Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 511 al 540 
AsuntoAutor
Recuerda que eres Ricardo
Caravana Arcoiris Ricardo
Soy la Sencillez / Ricardo
Aspartame produce Ricardo
Hilarion sobre Sal Ricardo
Enviroplex / La Vi Ricardo
Casa Tibet Mexico Ricardo
Tu vida continua e Ricardo
ojo-URGENTE. HORA Ricardo
Reajuste Energetic Ricardo
Ninios Indigo / Nu Ricardo
Un millon de firma Ricardo
Meditacion Focal N Ricardo
Espiral de Muerte Ricardo
ojo-La Vida Transp Ricardo
M I S C E L A N E Ricardo
Sexo Sagrado / Amo Ricardo
Alice Bailey y la Ricardo
El Sendero del Dis Ricardo
Origenes y Rasgos Ricardo
El mayor Œnegocio¹ Ricardo
La Red Planetaria Red Anah
La Reticula Planet Red Anah
Boletin El Pequeni Red Anah
Dialogo con el Amo Red Anah
El Espacio Interio Red Anah
Perpetuo Despertar Red Anah
Discursos de Jesus Red Anah
Caos y Despertar / Red Anah
Dialogo Global / N Red Anah
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 519     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Tu vida continua en otra parte / Jocelyn Arellano, ayuda mas alla de la muerte / Koldo
Fecha:Jueves, 23 de Noviembre, 2000  14:12:15 (-0700)
Autor:Ricardo Ocampo <anahuak @.............mx>

OJO HERMAN@S: 
El horario de la Meditacion Alegre por Mexico sera este sabado 25 en punto 
de las 11:30 horas, tiempo de la Ciudad de Mexico. La cita es a las 11:15 
horas en el atrio de Catedral. Si no vives en el Valle del Anahuac, te 
invitamos a unirte con nosotros en sincronia amorosa. Para ver la hora que 
corresponde a tu localidad, puedes consultar el reloj mundial en 
http://www.timeanddate.com/worldclock/full.html 
QUE LA PAZ SEA CONTIGO! 
 
<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>> 
 
II MEDITACION ALEGRE POR MEXICO 
 
Convocan en UNION 40 organizaciones de nueva conciencia del Valle de Mexico 
 
Muchos se preguntan si hay una solucion para abatir el individualismo, el 
egoismo, la violencia, la injusticia y la desarmonia que sofoca nuestra 
realidad. Nosotros sabemos que existe una poderosa tecnologia para lograrlo: 
unir nuestras mentes y nuestros corazones con un objetivo comun. Te 
proponemos cocrear un Mexico donde haya paz, prosperidad, alegria, seguridad 
y salud para todos. 
 
Se ha demostrado que la meditacion sincronizada masiva es un medio 
extremadamente efectivo para lograr conductas pacificas y revertir la 
contaminacion ambiental, al elevar el nivel de frecuencia vibratoria de la 
comunidad. Existe una relacion directa entre la elevacion de la conciencia y 
el mejoramiento de nuestro nivel de vida; una conexion intima entre las 
meditaciones masivas, la resonancia del campo unificado y el devenir de los 
eventos en nuestras vidas personales y colectivas. De lo que se trata, en 
sintesis, es de conseguir entre todos que un numero cada vez mayor de 
mexicanos medite y haga oracion hasta alcanzar la masa critica de personas 
que produzca el salto cuantico que nos llevara a la nueva realidad. 
 
¡Participa! 
Sabado 25 de noviembre de 2000 
Atrio de la Catedral Metropolitana 
Zocalo de la Ciudad de Mexico 
11:15 horas 
(sugerimos ropa comoda de colores claros) 
"PORQUE EL GOBIERNO ESPIRITUAL DE MEXICO TOME EL PODER" 
 
Si no puedes acompañarnos unete a nosotros en meditacion u oracion a las 
11:30 horas donde quiera que estes. 
 
