Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 659 al 688 
AsuntoAutor
Boletin El Pequeño Red Anah
Grandes, abiertas Red Anah
Quieres Ser Un Her Red Anah
Bienvenido Portal Red Anah
Alejaos del Concep Red Anah
La Red-Matriz / Me Red Anah
Ciudad Cibernetica Red Anah
Astrologia: Cienci Red Anah
'Papeles' / Koldo Red Anah
Nave Tierra / Dese Red Anah
Nueva Politica / L Red Anah
Los Angeles Buscad Red Anah
La Voz de las Estr Red Anah
TERCER ANIVERSARIO Red Anah
Comunicacion Cosmi Red Anah
SOS por la Vida / Red Anah
BROMA NEGRA GATOS Red Anah
La Nueva Ciencia y Red Anah
Autodefensa Psiqui Red Anah
El Espiritu Libre Red Anah
Al Filo de la Real Red Anah
Selva que camina / Red Anah
La Manifestacion d Red Anah
La Manifestacion d Red Anah
Que es la Vida? / Red Anah
GUARDIANES DE LA A Red Anah
Amor y Poder / Rev Red Anah
Has de tu Ninio In Red Anah
"En el metro" / Ko Red Anah
II Encuentro de la Red Anah
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 680     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Al Filo de la Realidad 40
Fecha:Lunes, 19 de Febrero, 2001  19:23:57 (-0700)
Autor:Red Anahuak Networks <chicanos @...........mx>

Al Filo de la Realidad 40



___________________________________________________________________
OCULTISMO                                        OVNIs                                       PARAPSICOLOGÍA

Año 1                              Viernes 16 de febrero de 2001                                       # 40

AL FILO DE LA REALIDAD

"Disiento con lo que dices, estoy en total desacuerdo con ello,
pero defendería con mi vida tu derecho a decirlo". Voltaire
                                                                                                                      

Director:   Gustavo Fernández          Técnica:   Alberto Marzo
alfilodelarealidad@email.com                afr-admin@elistas.net
                                                                                                                      
* Desde Argentina para 937 suscriptores en todo el mundo *




Temario de este número:


­ MÁS ALLÁ DEL UMBRAL
­ HUELVA, SEVILLA Y CÁDIZ: EL TRIÁNGULO DONDE NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE
­ TIAHUANACO: PUEBLO DE LOS HIJOS DEL SOL
­ LA ALQUIMIA DEL SISTEMA NERVIOSO
­ CONTACTISMO EN CHILE: HISTORIA E INFLUENCIAS
­ RECURSOS GRATUITOS
­ NAVEGANDO POR LA RED
­ UN CURSO DE PARAPSICOLOGÍA CON SERIEDAD
­ LOS LIBROS QUE USTED SIEMPRE ESPERÓ LEER
­ REPASANDO "AL FILO DE LA REALIDAD"
­ INDICACIONES TÉCNICAS






LE RECORDAMOS...


                       Que en el número 9 de Al Filo de la Realidad, hemos publicado, como monotemático Especial, la investigación "LA FOTOGRAFÍA PSÍQUICA ENTRE LA PARAPSICOLOGÍA Y LOS OVNIS" ­ampliamente documentado con ilustraciones­ donde se desarrolla la tesis, a partir de evidencia fotográfica, de una correspondencia causal entre ciertos fenómenos paranormales y algunas apariciones de tales objetos.


   Si ya está suscripto a la revista, puede solicitarlo vía email con sólo clickear y enviar:

afr-get.15@eListas.net
(181 KB)






¡Ayude a su revista favorita comprando su computadora Compaq por Internet!
http://service.bfast.com/bfast/click?bfmid=27635598&siteid=30603976&bfpage=pagina_principal







Abundando sobre la vida después de la muerte

MÁS ALLÁ DEL UMBRAL

escribe: GUSTAVO FERNÁNDEZ
gustavofernandez@email.com



   Mucho se ha venido especulando sobre la vida después de la muerte, las pruebas que pueden aportarse de su existencia, los conflictos religiosos dimanados de toda especulación cientificista sobre el particular y, en general, sobre bizarras aristas del tópico, más cercana a una bizantina discusión sobre el sexo de los ángeles que apuntadas al meollo de los miedos e inquietudes del hombre común de la calle.
   En otro trabajo mío ["Algunos apuntes sobre la Vida después de la Muerte", Revista electrónica Al Filo de la Realidad Nº 14, especial monotemático (*)], ya he abundado en reflexiones sobre las argumentaciones ­no sé si decir aún "pruebas"­ que pueden presentarse sobre el concepto de la supervivencia a la muerte. En algún otro, oportunamente, enlistaré las evidencias, si se quiere experimentales, que hemos acumulado sobre el particular. De forma tal que considérese este trabajo como una especie de "aglutinante" entre ambos, una concatenación de ideas dispersas que trata, tal vez un poco anárquicamente, de constituirse en la médula espinal de nuevas aproximaciones a la cuestión.

(*) Puede obtener el Nº 14 de Al Filo de la Realidad vía web, accediendo a la dirección:

http://www.elistas.net/lista/afr/archivo/indice/1/msg/25/

o si se encuentra suscripto a la revista, puede solicitarlo por correo electrónico en viando un mensaje vacío a: afr-get.25@eListas.net (473 KB)


Las etapas del despertar en la muerte
   Seguramente algún lector, a la vista de las líneas siguientes, exigirá alguna demostración de mis afirmaciones. Sin embargo, quizás lo decepcionaré recordándole que siendo éste un trabajo considerado esotérico, lo es, no sólo en función de los temas tratados sino de las fuentes para acceder a su conocimiento. Demostración, en consecuencia, una tesis verificable, es propio del conocimiento exotérico, vale decir, transmisible oralmente. Y, como ya he explicado hasta el cansancio, ese es sólo uno de los caminos de aprehensión de la Realidad. Este otro, el iluminista, el perceptual, el intuitivo, el místico, si así lo prefieren, complementa ­no contradice­ al primero. De manera tal que si el lector ignora los fundamentos que justifican esa forma de conocimiento, pues es oportuno que detenga aquí su lectura hasta rehacer ese trayecto privativo de otros lectores tal vez, si no perseverantes,  sí cuanto menos históricos.

   No es empero tan difícil justificar aquello que llamamos "conocimiento esotérico". No se trata de revelaciones trascendentes en medio del sonar de trompetas angelicales, no. O, por lo menos, no siempre. Digamos que consiste en acudir espontánea e involuntariamente a planos más sutiles de absorción de información. Sistemas de percepción más universales, en el sentido de abarcativos, que los cinco sentidos con los que toscamente creemos bastarnos para desenvolvernos en el mundo. Una frívola lectura psicologista puede erróneamente llevar a creer que, después de todo, no se trata más que de los siempre conocidos procesos cognoscitivos expresados de otra manera. Pero puede invertirse la carga de la prueba y decirse, también, que lo que suponemos procesos cognoscitivos inconscientes no son más que rótulos "á la mode" para definir el milenario conocimiento espiritual. ¿Dónde termina el espíritu y comienza la psiquis?. ¿Dónde termina la psiquis y comienza la materia?. Quien crea, con una sonrisa irónica, que es muy evidente la diferencia entre uno y otro, evidentemente nada ha entendido de la Ley del Mentalismo.

   Voy caminando por la calle y, en sentido opuesto, lo viene haciendo mi amigo Quique. El reconocerlo no es un acto lógico, en el sentido de "pensamientos lineales y encadenados para arribar a una conclusión". La lógica es, por así decirlo, un proceso formalmente determinista, con un origen, un proceso y una conclusión. Pero mi conclusión ("ese-que-viene-caminando-es-Quique") no es lógica. No percibo los ojos del viandante, luego su nariz, luego sus orejas, su cabello, su boca, su mentón y armo una estructura ordenada de pensamiento donde: ojos+nariz+orejas+cabello+boca+mentón=Quique. No. Mi reconocimiento (mi conclusión) es un acto espontáneo, involuntario, interactuante y de conocimiento holístico. Es intuitivo. Es esotérico.

   Lo esotérico no debe estar cubierto por el engañoso ropaje del teatro circense. No es aquello que aletea entre búhos y la densa humareda de las sahumaciones. Es tan común, tan cotidiano, que nos resistimos a aceptarlo, precisamente porque estamos a la expectativa de cierta "fantasticidad" en su naturaleza. Y por no saber reconocer las cosas simples, se nos escapa el verdadero Conocimiento. O para parafrasear a Ernesto Sábato, somos como el ictiólogo que por no saber hacer redes con mallas más cerradas para pescar los peces motivo del estudio de su ciencia, concluyó que todo pecesillo que no pudiera ser atrapado por aquella no le cabía como objeto de estudio, ya que sencillamente serían peces metafísicos.

   Si bien los autores de fantasía y de ciencia-ficción se han adelantado décadas a la simple enunciación teórica de lo que soñaron, muchas de sus visiones forman parte de nuestra realidad cotidiana y ni siquiera nos hemos dado cuenta de ello. Tomen ustedes el ejemplo del "hiperespacio", ese concepto tan caro a la fantasía científica, que terminaba de plano con lindezas molestas como la velocidad límite que nos imponía la luz, la contracción temporal y otras cositas menores. Simplemente, se abría un "agujero en la nada" y la nave espacial con nuestro héroe de turno recorría en tiempos mínimos la distancia entre dos puntos que en el espacio ordinario hubiera demandado toda una vida. Estos "atajos" por otras dimensiones fueron vistos con sorna por los mismos científicos que años después hablarían de "agujeros de gusano", "supercuerdas" y otras cosas tan fáciles de comprender. Pero, en términos populares, la idea de un "hiperespacio" para muchos sigue sonando a fantasía. Y, sin embargo, nos movemos en el hiperespacio mientras leemos esta nota.

   Porque muchos conceptos ortodoxos sobre la distancia entre dos puntos saltaron por los aires con la llegada de Internet. Un espacio "virtual", irreal si hay cortes de luz pero tangible por los sentidos si estamos conectados a la Web que, para colmo, abusa del hiperespacio. ¿Qué es sino lo que podría llamarse de tal manera cuando, en vez de recorrer una página linealmente, obedeciendo a un proceso que a lo largo de una flecha de tiempo nos dice que al punto (a) le sigue el (b), luego el (c), etcétera, decidimos alegremente tomar el atajo de un link, de un enlace, y "saltar" al medio, al final, a otra página o adonde nos lleve el mismo?. Yo puedo subir a la Web una página, con un comando al comienzo que me envíe directamente al párrafo 336 sin necesidad de pasar por los 335 anteriores. Esto es un atajo virtual. Esto es el hiperespacio.

   En el mismo orden de ideas, nada nos impide entender al ser humano (no la suma de desechos biológicos que, más o menos entrópicamente organizados, constituyen su cuerpo, sino a su esencia) como un paquete de información. De hecho, somos información: lo que vemos, lo que escuchamos, lo que tocamos, no ingresa a nuestra conciencia en forma bruta sino transformada, nervios mediante, en pulsaciones electroquímicas que son decodificadas por un transductor que llamamos cerebro e interpretadas de acuerdo a un esquema perinatal y de aprendizaje de percepción de la realidad, lo que me lleva, en principio, a preguntarme si el mundo que me rodea, esta computadora, mi casa, ustedes, serán realmente como yo creo percibirlos o sólo un fantasma de mis sentidos... Yo mismo no soy más que un amasijo de átomos en enloquecida carrera entre nubes de energía, astronómicamente distanciados entre sí, apenas una probabilidad expresable matemáticamente. Soy información, y si creo ser algo diferente, digamos "materia", es por ese condicionamiento original. A fin de cuentas, la materia es definible únicamente como una particularidad de la  curvatura del espacio-tiempo.

   Así que al morir, es sólo ilusorio ("maya" dirían algunos) que lo más importante comience a desintegrarse, a desaparecer. No quisiera ser aburrido con comparaciones que a muchos de mis lectores les parecerán infantiles y precarias, pero me tienta suponer que la lectura materialista de la vida es como creer que la información de mi PC es esto que aparece en la pantalla, seguramente producto del ronroneante funcionar de sus partes físicas y que al, supongamos, estrellarla contra el piso en un arranque de furia, la he "matado" sin posibilidad de producir nuevas imágenes, ignorante de que lo que verdaderamente servía no era la máquina en sí sino aquello que duerme en el disco rígido, tan inerte él, y que así seguirá si no tengo la perpiscacia de cargarlo en otra computadora... interesante analogía para plantear el tema de la Reencarnación.

   Por lo tanto, concluyo que la muerte es sólo "otro estado" de esa información que llamamos Yo, y que pasa por situaciones parecidas. Y es aquí donde mi experiencia con "paquetes de memoria" (ya saben, un término cuasitécnico para reemplazar al perimido de "fantasmas" y cuya razón de ser ya he explicado en otra oportunidad) me permite especular con los estados inmediatos más allá del umbral.

   Básicamente, he detectado cuatro fases; dos sometidas al determinismo y dos sujetas al libre albedrío. Es interesante que así sea. Siempre dije que el bien más preciado que Dios le ha dado al ser humano es el libre albedrío, la capacidad de optar, de elegir. Y si bien ciertos hechos de nuestra vida están predestinados, otros, en cambio y en admirable equilibrio, están depositados en nuestras manos para que con ellos construyamos nuestro Karma, universal o mundano, acelerando o desacelerando las fases de crecimiento a través de los evos y los planos de manifestación.

   Inmediatamente después del óbito, el paquete de memoria se encuentra en un estado de comprensión. Debe hacerse cargo de su nueva situación, lo que no es tan inmediato y natural como podría suponerse. No olvidemos que con el desprendimiento las funciones de la conciencia, como procesadora de la percepción de los sentidos y las estructuras analíticas de pensamiento, cesa. Ya no hay sentidos que perciban. Ya el cerebro, que procesaba la información como el "darse cuenta" no sólo no funciona, sino que comienza a descomponerse. Lo que sobrevive, psíquicamente hablando y cuanto menos en los tiempos inmediatos posteriores al fallecimiento (aunque el concepto de "tiempo" también es sumamente relativo, ya que el "paso del" es también una función de la mente conciente) es el inconciente, que comienza una reestructuración; es el primer paso, la primera señal de evolución a una nueva fase. Debe entonces comprender su nueva condición (algo relativamente sencillo si el individuo incorporó a lo largo de su vida biológica vivencias de aceptación de lo espiritual; algo muy difícil para un materialista que nunca creyó en la vida después de la muerte), y esta comprensión, más tarde o más temprano, indefectiblemente llega: es determinista.

   Pero no lo es la siguiente etapa; la aceptación. En efecto, es posible que el paquete de memoria se niegue a aceptar esta nueva situación. Por egoísmo o apegos (a las cosas o la gente) se empecina en querer "volver hacia atrás", manifestarse en el plano de los vivos, sentir y ser sentido. Y como depende de la maduración que haga de la circunstancia el continuar adelante, es probable que quede largo tiempo atrapado en un plano que no es una trampa exterior, sino la prisión de su propia y equivocada actitud. Aun después de muertos, podemos seguir siendo prisioneros de nuestros propios errores...

   Pero si supera esta etapa, llega a la de aprendizaje. Cuando acepta su nueva condición, comienza a interactuar con ese plano, con las realidades de ese plano. Con las entidades que le han precedido. Y de esas relaciones, de esas interacciones, surgen conocimientos. Aprendizajes. Que, por desenvolverse precisamente en un medio espiritual, son espirituales. El paquete de memoria crece espiritualmente no porque necesariamente descubra que debe priorizar lo espiritual más que en su anterior vida física por ser más importante, sino, sencillamente, porque ese es el medio en que se desenvolverá y, en un sentido de supervivencia, aprenderá aquello que le permita una mejor adaptación al medio. Si somos abandonados en una jungla, deberemos sobrevivir, y descubriremos por nuestros medios o aprenderemos de los nativos técnicas de supervivencia física; lo espiritual deberá esperar. Si vivimos en la ciudad enloquecida por el consumismo, es posible que algunos deban adquirir destrezas para sobrevivir a los vaivenes financieros de los códigos de la vida contemporánea. Ingresados en el mundo espiritual, la supervivencia, la adaptación al medio, el desenvolvimiento del nuevo estado será entonces, por fuerza de las circunstancias, espiritual. Se aprenderá. Y deviene naturalmente, entonces, el cuarto estado: evolución.
   La entidad puede optar por aprender más, o aprender menos. Pero no puede evitar, en consonancia con su aprendizaje, crecer. Y entonces continúa hacia estadios superiores de manifestación.


Pero... ¿podemos probarlo?
   Tenemos dos formas cuanto menos de acercarnos a probar la sobrevivencia a la muerte. Con evidencias directas (psicofonías, psicoimágenes, transcomunicaciones que los escépticos siempre discutirán) o indirectas: si ciertos hechos fundamentan un correcto proceso de raciocinio, podemos suponer que sus conclusiones, si son lógicas (aunque increíbles) se correspondan a la verdad. Como decía Sherlock Holmes: "Buscando una respuesta, una vez que se descarta todo lo erróneo, lo que reste, aunque improbable, debe ser la verdad".

