Ameriku Ricardo
Grupos Guardianes Ricardo
Instituto de lo Sa Ricardo
ojo-Dios Habita en Ricardo
El miedo no es rea Ricardo
Un Manual para la Ricardo
Mamas Koguis / Men Ricardo
Reskarendaya / Nue Ricardo
Lourdes Miranda / Ricardo
Re: RedLuz-Primer Ricardo
Secreto del Parais Ricardo
El Pequeño Labrieg Ricardo
Tu Linaje Espiritu Ricardo
La Gran Madre Tier Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 329     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:El Pequeño Labriego / Septiembre 2000 / Tercer Testamento / El Libro de la Vida Verdadera
Fecha:Domingo, 10 de Septiembre, 2000  02:08:12 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <anahuak @.............mx>

Date: Fri, 01 Sep 2000 09:40:36 -0600 
From: El Pequeño  Labriego/The Little Worker <testament3@...> 
 
 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
           *** EL  PEQUEÑO  LABRIEGO *** 
____________________________________________________________ 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
Publicado por el Comité de Difusión  del Tercer Testamento 
				Edición de Septiembre 2000 
 
NOTA: Si tu sistema no despliega caracteres como acentos o la letra enie, 
por favor accesa la pagina referenciada debajo para que puedas adecuar tu 
sistema para ello. 
 
		http://144000.net/teclado.htm 
____________________________________________________________ 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
 
CONTENIDO: 
		· Las Virtudes.	 
		· Velad y Orad. ¿Por qué ese mandato? 
		· Materia y Espíritu. 
		· La Ley. El Séptimo Mandamiento. 
 
____________________________________________________________		 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
· Las Virtudes 
 
¿Qué son las virtudes para el espíritu? Son su verdadera naturaleza. 
Haciendo una analogía, ¿cuál será la virtud de la sal? Salar. ¿Y la del 
azúcar? Endulzar ¿Y la del hielo? Enfriar. 
 
Es decir, la virtud es esa cualidad peculiar que define el carácter de algo. 
 
Entonces ¿cuáles serán las virtudes del espíritu? Veamos lo que nos  dice 
nuestro Padre: 
 
"Siete espíritus he confiado a la humanidad; son siete virtudes que quiero 
que siempre alienten en vosotros, ellas son: El amor, la humildad, la 
paciencia, el orden, la serenidad, la perseverancia y la caridad. Dejad que 
estas virtudes aniden en vuestro corazón y experimentaréis la felicidad." 
 
Para comenzar a analizar correctamente este párrafo, primero debemos tener 
muy claro lo que significa espíritu. A pesar de que la ignorancia popular 
confunde este término dándole visos de ocultismo no ajeno a la 
superstición, en realidad espíritu viene del término latino 
spiritus=viento, que es muy similar al término original en hebreo nephesh, 
que significa lo mismo, y que no es más que una alegoría para describir 
algo esencial, sublime, intangible y sutil. 
 
Con esto en mente, podremos continuar con la correcta interpretación de el 
párrafo mencionado; al permitir que estas fuerzas esenciales encuentren 
abrigo en lo más profundo de nuestro ser, podremos llegar a experimentar la 
felicidad. 
 
"Cuando los hijos de Dios lleguen a la culminación de su desarrollo, 
sentirán nuevamente en su espíritu la beatitud y la paz que experimentaron 
antes del principio de los tiempos. Este es el significado del  verdadero 
paraíso perdido, que recobrará el espíritu a través de su evolución, cuando 
se haya hecho digno de penetrar al Reino del Padre, que es la  perfección 
espiritual. Manifestando las virtudes que hay en él, y practicando y 
multiplicando los dones que en él existen, es como el espíritu logrará 
llegar a ese estado de perfección, a través de evolución y méritos." 
 
Todavía el espíritu está morando este planeta donde el Señor lo dejó para 
que se enseñorease, (Gén. 1:26) y vemos cómo por el contrario, se ha dejado 
esclavizar por el mundo material que de ser báculo y escuela para el 
espíritu,   ha pasado a convertirse en su prisión y su cadena, no 
permitiéndole remontarse a las alturas espirituales, al lugar donde el 
espíritu pertenece, de donde brotó y adonde tendrá que volver. 
 
____________________________________________________________ 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
· Velad y Orad. ¿Por qué ese mandato? 
 
No basta con orar, hermanos, es preciso velar, estar alerta, estudiar, 
analizar y meditar las enseñanzas del Señor. 
 
"Para salvarse no basta un instante de oración o un día de amor, sino una 
vida de perseverancia, de paciencia, de obras elevadas y acatamiento a mis 
mandatos. Para ello os he dado grandes potencias y sentidos." 
 
Demos infinitas gracias al Padre, porque ha puesto Su luz en nuestra mente 
y en nuestro ser, y porque puso en nosotros una conciencia que nos ilumina; 
démosle gracias  porque ha puesto en nosotros la razón, y porque aun siendo 
pecadores nos ha escogido como siervos de Su Divinidad. 
 
