Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4340 al 4369 
AsuntoAutor
Boletín 10 : Dos P Santiago
Meditación Mundial Sabidurí
Dia de la Madre Ti Ricardo
=?utf-8?B?TcOBUyBB marco me
Simbolismo de la S Edgar Je
La Semana Santa y Sabidurí
Bitácora de la Tie paloma
La Gran Invocación La Gran
Allí Donde Esté Tu Maria Ma
Dejalos Ser Malena
Conociendo-el-Bhag Ricardo
El Oceano: La Naci Ricardo
Comienzo del año a Ricardo
Traduccion Shaud M Ricardo
La Ley del Karma Sabidurí
BITÁCORA DE LA TIE paloma
16o Curso holistic Ricardo
Libro electrónico Sabidurí
UNA NOTA Y DOS MEN marco me
Boletín 11 : ¿Es P Santiago
Lucha de titanes Guillerm
Proyecto Magia Guillerm
Charla de Reiki Un Alejandr
Zurdo@hotmail.com> Pamela H
Centros de control Guillerm
Un gran diccionari Ricardo
Libro electrónico Sabidurí
ABRIENDO LA SENDA paloma
Radionica: la cien Ricardo
ARGENTINA: El paro Daniel
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4398     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] La Semana Santa y la Nueva Religión Mundial
Fecha:Domingo, 23 de Marzo, 2008  18:25:10 (-0300)
Autor:Sabiduría Arcana <bvr @..........ar>


Da Vida – La Red del Alma

 

La Semana Santa y la Nueva Religión Mundial 

Isabella Di Carlo – www.davida-red.org



Es Semana Santa. Sevilla, Andalucía, España entera vive, revive, la pasión de Cristo, celebra Su resurrección. Es Semana Santa, los ojos del mundo se vuelven al Vaticano. Andalucía y Roma son posiblemente los dos mayores focos de atención para el mundo cristiano, no sólo son millares los viajeros que se desplazan a ver las procesiones, a sentir el ritmo de los pasos y respirar el incienso en las calles, a escuchar en San Pedro las palabras del Papa vestido con sus más altas galas, son literalmente millones las personas que asisten desde sus televisores a estas imágenes. Podríamos dadas estas observaciones (y el discurso de la propia Iglesia), deducir que la Pascua es una festividad del mundo cristiano. Podemos también ver más allá de mirar y tener una profundidad muy distinta, incluir el orden implícito, acceder a un nivel mucho mayor de verdad y con ello acceder a la posibilidad de participar de un tiempo sagrado con otro grado de consciencia.

Comencemos por ver el orden implícito. Es Semana Santa y estamos en Aries. Aries es desde el punto de vista de la energía el comienzo del año, se instaura en el hemisferio norte la primavera, la vida responde en todos los reinos. La Semana Santa cae en marzo unas veces, a comienzos o mediados de abril otras. Varía porque lo que varía es la ubicación de la Luna Llena de Aries, ella y no otra cosa es el factor decisivo. Cristo Resucitó un domingo de Luna Llena en el mes de Aries y la Iglesia fija la semana santa colocando el domingo de pascua como el domingo más inmediato al plenilunio de Aries. Sin embargo las enseñanzas religiosas omiten hablar de Aries y con ello se pierde la esencia misma del evento.

La esencia radica en celebrar en presente la resurrección y no en pasado. La Resurrección no es algo que Él protagonizó por nosotros, Él lo hizo primero, abrió el camino, nos sostiene, nos atrae magnéticamente hacia Si, pero nosotros debemos seguirLe. SeguirLe lejos de suponer mantener una tradición, rememorar un proceso, implica ser protagonistas de ese proceso. Las energías que posibilitan la resurrección están presentes ahora, cada luna llena de Aries y no sólo entonces, en aquel viernes hace dos mil años. Cuando en la cima del Gólgota, en el momento cumbre de nuestra historia como Humanidad, el Hijo del Hombre teniendo espinas por corona, estaba coronado por las Pléyades; cuando las manos de su cuerpo estaban clavadas en la cruz y Sus manos bendijeron a la multitud a la vez que decía “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen” se encarnó la expresión culminante del amor. Esa afluencia de amor, se da de forma privilegiada cuando la tierra y el Sol están alineados con la constelación de Aries en cada luna llena todos los años, en presente.