   Voy a acercarme a la cuestión de la vida después de la muerte, entonces, desde otro ángulo. Tratemos de probar que existe algo como el "cuerpo astral". De hecho, y entiendo que ustedes estarán de acuerdo conmigo, si el "cuerpo astral", como una contrapartida no física del cuerpo material existe, entonces toda especulación sobre la vida después de la muerte en otros sentidos (psíquico, espiritual energético) adquiere visos de verosimilitud. Lo que estoy diciendo es que si podemos probar que "algo" de nosotros puede abandonar nuestro cuerpo físico y seguir siendo "nosotros" en vida, algo de ello puede abandonarnos y seguir siendo el Yo después de muertos. ¿De acuerdo?. Sigamos.

   No voy a aquí a especular sobre la existencia de los "viajes astrales", no porque no crea en ellos (de hecho, me encantan) sino porque algún contendiente intelectual sostendrían la improbabilidad (en el sentido de "no probable") de mis afirmaciones. Puedo pasarme horas relatando casos de viajes astrales, propios y ajenos, y el escéptico seguiría lo más campante. Lo que voy a tratar de hacer, sin entrar en teorizaciones como las que supe hacer en otro lugar (ver mi ensayo "Fundamentos Científicos del Ocultismo", cf. "Ley del Mentalismo") a la búsqueda de razonar sobre la existencia de la materia astral, es, en cambio, exponer esta secuencia de ideas: si un experimento verificable, repetible en laboratorio, demuestra que algo (el cuerpo astral, la conciencia, el espíritu o lo que fuere) puede salir del cuerpo hasta, quizás, puntos alejados del espacio y regresar, toda la teoría de la vida después de la muerte es aceptable empíricamente.

   Y la prueba estriba en un experimento parapsicológico de los más sencillos, experimentables, casi diría que reconocido por muchos científicos: la premonición o precognición, así como su antítesis, la retrocognición o postcognición. La primera, el conocimiento por  medios extrasensoriales de lo que ocurrirá en un futuro. La segunda, lo mismo de lo acaecido en el pasado. Sostengo que, si a gusto del inquisidor de turno, se demuestra la existencia de estas capacidades (que, en lo personal, creo demostradas más allá de toda duda razonable) está virtualmente demostrada la realidad de la proyección astral, mental o espiritual (tachar lo que no corresponda al criterio del lector).
   ¿Porqué?. Porque, por ejemplo, saber lo que pasó hace una semana en casa de mis cuñados no es sólo un viaje hacia atrás en el tiempo: es también un viaje en el espacio, no sólo porque según Einstein el concepto de espacio-tiempo es indistinguible uno del otro, sino sencillamente porque el martes de la semana pasada no sólo es un tiempo atrás en el calendario sino también, la Tierra, nuestra Tierra, ocupaba un punto remoto en el espacio (se desplaza a 16 km/seg, así que saquen ustedes la cuenta qué tan lejos estaba). Así que la proyección de la conciencia a ese momento (eso sería la retrocognición) implica también la proyección de la conciencia a ese lugar. Alguien puede contradecirme diciendo que, tal vez, la retrocognición del ejemplo es como una ventana que se abrió a través del espacio tiempo pero vamos, la naturaleza de las retrocogniciones ­siempre siguiendo el modelo­ son más que "asomadas a la ventana": la mente está allí, vive y siente lo que ocurre, es decir, salta por sobre el alféizar de la ventana y se ubica en ese lugar, insisto, remoto del tiempo y el espacio, mientras el cuerpo sigue aquí, de este lado de la ventana. De forma tal que, como anticipé, si yo estoy seguro de que estas percepciones extrasensoriales existen, debo admitir que algo de mí "viaja" a ese momento del tiempo y el espacio, recoge información y regresa. Y si algo de mí puede hacer ese periplo, si algo de mí es "desprendible" de mi cuerpo físico, ese algo de mí, indefectiblemente, no está atado por las falencias del organismo físico llegado el momento final. A los interesados, les entrego, entonces, una forma de probar la probabilidad de la vida después de la muerte: demostrando la posibilidad científica de una percepción de hechos futuros o pasados, más allá de toda duda oponible.


Línea directa con el otro lado
   Debo admitir que el tema de la así llamada "Transcomunicación Instrumental" me fascina particularmente. Posiblemente se deba a que no me creo dotado de percepciones sobre o preternaturales especiales como para confiar en la sutileza de mis sentidos para contactar con quienes existen en otros planos dimensionales, razón por la cual ­hijo de la tecnología, al fin, a caballito entre la generación rehén de Bill Gates y la del destornillador y la llave inglesa­ me gustaría confiar en una panoplia de instrumentos para establecer ese puente. Y, además, para cumular evidencias que hagan ver a otros la realidad. El poder registrar sus voces ("Psicofonías") o intuir no ya sus rostros, sino la dramatización perceptual que "ellos" hacen de los mismos ("psicoimágenes"), tiene un no-sé-qué de posibilidad de control de la situaciones aledañas al encuentro.

   Pero quizás todo ello no sea más que una proyección, un pseudópodo infuso nacido de mis excrecencias inconscientes por lo que fue mi primera vivencia de transcomunicación instrumental. Que no fue ni mediante grabadora de voz o de imagen mediante, sino con un simple teléfono cuando, un ya remoto tórrido enero de 1980, al levantar el tubo del teléfono de mi hogar paterno escuché la voz de mi abuela Rosa, fallecida en agosto del año anterior, que me llamaba tres veces por mi apodo infantil antes de decir, en voz fuerte y clara, "estoy bien" y ser sucedida por un chirriar y el tono discordante de la línea junto a mi oído congelado de sorpresa y desconcierto.

   Aunque el acreditado investigador español Sinesio Darnell trate a las simples psicofonías con magnetófono como primitivas y se sumerja en un mundo virtual de ordenadores transcomunicacionales, sigo insistiendo (condicionado por la paupérrima situación económica de un país que no permite hacer grandes gastos del propio bolsillo por la pura investigación) con mis grabadores y buenos cassettes visitando cementerios, casas abandonadas, lugares históricos, como los que relatara en un anterior artículo mío ("Algunos apuntes sobre la vida después de la muerte"). Esos modestos trabajos me han permitido construir una convicción personal basada en lo experimental y descubrir, una vez más, que todos los escépticos de la vida en el más allá y de la posibilidad de comunicarse de esta manera, no sólo no han refutado (dije "refutado", no "explicado", que es otra cosa, cuando banalmente se "construye" una teoría que es lo posible, pero nunca lo demostrado) estos experimentos, sino que nunca lo han intentado siquiera. Y alimentan una conclusión que podríamos llamar, si nadie se opone, la cuarta Ley de Fernández: "Si la vida es campo propio de estudio de las ciencias naturales y físicas, la vida después de la vida, si existe, debe ser campo propio y excluyente también de las ciencias naturales y físicas". Las religiones, históricamente dueñas del royalty para hablar de estas cuestiones, sólo deberían expedirse sobre los aspectos "morales" de la temática y sus abordajes. Pero, sin embargo, otra vez vemos cómo los científicos, intelectualmente únicos herederos dignos del derecho de investigar la supervivencia a la muerte, se alejan embarazados cuando las requisitorias los acorralan. Y no porque no haya evidencias: no puede decirse que no las hay si no se lo ha investigado plenamente, y si no, que les cuente la doctora Elizabeth Kübler-Ross. No. Otra, y otra vez, es simple misoneísmo: el bloqueo psicológico que impone miedo y rechazo a lo desconocido. Y, por más formación académica que se tenga, es siempre la misma, vieja historia.

   Es ampliamente sabido entre los científicos e igualmente los no científicos, que el propósito de las teorías científicas es explicar lo desconocido en términos de lo conocido. Conocemos ciertas cosas; pero debemos valernos de nuestra razón y de nuestras observaciones para conocer cosas que actualmente ignoramos. Esto puede ser una ajustada descripción de la "cronología" de nuestros descubrimientos pero es un falso análisis del conocimiento que obtenemos. Porque las teorías científicas, como teorías, explican lo conocido en términos de lo desconocido. "Conocemos" nuestras observaciones; y las explicamos con teorías cuyos componentes básicos son "desconocidos". Por ejemplo, la Ley de Gravitación de Newton explicó el movimiento de los cuerpos físicos en la Tierra ­y el de los planetas del sistema solar­ en términos de fuerzas que obedecen a determinadas leyes de atracción. Ahora bien, son precisamente estas fuerzas las que nos son desconocidas, y no los movimientos que ellas explican. Una de las máximas aspiraciones de los estudiosos de lo parapsicológico es obtener una explicación de los fenómenos en los cuales están interesados. Debe comprenderse que la explicación será en términos de "lo desconocido" en el sentido ya apuntado, y que por consiguiente será más extraña que las propias explicaciones que la inspiran, y no más familiar.

   La relación entre lo "conocido" y lo "desconocido" es un importante aspecto de la Lógica y su frecuente falsedad es una característica correspondientemente significativa de lo que la concepción popular tiene de racionalidad. Porque cuando se busca una explicación "racional" de la vida después de la muerte y sus manifestaciones asociadas, la racionalidad es concebida como el proceso de pasar de lo desconocido a lo conocido, de la ignorancia al conocimiento, del error a la certidumbre. Pero el argumento precedente expone un sentido en donde esta concepción de la racionalidad es errónea. Llamamos a esta perspectiva de la racionalidad, "dogmática", significando no que ella afirme algún dogma particular, sino más bien que comparte con todos los dogmas una creencia en la infalibilidad de sus principios y en la certeza de sus deducciones.

   Por contraste, la visión de la racionalidad como un medio de descubrir nuevos desconocidos puede ser llamada "crítica", acentuando su espíritu motivacional en la búsqueda de errores y efectos imprevistos. La racionalidad crítica mira a la racionalidad como una colección actual de expectativas habituales que pueden requerir una revisión inmediatamente después de su utilización. La racionalidad dogmática ve a la racionalidad como un sistema de criterios establecidos, desde cuyo standard deben abordarse todos los problemas.   La racionalidad dogmática se perfila hacia el rechazo de las apariciones de fantasmas. Los presuntos fenómenos son "físicamente imposibles" (esto es, caen fuera del plano de nuestras experiencias probadas). Por tanto, los fantasmas no existen. Va de suyo que la conclusión puede ser verdadera; pero este tipo de argumento resulta insuficiente, porque confía en la corrección de la racionalidad dogmática, que en realidad ha sido algunas veces rebatida por fenómenos físicos ordinarios. El carácter erróneo de la racionalidad no es ampliamente reconocido, al menos por la gente común cuya creencia en ella motiva su hostilidad hacia los informes de supuestos fantasmas.  






HUELVA, SEVILLA Y CÁDIZ (ESPAÑA):

EL TRIÁNGULO DONDE NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

escriben:

Ángel Rodríguez Álvarez
Presidente de Geifo

Ángel Carretero Olmedo
Vicepresidente de Geifo
Carreteroolmedo@wanadoo.es


   Las cuatro grandes publicaciones que hablan habitualmente en España sobre el fenómeno OVNI han tratado con detenimiento los distintos avistamientos ocurridos en el triángulo formado por las provincias andaluzas de Huelva, Sevilla y Cádiz, incluido el Estrecho de Gibraltar. A lo largo de estos años existe gran cantidad de información sobre estos fenómenos. Pero lo que el público en general desconoce, es que de vez en cuando, "otras publicaciones" ­que podemos calificar como ÓRGANOS DE EXPRESIÓN DE ALGUNOS MINISTERIOS O DEL ESTADO­ han tratado algunos de estos avistamientos. Posteriormente ninguna autoridad ha desmentido o matizado lo publicado. Incluso hay uno, investigado por el grupo GEIFO ­hace más de una década­ y hoy en día me sigo preguntado cuál fue la causa de no denunciar los hechos ante las autoridades, por si lo ocurrido pudiera ser tratado como un delito.

   Quiero traer aquí hoy algunos de esos aterrizajes y/o encuentros con humanoides. Las publicaciones anteriormente mencionadas, a su debido tiempo, han publicado amplios artículos sobre algunos de ellos. Pero esta es la otra cara de la moneda: NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE.

   El primero de estos casos, con repercusión en todas las revistas y prensa española fueron las huellas encontradas en una parcela del rancho del Maestro Oliva, un conocido torero español, en Moron de la Frontera (Sevilla) el 11-05-1970, pero lo que el público no conoce ­y es lo que hoy nos hace traerlo aquí­ es que una publicación del Ministerio de Defensa español también dio la noticia.

   En el número correspondiente a julio de ese mismo año, la REVISTA GENERAL DE MARINA (Tomo 179, pág.115, sección Noticiario) decía:

   "Huellas misteriosas. En una parcela del Rancho del Maestro Oliva, en Moron de la Frontera, aparecieron unas extrañas y simétricas huellas circulares, alrededor de las que había una zona con más de mil plantas de girasoles calcinadas.

   "El extraño suceso produjo la natural curiosidad y la posterior intervención de la Jefatura Agronómica de Sevilla, que envió a la zona técnicos para estudiar y analizar las muestras de terreno.

   "Según unas declaraciones del ingeniero jefe de la Jefatura Agronómica, algo exterior, de momento desconocido, fue la causa que destruyó los girasoles, pero espera que los análisis del terreno y de las plantas permitan conocer las causas del suceso.

   "Suponemos que mientras se estudia el caso, los partidarios de los OVNI estarán de enhorabuena."

   Fue la primera vez que una publicación de la Armada Española informaba sobre un fenómeno ovni, pero no la última.

   El día 27 de junio de 1980 ­sobre las 11.00 horas­ en la localidad gaditana de Barbate (España), fue observada por un submarinista con más de 15 años de experiencia unas extrañas huellas en el fondo del mar, mientras trabajaba en una almadraba dedicada a la pesca de atunes.

   Las huellas eran paralelas y con una separación de 2 ó 3 metros entre una y otra; hemos de destacar que estas huellas seguían un camino prefijado y perfectamente definido, ya que los obstáculos encontrados en su camino eran rodeados o bordeados, sin causar ningún daño a las artes de pesca que la almadraba tenía caladas en ese momento desde hacía algunas horas.

   La pesca de atunes mediante almadraba es una costumbre arraigada a la entrada del Mediterráneo desde hace siglos, ya los Fenicios, y posteriormente los Romanos (entre 3.000 y 2.000 años a.C.) la practicaban. Actualmente todas las capturas mediante este procedimiento se exportan a Japón.

   Esta noticia aparece en diversos medios de comunicación, bajo el título "rodadas bajo el mar", en la que un conocido periodista español afirmaba haberse descubierto unas huellas del tipo de rodadas similares a las de un vehículo oruga militar. Calificó el suceso como desconcertante.

   Pero, ¿eran en verdad desconcertantes esas huellas?. No, el periodista hablaba de "huellas de un vehículo oruga militar", y tenía toda la razón del mundo: nos encontrábamos ante eso: un vehículo militar de origen soviético.

   Efectuamos una amplia encuesta y buscamos posibles antecedentes, los que encontramos publicados seis meses antes. ¿En dónde?: EN LA REVISTA GENERAL DE MARINA (noviembre de 1983, tomo 205, pág. 724, sección Noticiario). Comparamos las huellas que el testigo nos describió con la información publicada por el Ministerio de Defensa español, efectuamos algunas consultas y llegamos a una conclusión: nuestros visitantes eran de origen soviético. El escándalo estaba servido: el 18 de octubre de 1984 escribo al Excmo. Sr. Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada Española en Madrid explicándoles nuestra sospecha. El 20 de noviembre estalla la bomba: DIARIO DE CÁDIZ Y OTROS PERIÓDICOS ESPAÑOLES lanzan la noticia de que MINISUBMARINOS SOVIÉTICOS OPERAN EN EL ESTRECHO DE GIBRALTAR DESDE HACE 10 AÑOS, al día siguiente volvemos a escribir a la Armada.

   Suenan los teléfonos y la Armada nos pide ­a Ángel Rodríguez y a mí­ hablar con ellos y que les expliquemos de palabra nuestras conclusiones.

   Como es natural, las autoridades matizaron las noticias publicadas en prensa, pero nadie ­repito nadie­ matizó, modificó o desmintió lo publicado en la REVISTA GENERAL DE MARINA. Era la segunda vez que se trataba, aunque de pasada, un fenómeno ovni.

   Existe otro suceso, inédito hasta ahora en la prensa al igual que el anterior, ocurrido la noche del 9 de noviembre de 1986 entre las localidades de Sevilla y Alcalá de Guadaira donde un perito de la Cia. Sevillana de Electricidad ­una de las grandes compañías españolas suministradoras de electricidad­ fue supuestamente teletransportado. Este extraño suceso se encuentra actualmente siendo investigado y desde aquí quiero efectuar un llamamiento con el objeto de localizar al testigo para ampliar la información y efectuar un estudio en profundidad.

