Inicio > Mis eListas > redluz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8474 al 8503 
AsuntoAutor
DNA Experiment ~~ REDLUZ
Video 'Who Are You REDLUZ
Tripulacion 4:20, REDLUZ
SAHUMADORAS EN PUE REDLUZ
EL ESPACIO Y LA SE Manu
Para todos la luz REDLUZ
El silencio es un REDLUZ
2012 y el 'Fin del REDLUZ
Revisa video 'Tier REDLUZ
Urantia Foundation REDLUZ
El Mal / Miguel Bo REDLUZ
Mineria: entre el REDLUZ
Ecos ‘espontaneos’ REDLUZ
Película sobre los Rocío Ap
El Planeta Nibiru Axayacat
Revisa 'Cumbre Esp REDLUZ
LLEGAN GIGAWATTS A TIERRA F
Anunciando el Proy REDLUZ
Musica y espiritua todos so
La Mente y el Vaci Sabiduri
EL PRINCIPIO SE AC TIERRA F
Dia de la Tierra 2 REDLUZ
Programa final V E REDLUZ
Los Grupos de Cura Sabiduri
Experiencias Grupa Sirviend
RE: Dia de la Tier Teresa D
Re: Dia de la Tier Juan Mar
EL CAMINO DE ISIS REDLUZ
CONFERENCIAS VBA: =?UTF-8?
Homofobia - La neg REDLUZ
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Red Iberoamericana de Luz
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8534     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuz] Tripulacion 4:20, rock psicodelico / Dia de la Tierra / Abril 21-22 / Casa de la Red
Fecha:Sabado, 17 de Marzo, 2012  15:43:47 (-0600)
Autor:REDLUZ <lacasadelared @.....com>




DIA DE LA TIERRA EN CUERNAVACA

CASA ATZINGO-LA CASA DE LA RED
http://diadelatierra.blogspot.com

SABADO 21
DE ABRIL
20:30 H.
Concierto

Tripulación 4:20
La experiencia mágica de la música espacial.
Rock psicodélico. Música medicinal.

http://soundcloud.com/tripulacion420/tracks
http://www.youtube.com/user/Tripulacion420?feature=mhee
http://www.myspace.com/trip420
http://www.facebook.com/pages/Tripulacion-420/166589190092238

Tripulación 420 es una agrupación musical morelense estilo psicodelia y sus influencias están en los ritmos latinos del son, el rock progresivo, blues, folk y música celta, en atmosferas pegajosas y mágicas melodías, misteriosos pasajes sabor a progre y una alegría incontenible. Sus presentaciones en vivo son acompañados por pequeños actos teatrales y las canciones son muy expresivas, fácil de cantar y bailar.


La música L-mental en constante evolución de Tripulación 4:20
Columna: Un espacio para el cuerpo
http://www.jornadamorelos.com
Por Lorraine Krohnengold
lokrohnen@yahoo.com.mx

“Señoras y señores, elfos, hadas, diablillos, monstruos y otros elementales y toda criatura que quiera expresarse, gritar, reír, llorar, besar, hacer el amor, aceptar o ahuyentar a la muerte y ensalzar la vida cantando y bailando, bienvenidos a bordo. Los invitamos a reclinar sus asientos y dejarse llevar por esta ‘nave espacial interestelar’ escuchando los sonidos de un cosmos de géneros musicales.”

Una “afortunada y mágica” noche estelarizada por Tripulación 4:20 puede abrir con una mezcla de rock psicodélico y gótico -por etiquetarlo de alguna manera, ya que en realidad es un tanto indefinible- que evoca los sesentas, los setentas, los ochentas, los noventas y el siglo XXI con vislumbres futuristas experimentales, en un idioma que, a pesar de ser inventado in situ, nos suena familiar. ¿Será que todos, chicos y grandes, adaptados y marginales, nos podemos reconocer en la figura de algún duende o bruja ligero y juguetón o alterado y estridente?

