Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 121 al 150 
AsuntoAutor
Re: Lengua y polít David Sa
¿Quién escribió la David Sa
Re: Agradecimiento David Sa
Re: Precocidad en David Sa
Precocidad en la f Alberto
Re:_El_lenguaje_y_ Alberto
Re:_Agradecimiento Ana Mari
RE: respuesta Ana Mari
Re: Re:_El_lenguaj David Sa
Las cartas de Pabl David Sa
RE: A pregunta de José Lui
El alfar de Campos José Lui
Tras la pista de J José Lui
Encuentran restos José Lui
Relgión Antigua (A David
Osario de piedra c José Lui
Dos investigadores José Lui
RE: An inscription David Sá
La ciencia históri David Sá
Re: Chibcha David Sa
Los bretones de Gr Santiago
Matrilinealidad Ch David Sa
¿Tuvo Jesús herman José Lui
El mito del incend José Lui
Bibliografía sobre Carlos K
Re: ¿Tuvo Jesús he David Sa
Cerámica Fenicia d José Lui
Comer y beber en l José Lui
El patrimonio ling José Lui
Los britanos Santiago
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2027     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: El alfar de Camposoto, cúmulo de datos de la industria fenicia.
Fecha:Lunes, 21 de Octubre, 2002  11:17:11 (+0200)
Autor:José Luis Santos - Coordinador general <joseluis @..............com>

 
 
 

 
 
Fuente: Diario de Cádiz, Cultura, Arqueología, 21-10-02
 
El alfar de Camposoto, cúmulo de datos de la industria fenicia.
Expertos que estudian los materiales hallados en 1998 afirman que es una oportunidad "de primer orden" para el estudio integral de un complejo de estas características
 
AIDA R. AGRASO.
 
Cuatro años después del hallazgo de un alfar de época fenicio-púnica en el Sector Tres de Camposoto, los expertos continúan estudiando los materiales hallados. Van sin pausa y sin prisa, sacando a cada fragmento de material localizado toda la información que ha sido capaz de transportar consigo a lo largo de los siglos, desde el pago recibido por su trabajo hasta su labor de copia de otras cerámicas griegas y áticas.
 
El descubrimiento del conjunto de los cinco hornos fenicios en 1998 constituyó sin duda un hallazgo de entidad. Con el tiempo, su importancia se ha consolidado, hasta el punto de que los expertos que actualmente estudian los materiales localizados confirman que el descubrimiento ha supuesto una oportunidad "de primer orden" para el estudio de una alfarería fenicia. Además, arrojan interesantes datos sobre el comercio de salazones que se desarrollaba en la época, así como sobre los usos y costumbres de una época y un ámbito cultural.
 
La importancia de los restos hallados ha sido avalada por el arqueólogo Joan Ramón Torres, jefe del Servicio de Patrimonio y Arqueología del Consell Insular de Ibiza y Formentera y al que el también arqueólogo Ángel Muñoz llama "el vademecum de las ánforas" de época fenicia. Ambos, junto a Antonio Sáez, director del Museo de San Fernando, y su hijo, han estudiado todos estos años -y los que quedan; al menos otros dos- los materiales encontrados. Explican que las ánforas aparecidas en Camposoto son elementos a los que siempre se ha aludido como procedentes de la Bahía de Cádiz, pero que no se conocían los alfares donde se fabricaban.
 
"Aquí sí se puede hacer un estudio integral de cómo funciona un complejo alfarero entre finales del siglo VI y el siglo V antes de Cristo". En principio, los estudios han permitido averiguar que este sector estuvo en actividad durante un tiempo relativamente corto, "quizá 75 años o menos", y que luego se abandona "por razones desconocidas, probablemente por el traslado a otro lugar o por cambios en el entorno". A partir del 400 a.C., apuntan, puede haber una "crisis en este comercio y una recuperación en el siglo III, pero esta es otra historia".
 
La que actualmente ocupa a estos expertos está directamente relacionada con el alfar: "La alfarería se organiza de una manera bastante peculiar; cavaban grandes fosas en los laterales donde habilitaban dos hornos de distintos tamaños, tal vez en función del tipo de pieas que cocían, y entre ellos se disponía una zona de trabajo para cargar los hornos de leña, para cargar ánforas y otras labores, pero el trabajo de alfarería lo realizarían en dependencias exteriores". El acceso a estas fosas se hacía por una rampa suave.
 
