Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 31 al 60 
AsuntoAutor
ojo-Mayo 2000 / St Ricardo
Carta Mundial Rahm Ricardo
Despertar Global y Ricardo
Despertar Global y Ricardo
Solo se Trata de I Ricardo
Mayo 2000 / Ken Ka Ricardo
Aralar 2000 / Cere Ricardo
Red Iberoamericana Ricardo
Contacto Masivo - Claudia
La Hambruna de Afr Claudia
4 de junio en Lisb Claudia
PLENILUNIO EN TAUR Claudia
ELECCIONES - Amate Claudia
La Dualidad de Dio Claudia
Hacia un Futuro Ma Claudia
El Maestro Como Un Claudia
Movimiento Mundial Claudia
Como Conocer a Dio Claudia
Gran Conjuncion Pl Claudia
La Naturaleza Camb Claudia
Dias sobre Concien Claudia
El Stellium de May Claudia
EL NUEVO AMANECER Claudia
Estamos en Tiempos Claudia
Tecnicas de Dialog Claudia
Construyendo su Co Claudia
La Conexion/La Con Claudia
I Encuentro Intern Ricardo
Seminario Español Ricardo
URGENTE / Red Lati Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 50     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Gran Conjuncion Planetaria de Mayo del 2000 / Ricardo Marin / URA /Red de Astronomia Colombiana
Fecha:Martes, 2 de Mayo, 2000  23:41:19 (-0500)
Autor:Claudia Cuesta <clcuesta @...........mx>

DE  PREDICCIONES Y CATÁSTROFES O LA CONJUNCIÓN  
PLANETARIA "5-5-2000" 
Parte II) 
 
Ricardo Antonio Marín Baena (URA, Una Ruta 
Astronómica, grupo básico de astronomía en la 
Universidad Javeriana) 
 
En un curioso libro gnóstico, escrito hace ya unos 
cuantos años, podemos leer lo siguiente: "Quiero 
referirme en forma enfática al año 1962, fecha 4 de 
febrero, entre las dos y tres de la tarde. Acaeció un 
acontecimiento extraordinario, hubo entonces un 
embotellamiento del tránsito celeste en la 
constelación maravillosa del aguador…Fue precisamente 
en ese año, en ese día, y a esa hora, que se inició la 
Era de Acuario y todos los planetas del sistema solar 
se dieron cita en la constelación del aguador, para el 
gran concilio cósmico". Ahora bien, cuán 
característico resulta ser dicho fragmento del usual 
tono y estilo del lenguaje astrológico, y en el cual 
se sintetizan precisamente las varias contradicciones 
que los decires y vaticinios astrológicos han tenido 
siempre con respecto al marco de predicciones de la 
ciencia astronómica oficial.  
 
Pues por ejemplo, habremos de aclarar que para aquel 
cuatro de febrero  de 1962, si bien hubo una 
conjunción planetaria, no fue entre todos los planetas 
del sistema solar, y, en todo caso, ello no constituyó 
un "alineamiento" de todos los planetas que llegaran a 
proyectar una extraordinaria luz en un pequeño 
perímetro en grados del firmamento. Además, en cuanto 
a que en dicha fecha se iniciara la "Era De Acuario", 
es bien opuesto al cálculo que la rica tradición de la 
astronomía oficial ha realizado al respecto, pues de 
acuerdo a ella al Sol, en su levantarse cada primavera 
durante casi 2200 años en la constelación de Piscis, 
todavía le faltan más de cien años para empezar a 
hacerlo en la constelación de Acuario; lo cual 
determinaría propiamente el inicio de dicha era.  
 
