Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 781 al 810 
AsuntoAutor
PERDON y Liberacio Ricardo
Saludos de Enrique Ricardo
Los derechos human Ricardo
Yo tengo un sueño Ricardo
Plenilunio de Arie Ricardo
Que es la Ascensio Ricardo
Comunicacion Cosmi Ricardo
Falun Gong en Arge Ricardo
Participe en el D Ricardo
Ascensus / Brasile Ricardo
La Inteligencia de Ricardo
La Flota Galactica Ricardo
Riqueza y Grupos d Ricardo
El descaro de los Ricardo
Se inician eventos Ricardo
Sigue cantando / N Ricardo
Crear el Entorno / Ricardo
Creacion y Ensayo Ricardo
Golgotas y procesi Ricardo
Cuarta Reunion Esp Ricardo
Meditacion Focal 3 Ricardo
Declaracion de Qui Ricardo
Los Trabajadores d Ricardo
La Conspiracion de Ricardo
El Vortice de la T Ricardo
Celebraciones del Ricardo
De la Informacion Ricardo
Crear una Sociedad Ricardo
Año Nuevo Chino: L Ricardo
Comunicacion Cosmi Ricardo
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 808     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] De la Informacion al Saber? / La Importancia de la Red y la 'Knowledgesociety' para el 'Tercer Mundo'
Fecha:Martes, 17 de Abril, 2001  08:18:01 (-0700)
Autor:Ricardo Ocampo-Anahuak Networks <chicanos @...........mx>

De la Informacion al Saber? / La Importancia de la Red y la 'Knowledgesociety' para el 'Tercer Mundo'

<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>


RED IBEROAMERICANA DE LUZ -RedLuz

Deseas recibir menos mensajes?

Tenemos servicios alternativos para ti!
Solo
cancela tu suscripcion y elige con un clic la opcion de tu preferencia:

http://www.elistas.net/lista/redluzIII/alta   (3 mensajes semanales)
o manda email a redluzIII-alta@elistas.net

http://www.elistas.net/lista/redluzII/alta   (2 mensajes diarios)
o manda email a redluzII-alta@elistas.net

http://www.elistas.net/lista/redluz/alta   (4 mensajes diarios)
o manda email a redluz-alta@elistas.net

PARA CANCELAR TU SUSCRIPCION:       

http://www.eListas.net/lista/redluz/baja  
o manda email a
redluz-baja@elistas.net


Para consultar mensajes atrasados:       
http://www.eListas.net/lista/redluz/archivo  
http://www.egroups.com/archive/redluz/


Para cambiar tu suscripcion a diferentes modos:
http://www.elistas.net/mListas/creaTuCuenta.html


<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>@<<::*::>>




A la sociedad industrial sigue la sociedad del saber: sus principales materias primas son la educacion y la formacion profesional, su motor es la red Internet.

Información y saber


Las nuevas tecnologías permiten acceder a enormes cantidades de información. Pero, ¿se puede afirmar que ésta ya es saber? ¿Y cómo acortar la senda de los países en desarrollo al bienestar? Kunda Dixit, director del Instituto de Medios Panos South Asia en Nepal, una entidad especializada en temas de desarrollo, y coeditor de la revista Himal sobre el abismo que separa a los que saben de los que no saben.

<http://www.magazine-deutschland.de/spanish.html>

Las nuevas tecnologías permiten acceder a enormes cantidades de información. Pero, ¿se puede afirmar que ya es saber? ¿Y cómo acortar la senda de los países en desarrollo al bienestar?

Gracias a las nuevas tecnologías, las corrientes de informaciones son hoy más rápidas que nunca, y los millones de gigabytes que en nanosegundos le dan la vuelta al globo nos dejan estupefactos. No obstante, sólo rara vez cavilamos seriamente sobre la calidad de la información ­ y si la suma de todas esas informaciones se convierte en verdadero saber. En primera línea, lo importante es llevar la información, a bajos costos, allí donde se necesita. Recién cuando la información fomenta la participación en los procesos de comunicación, cuando posibilita que los individuos y los que los gobiernan puedan tomar decisiones fundadas, en ese momento la información se convierte en saber. El creciente abismo entre ricos y pobres imperante hoy en el mundo se refleja en la sima que separa a los que saben de los que no saben. Si queremos convertir la información en saber y que los países en desarrollo tengan la posibilidad de acortar su camino al bienestar, es imprescindible cerrar ese abismo.