<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>> 
 
 
 
"Tu vida continúa en otra parteŠ" 
Jocelyn Arellano, ayuda más allá de la muerte 
 
Por Koldo Aldai 
"Planeta Gaia" <planetagaia@...> 
http://web.jet.es/planetagaia 
http://www.geocities.com/gacelaceleste 
 
"La vida es eterna. No se acaba nunca. No está limitada a un solo pasaje 
sobre la tierra, sino que forma parte de todo un proceso evolutivo de 
perfeccionamientoŠ". No quedaba otro remedio que creerla. Si esa mujer 
mexicana rebosante de bella madurez y rodeada de todo lujo y comodidad había 
alcanzado tan desapegadas conclusiones, había que darle crédito. Un bello 
panorama sobre la ciudad más grande del mundo a través de una amplia pared 
de cristal pareciera convidar también a una mirada más distendida sobre la 
realidad. 
 
Al fondo, un amenazante Popocatépetl mascando interiormente su lava recuerda 
a los veinticinco millones de habitantes de la populosa ciudad que Jocelyn 
Arellano tiene razón: "Morir es menos difícil que nacer. En el primer caso 
se trata de liberarse y en el segundo de limitarse, en aquél se vuelve al 
hogar, mientras que en éste se va a la difícil escuela de la vida". 
 
Escudriño sus delicadas manos al servirme el té y me tengo que preguntar sin 
son las mismas que se posan sobre la frente de los deshauciados por el SIDA, 
de los presos en la cárcel de Almoloya y otros diferentes presidios de 
Distrito Federal. ¿Serán las mismas que agarran el volante cuando la 
escritora y benefactora conduce por las pobres barriadas que rodean a la 
gran urbe, a la caza de los "fantasmas" de los muertos que agobian a tanta 
gente? 
 
Su potente tono de voz y sus gestos enérgicos parecen estar más a la altura 
de las duras situaciones con las que está familiarizada. Se manifiesta como 
una mujer brava que no se encierra en su cajita de cristal perfumada por 
finos inciensos. Baja de continuo a la ciudad. Allí ha fijado su compromiso 
con el sufrimiento de los hombres vivos y de los ya "partidos". Su 
vivienda-atalaya de cristal no está amurallada, semeja más un lugar de 
descanso entre salto y salto a cárceles y barriadas que una privilegiada 
"morada" a espaldas del mundo. 
 
Dos poderosas razones me habían puesto a las puertas de la suntuosa vivienda 
de Jocelyn Arellano en una de las urbanizaciones más distinguidas de la 
capital mexicana: el atronador éxito del libro que había escrito con Carmen 
Sayve, "Una puerta hacia la luz" en el que recogen testimonios de quienes al 
morir no van de inmediata a las "esferas de gloria" y por otro lado el 
reciente lanzamiento de la campaña "Ora por el mundo" de la cual ella es la 
principal responsable. 
 
Amables cazafantasmas 
 
Apenas le dejo caer alguna pregunta. Vive intensamente su cometido de 
auxilio a vivos y muertos y con ese mismo ardor nos "platica". Es torrente 
información que no se detiene ni para sorber un té que se va enfriando a lo 
largo de una viva conferencia. 
 
El punto de arranque es el miedo a la muerte. La respuesta salta de forma 
automática: "Nace de la sensación equívoca de sentirnos separados. Antes de 
venir aquí somos parte de Dios, parte de la luz que decide encarnar, para 
vivenciar la materia. El hombre se reconciliará con la muerte cuando se 
reconcilie con la vida. La muerte es parte de ella, su graduación". 
 