La esencia radica en comprender el amor. Comprender es encarnar en el corazón la razón; encarnar algo es vivirlo profundamente, vivirlo profundamente es protagonizarlo en presente.  El amor es una fuerza ordenante, magnética, atractiva. La invitación del Señor del Gólgota, el Señor que resucitó a Lázaro, el que dijo “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” es la invitación a comprender lo que él comprendió: las leyes que rigen la vida y a sintonizarnos con ellas. Hacerlo supone ingresar en niveles de orden y armonía crecientes. Una sintonía mayor supone una ampliación de nuestra consciencia, es decir una disminución de nuestra parcialidad, de nuestra miopía, de nuestro separatismo,  y un aumento de la visión, de la vivencia de unidad. Tener orden supone comprender la relación entre la parte y el todo, en tanto nos quedemos en visiones parciales, ni alcanzaremos el orden, ni la armonía. A medida que nuestra visión va siendo más amplia comprendemos que la Pascua lejos de ser una  festividad del mundo cristiano, es un evento que ocurre en el plano físico, el emocional el mental y en planos superiores, cuyo efecto se da en todos los reinos de la naturaleza. Las fronteras entre las religiones se derrumbarán cuando accedamos a una visión y comprensión mayores, porque la verdad es que en tanto estemos polarizados en lo que nos separa, simplemente no hemos comprendido. Las fronteras ya se están derrumbando, ya se han derrumbado para cientos de miles de personas que en el plenilunio de Aries, la Festividad de Cristo, con independencia de la religión en la que fueron educados de niños y de su país de origen meditan en grupos a lo largo de todo el mundo en una red que se conoce con el nombre de Nuevo grupo de Servidores del Mundo. A medida que accedemos al código de lectura del orden implícito y nos alineamos con la vida más allá de nuestra pequeña personalidad comprendemos que Su invitación a seguir el camino que mostró, es la invitación a estar en sintonía con las leyes de la consciencia y de la vida, las leyes que rigiendo el orden implícito moldean los sucesos del tiempo.

La esencia radica en comprender que la Unidad entre todos los seres y las cosas es una realidad. Una mayor comprensión de la unidad nos permite concebir y vivir a la tierra como una vida conectada a otras vidas, y dejar de existir de espaldas al hecho de que así como hay relación, correspondencia y comunicación entre los reinos de la naturaleza dentro del planeta, también hay relación, correspondencias y comunicación del plantea con el sistema del que forma parte. Nada está separado de nada. La vida es un tejido de infinitas correspondencias, el campo cuántico que interpenetra nuestras vidas hasta nuestros átomos, es el mismo que sostiene las galaxias. Participar de forma consciente del diálogo de energía que, en cada luna llena posibilita el sendero de la resurrección, es según los grandes iniciados participar de la Nueva Religión que el mundo tendrá. Una religión sin iglesias, sin separatismos, sin doctrinas, ni culpas, ni fanatismos. Una religión que ve a la humanidad como parte de la vida del planeta y al planeta como parte de la familia del sistema solar, que a su vez mantiene un diálogo de luz y amor con el zodíaco mayor. Una religión donde la armonía es la armonía entre los hombres, entre las naciones, pero también la armonía del hombre con la naturaleza y de la tierra con el sistema en el cual vive y tiene su ser. Con ese código amplio de lectura Aries inaugura el año y lejos de ser el único festival en que la Luna Llena es determinante, es el que preside el ciclo pero cada uno de los 12 signos corresponde a la alineación planetaria perfecta con una de las Constelaciones y supone una especial oportunidad de colaborar activa e inteligentemente con el proceso de evolución, que no es sino el de Resurrección.

 
 

 
 
Vicente  Beltrán  Anglada
 
 
              
 
     Descargar libros:  [1]  [2]                                          Descargar Conferencias  [1]  [2]

 

*       *       *
 

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios, Que afluya luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra. – Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya amor a los corazones de los hombres; Que Cristo retorne a la Tierra. – Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres; El propósito que los Maestros conocen y sirven. – Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puerta donde se halla el mal. – Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

Solicita tarjetas color gratis de La Gran Invocación en: www.lagraninvocacion.org
 
 
*       *       *
 
 
 


Para suscribirte a Sabiduría Arcana sólo tienes que enviar un mail a: sabiduria-arcana-subscribe@gruposyahoo.com