Aquí no estamos hablando de las más modernas computadoras para todas las aulas; los factores principales son, desde luego, maestros bien formados, aulas techadas y escolares que dispongan de una buena alimentación. «El saber es una espada y la sabiduría un escudo», se dice. Quizás, el poder del saber sea en ninguna parte tan importante como para los dos tercios de la humanidad que viven en los países del hemisferio meridional. Y la trinidad de la época de la información ­ televisión, teléfono y computadora ­ está presente allí, como máximo, como televisión por cable y por satélite. Los avances de la tecnología de la información acortan las distancias, pero no obligatoriamente acercan a la gente. Si bien las posibilidades modernas de comunicación ofrecen un espectro amplio de programas, en ningún caso garantizan empero una mayor tolerancia ante la diversidad. Probablemente el saber sea hoy una espada, pero de doble filo. Actualmente, los mecanismos de transmisión de saber se encuentran en las manos de cada vez menos personas, y de forma creciente sus mensajes propagan la monocultura del consumo. Al alabar esa cultura como la única que vale la pena, se está ayudando a mantener la desigualdad económica, incluso a cimentarla. Además, margina a cada vez más personas del círculo del saber: empiezan a perder el saber que tenían, y lo que obtienen en cambio ya no les es de utilidad.

Es posible que internet ofrezca la posibilidad de democratizar la información, de tal manera que verdaderamente se convierta en el portal de una nueva era. Sin embargo, ¿cómo podemos asegurar que la tecnología de información sea exitosa? En primer lugar, tomando conciencia de sus límites. No prometamos con liviandad una «democratización de la información», sino que limitémonos a las pequeñas cosas factibles, cuya suma sí puede impulsar el cambio. En los países donde la información oficial está sujeta al control estatal, la red Internet ha abierto la única posibilidad real de revelar la verdad. A través de todo el globo, los activistas por los derechos humanos y las minorías oprimidas se comunican mediante el correo electrónico. Irónicamente, la anarquía de Internet la ha convertido en una red global ideal para compensar las consecuencias de la economía globalizada. No obstante, la tecnología, por sí sola, nunca podrá ser la solución. Los intereses económicos que se esconden detrás de la época de Internet son los mismos que estaban detrás de la era industrial. A diferencia del código binario de la computadora, aquí no se presenta nunca una alternativa con solamente dos opciones. La época de la información se puede expresar únicamente en una mezcla «analógica», en la que algunas partes del mundo están dominadas por los consorcios de la información, mientras que otras no están bajo su dominio. Algunos serán sepultados por la avalancha de la información, otros la aprovecharán para liberarse de la tiranía. En último término, la tecnología de la información es como un tigre al que queremos domesticar: o lo conseguimos o nos devora. Quizás seremos devorados de todas maneras ­ pero por lo menos debiéramos intentar domesticarlo.

Kunda Dixit es director del Instituto de Medios Panos South Asia de Nepal y coeditor de la revista Himal.



*******

Un mundo de saber



Actualmente, cada cinco años se duplica la cantidad de informaciones disponibles: ¿Qué consecuencias tiene la transición de la sociedad industrial a la sociedad del saber para los asalariados y las empresas, para la política y la democracia - en pocas palabras, para la sociedad?

Un artículo del sociólogo Prof. Dr. Nico Stehr, el que ha sido docente en varias universidades norteamericanas, y quien actualmente es Fellow del Colegio Científico Hanse, en Alemania.