Sin mediar pausa se lanza a revelarnos esas otras realidades que parece 
conocer con detalle. Habla con familiaridad de ellas y da por sentado que 
están inundadas de luz y de amor, pobladas de muchos seres maravillosos, 
guías y maestros siempre dispuestos a echarnos un "cable"Š Da por sabido que 
no somos sólo cuerpo físico, que la vida terrena no es la única y más 
importante, sino una etapa más en nuestro peregrinaje de evolución, que el 
infierno lo inventaron los tristes de espírituŠ 
 
La entrega apasionada y desinteresada a la labor junto a su compañera parece 
actuar como reclamo en la enorme ciudad en que vive. Están muy solicitadas.. 
Les llaman de los más distintos barrios. Les hablan de presencias extrañas 
que sienten en sus casas y ellas acuden prestas a "desatascar" a esos 
muertos que "merodean" la materia por apegos emocionales, materiales, 
incredulidadŠ Su facultad mediúnica la emplean en colaborar con esos 
difuntos "nostálgicos" de su anterior vida física: "Hemos aceptado ayudar a 
las almas que se encuentran estancadas por diferentes razones en ese limbo 
que está entre el mundo físico y el espiritual". Su infatigable 
colaboradora, Carmen, se comunica telepáticamente con los otros planos de 
conciencia y de esa forma entablan comunicación con los desencarnados. 
 
Según nos relata Jocelyn, los "seres de luz" que moran del "otro lado" no 
pueden establecer relación con los recién desencarnados si éstos tienen 
puesta aún su atención en este plano físico: "Al estar vibrando en nuestra 
frecuencia les es más fácil escucharnos a nosotras. Esa es la razón por la 
que se pide nuestra intervención". 
 
Esta pareja de amables cazafantasmas va bien pertrechada. Su equipo de 
urgencias es sencillo: un buen repertorio de cantos gregorianos, flores 
blancas, agua bendita, inciensos y velas. A todo ello le añaden oración y 
buenas dosis de amor y no hay "espíritu pelmazo" que se les resista. Tarde o 
temprano acaban "por migrar a la luz". 
 
Sus "maestros y guías espirituales" son los que propician el encuentro con 
quienes se encuentran en necesidad, ya sean desencarnados, ya familiares a 
quienes también proporcionan apoyo y consuelo: "Lo que hacemos en conjunto 
con el plano espiritual es prestarnos como instrumentos para ayudar a los 
que se encuentran en el atolladero del bajo astral. La enorme diferencia con 
la práctica espiritista estriba en que ésta busca el contacto con los 
desencarnados para seguir atendiendo a las preocupaciones del plano terrenal 
y no para ayudarlos a que se eleven a los planos espirituales que les 
corresponde". 
 
El mundo después de la muerte no encierra mayor misterio para esta mujer que 
transita asiduamente entre las "dos orillas": "El individuo que muere se 
desprende de sus cuerpos perecederos, físico y etérico, para encontrarse en 
uno tan sólido y real como el que tenía. Esto se debe a que pasa a un plano 
de realidad diferente: el astral. Su cuerpos más sutiles o espirituales 
estarían envueltos en la forma o molde energético que daba lugar al cuerpo 
físico". 
 
Acerca del lapso preciso para el total "desprendimiento de los cuerpos 
materiales", nos detalla: "Generalmente se necesita un cierto tiempo para 
que se realice el desprendimiento ya que el ser que acaba de morir tiende, 
en un principio, a seguir cerca del cuerpo que ha dejado. Hay casos en los 
que los seres se despegan rápidamente de su vehículo físico y del mundo 
material, experimentando la dicha inefable del encuentro inmediato con la 
luz, pero hay otros que se quedan fuertemente apegados a ese cuerpo y a su 
vida física, quedándose estancados en el mencionado limbo del bajo astral". 
 
A propósito del duelo de los familiares y amigos, Jocelyn se manifiesta 
tajante: "Al llorarlos en demasía podemos retener a nuestros seres queridos 
en ese limbo que no es ni aquí, ni allá. Esto los inquieta impidiéndoles 
elevarse a donde deben ir". 
 