También se observa que había una gran cantidad de ánforas "clavadas y a veces apiladas en los laterales de las fosas de trabajo y entre los hornos, muchas de ellas boca abajo" y con la base cercenada; este trozo, en muchas ocasiones, no ha aparecido. Surge una hipótesis: las gentes comían allí mismo y tiraban los desperdicios; de ahí la aparición de restos de peces y malagología. El pago a los trabajadores por la fabricación de las ánforas podía ser otras, pero repletas de comida. Ellos las colocaban boca abajo, cortaban el fondo para extraer más cómodamente la comida en ellas almacenada y sacaban su contenido.
 
También se han identificado, paralelamente, imitaciones de ánforas griegas y copas áticas hechas en el mismo taller, siguiendo "modas y estrategias comerciales. Las ánforas que imitan son internacionales", aunque el porcentaje imitado es mínimo, hacia un 5 o un 10% de la producción.
 
Ahora están pendientes de los resultados de los análisis de diversas muestras sobre pastas y contenidos. La aparición de semillas de uvas hace "tentador", reconocen, relacionar las pepitas de uva y las imitaciones de copas y ánforas griegas con una tradición ligada al transporte y consumo de vino, "pero habrá que demostrarlo".
 
También ha aparecido una vajilla doméstica "increíble". "Las alfarerías púnicas de todo el mediterráneo fabricaban la vajilla de uso cotidiano", como platos, lucernas y todo tipo de recipientes.
 
La alfarería, comentan, estaba dentro del comercio de salazones, la principal actividad gaditana en esta época y de la que se conservan, apunta Ángel Muñoz, citas como la del comediógrafo ático Nicostratos (380 a.C.): "Que se abandone al placer del filete de Bizancio y se introduzca furtivamente hipogastrio de Gadir". Indicaría esta cita un cierto contrabando de este producto, "no muy abundante y apreciado", según el arqueólogo.
 
"Estas ánforas definen un ámbito cultural, el Círculo del Estrecho", que se extendería prácticamente hasta Almería, indican los expertos, que han recibido la visita de Francisco Romero, concejal de Cultura del Ayuntamiento isleño, quien se comprometió a colaborar económicamente en el estudio de estos restos, que incrementarán los datos conocidos de la historia de San Fernando. Esta aportación se unirá a los 3.000 euros dados por la Consejería de Cultura. Los arqueólogos piensan solicitar otra para poder continuar con sus estudios, porque aún hay que signar cada uno de los miles de fragmentos hallados y situarlos en un contexto arqueológico, dibujarlos, procesar la información y darle forma. Los datos aparecerán en un libro, que verá la luz dentro de dos años. Hasta entonces no descansan; Joan Ramón Torres incluso se ha llevado material gráfico a Ibiza para seguir trabajando.
 

 
 
Fuente: Diario de Cádiz, Cultura, Últimas excavaciones, 21-10-02 
 
 
"Gadir estaba en Eritheia y no en otro lugar"
 
   
Joan Ramón Torres está al tanto de los últimos descubrimientos arqueológicos llevado a cabo en la ciudad. Sobre ellos afirma que "vistos los últimos resultados en Cádiz, felicito a los excavadores por su gran aportación y por lo bien que están trabajando, además de por su seriedad y por el interés que ponen", porque "no hay que excavar simplemente; hay que estudiar, y eso empieza después de excavar".

A partir de ahí, sobre las aportaciones que los últimos descubrimientos han brindado, Joan Ramón Torres manifiesta con rotundidad que "visto esto y otros aspectos geoarqueológicos, existen pocos motivos, o ninguno, para no devolver las cosas a los sitios donde siempre debieron estar". Más claramente: "Que la Gadir estaba en Eritheia -la isla más pequeña- y no en otro lugar". En tiempos sería, indicó el arqueólogo, el paisaje ideal para un asentamiento fenicio.
 
 

 
 
 

© 2001-02 José Luis Santos Fernández - joseluis@terraeantiqvae.com
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo.