Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4651 al 4680 
AsuntoAutor
El color de tu des Ricardo
Starchild - Los Ec paloma
8-8-8 LA APERTURA paloma
Erupciones Volcáni Sabidurí
Eclipse solar del Semillas
IIGL - The Danger Ricardo
Dr, Emoto invita a ANIKHA
Bitácora de la Tie paloma
Dzogchen Mexico, d Ricardo
Física que?...Cuá Difusión
Politicas publcas Ricardo
La Iniciación - - Sabidurí
Acuerdo de Almas Ricardo
Alternativas ante Ricardo
Las etapas Ricardo
Invocacion a la Mi Ricardo
Boletín 29 : La To dedoshaz
Momento especial Guillerm
La Iniciación - C Sabidurí
Primer taller de c Ricardo
LOS FAROS DE LUZ - Graciela
3. Lluvias - Los Sabidurí
Terremotos - Los Sabidurí
El Acercamiento a Sabidurí
Boletín 30 : Pasos dedoshaz
Física que?...Cu Difusión
Así ayudan Guillerm
Fw:Argentina -Chil Marta Co
Gracias a TODOS ! Malena S
8.8.8 y 11.8.8. La Domingo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4727     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] El Acercamiento a la Jerarquía
Fecha:Viernes, 8 de Agosto, 2008  17:23:55 (-0300)
Autor:Sabiduría Arcana <bvr @..........ar>



Cuando una crisis humana y una crisis jerárquica coinciden, emerge un momento de oportunidad. 
Que el grupo responda...

 
 
 
El Acercamiento a la Jerarquía
 

Por  Dale McKechnie *
 
 
 
 
La Gran Fraternidad

 

Actualmente, el reino humano está enfrentando uno de los períodos más trascendentales de toda su historia.  Desde el momento en que el ser humano comenzó a surgir de la etapa animal, hace millones de años, nunca se había presentado una oportunidad semejante para la raza humana.  Estamos a punto de liberar una nueva cualidad en el hombre, una especie más refinada y más capacitada para irradiar la luz interna y el amor del alma.  Una especie que, en esencia, es más del alma que del hombre, que irradia la semejanza de las cualidades de Dios; una especie precursora de los futuros ciudadanos del Reino de Dios.  Por lo tanto, es una oportunidad que no se puede perder.  Por eso, nos encontramos en un momento tan crítico para el reino humano.

 

Esta nueva cualidad humana no es algo que tengamos que inventar, o una nueva apariencia pegada a la piel exterior como un maquillaje o un nuevo traje elegante.  El nuevo hombre ya está presente, esperando ser liberado de su confinamiento. Es simplemente una cualidad refinada, dentro de nosotros, emitiendo una nota nueva; esa nota es el sonido que Dios ha compuesto en un nuevo movimiento de Su gran Sinfonía llamada Tierra.  Él, todavía se encuentra ejecutando esta sinfonía y ya está comenzando a ejecutar un gran crescendo.  El movimiento final ya se ha escrito y seguramente se mantiene en la creativa mente de Dios.  Se nos ha asegurado que es una sinfonía de tan gran belleza de sonido y color, que abrirá el portal hacia un nuevo reino y el camino hacia Shamballa.

 

Dios dispone de muchos músicos, de gran talento, interpretando Su gran Obra Solar.  Y existen muchos millones más de músicos aspirantes detrás del escenario, trabajando en los salones de entrenamiento, practicando y perfeccionando sus escalas, su sentido del tacto y agudizando su capacidad para dejar que los sonidos fluyan a través suyo, sin desvirtuar o distorsionar su cualidad.  Todos ellos saben que la intención de Dios, el Compositor, es lo que ha de manifestarse a través del sonido y no solo el brillo y la destreza del intérprete.

 

Y esa es la gran lección que, oportunamente, todos debemos aprender.  No se trata de cuán diestramente comprendamos las ocultas intrincaciones de la gran Sinfonía planeada por Dios; sino, más bien, dado ese conocimiento, lo diestramente podamos permitir que el sonido planeado proceda sin impedimento.  El nuevo reino, el nuevo movimiento en la Sinfonía de Dios, reside en lo interno.  Nosotros, simplemente, debemos aprender a permanecer a un lado y permitir que surja su belleza y su luz. Y se precisa de diestros músicos para lograrlo.  Se puede simplemente tocar o cantar las notas de una partitura, pero eso no transmite el sonido interno o el significado de la obra; se ha de transmitir lo que el compositor está tratando de decir para que sea una obra creativa que le hable al corazón.

 

Y es en el corazón donde buscamos la guía; solo que en este caso es en el centro cardíaco del planeta, la Jerarquía Espiritual.  Ellos son los diestros músicos responsabilizados para guiar, a los poco preparados intérpretes, en la ejecución de la Sinfonía.  Y ellos, también, se están enfrentando a una crisis de considerable nivel.  Han de responder, acertadamente, a las instrucciones de Shamballa y luego transmitir esto a los intérpretes poco hábiles del reino humano, es decir, mirar hacia arriba y ayudar abajo.  Su habilidad está siendo probada porque, por vez primera en muchos miles de años, se deben preparar para trabajar de nuevo, directamente, en el mundo físico.  Ellos no tenían que servir a la humanidad por medio del cuerpo físico desde la época atlante, que como sabemos, tuvo un mal final para las Fuerzas de la Luz, y desde ese antiguo tiempo la sinfonía se ha venido ejecutando de manera pobre con los intérpretes menores.  Pero una vez más, este antiguo conflicto entre las Fuerzas de la Luz y las de la Oscuridad está sobre nosotros.  Pero las Fuerzas de la Luz, habiendo ganado poder y habilidad, están decididas a marcar el compás como la Voluntad del gran Compositor la escribió, y volver al sonido del tema original.  En otras palabras, a restaurar el Plan en la Tierra.  Y por eso, este es un momento tan crucial en toda la historia de la raza humana.

 

Ahora nos hallamos en una posición donde la mente humana es lo suficientemente sensible para responder a las impresiones, no solo de la Jerarquía, sino también de Shamballa, donde la Voluntad de Dios es emitida, seamos concientes o no de este contacto.  Todo es cuestión de sincronía, de poder ajustar nuestros instrumentos, nuestra triple naturaleza, para que suene en armonía con toda la orquesta.  Finalmente, estamos logrando la capacidad de leer la partitura y desarrollando la sensibilidad y la capacidad para escuchar dentro del gran Sonido, la belleza de la intención de Dios para nuestro planeta Tierra.  La cualidad de esa belleza depende de nosotros.  La nota que hemos de escuchar y tocar dentro del Sonido obviamente es la nota de la Voluntad divina.  Esa nota solo se manifestará y será escuchada cuando podamos liberarla en el mundo.  No es el sonido de un Réquiem o una Misa o una Cantata lo que debe sonar, sino más bien que necesitamos interpretar algo como una brillante Fanfarria, anunciando la presencia de Dios en el hombre, en la forma.  Dios ha llegado y, ¡quiere que cada unidad material de oscuridad lo sepa!

 

La gran Sinfonía de Dios se está interpretando en siete grandes movimientos o fases.  En la actualidad estamos trabajando por medio de la quinta fase de desarrollo en la conciencia humana. “Cada fase acerca el propósito divino o proyecto espiritual original a la fructificación”; hacia el movimiento culminante de la sinfonía.  Cada movimiento prepara el camino para el siguiente.  Con cada nuevo movimiento nos volvemos un poco más sensibles al sonido interno que proclama la divina intención y el propósito de Dios.  Ese sonido interno ya se escribió en las partituras; es el sonido de la Voluntad divina; un sonido que Cristo enunciará cuando retorne.

 

Shamballa – La Jerarquía – La Humanidad

 

Como dice el Tibetano: “Nuestra civilización moderna actual va cambiando; las antiguas cosas van desapareciendo, pues han cumplido su propósito.  Las cosas nuevas no son notadas o apreciadas todavía, aunque ya están presentes.  El trabajo de preparación para sembrar el germen o simiente de la voluntad divina sobre la Tierra, casi ha terminado; cuando la Jerarquía se haya exteriorizado y los hombres reconozcan conjuntamente la posición que ocupan en la Tierra el Cristo y Su Iglesia “invisible” (la Jerarquía espiritual), entonces en forma no prevista por la humanidad – Shamballa – asumirá el control, y desde la Cámara del Concilio de Sanat Kumara surgirá el Sembrador de la simiente, y sembrará en el suelo preparado por la humanidad, quedando así asegurado el futuro, no sólo para el Logos planetario sino para ese Todo mayor en el cual nuestro planeta desempeña su pequeña parte… Cuando las “pequeñas voluntades de los hombres” empiecen a responder en destacada amplia escala a la Voluntad mayor de la Vida divina, entonces será posible la principal tarea de Shamballa.