Las dos amigas ejercen de verdaderas "zapadoras" entre ese "aquí y allá", 
tendiendo puentes para "las almas que no avanzan hacia la luz". Sobre esa 
recurrida imagen que muchas civilizaciones nos presentan de atravesar un 
río, un túnel o cualquier otra analogía que signifique el paso de un lugar a 
otro, de una realidad a otra completamente diferente, nuestra interlocutora 
aclara: "Todo obedece a la frecuencia vibratoria del pensamiento y pasar 'al 
otro lado', significa el cambio de vibración necesario para alcanzar el 
mundo espiritual. Los que no lo pasan, no lo logran simplemente porque su 
atención está puesta en la realidad del mundo terrenal que acaban de dejar y 
no ven la luz del mundo espiritual a la espera de recibirlos". 
 
"Te espera una existencia maravillosaŠ" 
 
Tras la experiencia de asistencia a tantos humanos que dejaron el cuerpo, 
observan que éstas son las razones más poderosas por las que muchos de estos 
seres no se percatan de su nueva situación: albergar miedo al castigo del 
que se les ha hablado durante su vida en el plano físico, creer que se 
encontrarán con la nada o estar sumamente apegados a sus pertenencias o 
afectos. 
 
Una vez "diagnosticado" el caso, despliegan su estrategia. Establecen el 
contacto y animan al ser desencarnado a buscar la luz. Utilizan 
explicaciones como esta: "Como ves ya no tienes cuerpo, ni puedes 
manifestarte en este plano. Por lo tanto, tu vida debe de continuar en otra 
parte. La muerte es una ficción. Representa sólo un paso hacia la verdadera 
vida en nuestro camino de evolución. Te espera una existencia maravillosa si 
sólo aceptas ir hacia ella". 
 
A veces han de utilizar un formulario más "contundente": "La felicidad no es 
un lugar específico, sino un estado de conciencia. No fuiste feliz en la 
tierra, ni tampoco ahora porque sigues atado a tu ego. Es éste el que piensa 
que tu felicidad depende de algo externo a ti". Una vez agotadas las 
explicaciones, elevan oraciones, ya que están convencidas de que el rezo es 
la energía "que ayuda a esas pobres almas aferradas a lo que ya no les 
corresponde, a elevarse y desapegarse de este plano". 
 
Los testimonios de los difuntos a los que han prestado auxilio están 
recogidos en el libro mencionado. Uno tras otro se manifiestan insatisfechos 
del mal uso dado a la oportunidad de la vida física. Jocelyn nos apunta las 
palabras trasmitidas por un rico comerciante desde el "otro lado del velo": 
"Me di cuenta de que mi vida había estado regida por mi deseo de poseer 
todo, de controlar todo a mi alrededor y comprendí que no era correctoŠ Me 
acordé entonces de cuando en alguna ocasión ayudé a alguien o me compadecí 
de un amigo o de cualquier persona y el sentimiento que experimenté después. 
Eso sí me llenaba de paz y satisfacción. 
 
¿Cómo se puede ser tan ciego cuando se está en la tierra, para no darse 
cuenta de eso. Nos pasamos la vida luchando por obtener cosas que a la hora 
de la muerte no sirven de nada, en lugar de insistir en las actitudes que 
provocan la verdadera felicidad". 
 
El concepto de que lo único que vale en la vida es actuar con amor, es una 
constante que encontramos en esos testimonios que ellas han recogido entre 
los seres que ya han marchado. He aquí el ejemplo de una persona que murió 
de forma repentina: "Se abre una rendija luminosa. Voy hacia ella y se hace 
más grandeŠ Sigo avanzando por esta especie de túnel negro en el que al 
fondo se empieza a ver luz, cada vez más luminosa. Es maravilloso. No 
entiendo cómo no se dice en el mundo lo que es estoŠ Se siente tal calor de 
amor, de paz, de felicidad, que es inimaginable mientras se está allá. Ahora 
comprendo que se diga que Dios es amor. Es cierto y en qué formaŠ Lo único 
que vale es el amor, todo lo demás, no merece la pena. No entiendo cómo no 
se explica mejor el proceso de vida y lo que significa la muerte, que no 
existeŠ Me voy hacia la eterna felicidad, con el corazón henchido de ese 
amor que sólo conocí esporádicamente en mi vida sobre la tierra". 
 
