Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 629 al 658 
AsuntoAutor
Apertura del Chakr Red Anah
El secreto de la p Red Anah
El Nuevo Ciclo Sol Red Anah
Meditacion de Soni Red Anah
El Milagro de las Red Anah
Espiritualidad y M Red Anah
Segundo Encuentro Red Anah
Metatron / No os p Red Anah
Segunda Cumbre de Red Anah
Nueva Tecnologia d Red Anah
ojo-Desarrollo Eco Red Anah
Cambiar al Mundo / Red Anah
Atlantida / Restos Red Anah
Nutrido Kiosko Ibe Red Anah
Estado Planetofisi Red Anah
La Manifestacion d Red Anah
La Nueva Tecnologi Red Anah
Nosotros tenemos u Red Anah
Dos Jefes Indios N Red Anah
Transformando Pode Red Anah
La Triple Convocat Red Anah
Directorio de la R Red Anah
Tres Olas de Ascen Red Anah
ojo-Ama la Muerte Red Anah
Nueva Economia y E Red Anah
Magno Evento Inter Red Anah
Internet y Natural Red Anah
La Bestia y la Red Red Anah
El Año de la Serpi Red Anah
Continuamos nuestr Red Anah
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 660     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Boletin El Pequeño Labriego Edicion de Febrero 2001
Fecha:Viernes, 2 de Febrero, 2001  15:14:20 (-0700)
Autor:Red Anahuak Networks <chicanos @...........mx>

 
 
---------- 
From: "El Pequeño Labriego" <testament3@...> 
Date: Fri, 02 Feb 01 06:46:47 Hora estándar de México 
To: <anahuak@...> 
Subject: Boletin El Pequeño Labriego Edicion de Febrero 2001 
 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
           *** El  Pequeño  Labriego *** 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
Publicado por el Comité de Difusión  del Tercer Testamento 
  edición de febrero del 2001 
 
Nota: si tu sistema no despliega caracteres como acentos o la letra 
enie, por favor accesa la pagina referenciada debajo para que puedas 
adecuar tu sistema para ello. 
 
 http://144000.net/teclado.htm 
 
 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
          ediciones anteriores en http://144000.net/boletin/ 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
contenido: 
 
 
 · ¿Qué es el espíritu? 
 ·  El bautismo espiritual. 
 ·  Los siete sellos. 
 ·  María, madre. 
 
 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
· ¿Qué es el espíritu? 
 
Cada espíritu es una chispa, una partícula del padre, y siendo él todo 
fuerza y amor, todo luz y paz, ¿cómo podría una partícula de él carecer 
de estos atributos? 
 
Si vamos al mar y tomamos de él una gota, y la analizamos, encontraremos 
en ella todo lo que el mar contiene; así, el espíritu, el de cualquiera 
de nosotros, es a imagen y semejanza del espíritu divino y todo lo posee 
desde que brotó del padre: nuestro espíritu es la gota, y nuestro padre 
el mar. 
 
Es tan amarga esta vida, tan amargo el cáliz que apura el espíritu 
encarnado para sobrevivir, que un espíritu elevado ya no echa raíces en esta 
tierra, y su amor por el mundo cede su lugar a la comprensión de las 
ideas divinas al romper ese espíritu con la oración espiritual los lazos que 
lo 
atan a la materia, quedando unido con lazos eternos al Más Allá, de 
acuerdo con el desenvolvimiento que ha alcanzado. 
 
Nuestro espíritu siente ya el deseo de acercarse a su Creador, el anhelo 
de desatarse de la pesada carga para extender las alas y remontarse a los 
espacios espirituales; despierta a un amor puro a la divinidad, y va 
sintiendo el anhelo de pisar aquel mundo de perfección y de bellezas que 
no alcanza a imaginar, pero donde sabe que ha de encontrar a los grandes 
espíritus de luz que le esperan para seguirle conduciendo por la senda 
espiritual, siempre adelante, siempre hacia arriba por la escala de Jacob 
hasta llegar a la escala de perfección, donde continuará su evolución y 
adelanto. 
 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
 
· El bautismo espiritual 
 
Juan enseñaba en las riberas del Jordán que el Reino de los Cielos se 
encontraba muy cercano y que deberían los hombres limpiarse para 
ser dignos de recibirle, más ¿cuál era ese reino? Dios mismo, Su Verbo 
encarnado en Jesús, quien se acercaba para hablar a los hombres de 
Su doctrina celestial. 
 
Juan, el precursor, el profeta, preparaba a las multitudes, despertando a 
los hombres, y les bañaba en las aguas del Jordán, en una ceremonia que, 
siendo necesaria para esa época, era símbolo de purificación. 
 
Mas Juan advertía a sus discípulos y a las muchedumbres que le escuchaban 
atentamente: "Yo os bautizo con agua, que es símbolo de arrepentimiento, 
pero presto viene uno que os bautizará con el fuego del espíritu, y de 
quien no soy  digno de atar la correa de su sandalia". (Jn. 1:26, 27) 
 
Este mismo concepto lo repitió Jesús a Sus discípulos, cuando les dijo: " 
Juan bautizaba con agua, mas de cierto os digo, que yo os bautizo con el 
fuego del Espíritu Santo". (Hch. 1:5). 
 
 
¿Qué significa ésto? 
 
Tanto las aguas como el fuego son figuras simbólicas; el sentido de la 
figura  
de las aguas era el de que éstas lavaban los pecados de los hombres, 
purificando su espíritu y corazón para poder recibir en ellos la palabra de 
Dios. 
 