I. Pérdida del poder por medio del saber

Los fundamentos del orden social que se dibuja en el horizonte tienen su basamento en el saber. Sin embargo, no es ningún fenómeno nuevo el hecho de que nos encontremos frente a un rápido cambio social. También en el pasado ha habido frecuentes épocas de rápidas transformaciones sociales. Nuevos son más bien el valor y el motor de los cambios sociales, económicos y culturales. Si el saber se considera no sólo una característica constitutiva de la economía moderna, sino que se convierte en su totalidad en principio de organización de la sociedad, parece entonces conveniente llamar «sociedad del saber» a esta forma de vida. Y esto no quiere decir otra cosa sino que nosotros organizamos nuestra realidad, sin excepción, basados en nuestro saber.

En la década del cincuenta del siglo XX, el sociólogo alemán Helmut Schelsky puso en palabras una pesadilla: la utilización de las calculadoras electrónicas plantea el problema del estado totalitario. Pues «esta máquina gubernamental exige obediencia absoluta, porque produce la planificación perfecta y segura en sus previsiones» ­ pronosticó el profesor. «Contra la verdad garantizada técnicamente, toda oposición es irracional». Medio siglo más tarde advierte el empresario y futurólogo norteamericano Bill Joy contra un desarrollo que adquiere similares características de pesadilla: teme la independización de la nanotecnología. Esta y otras técnicas del futuro podrían convertir al ser humano en un ser amenazado de extinción. Schelsky representaba con su acertada evaluación el espíritu de la época de mediados del siglo pasado ­ y éste se ha mantenido firme hasta hoy, como muestran las advertencias de Joy. La clave de este fenómeno se encuentra en una sintomática sobrevaloración del poder de la moderna ciencia y tecnología. Pero paradójicamente son tal vez precisamente la ciencia y la técnica las fuentes más importantes de la creciente apertura e indeterminación de las modernas relaciones sociales. A despecho de todas las predicciones nos encontramos hoy en día más bien al final de una era de dominio de las grandes instituciones como el estado, la iglesia o el ejército. En los modos de comportarse de sus representantes se pueden ver las crecientes dudas en la factibilidad de las relaciones. Su dirección, planificación y pronóstico se tornan cada vez más difíciles. Según esto, la sociedad se ha vuelto «más frágil». Sin embargo, la responsabilidad de este desarrollo no se encuentra en la muy citada globalización o la economización de las relaciones, sino en una pérdida de poder por medio del saber. La era de la sociedad industrial se acerca a su fin; las capacidades y habilidades que eran necesarias para asegurar su orden social, pierden importancia. El orden social que se perfila en el horizonte se basa en el saber.
 
II. La era del trabajo del saber

El saber se puede definir como la «capacidad para actuar», como la posibilidad de poner algo «en movimiento». El saber científico o tecnológico no es por eso, en primer lugar, nada más que la capacidad de actuar. La especial importancia del saber científico y técnico en la sociedad moderna no resulta del hecho de que el conocimiento científico sea verdadero, objetivo, conforme con la realidad o incluso una instancia incuestionable, sino de que esta forma de saber, más que cualquier otra, crea permanentemente nuevas posibilidades de acción. De estas posibilidades de acción pueden adueñarse tanto los individuos como las empresas o el estado ­ aunque con frecuencia sólo pasajeramente.

Los conocimientos científicos son en su mayoría peores que su fama: con frecuencia son de naturaleza discutible y a pesar de sus gran prestigio el saber científico casi siempre es impugnable. Y precisamente por eso pierde, por lo menos temporalmente, su importancia para la práctica. Las interpretaciones deben llegar a un «término»; solamente después se vuelven, por decirlo así, eficientes en la «práctica». La tarea de hacer llevar las reflexiones a un término y convertir los conocimientos científicos en «útiles», es la que practican en la sociedad moderna los «trabajadores del saber». Lo nuevo de esta situación no es, desde luego, el surgimiento de formas de trabajo fundadas en el saber; «expertos» ha habido siempre. Lo nuevo es el gran número de profesiones que exigen un trabajo fundado en el saber, mientras que, a la par, el número de plazas laborales que exigen habilidades con exiguos conocimientos disminuye rápidamente. El resultado: cada vez son menos las personas que se ocupan de producir cosas materialmente o de moverlas.
 