"Šdecían que había un castigo" 
 
Jocelyn quiere dejarnos muy claro que los conceptos que se tienen en la 
tierra están bastante alejados de la verdadera realidad espiritual. La 
culpa: ese cuerpo que actuaría como una coraza acallando continuamente 
anhelos más genuinos. En ese punto su discurso adquiere un tono más 
visionario: "Siempre existe una sed profunda de algo que no se encuentra ni 
en el poder, la fama o el dinero, y del que sólo logramos vislumbres en el 
amor humano. Éste se compone del deseo del alma de unirse a aquello de lo 
que se ha separado. Es decir, lo que en realidad busca el ser humano en el 
amor terreno es sentirse en unión con otro alma para eliminar el sentimiento 
de separación. Se logra momentáneamente pero siempre persiste el vacío de 
algo que no acertamos a comprender. Ese algo no es otra cosa que nuestro 
destino final: la unión última con nuestro Creador. La verdadera felicidad 
reside en ser uno con todo lo que existe". 
 
En propuesta de una mayor concreción, no podemos vencer la curiosidad de 
preguntarle sobre el "panorama" de la llegada a las tan mentadas 
"dimensiones de la luz": "Una vez allí, hay más claridad de todo. Se nos 
pasa la película de nuestra vida en la que podemos observar donde actuamos 
con amor y donde no. En ese momento tomamos conciencia de que lo que se 
trató fue de venir a aprender a vivir fraternalmente. Si decidimos volver a 
encarnar escogemos con nuestros guías y maestros las circunstancias idóneas 
para posibilitar en la próxima vida física una mayor evolución". 
 
No falta en el discurso de Jocelyn una advertencia a navegantes desnortadaos 
que se lanzan de forma interesada a las realidades de otros mundos: "Muchos 
de los llamados brujos han llegado a conocimientos avanzados en la 
percepción de otras realidades, pero les ha faltado el amor, que 
intencionalmente excluyen. Tratan de elevarse al infinito pero de forma 
exclusiva, por lo que han perdido la verdadera ruta que es la unión con 
todo". 
 
Las experiencias de los múltiples seres que han ayudado en su "ascenso 
glorioso" tras el último suspiro y que están plasmadas en "En una puerta 
hacia la luz" constituyen un relato emocionante y aleccionador. "Me habían 
dicho que había un castigo: no lo veo, sólo esa niebla fría.", comenta un 
ser que cuyas creencias en vida física se habían enmarcado dentro de la más 
tradicional ortodoxia católica. A este respecto apostilla la autora: "El 
Creador no castiga: le da al hombre las oportunidades y las condiciones 
necesarias para que entienda por sí mismo el camino a seguir. No existen ni 
el purgatorio, ni el infierno. Son sólo estados mentales que nos creamos con 
nuestras miedos e ideas equivocadas. Los que se fanatizan por una idea o una 
religión son los que no tienen valor de cambiar. Cuando se deja el cuerpo 
mortal y se llega al mundo espiritual ya no hay lugar para el fanatismo. Ahí 
se ven los propios actos con claridad objetiva que no da la posibilidad de 
autojustificarse". 
 