Entonces, es a causa quizás del anterior párrafo 
gnóstico, y la aclaración que acabamos de hacer sobre 
su contenido, que tanto mejor nos disponemos a no 
temblar ante las predicciones catastrofistas que 
ciertos círculos astrológicos han realizado con 
respecto a la maravillosa conjunción planetaria que 
ocurrirá en Mayo 5 entre Mercurio, Venus, Marte, 
Júpiter y Saturno, contando también con nuestro 
planeta en dicha alineación, en la cual también la 
Luna será invitada al raro convite cósmico, pues se 
encontrará casi en línea de formación para dicha 
ocasión justo entre el Sol y nuestro generoso planeta. 
Y así, empezaremos por acordarnos de un especialista 
en conjunciones planetarias, a saber, el doctor Brian 
Monson, de la prestigiosa "Escuela de Ciencias y 
Matemáticas de Oklahoma". Según Monson, sus últimas 
investigaciones han tenido en cuenta las ocasiones en 
que los principales planetas de entre los ya 
nombrados, junto con el Sol, han llegado a agruparse 
en la perspectiva en los cielos, a lo interno de un 
perímetro de 10 grados, que es precisamente la 
magnitud del campo del firmamento en que ocurrirá el 
acontecimiento del próximo cinco de mayo. Monson 
utilizó el programa de computador planetarium "Voyager 
II por Carina Software" para conjunciones, y tuvo en 
cuenta las siguientes diez conjunciones planetarias, 
plasmadas en los cielos entre el año 1000 d. C. hasta 
el actual 2000 en que somos y vivimos: 
 
12/28/1047 -- 3.36                  11/09/1425 --  
8.41 
04/24/1146 -  3.21                  02/18/1524 --  
6.94 
09/20/1186 --  6.98                 07/09/1622 --  
7.36 
01/03/1285 --  9.58                 08/22/1624 --  
9.01 
06/21/1385 --  3.79                 09/02/1861 --  
3.56 
 
Aclararemos que en estas columnas el primer número de 
cada fila corresponde al mes, el segundo corresponde 
al día, el tercero al año, y el cuarto a los datos 
sobre grados de separación mínima en que llegaron a 
encontrarse los planetas. Pues bien, lo primero que se 
echará de ver en estas columnas es la casi regularidad 
de diez conjunciones planetarias, acaeciendo cada una 
de ellas más o menos cada cien años, ¡y ello 
precisamente a lo interno de un lapso de tiempo de mil 
años! El doctor Brian Monson reflexiona que supuesto 
que la Tierra tiene aproximados 4.5 billones de años 
de edad, entonces el cálculo nos enseña que se habrán 
presentado casi 45 millones de tales alineamientos en 
la historia de nuestro planeta. Y dado que varias 
docenas de conjunciones se han realizado ya a lo 
interno de períodos de tiempo en que las 
civilizaciones de la Tierra ya sabían comunicarse y 
dejar registros mediante la escritura y otros sistemas 
de representaciones, entonces de haberse desatado 
especiales catástrofes a raíz de dichas alineaciones 
planetarias, pues tendríamos en pergaminos y tablillas 
de arcilla, etc., las memorias impresas de tales 
desgracias y destrucciones. El doctor Monson ha 
concluido: "lo más concreto aquí es que ninguna de 
estas conjunciones en el pasado desató los efectos 
predichos, y por tanto los futuros alineamientos 
tampoco cumplirán las profecías". 
 
No obstante una objeción consistente a dicho argumento 
de Monson podría ser coherente en el sentido de que, y 
como ya el propio Aristóteles lo cavilara, no ha 
habido hallazgos de la creación del mundo y sus 
civilizaciones, pues cada cierto tiempo en miles de 
años civilizaciones y culturas del pasado pudieron 
haber sido destruidas hasta quedar borradas para 
siempre hasta en sus menores vestigios, luego de lo 
cual habrá vuelto a surgir el levantamiento de grandes 
civilizaciones y culturas en nuestro planeta. Ya para 
terminar, y como rasgo curioso, a causa de un e-mail 
enviado por mí al doctor Brian Monson, preguntándole 
por qué él afirmaba que la conjunción de febrero 4 de 
1962 eludía un tanto sus criterios, me contestó lo 
siguiente: "Como usted puede ver en la imagen de la 
conjunción de tal fecha, Saturno y Marte no están tan 
cercanos a los otros planetas como ellos sí lo estarán 
para la conjunción de este año". Esperen la tercera 
parte sobre este espinoso aunque divertido asunto. 
 
*******