Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 61 al 90 
AsuntoAutor
Grupo Focal de Med Ricardo
Dia de la Tierra 2 Ricardo
Mas Alla de los Re Ricardo
ojo-El Llamado de Ricardo
El Miedo al Amor / Ricardo
Grupo Focal / Medi Ricardo
Red Latinoamerican Ricardo
La Victoria de la Ricardo
La alineacion plan Ricardo
Mayo 26-28 / III R Ricardo
Ya estamos en Libe Ricardo
Canalizacion-Chann Claudia
Entre el Cielo y l Claudia
Entre el Cielo y l Claudia
Mas Alla de los Re Ricardo
Ernesto Cardenal / Ricardo
Marcas vemos, tran Ricardo
Cazadores de Fortu Ricardo
Meditacion Focal # Ricardo
La Madre Tierra, P Ricardo
La Gran Comunion / Ricardo
El Lugar Esencial Ricardo
Las Olas de la Dio Ricardo
Auxilio para soste Ricardo
Ayuno, Fasting , F Ricardo
Ritual de la Luna Ricardo
Iniciacion Humana Ricardo
Las Leyes Divinas Ricardo
Comunicacion e Inf Ricardo
Sol en Tauro / Wes Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 74     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Entre el Cielo y la Tierra.
Fecha:Viernes, 12 de Mayo, 2000  21:58:14 (-0500)
Autor:Claudia Cuesta <clcuesta @...........mx>

¿Cómo saber en donde termina la tierra y comienza el cielo?
¿Hasta donde se es espiritual o esquizoide?
¿Cómo saber si hay devoción o escapísmo de la dolorosa realidad
terrestre?
¿El placer abarca desde la carne hasta el espíritu?

Preguntas que pueden confrontar a personas que no estén bien cimentadas
en 
su centro espiritual y mental. Los hay de naturaleza muy terrestre,
material 
y analítica que inmersos en su ego y ambiciones, no ven más allá del
dinero 
y el poder limitado que tienen en su entorno. Estos son los que aseguran
ser 
muy "realistas" y "prácticos", y no perderse en fantasías esotéricas que
a 
nada llevan.

Paradójicamente son estas mismas personas que cuando les ocurre alguna 
desgracia dentro de su familia, voltean al firmamento y se acuerdan o
buscan 
un poder superior que les devuelva a su ser querido o lo salve del lecho
de 
la muerte. Su realidad material y social se ve seriamente amenazada ante
una 
desgracia, y es cuando recuerdan que existe una fuerza y un orden
universal, 
independientemente de su limitada visión ególatra.

Por otro lado existen personas que centran todas sus expectativas de
vida en 
el cielo o en su deidad, esperando que ésta les resuelva todo si
practican 
determinados rituales y dogmas. En su vida familiar y profesional no se
ve 
el resultado de sus prácticas espirituales. Se les observa un carácter 
explosivo o deprimente. También con evasiones de sentimientos y
emociones no 
resueltas y adicciones como compulsar con la comida, tabaco, alcohol, 
drogas, relaciónes codependientes y otras disfunciones más del ego. Todo 
ello originado y retroalimentado desde una neurosis agúda. Al no tener
el 
valor de enfrentarse ante sus propios demonios y resolverlos, le pasan
su 
carencia a la deidad inmediata superior residente en el Cielo. Los años 
transcurren y esa fe no sana su compulsión, solo se hace más grande la 
necesidad de la busqueda sin resultados prácticos en la vida diaria.

¿Cuál es entonces la solución? Desde mi entender sería el camino medio. 
Ubicarse justamente en donde nos encontramos. Entre el Cielo y la
Tierra. 
Desde la Tierra validar todo lo que se es como ser humano, como persona,
sin 
reprimir las necesidades físicas, emocionales, intelectuales ni 
espirituales. Hacerse responsable de éstas y trabajarlas para
desarrollarlas 
y superarlas. Con sus frutos aprender a vivir en armonía con la
naturaleza y 
los semejantes. Día a día obtener más congruencia en los actos propios
entre 
lo que se piensa, siente y hace. El camino es largo y no fácil, pero 
gradualmente se van viendo frutos.

Sí existen los milagros que transforman al indivíduo en corto tiempo,
pero 
cuando llegan a éste, es porque ya depuró antes muchas cosas y ya ha
sido 
merecedor de tal bendición.

Vivir el Cielo en la tierra es ser totalmente humano con la visión de
Dios 
en este plano. Es poder ver al Gran Creador y su obra extendida por toda
la 
fas de la Tierra. No esperar conocerlo sólamente en las nubes con su
barba 
blanca y una tunica azul. Es reconocer a Dios dentro de todos y cada uno
de 
nosotros por igual. Desde el asesino más despiadado, hasta la persona
más 
bondadosa. En todos está El. La diferencia es que unos tienen más 
consciencia de El y otros menos. A mayor consciencia de El, más 
autoaceptación consciente de uno mismo e incapacidad de hacer daño a
otros. 
Para mi tanto el Cielo y la felicidad como la desdicha y el infierno,
son un 
estado interior, no un lugar ni una compañía.

Para mí existen tres grandes columnas o soportes a practicar
simultáneamente 
para desarrollarse como ser humano en forma holística, y gradualmete 
establecerse entre el Cielo y la Tierra:

1.- Prácticas religiosas o espirituales.
2.- Psicoterapia.
3.- Meditación.

¿De 1 a 10, en qué nivel te encuentras entre el Cielo y la Tierra?

Saludos de:

Alfonso Corona


________________________________________________________________________
Get Your Private, Free E-mail from MSN Hotmail at http://www.hotmail.com