Con respecto a los "vivos", la terapeuta del más allá ha elaborado una sabia 
medicina preventiva: "Es preciso prepararnos para la llegada de la llamada 
muerte, aceptar las cosas como se nos presentan con desapego absoluto. Es 
necesario aprender a fluir. La hora de la muerte va a ser eso, un momento 
más en el que se nos pide una entrega total. En la vida física se nos 
reclama también esa entrega en cada momento más allá de nuestros apegos". 
Las compensaciones a su trabajo no se dejan esperar. Frases como: "Gracias 
por ayudarme tanto. Sigan auxiliando a quien está atorado. Hay millones como 
yo.", que salpican todo el libro, dan el suficiente ánimo a esta pareja de 
mujeres para proseguir en su necesaria labor. De sus páginas Jocelyn me 
extrae otro testimonio de un ser al que habían asistido: "Veo salir de esa 
luz que me atrae irresistiblemente a seres que vienen hacia mí, que tienden 
los brazos para ayudarme a salir de la obscuridad en la que estabaŠ Gracias, 
gracias mil por vuestra ayuda. Proclamad por doquier de que se trata en 
verdad la vida". 
 
Los casos en los que participan no siempre encuentran un pronto y feliz 
final: "Hay seres que por diferentes razones, no van hacia la luz, pero el 
amor y la misericordia divina siempre están ahí para acoger a quien los 
desee", apunta con esperanza nuestra interlocutora. Jocelyn siente que su 
torrente de palabras se va aquietando. Cuando hago ademán de callar el 
magnetófono, ella se apresura para dejar grabado en la cinta un guiño hacia 
el futuro: "Estamos en un proceso de evolución hacia nuestro origen, tanto 
el planeta Tierra como la humanidad que lo habita. En estos momentos este 
proceso se está acelerando ya que el planeta cambiará de ser una escuela 
elemental, en donde hasta ahora manda el ego, a una escuela superior donde 
reinará por fin la armonía entre los humanos. Esto es lo que se entiende por 
'cambio de era'. Es ahora cuando más se facilitará a estas entidades 
liberarse de los planos densos, puesto que el cambio de vibración de la 
tierra arrastra en su ascensión a quienes han comprendido la causa de su 
error". 
 
"Llega la religión universal" 
 
Jocelyn derrocha fuerza y claridad de ideas. Recientemente ha ampliado los 
márgenes de su compromiso. Ahora su empeño se centra en colocar "focos de 
luz" en medio del panorama grisáceo de la gran ciudad, carteles 
publicitarios llamando a la oración por el mundo. Esta escritora y terapeuta 
es de esas personas que, una vez fecundadas por una firme convicción, la 
tienen que encarnar, pues de lo contrario les quema por dentro.. La idea ya 
se ha hecho realidad y está inscrita en grandes paneles en medio de la mayor 
selva de asfalto del mundo. 
 
La campaña es tan simple, como cargada de vigor y esperanza. Ya en una 
primera etapa, su lema "Ora por el mundo. Si todos los hacemos podemos 
cambiarlo." ha sido colocado en anuncios distribuidos por Distrito Federal. 
Sus buenos contactos con el mundo empresarial mexicano han permitido una 
colecta al más alto nivel para sufragar los gastos. 
 
La misma pasión que imprimía a sus relatos de otros mundos, la invierte en 
contagiarnos los fundamentos de tan singular proyecto: "El mundo es un 
reflejo de nuestros pensamientos ya que éstos crean nuestra realidad. La 
negatividad que vemos afuera no es más que la que llevamos por dentro. Si 
queremos un mundo mejor necesitamos purificar nuestra manera de pensar. La 
oración es la forma de emitir pensamientos positivos más conocida y más 
antigua que tenemos. Cada quien lo puede hacer a su manera sin importar 
dogmas ni credos. Si queremos un mundo con más amor, éste tiene que salir de 
nosotros primero. Al orar expresamos amor. El amor atrae más amor". Sus 
agitados brazos se recogen sobre una cabeza pensativa a la espera de la 
siguiente idea que pronto llega: "El hambre, la guerra, incluso los 
desastres naturales son consecuencia de pensamientos negativos. La tierra se 
está sacudiendo de tanta negatividad que la impregna. Un número suficiente 
de seres que se une con un propósito positivo puede contrarrestar esos 
efectos. Nosotros creamos nuestra realidad con nuestros pensamientos". 
 
