Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4695 al 4724 
AsuntoAutor
Gracias a todos lo Red Gidg
Bitácora de la Tie paloma
TOBIAS - Tiempo de Graciela
Boletín 32 : Vivir dedoshaz
Boletín Shaumbra d Graciela
TOBIAS Serie del R Graciela
Bitácora de la Tie paloma
Encuentros de Medi Ricardo
Efectos del incien Ricardo
Las Crisis y el Pr Sabidurí
La felicidad ayuda Ricardo
Boletín 33 : Ley d dedoshaz
Física que?...Cu Difusión
La Ascensión: EL L Graciela
Septiembre 2008 Co Alejandr
Diez alimentos par Ricardo
Za@starchildglobal Gabriel
La Serena Expectac Sabidurí
Física que?...Cuá Difusión
Dalai Lama cancela Sergio C
El Cuerpo de Luz H Graciela
Ahora tarjetas col Sabidurí
Cantale al ADN y r Alejandr
Los Faros de Luz - Graciela
Grietas de Luz Guillerm
Energia en movimie Ricardo
Cierre sagrado de Domingo
Gaceta Lunar 9a Lu Ricardo
Cristina Curubeto Ricardo
Alineandonos a la Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4751     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Boletín 32 : Vivir el "Aquí y el Ahora"
Fecha: 19 de Agosto, 2008  17:39:35 (+0200)
Autor:dedoshazuno <dedoshazuno @.....com>

19 de agosto de 2008 - Nº 32
"El que enseña y el enseñado, crean la enseñanza juntos."


Proverbio oriental

EDITORIAL

Hola,

La mente, como hemos dicho anteriormente, no puede vivir en el presente. Por eso siempre está referenciándose al pasado, o a un futuro que se imagina con base en el pasado conocido. Nunca está en el presente, nunca está en el "aquí y el ahora".

Al no poder estar en el presente, la mente teme a la incertidumbre, pues el "aquí y el ahora" se crea a cada momento y no hay forma de tener certeza de que en dos segundos todavía estaremos respirando. Así, el miedo se vuelve su principal motor... y nuestro peor obstáculo.

El miedo nos paraliza, y nos aprisiona en una zona de condiciones  supuestamente conocidas y seguras (el pasado), que a la larga es justamente lo que nos impide encontrar la felicidad completa.

Reconocer el actuar de la mente, desidentificarnos de ella, y encontrar momentos para escuchar el silencio, son herramientas clave permanecer en el "aquí y el ahora".

En servicio,
Santiago






NOTICIAS DE LA ASCENSIÓN, por Hortensia Galvis




VIVIR EL "AQUÍ Y EL AHORA"


Este mensaje es para ti, que has llegado hasta la saturación del sufrimiento, y has tomado la decisión de no aceptar más dolor. Quieres hallar felicidad, pero te asemejas al hombre que “cree haber perdido su caballo, se pasa toda la vida buscándolo, y al final descubre que siempre estuvo montado en él”. (Chuang Tzu)

Estás habituado a tener la atención dirigida hacia afuera, para percibir con la mente todo aquello que es exterior a ti. Dejas que la mente interprete cuál es el mundo real. Permites que designe lo que tú eres, según la comparación con las fachadas que fabrican los demás. Es ella quien decide si eres pobre o rico, bonita o fea, bueno o malo, poderoso o miserable, talentoso o bruto. Y luego pasas la vida anhelando ser aquello que no eres, tener aquello que no posees y sufres enormemente porque no puedes alcanzarlo.

Cuando construyes tu realidad con la mente, el pensamiento siempre está en movimiento. Viajas al pasado a recorrer una y otra vez aquellos eventos traumáticos donde te quedaste atascado. Repasas el dolor y dramatizas diálogos interminables de lo que podrías haber hecho y lo que deberías haber dicho. En este proceso pierdes tu salud, tu alegría, y el mundo parece gris y desabrido.

La mente no sabe vivir el tiempo presente, porque está demasiado ocupada para percibirlo. Si no está rebuscando en los archivos del dolor, estará planeando el futuro dentro de los parámetros de lo que ya has vivido. Ella no tiene posibilidades de aceptar algo diferente a lo que ya conoce, ni tampoco consigue manipular lo que vendrá para complacer tus deseos y apetencias. Los pensamientos proyectados al futuro te paralizarán de miedo, porque se enfrentan con la incertidumbre. Y el miedo es tu peor consejero, recuérdalo. Si lo aceptas como huésped te atraerá precisamente aquello que más temes.

Cuando tomas la determinación de ser feliz, solo hay un cambio que debes hacer para lograrlo. Usa tu facultad de atención, y dirígela hacia adentro. Lo primero que trascenderás será el concepto del tiempo. Te darás cuenta de que el pasado no existe ya y que, para ser libre, debes diluirlo. Que el futuro se sale de tus manos, pues su único elemento fijo es la inseguridad. Es así porque la eficacia de tu aprendizaje depende ampliamente del hecho de enfrentarte con aquello que ignoras.

Solo puedes ser feliz en el “aquí y el ahora”, que es lo único que es tuyo. Ese “aquí y ahora” tienes que vivirlo, no con la mente y sus juicios interminables, sino con la conciencia de tu cuerpo físico y su inteligencia celular. Esto lo consigues si cultivas la atención enfocada hacia tu interior. Desde allí se te revelará un universo nuevo, espiritual y perfecto.

El “aquí y el ahora” te permite disfrutar del regalo que son tus sentidos, el olfato, la vista, el tacto, el gusto y el oído, que están ahí para realzar la vivencia de las maravillas que te rodean. Cuando la mente interfiera para sabotear tu percepción, vuelve inmediatamente tu atención hacia el cuerpo. Hay dos formas eficientes de lograrlo: puedes hacer conciente tu respiración, o conectarte con los latidos del corazón, tomándote el pulso.

Permite que el pasado se disipe con el convencimiento de que siempre hiciste lo mejor que pudiste. El futuro dejará de amenazarte si sabes que siempre estás bajo el cuidado de la provisión divina, que es perfecta. Tu perteneces ahora a la eternidad, que equivale al enfoque conciente en el “aquí y el ahora”. Este es el secreto de un hombre, que al acercarse el final de su vida sabe morir, simplemente porque ha sabido vivir.

HASTA EL PROXIMO BOLETÍN!

Puedes reenviar este Boletín a quien consideres que le puede servir o interesar, siempre y cuando lo hagas sin alterar el contenido. Está prohibido copiar total o parcialmente esta información a otro medio.

Te hemos enviado este boletín ya que eres un usuario suscrito a www.de2haz1.com.
Si no deseas seguir recibiendo estos mensajes, por favor haz click Aquí para terminar tu suscripción.

© 2008 www.de2haz1.com