III. Forma de vida: sociedades del saber

El desarrollo hacia los sistemas sociales frágiles parece ser el resultado de una ampliación (desequilibrada) de las posibilidades de acción de los actores de las sociedades modernas. El poder de las grandes instituciones es socavado cada vez más y reemplazado por las crecientes capacidades de acción de pequeños grupos. El concepto de fragilidad como caracterización de esta situación debe indicar que no sólo la «dirección» de la sociedad por medio de instituciones presumiblemente poderosas, sino que también el pronóstico de desarrollo sociales se ha vuelto incomparablemente más difícil. Pero ¿qué causas tiene este desplazamiento de los pesos sociales y políticos?, ¿en qué se manifiesta este desarrollo y qué consecuencias tendrá?. Estos cambios sociales ­ según mi tesis ­ se deben a que la ciencia ya no es solamente posibilidad de ingreso y clave de los secretos del mundo, sino que representa el devenir de un mundo en el que el saber en todos los sectores es en forma creciente la base y la norma de la acción humana. Con otras palabras: nosotros organizamos nuestra realidad completamente sobre la base de nuestro saber. Naturalmente que el saber desde siempre ha desempeñado un papel en la vida en común del ser humano; todas las relaciones entre individuos se basan principalmente en que los seres humanos saben algo unos de otros. Pero el poder no se ha apoyado nunca solamente en la fuerza física, sino siempre en un adelanto en el saber. En resumidas cuentas la reproducción social no es sólo una reproducción física, sino siempre una reproducción también cultural en el ser humano, es decir: reproducción del saber. En este sentido puede llamarse también formas tempranas de «sociedades del saber» a las formaciones sociales del pasado; por ejemplo la sociedad israelita antigua, que fue estructurada por el saber religiosolegal de la Tora, o la del antiguo Egipto, para la que el saber religioso-astronómico y agrario fue la base del poder y el principio de organización. El ascenso de civilizaciones enteras, como por ejemplo la de los aztecas, la de los romanos o la de los chinos se basó en último término en la superioridad de su saber o de sus tecnologías de la información. Poder y dominio no eran tampoco entonces nunca sólo una cuestión de dominio físico. En este sentido el saber es una cualidad universal, antropológica, del ser humano.

De esta forma, las sociedades del saber no son el resultado de un proceso social de cambio simple, unidimensional. No surgen sobre la base de modelos unívocos de desarrollo. Aunque recientes desarrollos en la técnica de comunicación y de transporte contribuyen a que disminuya la larga distancia de otros tiempos entre los seres humanos, permanece el aislamiento entre las regiones, ciudades y aldeas todavía en medida considerable. Es cierto que el mundo se abre; estilos, mercancías y personas circulan en forma más intensa, pero los muros entre las convicciones de lo que es «santo» continúan existiendo. La significación del tiempo y del espacio cambia, pero las fronteras continúan manteniéndose y respetándose con vehemencia. Fascinados por la era de la globalización vivimos con la obsesión de la identidad y la etnicidad. La tendencia a la «sincronicidad» global de sucesos va de la mano con la territorialización de sensibilidades y la regionalización de conflictos.
 