Los integrantes de Tripulación 4:20 -concebida como tal en un aquelarre una madrugada musical-, son nuestros guías y anfitriones durante una hora y media de travesía por un “universo etérico pleno de consciencia” de que habitamos un planeta en deterioro que hay que tratar de salvar y sanar con cuanto recurso podamos accesar, en este caso la música. Podremos hacerlo acoplándonos a un coro de vocecillas manicómicas que nos remiten a algún recodo de nuestra infancia o adultez, o moviéndonos al ritmo de un rock cuya guitarra aúlla a la manera más Hendrix, una cumbia, un son montuno, un reggae, un bossa nova, o embelesándonos y meciéndonos con una balada protagonizada por unos ojos como “soles verdes” y un “beso adentro de un árbol de amate” o saboreando unos “chocolatosos besos”. Se nos invita a penetrar una noche en la que “se hacían parte de mí demasiadas estrellas”, o revivir un pasado de “espirituales gigantes aztecas”. Nos podremos acomodar en “un lecho sagrado en el que hay un mensaje para dar /al ser que posea los oídos aptos para escuchar” o “con un poco de naturaleza, sacar la cabeza de esta maleza” y “si no recordamos el color de la vida, sólo tenemos que mirar hacia arriba”…

Llámesele concierto, performance, ópera, teatro, juego musical, cada pieza incluye alguna sorpresa para la cual bien amerita ajustarse el cinturón y estar en el aquí-ahora para vivirlo plenamente sin perdernos de un solo detalle.

En entrevista para La Jornada de Morelos, los integrantes de esta tripulación nos dan una breve semblanza de sí mismos y su conexión con este fenómeno musical:

El elfo mayor o avatar pionero

Alfonso Pachuli, cofundador de Tripulación 4:20 junto con el baterista Ray, nació envuelto en una placenta musical y desde que pudo emitir sonidos y gesticular con sus dedos, cantaba y tocaba cuanto instrumento se inventaba o se le presentaba. Compositor, cantante, flautista, bajista, baterista y productor, que si se pudiera clonar formaría él solo su propia banda (aunque prefiere saborear la humanidad, creatividad y versatilidad de otras gentes), a los 14 años formó una banda de música punk con la cual grabó un disco. Aparecieron en vivo en todo tipo de foros, pero finalmente, “por la conocida historia que suele suceder de que los integrantes no son constantes y se dispersan, formé otra banda llamada Más Vale el Diablo con nuevos integrantes”, explica el músico con un ademán y expresión facial un tanto frustrada.

“Este grupo ya empezaba a tener el sonido ‘espacial’ que está caracterizando nuestra nueva música”, añade, “pero también se desintegró. Finalmente me reencontré con mi viejo amigo Ray, con quien me comunico muy bien musicalmente, y hemos estado ensayando, refinando, depurando y enriqueciendo canciones y arreglos que he compuesto a través de los años. Trabajamos con un tecladista por un tiempo hasta que desistió por una u otra razón y luego entró un amigo bajista con quien ya íbamos armando el grupo, pero también por varias cuestiones, entre ellas la económica, se ha tenido que retirar para ganarse el pan de otra manera.

“Al principio pusimos las canciones de la manera más sencilla y pura y nos gustaba ese sonido, pero después ha ido cambiando y evolucionando y sigue y seguirá evolucionando, lo cual es una de las características de la música que creamos. Es decir, no siempre va a sonar igual la banda. No sólo porque van cambiando los integrantes, sino porque nuestra música continuamente crece en espirales ascendentes, parecido a como describen los ciclos de la vida los sabios orientales. Y queremos seguir creando una nueva música, una nueva psicodelia que se convierta en música medicinal . Música para sanar el alma y que promueva y propague la alegría.

“La llamamos ‘música espacial’ por la influencia que tiene el universo sobre nosotros y por los sonidos que brotan casi solos al experimentar con ella, los cuales evocan ambientes mágicos que pueden remitir a cada persona a su universo mágico sanador personal.”

El duende de la carretera

Al baterista oriundo de Cuernavaca Raymundo Israel Bautista Mercado, mejor conocido como el Ray, escuchando un cassette en el auto de su padre camino a Acapulco a la edad de 7 años, lo cautivó la canción N.I.B. del grupo Black Sabbath . “Y después de que le pregunté a mi papá ‘¿qué es eso?’ y me dijo el título de la canción y el nombre del grupo, pude ver mi futuro en la autopista que nos precedía sin poder quitarme la canción de la cabeza por mucho tiempo”, explica Ray mirando hacia lo lejos y apuntando hacia una carretera imaginaria tan prendido y emocionado como el sonido de su batería.