   El indicado perito, sobre las 23:15 horas de esa noche se desplaza en su vehículo desde la capital sevillana hasta Alcalá de Guadaira, lugar donde había comprado no hacía mucho tiempo una vivienda. Durante su recorrido observa anomalías en el paisaje, sensación de calor en el vehículo y un coro de voces lejanas, y ve "industrias" o "edificios" de unos 80 metros de altura a su izquierda, todo esto mientras circulaba por una carretera, desconocida para él, con tres carriles en ambos sentidos. Cuando llegó a su vivienda se dio cuenta de que también había sufrido perdida de tiempo. ¿Estamos ante un caso de teletransportación? ¿Abducción?.

   Quien viviera en Sevilla (España) en esos años, conoce la carretera que unía la localidad con Alcalá de Guadaira y no disponía de un total seis carriles para la circulación de vehículos. La investigación en curso promete y puede dar para algo más que un artículo. Este señor, anteriormente y desde los 17 años, fue testigo de varios avistamientos OVNIS que estamos intentando determinar si guardan algún tipo de relación con el tratado aquí.

   Pero, ¿ha dicho algo alguna vez la Guardia Civil sobre el particular? La respuesta es sí, en más de una ocasión. Como ejemplo de ello ­entre otros­ tenemos un encuentro con humanoides ocurrido hace más de 20 años.

   Por lo delicado del asunto, y a pesar de publicarse en su día en España, me permitiré omitir la identidad de la testigo, el lector comprenderá perfectamente nuestros motivos.

   Un día del mes de agosto de 1977, sobre las 19:30 horas, una joven de 20 años se dirigía ­campo a través­ a casa de su abuela en la aldea de La Corte de Calabazares (Huelva, España). Cuando caminaba por un sendero, y hallándose a escasos metros de un pequeño arroyo, casi oculto por la vegetación, nota que un reflejo cegaba sus ojos. Extrañada, atribuyó el hecho a un posible cristal o espejo iluminado por el sol. Varios metros más adelante volvió a suceder lo mismo, esta vez queda algo aturdida y vio ­a unos metros de ella­ a dos supuestas personas cuyas descripciones corresponderían a una mujer de unos dos metros de alto y a un hombre de 1,70 de altura. Pierde el conocimiento durante una media hora, y al llegar a casa de su abuela nota la falta de una serie de cosas de su bolso.

   Se da parte a la Guardia Civil ­que al día siguiente rastrea la zona­ y se expide el correspondiente atestado.

   No diremos aquí que los dos investigadores que trataron el asunto efectuaron una mala encuesta ­Dios nos libre­ pero puntualizaremos que en su afán de dar a conocer el suceso no esperaron el tiempo suficiente. Existía un parte expedido por la Guardia Civil. ¿Qué decía ese documento de la Benemérita?. Decía que:

  1. Al día siguiente, sobre las 18.00 horas, la interesada se presenta en el Acuartelamiento de Almonaster la Real (Huelva, España), relata lo ocurrido e informa del extravío del Documento Nacional de Identidad.
  2. Inmediatamente se trasladaron fuerzas del indicado Puesto al lugar de los hechos, no observando nada más que las huellas de la citada señorita, la que había estado sentada y en sus proximidades se encontraron dos billetes de autobús para la estación de Almonaster y cuatro cuchillas de afeitar ­repito cuatro cuchillas de afeitar­ marca MSA ya usadas y dentro de sus respectivos sobres, que fueron reconocidas con posterioridad por su propietario, que era padre de la testigo.
  3. El padre manifestó a la Guardia Civil que su hija se encontraba en tratamiento médico, sin precisar las causas.
  4. La testigo ­lo dice la Guardia Civil­ en esos momentos era aficionada a la bebida.



   Como es natural, obra en muestro poder el correspondiente informe firmado por el Teniente Coronel Primer Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva.

   ¿A que conclusiones podemos llegar? La primera pregunta que nos planteamos es qué hace esta señorita con cuatro cuchillas de su padre en su poder. ¿Se encontraba en estado de embriaguez? ¿Pensaba en suicidarse? ¿Estaba en estado de delirio por causa de la bebida?. La familia siempre se negó a indicar cuál era la causa del tratamiento médico al que estaba sometida y qué medicinas tomaba. Preferimos que el lector saque sus propias conclusiones sobre este delicado tema.

   Sobre las siete de la tarde del 20 de abril de 1984, unos niños jugaban cerca de sus viviendas en el poblado forestal de Las Medianas (Almonte, Huelva). El atardecer amenazaba lluvia; de improviso, vieron un objeto volante, nos dicen que algo así como una bola de luz color naranja que poco a poco se acercaba hasta tocar tierra; una vez hubo aterrizado, se amortiguó para dar paso a luces de varios colores. Los niños corrieron hacia sus hogares llenos de cierto miedo y sorpresa.

   Al día siguiente descubrieron a unos ciento cincuenta metros de donde jugaban la noche anterior una huella de forma circular, que aún se encontraba humeante, se podía freír un huevo en su interior, según nos aseguraron unos días después los testigos.

   Sobre este aterrizaje dijo el periodista anteriormente mencionado (ver EUZKADI número 207 de fecha 12 de septiembre de 1984): ...Al visitar el lugar con el meteorólogo y mejor investigador del fenómeno ovni, Julio Marvizon, pude comprobar que, en efecto, a unos ocho metros de una alambrada, una considerable área de tierra aparecía ennegrecida, con evidentes señales de calcinación. Junto a las hierbas aplastadas y aparentemente calcinadas descubrimos tres orificios que formaban un triángulo casi equilátero, con 3,90 metros de lado...

   Independientemente de lo que esta publicación (y otras) informaron en su día sobre este supuesto aterrizaje, cuando nuestro grupo se desplazó a la zona pudimos estudiar la huella ­aunque no el triángulo equilátero apuntado por el periodista­ se efectuó la correspondiente encuesta y se tomaron muestras del interior de la huella y sus alrededores. También se tomaron muestras de la tierra que se encontraba a unos cinco metros de la huella, con el objeto de utilizarla como "muestra testigo".

   Los primeros análisis efectuados en la Industria Química de Huelva, en Oviedo y en Cádiz apuntaban que podíamos encontrarnos ante los restos de un supuesto horno de carbón vegetal. Lo que nos obligó a efectuar una nueva batería de preguntas a los testigos, con el objeto de clarificar una serie de puntos que entendíamos no se encontraban suficientemente aclarados.

   Solicitamos la colaboración de un Perito Agrónomo y un Químico, quienes efectuaron nuevos análisis, que permitieron aclarar definitivamente el suceso: nos encontrábamos ante la quema de basura forestal. Pero estos análisis demostraron algo más: casi con un noventa por ciento de posibilidades estábamos ante un combustible tipo FUELOIL o IFO. ¿Pero de dónde procedía ese combustible?. Según nos confesó dos años después un habitante del poblado ­que no fue testigo del suceso­ procedía de un pequeño pesquero propiedad de su padre. Podíamos estar ante un delito: se estaba utilizando combustible destinado a la pesca ­con impuestos muy bajos­ para otro destino. Hoy en día nos seguimos preguntado por qué no se denunció este asunto ante las autoridades competentes.

   Estos no son los únicos casos detectados en España, en que de una forma u otra alguna autoridad ha publicado una explicación. Son los primeros y suponemos que podremos traer aquí, poco a poco, otros muchos hasta llegar a fechas mucho más recientes, por ejemplo el pasado año.




TIAHUANACO:

PUEBLO DE LOS HIJOS DEL SOL

escribe: Daniel T. Fox

dtrujillo38@smail1.ocenf.org


¡Oh, Creador!
¡Omnipresente Viracocha!
Tú que diste vida y coraje a los hombres, diciendo,
"sea esto un hombre".
Y a la mujer, diciendo,
"sea esto una mujer"
¡Tú que los hiciste y les diste el ser!
Vela por ellos, que puedan vivir con salud y en paz.
¡Otórgales larga vida, oh Creador!

Plegaria Inca dirigida a Viracocha, traducida por Alonso de Molina, hombre de Pizarro.



   La cordillera andina reúne gran cantidad de misteriosas construcciones, entre ellas Machu-Pichu, Marcahuasi, Nazca, etc. En este caso vamos a tratar de los misterios de una enigmática ciudad, la de Tiahuanaco, cuya historia va inevitablemente unida a un lago, el Titicaca.

   Comencemos pues por este lago que se encuentra a unos 3750 m sobre el nivel del mar, atravesado por la frontera entre Perú y Bolivia, ocupa un área de 8256 Km2, mide 220 Km de longitud y unos 112 Km de ancho. Su profundidad alcanza en algunos puntos los 300 metros.

   Esta región situada actualmente a una elevada altura está sembrada de millones de conchas marinas fosilizadas, lo que hace suponer que en un pasado remoto la región fue elevada desde el nivel del mar. Según los expertos este fenómeno se produjo hace unos 100 millones de años. Pese a esto, el lago Titicaca ha conservado hasta el presente muchos tipos de peces y crustáceos oceánicos, lo que confirma que este lago se formó al quedar estancada el agua marina tras la elevación de los Andes. Desde que este lago se formó, parece haber sufrido diversos cambios y hoy en día se pueden observar distintas líneas de costa, en algunos puntos esa línea de costa antigua está a 90 metros más arriba que la actual mientras que en otros puntos, esa misma línea, está a 82 metros más abajo, lo que quiere decir que dicha línea de costa no está nivelada, es decir, que el lago ha cambiado su forma quién sabe cuántas veces a lo largo de los millones de años. Los geólogos han determinado que el Altiplano se sigue elevando pero no de forma regular, sino desequilibrada. Los cambios experimentados en el lago Titicaca tendrían más que ver con los cambios geológicos propios del lugar que con las variaciones del volumen de agua. Es por ello que es más difícil de explicar la evidencia irrefutable de que la ciudad de Tiahuanaco fue antiguamente un puerto que estaba provisto de grandes diques y situado en las orillas del lago Titicaca. Las ruinas de esta ciudad se hayan actualmente a unos 20 Km al sur del lago y a una altura de más de 30 metros de la presente línea costera, por lo que se deduce que en el período a partir del cual fue construida la ciudad debió de ocurrir uno de estos dos fenómenos: o bien el nivel del agua descendió de forma muy notable o bien el terreno se elevó igualmente. El arqueólogo Arthur Posnansky, de la Universidad de la Paz, nos ofrece una respetable teoría con respecto al origen de Tiahuanaco que más tarde desarrollaremos.

Tiahuanaco

   La ciudad de Tiahuanaco se encuentra en Bolivia, a unos 4.000 m sobre el nivel del mar.

   El propio nombre de Tiahuanaco, en lengua Quechua, es ya de por sí enigmático. Luis E. Valcárcel, en Etnohistoria del Perú (Lima, 1959) nos aclara que Ti significa "reunión o conjunto"; hua es "la tierra"; na significa "donde se hace" y co quiere decir "agua". Por tanto, reuniendo el sentido del nombre tendremos que Tiahuanaco viene a querer decir algo así como "el lugar donde se forma (o hace) la tierra y el agua". Sin embargo, no todos los investigadores coinciden con este autor y otros significados que se le dan a este nombre son: "Ciudad eterna"; "Hijos del Tiki o del Jaguar"; "Ciudad del agua" o "Pueblo de los Hijos del Sol".

   A Tiahuanaco también se le denomina Chuquiyutu. Según otros autores, Tiahuanaco podría derivar de "tiwanaka", que significa "esto es de Dios".

   En esta ciudad en ruinas podemos encontrar gigantescos monolitos, gruesas piedras labradas y grandes figuras de arenisca rojiza y de andesita.

   Tiahuanaco es paraje de leyendas, de felinos y cóndores, de hombres-pájaro, de llamas sagradas, de templos solares...

   Todo el conjunto arqueológico de Tiahuanaco cubre una zona de unos 450.000 metros cuadrados. Se encuentra en la meseta alta de Collao y se trata de un paraje ondulado, de tierra rojiza y helada. Apenas si existe vegetación. Este árido paraje no es el más adecuado para el florecimiento de grandes culturas del pasado, pero todo hace suponer que no siempre fue así, ni que la cordillera tuvo siempre la altura de hoy. Y ahí puede radicar parte del enigma de Tiahuanaco, que debió surgir en tiempos en que el clima fuese más benigno. Las ruinas que pueblan el lugar, por supuesto, nada dicen. Son los arqueólogos los que interpretan los signos de acuerdo con lo que pretenden ver allí. Sabemos que en Tiahuanaco existieron templos piramidales. La arquitectura piramidal era abundante. Había cuatro pirámides junto al Palacio de los Sarcófagos, pero de ellas apenas si queda nada y su recuerdo permanece gracias a los cronistas de la conquista, como el caso de la pirámide de Akapana.

   Hay quien supone que Tiahuanaco debió de ser una gran ciudad religiosa, semejante a Teotihuacan que floreció en México, incluso podríamos relacionarlas por sus nombres, aunque los filólogos han descartado esta posibilidad.

   Se sabe que Tiahuanaco fue concebido por individuos que sabían mucho de astronomía y que conocían perfectamente el eje geográfico de La Tierra, como lo demuestran los ejes que parten de la pirámide de Akapana, cuyas dimensiones debieron ser de más de doscientos metros de lado por sólo veinticinco de altura.

   Por muy extraño que parezca, Tiahuanaco también fue la sede de un colegio de cirujanos que llevaban a cabo operaciones en el cerebro con cuchillos de bronce. También hubo astrónomos que estudiaban las estrellas con el equivalente de modernos telescopios: reflectores y lentes.

   En el Templo de Kalasasaya, los primeros conquistadores españoles que llegaron quedaron atónitos y no faltó quien dijese que tal obra era una de las maravillas del mundo. El templo se alza al noreste de la pirámide de Akapana. El nombre aymará significa "piedras erguidas" y en uno de sus ángulos se alza todavía la famosa Puerta del Sol, que se ha desplomado varias veces, debido a los corrimientos de tierra, pero que ha vuelto a ser levantada.

   Las "piedras erguidas" no son menhires, sino los restos de pilares que sólo reflejan pálidamente lo que debió ser el templo.

   Más adelante nos ocuparemos por separado de los monumentos y construcciones de esta ciudad. Volvamos ahora al pasado y al momento en que el propio pueblo Inca llega a la región. L. Pauwels y J. Bergier se refirieron a este lugar en su libro "El retorno de los brujos", en el que decían así: "Cuando los incas conquistaron esta región del lago Titicaca, Tiahuanaco era ya el campo de ruinas gigantescas, inexplicables, que nosotros conocemos". "Pregunté a los nativos si esos edificios se habían construido en la época de los incas ­escribió el cronista Pedro Cieza de León­. Se echaron a reír ante mi pregunta, afirmando que habían sido construidos mucho antes del reinado inca y que... según los relatos transmitidos por sus antepasados, todo cuanto se veía allí había aparecido súbitamente de la noche a la mañana..."

   Los libros de Historia nos dicen que, cuando los españoles al mando de Diego Almagro, llegaron al lago Titicaca en 1535, quedaron maravillados al ver las ruinas de Tiahuanaco y los restos de las estructuras megalíticas, algunos de cuyos bloques pétreos pesaban más de cien toneladas. Estos primeros viajeros quedaron impresionados ante el gigantesco tamaño de los edificios y la atmósfera de misterio que los rodeaba.

   Fue en aquel momento cuando nació la historia arqueológica de Tiahuanaco. Diego Almagro y sus tropas buscaban oro y les importaban poco las piedras labradas.

   Como ya sabemos, los conquistadores españoles son recibidos como Viracochas, señores blancos, en recuerdo de antiguas tradiciones incas sobre una raza desaparecida de Hijos del Sol, surgidos del cielo y que, tras su repentina marcha, prometieron volver.

   El cronista de los conquistadores españoles Pedro Cieza de León (1518-1560) en su incompleta obra "Crónicas del Perú" afirma lo que le contaron sus guías aymaras de que "Tiahuanaco se edificó antes del diluvio, en una sola noche, por gigantes desconocidos". "Los gigantes vivieron aquí en soberbios palacios. Pero por no hacer caso a una profecía de los adoradores del Sol, fueron devorados por sus rayos y sus palacios se vieron reducidos a ruinas".

   También existe la leyenda inca en la que se cuenta que Tiahuanaco fue construida en una sola noche por el Noé de la región, un pastor que sobrevivió al diluvio. Otra leyenda asegura que Tiahuanaco fue construida por gigantes, titanes o por "criaturas llegadas del cielo".

   Otro visitante español del mismo período narró una tradición según la cual las piedras habían sido alzadas de forma misteriosa del suelo: "fueron transportadas por el aire a los sonidos de una trompeta". También Gracilazo de la Vega escribió una detallada descripción del lugar maravillándose y preguntándose cómo y quiénes pudieron llevar a cabo aquella colosal empresa.

