Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 126 al 155 
AsuntoAutor
Re:_El_lenguaje_y_ Alberto
Re:_Agradecimiento Ana Mari
RE: respuesta Ana Mari
Re: Re:_El_lenguaj David Sa
Las cartas de Pabl David Sa
RE: A pregunta de José Lui
El alfar de Campos José Lui
Tras la pista de J José Lui
Encuentran restos José Lui
Relgión Antigua (A David
Osario de piedra c José Lui
Dos investigadores José Lui
RE: An inscription David Sá
La ciencia históri David Sá
Re: Chibcha David Sa
Los bretones de Gr Santiago
Matrilinealidad Ch David Sa
¿Tuvo Jesús herman José Lui
El mito del incend José Lui
Bibliografía sobre Carlos K
Re: ¿Tuvo Jesús he David Sa
Cerámica Fenicia d José Lui
Comer y beber en l José Lui
El patrimonio ling José Lui
Los britanos Santiago
Re: Bibliografía s Mariola
RE: Los britanos David Sá
Re: Los britanos Pablo Je
Hallados en Cádiz José Lui
A Santiago Javler
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2080     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Cerámica Fenicia de Cádiz
Fecha:Martes, 29 de Octubre, 2002  10:37:29 (+0100)
Autor:José Luis Santos - Coordinador general <joseluis @..............com>

 
 
 

 
Fuente: Diario de Cádiz, Cultura, 29-10-02
 
Fechada la cerámica fenicia más antigua aparecida en Cádiz.
El estudio de los materiales hallados en el solar de Cánovas del Castillo, 38, permite verificar que ha sido un yacimiento con restos "espectaculares". 
 
 
 
HALLAZGO ARQUEOLÓGICO. El solar de Cánovas del Castillo, cuando estaba siendo excavado
JOSÉ BRAZA -foto-
 
 
AIDA R. AGRASO.      
 
CÁDIZ. La excavación del solar de Cánovas del Castillo, 38, deparó en su día la datación de una estratigrafía que recogía desde la época del calcolítico hasta la romano imperial. Esta franja de ocupación llevaba asociada un material que, una vez estudiado, ha posibilitado que se pueda hablar del hallazgo de "los restos cerámicos fenicios más antiguos que han aparecido en Cádiz", y de la existencia de un material "excelente" que habla del comercio mantenido con todo el horizonte mediterráneo.
 
Era el pasado mes de mayo cuando el arqueólogo Ignacio Córdoba, director de los trabajos realizados en el solar -cuyo equipo técnico está integrado por José F. Sibón Olano y Francisco José Blanco Jiménez-, anunciaba la aparición de un yacimiento de características realmente sorprendentes. Han pasado meses en los que el trabajo no ha faltado, porque es "un proceso largo", explica Córdoba, pero que ha permitido ir añadiendo más datos a los ya conocidos. La labor realizada hasta ahora ha consistido en el lavado del material hallado, su signado, clasificación y, luego, la reconstitución de numerosas piezas cerámicas "cuyos fragmentos se recogieron meticulosamente en su momento".
 
Este trabajo, similar a la reconstrucción de un puzzle, ha permitido reconstruir, explica Ignacio Córdoba, "botellas de aceite, una serie de frascos típicamente fenicios del siglo VIII a.C. esparcidos por todo el Mediterráneo, y también askhos de cerámica indígena sarda, diversas ánforas, lebrillos, platos de engobe (un barniz espeso) rojo...".
 
En total, "un material cerámico "de calidad excelente, y bastante numeroso", y que no sólo confirman la fecha de este yacimiento, "que gira en torno a la segunda mitad del siglo VIII a.C.", sino que constituyen "todo el repertorio fenicio conocido por los especialistas" -permitirá incluso hacer una seriación de algunas piezas concretas, como los platos de engobe-, y que en el tema anfórico, "verdaderos contenedores de esta época", habla "claramente del circuito comercial del siglo VIII a.C.".
 