“Empecé, como muchos músicos, por tocar la guitarra, pero mi pasión era la batería, así que estuve experimentando con ella por mi cuenta desde los 15 años y a los 16 ya tomaba clases privadas y tocaba con grupos. Apenas llevo dos años entregado a la música y uno estudiando en el CEMA.

“A Alfonso lo conozco desde hace muchos años y conocía su antiguo grupo llamado Pachuli. Nos reencontramos hace como un año y como los dos queríamos formar un grupo, vine a su casa y empezamos a tocar canciones que son composiciones de él y que han ido madurando y ya tenemos un repertorio suficiente para presentarnos en todo tipo de lugares.

“Ya que nos identificamos en nuestros gustos musicales, hemos ido acoplándonos muy bien y ya hemos aparecido en tocadas profesionales. Aunque no pienso estudiar música como carrera, sino diseño gráfico, mi deseo es siempre seguir tocando la batería.”

El monstruo recién parido

Mariano Acevedo, alias el Mari (“desde que Alfonso me apodó así en la secundaria”, dice riéndose), originario del D.F., empezó a tocar el bajo en la banda punk de Pachuli. “Me gustaba mucho el sonido del bajo y sin duda es mi instrumento favorito, pero toco el clarinete, también”, explica el Mari. “Amo la música desde que recuerdo, ya que mi padre siempre tenía algún disco puesto y yo le iba preguntando qué músicos tocaban y qué instrumentos ejecutaban. Él me explicaba todos los detalles porque, aunque es filósofo y no se dedica a la música, le fascina y escuchaba todo tipo de géneros musicales, así que fui aprendiendo a distinguirlos.

“A los 15 años me reencontré con Pachuli y formamos el grupo punk. Nunca he dejado de tocar el bajo y estoy estudiando bajo eléctrico en el CEMA.

He estado tocando con otro grupo en los últimos tiempos, pero como también se está desintegrando, ahora llevo unas semanas viendo si también puedo ser parte de Tripulación 4:20. Si la otra banda se pierde, para mí es muy buena opción integrarme a ésta porque me gusta y motiva.”

Hada madrina

Para la vocalista Agiapal, nativa de Usesalone, un pueblo en la frontera entre Hungría y Rumanía muy cercano a Transilvania, cuyos padres emigraron a México cuando ella era muy pequeña, cantar con Tripulación 4:20 está siendo “un sueño dorado cocinándose deliciosamente para hacerse realidad en cada ensayo”. Con una trayectoria musical demasiado interrumpida en su vida, Agiapal recuerda que cantaba, “Ay, qué laureles tan verdes, qué flores tan encendidas” a media calle cuando tenía 4 años para que la oyera cualquier transeúnte y su parte favorita de la escuela -en la que casi siempre se sintió alienada del resto del mundo-, eran los festivales musicales. “A los 12 años fui solista del coro de la escuela que se presentó en Bellas Artes y estaba tan emocionada que el mero día amanecí con dolor de garganta y me eché un gallo a medio concierto que pasó a la historia”, dice riéndose. “De ahí en adelante empecé a tomar clases de guitarra y de canto abordadas desde diferentes técnicas con quien pudiera y en donde pudiera y a cantar en festivales, concursos, parques, cafés, bares, barcos -en una temporada que viví en el mar-, y obras de teatro musicales. “Estudié teatro en la ciudad de México y luego en Nueva York, siempre destacando en la parte musical. Por muchos años me dediqué a la fotografía nunca dejando de hacer algún trabajo vocal o corporal, desde todo tipo de técnicas danzísticas hasta artes marciales. Me fui a vivir a Tepoztlán en donde incursioné en el mundo del trabajo corporal terapéutico hasta culminar en el trabajo profundo de respiración, tan ligado al sonido y la música.

“Estar conociendo, respirando y trabajando la música que crea esta tripulación en ‘tiempo real’ -un poco como se mueve la cibernética-, me está permitiendo reconocer mi cuerpo musical como nunca antes y disolver los patrones negativos más enquistados dentro de mi ser. Espero ayudar a sanar a quienes nos escuchen tanto como me estoy sanando a mí misma.”