   Hoy en día no es posible encontrar ninguna de las estatuas de figuras humanas que existían en el siglo 16. Sólo tenemos fragmentos, piezas y las palabras de viejos misioneros, como Fray Diego de Alsobaso, que visitaron la ciudad de los muertos en compañía de los nativos. "Había muchas delicadas estatuas de hombres y mujeres, tan reales que parecían vivientes. Algunas sostenían copas y parecían estar en posición de beber... En mil posturas naturales, las estatuas aparecían de pie o reclinadas." El viejo misionero manifestó una gran curiosidad porque muchas de las figuras aparecían representadas con barba.
   Tras el saqueo impresionante llevado a cabo sobre las ruinas de Tiahuanaco podemos observar hoy en día y en colecciones particulares objetos maravillosos: estatuas de oro macizo, que pesan de dos a tres kilos, tazas, platos, vasos, cucharas de oro. Ello nos da a entender que los antiquísimos habitantes de la "ciudad de Viracocha" conocían, por tanto, los objetos que hoy ponemos en nuestras mesas y que aparecieron por primera vez en Europa hacia finales del siglo 16, cuando en América los vemos entre los aztecas, incas y otros pueblos más antiguos.


Arthur Posnansky

   Si debemos la escasa salvación y el estudio de Tiahuanaco a alguna persona, es sin duda a Arthur Posnansky. Este arqueólogo ha dedicado gran parte de su vida al estudio de esta ciudad, y la pregunta que él se hizo y que nos hacemos nosotros es: ¿cuándo fue construida Tiahuanaco?.
   Las tesis oficiales históricas nos dicen que las ruinas no son mucho más antiguas que el año 500 d.C.(es decir, de nuestra era). Pero, basándonos en los cálculos matemáticos/astronómicos del profesor Arthur Posnansky, de la Universidad de la Paz, y el profesor Rolf Muller, llegamos a unas fechas que sí podrían explicar mejor los cambios producidos en la región. Estos investigadores sitúan la fase principal de la construcción de Tiahuanaco en el año 15.000 a.C.  Tras la construcción de esta ciudad sobrevinieron una serie de cambios geológicos, con fechas marcadas en torno al 11.000 a.C. que comenzaron a separar cada vez más la ciudad de la costa del lago.

   Arthur Posnansky, en "Tiahuanaco, la cuna del hombre americano", cree que la última civilización de Tiahuanaco apareció unos 14.000 años a.C. y que en algún lejano momento se produjo un fenómeno geológico de proporciones dantescas que fraccionó la Cordillera de los Andes. Posteriormente se produjo una elevación de la región del lago Titicaca hace unos diez mil años, tras un hundimiento de amplias regiones de tierra (Mu, Atlántida).

   Según Posnansky, el terrible cataclismo que ocurrió en aquella región durante el undécimo milenio a.C. fue causado por unos movimientos sísmicos que hicieron que se desbordaran las aguas del lago Titicaca y provocaron erupciones volcánicas. Asimismo, es posible que ocurriera un aumento temporal del nivel del lago debido al desborde de otros lagos que se hallaban más al norte y a una mayor altitud. Entre las pruebas presentadas por Posnansky de que el agente destructor de Tiahuanaco había sido una inundación, cabe citar el hallazgo de flora lacustre mezclada en el aluvión con los esqueletos de seres humanos que habían perecido en el cataclismo y el hallazgo de varios esqueletos de unos peces también hallados en el mismo aluvión. Además se habían hallado unos fragmentos humanos y esqueletos de animales que yacían en caótico desorden entre piedras, utensilios, herramientas e infinidad de objetos. Fue realmente una terrible catástrofe la que asoló Tiahuanaco y ­si Posnansky esta en lo cierto­ se produjo hace más de 12.000 años. A partir de entonces, aunque la inundación remitió, "la cultura del Altiplano no volvió a alcanzar un elevado nivel de desarrollo, sino que cayó en una absoluta y definitiva decadencia".

   Los terremotos que habían hecho que el lago Titicaca inundara Tiahuanaco fueron sólo los primeros de una serie de desastres que acaecieron en esa zona. Aunque en un principio éstos hicieron que las aguas del lago se desbordaran, al cabo de cierto tiempo provocaron el efecto contrario, reduciendo de forma progresiva la profundidad y el área de superficie del Titicaca. A medida que pasaban los años, el nivel del lago continuó descendiendo aislando así a la gran ciudad, alejándola de las aguas que antaño habían desempeñado un papel decisivo en su vida económica.

   Al mismo tiempo existen pruebas de que el clima de la zona de Tiahuanaco se volvió más frío y desfavorable para el cultivo de unas cosechas que con anterioridad se habían desarrollado sin problema.

   Podemos decir que un período de calma siguió al momento critico de los disturbios sísmicos, pero luego el clima empeoró y se hizo inclemente. Como consecuencia de ello, se produjeron unas emigraciones masivas de gente de los Andes hacia emplazamientos más favorables.

   Los habitantes de Tiahuanaco, integrantes de una civilización muy avanzada y recordados en las tradiciones locales como "los viracochas" tuvieron que luchar para sobrevivir. En todo el Altiplano se hallaron curiosas pruebas que indican que habían llevado a cabo experimentos agrícolas de carácter científico, con gran ingenio y dedicación, para tratar de compensar el deterioro climático. Así por ejemplo, lograron eliminar la toxicidad de determinadas especies vegetales para que fueran comestibles. También diseñaron unos campos de cultivo con determinadas características que superaban las técnicas agrícolas modernas. Durante los últimos años, agrónomos y arqueólogos han reconstruido estos campos elevados y los sembrados experimentales en ellos han proporcionado unas cosechas muy superiores a los sembrados normalmente. Asimismo, los cultivos de las zonas experimentales soportaron casi sin pérdidas las bajas temperaturas y extrema sequía que se dio en el lugar. Estas técnicas ancestrales llamaron la atención de las autoridades bolivianas y de otros organismos internacionales que las han aplicado en otros lugares del mundo.

   Según hemos visto, el profesor Posnansky nos dice que Tiahuanaco fue una ciudad portuaria muy activa en el 15.000 a.C., y que continuó siéndolo durante otros 5.000 años. Durante esa época, el muelle principal de la ciudad se hallaba situado en un lugar llamado actualmente Puma Punku, "la puerta del puma". Cuando Posnansky llevó a cabo sus excavaciones observó que uno de los bloques de piedra que fueron empleados en la construcción del muelle se encontraba todavía en el yacimiento y pesaba aproximadamente 440 toneladas y había muchos otros bloques, los cuales pesaban entre 100 y 150 toneladas. Otro dato curioso es que en estos bloques aparecen representaciones de la cruz profundamente grabada en la dura piedra gris. Incluso según la cronología histórica ortodoxa esas cruces tenían una antigüedad de no menos de 1500 años. Dicho de otro modo, habían sido esculpidas en este lugar por unas personas que desconocían el cristianismo, un milenio antes de la llegada de los primeros misioneros españoles al Altiplano. Pero, ¿de dónde habían obtenido los cristianos sus cruces? Pues seguramente no de la cruz de Cristo, sino de alguna fuente mucho más antigua. De hecho, los antiguos egipcios habían utilizado un jeroglífico semejante a una cruz para simbolizar la vida.
   Nos encontramos con que en Tiahuanaco se empleaba como elemento decorativo la esvástica, grabada sobre la piedra de construcción, al igual que en el valle del Indo. También se empleaba en la cerámica de Tiahuanaco.


Investigaciones
   El Centro de Investigaciones Arqueológicas de Tiahuanaco ha determinado, tras las excavaciones efectuadas en la región que, como mínimo, se encuentran superpuestas unas cinco civilizaciones diferentes cuya antigüedad no ha podido ser determinada.

   La arqueóloga Simone Waisbard escribe en su libro de 1975 "Tiahuanaco, diez mil años de enigmas incas" las siguientes palabras: "Cinco ciudades yacen enterradas, superpuestas o mezcladas con esqueletos de toxodontes, de mamíferos ungulados de una edad al parecer antediluviana...". Ya trataremos más adelante estos interesantes descubrimientos de animales prehistóricos representados en cerámica o en bajorrelieves.

   En 1956, el submarinista norteamericano William Mardoff efectuó inmersiones en el lago Titicaca, cerca de la desembocadura del río Escoña, y encontró los restos de una supuesta ciudad sumergida que podría tratarse de la legendaria Chiopata, o Ciudad de los Dioses, de la cual hablan las crónicas antiguas. Otros investigadores, como Ramón Avellaneda, también se sumergieron en la región obteniendo filmaciones de esas ruinas submarinas de una antigua ciudad. Ante estos descubrimientos el propio Jacques I. Cousteau se trasladó a la región en 1968 para efectuar una serie de inmersiones, pero su informe no reveló nada nuevo a lo dicho anteriormente.

   Más recientemente, la denominada Expedición Atahualpa 2000 descubrió también diversas formaciones arquitectónicas bajo las aguas del lago Titicaca. En concreto se trataba de un templete de unos 250 metros de largo por 50 metros de ancho y que se encuentra a 20 metros de profundidad, un muro de contención, una figura y una especie de terraza.

   Todo parece indicar que la cultura Tiahuanaco permanecía en el lugar durante mucho tiempo y que no fue construida como relatan las leyendas en una sola noche por los titanes. Cinco civilizaciones se superponen en la zona, como ya hemos visto, y puede que sea alguna más. Los miles de años que éstas representan no son fáciles de calcular y más difícil aún resulta precisar la gente que vivió allí, cómo, cuándo o de dónde procedían.

   Ignoramos quiénes construyeron los monolitos de Tiahuanaco, aunque suponemos que fueron culturas diferentes y en distintas épocas. Pero estamos seguros de que sus conocimientos geométricos en nada tenían que envidiar a los nuestros actuales, ya que resolvían problemas que a nosotros nos han costado siglos de esfuerzos.
   Sabemos que con las piedras de Tiahuanaco se ha construido parte del tendido férreo de La Paz. Bloques magníficamente labrados han servido de cimientos a numerosas construcciones y de ornamentación de las viviendas de los ricos propietarios. El tendido de la vía férrea de Guaqui sirvió para causar más destrozos en las ruinas de Tiahuanaco. Los barrenos volaron en fragmentos el palacio de Putuni, el complejo de Kalasasaya y las estatuas, todo lo cual, convertido en cascajos, sirvió para extender calzadas, puentes o campamentos.


Mu

   Según diversos autores, los primeros pobladores de Tiahuanaco debieron ser (cuando la cordillera andina todavía no existía) los habitantes de la Madre Tierra o el país de Mu, cuyos exploradores, los naacales o Hermanos Santos, extendieron la religión del Sol por todo el mundo, llegando incluso al valle del Indo, al Daccan, Birmania, Mesopotamia y Egipto, y cuyas huellas aún pueden ser encontradas en el Tíbet.
   Tras el hundimiento de Mu, en un cataclismo apocalíptico, ocurrieron toda clase de catástrofes sísmicas y volcánicas que fueron configurando la cordillera andina, casi como la conocemos en la actualidad. Los escasos sobrevivientes vivieron refugiados en grutas, cuevas o valles hasta que alguien (Viracocha), hizo aparecer de nuevo el Sol y esto lo podríamos entender como el final de un período glaciar.

   Simone Waisbard, en "Tiahuanaco, diez mil años de enigmas incas" nos dice así: "Es casi cierto que el subsuelo de Tiahuanaco por una parte y el de Cuzco por otra, están perforados por misteriosos túneles empedrados. Los indios de Tiahuanaco dicen que las chinkanas (túneles) están a un metro bajo la tierra y a veces incluso a cuatro por lo menos." También se cuentan historias de un cura que se extravió y cayo en uno de estos túneles, recorrió su interior y finalmente salió a la playa del lago Titicaca.
   Fernando Montesinos, en su libro de 1638 "Memorias antiguas, historiales, políticas de Perú" escribió: "Tiahuanaco y Cuzco están unidas por un gigantesco camino subterráneo. Los incas desconocen quién lo construyó. Tampoco saben nada sobre los habitantes de Tiahuanaco. En su opinión, fue construida por un pueblo muy antiguo que posteriormente se retiró hacia el interior de la selva amazónica".

Viracocha
   Una de las versiones de la famosa tradición sobre Viracocha nos habla de Thunupa; esta versión proviene de la zona que rodea al lago Titicaca que se llama el Collao. En ella se nos narra que Thunupa apareció en el Altiplano en tiempos remotos, procedente del norte y que vino acompañado por cinco discípulos de ojos azules y barba. Después de instruir a la población en diversos campos y recorrer grandes distancias a través de los Andes fue atacado y herido gravemente por un grupo de conspiradores envidiosos. Esta historia, en su desarrollo más detallado nos ofrece grandes paralelismos con la historia de Osiris y su muerte. De hecho, Osiris en Egipto y Thunupa-Viracocha en Sudamérica presentan los siguientes puntos en común: ambos eran grandes civilizadores, ambos fueron víctimas de una conspiración, ambos resultaron malheridos, los cuerpos de ambos fueron depositados en un receptáculo, ambos fueron arrojados al agua, ambos se deslizaron por un río y ambos alcanzaron el mar. Los paralelismos entre esta región y el antiguo Egipto están aún presentes. En la isla de Suriqui, en el lago Titicaca, se siguen construyendo actualmente unos botes de juncos de totora que son casi idénticos, tanto en el método de construcción como en el aspecto que ofrecen una vez terminados, a las barcas de los faraones hechas con cañas de papiro. Los lugareños afirman que quienes les transmitieron la forma de hacer esos barcos fue el "pueblo de Viracocha".


Restos arqueológicos

   Entre los monumentos que podemos admirar en Tiahuanaco destacan los restos de la pirámide de Akapana, la Puerta del Sol dentro del gran complejo del Templo de Kalasasaya, el templete del Gran Ídolo y los palacios de Putuni, Laka-Kollu y Kheri-Kala.
   Observamos piedras de arenisca y basalto cuyos yacimientos no se encuentran en las inmediaciones, y que sugieren un difícil y sobrehumano transporte, tal vez desde kilómetros de distancia.


El Templo enterrado y el Kalasasaya

   En la zona central de lo que constituyen las ruinas de Tiahuanaco encontramos dos conjuntos arquitectónicos: uno es el Templo enterrado y el otro es el complejo denominado Kalasasaya, dentro del cual se encuentra la Puerta del Sol.
   El Templo enterrado consiste en un hoyo de grandes dimensiones, rectangular, excavado a unos 2 metros de la superficie. El fondo mide unos 12 metros de largo por 10 metros de ancho y esta formado por grava dura y lisa. Sus sólidos muros están tallados y ensamblados sin el uso de morteros. Las técnicas de construcción y de unión de bloques de piedra mediante junturas metálicas son similares a las técnicas empleadas en Mesopotamia, en la arquitectura de los palacios asirios. Sobre los muros de este recinto también se pueden observar decenas de cabezas de animales esculpidas en piedra.



Templo enterrado





   El Kalasasaya se encuentra al oeste del Templo subterráneo y tiene las dimensiones de un estadio de fútbol. Consta de una plaza y a un lado de esa plaza se extiende una sala cubierta. Plaza y sala son de una sola pieza tallada en roca.

   Kalasasaya significa "lugar de las piedras verticales". La mayoría de los estudiosos defiende que este recinto era una especie de observatorio celeste y su objetivo habría sido el de fijar los equinoccios y solsticios y establecer, con precisión matemática, las diversas estaciones del año.

   Según el estudio de diversas alineaciones astronómicas se había podido determinar que el período de construcción del recinto Kalasasaya se remontaba a unos 17.000 años, es decir, en el 15.000 a.C.

   Arthur Posnansky detalló en su libro, "Tiahuanacu: the Cradle of American Man" los cálculos arqueológicos-astronómicos que lo condujeron a esa increíble datación de las ruinas. Según Posnansky esa cifra es el resultado de la diferencia en la oblicuidad de la eclíptica en el período en que fue construido el Kalasasaya y el actual. No vamos a entrar en la explicación detallada de lo que se entiende por oblicuidad de la eclíptica, tan sólo vamos a decir que Posnansky consiguió datar el Kalasasaya al establecer las alineaciones solares de ciertas estructuras clave que ahora aparecían "desalineadas", el profesor demostró de forma convincente que la oblicuidad de la eclíptica en la época en que se construyó el Kalasasaya era 23º 8' 48". Cuando ese ángulo se calculó sobre el gráfico que elaboró la Conferencia Internacional de Efemérides, se comprobó que correspondía a la fecha del 15.000 a.C.  Recordemos que los científicos ortodoxos situaban dicha construcción en torno al año 500 de nuestra era. Tras el posterior estudio que llevaron a cabo importantes científicos sobre los datos suministrados por Posnansky, estos llegaron a la conclusión de que Posnansky tenía básicamente la razón. De esta manera se admitía que el Kalasasaya había sido construido de forma que concordaba con las observaciones celestes realizadas hacía mucho tiempo, en una época mucho más antigua que el 500 d.C. Según declararon los científicos, la fecha del 15.000 a.C. propuesta por Posnansky se hallaba dentro de los límites de lo posible.

