Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1171 al 1200 
AsuntoAutor
La conferencia de Ana Mari
Re: La conferencia Davius S
Re: orígenes escri Fruela
Saludos y pequeña Alex
Re: Alejandro y la Juan Ant
Descubren en León José Lui
Un estudio desvela José Lui
Últimas plazas par José Lui
¿Paganismo? (era: Davius S
Re: ¿Como sabemos Davius S
Re: China y Roma ( Davius S
Re: Saludos y pequ Ana Mari
Re: Alejandro y la Ana Mari
Re: Un_estudio_des Ana Mari
Re: Descubren_en_L Ana Mari
Japón 1 jaime pe
Japón 2 jaime pe
Japón 3 jaime pe
Re: China y Roma - Veronica
Japón 4 jaime pe
Re: China y Roma - Davius S
La singularidad de jaime pe
Más cerca del orig José Lui
cerámica romana Ana Mari
Arqueólogos de EE. José Lui
Re: Más cerca del Alex
Iberos Jesús Vi
Re: cerámica roman Estudian
Romanos en Hispani José Lui
Prehistoria (I) José Lui
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3635     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Japón 3
Fecha:Miercoles, 11 de Junio, 2003  17:24:37 (+0200)
Autor:jaime peñarroya <jaimepc @.....net>

 Sebastián Vizcaíno realiza un viaje al Japón como embajador (1611-14)

     El regreso de Rodrigo de Vivero tras haber visitado el Japón (ver supra) movió al virrey de la Nueva España, Don Luís de Velasco, Marqués de Salinas a enviar a Sebastián Vizcaíno, el explorador de California como embajador, en la elección de éste para el cargo debió influir que llevaba una tarea considerada como la más importante:  explorar el entorno japonés en busca de las míticas islas, Rica de Oro y Rica de Plata.  El 22 de marzo de 1611, salió el navío San Francisco del puerto de Acapulco, van Vizcaíno, varios monjes franciscanos y veintitrés japoneses que habían llegado con Rodrigo de Vivero.  El 10 de junio llegaron al puerto de Uraga, Japón.  El 22 de junio Sebastián Vizcaíno se entrevista en Edo (actual Tokyo) con el "príncipe" Hidetada.  Los españoles habían impuesto el poder conservar los zapatos y las armas durante la ceremonia.  el 1 de julio ocurrió el encuentro con el Shogun Ieyasu. 

     El 16 de septiembre de 1612 Vizcaíno emprende con el San Francisco la búsqueda de las islas Rica de Oro y Rica de Plata.  El 7 de noviembre regresa a Uraga, con el navío completamente deteriorado.  La exploración ha sido infructuosa. 

     Sin haber conseguido que el Shogun expulse a los holandeses, enemigos de los españoles, ni que se suavicen las leyes contra la propagación del catolicismo, Vizcaíno acaba en el mes de octubre de 1613 la construcción de un nuevo navío, el San Juan Bautista, con el que el día 27 emprende el regreso a México, desde Sendai, le acompaña una comisión de 150 japoneses.  Una vez en alta mar, Sebastián Vizcaíno que va enfermo, tiene que sufrir que un franciscano intrigante, fray Luis de Sotelo tome el mando del barco.  El 25 de enero de 1614 desembarcaron en Acapulco con gran ceremonia.

     Podemos seguir con bastante minuciosidad este viaje gracias al documento anónimo, pero con toda seguridad, de la mano del escribano Alonso Gascón de Cardona[I] y terminado brúscamente por el también escribano Francisco Gordillo:  "Relación del viaje al Japón:  Para descubrir las Islas ricas de oro y plata, hecho por Sebastián Vizcaíno desde 7 de marzo de 1611 hasta enero de 1614". El traslado del manuscrito se encuentra en la Biblioteca Nacional de Madrid, doc. 3046, ff. 83r-117v.  Fue publicado por primera vez en CDIAO, tomo 8, pp. 101-199.  Madrid, 1868.  La versión de Juan Gil (1991:309-383) es mucho mejor.

     La versión de los hechos según fray Luis Sotelo se encuentra en:  "Historia del regno di Voxú del Giapone; dell'antichità, nobilità e valore del suo re Idate Masamune, dedicata alla Santità di N.S. Papa Paolo V".  El autor es Scipione Amati, compañero y seguidor de Sotelo.  (Hay edición facsímil, publicada por el Tokyo Bunko.  Tokyo, 1954).

    

     [I]  Así lo afirma Juan Gil, "Hidalgos y samurais.  España y Japón en los siglos XVI y XVII", pág. 285.  Madrid, 1991. Y que da buenas razones para su identificación.