 

“Los hombres se inclinan a pensar que todo el proceso evolutivo – incluyendo el desarrollo de los reinos sub-humanos de la naturaleza – es meramente una manera de alcanzar la perfección y desarrollar mejores formas por las cuales manifestar esa perfección.  Pero, en último análisis, el progreso humano es puramente relativo e incidental.  El factor de suprema importancia es la habilidad del Logos planetario para realizar su intención primitiva y llevar Su “proyecto” a una sólida consumación, cumpliendo así la tarea encomendada por Su gran superior, el Logos solar”.

 

Por lo tanto, todo lo que está ocurriendo actualmente en el mundo, al final de cuentas, no se trata de nosotros. No somos el centro de atención, pero desempeñamos un papel central.  No somos la sinfonía sino meros ejecutantes, aunque es obvio que la sinfonía no podría escucharse sin nosotros.  Nuestra principal tarea es practicar y practicar y perfeccionar nuestro instrumento de servicio.

 

Debemos llevar esta idea a nuestra mente y darle profunda reflexión.  Lo que está sucediendo en la Tierra, lo que se está creando aquí, no se trata de nosotros sino de lo que se realice a través nuestro, se trata de cuán acertadamente podamos ejecutar el sonido del Plan, el divino Registro.

 

Estamos ahora en un período especial de transición hacia un nuevo movimiento, ajustado en una nota nueva.  Y es interesante comparar lo que ocurre actualmente, los acordes que están siendo pulsados, con las reglas tradicionales de las partituras musicales de los siglos XVI y XVII, en tiempos de los grandes compositores de Séptimo Rayo como J.S. Bach y Handel.  En ese tiempo, la transición hacia una nueva nota musical fue preparada por un acorde que contenía la séptima nota más baja de la escala.  Este tipo de acordes, en los que la séptima está bajada haría posible una transición suave hacia una nueva tecla, y de este modo, a una nueva cualidad del sonido.

 

Comparen esta técnica con la transición que estamos pasando entre una era y otra.  Como sabemos, el séptimo rayo de organización y orden está muy activo actualmente y produciendo muchos cambios importantes en el mundo.  Creo que podríamos decir que lo que escuchamos y vemos es la expresión de la séptima bajada, la séptima bemol, actuando en el intervalo inferior del nuevo ciclo, la expresión inferior del Séptimo Rayo.  En esencia, Dios, el divino Compositor, está preparando al mundo para una suave transición a nueva tecla y ha insertado la séptima nota bajada de la escala en el acorde de transición.  Es el acorde de organización y orden.  Es la nueva nota de las correctas relaciones humanas y de una iluminada opinión pública, que (esotéricamente hablando) es la correcta respuesta al sonido impartido por la Voluntad de Dios a los oídos atentos”.

 

Y esta es la nota y los acordes que debemos escuchar y tocar con nuestras mejores capacidades.  Se requiere concentración y preparación para tocar el acorde cambiado.  Significa conocer la partitura y tener la visión del futuro movimiento de la Sinfonía.  Significa tocar unidos en esfuerzo colaborador con los diestros músicos de la Jerarquía espiritual, que están más cerca hoy que nunca.  Y mientras interpretamos juntos la gran Sinfonía de la Tierra, tal como está escrita y como fue planeada, los sonidos más burdos y distorsionados del mal se desvanecerán y los Ángeles se regocijarán.

 

 

 

* Dale McKechnie es un estudiante de la Sabiduría Arcana por muchos años. Sirve en la Sede Central de la Lucis Trust en Nueva York.


 
 
Vicente  Beltrán  Anglada
 
  
       Descargar libros:  [1]  [2]                     Conferencias mp3           Descargar Conferencias PDF  [1]  [2]
 
 

 
*       *       *

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios, Que afluya luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra. – Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya amor a los corazones de los hombres; Que Cristo retorne a la Tierra. – Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres; El propósito que los Maestros conocen y sirven. – Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puerta donde se halla el mal. – Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra. 

 
 
Solicita tarjetas color gratis de La Gran Invocación en:
http://www.lagraninvocacion.org/paginas/solicita/
 
 
*       *       *
 
 


Para suscribirte a Sabiduría Arcana sólo tienes que enviar un mail a: sabiduria-arcana-subscribe@gruposyahoo.com