   En un elevado pilar de roca roja, dentro del Templo enterrado, se halla tallado un enigmático rostro que muchos investigadores han dicho que se trata de Viracocha. Tiene la frente despejada y los ojos grandes y redondos, nariz recta, una larga e impresionante barba y sus ropas consisten en una túnica larga y vaporosa, a ambos lados de la túnica se aprecia la sinuosa forma de una serpiente que se alzaba del suelo hasta alcanzar el nivel del hombro. Esta figura tallada mide aproximadamente dos metros de altura y estaba orientada hacia el sur, de espaldas a la antigua línea de costa del lago Titicaca.



Viracocha



   Dentro del Kalasasaya existen dos gigantescas estatuas, una de ellas denominada El Fraile que mide unos 2 m de altura y representa a un ser dotado de unos ojos y labios inmensos que sostiene, en la mano derecha algo semejante a un cuchillo y en la mano izquierda algo parecido a un libro. De cintura para abajo la figura parece ir vestida con una prenda confeccionada con escamas de pez. Todo parece indicar que El Fraile es la representación de un hombre pez imaginario o simbólico. Cierto es que una tradición local antigua se refería a los "dioses del lago, que estaban provistos de colas de pez, llamados Chullua y Umantua". Esta tradición y esta figura nos recuerdan mucho a los mitos mesopotámicos sobre seres anfibios "dotados de razón" que habían visitado la tierra de Sumer en la remota prehistoria. El jefe de estos seres se llamaba Oannes (o Uan), el dios pez, y era por encima de todo un civilizador según nos explica detalladamente el escriba caldeo Beroso.

   El otro gran ídolo del Kalasasaya consistía en un importante monolito de andesita gris, de considerable grosor y unos dos metros y medio de altura. Su amplia cabeza se erigía sobre sus inmensos hombros, y su rostro, plano como una losa, mostraba una expresión ausente. Al igual que El Fraile, de cintura para abajo llevaba una vestimenta compuesta por escamas y símbolos de pez y también sostenía dos objetos no identificables en las manos.
   En Tiahuanaco existen dibujos de seres de pies palmípedos, con cuatro dedos y rodeados de discos refulgentes, de hecho, cuenta una leyenda que un barco espacial descendió de los cielos en aquella región. En el barco viajaba una reina de nombre Oryana. Su tarea en la Tierra consistía en convertirse en la madre de la Humanidad. Dio a luz a setenta niños terrestres antes de volverse al cielo. Oryana se distinguía de su prole porque poseía manos con cuatro dedos y sus pies eran como los de los palmípedos.


La Puerta del Sol

   En el ángulo noroeste del Kalasasaya se encuentra la famosa Puerta del Sol, que consiste en un monolito de roca de traquito duro de color gris-verdoso formado por un solo bloque de 3,73 m de alto, 3,84 m de ancho, 0,5 m de espesor y pesa 12 toneladas. Parece representar una puerta entre ninguna parte y la nada. La obra de sillería representada en la roca es de extraordinaria calidad y las autoridades en la materia coinciden en que "es uno de los prodigios arqueológicos de las Américas". Su rasgo más enigmático es el llamado Friso del Calendario que aparece esculpido en su fachada oriental. En el centro, el friso esta presidido por lo que los expertos consideran otra representación de Viracocha, o también lo denominan el "dios-jaguar" que en este caso representa su terrible faz de rey-dios capaz de invocar el fuego divino y lleva entre las manos un símbolo del trueno y el rayo.


 

Puerta del Sol



   Según Posnansky se trataría de un misterioso instrumento astronómico y, al mismo tiempo, de un calendario del año astronómico venusino. La adopción de tal calendario parece cuanto menos misteriosa ya que el cómputo del tiempo basado en este planeta presupone cálculos harto complicados y mucho más sencillo y racional hubiera sido adoptar el calendario lunar, usado, además, por todos los pueblos. La verdadera razón para la adopción de este calendario venusino aún no es conocida pero no es descartable que fuera introducido por seres ajenos a La Tierra y cuyo origen fuera Venus.

   En la tercera columna de la parte derecha se observa la cabeza de un elefante y esto es sorprendente pues no existen elefantes en América, aunque sí habían existido en tiempos prehistóricos. Los miembros de una especie llamada Cuvieronius, un proboscidio parecido a un elefante que estaba dotado de colmillos y trompa, de aspecto extraordinariamente similar a los "elefantes" de la Puerta del Sol, habían abundado en la zona meridional de los Andes, hasta su repentina extinción hacia el 10.000 a.C.



Puerta del Sol



   Entre la multitud de figuras de animales esculpidas en la Puerta del Sol había también varias especies extintas. Una de ellas había sido identificada por los expertos como perteneciente al género Toxodon, un mamífero anfibio bajo y grueso, dotado de tres dedos, que medía casi tres metros de largo y uno y medio de altura, parecido a un cruce entre rinoceronte y un hipopótamo. Al igual que el Cuvieronius, estos mamíferos habían prosperado en Sudamérica en el Plioceno tardío (hace 1,6 millones de años) y se habían extinguido a fines del Pleistoceno, hace unos 12.000 años.

   Estos importantes hallazgos vienen a corroborar las pruebas astro-arqueológicas que datan Tiahuanaco hacia finales del Pleistoceno, dejando obsoletos la cronología histórica ortodoxa, y es que el mamífero del género Toxodon sólo pudo ser copiado de un ejemplar vivo. Por consiguiente, el hecho de que en el friso de la Puerta del Sol aparezcan esculpidas nada menos que cuarenta y seis cabezas de toxodontes viene a demostrar por lo menos, que la cronología oficial tiene que ser de nuevo revisada. La caricatura de este animal, no sólo se encuentra en la Puerta del Sol sino que aparece representada en numerosos fragmentos de cerámica de Tiahuanaco. Como dijimos, además del Toxodon, se determinaron otras especies extintas, en concreto, la Chelidoterium, un cuadrúpedo, y la Macrauchenia, animal similar al caballo moderno dotado de unas características patas con tres dedos.

   En la costa peruana se encuentran algunas localidades que indudablemente tuvieron la influencia directa de Tiahuanaco. Y en ellas, en 1920, el profesor Julio Tello descubrió jarrones en los que había llamas pintadas, pero estas no tenían la pezuña partida en dos como se conocen en la actualidad sino que tenían cinco dedos y la ciencia sabe que realmente esas llamas de cinco dedos existieron en aquella región, así como caballos y bovinos de igual característica, pero ello en una remota prehistoria. Julio Tello, para más demostración también descubrió enterrados esqueletos de estas llamas de cinco dedos.

   Pero algo súbito ocurrió en aquella región y todo quedo detenido en un segundo eterno, de hecho, la Puerta del Sol no se había completado. Ciertos aspectos inacabados del friso indican la posibilidad de que hubiera sucedido algo trágico e inesperado que habría obligado al escultor, según Posnansky, a "soltar su cincel para siempre en el momento que se disponía a dar los últimos toques a su obra".

   En dos paredes que indican el camino hacia la Puerta del Sol sobresalen de las mismas, una serie de caras esculpidas. Según cuentan las leyendas, Viracocha, habría esculpido y dibujado en una gran piedra todas las naciones que se proponía crear. Las caras esculpidas en estas paredes no eran realmente indias, ni eran todas iguales, como habría sido normal en una hilera de esculturas ornamentales. En realidad, no habían dos que se pareciesen. Allan y Sally Landsburg en su libro "En busca de antiguos misterios" opinan que: "las caras que se hallaban próximas a la Puerta del Sol parecían copiadas del natural. Había frentes altas y bajas, anchas y estrechas. Ojos saltones, ojos rasgados, ojos hundidos, ojos oblicuos. Pómulos salientes y pómulos hundidos, etc...". Muy bien este conjunto de esculturas pudieron ser, tal y como nos cuentan las antiguas fábulas incas: "todas las naciones que Viracocha se proponía crear".
   Podemos entender también que, estas esculturas representaran los tipos humanos existentes en el mundo en esos momentos, en todo caso, esta idea nos da a entender que el escultor tenía conocimientos amplios sobre esos tipos humanos y ello presupone unas comunicaciones a nivel mundial.


La pirámide

   Se trata de una colina artificial de unos 15 metros de alto que es conocida como la pirámide Akapana y está perfectamente orientada hacia los puntos cardinales y mide unos 210 metros en cada lado. Esta pirámide fue utilizada a modo de cantera por los constructores de La Paz y ahora tan sólo quedan un 10 % de sus bloques originales. En sus entrañas, los arqueólogos han descubierto una compleja red de canales de piedra zigzagueantes, que estaban revestidos de hermosos sillares. Es evidente que la función de este complejo hidráulico era eminentemente práctica.


Un lenguaje artificial
   Otro posible legado de "los viracochas" reside en la lengua que hablaban los indios aymaras locales, una lengua que algunos especialistas consideran la más antigua del mundo. En la década de 1980, Ivan Guzman de Rojas, un científico boliviano especializado en informática, demostró de modo casual que la lengua aymara no sólo era muy antigua, sino que se trataba de un "invento", que había sido creada de forma intencionada y muy hábil. Uno de sus rasgos más interesantes es el carácter artificial de su sintaxis, rígidamente estructurada y poco ambigua, hasta el extremo de resultar inconcebible en una lengua "orgánica" normal. Esta estructura sintética significa que el aymara podía transformarse sin dificultad en un algoritmo informático destinado a ser utilizado para traducir de un idioma a otro.


Un gran imperio

   Cuando el etnólogo estadounidense L. Taylor-Hansen visitó una tribu de pieles rojas apaches asentados en Arizona descubrió unos datos muy interesantes. El etnólogo mostró a sus huéspedes unas fotografías de pinturas egipcias y en una de ellas, los apaches reconocieron a una de sus divinidades a la que dedicaban sus bailes folklóricos, era el "Señor de la Llama y de la Luz", y lo más sorprendente es que, aquél dios vivía en el recuerdo de estos indios con su mismo nombre mediterráneo, Ammón Ra. Aquello no era más que el principio de una serie de revelaciones a las que hicieron de puente dos números sagrados, el 8 y el 13, los que constituyen precisamente la base del calendario venusino (la relación que indica las revoluciones efectuadas durante el mismo período por la Tierra y Venus en torno al Sol se expresa como 8:13, es decir, que la Tierra lleva a cabo 8, mientras que Venus cumple 13).

   Cuando Taylor Hansen, en su conversación con los indios, hizo referencia a Tiahuanaco, los apaches identificaron con aquella localidad un centro de su legendario imperio del pasado, describiendo, sin haberla visto nunca, la estatua del "blanco barbudo". "El dios empuña dos espadas en posición vertical, lo que significa "amistad hasta cierto limite". Las espadas forman ángulo recto con los antebrazos, y con la cabeza un tridente, que es nuestra señal secreta de reconocimiento. Allá donde se alza la estatua, es el lugar de nuestro origen."

   Según el profesor Homet: "Los atlantes eran de raza blanca. Todavía hoy sus escasos descendientes puros son blancos: son los uros del Titicaca, que viven allá donde floreciera la civilización de Tiahuanaco. El doctor Vernau, que ha estudiado a los patagones del Río Negro argentino, llega a la siguiente conclusión: "Son blancos los indios del Brasil central, del Estado de Minas Gerais, los famosos hombres de Lagoa Santa".

   Mucha preguntas podrían surgir de esta región y pocas son aún las respuestas, por ello se hace necesario continuar las investigaciones sobre el pasado, pero no con visiones cerradas y dogmáticas sino con mentes abiertas que tengan en cuenta todos los hechos aportados por los que son considerados como aficionados a la arqueología, astronomía o cualquier otra ciencia, porque bien es cierto que no son sólo los científicos los encargados de hacer Ciencia y no sólo es válido el método científico para obtener conocimientos.

   Se hace necesaria una nueva generación de científicos que vuelvan a rescribir las Historia. Comenzándola desde mucho, muchísimo más atrás y que prescindan de los dogmas impuestos y que sean guiados siempre por la razón y por los hechos, por la investigación moderna y por los relatos antiguos.

"No hay nada que pueda impedirnos creer que algunas razas hoy desaparecidas hubieran alcanzado, no sólo nuestros conocimientos, sino también poderes que no poseemos todavía..."
                                                                               Sir Frederic Soddy, n.1909 (premio Nobel de Física en 1921)


Bibliografía

"Las huellas de los dioses", Graham Hancock, 1995.
"El enigma de Tiahuanaco", P. Guirao.
"Dioses, demonios y ovnis", Eric Norman, 1970.
"En busca de antiguos misterios", Alan y Sally Landsburg, 1977.
"Tierra sin tiempo", Peter Kolosimo, 1969.






PHIL LANSKY: Investigador científico, durante la década pasada el autor ha equilibrado sus estudios neurobiológicos con exploraciones personales en el campo de la psicología junguiana y de diversas prácticas orientales. Este artículo, adaptado de East West Journal, constituye un intento de integración y síntesis entre las psicologías milenarias y las actuales, a la luz de las últimas investigaciones científicas sobre el funcionamiento del cerebro.


LA ALQUIMIA DEL SISTEMA NERVIOSO



"Los procesos naturales son fenómenos energéticos que constantemente se elevan a partir de un estado menos probable de tensión polar. Esta fórmula es de especial significación para la psicología, porque a la mente consciente normalmente le repugna ver o admitir la polaridad de su propio trasfondo, aun cuando es precisamente de allí que ella obtiene su energía." CARL G. JUNG




   Desde que Adán comió por primera vez del fruto prohibido del Paraíso, los seres humanos nos hemos confrontado con la perturbadora visión de un mundo de opuestos. En los mitos orientales de la creación, sin embargo, la caída no está limitada a la mente humana sino que se concibe como una separación de la totalidad del universo en dos grandes ríos cósmicos de yin y yang. En esos mitos cosmogónicos, los elementos de estas dos grandes fuerzas se representan como interactuando en todos los sistemas energéticos del universo, siendo la mente humana sólo uno de esos sistemas.

   En este artículo se explorarán las manifestaciones de yin y yang en la mente humana y en su base fisiológica, el sistema nervioso humano. No sólo se sugerirá que esa polaridad estructura la manera en que percibimos la realidad, sirviendo como el medio por el que creamos nuestro universo, sino también que los opuestos polares son el medio por el que nuestro universo nos crea.

   La psicología profunda, tal como fue desarrollada por Freud, consideraba a la vida mayormente como una batalla entre las fuerzas de Eros, creadoras de vida y que demandan energía (el principio de placer), y las fuerzas de Tánatos, entrópicas (*) y disipadoras de energía (el instinto de muerte). En la concepción física de yin y yang, la fuerza organizadora de Eros es el yang, mientras que la fuerza disipadora de Tánatos es el yin. De igual modo, podemos representarnos el Ello freudiano como un principio dispersivo yin, y el Superyó regulador, controlador y orientado hacia la realidad como yang.


(*)  (N. De la R.) En este contexto, entropía es la tendencia a la desorganización que se advierte en el universo de la materia no viva. La vida, por el contrario, se caracteriza por ser un intento de remontar la pendiente entrópica, la desorganización, el frío y la quietud de la muerte final, la rigidez intencionada del "para qué calentarse y luchar si todo siempre será igual". Según el filósofo Jean Hyppolite, el primero en concebir la vida como proceso neg-entrópico (antientrópico) fue Henri Bergson en su libro La Evolución Creadora (1907).


   La psicología de Jung se encuentra más relacionada con lo que Ohsawa (1) denominó manifestación metafísica del Principio Único. En la concepción física de yin y yang, el aspecto yin es disipador de energía, centrífugo y expansivo, en tanto que el yang es acaparador de energía, centrípeto y contractivo. En la noción metafísica, el aspecto yin se vincula con lo frío, oscuro, lunar, pasivo y femenino, mientras que el yang corresponde a lo caliente, luminoso, solar, activo y masculino.

   En el sistema junguiano, la personalidad consciente de un individuo es racional, posee la luminosidad brillante del sol que ilumina y discrimina las diferencias. Es un rasgo inconsciente del hombre, llamado por Jung el ánima (la mujer interior), lo que compensa la actitud consciente del hombre mediante un punto de vista que es más intuitivo que racional, y que utiliza la luz difusa de la luna para borrar, en vez de acentuar, las diferencias. Según Jung, este funcionamiento psicológico se halla invertido en la mujer, siendo la perspectiva intuitiva, lunar, la actitud dominante de la conciencia, mientras que la personalidad racional, solar, se encuentra en el inconsciente de la mujer como figura de ánimus (el hombre interior o, más bien, los hombres interiores). Jung llamó arquetipos a los componentes psíquicos básicos tales como el ánima y el ánimus. Para él, los diversos arquetipos ­que en conjunto forman el inconsciente colectivo­ han de ser considerados como inherentes a la estructura biológica de la Humanidad.