La bruja que llegó desde el mar

“Estoy encantada de estarme integrando a esta banda en la cual he hallado talento, creatividad, variedad y compromiso con mucha tela de donde cortar, pese a lo difícil que me consta que es mantener un grupo unido sobre todo cuando lo integra gente de diferentes generaciones”, dice la tecladista, bailarina de afroantillano y maestra de música y piano Ana Fernández.

Nativa de la ciudad de México con parientes cubanos que han ejercido influencia en su musicalidad, Ana abordó la música tocando flauta dulce y luego flauta tenor a sus tempranos 11 años. Empezó a estudiar piano apoyada por su abuela cuando tenía 12 años. En la secundaria tocaba con sus amigos rockeros y más adelante ingresó a la carrera de piano en la Escuela Nacional de Música, “una carrera demasiado demandante que duraba ocho años”. Así que, en busca de otros aires y ávida de explorar y sumergirse en los mares, a los 19 años se fue a Can Cún sin terminar su carrera formal, pero para continuarla en la práctica. En esa región del Caribe cofundó un grupo “cien por ciento reggae puro –de los primeros que se dejaron escuchar en México- llamado Splash, en el año de 1987, justo cuando murió Bob Marley”, y tocaba con la banda municipal. Se integró a un grupo de son, salsa y nueva trova llamado Espiral y bailaba afroantillano con una compañía de danza profesional en Isla Mujeres. Bailó mambo con la Orquesta de Pérez Prado haciendo un año de gira por Japón y aprendió varios otros estilos de danza como la contemporánea griega.

Más adelante se embaraza, se enamora de un percusionista chilango y se va a vivir al D.F. y luego a Cuernavaca en donde sigue haciendo mucha música “ahora con todos mis niños” dando clases de iniciación musical y piano en múltiples escuelas.

Próximamente los podremos escuchar y vivir la experiencia.

La cita es el sábado 21 de abril a las 20:30 en la Casa de la Red, Tecolote 63, Lomas de Atzingo, Cuernavaca, Morelos, México, teléfonos 777-313 1227 y 455 0833, en el marco de los festejos del Día de la Tierra 2012. http://diadelatierra.blogspot.com http://www.casadelared.org






CADA UNO DE LOS 52 ELEMENTOS EN ESTA FIRMA ES UN ENLACE.




¡DÍA DE LA TIERRA 2012!
22 de abril
diadelatierra.blogspot.com




RED GLOBAL DE CONSCIENCIA
Plataforma independiente de articulacion
de alternativas para crear un mundo mejor.

Casa de la Red

Red Global de Consciencia
Guardianes de la Tierra
Redes de Luz

Encuentros de Luz

Servicios de informacion:
RedLuz-Panorama mundial espiritual
Red Anahuak-Panorama mundial civilista
Todas las canalizaciones
Archivo I
Archivo II

Documentos pesados
RED MEXICANA DE CONCIENCIA
Foro Meshiko-Latinoamerica

Red Mexicana de Luz

México en Conciencia
Red Cuauhnahuak

ENLACES
Emilio Fiel (Miyo)
Activismo Sagrado
Chamanes
Salvemos el Bosque de Agua
Espiritualidad y Politica
Tierra Sabia
Museo Virtual de la Cosmogonia Antigua Mexicana
Activarte

Ser Tierra-Tradiciones ancestrales amerindias
El Poder del Consumidor

Enciclopedia Virtual de la Medicina Tradicional Mexicana

Enciclopedia Virtual sobre Economía Solidaria

Recicladores en Red

Economia Alternativa

Mercados organicos
Semillas Sin Fronteras

Dia de la Tierra
Nuestra Madre Tierra




YouTube Facebook hi5 Twitter Flixster Friendster Plaxo Netvibes
Contacto, asesoría, informes de grupos locales en cada país y donativos para ayudar a sostener estos servicios: lacasadelared@gmail.com . Mensajeros instantáneos: Skype redluz1 MSN ricardoredluz AIM redluz Y! messenger anahuak2001