IV. El papel social del saber

Pero el esfuerzo por comprender las funciones sociales de la ciencia y la técnica modernas ha llevado una y otra vez a callejones sin salida. Tanto análisis sociales conservadores como liberales desembocan por regla general en oscuras profecías crítico-sociales de un predominio de los conocimientos científicos y del dominio de los artefactos técnicos. Se destruye no sólo la naturalidad del hombre, su vida afectiva, sino también su capacidad intelectual y para tomar decisiones basadas en su libre voluntad. La comprensión moderna de la historia acentúa más bien el estrechamiento y no la ampliación de las posibilidades de desarrollo en la sociedad. Mas si se quiere comprender el actual suceder político, social y económico, uno debe liberarse de tales clichés. Pues son las capacidades de acción, que crecen en forma vertiginosa, y no su desaparición, las que transforman decisivamente las instituciones modernas, pero precisamente a la vez fomentan el sentimiento de inmovilidad de la sociedad. El malestar colectivo y los impedimentos para actuar son el lado opuesto del trabajo infatigable en la sociedad del saber. La ampliación de las posibilidades de actuación individual no es necesariamente la clave de la felicidad y la satisfacción, como el turismo, la ampliación de las posibilidades de información o del consumo lo confirman. En los discursos filosófico, teológico, político y sociológico se suele presentar al individuo como «víctima» desamparada. Se dice que el ser humano se volverá incapaz de actuar, porque la ciencia y la técnica son muy exitosas. Con frecuencia se argumenta en el sentido de que estos desarrollos disminuyen la capacidad de participación del individuo, aumentan su aislamiento, desnudan su esfera privada y refuerzan el sentimiento de desamparo.
 
V. La fragilidad de la sociedad

Al contrario de lo dicho, se puede mostrar que los movimientos supuestamente unidos a la ampliación de la ciencia y la técnica, que en resumidas cuentas son reglamentadores, en realidad producen exactamente lo contrario de una limitación de la acción social. Lo que más bien aumenta de manera sorprendente es la «fragilidad» de las estructuras sociales. Las sociedades modernas son formaciones que se distinguen sobre todo por estructuras autoproducidas y un futuro determinado por ellas mismas ­ y por esto mismo se distinguen también por la posibilidad de destruirse a sí mismas. Sin embargo, las sociedades modernas no son políticamente frágiles y socialmente volátiles porque sean «democracias liberales», sino porque son sociedades «basadas en el saber». Recién el saber eleva el potencial democrático de las sociedades liberales.

Una peculiaridad de las heterogéneas discusiones sobre el papel del saber, de la información y de las capacidades artesano-técnicas en la sociedad moderna es su unilateralidad. En la mayoría de los casos se encuentra en primer plano la problemática del desacoplamiento del individuo del saber especializado y la competencia técnica ­ y con ello su presunto papel como «víctima», como consumidor explotado, turista alienado, paciente sin voluntad, escolar aburrido o votante manipulado. Los que debaten se ocupan con igual placer del potencial «represivo» del creciente saber y de los artefactos técnicos. Especialmente cuando se trata del control social presuntamente total por parte de los actores poderosos como son el estado y la industria. Los pronósticos en el sentido de que éstos se establecerán definitivamente en las posiciones de poder, han resultado ser falsos, sin embargo. La discusión sociológica sobre el papel social del saber estuvo atada durante mucho tiempo a perspectivas centradas en las clases, el estado las profesiones o la ciencia, perspectivas que con frecuencia temían una inminente concentración del poder en manos de uno de estos grupos sociales. Una evaluación sin ilusiones del papel social del saber debe llevar a la conclusión de que la ampliación del saber no sólo ha traído consigo riesgos «incalculables» e inseguridad, sino que también ha traído un «potencial liberador de acción».
 
VI. Inseguridad por medio del saber

Pero esto no significa que en lo sucesivo todo consumidor, paciente o escolar entienda súbitamente los contextos cotidianos de acción como transparentes, comprensibles o incluso dominables. El incremento de las posibilidades sociales de acción no debe ser malentendido como la supresión de riesgos, casualidades, arbitrariedades y, en general, circunstancias acompañantes de la acción, sobre los que el individuo sólo puede poner en práctica pocas posibilidades de control. El reverso de la emancipación por medio del saber es el riesgo del potencial emancipatorio del saber. La creciente difusión social del saber y el incremento de opciones de acción que dependen de ella, produce también inseguridad social. La ciencia no puede suministrar «verdades», sino sólo hipótesis más o menos bien fundadas y probabilidades. En lugar de ser fuente de saber seguro y de certidumbre, es sobre todo una fuente de incertidumbre y de problemas socio-políticos. Por ello, el futuro de las sociedades del saber estará determinado por numerosos factores de inseguridad, por inesperadas evoluciones regresivas y efectos de sorpresa. La creciente fragilidad de las sociedades del saber planteará cuestiones morales totalmente nuevas así como la pregunta sobre la responsabilidad política por el estancamiento político constatado con frecuencia. Si el saber se constituye en «la» característica de la sociedad moderna, entonces la producción, reproducción, distribución y realización de saber tampoco podrá sustraerse a los debates políticos. Uno de los temas más importantes de las décadas siguientes será por eso la cuestión de la vigilancia y control del saber. Esto irá (o tendrá que ir) acompañado del desarrollo de un nuevo campo político, la política del saber. La política del saber regulará el rápido crecimiento de nuevo saber e influirá sobre su desarrollo.