   Jung sostenía que la fuerza impulsora de la autorrealización, llamada por él individuación (*), resulta de una interacción dialéctica entre opuestos, que empieza con un conflicto en la primera mitad de la vida y culmina (o debiera culminar) en síntesis e integración. En el curso de sus ochenta y tantos años, Jung tuvo oportunidad de observar este fenómeno en los sueños de sus pacientes sometidos a análisis, en sus propias fantasías interiores y en una amplísima colección de textos religiosos y mitológicos. Estudió, por ejemplo, la boda química de los alquimistas medievales europeos, proceso durante el cual los opuestos primordiales, simbolizados por el azufre (caliente, masculino, activo, yang) y el mercurio (frío, femenino, pasivo, yin), se calentaban y eventualmente se llegaban a unir en el vaso hermético, el huevo alquímico o huevo filosofal.


(*)  (N. De la R.) Para Jung, el individuo no nace sino que se hace. Este hacernos es un proceso penoso que abarca toda la vida y que consiste en dejar de ser paulatinamente los demás, el rebaño. Dice al respecto: "Empleo la expresión individuación en el sentido de aquel proceso que engendra un individuo psicológico, es decir, una unidad aparte, indivisible, un Todo". "Individuación significa llegar a ser un individuo y, en cuanto por individualidad entendemos nuestra peculiaridad más interna, última e incomparable, individuación significa llegar a ser Uno Mismo (Self). Por ello, también se podría traducir individuación por mismación o autorrealización".

   La progenie de esta unión era una tintura oleaginosa multicolor, la Piedra Filosofal, que tenía el poder de unir todos los opuestos y de conferir la inmortalidad. Se encuentran ecos alegóricos de este símbolo unificador virtualmente en todas las tradiciones místicas: idéntico símbolo representan El Arbol de la Vida en la Cábala judía, Brahma en la tradición védica, y el Tao en la filosofía oriental.

   Yo soy un investigador contemporáneo en el campo de las neurociencias. En ese contexto, encuentro que los símbolos usados por los alquimistas resultan particularmente significativos. Pues en nuestros esfuerzos por comprender la experiencia interior a través de la química y la biología del sistema nervioso, ¿no estamos acaso enredados en la misma maraña arquetípica de los alquimistas, que proyectaban el drama de la transformación de la conciencia hacia transformaciones en el mundo de la materia? Es en este sentido que deseo considerar aquí ciertas polaridades observables en la estructura fisiológica del sistema nervioso humano, con la sincera esperanza de que este modo de ver nos pueda ser útil en nuestra evolución colectiva.


La "Trinidad" de nuestro cerebro

   Toda vez que se considera un objeto de la naturaleza en términos del Principio Único, el núcleo interno de ese objeto se clasifica como yang, y su capa externa, o corteza, como yin. Esto es válido tanto al observar un grano de arroz como la morfología de una planta o la anatomía neurológica del cerebro humano. En verdad, el mismo Freud llegó a especular hace 50 años sobre la posibilidad de que el asiento físico del Ello ancestral estuviera situado en la parte más interna del cerebro, mientras que el Yo, que nos permite interactuar con el mundo exterior, estaría localizado en los bordes más externos de la corteza cerebral.

   Al hacer esta especulación, Freud se guió por una lógica fundamentalmente intuitiva, ya que él supuso que los impulsos internos del Ello, por ser justamente internos, deberían estar localizados en la parte más recóndita del cerebro, y que el Yo, por estar esencialmente volcado hacia el exterior, debería tener su localización en las capas más externas del cerebro, que se encuentran así más cerca del mundo exterior.

   Un neurofisiológo contemporáneo, el Dr. Paul MacLean, propuso un modelo triádico del cerebro humano. En su hipótesis, MacLean presenta algunos hechos que sugieren la posibilidad de que existan en realidad tres capas cerebrales diferenciadas, las que se distinguirían entre sí tanto por su estructura como por sus aspectos químicos, fisiológicos. En términos funcionales, esas tres capas también diferirían, interviniendo cada una de ellas en diferentes funciones cognitivas, si bien, cuando se da un funcionamiento correcto del sistema cerebro/mente, trabajarían al unísono como una unidad sinergética.

   Según el modelo de MacLean, el núcleo más interno del cerebro (fundamentalmente yang), el tronco cerebral, es la parte filogenéticamente más antigua y correspondería a nuestros ancestros, los reptiles. Esta zona cerebral sería responsable de nuestras pautas de conducta más yang, más rígidas y estereotipadas. Es el reptil que hay en nosotros lo que comandaría aquellas conductas genéticamente constituidas tales como la selección de los sitios para asentar el hogar, la determinación de los territorios, el apareamiento, la caza, la alimentación, la formación de jerarquías sociales y selección de líderes. El cerebro de reptil está atado, fijado por los caminos o circuitos ya recorridos con anterioridad, en concordancia con la conocida tendencia de los reptiles a atenerse a lo ya probado. Esto se ilustra perfectamente con el ejemplo bien conocido de la tortuga marina que vuelve año tras año a la misma pequeña isla para desovar y enterrar sus huevos. Los reptiles aborrecen los cambios, y MacLean sugiere que podría ser esta tendencia en nosotros lo que nos ata a las ceremonias, los ritos, las convicciones religiosas y los puntos de vista políticos esclerosados.

   MacLean se refiere al estrato medio del cerebro ­que es llamado sistema límbico en neurofisiología­ como el cerebro paleomamífero, o "mamífero antiguo". Este cerebro medio, comúnmente considerado asiento de las emociones humanas, contiene estructuras que son importantes en la excitación sexual, en las experiencias placenteras y en las conductas agresivas, y cooperativas, que contribuyen a la preservación del individuo, y de la especie, respectivamente. Al cerebro paleomamífero y al cerebro de reptil, juntos, se los conoce como subcorteza cerebral, y ésta constituye el sustrato para las experiencias básicas biológicamente determinadas.

   Es la capa más externa del cerebro, la corteza cerebral o cerebro neomamífero, lo que es más privativo de los primates y alcanza su más alto nivel de desarrollo en el organismo humano. Mientras que los cerebros internos más antiguos, más yang, están vinculados con las emociones y los impulsos biológicos, básicamente inmodificados, el cerebro neomamífero, más yin, tiene la capacidad de lo que aparenta ser una infinita flexibilidad y adaptación a las circunstancias cambiantes. Mientras que los cerebros más viejos están, en lo referente al tiempo, atados a los antiguos relojes biológicos internos (*), la corteza cerebral posee la capacidad de procesar información a velocidades sin límites. Y mientras que los cerebros más internos, los de la subcorteza cerebral, son responsables de generar una cantidad muy limitada de experiencias biológicas y arquetípicas, la corteza cerebral neomamífera es responsable de las infinitas formas en que estas experiencias se simbolizan a través del arte y del lenguaje, cuyos límites sólo son impuestos por la imaginación humana (**).


   (*) (N. De la R.) La ciencia moderna postula que debe existir en el interior de los organismos vivos algo así como relojes biológicos o fisiológicos a nivel químico que expliquen por qué una planta florece al llegar la primavera aunque esté herméticamente aislada y en condiciones climáticas siempre idénticas; por qué podemos despertarnos "un segundo antes" que suene el despertador; o por qué los seres vivos conservamos los ritmos diarios de 24 horas aunque no captemos la luz solar o estemos viajando por el espacio interplanetario. De algún modo, este concepto de reloj biológico se vincula con la idea metafísica que Leibniz (1646-1716) tenía de la armonía preestablecida que existe entre todos los seres (mónadas) del universo. Para Leibniz, la armonía que se percibe entre un individuo y otro, entre el macrocosmos y el microcosmos, no se debe a la mano siempre presente de un ser supremo, sino que la compara a relojes que marcasen siempre los mismos tiempos por haber sido sincronizados desde el principio de la creación.

   (**) (N. de la R.) Aquellos que están al tanto del modelo de funcionamiento psíquico elaborado por Jung, podrán advertir aquí la base neurológica de tal modelo. Para el psiquiatra suizo, más allá del inconsciente personal, más allá del "reprimido" de Freud, existe el inconsciente colectivo, estructura compuesta por una cantidad escasa de arquetipos formados durante la evolución biológica de la especie humana. Esa estructura es colectiva porque se puede hallar en los sueños, en el arte, en los mitos y en las pautas de conducta de los seres humanos de todos los tiempos, tanto entre los primitivos como entre los "civilizados", tanto entre los niños como los adultos, los "locos" como los "normales". Esa estructura colectiva de la Humanidad, que es casi invariable en períodos históricos cortos (menores de 2000 años), no poseería existencia material concreta, aunque se revela ­en el sentido fotográfico­ a través del ordenamiento siempre idéntico con que emergen los contenidos del inconsciente personal de cada individuo, contenidos que, lógicamente, sí varían de mente a mente y entre época y época. De este modo, lo que sugiere el autor es que la subcorteza cerebral podría ser el asiento neurológico del inconsciente colectivo, en tanto que la corteza cerebral constituiría la base material del inconsciente personal y de la conciencia, con sus infinitas variaciones.



   Virtualmente todos los problemas de los seres humanos modernos podrían ser atribuibles a lo que MacLean denomina la esquizofisiología entre la subcorteza filogenéticamente antigua y yang, y la corteza evolutivamente reciente y yin. Nosotros, los seres humanos, nos hemos fascinado en demasía con nuestro nuevo juguete biológico, nuestras enormes cortezas cerebrales, con lo cual frecuentemente perdemos contacto con la ascendencia biológica de nuestros cerebros internos de reptil y paleomamífero. Al apartarnos de nuestro contacto con la naturaleza vía la cerebración ultrayin, hemos perdido el sentido de nosotros mismos como seres biológicos y nos enfrentamos con un peligro muy real de autodestrucción y extinción como especie.

   Todas las formas de psicoterapia y práctica religiosa pueden ser vistas psicológicamente como intentos de salvar la brecha entre nuestros cerebros antiguo y nuevo. Por ejemplo, en el análisis de sueños, los mensajes arquetípicos generados por nuestro cerebro de reptil son llevados a la conciencia e integrados por la razón y la comprensión neomamíferas. (Es interesante destacar que muchas formas simbólicas de la mitología son reptiles: la serpiente del Edén, la diosa Kundalini del Hinduismo, los dragones de la alquimia cristiana, etc). De igual modo, cuando se emplean mantras u oraciones durante la meditación, se están dirigiendo conscientemente los procesos neomamíferos hacia la repetición, funcionamiento psíquico que corresponde a nuestro más antiguo impulso de reptil.

   Roland Fischer, un psicofarmacólogo erudito que se autodenomina "biólogo del instante fugaz y cartógrafo del espacio interior", sugiere que la experiencia de la unidad mística con uno mismo es, en el nivel biológico, una proyección del sincronismo interno entre los procesos corticales y subcorticales.

   También MacLean enfatiza la importancia de coordinar nuestros cerebros yin y yang: "Independientemente de lo rápido que el Hombre pueda eventualmente viajar con su cerebro neomamífero, él necesitará adquirir el autoconocimiento que le permita acomodarse al caballo y al trote de sulky de sus cerebros límbico y de reptil" (2). Con este fin, MacLean sugiere efectuar las demasiado desprestigiadas actividades de crear cuadros y otras cosas con las manos, fabricar pan, cultivar la jardinería, el arreglo de plantas y flores de interiores, la crianza de animales domésticos, el cuidado de pájaros y la atención de las tareas domésticas.


Nuestra corteza cerebral partida

   Es intrínseca a la psicología de Jung la idea de que cada miembro de un par de opuestos constituye en sí mismo otro par de opuestos.

   Jung denominó cuaternidad al conjunto completo de cuatro opuestos (dos pares de opuestos en oposición uno con el otro.

   De modo similar, en el nivel físico del sistema nervioso, la corteza cerebral yin y la subcorteza yang contienen cada una su propio par yin/yang.

   De acuerdo con este esquema, el aspecto más yang de la cuaternidad se manifiesta en el sistema de excitación ergotrópica, designado aquí como fuego. El sistema ergotrópico se ocupa de orientar al organismo hacia la actividad dirigida al exterior, y su principal expresión biológica es la tan conocida reacción de pelear o huir. El aspecto más yin, designado como agua, es el sistema de excitación trofotrópica, que se ocupa de orientar al organismo hacia lo tranquilo, hacia los espacios interiores. La meditación, el placer, el sueño y la digestión son todas actividades en que interviene la excitación trofotrópica, que funcionalmente podría designarse como reacción de placer, descanso y digestión. Ambos sistemas de excitación son coordinados por el hipotálamo, una estructura que pertenece al sistema límbico paleomamífero, y son descargados a través de centros en el sistema cerebral de reptil. (Para una descripción más detallada de este proceso, ver la sección siguiente, "Excitación: Ergotrópica y Trofotrópica").

   En el par restante, el aspecto más yang (designado como metal) es el hemisferio izquierdo de la corteza cerebral neomamífera. En el 95% de los individuos diestros, y en el 50% de los zurdos, el hemisferio cerebral izquierdo está especializado en el lenguaje y la conversación, y todas aquellas operaciones que requieren ordenamiento lineal, secuencial en el tiempo. Un grupo de fibras neurales llamado cuerpo calloso conecta el hemisferio izquierdo con el hemisferio cerebral derecho, más yin y designado en el esquema como madera. El hemisferio derecho está especializado en los procesos ya no lineales, cognitivos, sino multidimensionales, y se ocupa de las actividades que requieren ordenamiento espacial en vez de temporal.

   Las investigaciones neurológicas realizadas por Joseph Bogen, Michael Gazzinga, R. W. Sperry y R. E. Meyers (*) han sugerido que estos dos hemisferios funcionan, en muchos sentidos, como dos cerebros separados y que intervienen en formas fundamentalmente diferentes de pensamiento humano.



(*) Ver, por ejemplo, "The Great Cerebral Commisure", R. W. Sperry, Scientific American, enero 1964, págs. 142-152. También, "The Split Brain in Man", M. S. Gazzinga, Scientific American, agosto 1967, págs. 24-29. (N. de la R.)



   Estos descubrimientos se derivan principalmente de observaciones clínicas de pacientes que fueron sometidos a la separación quirúrgica de los hemisferios mediante el corte del cuerpo calloso. Esta operación, conocida con el nombre de comisurotomía cerebral, se efectúa para el tratamiento de la epilepsia incontrolable. La operación, que originalmente trataba de confinar los ataques a un solo hemisferio, ha resultado ser en realidad notablemente efectiva en la eliminación casi total de los ataques de la mayoría de los enfermos. Sin embargo, lo que resulta más interesante para nuestro análisis es la fantástica incapacidad de tales sujetos para, literalmente, hacer saber a la mano derecha lo que está haciendo la mano izquierda, y viceversa.

   Si dichos pacientes "con el cerebro partido" reciben un estímulo en el lado izquierdo del cuerpo (que está fundamentalmente controlado por el hemisferio derecho, no verbal), son capaces de comprender el estímulo no verbal, pero no son capaces de expresar en palabras esta comprensión. Por ejemplo, en una serie de experimentos, los pacientes con el cerebro partido estaban sentados de tal modo que el campo visual del ojo derecho se hallaba separado por una pared opaca del campo visual abarcado por el ojo izquierdo. Si en el campo visual del ojo izquierdo (comandado por el hemisferio derecho) se les presentaba una palabra como manzana, los pacientes eran incapaces de decir o escribir qué palabra estaban viendo, aunque sí podían elegir correctamente la manzana si les era presentada en un conjunto de diferentes frutas.

   Lo mismo ocurría en lo concerniente a la información táctil. En otra serie de experimentos, las manos de los pacientes eran ocultadas de su visión mediante cortinas. Si se les colocaba una manzana en la mano derecha (comandada por el hemisferio izquierdo), ellos podían identificar verbalmente el objeto como una manzana. Sin embargo, si se colocaba la manzana en la mano izquierda (comandada por el hemisferio derecho), ellos no podían identificar verbalmente la manzana, si bien podían señalar acertadamente la manzana cuando ésta aparecía en un conjunto de frutas y los investigadores les preguntaban qué sensación habían sentido en la mano.

   La importancia funcional del hemisferio derecho quedó dilucidada mediante otros experimentos. Los pacientes con el cerebro partido eran capaces de dibujar un cubo tridimensional o de disponer bloques con la mano izquierda según un diseño determinado. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de esos pacientes eran diestros, no podían reproducir las mismas acciones con la mano derecha.

   Dichos experimentos, y otros similares efectuados con monos, llevaron a Bogen y sus colaboradores a la conclusión de que la dualidad en la corteza cerebral humana está reflejando una dualidad análoga en la mente humana. Bogen esencialmente abandona el concepto ampliamente arraigado de la dominación cerebral, concepto que afirma que el hemisferio izquierdo (con sus funciones verbales, racionales, lineales) es el hemisferio dominante y el hemisferio derecho (con sus funciones no verbales, no racionales y atemporales escasamente comprendidas) es de menor importancia. En cambio, Bogen resucita la idea de mediados del siglo pasado que sostenía que poseemos dos cerebros separados, cada cual con sus correspondientes capacidades separadas. Esta noción implica que el hemisferio derecho, con sus capacidades misteriosamente no racionales, no es un hemisferio subordinado sino más bien un socio de igual jerarquía cuya verdadera función recién estamos empezando a comprender.