Debemos saber que el conocimiento, cuando no va acompañado de un fin 
elevado, cuando no está inspirado por la conciencia que es la que aconseja 
siempre el bien, no es verdadera sabiduría porque carece de lo  esencial, 
que es el amor a los demás, la bondad y la justicia.  
 
____________________________________________________________ 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
 
· Carne y Espíritu 
 
Sabemos por las enseñanzas de este Tiempo que "la carne reveló al  hombre 
los secretos de la vida humana y el espíritu reveló a la carne la 
existencia del Padre Creador". Así principió el desarrollo y evolución del 
hombre. 
 
"El Creador permitió que la carne revelara al hombre los secretos de la 
vida humana; pero al mismo tiempo permitió que el espíritu le revelara a la 
carne, por medio de la intuición, la existencia del Padre". 
 
Y para que aquellas criaturas que vivían en un estado de inocencia, 
pudieran amar y comprender al Padre en toda Su grandeza, les permitió, en 
Su infinita sabiduría, que renunciaran por su libre albedrío, a una vida de 
contemplación y de paz y principiara para ellos un mundo de lucha y de 
trabajo, pero al mismo tiempo de evolución y méritos. 
 
Con esto podemos comprender que "el verdadero Paraíso no estaba fuera  de 
aquellas criaturas, sino dentro de ellas mismas" 
 
También debemos recordar, que la primera ley entregada a nuestros primeros 
padres, aquellos a quienes conocemos con los nombres simbólicos de Adán y 
Eva, para que cumpliendo con ello se propagara la especie humana fue: 
"Creced y multiplicaos y henchid la Tierra", (Gén. 1:28) y en el 
cumplimiento de ese mandato, no había maldad ni pecado. Ahora el Divino 
Maestro nos ha dicho que debemos crecer en sabiduría y multiplicarnos  en 
obras de amor y caridad.  
 
En futuros boletines, analizaremos el origen del mal y del pecado, y 
veremos que dicho origen nada tiene que ver con la carne. 
 
____________________________________________________________ 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
· La Ley. 
El Séptimo Mandamiento. 
 
No hurtarás. 
Exodo 20:15 
 
Que  el que hurta ya no hurte más, 
sino mas bien que haga trabajo duro, 
haciendo con las manos lo que es 
buen trabajo, para que tenga algo 
que distribuir a alguien que tenga 
necesidad. 
Efesios 4:28 
 
"No toméis lo ajeno; el que toma lo ajeno tiene que restituir con dolor y 
con vergüenza; a nadie señalo, más quiero que cada quien tome de mi palabra 
la parte  que le corresponde". 
 
Aquí es donde debemos deternos un momento y hacer una reflexión: ¿La Ley 
divina, los mandamientos, fueron entregados a la carne o al espíritu? 
 
La Ley fue dada para el espíritu; siendo así, tratemos de analizar y de 
comprender qué nos quiere decir ésto. En el valle espiritual, los seres que 
ahí habitan no poseen bienes ni riquezas materiales, no poseen dinero, 
joyas ni propiedades terrenas ¿cómo entonces podría un espíritu robar a otro? 
 
No olvidemos que todo cuanto existe en nuestro Universo material, no es más 
que un reflejo, una parábola de lo que existe en el Más Allá. Porque el 
espíritu posee bienes y riquezas con los que fue dotado por su Creador y 
nadie debe atentar contra ellos. 
 
De esa manera, por ejemplo, como espíritus que somos podemos también hurtar 
sin necesidad de tener materia, y robar a alguien su paz, su tranquilidad; 
o su honra, su entereza moral. 
 
El corazón de nuestros hermanos debe ser sagrado para nosotros y jamás 
debemos entrar en ese santuario sin permiso de ellos. 
 
____________________________________________________________ 
«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥«¤»§«¤»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
 
Amados: 
 
En este preciso instante, en todo el planeta, se están formando grupos de 
estudiosos de la palabra divina del Tercer Tiempo sin importar 
nacionalidad, idioma, edad, sexo o raza, y en medio de esos grupos se están 
manifestando de forma sorprendente los dones del espíritu (análisis, 
curación, profecía, etc.)  Para ello solo han necesitado de dos cosas: 
Buena voluntad y las páginas de ese libro maravilloso que el Señor nos vino 
a entregar en esta era de luz, el Libro de la Vida Verdadera. Accesa 
nuestra página de publicaciones para bajar a tu computadora la opción de 
archivos que mejor se acomode a tu sistema: 
 
		http://144000.net/castel/copia.htm 
 
Que la Paz y el Amor del Señor, nuestro Padre, inunden nuestros corazones.  
 
Tu hermano en el Señor 
El Pequeño Labriego