*******

Otros articulos en el mismo sitio web:

<http://www.magazine-deutschland.de/spanish.html>


Caminos al nuevo saber

Nueva enseñanza en la red

La educación, tarea del futuro

El mundo laboral del mañana

Nos necesita el futuro?






*******




RED IBEROAMERICANA DE LUZ

Iberamerican Web of Light



E S P A Ñ O L  ~


OPERACIóN PLANETA AMOR -OPA
http://www.redanahuak.org.mx/opa

GRUPOS DE ACTIVACIóN PLANETARIA -GAP
http://www.redanahuak.org.mx/pao

CENTRO PRO-SUPERACIóN, ENCUENTRO Y REALIZACIóN -PROSER
http://www.redanahuak.org.mx/proser


~
REDLUZ

Servicios comunitarios gratuitos de selección de Nueva Información.
Una síntesis estratégica con los mejores materiales disponibles en Internet.


RedLuz I
4 mensajes diarios
http://www.elistas.net/lista/redluz/alta   

RedLuz II
2 mensajes diarios
http://www.elistas.net/lista/redluzII/alta   

RedLuz III
3 mensajes semanales
http://www.elistas.net/lista/redluzIII/alta   



Foros virtuales de diálogo e intercambio


RED ANáHUAK
Los detalles de la actividad espiritual mexicana
http://www.elistas.net/lista/redanahuak/alta

FORO GAP
Mesa permanente de organización y discusión de los Grupos de Activación Planetaria
http://www.elistas.net/foro/gap/alta

FORO MéSHIKO
Activando sinergias civiles inéditas en México y Latinoamérica
http://www.elistas.net/foro/meshiko/alta

FORO PROSER
La gran familia proseriana unida en gozoso convivio perpetuo
http://www.elistas.net/foro/proser/alta

FORO MUTANTES
La integración de tu cuerpo de luz o el 'Síndrome de fatiga crónica'
http://www.elistas.net/foro/mutantes/alta

FORO ANDROIA
Los géneros y la espiritualidad gay en el tercer tiempo
http://groups.yahoo.com/group/androia

FORO SPANISH USA
El renacimiento espiritual de Latinoamerica entre los grupos chicano-latinos
http://groups.yahoo.com/group/spanishusa

FORO NUEVA CONSCIENCIA
El poder del uso de todas nuestras facultades mentales
http://elistas.net/foro/consciencia

LISTA SAVIA
Un mensaje reparador todos los días para sonreirle a la vida
http://www.elistas.net/foro/savia/alta

BOLETIN ALERTAS
Sólo meditaciones globales en caso de urgencia, guerra, catástrofe o hambruna
http://www.elistas.net/foro/alertas/alta



I N G L É S  ~


OPERATION PLANET LOVE
Uniting all groups and traditions since 1983
Free yearly planetary meditations calendar & program
http://www.redanahuak.org.mx/opa/indexeng.html



IBERAMERICAN WEB OF LIGHT
~LUXWEB

Free community new info selection services

LuxWeb I
4 daily messages
http://groups.yahoo.com/group/luxweb/

LuxWeb II
1 daily message
http://groups.yahoo.com/group/luxwebII/

LuxWeb III
1 weekly message
http://groups.yahoo.com/group/luxwebIII/

ACTION ALERT
Global meditations when needed
http://groups.yahoo.com/group/ACTIONalert/