   Para resumir, podemos caracterizar al hemisferio izquierdo como aquel que comúnmente se ocupa de los procesos cognitivos verbales y conversados, de las secuencias matemáticas y temporales, del pensamiento racional y analítico en general. Como la conciencia solar de Jung, se especializa en acentuar las diferencias, y se lo ha comparado con el funcionamiento de las computadoras digitales y con el principio mitológico de Apolo. Metafísicamente, podemos representarnos el hemisferio izquierdo como masculino, solar y, por ende, yang, mientras que en el plano físico su tendencia a fragmentar, dividir y clasificar es yin.

   El rol del hemisferio derecho es más difícil de captar, especialmente en un medio escrito como éste, que constituye el terreno propio del hemisferio izquierdo, verbal, secuencial. Lo que sí sabemos es que se encuentra especializado en la conceptualización "no verbal", espacial y geométrica. Por ello, se cree que juega un rol importante en la conciencia musical y artística. Está vinculado con la unificación de opuestos y con la atenuación o disolución de las diferencias por medio de pautas de pensamiento holísticas integradoras, o gestalts. Se lo ha comparado con el funcionamiento de las computadoras analógicas y con el principio mitológico de Dionisos. Metafísicamente, es femenino, lunar y yin; físicamente, su capacidad para consolidar información en síntesis e integraciones gestálticas, es yang.

   El actual desequilibrio tecnológico de la cultura occidental puede ser visto, en cierto sentido, como una sobrevalorización de la función del hemisferio izquierdo con la concomitante desvalorización del hemisferio derecho. La compartimentalización del conocimiento, típica del hemisferio izquierdo, no ha sido suficientemente equilibrada por la unificación y el holismo del hemisferio derecho.

   Según Bogen, la persona verdaderamente creativa es aquella que ha logrado un equilibrio personal de las funciones de sus dos hemisferios mediante el puente conectivo del cuerpo calloso. La mayoría de nosotros hemos sido hipereducados en el uso del intelecto típico del hemisferio izquierdo. Para desarrollar las capacidades del hemisferio derecho deberíamos abocarnos a actividades artísticas o artesanales tales como escuchar música, bailar, modelar arcilla, etc. En todas esas actividades la función analítica se halla en reposo enfatizándose, en cambio, la necesidad de pensar gestálticamente. Según Robert Ornstein (3), los cuentos sufís, con su esencia paradójica, también poseerían la propiedad de activar y desarrollar el hemisferio derecho.


Excitación : Ergotrópica y Trofotrópica

   Los dos hemisferios cerebrales de la corteza que hemos analizado hasta aquí, se hallan involucrados en la capacidad de interpretar y crear símbolos que posee el cerebro. Lo que resulta interpretado o simbolizado es el inconsciente o la función autónoma de excitación, que se origina en la parte filogenéticamente más antigua del cerebro, su subcorteza.

   La excitación puede dividirse en dos tipos esenciales, la ergotrópica y la trofotrópica, cada una de las cuales tiene su propia estructura anatómica y su propia función biológica. Nos representamos la excitación ergotrópica como metafísicamente yang. Se trata del mecanismo orgánico que conduce a la acción, el que en su nivel biológico más fundamental es responsable del reflejo de pelear o huir como respuesta a los peligros del entorno. Anatómicamente, la excitación ergotrópica es coordinada desde la terminación posterior del hipotálamo (una estructura que pertenece al sistema límbico paleomamífero) y se manifiesta fisiológicamente, mediante la excitación de la corteza cerebral, tensando la musculatura a través de la activación del sistema nervioso simpático, que está formado por un conjunto de fibras nerviosas que se originan en las regiones medias (torácica hasta lumbar) de la médula espinal. La excitación ergotrópica y su manifestación fisiológica, la activación simpática, provoca una aceleración de los latidos cardíacos y de la respiración, una contracción de los principales vasos sanguíneos y un consiguiente aumento de la presión arterial, un aumento de azúcar en sangre inducido por adrenalina, y una disminución de la actividad gastrointestinal relacionada con la digestión de alimentos. Físicamente, la excitación ergotrópica es yin, pues representa una disolución o liberación de las energías corporales acumuladas.

   La excitación trofotrópica es metafísicamente yin, y representa el mecanismo que conduce al cuerpo a la pasividad. Es durante la excitación trofotrópica que se regeneran, mediante el sueño y la digestión, las energías gastadas durante la actividad ergotrópica. La excitación trofotrópica es coordinada desde la terminación anterior del hipotálamo y se manifiesta como un aquietamiento de la corteza cerebral, una relajación de la musculatura y una activación del sistema nervioso parasimpático. Las fibras parasimpáticas se originan en las regiones superiores e inferiores (craneal y sacra) de la columna vertebral, e inducen una desaceleración de los latidos cardíacos y de la respiración, una dilatación de los vasos sanguíneos y la consiguiente disminución de presión arterial, un descenso de azúcar en sangre inducido por insulina, y un incremento de la actividad digestiva. La reposición de energías que caracteriza a la excitación trofotrópica nos lleva a considerarla físicamente yang.

   Desde el instante del nacimiento se establecen en el niño pautas de equilibrio ergotrópico/trofotrópico. A partir del momento en que se corta el cordón umbilical y comienza el difícil proceso de la respiración, el bebé es arrojado a un estado de tensión y stress motivado por el gasto de energía. La adrenalina empieza a circular por su torrente sanguíneo, el latido cardíaco se acelera y se torna predominante un estado general de excitación ergotrópica. Si el recién nacido es entonces colocado sobre el pecho materno, tiene lugar una fuerte respuesta de unión que se manifiesta fisiológicamente mediante una reconexión cuasi eléctrica de la excitación trofotrópica (*). Según Joseph Chilton Pearce (4), la fortaleza del lazo de unión queda garantizada por el estado inicial de tensión.


(*) (N. de la R.) He aquí la fase fisiológica del método de parto desarrollado por Frédérick Leboyer.


   Uno de los primeros problemas que enfrenta el recién nacido en tanto organismo independiente es la adaptación a la temperatura ambiente. El enfriamiento fisiológico en respuesta al calor se obtiene mediante el sistema trofotrópico, mientras que el sistema ergotrópico se emplea para crear calor corporal en respuesta al frío. El biocibernetista D. Stanly Jones postula que tales respuestas fisiológicas a la temperatura ambiente generan las emociones primarias de placer (trofotrópico) y bronca (ergotrópico).

   Los términos "placer" y "bronca" se emplean aquí en su sentido operacional para dar a entender receptividad y acción. El placer, o receptividad, se manifiesta en el reflejo de mamar del bebé que le permite obtener la leche del pecho materno. Sin embargo, es imposible mamar sin aferrarse fuertemente, y es el reflejo infantil complementario/antagónico de morder lo que mantiene al pecho en su lugar y que eventualmente evoluciona hacia la emoción primaria adulta (ergotrópica) de bronca, o acción.

   Así como la receptividad y la acción son necesarias para que el bebé se alimente, también debe existir un equilibrio entre las dos para que se dé el bienestar biológico y espiritual del adulto. Esa necesidad de equilibrio se observa claramente en el comportamiento sexual normal. Durante los prolegómenos del acto sexual y hasta el momento del orgasmo, el sistema trofotrópico (receptividad) se halla en creciente actividad, con la dilatación de los vasos sanguíneos y la flexión de la musculatura. En el momento del climax, el estado yang se convierte en yin, y la descarga ergotrópica resultante (acción) se manifiesta mediante la contracción de los vasos sanguíneos y una extensión de la musculatura, lo que señala una poderosa liberación de energía acumulada. Un fenómeno similar se observa durante el acto creativo, en el cual la inspiración trofotrópica se concreta en la expresión ergotrópica. (Aquí habría que acotar brevemente que ciertas disciplinas orientales tratan de profundizar la fase receptiva, abierta, yin, mediante el retardo o hasta la eliminación de la fase de liberación activa, yang. En el plano sexual, esto se hace realidad en el yoga tántrico: los adeptos de esta disciplina evitan la liberación ergotrópica del orgasmo, o expresión, con el objeto de maximizar el periodo de inspiración).

   Al principio de esta sección se afirmó que los hemisferios de la corteza cerebral se ocupan de simbolizar diversos niveles de excitación. El psicofarmacólogo Roland Fischer, en un artículo titulado "Una cartografía de los estados de éxtasis y meditación" (Science, vol. 174, [1971], pág. 897-904), desarrolló una teoría extraordinaria acerca de cómo se relacionan los sistemas ergotrópico y trofotrópico con las variaciones en los estados de consciencia. En ese trabajo Fischer incluye un mapa en el que representa la excitación ergotrópica-trofotrópica como un continuum circular, y correlaciona las interpretaciones cerebrales de los estados de consciencia con sus respectivos niveles de excitación.

   En la mayoría de los individuos las descargas ergotrópicas se llevan a cabo a través de la actividad motriz cotidiana, tal como el orgasmo sexual o el ejercicio físico. Cuando la energía acumulada no se puede liberar normalmente (como ocurre cuando hay privación sexual o del sueño), la descarga ergotrópica interna resultante comúnmente se manifiesta en forma de ansiedad o como alucinaciones "psicóticas". Aquí es donde resulta posible hallar la explicación neurológica de lo que Freud afirmaba tan consistentemente cuando consideraba a la descarga sexual y al sueño como esenciales para la salud psicológica (*).



(*) Ver en MUTANTIA 1, pág. 75-83, la profundización reicheana al respecto.



Serotonina y Noradrenalina

   La transmisión de impulsos eléctricos en todos los niveles del sistema nervioso se efectúa por medio de sustancias químicas denominadas neurotransmisores. Cuando una célula nerviosa se "dispara", o se contrae, libera un pequeño paquete de su membrana-límite dentro del espacio interneuronas llamado sinapsis. Este paquete luego hace contacto con la célula nerviosa adyacente y altera su permeabilidad a los iones de sodio y potasio para que aquélla también se dispare. Así es como se propaga un mensaje nervioso. Cada grupo diferente de células nerviosas tiene su propia sustancia química característica que actúa como neurotransmisor. Estudios bioquímicos realizados en seres humanos y en animales inferiores llevaron a los investigadores a pensar que el neurotransmisor que en el cerebro es responsable de la excitación trofotrópica es una sustancia química llamada serotonina, en tanto que el transmisor responsable de la actividad ergotrópica es la noradrenalina.

   La noradrenalina constituye una versión neuroquímica del azufre de los alquimistas. Ella está implicada en la excitación sexual, en la actividad motriz ergotrópica, en la conducta agresiva, en el dormir soñando, y en un centro del cerebro que se ocupa de todas las experiencias orgánicas placenteras. Básicamente, podemos representarnos la noradrenalina como una sustancia que induce a actuar al organismo. Al brindarle a éste la experiencia del placer, garantiza la continuidad de la conducta.

   La serotonina es una versión neuroquímica del mercurio de los alquimistas. Ella es responsable de la experiencia de saciedad y está implicada en el dormir profundo sin sueños, en el reposo, y en el centro cerebral que es responsable del dolor orgánico en general. Por lo tanto, la serotonina está involucrada en la represión de la conducta. Aparece primero como un feed-back negativo en la experiencia dolorosa, indicando que el organismo ha gastado demasiada energía en actividades ergotrópicas reforzadas por el placer e inducidas por la noradrenalina. Esta señal de peligro conduce eventualmente al organismo a pautas de conducta trofotrópicas provocadas por la serotonina, tales como el sueño y el descanso.

   Es interesante señalar que, en cuanto al contenido de serotonina en el cerebro traspone un cierto nivel, yin se convierte en yang y la actitud de relajación se convierte en una de excitación. De este modo se explican los estados de conciencia que acompañan a la abstinencia prolongada de ingestión de alimentos. En las primeras etapas del ayuno es característica la sensación de letargia y dolor. Pero durante las etapas avanzadas del ayuno, en cuanto el contenido elevado de serotonina en el cerebro produce una reversión de su propio efecto, el dolor inicial se transforma en un estado de gran lucidez. No es descartable la posibilidad de que las prácticas de flagelación, frecuentes en el medioevo para alcanzar los éxtasis místicos, respondieran a un mecanismo neuroquímico similar.

   La serotonina, sustancia química del dolor, y la noradrenalina, sustancia química del placer, permiten que el organismo pueda oscilar entre las excitaciones ergotrópica y trofotrópica con el objeto de mantener la estabilidad biológica interna, u homeostasis. Jung describió un proceso análogo que ocurre a nivel psíquico: una excesiva actividad del ego (inflación del Yo) causa una alineación, una pérdida de contacto respecto del Sí Mismo, o Self (Dios, en lenguaje común); es necesario entonces que el ego se autohumille mediante la reconciliación con el fin de volver a ganar el "favor divino" y poder así volver a contactar el Sí Mismo. La madurez psicológica consistiría en desarrollar un diálogo fluido y claro entre el ego y el Sí Mismo, de modo tal que no sea necesario repetir constantemente las diversas y dificultosas prácticas que permiten el contacto. Esto se logra mediante una educación consciente hacia el desarrollo del sistema trofotrópico (placer), a fin de eliminar el automatismo productor de serotonina y el feedback negativo de la experiencia dolorosa. (Esta activación del sistema de placer explicaría la terminología con connotación erótica empleada por los místicos al referirse a la unión divina).



Conclusiones

   En cada nivel de funcionamiento del sistema nervioso analizado en este artículo, se observa una polaridad básica que, en casi todos los casos, indica que el hombre occidental del siglo XX (y en menor medida, también la mujer) tiene subdesarrollado el aspecto metafísicamente yin de cada par de opuestos, corteza neomamífera, hemisferio cerebral derecho, sistema trofotrópico de excitación. Un desarrollo equilibrado implicaría por tanto cultivar y permitir que emerja el socio silencioso de cada par. El verdadero significado del trabajo de los alquimistas medievales era la búsqueda de ese espíritu de armonía interior. Así lo expresan las siguientes palabras de Gerard Dorn, filósofo alquimista del siglo XVII:

           "Jamás harás lo uno de otras cosas si primero no eres uno tú mismo. Hay en las cosas naturales una cierta verdad que no se ve con los ojos del cuerpo, sino que sólo se percibe con el entendimiento (solamente). Los filósofos la han experimentado y han descubierto que su fuerza es tan grande que es capaz de obrar milagros. En esta verdad está todo el arte de que el espíritu sea librado así de sus cadenas. Lo mismo que la fe obra milagros en el ser humano, esta fuerza obra la verdad de la eficacia de la materia. Esta verdad es la fuerza máxima y una fortaleza inexpugnable en la que se halla guardada la Piedra Filosofal. Transformaos de piedras muertas en piedras filosofales vivas".

                                       ("Speculativa philosophia", en Theatrum Chemicum, Ursel, 1602, págs.297-298).





(1) George Ohsawa, The Unique Principle (San Francisco: George Ohsawa Macrobiotic Foundation, 1973).
(2) Paul MacLean, A Triune Concept of the Brain and Behavior (Toronto: Universidad de Toronto, 1973).
(3) Robert Ornstein, The Nature of Human Consciousness (New York: Viking Press, 1974).
(4) Joseph Chilton Pearce, The Magical Child: Revolution in Mind-Brain Development (New York: E. P. Dutton, 1977).

Colaboró:
                   VENERATOR
                   SGV_VENERATOR@Hotmail.com






CONTACTISMO EN CHILE
HISTORIA E INFLUENCIAS



escribe: JUAN GUILLERMO AGUILERA RODRÍGUEZ
repovni@yahoo.com


   Esta es la historia de personas con un pensamiento mágico, que para nada quiere ser un juicio sobre las mismas, sino un relato que pretende dar a conocer sus actividades que, aunque podamos estar en desacuerdo, no dejan de ser interesantes. El único problema radica en otro tipo de personas que se valen de la necesidad de las personas con firmes creencias en seres superiores de fines altruistas, para lograr una posición destacada en los medios de comunicación, utilizando las influencias de personas con relaciones importantes a nivel de fuerzas de seguridad y medios de comunicación, camuflados de investigadores del fenómeno ovni, de la línea científica, cuando el fin es otro, el de mantener en los medios de prensa el tema vigente, desde una perspectiva supuestamente seria, pero que no resiste un análisis profundo y se reduce a lucro económico y afán de protagonismo.


CENTROS DE CONTACTISMO CHILENO:

Valle de Elqui

   Se trata de un lugar hermoso, donde funcionan grupos del tipo de la NEW AGE.