El fuego calcina, extingue, funde, y así el amor de Dios extingue todo lo 
malo, todo lo impuro, todo lo frágil, y funde en su fuego de amor, el 
amor de sus hijos; el fuego produce luz, y esa es la luz del Espíritu 
Santo con que Dios unge a todos los espíritus. 
 
Al analizar esto, necesariamente emerge una pregunta: Al continuar gran 
parte 
de la Humanidad bautizando a sus hijos con agua, ¿en nombre de quién lo 
hacen? ¿De Juan el Bautista que así bautizaba en el Jordán? ¿O en nombre de 
el Divino Maestro que desde hace casi dos mil años dijo que Él traía el 
fuego 
del espíritu? 
 
 ____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
 
· Los siete sellos 
 
La escala de perfeccionamiento espiritual que conduce a los espíritus al 
seno de Dios, (Gén. 28:12) tiene un número infinito de peldaños, pero son 
siete los más importantes, los de mayor trascendencia; esas siete etapas 
que debe atravesar el espíritu en su jornada de lucha, de evolución, de 
pruebas y crisol para su perfeccionamiento, tiene un reflejo y un ejemplo 
clarísimo dentro de la vida humana de los espíritus encarnados. 
 
Cada uno de los siete sellos representa una de las siete etapas del 
camino espiritual por el que han de transitar todos los espíritus para 
llegar a su destino que es dios. 
 
Aquí, en nuestro propio planeta, sin importar raza o cultura, todos los 
hombres se rigen por períodos de tiempo material de siete días, y en 
nuestra historia humana, hemos tenido también una jornada y una 
existencia espiritual en siete etapas desde los primeros que tuvieron el 
conocimiento del Dios verdadero, el Dios viviente, el Dios creador, hasta 
el fin de los tiempos. 
 
En una cátedra dada por el maestro a través del entendimiento humano, nos 
señaló cada una de las siete etapas que la humanidad ha atravesado 
durante los tres tiempos; cada una de esas etapas ha estado precedida por 
un enviado del padre, y cada uno de esos enviados ha sido luz para la 
humanidad, luz que ha sido como un candelero encendido (Ap. 1:20) entre 
las tinieblas que han envuelto a la humanidad en todos los tiempos. 
 
Cada uno de esos candeleros son figuras simbólicas que fueron 
contempladas también por Juan (Ap. 1:12). 
 
"En la primera etapa me representó  en la Tierra Abel, Noé en la segunda, 
en la tercera Jacob, Moisés en la cuarta, Jesús en la quinta, en la 
sexta, que es la presente, Elías, y en la séptima reinará el Espíritu 
Santo. ¿Qué habéis hecho de mis enviados?". (Libro de la Vida Verdadera - 
El Tercer Testamento) 
 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
 
· María, madre. 
 
¿Quién es la Madre,  quién es María? 
 
El espíritu de María ha estado siempre en Dios pues es la ternura divina, 
es el amor maternal que existe en la divinidad , es la parte femenina 
universal de Dios. 
 
Quiso el padre, que esa parte femenina  del espíritu divino encarnara en 
el Segundo Tiempo, haciéndose mujer para que cumpliese en la humanidad un 
destino sublime: iba como mujer a atravesar el camino humano de todas las 
mujeres, desde niña a adulta, a desposada y a madre, llegando a los 
umbrales de la ancianidad, y por medio de su vida humana dejar un ejemplo 
a las mujeres de todos los tiempos; de ella habría de brotar el hijo que 
albergaría al Verbo del Padre: Jesús. 
 
Desde los primeros tiempos había sido anunciada la venida de María, (Is. 
7:14), del eterno femenino que existe en Dios; desde entonces la tentación 
tomó como instrumento a la mujer para tentar al hombre, despertando en él 
las pasiones, para doblegarle y hacerle caer en múltiples formas. (Gén. 
3:1-24) 
 
El Señor, justiciero y amoroso, reveló que si el hombre era frágil ante 
la mujer y en su senda tropezaba y caía por causa de ella, habría de 
venir una cuya planta quebrantase la tentación. (Gén. 3:15) 
 
Esta mujer era María, la que cautivó en su corta vida terrestre el 
corazón de aquellos que la conocieron, ya que era capaz de estremecer de 
ternura cuanto  corazón se presentase ante ella, por muy duro que 
fuese. 
 
María no fue una mujer más, fue la mujer perfecta, y ella, desde su más 
tierna edad, asombraba a todos por su amor, por su elevación de espíritu, 
por su ternura y su calor para cuantos la rodeaban. 
 
Presentían todos que un gran destino esperaba a aquella dulce doncella, y 
cuando le fue anunciado que había de ser madre del mesías, (Lc. 1:28-35) 
fueron plenas en ella la elevación, la fortaleza y la humildad. 
 
Sabiendo quién era ella, cuál era su destino y quién habría de brotar de 
su seno, jamás hizo ostentación de esa gracia. 
 
 
____________________________________________________________ 
«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥«?»§«?»¥« 
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯ 
 
Amados hermanos: 
 
Unamos nuestras oraciones junto con todos nuestros hermanos, tanto en 
este valle material como en otros planos así como en el espiritual, que 
luchan por el bien, por la paz  y la concordia. 
 
Que la paz y el amor del Señor, nuestro Padre, inunden nuestros 
corazones.  
 
Tu hermano en el Señor 
El Pequeño Labriego 
 
 
******** ejemplares anteriores http://144000.net/boletin *********** 
 
 
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
http://www.eListas.net/ 
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.