Es posible que haya memorizado el discurso explicativo de la campaña, pero 
no por ello deja de acentuar con nervio cada una de sus palabras: "Creemos 
que estamos en un momento propicio para impulsar este mensaje ya que es cada 
vez más obvio que muchas personas anhelan un cambio de fondo. Hemos olvidado 
que somos seres de luz y de amor con una capacidad creadora infinita. La 
oración es un medio que puede ayudarnos a recordarlo". 
 
Jocelyn nos comparte por último con su particular emoción que se está 
gestando ya la nueva conciencia de una humanidad en la que desaparecen las 
facciones, en las que todos podemos por fin orar juntos con la 
multiplicación del poder que esa oración mundial comporta. "Estamos llegando 
a la religión universal basada en el amor." concluye nuestra anfitriona, 
deteniendo como satisfechos, que no agotados, sus gesticulantes brazos. 
 
"Šlibre de adentro" 
 
Entre difunto y difunto desatorado, entre despacho y despacho recabando 
ayuda para la campaña "Ora por el mundo", Jocelyn y su amiga Carmen, sacan 
también tiempo para visitar la cárcel de alta seguridad de Almoloya. Este es 
el penal de capital mexicana donde permanecen los presos con mayores 
condenas. Allí se reúnen con ellos para hacerles saber que no son lo que de 
sí piensan. Una visita tras otra van repitiendo a los oídos del recluido: 
"Tú no lo que haces, tú no eres ni siquiera lo que sientes. Tú eres un ser 
de luz maravilloso, más allá de todo lo que has experimentando". 
 
Allí realizan ejercicios para permitirles "accesar a un nivel más real del 
ser". Empujan a esas personas con muy baja autoestima al constante 
recordatorio de que son internamente más grandes de lo que siempre han 
imaginado. Mediante prácticas de meditación les hacen sentir la experiencia 
del amor. Entre muros, con esos seres que han recibido tan escasa dosis de 
cariño en sus vidas, entonan canciones como: "Señor, me has mirado a los 
ojos, sonriendo has dicho mi nombreŠ". "Cantamos mucho, nos asegura Jocelyn. 
Son canciones de todo tipo en las que tratamos de que experimenten que son 
amor y que Dios está en ellos". 
 
Nuestra interlocutora nos comenta que en las cárceles donde se alojan los 
presos de penas menores, éstos sólo aspiran a la libertad externa. Los de 
Almoloya sin embargo, que pueden tener rejas de por vida, buscan con mayor 
ahínco la libertad interna. "¡Quiero ser libre de adentro!" le lanzó a la 
terapeuta un preso cual reto a atender juntos. Por eso el objetivo principal 
de su presencia entre los muros es hacer ver a esos hombres aún sufrientes 
la idea de que no importa donde estén, pues ellos pueden gozar de la más 
plena libertad interna. 
 
Jocelyn tiene también reservado un trozo de su gran corazón para los 
enfermos de SIDA. Está familiarizada con los pacientes terminales: "Es un 
trabajo muy bello. Al perder la noción de futuro comienzan a vivir 
intensamente el presente. Su lema más o menos consciente es: 'Como no sé si 
voy a vivir mañana, voy a vivir lo mejor posible hoy'". 
 
No es difícil imaginar a esta mujer generosa y valiente a pie de cama o en 
el "vis a vis" del "reclusorio", tomando unas escualidas manos con cariño y 
repitiendo las frases lapidarias que a mi me trasmite : "No hay nadie que 
tenga que morir en el resentimiento por creer que su sufrimiento no sirve 
para nada. Ningún sufrimiento carece de sentido si se acepta con humildad o 
si se dedica al alivio del sufrimiento de otros". 
 
 
        
 
  
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
http://www.eListas.net/ 
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.