   Este lugar encierra una historia bastante complicada de la que sólo voy a hacer referencia de la manera más suave posible... En pleno gobierno, digamos "no democrático", la Sra. esposa de una importantísima autoridad de Chile y un grupo de personas de muy buena posición fueron engañadas en su buena fe por una Sra. que decía estar en comunicación con los "Hermanos mayores del Cosmos", con su supuesto "Plan de evacuación", bueno el asunto es que muchas de estas personas perdieron gran parte de sus bienes y esta Sra. Contactada, al fallar a la cita sus hermanos E.T. y fracasar el traslado a un mundo mejor, tuvo que salir del país...

   Pero eso no invalida que el lugar es sumamente especial y que allí personas emprendedoras están aplicando nuevas tecnologías no contaminantes como la solar, y otras aplican a sus vidas sin molestar a nadie sus técnicas de desarrollo espiritual.

   Para los contactados de Chile, el polo de atracción espiritual que antes se encontraba en el Himalaya con los Lamas, ahora supuestamente se encuentra en Elqui, donde algunas élites de Lamas se estarían trasladando en secreto.

   Son muchos los testimonios de personas que dicen ver luces de trayectorias no comunes en esta parte del norte de Chile. Elqui se encuentra en la Cuarta Región de Chile, en la misma a la que asisten miles de turistas argentinos en sus vacaciones, pero a la costa, a las playas de La Serena, es en esta región donde un caso de supuesto estrellamiento OVNI produjo una seria discusión en la FIDAE 2000, entre el investigador Roderik Bowen y el General Bermúdez, Director del C.E.F.A.A. (Investigación oficial de OVNIs en Chile), cuando estaba exponiendo J.J. Benítez, quien destacaba la apertura de la Fuerza Aérea de Chile, en comparación con la desclasificación de archivos OVNI del Ejército del aire de España. Bowen, llegado el momento de las preguntas, llamó la atención sobre que eso no era tan así, ya que en el Caso del estrellamiento de Paihuano, parece que hubo algo más que una simple piedra brillando al sol...


Cajón del Maipo

   A muy pocos minutos de viaje desde Santiago centro, un lugar de características destacables para quien pretenda pasar momentos de gran tranquilidad entre las montañas, como ya anticipé en una nota anterior, este es un verdadero polo de atracción para los contactados de diferentes líneas y grupos espirituales como la familia Astorga de Cascada de las Ánimas.
   Es en el lugar de nombre EL MANZANO, donde entre otros realiza prácticas de contactismo un famoso investigador del fenómeno OVNI, asesor y panelista de diferentes programas de TV sobre el tema, supuestamente en una línea sociológica...

   Un lugar en particular, la parte superior de un cerro al que se accede por un estrecho camino desde la carretera que va a San José de Maipo.

   Allí gente del grupo RAMA (que según Sixto Paz no existe) cada tanto asciende a buscar algún tipo de mensaje en una cueva.

   Para mí fue bastante interesante asistir en lugar de Patricio Varela, famoso locutor especializado en OVNIs en Chile, al lanzamiento del video de la autopsia años atrás en el Planetario de Santiago. En el audiovisual que allí se presentó se relataba la experiencia de un grupo de Scouts en ese lugar de EL MANZANO, en que experimentaron según el relato un E.C. III (encuentro cercano del tercer tipo) con seres de 4 m.

   El audiovisual terminaba con un típico tono contactista hablando de hermanos mayores interesados en la evolución de nuestra Humanidad. En realidad, yo fui para ver otra cosa y me encontré con esta sorpresa; luego, años más tarde me enteré que el proyectorista del Planetario era un profesor de la Universidad de Santiago de Chile, quien decía recibir música de parte de extraterrestres, que servía para curar enfermos...

   Es justamente este señor quien junto a otros contactistas con importantes medios económicos, establecieron todos los vínculos necesarios para que un estudiante de sociología, accediera con contratos de exclusividad a medios de comunicación en Chile.

   Este estudiante de sociología, había sido miembro de RAMA y amigo de Charly Paz.

   Él fue uno de los que difundió el tema de los FRIENDSHIP, supuesta colonia de seres extraterrestres en el sur de Chile (Chiloé).

   En la Universidad de Santiago de Chile se organizaron por estos señores investigadores-contactados, congresos internacionales en los que otra vez asombrado pude ver que los unía una amistad de años con un conocido escéptico argentino.

   Históricamente se puede resumir el contactismo chileno de la siguiente forma:

   En 1978, de la mano del reconocido investigador Hugo Pacheco (actualmente director del grupo C.I.O.) se forma el primer grupo de investigación del Fenómeno OVNI en Chile.

   En esa oportunidad muchas personas con un interés más espiritual que científico asistían a esas reuniones donde ya había gente de RAMA.

   Al no estar conformes con tantos tecnicismos, forman RAMA CHILE, los señores PEDRO BRAVO y Cristian Bottai entre otros.

   En 1985, a raíz de la impactante noticia de un objeto en los cielos de Santiago y las comunicaciones por banda de 11 m la familia Ortiz, empieza a dar a conocer que está en comunicación con los FRIENDSHIP, una colonia mezcla de semi Ángeles, terrestres y E.T.s que estaría en Chiloé.

   En 1990, Jorge Anfrúns y Patricio Varela siguen el tema entrevistando a un supuesto colaborador de los FRIENDSHIP en Santiago; sale a la luz un barco de enlace, el MITILUS I, que según Anfrúns fue adquirido con un préstamo de la CORFO, una entidad empresarial chilena.

   Alrededor de 1997, Sergio Córdova y Adriana Rubio dan un fuerte apoyo al contactado GIORGIO BONGIOVANNI, e intentan la formación de lo que llaman "EL ARCA"; proponen sin demasiado éxito, la unión con la gente de RAMA, en ese momento con coordinación general en la persona de la Sra. Ana María Camús.

   Es frecuente la presencia de SIXTO PAZ en Chile, donde los integrantes del grupo RAMA (inexistente), realizan una campaña previa de difusión en TV y en funciones de bajo costo en el teatro Cariola, donde a la salida se venden toda clase de materiales de difusión de las actividades de Paz, cassettes de relajación, libros y talleres intensivos de alto costo.

   Actualmente es el coordinador de RAHMA ( la "H" que le agregaron es de Humanidad), Camilo Valdivieso, quien se presenta en el exterior de Chile como investigador del contacto extraterrestre, no como RAMA o RAHMA.

   Cristian Bottai emprendió un proyecto milenarista fomentado por el psicólogo Juan Barbas, en la localidad de Cholqui, en Melipilla, al sur de Santiago de Chile, donde se formó una especie de comunidad con casas prefabricadas de una entidad de beneficencia que se llama EL HOGAR DE CRISTO.

   Esto con algunas bases alarmistas de fin de milenio, que incluían un escrito del Señor Pedro Bravo, actual dirigente de otra tendencia dentro de los RAHMA. En esta obra, él decía que hacia fines de 1999, el volcán MAIPO, próximo a Santiago, entraría en erupción produciendo un desastre enorme en esta ciudad.

   Esta noticia tuvo escasa repercusión en la prensa local, dedicándole una nota el suplemento femenino del periódico "LA TERCERA".

   Varias personas salieron perjudicadas económicamente de esta aventura escapista-espiritual, las casas quedaron abandonadas, desmanteladas por vándalos, y el Psicólogo Barbas en su domicilio bien terrestre afrontando problemas económicos bien terrenales.

   Luego vino ese asunto del gasoducto argentino, que supuestamente causaría terribles daños ecológicos en CASCADA DE LAS ÁNIMAS, centro de reunión de grupos NEW AGE.

   Otra de las personas que se dice "canalizador" es el Doctor Mario Dussuel Jurado, psiquiatra, asesor del C.E.F.A.A., quien participa en prácticas esotéricas con un Chamán de nombre Carlos en zonas apartadas próximas a Santiago, como el Santuario de la naturaleza en Las Condes, o en su casa de campo cercana al Cajón del Maipo.

   Camilo Valdivieso se encuentra actualmente en la búsqueda de la ciudad perdida de los Incas: PAITITI, con dos expediciones internacionales muy interesantes desde el punto de vista de los descubrimientos arqueológicos, pero con el agregado en sus conferencias de difusión de temas como la "HERMANDAD BLANCA" y conspiraciones de grupos sectarios.

   Esta es otra de las historias de Chile, con su gente de pensamiento mágico.






RECURSOS GRATUITOS



Aula Virtual sobre "Autodefensa Psíquica"



   El Centro de Armonización Integral comenzó a dictar clases sobre este apasionante tema, en forma totalmente gratuita.

   Las lecciones se envían por e-mail y pueden hacerse las consultas pertinentes al profesor, nuestro Director, Gustavo Fernández.

   Para suscribirse a las clases (lista de correo de distribución) deben enviar un mensaje vacío a:
adp-alta@eListas.net o solicitarlo al administrador a: adp-admin@eListas.net


   Es recomendable (pero no imprescindible) haber leído el curso de Autodefensa Psíquica, recurso gratuito de esta revista que también se hace llegar por correo electrónico, enviando los mensajes que se generan al clickear en los siguientes enlaces:

afr-admin@eListas.net?subject=Enviar-Curso-de-Autodefensa-Psíquica-(parte1) 466 KB
afr-admin@eListas.net?subject=Enviar-Curso-de-Autodefensa-Psíquica-(parte2) 342 KB



   Para los más escépticos, pueden consultar nuestro Boletín Informativo Nº 8, donde nuestro director publica su artículo titulado ¿EXISTEN LOS ³HECHIZOS² Y ³MALEFICIOS²?
Pueden consultarlo en la web: http://www.elistas.net/lista/afr/archivo/indice/1/msg/23/
o los suscriptos solicitarlo por e-mail, enviando un mensaje vacío a: afr-get.23@eListas.net ..



   Igualmente está a su disposición el curso gratuito de TAROT (también es un texto de estudio de idéntico curso del CENTRO DE ARMONIZACIÓN INTEGRAL), que es enviado por correo electrónico.


      Los interesados no tienen más que solicitarlo a: afr-admin@eListas.net o,  mejor aún, clickear el enlace correspondiente y enviar el mensaje con otro click (no es necesario redactar nada):

afr-admin@eListas.net?subject=Enviar-Curso-de-Tarot-(parte1)
afr-admin@eListas.net?subject=Enviar-Curso-de-Tarot-(parte2)





EXTRATERRESTRES EN EL PASADO ARGENTINO

                                 (Gustavo Fernández ­ 96 páginas - $ 10.)

Ampliamente ilustrado. Es el primer texto publicado siguiendo las posibles huellas de extraterrestres en la antigüedad de nuestro país, enriquecido con las más recientes investigaciones parapsicológicas del autor. Contenido: El mundo subterráneo y el visitante de Marte ­ de platos voladores y seres extraterrestres ­ Pictografías con humanoides ­ Ídolos religiosos ­ Extraña alfarería ­ Leyendas y mitología ­ Existen pirámides en Argentina ­ Los monstruos autóctonos ­ Los elementales de la Caverna de las Brujas ­ Viaje hacia el interior de la Tierra ­ Vuelve la nave de Ezequiel ­ La autopsia de un extraterrestre





NAVEGANDO POR LA RED



AL FILO DE LA REALIDAD ha establecido enlaces con otras publicaciones electrónicas o sitios dedicados a los temas que nos interesan. En un ejemplo de confraternización, los invitamos a conocer, opinar y recomendar estos espacios de amigos, hermanados en un mismo afán de conocimiento:

Accédalos en: http://www.elistas.net/lista/afr/ficheros/6/verFichero/1/



Sr. Webmaster/Listmaster


Al Filo de la Realidad lo invita
a sumar su sitio o boletín  a este
ANILLO DE INFORMACIÓN
que estamos constituyendo.


Envíenos sus datos/consulta a:
afr-admin@eListas.net?subject=Intercambio-de-Enlaces






UN CURSO SOBRE PARAPSICOLOGÍA
CON SERIEDAD...



   Muchos de nuestros lectores, a la par de interesarse sobre las actividades del CENTRO DE ARMONIZACIÓN INTEGRAL, nos han pedido información sobre nuestros cursos a distancia especialmente nuestro PROFESORADO EN PARAPSICOLOGÍA APLICADA. El mismo, que consta de nueve materias, tiene un temario demasiado extenso para ocupar espacio en esta revista. Diseñado de acuerdo a actualizados métodos pedagógicos a distancia, apunta tanto a brindar al alumno una completa y sólida formación teórica así como permitirle ganar experiencia práctica, tanto para su uso personal como una interesante y necesaria salida laboral.

   Para informarse sobre los ítemes del mismo, enviar el mensaje que aparece al clickear:
afr-admin@eListas.net?subject=Temario-de-Parapsicología y le remitiremos la descripción completa de un curso del cual creemos pueden esperarse los más sorprendentes conocimientos y útiles técnicas en el advenimiento de este Tercer Milenio.




LOS LIBROS QUE USTED
SIEMPRE ESPERÓ LEER


   Normalmente, cada edición de Al Filo de la Realidad cuenta con un espacio destinado a publicitar la venta de algunos títulos de nuestro Director. Esto es así, porque el Centro de Armonización Integral, para llevar adelante su tarea de investigación y difusión ­cuyos resultados ustedes acceden a través de muchos de los artículos publicados en esta revista, síntesis de nuestras investigaciones­ necesita generar recursos y, lícitamente, parte de ellos provienen de la venta de estas publicaciones.

   Ahora, para no ocuparles un espacio quizás digno de mejores destinos, y habida cuenta de que hemos aumentado significativamente nuestro fondo bibliográfico con el concurso de una variedad enorme de textos de diversos autores sobre Parapsicología, Mancias y Adivinación, Historias y rogativas a Santos, Umbanda y cultos africanos, Ocultismo Práctico, Ovnilogía, Autoayuda, Tarot, Runas, Ángeles, Quiromancia, Trabajos con Velas, Numerología, etc. ponemos a disposición de ustedes y para su comodidad nuestro "Catálogo general de libros".

   Solicite el catálogo sin compromiso, enviando el mensaje que aparecerá al clickear sobre el siguiente enlace: afr-admin@eListas.net?subject=Catálogo-de-Libros y le enviaremos toda la información atinente a éstos.





REPASANDO
"AL FILO DE LA REALIDAD"


   Es posible que usted, lector, se haya suscripto recientemente a nuestra publicación y no haya contado con tiempo de echar una ojeada a nuestros números anteriores. En consecuencia, posiblemente se le escape que quizás en ellos haya algún artículo de especial interés para usted.

   Para recibir en su buzón de correo un breve índice (12 KB) de los temas tratados en números anteriores de la revista, envíe el mensaje vacío que aparece al clickear:

afr-admin@eListas.net?subject=Números-Anteriores

   También puede ver todos los números de la revista, más los boletines informativos y avisos en nuestro archivo en la web: http://www.eListas.net/lista/afr/archivo ..




¡Gracias por difundir Al Filo de la Realidad <www.eListas.net/lista/afr> entre sus contactos!
   < www.eListas.net/lista/afr >






Al Filo de la Realidad

alfilodelarealidad@email.com
http://www.eListas.net/lista/afr

REVISTA ELECTRÓNICA QUINCENAL DE DISTRIBUCIÓN GRATUITA
PARAPSICOLOGÍA - OVNIS - OCULTISMO


Mensajes al Director:
Gustavo Fernández
alfilodelarealidad@email.com


(¿Dudas? ¿Problemas?)
Mensajes al Administrador:
Alberto Marzo
afr-admin@eListas.net



Para suscribirse:  afr-alta@eListas.net
http://www.eListas.net/lista/afr/alta

Para cancelar la suscripción:  afr-baja@eListas.net
http://www.eListas.net/lista/afr/baja  

(El cambio de dirección implica una baja y un alta.
Puede hacerlo usted o solicitarlo al Administrador).

VACACIONES
No es necesario darse de baja
(y a su regreso de alta).
En http://www.elistas.net/lista/afr/misprefs.html
puede cambiar su suscripción al modo
"No recibir correo (sólo web)"


NÚMEROS ANTERIORES
Puede consultarlos en la web:
http://www.eListas.net/lista/afr/archivo

Para solicitarlos por correo-e:
solicite el índice de los temas tratados
y las correspondientes instrucciones
enviando un mensaje vacío a:
afr-admin@eListas.net?subject=Números-Anteriores


AFR EN FORMATO SÓLO TEXTO
Diríjase a http://www.elistas.net/lista/afr/misprefs.html
y elija "Aceptar solo mensajes en formato texto".
(Recibirá un mensaje mucho más pequeño,
aunque sin fotos o texto enriquecido).





Al Filo de la Realidad es órgano de difusión del Centro de Armonización Integral, academia privada dedicada a la investigación, difusión y docencia en el campo de las "disciplinas alternativas", fundada el 15 de octubre de 1985 e inscripta en la Superintendencia de Enseñanza Privada dependiente del Ministerio de Educación de la República Argentina, bajo el número 9492/93.




SE PERMITE (Y AGRADECE) LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL
MENCIONANDO LA FUENTE Y ENLACES:

Al Filo de la Realidad

Revista electrónica del Centro de Armonización Integral
alfilodelarealidad@email.com
http://www.eListas.net/lista/afr







.