"Las piezas no sólo son interesantes por sí mismas, sino que nos hablan de la actividad comercial de esta cultura. Hay ánforas de Cartago, material del Mediterráneo Occidental, de Cerdeña. Era un sitio (el solar) donde existen pruebas de ánforas procedentes de casi todo el Mediterráneo, de la costa palestina, libanesa, ánforas orientales".
 
De momento, los arqueólogos creen que es "un emplazamiento donde han permanecido, trabajado y vivido orientales o fenicios durante un periodo relativamente corto de tiempo. Hay una primera fase de ocupación sobre dunas que colmatan la ladera del canal, otras dos fases que se superponen, con pavimento de arcilla, y otra de abandono. Todo se concentra en no más de cincuenta años, incluso menos, pocas decenas de años".
 
Se hace el arqueólogo una pregunta en voz alta. "Nos podemos dejar llevar: ¿Es Gadir?". Él mismo la contesta. "La prueba es clara de que tenemos a los fenicios aquí. Es donde más clara está la estratigrafía y no falta nada, y es Eritheia. Con estas premisas nos podemos dejar llevar por ideas preconcebidas". Pero, argumenta, "este emplazamiento no es un espacio con plenas características urbanas. Estamos en un espacio con superposición de pavimentos y niveles, pero no muros, no un hábitat urbano demostrable".
 
"¿Estamos en un espacio interior de una ciudad", continúa preguntándose. "Para nada", se contesta. "Tampoco es un asentamiento que no se prolonga tiempo porque se abandona". "Al menos -sigue argumentando el arqueólogo- estamos fuera de Gadir; este yacimiento en sí no prueba con objetividad y rigurosidad" que se esté pisando el mítico enclave fenicio. "Es una prueba de que los fenicios estaban aquí viviendo y trabajando con los productos de la pesca. Y no continúa la ocupación hasta la época republicana, a finales del II-principios del I antes de Cristo".
 
Cuando se le cuestiona si el yacimiento tendrá una relación con otros aparecidos en su alrededor, comenta que "probablemente puede estar relacionado con toda una ocupación de Eritheia, pero no es una prueba de la existencia de un hábitat urbano quizá más al interior, arriba en la meseta... pero este yacimiento en sí está vinculado probablemente al perímetro litoral".
 
 
El estudio
 
Una sección de terreno que refleja cinco momentos históricos. 
      
 
A estas alturas del estudio, los arqueólogos ya saben "qué es y qué no es". "Sabemos que es un yacimiento situado en la isla pequeña, Eritheia, en la ladera que cae hacia el canal Bahía-Caleta o de Ponce, y que es un emplazamiento que presenta por primera vez en Eritheia un terreno perfectamente documentado y una estratigrafía con plenas garantías, una porción de la historia de Cádiz".
 
Por ello, el yacimiento, comenta el arqueólogo Ignacio Blanco, "no es exclusivamente fenicio", indicando con ello que no sólo es este factor lo que rubrica su importancia. "Hay dos fases de prehistoria antes de la época fenicia, una fase calcolítica y otra que a todas luces parece de la Edad del Bronce, con lugar de hábitat, y luego una fase de ocupación fenicia". Esta, a su vez, se divide en tres. "Es un emplazamiento fenicio con tres fases ocupacionales y luego otra de abandono. Tiene tres momentos diferenciados en la excavación y luego está cubierto por duna estéril. Esto nos viene a dar la sección de historia que refleja, desde el tercer milenio hasta el final del siglo VIII a.C., y a continuación una época romano republicana y otra romano imperial". En total, cinco momentos históricos de la historia de un enclave territorial.
 
Tienen también claro que es un yacimiento que parece un lugar de trabajo, en concreto de "transformación de materias primas relacionadas con la pesca, en concreto túnidos". Han aparecido sedimentos como restos óseos, y de espinas de pescados -en su día se habló de la aparición de una cola de atún completa- que hablan no sólo de quiénes lo habitaban, sino de lo que hacían. Todas estas conclusiones, y muchas más, aparecerán en la memoria de la excavación, que está siendo preparada./A.R.A.
 
 

© 2001-02 José Luis Santos Fernández - joseluis@terraeantiqvae.com
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo.